Ciática sos PDF funciona? mi honesta opinión y verdad

Ciática sos es un producto digital descargable muy popular que es muy beneficioso para todos aquellos que poseen dolor de ciática.

ciática sos

Ciática sos: Cómo solucioné mis dolores de ciática

Antes que nada me presento: mi nombre es Alejandro Díaz y soy una de las tantas personas que han sufrido graves problemas por la ciática. Mi historia es igual a la de muchas personas, y sólo te pido atención hasta el final de este escrito porque tengo una gran noticia para darte.

Hace un tiempo me he topado con un remedio ciento por ciento natural que no tiene efectos desagradables y que de inmediato te hará sentir mejor. Se trata de una fórmula del Nepal que tiene miles de años y que ya sido utilizado por muchas personas. Sin embargo, muchas otras aún permanecen en la oscuridad.

Me refiero al libro Ciática S.O.S, cuyo autor es Glen Johnson. Tú no sabes lo mucho que ha cambiado mi vida gracias a este señor. Por supuesto que nada es mágico ni automático, al menos cuando hablamos de temas de salud. Todo tienes sus ventajas y desventajas, y por eso quiero hablar contigo sinceramente, porque sé que compartimos el dolor y no quiero mentirte.

video ciatica sos

Tampoco quiero apurarme porque realmente necesito que te tomes un tiempo. No llevará demasiado, lo prometo, y al final verás que te habré ahorrado cientos de horas perdidas en médicos convencionales que no te servirán de nada. Con el libro de Glen Johnson eliminarás de raíz el problema de la ciática.

Primero empezaré por contarte un poco sobre mi vida, para que veas que soy una persona exactamente igual que tú y que detrás de esto no hay engaño posible. Todo empezó cuando empecé a sentir un dolor insoportable en el nervio ciático, un síntoma que seguramente conoces. A veces me dolían las caderas, o la parte baja de la espalda. También sentía pinchazos constantes en los glúteos y en los pies.

Este dolor era a veces soportable, pero la mayoría de las veces me sacaba las ganas de vivir. No tengo temor de decirlo porque estoy aquí para sincerarme. Muchas veces minimizamos el dolor para no enfrentarnos a él, pero lo cierto es que cuando los dolores eran muy agudos ya no había manera de que pudiera sentirme feliz, ni siquiera cómodo. No podía ir al cine, juntarme con amigos, salir a dar un paseo.

A veces tampoco podía ponerme de pie. Y la gran mayoría de las veces tenía dificultades para caminar. Las piernas no me respondías, los pies parecían dos brasas calientes, y de a poco mi mente empezó a colapsar. Era como si el dolor en el nervio ciático hubiese afectado mi capacidad para relacionarme con el mundo.

Como verás, no fue algo sencillo. Y estoy seguro de que tampoco lo es para ti. Si me he tomado el trabajo de escribir estas palabras es porque te entiendo, porque he estado donde tú estás ahora, y tengo un gran mensaje para darte: la vida puede ser bella, sólo tienes que tener voluntad y salir adelante.

Recuerdo que cierta vez mi mejor amigo me propuso irnos de vacaciones. En ese entonces yo intentaba ocultar mi enfermedad, y cuando me descubrían solamente decía que me había golpeado o que estaba cansado. Mantuve mi mentira durante demasiado tiempo, hasta que tuve que confesarle a mi amigo que no podía irme de vacaciones con él porque tenía dolor en la ciática.

Recuerdo que al volver a mi casa me sentí devastado. ¿Por qué esto me pasaba a mí? ¿Me merecía el dolor? Toda clase de preguntas pasaban por mi cabeza, y para ninguna de ellas tenía respuesta algunas.

El comienzo de mi historia con la ciática

Hace unos diez años empecé a percibir un leve dolor en la espalda, más precisamente donde termina la columna. Al principio pensé que era por cansancio o por una mala postura. Yo soy bastante alto y tiende a sentarme encorvado. Como suele pasar, minimicé el dolor y me dije que ya se me pasaría. Sin embargo, el dolor siguió por semanas y meses, sin hacerse más intenso pero sin desaparecer.

“No te preocupes, Alejandro”, me dije, “seguramente es algo pasajero, no dejes que tu mente te engañe”. Mi mujer me decía una y otra vez que visitara un médico, que un dolor en el cuerpo es una indicación de que algo anda mal. Sin embargo, por cuestiones laborales y por no querer asumir lo que me pasaba, nunca fui al médico y dejé que el dolor permaneciera en mi cuerpo.

De esa manera, la sensación leve en la espalda baja se terminó por transformar en un dolor permanente y bastante más intenso, a tal punto que me costaba jugar con Leandro, mi hijo pequeño. Tampoco podía hacer demasiada fuerza, y no me refiero a mover muebles pesados, sino a cargas las bolsas del mercado. Con el tiempo incluso dejé de tener sexo. Eso fue algo dramático y doloroso para la pareja. No era que no tuviéramos ganas, las teníamos, pero mi cuerpo no respondía a las exigencias y yo prefería quedarme tirado en el sillón o en la cama.

La solución que me cambió la vida

ciatica sos pdf

A veces las cosas más pequeñas e insignificantes desatan una tormenta. Nunca olvidaré el día en que, mientras me aburría en mi trabajo, entré a una página web y me topé con un libro que mencionaba algo sobre el dolor de espalda. Como estaba aburrido entré a ver de qué se trataba. Y seguí leyendo. Y cuando llegué al final quedé estupefacto. Lo que yo sufría era una disfunción del nervio ciático, y lo bueno es que la solución estaba al alcance de mi mano.

El libro estaba escrito de una manera simple, que hasta Leandro podría haber entendido. Nada de palabras complicadas ni largos textos. Al principio explicaba los síntomas de la enfermedad, y a cada paso yo me decía “¡eso es exactamente lo que me pasa a mí!”. Lo mejor es que el tratamiento para combatir la ciática era un remedio natural que supuestamente alivia y al final eliminaba del todo el dolor. Imaginate la alegría que sentí entonces.

Al llegar a mi casa empecé el tratamiento. Sólo debía beber un líquido oscuro hecho con hojas verdes. A la primera semana ya me sentía mejor. Increíble, ¿no?

La hora de la verdad

A la semana me dispuse a comprobar si los resultados eran realmente confiables. Yo estaba sentando en mi casa, viendo cómo Leandro jugaba, cuando me dije “es el momento, debes levantarte sin esfuerzo”. Y así di mi primer paso. Fue como volver a aprender a caminar. Cada día que pasaba me sentía un poco mejor y podía moverse con más soltura.

Un mes después empecé a ejercitar la espalda para asegurarme de que esto no volviera a suceder. No pasó mucho tiempo para que empezara a jugar de nuevo con mi hijo, y no sólo eso: me sentía como nuevo, con una energía que no sentía desde mi adolescencia.

También pude empezar a mover cosas, desde bolsas del mercado hasta muebles. Y lo mejor de todo es que pude volver a tener el mejor sexo con mi mujer. Sé que a muchos esto puede resultar algo normal, pero tú sabes mejor que yo que cuando sientes dolor en la ciática eso no es así.

La moraleja de esta pequeña historia que me tocó vivir es que nunca debes dejar para mañana lo que puedes hacer hoy, y en especial si se trata de temas de salud.

¿De qué se trata el libro Ciática SOS?

Todo lo que acabo de contarte se lo debo enteramente al libro de Glen Johnson. Allí encontré la manera más eficaz, sencilla y rápida de liberarme del malestar que tanto me aquejaba. En Ciática SOS te recomiendan acabar con el dolor de ciática con un remedio natural que hace siglos se utiliza, pero del que yo jamás había oído hablar.

¿Cuáles son las principales ventajas de leer este libro?

  • Por empezar, eliminarás el dolor. Y eso es maravilloso.
  • Sentirás que la inflamación tan molesta desaparece por completo.
  • Ya no sentirás hormigueos en tu extremidades.
  • Las piernas te funcionarán a la perfección.
  • La sensación de ardor se esfumará rápidamente.
  • Una vez curado el dolor, te aseguro que te convertirás en una persona más deportiva y atlética.

¿Cuáles son las desventajas?

  • Es un libro, por lo tanto tendrás que leer bastante. A mí no me gusta, pero te prometo que vale la pena.
  • Deberás aguardar al menos una semana para percibir los resultados positivos.
  • No hay magia ni trucos: si quieres sentirte bien deberás seguir las instrucciones del autor.

¿Cuáles son mis conclusiones con respecto al libro Ciática SOS de Glen Johnson?

Te imaginarás que estoy más que satisfecho con este libro. Encontrarme con él fue lo mejor que me podría haber pasado. Y quiero que tú, que probablemente estés dolorido y deprimido ahora, confíes en mí como yo en su momento confié en Glen Johnson. Su libro es didáctico y te hará bien. ¿Qué más puedes pedir?

Me olvidaba de decirte algo: el libro es conveniente económicamente. Te saldrá mucho menos que una visita al médico, eso tenlo por seguro. Este remedio de Glen Johnson no es un invento de él, sino que simplemente lo comparte con el resto como yo lo hago ahora contigo.

¿Por qué debería comprarlo?

Si quieres deshacerte del dolor, no dudes en comprar Ciatica SOS. En él se detalla una técnica milenaria y sencilla que ya es furor en Estados Unidos. Ten en cuenta que no encontrás en Internet información sobre la cura que te propongo. Las empresas de medicina en general no quieren que se sepa demasiado sobre remedios naturales.

Por suerte la censura en Internet es difícil y por eso me he logrado colar para contar mi testimonio. Lo hago porque me siento bien y feliz, y de alguna manera siento que debo devolver al mundo todo aquello que me ha resultado positivo.

No dejes pasar el dolor de ciática. Por más pequeño que parezca te aseguro que es el comienzo de un infierno personal. Con el libro Ciática SOS., que puedes comprar directamente por Internet, le dirás adiós a todas las molestias que sientes ahora. Es una puerta que abro para que entres y ya no sufras el insoportable dolor del nervio ciático.

Leave a Comment