Archivo de la categoría: VIH

El Sida Infantil

El sida infantil

Los niños infectados de VIH tienen más dificultades que los adultos para mantenerse bien, pues el virus tiende a ser más agresivo en los pequeños, llevando con más rapidez a la disfunción inmunitaria que es el sida y a la muerte.

Causas

Vía horizontal: que se produce a través de la sangre o productos relacionados a la sangre. Por ejemplo: casos de niños con hemofilia y transfusiones de sangre contaminadas con VIH.
Vía vertical: Es la transmisión madre – hijo responsable de un 80-90 % de los casos de SIDA en niños y puede producirse a 3 niveles.
  • Transmisión prenatal: el VIH es capaz de atravesar la placenta e infectar al feto. Esto puede suceder a partir de la 8va semana de gestación.
  • Transmisión perinatal: el recién nacido es capaz de infectarse al final de la gestación y en el parto. El mecanismo de infección parece ser a través de las secreciones vaginales o sangre de la madre infectada. Por lo cual está indicado en la actualidad, la cesárea electiva en caso de madre infectada.
  • Transmisión Postnatal: el VIH es capaz de excretarse a través de la leche materna e infectar al niño. Por lo que está contraindicada la lactancia materna en mujeres infectadas.

Diagnóstico

Actualmente, el diagnóstico del VIH en los niños más pequeños necesita un complicado test basado en técnicas moleculares que detectan el ADN viral que requiere transportar las muestras de sangre a laboratorios de referencia, lo cual se traduce en que la inmensa mayoría de los niños seropositivos en los países pobres no tiene acceso al diagnóstico. Esta situación es especialmente preocupante en niños que han nacido con el virus, ya que la mitad de ellos morirá antes de cumplir los dos años si no recibe tratamiento.

Síntomas

Los bebes que han sido infectados con el virus del VIH durante el periodo de gestación parecen normales al momento de nacer, sin embargo el 15% de los bebes que no son tratados a tiempo desarrollan síntomas graves  y mueren antes del primer año de vida.
Los bebes de mujeres infectadas con el VIH deben someterse a las pruebas para detectar el virus dentro de las 48 horas de nacimiento. Muchos de los bebes infectados  con el VIH no experimentan síntomas graves la mayor parte del tiempo.
Según cifras estadísticas, antes de los tratamientos combinados con fármacos, aproximadamente la mitad de los niños infectados con VIH morían ante de los 9 años, sin embargo hoy en día, más del 95% de los niños tratados logran vivir hasta los 16 años como mínimo.
Los niños con el virus del VIH están más predispuestos a las bacterias comunes pero un diagnostico temprano del SIDA y un tratamiento adecuado ayuda a reducir las gravedad de algunas infecciones. Entre estas infecciones están la neumonía, que generalmente suele ser la principal causa de muerte en los bebes que tienen esta enfermedad.
Los bebes que están infectados con el VIH, deben recibir las mismas vacunas que cualquier niño e incluso algunas más. Sin embargo, a los niños que tienen síntomas graves del sida, se les debe evitar aplicar la vacuna contra la varicela.
La vacuna contra la gripe si deben recibirla cada año, y la vacuna neumocócica durante el primer año de vida.

Tratamiento

La infección por VIH/SIDA, en el caso de los niños, es una enfermedad tratable, si se tiene como objetivo primordial mejorar la calidad de vida de los enfermos. En estos pacientes se requieren los cuidados que se tienen con un niño normal, en lo que se refiere a las consultas para vigilar el crecimiento y desarrollo, así como el esquema de vacunación.
Los niños infectados, deben recibir un tratamiento desde el inicio de los síntomas, para que el promedio de vida se alargue de 7 a 8 años. El promedio de vida de un niño infectado con el VIH/SIDA depende de la respuesta de cada organismo.
El grado de progresión de la enfermedad está directamente relacionado con la gravedad de la enfermedad materna al momento del parto. El tratamiento de los pacientes con infección por VIH debe de ser multidisciplinario, con participación de diversos profesionales de la salud como médicos, enfermeras, trabajadoras sociales, psicólogos y nutriólogos entre otros.
Dado el síndrome de desgaste con el que cursan y las infecciones de repetición, incluyendo la diarrea persistente, es muy importante el apoyo nutricional.
Otro aspecto importante es el esquema de vacunación. Los niños con infección por VIH/SIDA deben de recibir todas las vacunas que tendría un niño no

Prevención

La prevención primaria del SIDA infantil se puede realizar en las siguientes etapas:
1. Etapa preconcepcional.
Pasa necesariamente por evitar la infección materna mediante medidas generales de protección y específicamente en las relaciones sexuales durante el embarazo, para lo cual el preservativo sigue siendo un método eficaz.
En el caso de la mujer infectada la prevención primaria en esta etapa consiste en la prevención del embarazo mediante los métodos anticonceptivos. Toda mujer infectada debe tener acceso a la información sobre los riesgos de transmisión a su hijo en caso de quedar embarazada, así como de las posibles complicaciones que pueden surgir durante el embarazo por el desarrollo de su enfermedad y debe ser asesorada sobre la posible interrupción voluntaria del embarazo.
2. Etapa de embarazo.
En esta etapa la prevención va encaminada a evitar la transmisión materno-fetal durante el embarazo. Las medidas de prevención durante esta etapa sería:
  • Detección sistemática de anticuerpos anti-VIH en todas las mujeres embarazadas, lo cual sigue siendo un tema polémico.
  • Aborto terapéutico antes de las 22 semanas de gestación.
  • Disminuir la carga viral de la embarazada con tratamiento con Zidovurina desde la semana 26 hasta el final del embarazo.
3. Etapa del parto.
• Evitar la aplicación de medios invasivos
• En cuanto a la realización de cesárea programada para disminuir las tasas de transmisión no existen todavía datos suficientes para recomendar su realización sistemática
• Administración de zidovurina intravenosa durante el parto.
4.  Etapa de puerperio y lactancia.
• La OMS recomienda que en los países desarrollados se evite la lactancia materna en mujeres VIH (+), en cambio en países en vías de desarrollo será imperativo asegurar la lactancia materna, aún en madres VIH (+) o afectadas de SIDA, puesto que el riesgo de suprimirla es superior para la supervivencia del niño que el riesgo de transmisión del VIH.
• Administración de zidovudina al recién nacido durante 6 semanas
La administración de zidovudina a la embarazada, durante el parto y al recién nacido consigue disminuir la tasa de transmisión vertical de forma significativa lo cual actualmente supone una gran esperanza.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Una pastilla diaria reduce las probabilidades de infección por VIH

Un estudio reciente halla que una pastilla a diario puede reducir en 44 por ciento el riesgo de contraer el virus para los que están en mayor riesgo de contraerlo, específicamente los homo y bi   activos.

Los investigadores agregaron que la reducción en el riesgo alcanzó cerca del 73 por ciento entre los participantes del estudio que tomaron la pastilla, conocida como Truvada, noventa por ciento del tiempo. Truvada ya se consigue con receta en los EE. UU. como tratamiento para las personas infectadas por el VIH.

La pastilla, que se probó en más de 2,500 hombres en once centros de seis países del mundo, combina dos medicamentos antirretrovirales para el VIH, la emtricitabina (Emtriva) y el tenofovir (Viread).

Los expertos están aclamando los resultados como un gran paso en el esfuerzo mundial por combatir la propagación del VIH, que infectó a unos 2.7 millones de personas en todo el mundo en 2008.

Además, contribuye a otros esfuerzos por prevenir la propagación, como el gel tópico que contiene tenofovir que se halló el verano pasado que era eficaz para prevenir la infección por VIH en las mujeres del sur de África.

“Estos resultados representan un avance importante en la investigación sobre la prevención del VIH”, aseguró en una declaración el Dr. Kevin Fenton, director del Centro Nacional para el VIH y el SIDA, la Hepatitis Viral, las ETS y la Tuberculosis de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. “Por primera vez, tenemos evidencia de que una pastilla a diario utilizada para tratar el VIH es parcialmente efectiva para prevenir el VIH entre hombres homo y bi en alto riesgo de infección, combinada con otras estrategias de prevención. Teniendo en cuenta la alta carga del VIH entre los hombres homo y bi, una nueva herramienta con efecto aditivo potencial es una noticia buena y emocionante”.

Aún así, según un experto, esta no es de ningún modo la última batalla en la guerra contra el VIH/SIDA.

“Este realmente es un estudio significativo que mostró resultados promisorios, aunque hay problemas debido a la adhesión tan alta que es necesaria”, señaló el Dr. Michael Horberg, director de VIH/SIDA de Kaiser Permanente de Santa Clara, California. “Hay problemas con su uso a largo plazo y hacen falta más ensayos, como lo indican los autores”.

Estudios anteriores habían encontrado que los medicamentos antirretrovirales administrados a animales antes de la exposición al virus del SIDA sí los protegieron contra las infecciones.

Además, los antirretrovirales también se utilizan para prevenir la infección entre quienes han resultado expuestos a fluidos infectados con VIH. Estos regímenes necesitan iniciarse dentro de las 72 horas siguientes a la exposición.

El estudio actual, publicado en la edición del 25 de noviembre de la New England Journal of Medicine, es el primer ensayo con seres humanos que examinó la efectividad de la combinación para la prevención.

Para este estudio de gran tamaño, se asignó a cerca de 2,500 mujeres transgénero (hombres que se consideran mujeres aún si han nacido de genero masculino) y hombres que tienen relaciones  con otros hombres a recibir Truvada o un placebo una vez al día.

Las pastillas fueron proporcionadas por Gilead Sciences, fabricante de Truvada, aunque el estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud y la Gates Foundation.

Ambos grupos recibieron también asesoría extensa sobre prácticas relaciones  seguras, así como condones (se distribuyeron cerca de 500,000 condones durante el ensayo).

Los investigadores explican que se supuso que los participantes del ensayo estaban en riesgo extremadamente elevado de infección por VIH y habían tenido en promedio 18 parejas  en las últimas doce semanas.

En total, 64 personas del grupo del placebo de 1,248 resultaron infectadas con VIH durante el curso del estudio (el seguimiento promedio fue de 1.2 años) frente a 36 entre los 1,251 participantes que recibieron el medicamento.

Aunque la reducción del riesgo promedio en toda la población del estudio fue de 44 por ciento, aumentó hasta a 72.8 por ciento entre los que tomaron la pastilla al menos noventa por ciento de las veces.

Los autores lograron verificar el cumplimiento midiendo los niveles en la sangre de los medicamentos. Los investigadores informaron que los niveles del medicamento en la sangre del participante parecieron correlacionarse con la situación de VIH: 51 por ciento de las personas VIH negativas mostraron niveles detectables del medicamento en muestras de sangre, frente a 9 por ciento de los que resultaron VIH positivos.

En comparación no se esperaría que cerca de tres por ciento de un grupo similar de hombres que no recibieron ni el medicamento ni los condones ni la asesoría contrajera VIH durante el mismo período.

“Si no se hace nada, se esperaría que al menos tres por ciento de los hombres resulten infectados, sobre todo si se trata de jóvenes”, aseguró uno de los investigadores principales del estudio, el Dr. Kenneth Mayer, director de investigación médica y copresidente de The Fenway Institute de Fenway Health de Boston, uno de los centros que participaron en el estudio.

Entre los efectos secundarios había náuseas, dolor de cabeza, pérdida de peso y niveles elevados de creatinina (una molécula que ocurre naturalmente que filtran los riñones). Los investigadores aseguraron que aunque los efectos adversos fueron similares entre los usuarios de Truvada y los que no eran usuarios, más gente que tomó la pastilla sufrió de náuseas.

Mayer considera que la adhesión en realidad podría aumentar en el mundo real, ahora que la eficacia de la combinación de medicamentos se ha demostrado.

“No había datos humanos anteriormente que indicaran que tomar pastillas con anticipación podría protegerle. Ahora, disponemos de los datos”, aseguró.

“La protección fue de más de noventa por ciento cuando el medicamento estaba en el organismo”, aseguró Mayer. “Esto nos indica que probablemente podríamos hacer un mejor trabajo con la adhesión. La gente podría estar más motivada a cumplir cuando [vea estos resultados]”.

Sin embargo, el paso al mundo real tomaría un “compromiso masivo” de dinero federal junto con los efectos concertados de parte de las comunidades para alcanzar a la población vulnerable, que con frecuencia desconfía del sistema de atención de la salud, aseguró Horberg.

Por un lado está el costo del medicamento. Un suministro para un año de Truvada cuesta más de $10,000 al año, y eso a la tarifa descontada, aseguró Mayer. De todos modos, hay versiones genéricas disponibles en algunos países (no en los EE. UU.) incluso desde apenas $500 al año, agregó.

Los investigadores están observando si el medicamento también podría ser efectivo en otras poblaciones, como las mujeres.

Los CDC emitieron una declaración el martes que celebró los hallazgos del estudio y aseguró que “revisaría a fondo los datos del ensayo y publicará una guía transitoria para los médicos” en las próximas semanas.

Pero entretanto, la agencia aseguró que el uso de la pastilla “nunca debería ser visto como primera línea de defensa contra el VIH”, y anotó que la estrategia solo fue parcialmente efectiva, incluso si se usa con métodos estándares de relaciones  seguras, como pruebas de VIH y uso de condones.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Envejecimiento con el VIH una nueva realidad para muchas más de 50

Un día de enero de 1991, la carrera de periodista Jane Fowler, entonces de 55 años, abrió una carta de una compañía de seguros de salud que le informaba de que su solicitud de cobertura ha sido denegado debido a una “anomalía significativa de sangre.”

Este fue el primer indicio – confirmó más tarde en la oficina de su médico – que el nativo de Kansas City, Kansas, había contraído el VIH de alguien que había salido antes de cinco años, un hombre que había sido amigo de toda su vida adulta. Ella había comenzado a verlo dos años después del final de su matrimonio de 24 años.

Fowler, de 75 años y gracias a la saludable aparición de medicamentos antirretrovirales, recuerda haber sido devastada por su diagnóstico.

“Me fui a casa ese día y, literalmente, llevé a mi cama. Pensé, ‘¿Qué va a pasar?'”, Dijo. Para los próximos cuatro años Fowler, una vez que un activo y exitoso escritor y editor, vivían en lo que calificó de “semi-aislamiento”, sobre todo permanecer en su apartamento.

Luego vino la creciente comprensión de que su aislamiento no era ayudar a nadie, y menos aún a sí misma.

Fowler poco a poco comenzaron a llegar a expertos y otros estadounidenses de edad avanzada para obtener más información acerca de vivir con el VIH en las décadas posteriores de la vida. En 1995, había ayudado a fundar la Asociación Nacional sobre el VIH más de 50. Y a través de su programa, el VIH Sabiduría para la mujer madura, Fowler hoy habla a las audiencias a nivel nacional sobre los desafíos de vivir con el virus.

“Decidí hablar – para poner una vieja, arrugada, cara blanca, hetero  a esta enfermedad”, dijo. “Pero mi mensaje no es específica de la edad: Todos tenemos que entender que podemos estar en riesgo.”

Ese mensaje puede ser más urgente que nunca, este miércoles, Día Mundial del SIDA. Durante un reciente foro de la Casa Blanca sobre el VIH y el envejecimiento, en la que habló Fowler, los expertos presentaron nuevos datos que sugieren que a medida que la epidemia de VIH / SIDA entra en su cuarta década de los afectados por ella son el envejecimiento, también.

Un informe, realizado por la Iniciativa de Investigación sobre el SIDA de la Comunidad de América (ACRIA), señaló que el 27 por ciento de los estadounidenses diagnosticados con el VIH son mayores de 50 años y para 2015 este porcentaje podría duplicarse.

¿Por qué? Según el Dr. Michael Horberg, vicepresidente de la Asociación de Medicina del VIH, ha habido una sociedad “tormenta perfecta” que llevó a más infecciones de VIH entre las personas de mediana edad o mayores.

“Ciertamente, el aumento de la Viagra y medicamentos similares para tratar la disfunción eréctil, la gente está cada vez más  activos porque son más capaces de hacerlo”, dijo Horberg. También existe la percepción de que el VIH es ahora tratar con regímenes de medicamentos complejos, dijo, a pesar de que estos medicamentos a menudo vienen con efectos secundarios onerosa.

Por su parte, Fowler dijo que más y más estadounidenses se encuentran el envejecimiento recientemente divorciada (como lo hizo) o viudas y de nuevo en el juego de las citas.

Y con demasiada frecuencia, los médicos no se dan cuenta que sus pacientes mayores de 50 años todavía podría tener una vida  activa, por lo que la posibilidad de enfermedades de transmisión  es a menudo pasado por alto.

“A menudo, son prueba [del VIH] demasiado tarde”, dijo Fowler. “Muchos ya han sido diagnosticados con el SIDA completamente desarrollado. De hecho, eso es a menudo cómo el diagnóstico viene.” En ese momento, que es mucho más difícil para los medicamentos contra el SIDA para hacer su trabajo de suprimir el VIH.

Envejecimiento con el VIH presenta otros problemas, también. Según la encuesta de ACRIA de cerca de 1.000 hombres con VIH y las mujeres, el 91 por ciento están luchando contra otras enfermedades crónicas asociadas con la edad, como la artritis, neuropatías y la presión arterial alta. Muchos están haciendo frente a estas condiciones por su propia cuenta: 70 por ciento de los estadounidenses de edad avanzada con el VIH viven solos, según el informe, más del doble de la tasa de sus contemporáneos no infectados.

Agregar el VIH y su tratamiento farmacológico a menudo se potentes a los problemas habituales del envejecimiento puede ser difícil. En su intervención en la conferencia de la Casa Blanca, el Dr. Amy Justicia, investigador principal del Estudio de la Cohorte de Veteranos Mayores, que involucra a más de 40.000 veteranos con el VIH, dijo: “Hay un montón de gente [infectados] que tienen 60 o 65 o 80, incluso o el 85. Estas personas se sienten más de su edad que se indica y puede tener algunos de los problemas mismos 10 o 15 años mayor que normalmente la experiencia. ”

Según Horberg, muchas de las enfermedades del envejecimiento “se agravan por el VIH o su tratamiento.” Por ejemplo, dijo, el tenofovir medicamento contra el SIDA puede deteriorar la función renal, otros antirretrovirales no se puede tomar con medicamentos para bajar el colesterol como Zocor o Mevacor, y se sospecha que la infección por el VIH, incluso puede acelerar la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

Temas de prevención y tratamiento del VIH puede ser especialmente difícil para las mujeres de edad, dijo Diane Zablotsky, profesor asociado de sociología en la Universidad de Carolina del Norte que ha trabajado sobre el tema.

En términos de prevención, señaló que puede ser más difícil para una mujer la menopausia pasado para negociar el uso del condón con una pareja, cuando el embarazo ya no es un problema. Y en términos de diagnóstico y tratamiento “, si tiene una mujer que experimenta sudoración nocturna y otros tipos de síntomas – es que el cambio menopausia un problema de la medicación o es un problema de infección por VIH???”

Todos los expertos destacaron que la clave para frenar la infección por el VIH en más viejos americanos es la misma que para los jóvenes: la prevención. Pero eso va a significar tener discusiones muy francas sobre las relaciones.

“Hay un mito que las personas mayores no son  activas”, dijo Fowler. “Los proveedores de atención de la salud podría ayudar mediante la adopción de historias , pero no lo hacen porque suponen que no tenga que hacerlo. Pueden preguntar sobre el tabaquismo y el consumo de alcohol, pero el …? ¡Oh, no, la persona es vieja.”

Zablotsky acordado. “Lo importante es llegar a las personas mayores de manera que – si en realidad están participando en la conducta que los pone en riesgo – que tienen una razón para decir, ‘tengo que escuchar esto, tengo que realizar este cambio, tengo que protegerme “.
Escuchar
Leer fonéticamente

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)