Archivo de la etiqueta: visión

Retinopatía diabética

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes que afecta los ojos.
La retinopatía diabética puede desarrollarla cualquier persona que tiene diabetes tipo 1 o 2. Cuanto más tiempo tenga diabetes, y menos controlado el azúcar en la sangre, mayor será la probabilidad de desarrollar retinopatía diabética.

Causas

El exceso de azúcar en la sangre puede dañar los pequeños vasos sanguíneos que nutren la retina. Se puede incluso bloquear completamente. A medida que se bloquean más y más vasos sanguíneos, el suministro de sangre a la retina se corta; esto puede resultar la pérdida de la visión. En respuesta a la falta de suministro de sangre, el ojo trata de obtener nuevos vasos sanguíneos. Sin embargo, los nuevos vasos no se desarrollan adecuadamente y puede escaparse fácilmente; estas fugas en los vasos sanguíneos pueden provocar una pérdida de visión. Los niveles elevados de azúcar en la sangre también pueden afectar las lentes de los ojos. Con altos niveles de azúcar durante largos períodos de tiempo, las lentes se pueden hinchar, proporcionando otra causa de la visión borrosa.

Síntomas

Es posible tener retinopatía diabética y no saberlo. De hecho, es común tener síntomas en las etapas tempranas de la retinopatía diabética.
A medida que la enfermedad progresa, los síntomas de la retinopatía diabética pueden incluir:
• Manchas oscuras o cadenas que flotan en la visión (flotadores)
• Visión borrosa
• Visión fluctuante
• Areas oscuras o vacías en su visión
• Pérdida de la visión
• Dificultad en la percepción del color
La retinopatía diabética afecta ambos ojos.

Diagnóstico

La retinopatía diabética se diagnostica mejor con un examen de ojos dilatados. Para este examen es necesario colocar gotas en los ojos para que se dilaten o abran ampliamente. Esto permite a su médico obtener una mejor visión dentro del ojo. Las gotas pueden hacer que su visión sea borrosa hasta varias horas después.
Durante el examen, se busca:
• Presencia o ausencia de catarata
• Vasos sanguíneos anormales
• Hinchazón, depósitos de grasa o sangre en la retina
• Crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y tejido cicatrizal
• Sangrado en el claro, sustancia gelatinosa que llena el centro del ojo (humor vítreo)
• Desprendimiento de retina
• Anomalías en el nervio óptico

Además, el oftalmólogo puede realizar:

Angiografía con fluoresceína
Como parte del examen de la vista, el médico puede hacer una prueba de fotografía de la retina llamada angiografía con fluoresceína. Primero, le dilatan las pupilas y se toma imágenes del interior de los ojos. Luego, el médico inyecta un colorante especial en el brazo. se toman más imágenes cuando el tinte circula a través de los ojos para identificar los vasos sanguíneos que están cerrados, desglosado o pérdida de fluido.

La tomografía de coherencia óptica
Su oftalmólogo puede solicitar una tomografía de coherencia óptica (OCT). Esta prueba de imagen proporciona imágenes transversales de la retina que muestran el grosor de la retina, lo que ayudará a determinar si se ha filtrado el fluido en el tejido retinal. Posteriormente estos exámenes se pueden usar para monitorear cómo está funcionando el tratamiento.

Tratamiento

El tratamiento depende en gran medida del tipo de retinopatía diabética que tiene. Su tratamiento también se verá afectado por la gravedad de la retinopatía y cómo ha respondido a tratamientos previos.

Retinopatía diabética temprana
Si tiene retinopatía diabética no proliferativa, puede que no necesite tratamiento de inmediato. Sin embargo, su oftalmólogo determinará si necesita o no tratamiento. La buena noticia es que cuando la retinopatía diabética está en la fase leve o moderada, un buen control de azúcar en la sangre por lo general puede retrasar la progresión de la retinopatía diabética.

Retinopatía diabética avanzada
Si tiene retinopatía diabética proliferativa, necesitará tratamiento quirúrgico. A veces, la cirugía se recomienda para la retinopatía diabética no proliferativa severa. En función de los problemas específicos con su retina, las opciones pueden ser:

  1. Tratamiento con láser focal. También conocida como fotocoagulación, se puede detener o disminuir la salida de la sangre y líquido en el ojo. Se realiza en el consultorio médico o clínica oftalmológica. Durante el procedimiento, las fugas de los vasos sanguíneos anormales se tratan con quemaduras de láser. El tratamiento focal con láser se realiza generalmente en una sola sesión. La visión será borrosa durante casi un día después del procedimiento. A veces verá pequeñas manchas en el campo visual que se relacionan con el tratamiento con láser. Estos por lo general desaparecen en pocas semanas.
  2. Tratamiento de fotocoagulación retiniana. Este tratamiento con láser, también conocida como panfotocoagulación, puede reducir los vasos sanguíneos anormales. También se realiza en el consultorio médico o clínica oftalmológica. Durante el procedimiento, las áreas de la retina lejos de la mácula se tratan con dispersas quemaduras de láser. Las quemaduras causan que los vasos sanguíneos nuevos anormales reduzcan el tamaño y la cicatriz. Su visión será borrosa durante casi un día después del procedimiento. Después del procedimiento es posible alguna pérdida de la visión periférica o visión nocturna.
  3. Vitrectomía. Este procedimiento se puede utilizar para eliminar la sangre desde el centro del ojo (vítreo), así como cualquier tejido cicatricial de la retina. Se realiza en un centro quirúrgico u hospital, con anestesia local o general. En ocasiones, se necesita colocar una burbuja de gas en la cavidad vítrea del ojo para ayudar a colocar la retina. Si una burbuja de gas se coloca en el ojo, es posible que deba permanecer en una posición boca abajo hasta que la burbuja de gas se disipe, generalmente por varios días. Tendrá que usar un parche en el ojo y utilizar gotas medicinales durante unos días o semanas. La cirugía a menudo reduce o detiene la progresión de la retinopatía diabética, pero no es una cura. Debido a que la diabetes es una enfermedad de por vida, el daño futuro de retina y pérdida de la visión son posibles. Incluso después del tratamiento para la retinopatía diabética, necesitará exámenes regulares de los ojos. En algún momento, el tratamiento adicional puede ser recomendado.

Los investigadores están estudiando nuevos tratamientos para la retinopatía diabética, incluyendo los medicamentos que pueden ayudar a evitar los vasos anormales de sangre en el ojo. Algunos de estos medicamentos se inyectan directamente en el ojo para tratar vasos sanguíneos existentes hinchazón o anormal.

Prevención

Si tiene diabetes, puede reducir el riesgo de padecer retinopatía diabética mediante el siguiente procedimiento:

  • Hacer un compromiso con el manejo de su diabetes. Haga de la alimentación saludable y la actividad física parte de su rutina diaria. Trate de conseguir por lo menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada, como caminar cada semana. Tome los medicamentos orales para la diabetes o insulina según las indicaciones.
  • Controle su nivel de azúcar en la sangre. Es posible que deba comprobar y registrar el nivel de azúcar en la sangre varias veces al día. Monitoreo cuidadoso es la única manera de asegurarse de que su nivel de azúcar en la sangre se mantiene dentro de los límites deseados. Pregúntele al médico con qué frecuencia debe medirse el azúcar sanguíneo.
  • Hemoglobina glucosilada. La prueba de hemoglobina glucosilada o prueba de hemoglobina A1C, refleja el nivel promedio de azúcar en la sangre durante los dos o tres meses antes de la prueba. Para la mayoría de la gente, el objetivo de A1C es estar por debajo del 75%. Si ha estado cumpliendo sus metas de azúcar en la sangre, el médico probablemente le realice esta prueba dos veces al año. Pero, si su A1C es superior a su objetivo, es recomendable pruebas más frecuente. Recuerde mantener su nivel de azúcar en la sangre lo más cerca posible de lo normal pues retrasa la progresión de la retinopatía diabética y reduce la necesidad de cirugía.
  • Mantenga su presión arterial y el colesterol bajo control. Presión arterial alta y el colesterol alto aumenta el riesgo de pérdida de visión. Comer alimentos saludables, hacer ejercicio regularmente y perder el exceso de peso puede ayudar.
  • Si fuma o usa otros tipos de tabaco, deje de fumar. Fumar aumenta el riesgo de complicaciones de distintas diabetes, incluyendo la retinopatía diabética. Solicite ayuda para dejar de fumar, si es que lo hace.
  • Preste atención a los cambios en la visión. Realizarse anualmente exámenes de los ojos dilatados son una parte importante de su plan de tratamiento de la diabetes. Si experimenta cambios repentinos en la vista o su visión se vuelve borrosa, con manchas o con neblina, comuníquese de inmediato con su médico.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: -1 (from 1 vote)

Astigmatismo

Astigmatismo

El astigmatismo es una imperfección en la curvatura de la córnea que cubre todo el iris del ojo y la pupila. Normalmente la córnea y el cristalino son suaves y curvos por igual en todas las direcciones, lo que ayuda a enfocar los rayos de luz con nitidez en la retina en la parte posterior del ojo.

Causas

El astigmatismo es causado por una curvatura irregular de la córnea del ojo o lente. Si la córnea o el cristalino no son suaves y curvada en forma pareja, los rayos de luz no se refractan correctamente. Esto se llama error de refracción. El astigmatismo es un tipo de error de refracción, con visión borrosa o distorsionada a distancias cercas y lejanas.
El astigmatismo es muy común. En la mayoría de los casos, las personas con astigmatismo nacen con esta condición. La razón del por qué la forma de la córnea difiere de persona a persona es desconocida, pero la probabilidad de desarrollar astigmatismo es hereditaria.
A veces, el astigmatismo puede desarrollarse después de una enfermedad ocular, lesiones en los ojos o cirugía. Es un mito que el astigmatismo se puede desarrollar o empeorar a partir de la lectura en condiciones de poca luz o sentarse muy cerca de la televisión.

Diagnóstico

El astigmatismo se diagnostica fácilmente con un examen oftalmológico estándar con una prueba de refracción. Las pruebas especiales no suelen ser necesarios.
Su agudeza visual se medirá, en donde se le pedirá que lea las letras en una tabla para determinar la claridad de su visión en una cierta distancia. Usted también tendrá la capacidad de enfocar los ojos a prueba con una serie de lentes colocados delante de sus ojos. La curvatura de la córnea se mide con un queratómetro, y la topografía corneal se puede utilizar para proporcionar información adicional sobre la forma de la superficie de la córnea. Con estas pruebas, su oftalmólogo puede diagnosticar el astigmatismo y será capaz de determinar la potencia de anteojos o lentes de contacto que usted requiere para la visión clara. También tendrá otras opciones de tratamiento, como cirugía de astigmatismo
Los niños u otras personas que no pueden responder a una prueba de refracción normal pueden tener pruebas de refracción medido por un examen que utiliza luz reflejada (retinoscopía).

Síntomas

Las personas con astigmatismo detectados suelen tener la visión borrosa que puede estar asociada con la fatiga, la fatiga ocular y visión borrosa. Aunque estos síntomas no necesariamente puede ser el resultado de astigmatismo, debe programar un examen de la vista si está experimentando uno o más síntomas.

Tratamiento

Casi todos los grados de astigmatismo se pueden corregir con anteojos recetados adecuadamente o lentes de contacto. Para una persona con sólo un ligero grado de astigmatismo, las lentes correctoras pueden no ser necesarias en absoluto mientras otras condiciones tales como la miopía o la hipermetropía no están presentes. Si el astigmatismo es de moderado a alto puede que sea necesario alguna corrección óptica.

  • Las lentes correctoras (gafas o lentes de contacto). Para el astigmatismo, se prescriben lentes de contacto especiales llamados lentes tóricas. Las lentes tóricas tienen mayor poder de curvar la luz en una dirección que en otra. Después de realizar varias pruebas, su oftalmólogo determinará la receta ideal para el astigmatismo.
  • La cirugía refractiva. Otro método para corregir el astigmatismo consiste en cambiar la forma de la córnea a través de refracción o la cirugía láser de ojos, aunque hay más de un tipo de cirugía refractiva, tratamientos específicos se recomiendan en una base individual.

Para la cirugía refractiva se necesitan que los ojos estén sanos, libres de problemas en la retina, cicatrices corneales o cualquier enfermedad de los ojos. Como la tecnología avanza, cada vez es más importante explorar todas las opciones y posibilidades antes de decidir la cirugía refractiva o el tratamiento adecuado.

Prevención

El astigmatismo no puede evitarse. Parece heredarse de las familias y está presente desde el nacimiento.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Enfermedades de la Vista o del Ojo

Enfermedades de la Vista o del Ojo

enfermedadesde la vista

Los ojos en todos los pacientes son un instrumento con el que cuenta el cuerpo humano para poder visualizar muchos de los objetos que lo rodean. La medicina, en especial la optometría son indispensable para la generación de nuevos conocimientos y para la búsqueda de soluciones a los principales problemas de visión en la población. Aquí se presenta algunas de las enfermedades ocular más comunes que se padece:

Perturbaciones De La Refacción Ocular.

Miopía

En este vicio de refacción, los rayos luminosos procedentes del infinito se enfocan por delante de la retina, lo que condiciona una disminución de la visión lejana tanto más acusada cuan mayor sea el defecto. Se ve bien de cerca, por lo que hay que acercar algo para verlo mejor,
Puede producirse porque el mismo ojo haga convergir anormalmente los rayos luminosos que provienen de objetos situados a lejanía, pero también puede deberse simplemente un defecto de conformación del ojo, que tiene un eje longitudinal demasiado largo. Esto es siempre hereditario.
Por lo general el problema se soluciona con cristales cóncavos que hacen convergir a la retina la imagen que sin ellos se tomaría por delante de ella. La “gimnasia” o ejercicio visual no sirve de nada. Últimamente se ha diseñado un tratamiento quirúrgico de la miopía con gran éxito (solo en casos seleccionados).
Muchas personas sufren miopía, es decir, la dificultad para ver de lejos.
Síntomas:
•    Visión borrosa de objetos distantes
•    Entrecerrar los ojos
•    Vista cansada
•    Dolores de cabeza
Prevención
•    Se desconoce.
Tratamiento:
•    La visión corta se compensa fácilmente con el uso de anteojos y lentes de contacto. La queratotomía radial es un procedimiento quirúrgico que puede mejorar o corregir la visión corta en algunas personas.

Hipermetropía

Desde el punto de vista óptico, este defecto es el opuesto a la miopía, pues los rayos luminosos que provienen del infinito se enfocan detrás de la retina. Esto significa que se puede ver bien de lejos, pero no de cerca.
Como durante el crecimiento corporal también hay aumento del tamaño del globo ocular, puede, en muchos casos, disminuir el grado de hipermetropía, hasta que casi no se note. La “gimnasia” o ejercicio visual no sirve. Únicamente cabe la corrección por el empleo de lentes convexas. Las gafas deben llevarse permanentemente puesto que el uso desmesurado produce dolores de cabeza.
Este es un defecto del ojo que hace que las imágenes se proyectan por encima de la retina haciendo que se transmitan de forma borrosa.
Síntomas:
•    Visión borrosa de objetos cercanos
•    Cansancio ocular
•    Dolor ocular
•    Dolor de cabeza
Prevención
•    Aunque no se conoce ningún tipo de prevención para esta enfermedad, el conocimiento de riesgos como los antecedentes familiares, permite una intervención y un diagnóstico tempranos.
Tratamiento:
•    La hipermetropía se puede corregir fácilmente con el uso de anteojos o de lentes de contacto y aunque también existen técnicas quirúrgicas para corregirla, éstas frecuentemente no se utilizan.

Astigmatismo

En la mayoría de los casos, se trata de un defecto congénito de la córnea, imposible de modificar con la edad. Si comparamos la superficie corneal con una parte del globo terráqueo resulta que en la córnea normal todos los posibles meridianos presentan una curvatura aproximadamente semejante. En le astigmatismo varía la curvatura de los diferentes meridianos.
Pueden darse toda clase de variaciones en esta desigualdad. Un diámetro puede ser normal y el otro miope o hipermétrope (astigmatismo simple), los dos miopes o hipermétropes (astigmatismo compuesto), o uno miope y el otro hipermétrope (astigmatismo mixto).
Síntomas
La sintomatología más frecuente del astigmatismo es la percepción de las imágenes distorsionadas. Sin embargo, a menudo puede causar dolores de cabeza o molestias oculares. Además, dependiendo de la edad, de la cantidad y del tipo de astigmatismo los síntomas pueden ser distintos, e incluso, no afectar a la visión.
Tratamientos
Al igual que otros defectos oculares, el tratamiento del astigmatismo admite un enfoque múltiple. Se puede corregir mediante anteojos cilíndricos  aunque se trate de una solución estéticamente no aceptada por algunas personas. Asimismo, se puede utilizar lentes de contacto, aunque éstas ocasionan una dependencia de uso, además de requerir una higiene y un mantenimiento que a algunas personas les resulta poco práctico. Es imposible la evolución de la enfermedad en ningún sentido.

La cirugía por láser corrige el astigmatismo como las gafas y las lentes de contacto, y libera de la dependencia de los otros métodos de corrección. Sin embargo, el coste económico es más elevado y conlleva algún riesgo durante la intervención quirúrgica.

Es un problema con el enfoque de los objetos, ya que la parte afectada del ojo es la córnea.

Alteraciones De La Musculatura Extrínseca Del Ojo

Estrabismo

Normalmente los ojos en mirada lejana tienen sus ejes anteposteriores paralelos. Cuando este paralelismo desaparece se trata de estrabismo. La desviación de un ojo con respecto al otro puede ser hacia dentro de la nariz (estrabismo convergente) o hacia fuera de la nariz (estrabismo divergente). En algunos casos puede haber estrabismo vertical, es decir, desviación de un ojo hacia arriba o hacia abajo con respecto al otro. También pueden presentarse combinaciones de estrabismos verticales y horizontales.
Causas
En algunos casos, la incapacidad de los ojos para concentrarse simétricamente se puede atribuir a inconvenientes en los músculos que controlan el movimiento ocular. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el estrabismo es ocasionado por problemas en el cerebro. Es posible que el cerebro tenga inconvenientes en fundir las dos imágenes que recibe de los ojos y, en escasas ocasiones, quizá haya un tumor que afecte su capacidad de procesar información visual. A menudo, los niños padecen estrabismo como resultado de inconvenientes que se pueden tratar fácilmente con anteojos. También se ha comprobado que es posible que el trastorno sea hereditario.
Corresponde a la desviación de un ojo con respecto al otro.
Síntomas
Los diferentes tipos de estrabismo generan diversos síntomas. Según el modo en el que el o los ojos mal alineados estén orientados, las personas que sufren de este trastorno pueden tener inconvenientes para concentrarse en objetos o evaluar distancias, o pueden experimentar visión doble o borrosa. Detectar los síntomas es el primer paso para determinar si resulta aconsejable someterse a un tratamiento del estrabismo como, por ejemplo, la cirugía. Tal vez el síntoma más evidente sean los ojos cruzados, o que un solo ojo se incline notoriamente hacia la izquierda, derecha, arriba o abajo y no pueda coordinar los movimientos con el otro. La bizquera en niños también puede ser un signo de esta patología.
Tratamiento
Las opciones de tratamiento del estrabismo varían desde una simple corrección de la visión del niño con anteojos y una relativamente sencilla terapia de la visión hasta una compleja cirugía para el estrabismo. Generalmente, el estrabismo intermitente, por ejemplo, puede controlarse muy bien con parches oculares, anteojos especiales y terapia de la visión. Con el tiempo, dicho tratamiento básico suele permitir que el cerebro retome el control de los movimientos oculares y, en consecuencia, no se requiere de cirugía. En el caso del estrabismo constante en niños, es posible que se recomiende la opción quirúrgica; sin embargo, como no se puede garantizar que realmente mejorará la visión, se la suele considerar un último recurso.

Parálisis ocular

Los músculos que mueven al ojo pueden sufrir alteraciones que los privan de su capacidad de contracción parcial (paresis) o total (parálisis). En cualquiera de los dos casos, se produce diplopía, o sea, que el paciente ve doble todos los objetos, por lo que debe taparse uno para poder ver bien (se deben tapar los ojos alternativamente, porque si se tapan uno solo, corren el riesgo de que el ojo tapado no funcione más por acostumbramiento). Las parálisis oculares reconocen como causa las enfermedades inflamatorias, tumorales, tóxicas y traumáticas. En general, la mayoría de las paresis son reversibles en largo plazo.
Síntomas
Entre algunos de los síntomas se encuentra la visión doble al mirar a un lado (por lesión unilateral) y, en algunos casos, se presenta dolor o dolores de cabeza.
Causas
os corticosteroides pueden reducir la inflamación y aliviar la presión sobre el nervio, mientras que en otros, el trastorno puede desaparecer sin tratamiento. El tratamiento de la causa, si logra ser identificada, puede aliviar los síntomas en muchos casos, como por ejemplo, un estricto control de los niveles sanguíneos de azúcar en los pacientes diabéticos. La doble visión se puede aliviar con la colocación de un parche en el ojo hasta que el nervio se cure.

Enfermedades Del Aparato Lagrimal

Dacrioadenitis

Es la inflamación de la glándula lagrimal. En este proceso, existe una hinchazón acentuada y dolorosa, con enrojecimiento del párpado superior, muchas veces acompañado de inflamación. El tratamiento consiste en la administración de antibióticos, pero en ocasiones se forma un absceso que exige una amplia incisión quirúrgica para dar salida al pus acumulado en el saco de la glándula.
Síntomas:
•    Inflamación de la porción externa del párpado superior con posible enrojecimiento y sensibilidad.
•    Dolor en el área donde se presenta la inflamación.
•    Exceso de lágrimas o secreción.
•    Inflamación de los ganglios linfáticos frente al oído.
Tratamiento:
Si la causa de la dacrioadenitis es una condición viral, como las paperas, todo lo que posiblemente se necesita es descanso y la aplicación de compresas tibias. En otros casos, el tratamiento es específico para la enfermedad que causa el trastorno.

Dacriocistitis

Es la inflamación del saco lagrimal. Puede presentarse en diferentes formas, con relación al momento de aparición y su evolución clínica. Con arreglo a la edad hay dos tipos: la del recién nacido (que se debe a que las vías lagrimales no son permeables) y la del adulto (que se debe a que las vías lagrimales se han obstruidas). Los síntomas son: el lagrimeo continuo (epifora), acompañado por una secreción mucopurulenta. Cuando la inflamación crece, se produce una inflamación en la región afectada o en toda la cara, que solo cede cuando crece el pus acumulado. En las formas crónicas, cuando se presiona la región del saco contra la nariz, produce la salida del pus por el aparato lagrimal.
Síntomas
•    Inflamación de la porción externa del párpado superior con posible enrojecimiento y sensibilidad.
•    Dolor en el área donde se presenta la inflamación.
•    Exceso de lágrimas o secreción.
•    Inflamación de los ganglios linfáticos frente al oído.
Tratamiento
Si la causa de la Dacrioadenitis es una condición viral, como las paperas, todo lo que posiblemente se necesita es descanso y la aplicación de compresas tibias. En otros casos, el tratamiento es específico para la enfermedad que causa el trastorno.

Enfermedades De Los Párpados

Blefaritis

Es la inflamación del borde palpebral. Como síntomas traen enrojecimiento acusado del borde palpebral acompañado a veces de costras, escamas e incluso de ulceraciones.
Esta afección se produce en dos formas. La primera, que se cursa con descamación, coexiste generalmente con la seborrea del cuero cabelludo. En ella se encuentra una secreción constitutivamente aumentada de las glándulas sebáceas. Una segunda forma se caracteriza por la inflamación e infección bacteriana, con aparición de costras y ulceraciones.
Síntomas:
•    Párpados con costra y enrojecidos
•    Párpados inflamados
•    Párpados con ardor y picazón
•    Sensación granular al parpadear
•    Pérdida de pestañas
•    Ojos inyectados de sangre
•    Dolor de ojo
Prevención
•    La limpieza cuidadosa de los párpados ayuda a restaurar el ambiente normal del párpado.
Tratamiento:
•    Dependiendo de la causa, la medicina aplicada al párpado (tópica), tal como antibióticos y/o corticosteroides (ver corticosteroides – tópico – baja potencia) tratan la infección y reducen la inflamación.
•    Una limpieza cuidadosa de los párpados con una gasa sin pelusa sumergida en agua tibia ayuda a retirar las costras. A menudo, se puede usar un champú suave de bebé para la limpieza.
•    Los piojos se pueden eliminar asfixiándolos mediante la aplicación de vaselina en la base de las pestañas.

Orzuelo

Es una inflamación de las glándulas del párpado que, según su situación, se hace más prominente en la cara interna o externa. Se produce por contacto y los gérmenes causantes suelen ser los estafilococos. En esta afección conviene no desechar la existencia de diabetes, que puede comprobarse mediante el oportuno análisis de orina y de sangre.
Síntomas
• El párpado adquiere una coloración roja, está tumefacto y duele mucho.
Tratamiento
• Prepara un té de manzanilla con agua tibia, empapa un algodón y realiza fomentos locales presionando suavemente sobre la zona afectada. Realiza esta operación durante cinco minutos y repítela varias veces al día.

• Cuando por acción del calor pueda salir la pus, elimínala suavemente con algodón empapado en agua caliente.

• Si la infección no mejora después del cuarto día, presenta secreción ocular (conjuntivitis) o el ojo y el párpado enrojecen, no dudes en consultar a tu médico.

Chalazión

Se trata de un firme endurecimiento, del tamaño de un chícharo o del hueso de una cereza, que se asienta en el párpado y que persiste largo tiempo. Se define como una inflamación crónica de las glándulas sebáceas o glándulas de Meibomio del párpado como consecuencia de un taponamiento o estancamiento de su secreción.
Tratamiento
Medidas generales

Hágase enjuagues con agua templada para reducir la infección y estimular la curación.
Aplique los enjuagues durante 20 minutos y descanse al menos 1 hora.
Repita cuantas veces lo necesite.
Medicación
Su médico puede recetar:
•    Pomadas tópicas antibióticas o cremas, como la eritromicina o la bacitracina.
Aplique una fina capa en los bordes del párpado 2 o 4 veces al día.
Capas más espesas no tienen mayor poder curativo.
•    Colirios antibióticos para evitar que la infección se extienda a otras partes del ojo.

Pocas veces se necesitan antibióticos orales o inyectables.

Blefaroespasmos

Contracción espástica de los párpados, raramente de larga duración, casi siempre de manera de ataque que dura solo unos minutos. Casi siempre es de tipo nervioso (tic).
El oftalmólogo puede combatirlo mediante la infección o infiltración del párpado con cocaína, algunos recomiendan la resección del nervio.

Parálisis palpebral

Incapacidad manifiesta de cerrar los ojos. Se trata de una infección al nervio facial. Su causa no es siempre fácil de encontrar, y con frecuencia hay que achacarla a una otitis o infección del oído medio. La parálisis que puede ser también un síntoma de alguna enfermedad nerviosa grave (tumor cerebral o meningitis).

Enfermedades De La Conjuntiva

Conjuntivitis Aguda o Crónica

Se trata de una inflamación a la mucosa, debido a sustancias irritantes como polvo, polen, humo, gases tóxicos, etc.; en otros casos es producida por la infección bacteriana o por virus, y a veces originada por cansancio ocular, defectos visuales, corrientes de aire y acciones intensas de agentes de luminosos.
Los síntomas son: enrojecimiento de la conjuntiva, más intenso en la periferia, disminuyendo hacia el centro, enrojecimiento de la cara interna de los párpados, sensación de cuerpo extraño, hipersensibilidad a la luz, sequedad, quemazón y exudado mucoespumoso que en los casos graves se convierte en pus abundante.
Tipos de Conjuntivitis
•    Conjuntivitis vernal
•    Conjuntivitis viral
•    Conjuntivitis alérgica Crónica
•    Conjuntivitis alérgica Aguda
•    conjuntivitis neonatal
Síntomas
•    Lagrimeo aumentado
•    Dolor de ojos
•    Enrojecimiento de los ojos
•    Sensación arenosa en los ojos
•    Visión borrosa
•    Sensibilidad a la luz
•    Costras que se forman en el párpado durante la noche
Prevención
Una buena higiene puede ayudar a prevenir el contagio de conjuntivitis:
•    Evitar tocarse los ojos con las manos
•    Lavarse las manos con frecuencia
•    Reemplazar los cosméticos para los ojos con regularidad
•    No compartir las toallas ni los pañuelos
•    Uso y cuidados apropiados de las lentes de contacto
Tratamiento
•    Se recomienda seguir el tratamiento recomendado y evitar la contaminación cruzada lavándose las manos después de tocar el ojo afectado.
•    Se debe llamar al médico sí:
•    El aumento del lagrimeo es significativo, prolongado o está asociado con otros síntomas de causa desconocida

Tracoma

Se trata de una conjuntivitis de comienzo indicioso que únicamente se manifiesta cuando comienzan los trastornos visuales. Se caracteriza por un engrosamiento de la conjuntiva; los llamados folículos de tracoma, consisten en nódulos translúcidos de color gris o amarillento que dejan numerosas cicatrices dificultando la visión. En casos graves se llega hasta la ceguera. La enfermedad se transmite por contagio, y es más frecuente en países de Asia y África.

Enfermedades De La Córnea

Inflamación De La Córnea ( Queratitis, ulcera corneal)

Inflamación de la conjuntiva con enrojecimiento que predomina en su parte central, a diferencia de la conjuntivitis, sobre todo en el borde corneal y en las proximidades del iris (la llamada inyección ciliar). La córnea muestra un enturbiamiento grisáceo amarillento y existe una disminución más o menos acentuada de la facultad visual. Suele acompañarse de dolores, lagrimeo, hipersensibilidad a la luz y ulceras corneales. En muchos casos, la inflamación se propaga hasta el iris y existe le peligro de adherencia entre él y el cristalino.
Cuando el enturbiamiento de la córnea es limitado suele hablarse de infiltrado corneal. Si es extenso, se denomina queratitis parenquimatosa, donde es más profundo.

Inflamación Del Iris (Iritis)

Enrojecimiento del globo ocular semejante al que se presenta en la queratitis pero sin enturbiamiento de la córnea, aunque en ocasiones puede verse un aligera pérdida de transparencia al depositarse en su cara posterior productos inflamatorios procedentes del iris. El color de este sufre modificaciones, aparece como sucio al cambiar de coloración, puede ser un color azul a verdoso. La pupila se contrae y pierde su forma circular.
Toda iritis, como en general es la infección concomitante del cuerpo ciliar (iridociclitis) o de la coroides (coroiditis o uveítis), pueden producirse por dos vías: la sanguínea y la exógena.

Enfermedades De La Retina

Retinitis

Los proceso inflamatorio de esta membrana se acompañan generalmente de pérdidas de visión se ocupan las regiones nasales, con centelleos, presencia de “moscas volantes” y disminución de la visión nocturna. No suele haber dolor.
La proximidad de la retina y de las coroides hace muy rara su inflamación aislada, por lo que suele tratarse de coriorrentitis. La infección sobreviene por vía hemática y tiene como consecuencia la formación de cicatrices en la retina y en la coroides. Los factores casuales suelen ser tuberculosis, sífilis, focos sépticos en dientes, amígdalas, senos nasales, etc.

Desprendimiento De La Retina

Visión de luces más o menos centelleantes, reducción de la agudeza visual, sensación de ver a través del agua, “moscas volantes” y disminución de algún sector del campo visual.
En el desprendimiento de la retina se produce la separación de esta membrana del estilo pigmentario. Este desprendimiento tiene lugar cuando existe un desgarre en la retina por el cual se introduce el humor vítreo, que lentamente la va separando. Se produce generalmente en las personas miopes de cierta intensidad, en edades avanzadas y por traumatismos.
Es la separación entre dos capas de la retina.

Retinopatía Diabética E Hipertensiva

En el curso de la diabetes de muchos años de evolución suelen presentarse en la retina unas alteraciones acompañadas de hemorragias y exudadas que interfieran la visión del enfermo. La retinopatía hipertensiva también cursa con hemorragias y exudados, igual que la retinopatía diabética, pero en el aspecto oftalmoscopio es bastante diferente, por lo que el oftalmólogo práctico podrá siempre establecer una diferencia. Con mucha frecuencia, ambos tipos de alteraciones retinianas aparecen conjuntamente, con lo cual el pronóstico es peor que cuando se presentan en forma aislada.
Se corresponde con una agrandación de los capilares de la retina, con la consiguiente pérdida de líquido; como consecuencia, se nubla la vista.

Enfermedades Del Cristalino

Cataratas

Se entiende con este nombre a toda opacificación o enturbiamiento del cristalino. Estas alteraciones de pérdida e transparencia pueden ser estacionarias o progresivas. En este último como la visión va disminuyendo hasta llegar prácticamente a la ceguera completa, nunca se pierde la percepción de la luz por más avanzada que esté la alteración. Este dato de la percepción luminosa es muy importante para el pronóstico, puesto que en el caso de no haberla, hay que pensar que existe otra enfermedad situada detrás del cristalino.
Las cataratas progresivas suelen ser de causa senil, diabética o por intoxicación. Las estacionarias por lo general son congénitas, con frecuencias hereditarias. También pueden aparecer cataratas con motivo de traumatismos, penetrantes o no, y por radiación (rayos X y por calor).
Muy frecuente en las personas mayores. Se trata de una opacidad que se forma en el cristalino. Puede aparecer por causa de la diabetes.
Síntomas:
•    Visión nublada o difusa
•    Cambios en la manera de ver los colores
•    Cambios frecuentes en la fórmula de los lentes de corrección
•    Visión deficiente en la noche, sobre todo al manejar, causada por los efectos de las luces brillantes
•    Visión doble
•    manchas blancas o nubladas en el cristalino del ojo
Prevención
•    La principal medida de prevención consiste en controlar las enfermedades asociadas y evitar la exposición a los factores conocidos que promueven la formación de cataratas.
•    Se deben usar lentes de sol durante el día si se está al aire libre para reducir la exposición de los ojos a la luz ultravioleta. Algunos lentes de sol no filtran los rayos ultravioleta que son perjudiciales, por lo que se debe consultar con un oculista o con el vendedor de la tienda óptica para asegurarse que los lentes que se están comprando filtran la mayor cantidad posible de rayos UV.
Tratamiento:
•    El tratamiento en los casos de cataratas se realiza sólo para mejorar la visión. Algunas personas mejoran su visión al cambiar los lentes, con lentes bifocales más fuertes o usando una lupa, mientras que otras eligen someterse a una cirugía de cataratas.
•    Si las cataratas no molestan a la persona, el tratamiento no suele ser necesario. Hay ocasiones en las que puede haber un problema ocular adicional que el médico necesita ver o tratar y la catarata impide la revisión del médico. En estos casos, la cirugía de cataratas puede ser necesaria para permitir un apropiado tratamiento del otro problema ocular.

Alteraciones De La Tensión Ocular

Glaucoma

Se llama así al aumento de la tensión intraocular. Puede haber dos tipos: agudo o crónico. En el agudo, la sintomatología se traduce por intenso dolor, acentuado enrojecimiento del ojo, pupila dilatada y enturbiamiento corneal, que toma un aspecto verdoso y de donde proviene el nombre de la enfermedad. La agudeza visual desciende rapidísimamente; en casos extremos, el enfermo de glaucoma agudo es capaz de distinguir solamente la luz y las sombras. Lo habitual es la pérdida completa de la visión que en la mayoría de los casos es irreversible a menos que se trate la máxima rapidez posible.
El glaucoma crónico presenta unos síntomas mucho menos intensos y evoluciona lentamente, pero al igual que lo que ocurre con la forma aguda puede llegar también a constituir causa de ceguera si el diagnóstico no se ha hecho correctamente a tiempo y si el tratamiento no se lleva con la intensidad que estos exigen. En la forma aguda, los dolores son tan violentos que ponen en guardia al enfermo inminentemente, al contrario de lo que las en el glaucoma crónico en el que el enfermo no le presta debida atención. La forma aguda, además, suele ir acompañada de náuseas y vómitos. Lo cual hace a veces pensar al profano que se trata más de un cólico hepático que de un glaucoma.
La forma crónica en sus distintos tipos se caracteriza, aparte de la pérdida de visión, por una reducida extensión de del campo visual y de la visión nocturna, y por algunos dolores de cabeza.
Esta enfermedad del ojo se caracteriza por la acumulación del líquido en el ojo. Puede ser un problema grave que si no se soluciona a tiempo, puede llegar a perderse la visión.

Traumatismos Oculares

Heridas

En cualquier traumatismo del globo ocular lo más importante es llevar al accidentado con un especialista. Cualquier retraso puede agravar el pronóstico. El traslado del traumatizado debe hacerse con todo cuidado, moviéndolo lo menos posible y con los dos ojos tapados con un apósito estéril. En caso de no tener esta clase de material se taparán con un paño lo más limpio posible. No hay que olvidar que la peor complicación que puede tener las heridas oculares, sobre todo si son penetrantes, es la infección. Las heridas oculares pueden ser muy diversas, desde arañazos, hasta el estallido del globo ocular. En general, la gravedad depende del lugar donde asienta la lesión. Las más graves son las que afectan la región del cuerpo ciliar, a la córnea, la retina y sobre todo el cristalino. Cuando la herida es muy profunda, suele afectar a todos estos, por lo cual el pronóstico es pésimo.
Las complicaciones de las heridas oculares más frecuentes son, aparte de la infección, las hemorragias intraoculares, las cataratas traumáticas y el desprendimiento de la retina.

Cuerpos Extraños

La introducción de cuerpos extraños es muy frecuente. Su acción depende del tamaño, localización, velocidad de penetración y naturaleza. Cuando son superficiales y no están enclavadas en el ojo pueden ser extraídos con facilidad por cualquier persona con ayuda de una barrita de cristal estéril o de cualquier otro instrumento semejante. Cuando se encuentran enclavadas debe recurrirse a un especialista, quien extraerá el cuerpo extraño en las debidas condiciones y tomará las debidas precauciones para evitar infecciones.
Los cuerpos intraoculares más difíciles de extraer quizás son las de maderas y las de piedras, por no ser metálicos (que se extraen con electroimanes especiales y no a mano) y por no poder se observadas a través de rayos X.

Quemaduras

Estas lesiones pueden ser de distintos tipos según sea el agente vulnerable. Las más frecuentes se deben a la acción de materiales, muy calientes, como el aceite o el agua hirviendo, o a su acción química corrosiva como son la que tienen carácter ácido o alcalino muy acentuado (ácidos sulfúricos, clorhídricos, nítrico, sosa cáustica, etc.)
Como en todo traumatismo ocular, la gravedad de las lesiones depende de la naturaleza del agente productor, de las estructuras oculares afectadas y del tiempo de contacto con el ojo.
Es fundamental que el profano se abstenga de usar colirios o pomadas oculares en estos casos, como medida de urgencia siempre es preferible el agua común o mineral.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Cirugía ocular con láser (LASIK)

Cirugía ocular con láser (LASIK)

Cirugía Ocular con Lasser (LASIK)Para muchas personas, la cirugía ocular con láser puede corregir su visión lo que ya no necesita gafas o lentes de contacto. Cirugía ocular con láser da nueva forma a la córnea, la parte frontal transparente del ojo. Esto cambia su capacidad de enfoque.
Hay diferentes tipos de cirugía ocular con láser. LASIK – asistida por láser in situ keratomileusis – es uno de los más comunes. Muchos pacientes que tienen LASIK terminan con una visión de 20/20. Pero, al igual que todos los procedimientos médicos, se  tiene riesgos y beneficios. Sólo su oculista puede decir si usted es un buen candidato para la cirugía ocular con láser.
Es una cirugía de ojo hecho con un láser para ayudar a ver mejor. El láser hace unos cortes pequeños que cambian la forma de la cubierta transparente sobre el ojo: la córnea. Si se hace bien, puede reducir la necesidad de una de  gafas o lentes de contacto.
La mayoría de los pacientes están muy satisfechos con los resultados. Pero hay riesgos, como en toda cirugía.

Qué hacer antes de una cirugía ocular con lasser (LASIK)

•    Encontrar el médico adecuado.
•    Costo – La mayoría de seguros médicos no pagan por este tipo de cirugías.
•    LASIK no va a funcionar bien si su visión cambia a menudo. ¿Ha necesitado un cambio en sus lentes de contacto o anteojos en el último año?

Cambios en la visión es más probable si usted:

•    Tiene  20 años de edad
•    Diabéticos o con otras enfermedades
•    Embarazadas o en periodo de lactancia
•    Que están tomando medicamentos que causan cambios en la visión, como los esteroides
•    Cirugía ocular con láser no es una buena opción para personas que practican deportes de contacto. Ejemplos: boxeo, lucha libre, artes marciales
•    La cirugía con láser no está aprobada para cualquier persona menor de 18 años de edad.
•    Algunos puestos de trabajo no permiten que los trabajadores tengan ciertos tipos de cirugía ocular. Consulte con su jefe para asegurarse.

Cosas que su médico debe saber  antes de la cirugía

Su médico necesita saber si usted tiene cualquiera de estas condiciones:
•    Pasados o actuales enfermedades de los ojos, como glaucoma e hipertensión ocular.
•    Lesiones en los ojos u otra cirugía ocular con láser.
•    Pupilas grandes, córneas delgadas u ojos secos.

Encontrar el médico idóneo es muy importante

Hágase estas preguntas antes de elegir a un médico:
•    Experiencia: ¿Cuántas cirugías de LASIK tiene este doctor hace con el mismo láser?
•    Equipo: ¿Tiene este médico utiliza un láser aprobado por la FDA?
•    Información: ¿Tiene este médico se toma el tiempo para contestar todas sus preguntas? ¿Se siente a gusto dar y recibir información con este médico?

Antes de la cirugía:

•    Su médico le debe brindar información y  obtener respuestas a todas sus preguntas.
•    Hágase un examen detallado del ojo.
•    Plan de no conducir ni trabajar inmediatamente después de la cirugía.

Después de la cirugía:

•    Tome por lo menos dos días sin trabajo para  descansar y reponerse.
•    Sentirá algo de dolor durante unos días.
•    Usted no será capaz de ver claramente por unos días. Los resultados finales podrían demorar meses.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)