Tag Archives: vejiga

Disuria

Disuria

DisuriaLa disuria es el término médico para el dolor o molestia al orinar. Es una sensación de ardor, es comúnmente causada por infecciones bacterianas e el tracto urinario.
El dolor al orinar es el síntoma más común de una infección del tracto urinario, especialmente en las mujeres. En los hombres, las infecciones del tracto urinario son menos comunes, por lo que al orinar es más comúnmente causada por uretritis y ciertas condiciones de la próstata
La infección suele comenzar cuando la bacteria entra por la uretra durante las relaciones sexuales. Las bacterias también pueden entrar en la uretra en mujeres y niñas que limpian con papel higiénico de atrás hacia adelante. En los hombres mayores de 50 años, la infección de la vejiga por lo general se asocia con un agrandamiento o infección de la próstata.

Causas

El dolor al orinar puede ser causado por una serie de condiciones y ciertas sustancias, incluyendo:
• Cálculos en la vejiga
• Clamidia
• Cistitis (infección de la vejiga)
• Fármacos, tales como los utilizados en el tratamiento del cáncer, que causan irritación en la vejiga como un efecto secundario
• El herpes genital
• Gonorrea
• Los ingredientes de los productos de cuidado personal, como jabones o perfumes
• Infección del riñón
• Cálculos renales
• La prostatitis (inflamación de la próstata)
• Enfermedades de transmisión sexual
• Vaginitis (infección vaginal)
• Uretritis (infección de la uretra)
• Infección del tracto urinario
• Infección por levaduras (vaginal)

Síntomas

Dependiendo de la causa de la disuria, puede haber otros síntomas además de dolor al orinar. Los síntomas pueden incluir:

  • Infección del tracto urinario inferior (cistitis): Micción frecuente, una urgencia de orinar, pérdida del control de la vejiga, dolor en la parte frontal inferior del abdomen (cerca de la vejiga), orina turbia que puede tener un olor fuerte, sangre en la orina.
  • Infección del tracto urinario superior (pielonefritis): Dolor en la espalda superior, fiebre alta con escalofríos, náuseas y vómitos, orina turbia, micción frecuente, una urgencia de orinar.
  • Uretritis: Secreción de la uretra, enrojecimiento alrededor de la abertura de la uretra, necesidad frecuente de orinar, flujo vaginal. Las personas con uretritis que proviene de una enfermedad de transmisión sexual a menudo no tienen ningún síntoma.
  • Vaginitis: Dolor o picazón en la vagina, flujo vaginal anormal o con mal olor, dolor o molestias durante las relaciones sexuales

Diagnóstico

Muchas personas tienen episodios ocasionales de malestar breve cuando comienzan a orinar. Por lo general, esto es causado por la irritación y no necesita ser tratado. Sin embargo, se debe consultar con un profesional de la salud si el dolor al orinar dura más tiempo, es grave o si sigue ocurriendo.
El médico investigará acerca de los síntomas y hábitos personales y sexuales. Realizará un examen físico, para cerciorarse si tiene sensibilidad en los riñones y para examinar sus genitales. En las mujeres, esto puede incluir un examen pélvico. En los hombres con problemas de próstata sospechoso, puede realizarse un examen rectal digital.
El médico procederá a cerciorarse si tiene una infección vesical simple, que habitualmente puede confirmar esto con un análisis de orina.
Si el médico sospecha una infección renal, se tomará una muestra de orina para identificar las especies de bacterias. Si se tiene fiebre, una muestra de sangre puede ser probada en un laboratorio para detectar bacterias en la sangre.

Tratamiento

El tratamiento de la disuria depende de su causa:
Cistitis y pielonefritis:  Estas infecciones, generalmente causadas por bacterias, se pueden curar con antibióticos por vía oral. Los antibióticos pueden administrarse vía intravenosa para pielonefritis grave con fiebre alta, escalofríos y vómitos.

Uretritis : La uretritis es tratada con antibióticos. El tipo de antibiótico utilizado depende de la infección.
Vaginitis: Tricomoniasis y vaginosis bacteriana se trata con antibióticos. Las infecciones por hongos se tratan con medicamentos antimicóticos, ya sea en forma de pastilla por vía oral o en forma de supositorio o crema vaginal.
Si es sexualmente activa y está recibiendo tratamiento para la disuria causada por una enfermedad de transmisión sexual, sus parejas sexuales deben también ser tratadas.

Prevención

Para ayudar a prevenir la disuria causada por cistitis o pielonefritis, deberá tomar varios vasos de agua cada día para limpiar el tracto urinario. Las mujeres deben tomar las debidas medidas de higiene y utilizar el papel de adelante hacia atrás después de defecar. Además, deben orinar inmediatamente después del coito para eliminar las bacterias lejos de la uretra. Esto ayuda a evitar que las bacterias se muevan dentro de la vejiga.
Para evitar disuria causada por la irritación, las mujeres deben mantener el área genital limpia y seca, cambiar los tampones y toallas sanitarias con frecuencia y evitar el uso de jabones irritantes, aerosoles vaginales y duchas. Para evitar la irritación en niñas, limite los baños de burbujas, lávese las partes genitales de las niñas bien pero con suavidad después de jugar en la arena y tener cuidado de no jugar por más tiempo con el traje de baño, todo lo cual puede conducir a irritación y enrojecimiento de la vulva (vulvitis).
Para ayudar a prevenir la disuria causada por enfermedades de transmisión sexual, la práctica de sexo seguro. Esto incluye utilización de preservativos siempre a menos que tenga una sola pareja sexual estable.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Uropatía Obstructiva

Uropatía Obstructiva

La Uropatía obstructiva es una condición en la que se obstruye el flujo de la orina, haciendo que éste se represe y lesione uno o ambos riñones.

Causas

La uropatía obstructiva se produce cuando la orina no puede drenar a través de un uréter (conducto que transporta la orina desde los riñones hasta la vejiga). La orina se acumula en el riñón y hace que se hinchen (hidronefrosis).
Esta enfermedad se clasifica en función de si afecta a uno o ambos riñones, y si se presenta súbitamente o es a largo plazo:
•    Crónica Uropatía obstructiva unilateral – Uropatía a largo plazo que afecta a un riñón
•    Uropatía obstructiva bilateral crónica – Uropatía a largo plazo que afecta a ambos riñones
•    Uropatía obstructiva unilateral aguda – Uropatía súbita que afecta a uno de los riñones
•    Uropatía obstructiva bilateral aguda – Uropatía súbita que afecta a ambos riñones
Las causas más comunes de la Uropatía obstructiva incluyen las siguientes:
•    Piedras de las vías urinarias
Los cálculos ureterales
Cálculos en la vejiga
•    Los tumores del tracto urinario
•    La fibrosis retroperitoneal
•    La hiperplasia prostática benigna (agrandamiento de la próstata)
•    Los tumores de los órganos cercanos
•    La vejiga o cáncer de uréter
•    El cáncer de colon
•    El cáncer cervical
•    El cáncer uterino
•    Cualquier cáncer que se disemina
•    Idiopática hidronefrosis del embarazo

Síntomas

Los síntomas asociados con la uropatía obstructiva varían dependiendo de si la obstrucción es aguda o crónica, ya sea unilateral o bilateral, ya sea total o parcial y qué lo causó. Los síntomas comunes de la uropatía obstructiva incluyen las siguientes:
•    Dolor en el flanco
Unilateral o bilateral
Cólico o severo
•    Infección del tracto urinario
•    Fiebre
•    Dificultad o dolor al orinar
•    Náuseas o vómitos
•    La insuficiencia renal
•    El aumento de peso o hinchazón (edema)
•    Disminución del gasto urinario
•    La sangre en la orina

Diagnóstico

El diagnóstico de la uropatía obstructiva se hace en los estudios de imagen. Estudios radiográficos comunes utilizados para diagnosticar la uropatía obstructiva incluyen:
•    La ecografía abdominal
•    Tomografía computarizada del abdomen
•    Pielografía intravenosa (PIV)
•    Cistouretrografía miccional
•    Gammagrafía renal

Tratamiento

Los stents o drenajes colocados en el uréter o en la pelvis renal pueden brindar alivio a corto plazo de los síntomas. Tubos de nefrostomía, que drenan la orina desde los riñones a través de la espalda, pueden ser utilizadas para eludir la obstrucción. Un catéter de Foley, insertado a través de la uretra, también puede ser útil.
Aunque el alivio temporal de la obstrucción se puede alcanzar sin cirugía, la causa de la obstrucción se debe quitar y reparar el aparato urinario. El alivio a largo plazo de la uropatía obstructiva requiere una cirugía.
Expectativas (pronóstico)
Si una obstrucción aguda se diagnostica y corrige rápidamente, el daño renal es mínimo o reversible – independientemente de si es unilateral o bilateral.
Si la obstrucción unilateral crónica no se alivia rápidamente, podría haber un daño permanente en el riñón. La obstrucción unilateral crónica usualmente no causa insuficiencia renal, porque la mayoría de los pacientes tienen la función normal del riñón otros.
La obstrucción bilateral crónica puede conducir a insuficiencia renal, debido a que ambos riñones pueden resultar dañados y no funcionar incluso después de corregida la obstrucción.

Posibles complicaciones

La uropatía obstructiva puede causar daño permanente y severo a los riñones, ocasionando insuficiencia renal. La uropatía obstructiva causada por la obstrucción del tracto urinario inferior puede dar lugar a daño permanente y severo a la vejiga, dando lugar a problemas como la incontinencia y retención urinaria.

Prevención

La Uropatía obstructiva se puede prevenir abordando cualquiera de los trastornos subyacentes que puedan ocasionar.
Póngase en contacto con médico si se presentan síntomas de Uropatía obstructiva o cree que puede estar sufriendo de esta condición.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Adenoma de próstata o hiperplasia benigna de próstata

Adenoma de próstata

También conocida como hiperplasia benigna de próstata, es una enfermedad común en hombres mayores de 50 años de edad. Se compone de un aumento en el tamaño de la próstata que ejerce presión sobre la uretra, es decir, el conducto que comunica la vejiga con el exterior del cuerpo, y causa problemas urinarios.
Adenoma de próstata, así como todas las enfermedades del tracto urinario inferior (prostatitis aguda y crónica, cáncer de próstata, cistitis, uretritis) puede conducir a la limitación de las actividades diarias normales y estilo de vida implica la adaptación de acuerdo a los problemas urinarios. Las complicaciones de la enfermedad incluyen: cálculos en la vejiga, que es el resultado del estancamiento de la orina en la vejiga y la presencia de un obstáculo en el camino de la aprobación de la gestión, la inflamación del adenoma de próstata, infecciones del tracto urinario, la epididimitis aguda, etc.

Causas

Adenoma de próstata es el tumor benigno más común de los hombres mayores de 50 años, desarrollado debido a una deficiencia en la actividad testicular;  no se manifiesta en pacientes con disminución de la actividad de la glándula pituitaria o en aquellos que se sometieron a cirugía de la vasectomía (resección de los conductos deferentes a través del cual los espermatozoides llegan desde el epidídimo hasta la uretra posterior) antes de la edad de 40 años. La aparición de el adenoma de próstata se considera una alteración del metabolismo, uno de los factores están representados por la testosterona.
La evolución natural permite la clasificación en tres etapas:
• Fase microscópica
• Fase macroscópica
• Estadio clínico (manifestado)

Diagnóstico

En base a lo que le aqueja,  el paciente se debe realizar el  primer examen médico específico para el adenoma  (examen rectal de la próstata). Para aclarar el diagnóstico y determinar el tamaño del adenoma y el grado de alteración al orinar, comúnmente se le puede realizar un ultrasonido.
El ultrasonido ayuda a determinar el tamaño del adenoma de próstata, la presencia de nódulos y concreciones en su interior. También  ayuda a elegir un tratamiento correctamente. Igualmente el  ultrasonido ayuda a examinar el estado de la vejiga, la presencia de orina residual (una parte de la orina que permanecen en la vejiga después de orinar), el estado de los riñones y los uréteres.

Síntomas

La cápsula prostática es elástica y cuando la glándula aumenta de tamaño comprime la uretra (el canal a través del cual se elimina la orina desde la vejiga). La expulsión de la orina desde la vejiga se logra con la contracción muscular y la presión músculos abdominales. La aparición de adenoma de próstata conduce a cambios en la micción natural, así, la micción se torna más difícil, más frecuente, pero de forma incompleta (gota a gota, la vejiga no se vacía completamente). Normalmente, los residuos líquidos de la  vejiga son de 20-40 cm, pero en la hiperplasia benigna de próstata cuando lo que se conoce como vejiga de combate, pueden alcanzar los 100 cm. Por supuesto, la presencia y la persistencia de este remanente de orina sin evacuar favorece las infecciones bacterianas.
Otros síntomas:
  • Frecuencia urinaria (necesidad de orinar con frecuencia)
  • Flujo urinario intermitente
  • Nicturia (micción nocturna frecuente) Las personas que tienen Nicturia no descansan correctamente debido a la frecuente interrupción del sueño de ir al baño.
  • Incontinencia urinaria
  • Retención urinaria
  • Disuria (ardor molestias al orinar)
  • Dolor
  • A veces, hematuria (presencia de sangre o glóbulos rojos en la orina).

Tratamiento

Tratamiento quirúrgico
10-15% de los pacientes con adenoma de próstata benigna necesitan de cirugía, el resto puede tratarse con  medicamentos para reducir los trastornos al orinar. El objetivo inmediato es reducir el volumen de la glándula para orinar con facilidad, la evacuación de la vejiga, y lo más importante para reducir el riesgo de cálculos, pólipos, diverticulitis, infecciones o cáncer, los problemas locales que eventualmente puede conducir a la pérdida de la función renal.
Adenomectomía-patológico se extrae tejido de la próstata para examinar.
tratamiento endoscópico. La resección transuretral del adenoma de próstata utiliza un cable eléctrico para la fragmentación del adenoma. Si esto ocurre, el síndrome de post-operatorio es el resultado de la absorción de fluido de irrigación (usado continuamente durante el procedimiento), que entra en la circulación causando hipervolemia y hemólisis.
Transuretral electro-vaporización de la próstata. Similar a la descrita anteriormente, la diferencia consiste en que el bucle que se utiliza en esta intervención con una intensidad de corriente de alrededor de 290 vatios para vaporizar el tejido, la disección y la hemostasia (detención del  sangrado). El procedimiento es superior debido a la facilidad de manipulación y la ausencia de riesgo de hemorragia.
Tratamiento farmacológico
es un proceso dependiente de los andrógenos, el tratamiento farmacológico tiene como objetivo el componente hormonal de la enfermedad. La finasterida es el responsable de la inhibición de la 5-alfa reductasa, la enzima responsable de la conversión de la testosterona en dihidrotestosterona (DHT), y reduce significativamente los síntomas. Los Alfa- bloqueadores adrenérgicos rápidamente determinan un aumento en la producción de orina, lucha contra el complejo de la enzima aromatasa que  se encarga de transformar las hormonas andrógenos en estrógenos.

Prevención

Para evitar la oxidación y la inflamación crónica de la próstata con una dieta equilibrada es recomendable. Un elemento de  reducción del riesgo asociado con el cáncer de próstata es el licopeno, que se encuentra en la pasta de tomate con aceite de oliva. El té verde también es un excelente antioxidante. La ingesta constante de la soja o sus derivados parecen ser la razón, en las poblaciones asiáticas, grandes consumidores de esta planta, en la que hay una muy baja incidencia de cáncer de próstata. El núcleo de las semillas de calabaza, ingeridas crudas y sin sal agregada, parece tener efectos beneficiosos en la prostatitis crónica, así como el uso calabacín.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

PIELONEFRITIS O INFECCIÓN URINARIA ALTA

PIELONEFRITIS O INFECCIÓN URINARIA ALTA

Es una infección del riñón y de las vías urinarias (las vías de salida de la orina desde el riñón hacia la vejiga).

Causas

La pielonefritis se presenta con más frecuencia como resultado de una infección urinaria, particularmente en presencia de reflujo de orina ocasional o constante de la vejiga hacia los uréteres o un área llamada la pelvis renal.

Diagnóstico

El diagnóstico de pielonefritis se basa primordialmente en el interrogatorio, el examen físico, el examen microscópico del sedimento urinario y el urocultivo.
Las imágenes radiográficas son útiles para delinear la silueta renal y detectar anomalías que afecten el tratamiento (anomalías congénitas, cálculos renales, hipertrofia prostática). En los pacientes con pielonefritis aguda se realiza ecografía renal para excluir la presencia de obstrucción o absceso.
El estudio más sensible para detectar pielonefritis bacteriana aguda es la gammagrafía con radioisótopos usando tecnecio 99 m succiner o 99 m gluceptato. La sensibilidad es del 80-85% y la especificidad del 81%.

Síntomas

• Malestar general
• Fiebre: Mayor de 39°C (102°F); persiste durante más de dos días
• Escalofríos
• Dolor del costado o de espalda
• Dolor abdominal (ocurre ocasionalmente)
• Náuseas y vómitos
• Dolor al orinar
• Necesidad de orinar muy a menudo, por la noche, etc.
• Color de la orina turbio o anormal
• Sangre en la orina
• Fuerte olor de la orina

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son:
• Controlar la infección
• Reducir los síntomas
Debido a la alta tasa de mortalidad en la población de edad avanzada y al riesgo de complicaciones, se recomienda realizar un tratamiento oportuno. Los síntomas súbitos (agudos) por lo general desaparecen al cabo de 48 a 72 horas después del tratamiento adecuado.
El médico seleccionará los antibióticos apropiados después de identificar en un urocultivo las bacterias que están causando la infección. En los casos agudos, uno puede recibir una tanda de antibióticos de 10 a 14 días.
Si usted tiene una infección severa o no puede tomar antibióticos por vía oral, al principio se le pueden administrar antibióticos por vía intravenosa.
La pielonefritis crónica puede requerir terapia antibiótica a largo plazo y es indispensable que se termine la terapia completa de los antibióticos prescritos.
Entre los antibióticos comúnmente utilizados están los siguientes:
• Amoxicilina
• Cefalosporina
• Levofloxacina y ciprofloxacina
• Sulfamidas como el sulfisoxazol/trimetoprima

Prevención

Para ayudar a prevenir la pielonefritis si tuvo episodios anteriores o tiene riesgo de tenerla:
  • Beba varios vasos de agua por día: los líquidos detienen el crecimiento de las bacterias que causan infección al purgar sus vías urinarias. El agua también ayuda a prevenir los cálculos renales, que pueden incrementar el riesgo de pielonefritis.
  • Si es mujer, límpiese desde adelante hacia atrás: para evitar la diseminación de las bacterias intestinales y de la piel desde el recto hacia las vías urinarias, las mujeres deberían siempre limpiarse con papel higiénico desde adelante hacia atrás después de defecar.
  • Disminuya la diseminación de bacterias en las relaciones sexuales: las mujeres deberían orinar después de tener relaciones sexuales para expulsar las bacterias de la vejiga. Algunas mujeres que tienen frecuentes infecciones urinarias después de las relaciones sexuales pueden tomar antibióticos antes de tener relaciones para prevenir la infección.
  • Alimentos recomendados: Los alimentos que puede ir incluyendo en Su dieta son: vegetales crudos, jugos de vegetales, frutas (sin combinarlas con nada más, comerlas solas y con el estómago vacío), cereales y granos integrales, legumbres, semillas y leches y aceites vegetales. Todos estos alimentos ayudaran a nutrir el cuerpo y a revitalizar el sistema inmune, ayudándole al cuerpo a generar sus propias defensas. Además, mantendrán al cuerpo libre de toxinas.
  • Alimentos no recomendados para la Pielonefritis: Es importante hacer un máximo esfuerzo para erradicar productos de procedencia animal como el queso, leche, carnes, huevo, etc. También deben excluirse harinas y azúcares refinados, comida chatarra o procesada, así como lo frito. Todo esto sólo aumenta las toxinas en el cuerpo y hace muy difícil la desaparición de cualquier infección. Evita además el consumo de irritantes, alcohol picantes y vinagres.
Dieta previa:
Lo primero para sanar cualquier infección es depurar el cuerpo de toda sustancia tóxica y desecho innecesario. Para esto, lo mejor es iniciar una dieta depurativa. En jóvenes y adultos se recomienda seguir la dieta de los cítricos para limpiar sangre e intestinos a profundidad y así evitar la proliferación de la infección.
Si hay un problema estructural con el sistema urinario, como obstrucción por un cálculo o una anomalía en el desarrollo, puede hacerse una cirugía para restablecer la función urinaria normal y prevenir futuros episodios de pielonefritis.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Cuando su hijo moja la cama

Lo que usted debe saber si su hijo moja la cama

La enuresis infantil

Muchos niños mojan la cama hasta que tienen 5 años de edad, o incluso más. En la mayoría de los casos, la causa es física y no es culpa del niño.
Algunas causas posibles son:
•    Puede que la vejiga sea demasiado pequeña y no pueda aguantar una cantidad de orina normal.
•    El cuerpo produce demasiada orina mientras el niño duerme. Esto causa que la vejiga se llene antes de que termine la noche.
•    El niño duerme demasiado profundamente y no se despierta para ir al baño.
•    A algunos niños les toma más tiempo aprender a controlar la vejiga.
•    Puede que una infección o una enfermedad del sistema nervioso haga que los niños mojen la cama. Las enfermedades del sistema nervioso a menudo hacen que los niños también se mojen durante el día.
•    Si ambos padres mojaban la cama cuando niños, es probable que su hijo tenga el mismo problema. Pero si sólo uno de los padres mojaba la cama, la probabilidad de que el hijo lo haga es sólo del 50%. Algunos niños mojan la cama aunque ninguno de sus padres haya tenido ese problema.

También es posible que un niño que no se ha mojado en meses o incluso años comience a mojar nuevamente la cama. Esto puede pasar cuando un niño tiene estrés emocional. Algunas cosas que pueden causar estrés emocional en los niños son
•    perder a un ser querido
•    problemas en la escuela
•    un nuevo hermano
•    que los padres les enseñen a ir al baño a una edad demasiada temprana
Recuerde siempre que los niños no mojan la cama a propósito. Es un problema médico, no un problema de conducta. Regañar y castigar a un niño no lo ayudará a dejar de mojar la cama.

Cómo ayudar a su hijo a no mojarse

Ayudar a un niño a no mojarse por lo general no es fácil. Pero existen algunas cosas que pueden ayudar a mejorar la situación.
•    Trate de no dar bebidas a su hijo antes de que se vaya a la cama.
•    No ofrezca a su hijo bebidas con cafeína como sodas (gaseosas). Estas bebidas hacen que el cuerpo produzca orina más rápidamente.
•    Ofrezca a su hijo sólo una bebida junto con la cena. Explíquele que será lo último que beberá antes de irse a la cama.
•    Asegúrese de que su hijo vaya al baño justo antes de acostarse.
Aunque usted haga estas cosas, puede que su hijo siga mojando la cama. Pero son un buen punto para comenzar.

Tenga en cuenta también que probablemente su hijo se sienta mal porque moja la cama. Para lograr que su hijo se sienta mejor, puede hacer lo siguiente:
•    Explique a su hijo que no tiene la culpa.
•    Pida a su hijo que le ayude a quitar las sábanas mojadas y a ponerlas en la lavadora. Pero no lo haga a modo de castigo.
•    Felicite a su hijo las noches en que no moja la cama.
•    Tenga paciencia. Con el tiempo, la mayoría de los niños dejan de mojar la cama. Algunos niños simplemente tardan más que otros.

Cuándo llevar a su hijo al médico

Si su hijo tiene menos de 5 años:
No se preocupe si su hijo moja la cama. Muchos niños no dejan de mojar la cama durante la noche hasta los 7 años. La mayoría de los niños dejan de mojar la cama sin ayuda.
Si su hijo moja la cama una sola vez, no debe preocuparse, ni siquiera si el niño es grande.
Si su hijo tiene 5 o 6 años:
Si su hijo moja la cama tanto de día como de noche, deberá llevarlo al médico.
Si su hijo tiene 7 años o más:
Si su hijo moja la cama más de dos o tres veces por semana, es posible que un médico pueda ayudarlo.

Durante la cita médica, el médico

•    hará preguntas sobre la salud de su hijo
•    preguntará sobre los detalles del problema de su hijo
•    probablemente tome una muestra de orina de su hijo (la muestra se usa para buscar signos de infección)
•    revisará los reflejos de las piernas y pies del niño (para detectar daños en los nervios)
•    determinará si el problema es un signo de diabetes (la diabetes puede hacer que una persona orine con frecuencia)
•    le recetará medicinas (si su hijo tiene una infección)
En la mayoría de los casos, el médico descubre que el niño es normal y está sano. Si su niño está sano, hay varias formas para ayudarlo a dejar de mojar la cama.

Tratamientos para ayudar a su hijo a no mojarse

Hable con el médico sobre las formas de ayudar a su hijo. Existen muchas opciones. Permita que su hijo ayude a decidir cuáles probar.
Control de la vejiga
Si enseña a su hijo a controlar la vejiga, podrá retener la orina por más tiempo. Los siguientes pasos pueden ayudarle a enseñar a su hijo a controlar la vejiga:
Primero: Anote cuántas veces orina su hijo durante el día.
Segundo: Anote cuánto tiempo pasa entre cada ida al baño.
Tercero: Después de uno o dos días, haga que su hijo espere 15 minutos más antes de ir al baño. Si el niño normalmente va al baño a las 3:30 p.m., hágalo esperar hasta las 3:45.
Cuarto: Aumente poco a poco la cantidad de tiempo que su hijo espera para volver al baño.
Este método está diseñado para niños con vejigas pequeñas. Ayuda a estirar la vejiga para que pueda retener más orina. Requiere alguna paciencia. Aprender a controlar la vejiga puede tomar varias semanas, o incluso meses.
Sensor de humedad
Se puede colocar un pequeño sensor de humedad en la cama o en la ropa interior del niño. El sensor hace un sonido (como un timbre o un zumbido) cuando caen las primeras gotas de orina. El sonido despierta al niño. Su hijo podrá entonces aguantar la orina, levantarse e ir al baño. Despertarse también enseña al niño cómo se siente la vejiga cuando está llena.

Medicinas

Existen dos tipos de medicinas para tratar a los niños que mojan la cama:
•    Un tipo de medicina hace que el cuerpo produzca orina más lentamente.
•    El otro tipo de medicina ayuda a que la vejiga se relaje, para que pueda aguantar más orina.
Estas medicinas suelen funcionar bien. Pero recuerde que su hijo tal vez comience a mojar la cama otra vez cuando deje de tomar las medicinas. Si esto ocurriera, dé la medicina al niño durante más tiempo.

Algunas cosas que debe recordar
•    Puede que los niños normales y sanos mojen la cama.
•    Si un niño moja la cama, es posible que sea signo de infección u otros problemas.
•    Muchos niños dejan de mojar la cama por las noches alrededor de los 5 años de edad. A otros les toma más tiempo dejar de hacerlo.
•    Regañar y castigar a un niño no ayudará a que deje de mojar la cama.
•    Si su hijo tiene 7 años o más y moja la cama más de dos o tres veces por semana, es posible que un médico pueda ayudarlo.
•    Los tratamientos consisten en el control de la vejiga, sensores y medicinas.
•    La mayoría de los niños dejan de mojar la cama naturalmente sin necesidad de atención médica.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Descripción General de Cáncer de vejiga

El cáncer de la vejiga de aproximadamente el 90% de los cánceres del sistema colector urinario (pelvis renal, uréteres, vejiga, uretra). La vejiga es un órgano localizado en la cavidad pélvica que almacena la orina y las descargas. La orina es producida por los riñones, llevada a la vejiga por los uréteres, y se descarga desde la vejiga a través de la uretra
El cáncer de vejiga generalmente se origina en el revestimiento de la vejiga, que consiste en una capa mucosa de las células superficiales que se expanden y desinflar (células epiteliales de transición), el músculo liso, y una capa fibrosa. Los tumores se clasifican de la etapa baja (superficial) o en etapas (músculo invasores).

En los países industrializados (por ejemplo, los Estados Unidos, Canadá, Francia), más del 90% de los casos se originan en las células epiteliales de transición (llamado carcinoma de células transicionales; TCC). En los países en desarrollo, el 75% de los casos son carcinomas de células escamosas causada por Schistosoma haematobium (organismo parásito) infección. tipos raros de cáncer de vejiga incluyen el carcinoma de células pequeñas, carcinosarcoma, el linfoma primario, y el sarcoma.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, la incidencia más alta de cáncer de vejiga se produce en los países industrializados como los Estados Unidos, Canadá y Francia. La incidencia es más baja en Asia y América del Sur, donde es de un 70% más bajos que en los Estados Unidos.

La incidencia de cáncer de vejiga aumenta con la edad. Las personas mayores de 70 años desarrollan la enfermedad 2 a 3 veces más frecuentemente que las personas de 55-69 y de 15 a 20 veces más a menudo que las personas de 30-54.

El cáncer de vejiga es de 2 a 3 veces más común en los hombres. En los Estados Unidos, aproximadamente 38.000 hombres y 15.000 son mujeres diagnosticadas con la enfermedad cada año. El cáncer de vejiga es el cuarto tipo más común de cáncer en hombres y el octavo tipo más común en las mujeres. La enfermedad es más frecuente en caucásicos que en afroamericanos y los hispanos.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)