Tag Archives: vaso sanguíneo

Aneurisma aórtico

 

Aneurisma aórtico

Aneurisma aórticoUn aneurisma aórtico es un abultamiento anormal que se produce en la pared del vaso sanguíneo principal (aorta) que lleva la sangre desde el corazón a todo el cuerpo. Los aneurismas aórticos pueden ocurrir en cualquier parte de la aorta y pueden estar en forma de tubo (fusiforme) o redondo (sacular).
Los aneurismas aórticos incluyen:
Aneurisma aórtico abdominal: se produce a lo largo de la parte de la aorta que pasa a través del abdomen.
Aneurisma de la aorta torácica: se produce a lo largo de la parte de la aorta que pasa a través de la cavidad torácica.
En algunos casos, un individuo puede tener un aneurisma aórtico abdominal y un aneurisma de la aorta torácica.
Tener un aneurisma aórtico incrementa el riesgo de desarrollar una disección aórtica, la cual se produce cuando se desarrolla un desgarro en la capa interna de la pared de la aorta. Tener un aneurisma aórtico también aumenta el riesgo de que el aneurisma puede reventar (rotura).

Causas

Los aneurismas aórticos pueden ser causados por:
La aterosclerosis o endurecimiento de las arterias, lo que debilita las paredes arteriales.
• La hipertensión (presión arterial alta).
• Lesión local a la arteria.
• Anormalidad congénita. Una serie de condiciones, tales como el síndrome de Marfan o válvulas aórticas bicúspides están presentes al nacer y puede causar debilidad de las paredes de las arterias.
• Envejecimiento
• La sífilis solía ser una causa común de aneurismas torácicos, pero ya no es tan común.

Síntomas

Los aneurismas aórticos a menudo causan ningún síntoma en absoluto. Pero si está presente, los síntomas incluyen:
• Dolor desgarrante en el pecho, el abdomen y / o medio de la espalda, entre los hombros .
• Pueden causar dificultad para respirar, ronquera, tos (debido a la presión sobre los pulmones y las vías respiratorias), y dificultad para tragar (presión en el esófago )
• La rotura de un aneurisma puede causar pérdida de la conciencia, derrame cerebral , shock o un ataque al corazón

Dagnóstico

El diagnóstico de un aneurisma aórtico es difícil porque a menudo no hay síntomas. Un aneurisma abdominal se siente como una masa pulsátil en el estómago; asimismo puede causar soplo en el corazón
Los aneurismas se encuentran en mayor riesgo de ruptura a medida que crecen. Si se detecta uno, debe ser monitoreado. Los exámenes para detectar los incluyen:
• Ultrasonido
• Angiografía (teñir examen para observar la aorta)
• La resonancia magnética (RM)
• La tomografía computarizada ( TC )

Tratamiento

Los aneurismas aórticos pequeños que no están causando ningún síntoma son monitoreados a través del tiempo hasta que se vuelven grandes y en un mayor riesgo de ruptura.
Cuando un aneurisma de la aorta es grande o asociado con síntomas, la sección debilitada del vaso puede ser eliminada y reemplazada con un injerto de material artificial quirúrgicamente. Si el aneurisma se encuentra cerca de la válvula aórtica, la sustitución de la válvula también se puede recomendar.
La reparación quirúrgica del aneurisma es complicado y requiere un equipo quirúrgico con experiencia. Sin embargo, dejando de lado un aneurisma presenta un riesgo mayor. La reparación requiere a tórax abierto o cirugía abdominal, la anestesia general y una estancia mínima de hospital de cinco días. Si se ha sometido a una cirugía para reparar un aneurisma, se recomienda adoptar el mismo estilo de vida saludable para el corazón dirigido por otros pacientes de cirugía cardíaca. Las nuevas técnicas para la reparación de aneurismas abdominales y torácicas implican la colocación de un injerto sin necesidad de cirugía y pueden beneficiar a los pacientes de mayor riesgo.

Prevención

Para evitar un posible aneurisma de aorta, las personas con aterosclerosis en otras partes del cuerpo ( enfermedad de la arteria coronaria o la arteria carótida bloqueo) deben hacerse exámenes regulares por el médico.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Hemorragia intracraneal

Hemorragia intracraneal

Una hemorragia cerebral es un tipo de accidente cerebrovascular. Es decir, la rotura de un vaso en el interior del cráneo. Se clasifican en:
• Hemorragias intraparenquimatosas o hematomas cerebrales: por rotura de los vasos que pasan por el interior del encéfalo
• Hemorragia subaracnoidea: sangrado en el espacio subaracnoideo donde normalmente circula líquido cefalorraquídeo (LCR).

Causas

Hay varios factores de riesgo y las causas de las hemorragias cerebrales. Los más comunes incluyen:

  • Trauma en la cabeza. Las lesiones son la causa más común de sangrado en el cerebro de los menores de 50 años.
  • La presión arterial alta. Esta condición crónica puede, durante un largo período de tiempo, debilitar las paredes de los vasos sanguíneos. La presión arterial alta no tratada es una de las principales causas prevenibles de las hemorragias cerebrales.
  • Aneurisma. Se trata de un debilitamiento en la pared de un vaso sanguíneo que se hincha. Se puede romper y sangrar dentro del cerebro, dando lugar a un accidente cerebrovascular.
  • Vasos sanguíneos anormales. Debilidades en los vasos sanguíneos en el cerebro y alrededor puede estar presente en el nacimiento y se diagnostica sólo si se desarrollan síntomas.
  • Angiopatía amiloide. Esta es una anormalidad de las paredes de los vasos sanguíneos que a veces se produce con el envejecimiento. Esto puede causar pequeños sangrados, desapercibidos antes de causar una gran hemorragia.
  • De sangre o trastornos hemorrágicos. La hemofilia y la anemia de células falciformes puede contribuir tanto a niveles bajos de plaquetas en la sangre.
  • La enfermedad hepática. Esta condición se asocia con aumento de la hemorragia en general.

Síntomas

Los síntomas de una hemorragia cerebral pueden variar. Dependen de la localización de la hemorragia, la gravedad de la hemorragia, y la cantidad de tejido afectado. Los síntomas pueden aparecer repentinamente o con el tiempo. Progresivamente, puede empeorar o aparecer de repente.
Si usted presenta alguno de los siguientes síntomas, es posible que tenga una hemorragia cerebral. Esta es una condición que amenaza la vida y usted debe llamar al médico o acudir a una sala de emergencias inmediatamente. Los síntomas incluyen:

  • Un dolor de cabeza intenso y repentino
  • convulsiones sin historia previa de convulsiones
  • debilidad en un brazo o una pierna
  • náuseas o vómitos
  • disminución de la alerta, letargo
  • cambios en la visión
  •  hormigueo o entumecimiento
  • dificultad para hablar o entender el lenguaje
  • dificultad para tragar
  • dificultad para escribir o leer
  •  pérdida de habilidades motoras finas, tales como temblores en las manos
  • pérdida de coordinación.
  • pérdida de equilibrio
  • un sentido anormal del gusto
  • pérdida de consciencia

Tenga en cuenta que muchos de estos síntomas suelen ser causados por otras condiciones distintas a las hemorragias cerebrales.

Diagnóstico

Una vez que vea a un médico, él puede determinar qué parte del cerebro está afectado en función de sus síntomas.
Los médicos pueden realizar una variedad de pruebas de imagen, tales como una tomografía computarizada, que puede revelar una hemorragia interna o la acumulación de sangre, o una resonancia magnética. Un examen neurológico o el examen de la vista, que puede mostrar inflamación del nervio óptico, también se puede realizar. Los análisis de sangre y una punción lumbar (punción raquídea) también pueden ser necesarios.

Tratamiento

El tratamiento de la hemorragia en el cerebro depende de la ubicación, la causa y la magnitud de la hemorragia. La cirugía puede ser necesaria para aliviar la hinchazón y prevenir el sangrado. Ciertos medicamentos también pueden ser prescritos. Estos incluyen analgésicos, corticoides o diuréticos para reducir la hinchazón y los anticonvulsivos para controlar las convulsiones. Productos de sangre o fluidos por vía intravenosa se puede administrar si es necesario.

Prevención

Debido a que la mayoría de las hemorragias cerebrales se asocian con factores de riesgo específicos, se puede minimizar el riesgo de las siguientes maneras:

  • Tratamiento de la presión arterial alta. Los estudios muestran que el 80% de los pacientes con hemorragia cerebral tienen un historial de presión arterial alta. Lo más importante que puede hacer es controlar supresión arterial con dieta, ejercicio y medicamentos.
  • No fume.
  • No use drogas. La cocaína, por ejemplo, puede aumentar el riesgo de sangrado en el cerebro. 
  • Conduzca con cuidado y use el cinturón de seguridad.
  • Si le gusta montar en moto, use siempre casco.
  • Investigar la cirugía correctiva. Si usted sufre de anomalías, tales como aneurismas, la cirugía puede ayudar a prevenir futuras hemorragias. 
  • Tenga cuidado con el medicamento Coumadin. Si usted toma este medicamento, también llamado warfarina, deberá tener un seguimiento regular con su médico para asegurarse de que sus niveles de sangre están en el rango correcto.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Aneurisma cerebral o aneurisma del cerebro

Aneurisma cerebral o aneurisma del cerebro

Un aneurisma cerebral o aneurisma del cerebro es una enfermedad cerebrovascular en la cual una “debilidad” en la pared de una arteria o vena ocasiona una dilatación o “abalonamiento” de un segmento localizado en la pared del vaso sanguíneo.

Causas

Los aneurismas cerebrales se producen por una debilidad de la pared de las arterias. Esa debilidad puede deberse a defectos de nacimiento de la pared de la arteria, a defectos producidos por variedades anatómicas de las arterias que hacen que haya un flujo anormalmente alto de sangre por un punto determinado (habitualmente los aneurismas se producen en las bifurcaciones o donde salen ramas del tronco principal) y por algunos tóxicos, entre los cuales destaca el tabaco. Ocasionalmente, pueden deberse a un problema hereditario con trastorno de los tejidos conjuntivos (por ejemplo en la poliquistosis renal o en el síndrome de Ellen-Danlos), a una infección o incluso a un traumatismo (por ejemplo, una herida penetrante en el cerebro que lesiona la pared de una arteria).

Diagnóstico

Para detectar los aneurismas, se utilizan varias pruebas de imagenología, como la angiografía de rayos X, las imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés), o la tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés). Los síntomas de un aneurisma dependen de la localización de la anormalidad. Un aneurisma en el cerebro puede causar dolor de cabeza y visión borrosa. Cuanto mayor sea el tamaño del aneurisma, mayor será la probabilidad de ruptura.

Síntomas

Los síntomas asociados al aneurisma cerebral no suelen presentarse hasta que este es muy grande o estalla. Al crecer pueden llegar a comprimir nervios y tejidos, provocando en este caso síntomas como la visión doble u otras alteraciones de la visión, como sensibilidad a la luz, el párpado caído, pupila dilatada, dolor encima o detrás del ojo o adormecimiento en un lado de la cara o el cuerpo.
Cuando se produce la ruptura, los síntomas van desde una cefalea intensa y súbita, la pérdida de conocimiento, náuseas o vómitos. En algunos casos menos frecuentes la persona puede padecer convulsiones o entrar en coma. En cualquiera de estos supuestos es necesario acudir de inmediato al médico, fundamentalmente en el caso de la cefalea, que no se parece en intensidad y gravedad a otro tipo de cefaleas.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo adquiridos,  asociados con la formación del aneurisma incluyen, aunque no de forma excluyente:
1. La edad mayor de 40 añoS
2. El consumo de alcohol (especialmente borracheras)
3. Aterosclerosis: acumulación de placa compuesta de depósitos de                          sustancias grasas, colesterol, productos de desecho de las células, calcio y        fibrina en la pared interna de una arteria.
4. Ser fumador.
5. Consumir drogas ilícitas como cocaína o anfetamina.
6. Hipertensión presión sanguínea alta.
7. Traumatismo lesión en la cabeza.
8. Infección.

Tratamiento

El tratamiento habitual, admite dos fases primordiales: la primera se implementa cuando el paciente es aceptado en un servicio de internación, preferentemente en un servicio de cuidados intensivos, donde se cuidará su estado general y se le administrará medicación específica, a los fines de controlar la hipertensión arterial, evitar el vasoespasmo, la hipoxia etc., con la intención de mitigar el daño provocado por la hemorragia y prevenir la repetición de un nuevo sangrado, además de preparar al paciente para el tratamiento quirúrgico o endovascular.
Una vez efectuado el diagnóstico y compensado el enfermo, toma partido el Neurocirujano, quien decidirá la cirugía convencional a cielo abierto y la colocación de un clip–pequeño brochecito metálico– que cerrará el aneurisma roto para que no vuelva a sangrar, o bien el procedimiento endovascular.
El procedimiento endovascular es un gran avance de los últimos veinte años, que implica el rellenado del aneurisma con partículas metálicas (“coil”) en forma de micro resortes, que provocarán la formación de un coagulo y la oclusión consiguiente de la malformación, mediante la introducción de un catéter hasta el saco aneurismático, evitando la cirugía a cielo abierto.

Prevención

Lamentablemente es hereditario, anormalidades genéticas promueven este evento y en empeoran por cada generación aunque la escala de probabilidades de heredar esa enfermedad ronda dentro de un 10%
Averigüe si sufre de un tipo de trastorno del ritmo cardíaco denominado fibrilación auricular.
  • Si fuma, deje de hacerlo.
  • Si bebe alcohol, hágalo con moderación.
  • Averigüe si tiene elevado el colesterol.
  • Si sufre de diabetes, siga los consejos del médico para controlarla.
  • Incluya ejercicios físicos en sus actividades diarias.
  • Limite su consumo de sodio (sal) y grasa.
  • Pregúntele al médico si tiene problemas circulatorios que pudieran aumentar su riesgo de sufrir un ataque cerebral.
  • Si tiene alguno de los síntomas de un accidente cerebrovascular, consulte inmediatamente al médico
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)