Archivo de la etiqueta: Variola virus

La Viruela

Viruela

La viruela era una enfermedad infecciosa grave, contagiosa, causada por el Variola virus, que en algunos casos podía causar la muerte. No hubo nunca tratamiento especial para la viruela y la única forma de prevención era la vacunación. El nombre viruela proviene del latín variŭs (variado, variopinto), y se refiere a los abultamientos que aparecen en la cara y en el cuerpo de una persona infectada. Según la OMS, la viruela, junto con la peste bovina, son las únicas enfermedades que han sido totalmente erradicadas de la naturaleza por el ser humano.

Causas

La viruela se propaga fácilmente de una persona a otra por las gotas de saliva. Su propagación también puede darse por contacto con sábanas y ropa. Es más contagiosa durante la primera semana de la infección y puede seguir siendo contagiosa hasta que caigan las costras de la erupción.
Los investigadores creen que la infección por viruela podría permanecer viable (bajo condiciones ideales) hasta por 24 horas. En condiciones desfavorables, el virus sólo permanece vivo por 6 horas.
Alguna vez, a las personas se las vacunaba contra esta enfermedad. Sin embargo, los Estados Unidos dejaron de administrar la vacuna contra la viruela en 1972. En 1980, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a todos los países detener la vacunación contra la viruela.
Existen dos formas de viruela:
• La viruela mayor es una enfermedad grave que puede ser potencialmente mortal en personas que no hayan sido vacunadas.
• La viruela menor es una infección más leve que rara vez causa la muerte.
Un programa masivo por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) erradicó todas las formas de virus de la viruela conocidas en el mundo en los años setenta, a excepción de unas pocas muestras que se guardaron para investigación por parte del gobierno. Los investigadores continúan debatiendo si se deben destruir o no las últimas muestras restantes del virus o preservarlo en caso de que pueda haber alguna razón en el futuro para estudiarlo.

Síntomas

Los síntomas de la viruela aparecen entre 7 y 17 días  después de haber estado expuesto al virus.
Éstos son:
  • Fiebre alta,
  • Dolor de cabeza y en el cuerpo
  • Algunas veces, vómitos.
A esto le sigue un brote que empieza como manchitas, que luego se convierten en abultamientos y pústulas.  Después éstas  forman una costra que, cuando se cae, deja marcas en la piel.
Las personas siguen siendo contagiosas hasta que todas las  costras se hayan caído (lo que sucede después de  aproximadamente tres semanas).

Diagnóstico

El cuadro clínico y la epidemia en que se presenta no da dudas sobre el diagnóstico. Para su comprobación se puede aislar el virus con pruebas in vitro.
Suele aparecer una cuenta baja de glóbulos blancos y de plaquetas. Las pruebas de coagulación pueden estar alteradas.
Los anticuerpos anti-virus de la variola aparecen tras ceder la enfermedad.

Tratamiento

Si se aplica la vacuna contra la viruela entre el primero y cuarto día después de la exposición a la enfermedad, ésta puede prevenirla o hacerla menos severa. Una vez que los síntomas han comenzado, el tratamiento es limitado.
No existe un fármaco específicamente para el tratamiento de la viruela. Algunas veces, se suministran antibióticos para las infecciones que se pueden presentar en personas que tengan esta enfermedad. Tomar anticuerpos contra una enfermedad similar a la viruela puede ayudar a reducir la duración de la enfermedad.
Es necesario aislar inmediatamente a las personas a quienes se les haya diagnosticado la viruela y todo aquel que haya estado en estrecho contacto con ellas. Todos ellos necesitan recibir la vacuna y hacerles un control.
Sería necesario implementar medidas de emergencia de inmediato para proteger a la población general. Las autoridades de salud seguirían las pautas recomendadas de la CDC y otras agencias de salud locales y federales.

Prevención

En el pasado, muchas personas fueron vacunadas contra la viruela, pero la vacuna ya no se suministra a la población en general porque el virus ha sido erradicado. Las posibles complicaciones y costos de la vacuna superan los beneficios de recibirla.
Si es necesario aplicar la vacuna para controlar un brote, puede tener un pequeño riesgo de complicaciones. Algunas complicaciones son leves, como erupciones, pero otras son más serias.
Sólo el personal militar, los trabajadores de la salud y las personas que atienden emergencias pueden recibir la vacuna en la actualidad. Actualmente, se están revisando las prácticas y políticas de vacunación.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)