Archivo de la etiqueta: vagina

CONDILOMA ACUMINADO

CONDILOMA ACUMINADO

Condiloma AcuminadoEl condiloma acuminado, también conocido como verruga genital o cresta de gallo, es una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus del papiloma humano (VPH). Actualmente, existen más de 100 tipos de VPH, algunos de los cuales pueden causar cáncer, principalmente en el cuello uterino y en el ano. No obstante, la infección por el VPH es muy común y no siempre provoca cáncer.
No se conoce cuánto tiempo el VPH puede permanecer sin síntomas y qué factores son los responsables del desarrollo de lesiones. Por ese motivo, es recomendable acudir a un centro médico para hacerse consultas periódicas.
Se trata de verrugas que no tienen síntomas, pero que de no ser tratadas producen frecuentes rebrotes.
En el hombre se localiza en frenillo, glande, orillas del prepucio y zona perianal; en la mujer, en la vagina, cuello uterino, zona perianal o vulva.
También tiene otras localizaciones, como lengua, labios y paladar.

Causas

Son causadas por el virus del papiloma humano (VPH), que cuenta con más de 100 variedades diferentes. Subtipos número 6 y 11 causan el 90% de las verrugas genitales y son considerados de bajo riesgo, ya que muy rara vez causan cáncer genital o anal. Por otro lado, los subtipos 16 y 18, por ejemplo, se considera de alto riesgo, ya que, a pesar de que rara vez causan verrugas genitales, pueden conducir a lesiones precancerosas y a cáncer cervical o anal. El VPH se transmite por contacto de piel a piel durante la actividad sexual y no necesariamente a través de relaciones sexuales vaginales o anales.

Síntomas

Las verrugas genitales aparecen como protuberancias redondeadas de color carne y de diferentes tamaños. Pueden ser lisas y planas o en forma de coliflor con un pequeño tallo. Se puede ver en los labios genitales, vagina, pene, escroto, ano, en la piel alrededor del ano y la uretra. Las verrugas generalmente no causan síntomas, aunque las verrugas pueden sangrar y llegar a ser doloroso al momento del coito si se encuentran dentro de la vagina.

Diagnóstico

Cualquier médico puede diagnosticar la infección con sólo observarlas en el paciente. Las mujeres con verrugas genitales deben someterse también a un examen para detectar posibles verrugas en el cuello uterino. Hay evidencia de que la infección por el VPH causa cáncer cérvicouterino.
El médico puede identificar verrugas en el tejido genital, que de otro modo serían invisibles, mediante la aplicación de vinagre (ácido acético) sobre áreas en que se sospeche la presencia de infección. Esta medida provoca que las áreas infectadas se tornen blancuzcas, lo que las hace más visibles, más aún si se realiza un procedimiento llamado colposcopia. Durante la colposcopia, el médico usa una lente de aumento para examinar la vagina y cérvix. En algunos casos, es necesario tomar una muestra de tejido del cuello uterino (biopsia) para examinarla microscopiocamente.
Una prueba de Papanicolaou también puede indicar la posible presencia de una infección cervical por VPH. En este examen se examinan células tomadas del cérvix bajo el microscopio para ver si son cancerosas. Si el papanicolau de una mujer arroja resultados anormales, es probable que esta tenga una infección por VPH. De ocurrir esto, deberán llevarse a cabo exámenes posteriores para detectar y tratar cualquier problema cervical.

Tratamiento

No existe cura para las verrugas genitales. El objetivo del tratamiento es eliminar las verrugas visibles y disminuir el riesgo de propagación del virus. Hay muchos tratamientos diferentes que pero ninguno de los cuales son 100% efectivos, aunque la mayoría de los tipos de tratamiento deshacen las verrugas en el 60-90% de los casos.

Algunos tratamientos que se aplican al paciente incluyen los siguientes:

  • El imiquimod 3,75% en crema. Se indica para fortalecer el sistema inmune, para matar el virus. Se aplica una vez al día durante un máximo de 8 semanas. Este medicamento puede debilitar los condones y se debe evitar la actividad sexual mientras la crema esté en la piel. No use imiquimod durante el embarazo.
  • El imiquimod crema al 5%. Aplicar una vez al día (al acostarse) 3 veces a la semana durante un máximo de 16 semanas.
  • Podofilox 0,5% en gel o solución.- Esto no debe usarse durante el embarazo.

Los tratamientos aplicados por un médico:

Resina de podofilina, solución de 15-25% – Esto no deberá ser usado durante el embarazo.
El ácido tricloroacético
Crioterapia – Se utiliza nitrógeno líquido para congelar las verrugas.
La extirpación quirúrgica. Solo puede realizarse por un especialista con anestesia local; por lo general para grandes cantidades de verrugas.
El tratamiento con láser. Tratamiento láser de dióxido de carbono es útil para una gran cantidad verrugas vaginales o de uretral.

La mayoría de estos tratamientos requieren múltiples aplicaciones. Si no hay mejoría después de 3 ciclos de tratamiento o si las verrugas no desaparecen después de 6 ciclos de tratamiento, el médico generalmente cambia a un medicamento diferente. Los efectos secundarios comunes de todos los tratamientos incluyen irritación de la piel y enrojecimiento. Algunas personas también pueden desarrollar cicatrices en el sitio de las verrugas.

Prevención

Como con todas las enfermedades de transmisión sexual, la abstinencia total es la única manera segura de evitar verrugas venéreas. Una relación monógama sexual con una persona sana conocida (libre de enfermedad) es la manera más práctica de evitar enfermedades de transmisión sexual.
El preservativo previene de la infección por VPH, y cuando se usa correcta y coherentemente, proporciona una buena protección no solamente contra el VPH sino también contra otras ETS.
El examen preventivo del cáncer ginecológico y el papanicolau, puede detectar alteraciones precoces en el cuello uterino y debe hacerse sistemáticamente en todas las mujeres.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Vaginismo

Vaginismo

VaginismoEl vaginismo es un padecimiento en el que existe una constricción involuntaria de la vagina al intentar el coito o cualquier otra actividad como la inserción de tampones o pruebas de Papanicolaou. De hecho, la constricción es causada por contracciones involuntarias de los músculos pélvicos que rodean la vagina. La mujer no controla directamente la constricción, sino que es una respuesta pélvica involuntaria.
En algunos casos, la constricción del vaginismo puede empezar a causar ardor, dolor o punzadas durante el coito. En otros casos, puede que la penetración sea difícil o completamente imposible. El vaginismo es la principal causa de relaciones no consumadas. La constricción puede ser tan limitante que la abertura de la vagina se ‘cierra’ completamente y el hombre no puede insertar su pene. El dolor del vaginismo termina cuando cesa el intento de actividad sexual y usualmente el coito debe ser interrumpido a causa del dolor o la molestia.
El vaginismo es poco frecuente, menos del 2% de las mujeres en los Estados Unidos están afectadas. Puede causar dolor físico y psicológico grave. Parece probable que las expectativas de la sociedad sobre la sexualidad de las mujeres pueden tener un impacto sobre todo en estos enfermos.

Hay dos formas de vaginismo: primaria y secundaria.

El vaginismo primario:

Se diagnostica en mujeres que nunca han tenido una relación sexual satisfactoria debido al dolor o a la anticipación. El vaginismo primario ocurre cuando una mujer nunca ha sido capaz de tener relaciones sexuales con penetración o experimenta algún tipo de penetración vaginal sin dolor. Comúnmente se descubrió en los adolescentes y las mujeres en sus veinte años, ya que es cuando muchas mujeres jóvenes en el mundo occidental intentarán inicialmente usar tampones, tener algún tipo de relación sexual con penetración o someterse a una prueba de Papanicolaou. Las mujeres que tienen vaginismo pueden no ser conscientes de su condición hasta su intento de penetración vaginal. Puede ser confuso para una mujer descubrir que tiene vaginismo.

El vaginismo secundario:

Se produce cuando una mujer que previamente ha sido capaz de lograr la penetración desarrolla vaginismo. Esto puede ser debido a causas físicas, tales como una infección por hongos o trauma durante el parto, o puede ser debido a causas psicológicas.

Causas

El vaginismo se considera un trastorno de disfunción sexual. Tiene varias causas posibles, como un trauma o un pasado de abuso sexual u otros factores psicológicos o antecedentes de incomodidad con las relaciones sexuales. A veces no se encuentra una causa definida.

Las mujeres con grados variables de vaginismo a menudo desarrollan ansiedad con respecto a las relaciones sexuales. Esta afección hace que la penetración sea difícil y dolorosa, o incluso imposible. Sin embargo, esto no significa que la mujer no pueda lograr estimulación sexual. Muchas mujeres pueden tener orgasmos con la estimulación del clítoris.

Síntomas

Los síntomas del vaginismo pueden variar en severidad. Las mujeres con este desorden no son capaces de tener una relación sexual sin dolor. La penetración vaginal durante las relaciones sexuales es difícil o imposible.

Algunas mujeres también experimentan dolor durante los exámenes pélvicos o mientras se colocan un tampón.

Las mujeres con vaginismo pueden participar en una variedad de actividades sexuales, siempre y cuando se evite la penetración. Actualmente no existe ninguna indicación de que el vaginismo reduce el deseo sexual o la excitación en las mujeres afectadas.

Es probable que muchas mujeres con vaginismo deseen tener relaciones sexuales con penetración a la misma medida que las mujeres no afectadas, pero son impedidas por el dolor y la angustia que viene con cada intento.

Diagnóstico

El médico tomará en cuenta sus síntomas e historial médico, así como también le realizará un examen físico. El médico puede observar espasmos vaginales durante el examen pélvico y confirmar el diagnóstico de vaginismo.

La inserción de un espéculo puede ser imposible y la secreción vaginal puede ser mínima. En los casos graves, la anestesia local o general puede ser utilizada para realizar un examen.

Tratamiento

Generalmente, el tratamiento combina asesoría, educación y ejercicios musculares.

Los ejercicios pueden ayudar a mejorar el control sobre los músculos vaginales.
Ejercicios de dilatación vaginal utilizan los dedos del paciente o instrumentos de plásticos llamados dilatadores. Los dilatadores gradualmente aumentan en tamaño y se colocan en la vagina con el tiempo. Las mujeres se les puede pedir a practicar los ejercicios de Kegel mientras los dilatadores están en la vagina.

Una vez que el paciente ha alcanzado una cierta tolerancia, se intenta la relación sexual. Se les puede pedir a los pacientes colocar ellos mismos los dilatadores, pero el programa es supervisado por un profesional de la salud.

El miedo al sexo es una gran parte de este desorden, así educar a las mujeres es una parte importante del tratamiento. Las mujeres se les enseña acerca de los órganos sexuales y de cómo funcionan. También se discuten los ciclos de la respuesta sexual y los mitos comunes respecto al sexo.

Dependiendo de la causa, con frecuencia la asesoría psicológica es esencial para el tratamiento del vaginismo, particularmente en el vaginismo primario debido al abuso sexual o algún trauma. Cuando es tratada por un especialista en terapia sexual, las tasas de éxito generalmente son muy elevadas.

Prevención

Si una mujer tiene relaciones sexuales dolorosas, debe buscar evaluación médica de inmediato. Cuando el dolor continúa siendo soportado en el marco de las relaciones sexuales, aumenta el riesgo de condicionar una respuesta de vaginismo.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Fimosis

Fimosis

La fimosis se define como la incapacidad para retraer el prepucio. Es importante diferenciar entre fimosis fisiológica y fimosis patológica, ya que el primero se trata de forma conservadora y el segundo requiere una intervención quirúrgica. Las referencias de los pacientes con fimosis fisiológica a las clínicas de urología pueden crear ansiedad con respecto a la necesidad de cirugía entre los pacientes y los padres. La fimosis es estanqueidad del prepucio del pene que impide la retracción sobre el glande. La condición es generalmente congénita, pero puede ser el resultado de una infección.

Causas

La causa de fimosis no se conoce. Se produce en los hombres no circuncidados y tiende a ocurrir en los bebés y niños pequeños. La fimosis suele mejorar y se resuelve con la edad.

Síntomas

La fimosis es por lo general indolora. La infección puede ser consecuencia de una incapacidad para llevar a cabo una limpieza eficaz de la zona en cuyo caso la hinchazón, el enrojecimiento y la descarga pueden todos estar presentes haciendo que el área sensible y dolorosa. Un prepucio muy estrecho puede causar problemas durante las relaciones sexuales, al orinar.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza mediante un examen físico. Un cuidadoso examen físico puede proporcionar la información satisfactoria para establecer un diagnóstico.

Tratamiento

Si el tratamiento es necesario, hay tres tipos principales:

  • Cremas tropicales, esteroideos y no esteroideos, aplicada al prepucio.
  • Estiramiento gradual de la apertura del prepucio para ensancharlo.
  • Restauración quirúrgica del prepucio para que sea más amplio.

Todos estos tratamientos tienden a evitar los efectos secundarios asociados con la circuncisión quirúrgica, trauma, dolor, los efectos secundarios de la eliminación del prepucio, como la fricción y la interferencia de la función erógena y sexual.

Prevención

  1. Mantenga el pene y prepucio limpios.
  2. Evite las enfermedades de transmisión sexual :

             o No tenga relaciones sexuales con múltiples parejas.
o No tenga relaciones sexuales con cualquier persona que tenga una secreción del pene o flujo vaginal .
o No tenga relaciones sexuales con una pareja que tiene relaciones sexuales con otras personas (promiscua)
o Practique el sexo seguro

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +2 (from 2 votes)

Epispadia

Epispadia

Un epispadias es un tipo raro de malformación del pene en la que la uretra termina en una abertura en la parte superior (dorso) del pene. También puede prsentarse en las mujeres cuando la uretra se desarrolla demasiado hacia delante. Se presenta en alrededor de 1 de cada 120.000 varones y 1 de cada 500.000 niñas. A pesar de la similitud del nombre, un epispadias no es un tipo de hipospadias e implica un problema con un conjunto diferente de los procesos embriológicos.
El Epispadias en las niñas se puede producir cuando la uretra se desarrolla demasiado hacia delante, saliendo en el clítoris o incluso más adelante. Para las mujeres, esto no causa dificultad para orinar, pero puede causar problemas con la satisfacción sexual. Con frecuencia, el clítoris está bifurcado en el lugar de salida de la uretra y por lo tanto la sensación del clítoris es menos intensa durante las relaciones sexuales debido a la estimulación frecuente durante la micción. Sin embargo, con el estímulo adecuado, ya sea utilizando técnica manual o posicional, el orgasmo del clítoris es posible.

Causas

El epispadias es una forma poco frecuente y parcial; esto obedece a los fallos de la fusión abdominal y pélvica en los primeros meses de la embriogénesis conocida como complejo de extrofia – epispadias. Mientras el epispadias es inherente a todos los casos de extrofia puede también, con mucha menos frecuencia, aparecer de forma aislada y en forma menos grave del complejo espectro. Se produce como resultado de la alteración de la migración del tubérculo genital a la membrana cloacal, ocasionando malformación aproximadamente a la quinta semana de gestación.
En los niños con epispadias, la uretra generalmente se encuentra en la parte superior o lateral del pene en lugar de la punta. Sin embargo, es posible que la uretra esté abierto a lo largo de toda la longitud del pene. Mientras que en las niñas, la abertura es por lo general entre el clítoris y los labios, pero puede estar en el área del abdomen.

Síntomas

En hombres:

  • Abertura anormal de la articulación entre el hueso púbico hasta el área, por encima de la punta del pene
  • Reflujo de orina en el riñón (nefropatía por reflujo)
  • Pene corto y ensanchado con una curvatura anormal
  • Infecciones del tracto urinario
  • Ensanchamiento del hueso púbico

En mujeres:

  • Clítoris y labios vaginales anormales
  • Abertura anormal desde el cuello de la vejiga a la zona por encima de la abertura de la uretra normal,
  • Reflujo de orina en el riñón (nefropatía por reflujo)
  • Ensanchamiento del hueso púbico
  • La incontinencia urinaria
  • Infecciones del tracto urinario

Diagnóstico

El epispadias es un diagnóstico poco frecuente y más comúnmente descrita como una parte del complejo de extrofia de la vejiga. Los pacientes varones muestran una curvatura peneana dorsal mientras que las pacientes presentan un clítoris bífido.

  • Análisis de sangre para verificar los niveles de electrolitos
  • Pielografía intravenosa (IVP), un especial de rayos X de los riñones, la vejiga y los uréteres
  • IRM y TC, dependiendo de la condición
  • Pélvica x-ray
  • Ecografía del sistema urogenital

Tratamiento

La reparación quirúrgica del epispadias se recomienda en pacientes con más de un caso leve. El escape de orina (incontinencia) no es común y puede requerir una segunda operación.

El tratamiento principal para epispadias aisladas es una reparación quirúrgica completa de la zona genito-urinario por lo general durante los primeros 7 años de vida, incluyendo la reconstrucción de la uretra, el cierre del cuerpo del pene y la movilización de los cuerpos. La técnica más popular y exitosa se conoce como la modificación Cantwell-Ransley. En las últimas décadas, sin embargo cada vez se ha logrado con mayor éxito la técnica de desmontaje completo del pene a pesar de su asociación con el riesgo mayor y más grave de daño.

Aún con una cirugía exitosa, los pacientes pueden tener problemas a largo plazo con:

  • Incontinencia, donde seria normalmente se trata con algún tipo de derivación urinaria continente como el Mitrofanoff
  • Depresión y psicosocial complicaciones
  • Disfunción sexual

Prevención

No existe forma de poder prevenir esta enfermedad debido a que se desconocen las causas.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: -1 (from 1 vote)

La tricomoniasis

La tricomoniasis

La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual o enfermedad de transmisión sexual (ETS). Aunque esta enfermedad suele tratarse en las mujeres, los hombres también pueden ser infectados.
Comezón y la secreción vaginal, debe motivar la visita al médico.
La tricomoniasis puede ser fácilmente diagnosticada y tratada por su médico. Si su médico no está disponible o no tiene un médico, usted debe buscar tratamiento en una clínica de atención de urgencias, clínica médica, clínica de obstetricia y ginecología, o en un hospital de urgencias .

Causas

La tricomoniasis es causada por un parásito protozoario unicelularTrichomonas vaginalis. La vagina es el sitio más común de infección en las mujeres y la uretra (conducto urinario) es el sitio más común de infección en los hombres.
El parásito se transmite sexualmente a través del coito pene-vagina o de vulva a vulva (el área genital externa de la vagina) con una pareja infectada. Las mujeres pueden contraer la enfermedad de hombres y mujeres infectados, pero los hombres suelen contraerla solamente de mujeres infectadas.

Síntomas

Mujeres
• Flujo vaginal
• Comezón dentro de la vagina
• Flujo por lo general espumoso, con comezón y con mal olor.
• Secreción amarilla o verde grisáceo
• Posible dolor al orinar.
• Hasta un tercio de las mujeres infectadas no tienen síntomas

Hombres
• La mayoría de los hombres infectados no presentan síntomas
• secreción uretral
• Dolor al orinar
• Dolor e inflamación en el escroto (de epididimitis )

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza mediante la observación directa de las tricomonas a través de un microscopio (que son demasiado pequeños a simple vista)
Las Trichomoniasis son en forma de pera y tienen varios flagelos en un extremo.
• Esta prueba de laboratorio suele ordenarse si el médico sospecha que la personas tienetricomoniasis.
• En algunos casos, el médico puede tener que enviar la muestra al laboratorio.
• El médico recogerá la muestra durante un examen de pelvis.
• Un diagnóstico de la tricomoniasis generalmente provoca una búsqueda de otras enfermedades de transmisión sexual , tales como la sífilis , el VIH , la gonorrea ola clamidia .

Tratamiento

Auto-Cuidado en el Hogar
El tratamiento de elección es antibióticos prescritos por el médico. Además de los antibióticos, algunas terapias alternativas disponibles. Estas terapias no son conocidas por ser beneficiosas y no hay evidencia científica rigurosa que apoye su uso. Inicialmente el tratamiento no debe ser usado en lugar de una visita al médico y antes de los antibióticos apropiados, ya que esto puede permitir la propagación de la enfermedad, así como enfermedades dañinas de transmisión sexual, como la sífilis, el VIH, la gonorrea o la clamidia. Los médicos no recomiendan estos tratamientos.

Tratamiento Médico
El tratamiento de elección es el metronidazol (Flagyl), excepto en el primer trimestre del embarazo , cuando el clotrimazol se usa por vía tópica. Es importante no beber alcohol mientras esté tomando este medicamento (la combinación puede dar lugar a dolor abdominal y vómitos).

Metronidazol (Flagyl)

  • Una dosis grande es tan eficaz como el tratamiento a largo plazo, pero aumenta el riesgo de efectos secundarios tales como náuseas y vómitos.
  • Las píldoras dos veces al día durante 7 días es una alternativa.

El clotrimazol (Gyne-Lotrimin, Mycelex-7) si el embarazo y los síntomas que tienen, se debe administrar:

  • Medicina se inserta en la vagina durante la noche durante 14 días.
  • Esto va a disminuir los síntomas, pero la cura tasa es sólo del 20%.

Pareja

  • A menudo parejas masculinas infectadas no tienen ningún síntoma, y no buscan atención médica. Es importante, sin embargo, que su pareja sexual sea evaluada y tratada, de lo contrario, puede volver a infectarse.
  • A su pareja se le dará una dosis de metronidazol o se puede tratar durante 7 días. 
  • Su médico no puede escribir una rutina de prescripción para su pareja, sin valorarla primero.

Prevención

Debido a que la tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual, abstinencia es el método preferido para evitar transmisión de esta enfermedad. El sexo seguro y la práctica de higiene también pueden ayudar a prevenir la infección por tricomonas.

  • Use condones.
  • Lávese las manos antes y después del coito.
  • No comparta los trajes de baño o toallas. (las Tricomonas sobrevivir hasta 45 minutos fuera del cuerpo.)
  • Báñese inmediatamente después de nadar en una piscina pública
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Vaginitis

Vaginitis

La vaginitis es una inflamación de la vagina que puede resultar en la descarga, comezón y dolor. Los tipos más comunes de vaginitis son:

  • La vaginosis bacteriana, que resulta de sobrecrecimiento de varios organismos normalmente presentes en la vagina
  • Las infecciones por hongos, que suelen ser causadas por un hongo natural denominado Candida albicans.
  • La tricomoniasis, que es causada por un parásito y se transmite habitualmente por vía sexual.
  • La atrofia vaginal (vaginitis atrófica), que resulta de la reducción de los niveles de estrógeno después de la menopausia.

Causas

La causa depende del tipo de vaginitis que tiene.

  1. La vaginosis bacteriana.  Este tipo de vaginitis pueden propagarse durante las relaciones sexuales, pero también ocurre en personas que no son sexualmente activas. Las mujeres con compañeros sexuales nuevos o múltiples, así como las mujeres que utilizan un dispositivo intrauterino (DIU) para el control de la natalidad, tienen un mayor riesgo de vaginosis bacteriana.
  2. Las infecciones por hongos Las infecciones por hongos se producen cuando el ambiente normal de la vagina se somete a algún cambio que desencadena la proliferación de un hongo – por lo general C. albicans. Una infección por levaduras no se considera una infección de transmisión sexual. 

. Los factores que aumentan el riesgo de infecciones por hongos son:
• Los medicamentos, como antibióticos y esteroides
• La diabetes no controlada
• Los cambios hormonales, tales como los relacionados con el embarazo, las píldoras anticonceptivas o la menopausia
. Los baños de espuma, los anticonceptivos vaginales, ropa húmeda o apretadamente, y productos de higiene femenina, tales como aerosoles y desodorantes, no causan infecciones de la levadura. Sin embargo, estos factores pueden aumentar su susceptibilidad a la infección.

3. La tricomoniasis  La tricomoniasis es una infección común de transmisión sexual causada por un parásito unicelular llamado Trichomonas vaginalis. Este organismo se propaga durante la relación sexual con alguien que ya tiene la infección.

4. La vaginitis no infecciosa  Pulverizaciones o duchas vaginales, jabones perfumados, detergentes perfumados y productos espermicidas pueden causar una reacción alérgica o irritar los tejidos vulvares y vaginales.

Síntomas

Los síntomas de vaginitis pueden incluir:
• Cambio en el color, olor o cantidad de flujo vaginal
• Picazón o irritación vaginal
• Dolor durante el coito
• Dolor al orinar
• El sangrado ligero o manchado vaginal
Las características de la secreción vaginal se pueden indicar el tipo de vaginitis que tiene.

Diagnóstico
Para diagnosticar su condición, su médico puede revisar su historial de infecciones vaginales o infecciones de transmisión sexual y llevar a cabo un examen pélvico. Durante el examen, su médico puede tomar una muestra de secreción del cuello uterino o vaginal para análisis de laboratorio para confirmar qué tipo de vaginitis que tiene.

Tratamiento

Una gran variedad de organismos y condiciones pueden causar vaginitis, así que el tratamiento se dirige a la causa específica.

  • La vaginosis bacteriana. Para este tipo de vaginitis, el médico puede recetar tabletas de metronidazol (Flagyl) que se toman vía oral, gel de metronidazol (MetroGel) que se aplican a la vagina o crema de clindamicina (Cleocin) que se aplican a la vagina. Los medicamentos se utilizan generalmente una o dos veces al día durante cinco a siete días.
  • Las infecciones por levaduras. usualmente se tratan con una crema o supositorio antimicótico, como el miconazol (Monistat), clotrimazol (Gyne-Lotrimin) y tioconazol (Vagistat). Las infecciones por hongos también se pueden tratar con una receta de medicación oral antimicótico, tal como fluconazol (Diflucan). Las ventajas de este tratamiento para una infección por levaduras son la conveniencia, el costo y no tener que esperar para ver a su médico. El problema es que se puede tratar algo que no sea una infección por levaduras. Es posible confundir una infección por levaduras por otros tipos de condiciones de vaginitis o de otra índole que necesitan un tratamiento diferente. El uso de la medicina equivocada puede retrasar un diagnóstico correcto y un tratamiento más adecuado.
  • La tricomoniasis. El médico puede prescribir metronidazol (Flagyl) o las tabletas tinidazol (Tindamax).
  • El adelgazamiento de recubrimiento vaginal (atrofia vaginal). El estrógeno, en forma de cremas vaginales, tabletas o anillos, puede tratar con eficacia la vaginitis atrófica. Este tratamiento está disponible por la prescripción de su médico.
  • La vaginitis no infecciosa. Para tratar este tipo de vaginitis, es necesario identificar la fuente de la irritación y evitarla. Las fuentes posibles incluyen nuevo jabón, detergente para la ropa, toallas sanitarias o tampones.

Prevención

Una buena higiene puede prevenir que algunos tipos de vaginitis se repitan y puede aliviar algunos síntomas:

  • Evite los baños, bañeras de hidromasaje y bañeras de hidromasaje. Enjuague el jabón de su área genital externa después de una ducha, y seque bien la zona para evitar la irritación. No use jabones perfumados o fuertes, tales como aquellos con desodorante o acción antibacteriana.
  • Evite los irritantes. Estos incluyen tampones aromatizados y las almohadillas.
  • Limpiarse de adelante hacia atrás después de usar el inodoro. Si lo hace, evita la propagación de bacterias fecales a la vagina.

Otras cosas que pueden ayudar a prevenir la vaginitis incluyen:

  • No se duche. Su vagina no requiere limpieza que no sea el baño normal. Las duchas vaginales repetitivas interrumpe los organismos normales que residen en la vagina y puede en realidad aumentar el riesgo de infección vaginal
  • Utilice un condón masculino de látex. Esto ayuda a evitar infecciones que se contagian por contacto sexual.
  • Use ropa interior de algodón y pantimedias con entrepiernas de algodón. Si se siente cómodo sin él, vaya a la cama en ropa interior. La levadura prospera en ambientes húmedos.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 3.5/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 3 votes)

Cáncer Cervicouterino

Cáncer Cervicouterino

El cáncer cervicouterino, una clase común de cáncer en la mujer, es una enfermedad en la cual se encuentra células cancerosas (malignas) en los tejidos del cuello uterino. El cuello uterino es la abertura del útero, el órgano hueco en forma de pera donde se desarrolla el feto, y lo conecta con la vagina (canal de nacimiento).
El cáncer cervicouterino suele crecer lentamente por un período de tiempo. Antes de que se encuentre células cancerosas en el cuello uterino, sus tejidos experimentan cambios y empiezan a aparecer células anormales (proceso conocido como displasia). La prueba de Papanicolaou generalmente encuentra estas células. Posteriormente, las células cancerosas comienzan a crecer y se diseminan con mayor profundidad en el cuello uterino y en las áreas circundantes.

Causas

Los factores de riesgo de cáncer cervical están relacionados con características tanto del virus como del huésped,  incluyen:
  • múltiples compañeros sexuales
  • una pareja masculina con muchas compañeras sexuales presentes o pasados
  • edad temprana en la primera relación sexual
  • elevado número de partos
  • infección persistente con un VPH de alto riesgo (como VPH 16 o 18)
  • infección por VHS tipo II y otras ITSs (como marcadores de promiscuidad sexual)
  • inmunosupresión
  • ciertos subtipos de HLA (antígenos leucocitarios humanos)
  • uso de contraceptivos orales
  • uso de nicotina.
Prácticamente el 100% de los casos de cáncer de cérvix y sus lesiones precursoras  están causadas por la infección  serotipos de alto riesgo del VPH, sobre todo el VPH-16 y el VPH-18. Se trata de un virus de transmisión sexual, y de ahí que la enfermedad sea más frecuente en mujeres promiscuas o que empezaron a tener relaciones sexuales pronto. También explica que sea más frecuente en sujetos inmunodeprimidos, como las mujeres con SIDA. En general, las tasas de progresión de las lesiones precancerosas no son uniformes, y aunque sobre todo VPH 16 está asociado con un riesgo elevado, es difícil predecir la evolución en una persona en particular. El riesgo de desarrollar cáncer depende sólo en parte del subtipo de VPH, ya que también depende del estado inmunológico de la persona y de condiciones ambientales. La progresión hacia carcinoma invasivo, si llega a ocurrir, puede ocurrir en pocos meses o producirse durante más de una década.

Diagnóstico

El diagnóstico de certeza del cáncer de mama requiere el examen microscópico de una muestra del tejido mamario sospechoso (biopsia). La biopsia, sin embargo, es tan sólo el último escalón en una cadena de procedimientos cuyo objetivo en separar los estudios mamarios en dos grupos principales: los que presentan algún grado de sospecha de cáncer y los que no.
La anamnesis (interrogatorio) seguida del examen físico o exploración física de la mama es el primer paso que se da para identificar si hay indicios de enfermedad.
Dentro del interrogatorio es de suma importancia investigar si la paciente tiene familiares directos que han tenido cáncer de mama (madre, hermana), si ha tenido tumores benignos en mama, si su menstruación fue de inicio temprano (12 años o menos) y su menopausia tardía (mayor de 50 años), si ha tomado anticonceptivos, si fuma; ya que todos estos se han identificado de cierta forma como factor de riesgo del cáncer de mama. Después de eso, se debe averiguar si la paciente ha tenido dolor mamario (mastalgia) o ha presentado alguna tumoración.
Posteriormente sigue la exploración física que la paciente la debe autorealizar cada mes. Un médico con experiencia también deberá explorarla al menos cada 6 meses. Se deben buscar tumoraciones, deformidades en piel, en pezones o bien tumoraciones por arriba o abajo de la clavícula o en axila.
A continuación, si ha sido posible obtener algún dato que lo justifique, debe recurrirse a algunas de las siguientes técnicas de diagnóstico por la imagen:
  • Mamografía
  • Ecografía mamaria
  • Resonancia magnética o Imagen de Resonancia Magnética (I.R.M.) o resonancia.
  • Tomografía por emisión de positrones, (T.E.P. o P.E.T.)
De estos procedimientos el más importante, el más específico y el más usado es la mamografía, una radiografía obtenida en un aparato de rayos X que ha sido diseñado especialmente para estudiar las mamas. Otras técnicas, como la galactografía, la neumoquistografía y la neumooncografía, representan variantes de la mamografía en las que se asocian técnicas invasivas para precisar el estudio de determinadas alteraciones.
La ecografía mamaria es un método auxiliar, muy útil en numerosas ocasiones, que en algunas circunstancias puede llegar a ser la principal técnica diagnóstica por la imagen. La principal utilidad consiste en la distinción de la naturaleza sólida o quística de lesiones nodulares identificadas en la mamografía. También es de utilidad en el estudio de mama con un componente glandular importante que condiciona una elevada densidad de la imagen mamogràfica, dificultando la discriminación de posibles lesiones. Permite una medición muy precisa del tamaño de los nódulos mamarios y es de gran utilidad para guiar punciones para obtener material celular o tisular para examen citológico o biópsico que permitan el estudio y diagnóstico histo-patológico.
La resonancia magnética y la T.E.P. (o P.E.T.) tienen importancia en casos concretos y su empleo, en la actualidad, no es rutinario. Sin embargo, las indicaciones de su empleo van ampliándose cada vez más. Las principales indicaciones de la resonancia son el seguimiento de cambios cicatrizales mamarios intensos post quirúrgicos, el estudio de multicecentricidad del cáncer mamario, la valoración de la extensión local para apoyar o contraindicar el tratamiento conservador y el estudio de complicaciones de prótesis mamarias.
Cuando se obtiene una mamografía, el radiólogo examina cuidadosamente las imágenes obtenidas buscando ciertos signos radiológicos que son conocidos como indicadores probables de patología. La imágenes pueden visualizarse de manera analógica, utilizando como soporte una película radiográfica especial para mamografía; o bien de manera digital, utilizando sistemas informáticos.

Síntomas

El cáncer cervicouterino no suele presentar síntomas, hasta que el tumor ha crecido lo suficiente como para provocar un sangrado leve o generar dolor abdominal, inflamación, baja de peso y otras molestias.
Antes de que se encuentren células cancerosas en el cuello uterino o de que se experimenten ciertos síntomas, los tejidos van experimentando cambios y en ellos van apareciendo células anormales en un proceso que se conoce como displasia y las células se detectan generalmente mediante la prueba conocida como Papanicolaou.
Después de invadir el tejido en donde se empiezan a producir, las células cancerosas empiezan a crecer y se diseminan en tejidos más profundos del cuello uterino y órganos cercanos, como la parte superior de la vagina.
Dado que los síntomas se pueden confundir con los de otras enfermedades o irregularidades en el ciclo menstrual, es conveniente realizar el Papanicolaou, para confirmar el diagnóstico, ya que el sangrado también puede ser ocasionado por fibromas u otros tumores uterinos benignos, infecciones o traumatismos.
Los síntomas o señales de alarma pueden ser:
– Hemorragias leves o fuertes.
– Sangrado vaginal anormal entre períodos, después de la relación sexual o después de la menopausia
– Dolor constante en la parte baja del abdomen.
– Irregularidad en los ciclos menstruales, cuando se han manifestado siempre de forma normal.
– Baja de peso.
– inflamación de los ganglios.
– Palpación de bolitas en las ingles, región de los ovarios o parte baja del vientre.
– Flujo vaginal continuo, que puede ser pálido, acuoso, rosado, marrón, con sangre o de olor fétido.
– Malestar general.
Los síntomas del cáncer cervical avanzado pueden ser:
• Dolor de espalda.
• Fracturas óseas.
• Fatiga.
• Sangrado vaginal profuso.
• Fuga o filtración de orina o heces por la vagina.
• Dolor en las piernas.
• Inapetencia.
• Dolor pélvico.
• Inflamación en una sola pierna.
• Pérdida de peso.

Prevención

  1. Un control riguroso periódicamente mediante el examen de Papanicolaou (al menos una vez al año o más frecuente si así lo indica su médico). Para más detalles sobre este examen leer el siguiente artículo: Prueba de Papanicolaou
  2. Evitar los compañeros sexuales promiscuos, especialmente aquellos que frecuentan prostitutas. Estudios han demostrado que el mayor riesgo de contraer cáncer cervicouterino se observa en aquellas comunidades donde los hombres tienen contacto frecuente con prostitutas.
  3. No fumar. El fumado aumenta el riesgo de que las lesiones provocadas por este virus evolucionen hacia cáncer.
  4. Estimular el sistema inmunológico. Para ello es conveniente tener una alimentación muy sana orientada al consumo de sustancias antioxidantes que mejoren su sistema inmunológico. Para ello debe comer mucha fruta y verdura: el tomate, de preferencia cocido es rico en un antioxidante llamado licopeno; brócoli y otros vegetales verdes; frutas y vegetales rojos y amarillos (ricos en betacarotenos). Consumir mucha vitamina C natural (jugo de naranja, limón, tomate, kiwi, fresa, etc.) Consumir alimentos ricos en fibra vegetal. Evitar o comer poco carnes en conserva (jamones y similares) y reducir el consumo de carnes rojas. Consumir alimentos ricos en ácido fólico el cual se encuentra en las hojas verdes (que se deben consumir crudas o poco cocidas). Algunas de las principales fuentes alimentarias de ácido fólico son los vegetales de hojas verdes, el hígado, los granos integrales, los cítricos, las nueces, las legumbres y la levadura de cerveza. También puede consumir el ácido fólico en tabletas. La dosis es de 400 microgramos diarios, para ello puede consumir media tableta de 1mg al día.(lo usual es conseguir tabletas de 1 mg.)
  5. Evitar el estrés dado que éste baja las defensas del organismo. Se pueden utilizar técnicas para ayudar a manejar el estrés tal como el yoga y la meditación.
  6. Hacer ejercicio físico al menos 3 veces por semana (caminar, nadar, etc.). El ejercicio físico estimula el sistema inmunitario de su organismo. Si usted sufre de alguna enfermedad crónica, obesidad o tiene dudas sobre su salud antes de comenzar a hacer ejercicios consulte con su médico. Para mayor información lea el siguiente artículo: Ejercicio: Cómo empezar?
  7. No utilizar anticonceptivos orales como método de planificación. Investigaciones médicas han demostrado que el uso de anticonceptivos orales por más de 5 años puede incrementar el riesgo de carcinoma cervical hasta 4 veces en mujeres infectadas por VPH.
  8. No consuma drogas ni alcohol dado que reducen las defensas de su organismo.
  9. Duerma al menos ocho horas diarias. Si le quita el sueño a su organismo sus defensas bajan.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Menopausia

Menopausia

La menopausia (del griego mens, que significa “mensualmente”, y pausi, que significa “cese”) se define como el cese permanente de la menstruación y tiene correlaciones fisiológicas, con la declinación de la secreción de estrógenos por pérdida de la función folicular. Es un paso dentro de un proceso lento y largo de envejecimiento reproductivo.
Existe también la Menopausia temprana o precoz la  que se manifiesta en mujeres entre los 35 a 40 años de edad. Cuando se presenta la menopausia temprana o precoz,  en un estado inicial,  existen  tratamientos capaces de devolver la vitalidad en las mujeres y evitar sus complicaciones como: depresión, osteopenia, enfermedades cardiovasculares, cambios hormonales. Una de las causas para el deterioro o la insuficiencia ovárica precoz, es cuando el mismo sistema inmunológico de la mujer ataca los folículos ováricos, estos folículos son unas estructuras con las que la mujer cuenta desde el nacimiento en un número determinado de óvulos, y cada mes maduran al no ser fecundado por un espermatozoide.
Para la mayoría de las mujeres el proceso de la menopausia natural  comienza a desarrollar sus síntomas en mujeres de edad entre los 50 y 55 años y, al recibir el diagnostico,  muchas veces su auto-estima es baja, pues se mal ve a la menopausia como una etapa de vejez y limitación. La disminución en los niveles de las hormonas estrógeno y progesterona causa cambios en su menstruación. Estas hormonas son importantes para mantener en buen estado de salud a la vagina y al útero, lo mismo que para los ciclos menstruales normales y para un embarazo exitoso. El estrógeno también ayuda a la buena salud de los huesos y a que las mujeres mantengan un buen nivel de colesterol en la sangre.

Causas

La menopausia se produce debido al cese de la función de los ovarios, cuando en ellos se agotan los óvulos. Este cese de la función ovárica va a conducir a una disminución marcada de los niveles de estrógenos (hormonas producidas por los ovarios).
Esta disminución de los niveles de estrógenos en sangre, va a ser la responsable de la aparición de los síntomas que acompañan al hecho de la menopausia.

Síntomas

Las mujeres pueden tener diferentes señales o síntomas durante la menopausia. Eso sucede porque el estrógeno es usado por muchas partes de nuestro cuerpo. De manera que, a medida que va teniendo menos estrógeno, usted podría tener varios síntomas. Éstos son los cambios más comunes que usted tal vez pueda notar durante la mediana edad. Algunos podrían ser parte del proceso del envejecimiento en lugar de ser parte de la menopausia.

1 – Síntomas vasomotores:-

Las consecuencias más sensibles de la gota en niveles del estrógeno son síntomas vasomotores bajo la forma de rubores calientes y la noche suda. Éstos son comunes y ocurren en por lo menos 70-80% de mujeres.
Su frecuencia varía extensamente de algunos a varios ataques docena por día y la duración puede ser a partir de algunas semanas a muchos años.

2 – Insomnio

El paciente puede experimentar despertar repetido de sueño con la pérdida consiguiente de dormir – cantidad y calidad de la hora.

3 – Síntomas psicológicos:

El incluir oscilaciones, ansiedad, carencia de la concentración, depresión y pérdida del humor,  de memoria a corto plazo.

4 – Sequedad vaginal:

Resultados de la deficiencia del estrógeno en atrophy del tejido fino epitelial y conectivo en la pared vaginal que causa sequedad vaginal y la dispareunia.

5 – Síntomas urinarios:

Resultados de la deficiencia del estrógeno en atrophy en la pared uretral que predispone tensionar incontinencia y atrophy en el área del trigón de la vejiga dando por resultado urgencia e impulsar incontinencia.

6 – Osteoporosis:

En los años menopausal del poste temprano la densidad del hueso en mujeres disminuye en una tarifa más rápida que en cualquier otra hora con la mayor resorción del hueso al cociente de la formación.
En muchas mujeres este proceso da lugar al osteopenia que predispone fuertemente a las fracturas.

Por la edad de 70, el 25% de mujeres tendrán fracturas vertebrales, el 15% desarrollará fracturas de la cadera y el 15% desarrollará las fracturas de la muñeca.
Problemas con su vagina y vejiga. Cambios en los niveles de estrógeno pueden causar que su área genital se reseque y adelgace. Esto podría hacer que las relaciones sexuales resulten incómodas. O, usted podría desarrollar más infecciones vaginales o urinarias. Algunas mujeres encuentran difícil aguantar la orina hasta poder llegar a un baño. Algunas veces hay goteo de orina durante el ejercicio, al estornudar, al toser, al reírse o al correr.
Sueño. Alrededor de la mediana edad algunas mujeres empiezan a tener problemas para lograr una buena noche de sueño tranquilo. Tal vez usted no pueda dormirse fácilmente, o se despierta muy temprano. Los sudores nocturnos la pueden despertar. Es posible que le cueste dormirse nuevamente si se despierta durante la noche.
Sexo. Es posible que usted note que sus sentimientos acerca del sexo están cambiando. Tal vez está menos interesada. O, tal vez se sienta liberada o más sexy después de la menopausia. Después de cerca de un año entero sin su período, usted ya no podrá quedar embarazada. Pero recuerde, podría estar en riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS), como la gonorrea o incluso el VIH/SIDA. Usted incrementa el riesgo de una ETS si está teniendo relaciones sexuales con más de una persona o con alguien que está teniendo relaciones sexuales con otras personas. Si es así, asegúrese de que su pareja usa un condón cada vez que tenga relaciones sexuales.
Cambios de humor. Usted podría encontrarse más cambiante o irritable durante el tiempo de la menopausia. Los científicos no saben por qué esto pasa. Es posible que el estrés, cambios en la familia tales como hijos que están creciendo o padres que están envejeciendo, un historial de depresión o sentirse cansada puedan causarle estos cambios de humor.
Su cuerpo se siente diferente. Su cintura se puede ensanchar. Usted puede perder masa muscular y ganar grasa. Su piel se podría poner delgada. Tal vez tenga problemas de memoria, y sus articulaciones y músculos podrían sentirse entumecidos y adoloridos.
Cambio en su periodo. Esto puede ser lo que usted note primero. Sus periodos podrían no ser regulares. Éstos podrían ser más cortos o durar más. Tal vez sangre menos o más que lo usual. Éstos son todos cambios normales, pero para asegurarse que no haya ningún problema, consulte con su doctor si:
•    Sus periodos se hacen muy cercanos entre sí
•    Si usted tiene flujo abundante
•    Sangra un poco o mancha entre periodos
•    Los periodos le duran más de una semana
Calores súbitos. Muchas mujeres tienen calores súbitos durante la etapa de la menopausia. Éstos podrían estar relacionados a cambios en los niveles de estrógeno. Los calores súbitos podrían durar unos cuantos años después de la menopausia. Un calor súbito es una sensación repentina de calor en la parte superior de todo su cuerpo. Su cara y su cuello podrían enrojecerse. Áreas enrojecidas podrían aparecer en su pecho, en su espalda y sus brazos, seguidas por sudor fuerte y escalofríos. Los calores súbitos podrían ser muy leves o suficientemente fuertes como para despertarla (llamados sudores nocturnos). La mayoría de los calores súbitos duran de 30 segundos a 10 minutos.

Diagnóstico

El diagnóstico de la menopausia suele ser retrospectivo aunque debido a los síntomas requiera tratamiento previo. El dato más importante es la amenorrea o el cese de la menstruación desde al menos 6 meses (FIGO – Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia) ó 12 meses (OMS – organización mundial de la Salud). Esta amenorrea suele ir acompañada de los siguientes síntomas:
Sofocos
Sudoración nocturna
Insomnio
Sequedad vaginal
Pueden realizarse determinaciones plasmáticas de hormona FSH y Estradiol. La FSH es una hormona que estimula la producción de óvulos y el Estradiol es la hormona responsable del crecimiento del útero, las trompas de Falopio y de mantener un buen trofismo de la vagina. Niveles mayores de 40U/l de FSH y menores de 25pg/ml de Estradiol sugieren una situación de agotamiento folicular (óvulos agotados). Se pueden realizar exámenes complementarios como:
Citología vaginal
Citología de cérvix
Ecografía vaginal
Mamografía (como cribado para detectar cáncer de mama)

Tratamiento

El tratamiento en la menopausia debe ir dirigido principalmente a la prevención de las complicaciones a largo y medio plazo y al alivio de la sintomatología a corto plazo. Como prácticamente todos los trastornos asociados a la menopausia son debidos a la falta de producción de estrógenos por los ovarios, el tratamiento se basará fundamentalmente en suplir este déficit de hormonas mediante la administración de estrógenos que es el llamado “tratamiento hormonal sustitutivo” (THS); existen también nuevos preparados no hormonales pero con acción similar a los estrógenos y que intentan evitar los efectos indeseados de los mismos. Por otra parte, la terapia debe basarse asimismo en la correcta información sobre hábitos de vida, dieta, suplementos de calcio y tratamientos como ayuda en la prevención de la osteoporosis.

Terapia hormonal sustitutiva (THS)

La administración de estrógenos se emplea con eficacia desde hace tiempo para el tratamiento de los síntomas climatéricos como los calores y sofocaciones. Sin embargo, en los últimos años se ha comprobado la eficacia de este tratamiento para prevenir prácticamente todas las complicaciones asociadas a la menopausia: disminución de los problemas vaginales mejorando las relaciones sexuales, prevención de la pérdida de colágeno mejorando la textura de la piel, mejoría de los síntomas psíquicos y prevención a largo plazo de la pérdida de masa ósea
Actualmente se considera que el THS deberá mantenerse en cada caso de forma individualizada y revisarse cuando las circunstancias personales y los síntomas cambien.
Mucho se ha escrito en los últimos años a raíz de la publicación del estudio WHI (Women´s Health Initiative) desarrollado en 16.608 postmenopaúsicas. En dicho trabajo se llegó a la conclusión que la THS con estrógenos equinos y medroxiprogesterona (exclusivamente) incrementa el riesgo de cáncer de mama, ictus, enfermedad coronaria y tromboembolismo. Todo esto hay que colocarlo en su justo término ya que el ligero aumento de estos riesgos (aumenta sobre todo en pacientes mayores de 60 años y/o con alguna enfermedad asociada como hipertensión, diabetes etc.) puede asumirse dados los beneficios esperados. Según los últimos estudios publicados, la THS prácticamente no tiene inconvenientes si se usa en mujeres con menopausia reciente, en dosis bajas y durante un periodo de alrededor de unos 5 (máximo 10) años.
Existen diferentes vías de administración que podemos resumir de la siguiente manera:
Vía oral:

Los estrógenos son destruidos en parte al atravesar la mucosa intestinal, y por ello, hay que administrar dosis más elevadas. Además tienen el inconveniente de su paso por el hígado.
Vía transdérmica (Parches):

Es un sistema de administración continua de hormonas que evita el paso por el hígado con el consiguiente buen perfil de tolerancia. Existen parches de estrógenos solos y a diferentes dosis, y parches combinados de estrógenos y progesterona. Son cómodos de usar y poseen todas las ventajas sobre síntomas, aparato genitourinario, piel, hueso y sistema cardiovascular. Su principal inconveniente es la aparición de sangrados y que deben asociarse a un gestágeno (progesterona) si la mujer no está histerectomizada (si no se le extirpó el útero) o utilizar en estos casos parches combinados. Existen diferentes pautas terapeúticas para combinar la administración de estrógenos y progesterona siendo la pauta continua una de las más usadas debido a que en un alto porcentaje de casos evita el sangrado.
Vía percutánea:

Consiste en la aplicación sobre la piel de un gel de estrógenos. También evita el paso hepático pero su uso resulta ser algo engorroso.
Vía vaginal:
Geles y cremas de estrógeno cuyo efecto es exclusivamente local.
Preparados no esteroides
•    Tibolona. Es una molécula con acción débil estrogénica, androgénica y progestagénica que resulta eficaz en el tratamiento de la sintomatología climatérica, reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular al mejorar el perfil lipídico y tiene efecto beneficioso sobre el hueso. Una de sus principales ventajas son el no producir prácticamente sangrado uterino.
•    Raloxifeno. Es un modulador selectivo de los receptores de estrógenos con efecto estrogénico (beneficioso) sobre el metabolismo del hueso y los lípidos. Tiene un efecto antiestrogénico sobre el endometrio (ausencia de sangrado) y sobre el tejido mamario (protector sobre el cáncer de mama). No tiene efecto sobre los calores ni las sudoraciones.
•    Fitoestrógenos. Se comportan como estrógenos débiles, actuando beneficiosamente sobre el esqueleto, sistema cardiovascular y sistema nervioso central. También mejoran las sofocaciones y la sequedad vaginal. Son una opción a tener en cuenta para mujeres que no deben o no desean utilizar estrógenos. Los fitoestrógenos se encuentran en forma natural en la soja (alubias y brotes) y en general en todos los cereales, legumbres, verduras, frutas y semillas. Existen preparados comerciales que tienen la ventaja de aportar las dosis exactas recomendadas.
•    Bifosfonatos. Alendronato, Risedronato y Etidronato. Son sustancias que impiden la pérdida de hueso al inhibir la resorción ósea siendo muy eficaces exclusivamente en la prevención de fracturas.
•    Calcitonina. Es una de las hormonas que regulan el metabolismo del hueso reduciendo su pérdida y aumentando la densidad del mismo en osteoporosis establecida. Se utiliza la calcitonina sintética de salmón administrada generalmente vía intranasal.
Aquí también se pueden incluir diferentes preparados como son los ansiolíticos, antidepresivos, calcio y vitamina D.

Precauciones

Debe ser tu ginecólogo el que individualice tu caso en particular y te recomiende el tratamiento más adecuado en tu caso. También te aconsejará sobre la conveniencia de practicar algún estudio del riesgo de osteoporosis (densitometría ósea), mamografías, citología etc. No olvides que como mínimo debes hacerte una revisión ginecológica anual
Es importante que las mujeres, una vez observen irregularidad menstrual o sangrados irregulares, acudan a su médico para  que le ayude a determinar si son esos cambios normales producto de la menopausia  o si existe algo anormal en el revestimiento interno del útero.

Remedios populares

Para aliviar los bochornos, tomar infusión de hierbas que provean estrógeno natural o estimulen la producción natural de esta hormona como la alfalfa, angélica o apio.
Triturar semillas de soya o soja hasta tener una pasta suave que deberá ser hervida en una taza de agua durante 15 minutos.  Puede también tomar leche de soya.
Cocer una cucharada de flores de trébol morado o rojo, dos cucharaditas de anís y dos de semillas de hinojo machacadas, en una taza de agua hirviendo durante 15 minutos.  Luego se cuela y se toma hasta tres tazas por día.
Mezclar 5 g de artemisa, una pizca de flores de espino y una taza de agua.  Dejar hervir todo durante cinco minutos y fíltrelo.   Agregar un poco de miel.
El dong quai es una planta utilizada durante siglos en la medicina tradicional china para aliviar y combatir trastornos ginecológicos, como la menopausia, ya que contiene fitoestrógenos naturales que actúan como reguladores hormonales femeninos. (disponible en nuestra tienda).

Recomendaciones

Algunas recomendaciones para  aliviar y ayudar a las mujeres que se encuentran en esta fase de sus vidas son:
Cuidado con la tensión y el estrés :urante este período de cambios puede también ocurrir situaciones personales o familiares que contribuyen al aumento de tensión prolongando las molestias propias de la menopausia.  Debido a ello, se recomienda  practicar técnicas de relajación lo cual puede ayudar a reducir dichos malestares.
No a la comida copiosa: se debe evitar las comidas copiosas, ya que podrían provocar bochornos.  En su lugar, se debe  consumir, durante el día, de cuatro a seis pequeñas comidas lo cual ayuda a regularizar la temperatura del cuerpo.
Tenga una dieta balanceada: se debe limitar el consumo de los dulces y concentrarse en una dieta rica en frutas, vegetales y granos enteros los cuales estabilizan los niveles de azúcar en la sangre y así ayudan a controlar los altibajos emocionales de la menopausia.   Además,  las mujeres en menopausia no sólo pueden tener mayores riesgos de osteoporosis sino también de enfermedades cardiacas. De allí la necesidad de vigilar lo que se consumir aumentando el calcio (leche, brócoli, etc.) y evitando las grasas.
El agua elemento fundamental: el consumo de líquido (de ocho a diez vasos al día) ayudan a regular el termostato natural del cuerpo.  Sin embargo, se debe evitar las bebidas alcohólicas o con cafeína, ya que interfieren con la absorción de calcio y, en algunas mujeres, produce bochornos.
Vístase para los bochornos : debido a que los niveles hormonales fluctuantes dilatan los vasos sanguíneos, el termostato natural del cuerpo se afecta causando los repentinos calores o bochornos.
Se recomienda usar ropa holgada, de telas frescas, de punto o llevadas en diferentes capas que puedan ser retiradas y vueltas a reemplazar con rapidez en caso de enfriamiento
Formas para refrescarse : para los calores faciales, se recomienda chupar trozos de hielo.  En cuanto a enfriar el cuerpo, existen varios métodos como las duchas frías, remojar los pies en agua fría, ponerse delante de un refrigerador con la puerta abierta o caminar en la zona de alimentos congelados del supermercado.
El ejercicio es importante Los ejercicios como caminar, bailar y los aeróbicos de impacto suave tienen varios beneficios para la mujer en menopausia que incluye no sólo quemar calorías excedentes y alivia la tensión, sino aumentar la masa ósea y mejorar la absorción de calcio.
Busque apoyo: resulta beneficio hablar con otras mujeres que estén viviendo esta etapa de su vida para intercambiar ideas y sentimientos lo cual fuerza su autoestima y la hará sentirse mejor.
Comunique de inmediato al doctor cualquier sangrado vaginal tras 12 meses sin regla.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Enfermedades de transmisión sexual o venéreas

Enfermedades de transmisión sexual o venéreas

Enfermedades de transmisión sexual

El Chancroide

El chancroide es una infección bacteriana causada por un organismo llamado Haemophilus ducreyi. Los hombres no circuncidados tienen un riesgo 3 veces mayor de contraer el chancroide de una pareja infectada. Por otra parte, el chancroide es un factor de riesgo para contraer el virus del VIH.

Síntomas:

En un período de 1 día a 2 semanas después de contraer el chancroide, una persona desarrollará una protuberancia pequeña en los genitales, la cual se convierte en una úlcera al día siguiente de su aparición.
Aproximadamente la mitad de los hombres afectados presenta una sola úlcera, mientras que las mujeres afectadas presentan con frecuencia cuatro o más úlceras, las cuales aparecen en partes específicas.

Tratamiento:

La infección se trata con antibióticos entre los que se cuentan: azitromocina, ceftriaxona, ciprofloxacina y eritromicina. Las inflamaciones grandes de los ganglios linfáticos requieren drenaje, ya sea con aguja o con cirugía local.

Gonorrea

La gonorrea es una de las enfermedades infecciosas bacterianas más comunes y es más frecuentemente transmitida durante las relaciones sexuales, incluidos tanto el sexo oral como el anal.
El agente causal puede infectar: la garganta y producir dolor de garganta severo (faringitis gonocócica); la vagina y desencadenar irritación con secreción (vaginitis); el ano y el recto en donde se origina una proctitis. Además, los organismos pueden diseminarse por el tracto reproductor femenino, a través del cuello uterino y el útero, hacia las trompas de Falopio, que son los conductos que transportan el óvulo desde los ovarios hasta el útero.
La gonorrea se transmite casi siempre a través de las relaciones sexuales, ya sea por vía oral, anal o vaginal. La mujer es mucho más susceptible de contraer gonorrea del hombre, que el hombre de la mujer. La gonorrea también puede ser pasada a un ojo con la mano o con otra parte del cuerpo humedecida con líquidos infectados. Si una mujer embarazada tiene gonorrea, puede pasar el germen a los ojos de su bebé durante el parto, lo cual puede causar una infección de ojos seria.

Síntomas

Los síntomas aparecen entre los 2 y 21 días después de haber adquirido la enfermedad. El síntoma más frecuente es una secreción uretral mucosa blanquecina o clara o purulenta (gruesa, amarillenta), ubicada en la punta del pene. Otros síntomas son dolor al orinar, sensación de quemazón en la uretra, dolor o inflamación de los testículos.
En el varón este germen provoca uretritis y prostatitis.
En las mujeres, la infección suele cursar de forma asintomática. Sin embargo, pueden presentarse signos y síntomas tales como una secreción vaginal, aumento de ganas de orinar y molestias urinarias (disuria). La expansión del germen hacia las trompas de Falopio puede producir dolor en la zona baja del abdomen, encogimiento, fiebre, náusea y los síntomas generalizados de cuando se tiene una infección bacteriana.
También produce enfermedades como vaginitis y cervicitis, pero también endometritis, salpingitis y enfermedad inflamatoria pélvica aguda. Caracterizada por enrojecimientos en el área genital

Tratamiento

Hay dos objetivos en el tratamiento de una enfermedad de transmisión sexual, especialmente una tan fácilmente diseminada como la gonorrea. El primero es curar la infección en el paciente y el segundo localizar y examinar a todas las otras personas con las cuales el paciente tuvo contacto sexual y tratarlas para prevenir la diseminación mayor de la enfermedad.
La penicilina solía administrárseles  a pacientes con gonorrea, pero ya no se usa con tanta frecuencia, dado que algunos tipos de las bacterias de la gonorrea ya no responden a este fármaco, lo que se denomina resistencia al antibiótico. La resistencia al antibiótico es una gran amenaza a la salud pública, en la cual no se pueden destruir las bacterias con los medicamentos antibióticos corrientes.
Los antibióticos llamados cefalosporinas, incluyendo Ceftriaxona (Rocephin), se recomiendan para personas con gonorrea. Igualmente, un medicamento llamado Azitromicina (Zithromax) se puede administrar a personas con infecciones no complicadas.
Es importante realizar una visita de seguimiento a los 7 días después del tratamiento, especialmente para las mujeres que pueden no tener síntomas asociados con la infección.

Granuloma inguinal

Síntomas:

Los síntomas pueden ocurrir entre 1 a 12 semanas después de estar en contacto con la bacteria que causa la enfermedad.
•    Aproximadamente la mitad de los hombres y mujeres infectados tienen lesiones en el área anal.
•    Aparecen protuberancias carnosas, rojas y pequeñas en los genitales o en el área perianal.
•    La piel gradualmente se desgasta y las protuberancias se convierten en nódulos levantados, aterciopelados, carnosos y rojos, llamados tejido de granulación. Generalmente son indoloros, pero que sangran con facilidad si se lesionan.
•    La enfermedad se disemina lentamente y destruye el tejido genital.
•    El daño tisular se puede extender al área donde las piernas se unen al tronco.
•    Los genitales y la piel circundante presentan una decoloración.
En sus etapas iniciales, puede ser difícil diferenciar el granuloma inguinal del chancroide.

Tratamiento:

Los antibióticos se utilizan para tratar el granuloma inguinal y la curación completa requiere de un tratamiento bastante largo. La mayoría de los esquemas de tratamiento duran tres semanas o hasta que las lesiones hayan sanado por completo.
Es esencial una evaluación de seguimiento debido a que la enfermedad puede reaparecer después de una curación aparentemente exitosa.

Linfogranuloma venéreo

LGV es una enfermedad transmitida sexualmente, causada por un tipo específico de las bacterias llamadas Chlamydia. Afecta generalmente las glándulas de la linfa en el área genital.

Síntomas

El primer síntoma puede ser una espinilla o una lesión pequeña, sin dolor que ocurre en el pene o la vagina. Es a menudo inadvertido. La infección entonces se esparce a los nodos de linfa en el área de la ingle y de allí al tejido fino circundante. Las complicaciones pueden incluir las glándulas inflamadas e hinchadas de la linfa que pueden drenar y sangrar.
El tratamiento de elección para eliminar a la Chlamydia trachomatis es con antibióticos, particularmente las tetraciclinas, macrólidos, las nuevas quinolonas y la Azitromicina.

Tratamiento

En esta enfermedad el tratamiento debe ser prolongado, recomendándose a las tetraciclinas por vía oral durante tres semanas.
En las mujeres embarazadas se recomienda la utilización de eritromicina, ya que los otros antibióticos pueden ocasionar algunos trastornos al bebé.

Sífilis

Es una enfermedad infecciosa causada por la espiroqueta Treponema pallidum, la cual penetra en la piel lesionada o las membranas mucosas. Su transmisión se presenta con más frecuencia por contacto sexual y se puede también transmitir al feto durante cualquier etapa del embarazo. Esta enfermedad se ha propagado en los Estados Unidos y afecta principalmente a adultos sexualmente activos entre 20 y 29 años de edad.

Síntomas:

Los síntomas de sífilis dependen de la etapa de la enfermedad, pero muchas personas no presentan síntomas.
En general, las úlceras indoloras y la inflamación de los ganglios linfáticos son posibles síntomas de la sífilis primaria. Las personas con sífilis secundaria también pueden presentar fiebre, fatiga, erupciones cutáneas, dolores y achaques, al igual que inapetencia, entre otros síntomas. La sífilis terciaria causa problemas cardíacos, cerebrales y neurológicos.

Tratamiento:

Los antibióticos son un tratamiento efectivo para la sífilis y la penicilina es el preferido. La dosis y la forma de aplicarla (intramuscular o intravenosa) dependen de la etapa en que esté la sífilis. La doxiciclina se puede utilizar como un tratamiento alternativo en personas alérgicas a la penicilina.

Varias horas después del tratamiento de las etapas iniciales de la sífilis, usted puede presentar una reacción llamada reacción de Jarish-Herxheimer, cuyos síntomas abarcan:
Escalofríos
Fiebre
Sensación general de malestar
Dolores articulares generalizados
Dolores musculares generalizados
Dolor de cabeza
Náuseas
Erupción cutánea

Estos síntomas generalmente desaparecen al cabo de 24 horas.

Se deben hacer exámenes de sangre de control a los 3, 6, 12 y 24 meses para asegurarse de que la infección haya desaparecido. Igualmente, se deben evitar las relaciones sexuales hasta que dos exámenes de control muestren que la infección ha sido curada. La sífilis es extremadamente contagiosa a través del contacto sexual en las etapas primaria y secundaria.

La sífilis es una infección de notificación obligatoria, lo cual quiere decir que los médicos deben informar de cualquier caso de esta enfermedad a las autoridades de salud pública, de tal manera que se pueda identificar y tratar a los compañeros sexuales potencialmente infectados.

VIH/SIDA

VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es el virus que produce la enfermedad del SIDA. Este virus pasa de una persona a otra a través del contacto de sangre con sangre (transfusiones sanguíneas, agujas infectadas con VIH y contacto sexual). Además, una mujer embarazada infectada puede contagiar a su bebé con el virus VIH durante el embarazo, el parto, o en el amamantamiento.
El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) se adquiere cuando la infección VIH debilita el sistema inmune del individuo de tal manera que le resulta difícil luchar contra ciertas enfermedades e infecciones.
Los síntomas del SIDA son principalmente el resultado de infecciones que normalmente no se desarrollan en personas con un sistema inmunológico sano. Estas se llaman “infecciones oportunistas”.
El VIH destruye el sistema inmunológico de los pacientes con SIDA y son muy susceptibles a dichas infecciones oportunistas. Los síntomas comunes son fiebre, sudoración (particularmente en la noche), glándulas inflamadas, escalofríos, debilidad y pérdida de peso.
Los problemas dentales como encías sangrantes, lesiones por herpes bucales, e infecciones micóticas se encuentran entre los primeros signos del SIDA. No obstante, usted no debe suponer que padece la infección por tener cualquiera de esos síntomas porque éstas también se presentan en personas que no padecen la enfermedad. El único modo de determinar si usted está infectado es someterse a un análisis de detección de VIH. Consulte a su médico o a otro profesional de la salud.
Un resultado positivo del VIH no significa que usted tenga SIDA. El SIDA es un diagnóstico médico realizado por un doctor que se basa en criterios específicos. Tampoco se puede confiar en los síntomas para saber si uno está infectado con VIH. Un gran número de personas infectadas con VIH no presentan síntomas durante varios años.
Los siguientes pueden ser signos de alarma de infección con VIH:
•    Pérdida rápida de peso
•    Tos seca
•    Fiebre recurrente o sudoraciones nocturnas intensas
•    Fatiga pronunciada
•    Inflamación de ganglios linfáticos en axilas, ingle o cuello
•    Diarreas persistentes por más de una semana
•    Lunares blancos o manchas inusuales en lengua, boca o garganta
•    Neumonía
•    Manchas rojas, marrones, rosadas o moradas sobre o debajo de la piel, dentro de la boca, nariz o párpados
•    Pérdida de memoria, depresión u otros trastornos neurológicos

FORMAS DE TRANSMISIÓN DEL VIRUS DEL SIDA

El virus del Sida se encuentra en todos los fluidos y secreciones, sin embargo la epidemiología señala para que exista el contagio, éstos tienen que contener altas concentraciones del mismo. Por lo tanto, las evidencias científicas establecieron que sus formas de transmisión son las siguientes:
•    por contacto sexual a través del fluido genital masculino (semen)  y por las secreciones cervicovaginales de la mujer (flujo vaginal).
•    por vía parenteral a través de la transfusión de sangre o hemoderivados (plasma, plaquetas), órganos transplantados, inseminación artificial, intervenciones quirúrgicas, tratamiento odontológico con uso de material punzante, maniobras con instrumentos punzocortantes no profesionales (compartir agujas y jeringas entre los drogadictos endovenosos, practicarse tatuajes)
•    la intrauterina o perinatal (conocida como transmisión vertical). La transmisión del virus del Sida de una mujer embarazada a su hijo, durante la gestación, en el parto o por medio de la lactancia
•    Debe destacarse que no hay evidencia que sustente la transmisión del virus por otras vías de contagio (lágrimas, saliva, sudor, etc.)

Tratamiento

Desde la XI Conferencia Internacional del SIDA, celebrada hace un año en Vancouver, se han abierto nuevas perspectivas sobre la infección VIH y el SIDA fundamentadas en dos pilares: el empleo de la medición de carga viral del VIH y las nuevas pautas de tratamiento con antirretrovirales. Estas perspectivas permiten ser optimistas y vislumbrar una luz en el fondo del túnel. Sin embargo se empiezan a oír comentarios que pueden reflejar la confusión de la creencia de que existen tratamientos que curan el SIDA y que puede inducir a error.
A la luz de los conocimientos actuales no existe un tratamiento antirretroviral que cure el SIDA; las potentes combinaciones de 3 o más antirretrovirales sólo han demostrado que retrasan la progresión del seropositivo a SIDA y mejoran su calidad de vida, lo que ya supone un gran logro y quizás en el futuro se pueda decir que curan o cronifican la infección VIH; pero aún no. A pesar del descenso de la carga viral a niveles que no son posibles de detectar con las actuales técnicas, no quiere decir que el virus ha desaparecido o que no exista ADN viral dentro del material genético de algunas células. Por lo tanto no se debe confundir ‘indetectable’ con ‘inexistente’. También se tiene que tener presente que los descensos detectados en sangre no tienen porque corresponderse con descensos en, por ejemplo, secreciones sexuales.
En el momento actual es posible detectar al virus por carga viral o PCR a los pocos días del contagio (4-7 días) y se están ensayando regímenes de tratamiento temprano para ver si es posible erradicar el virus en los primeros momentos de la infección (unos pocos, 2-3, días tras ser expuesto a una potencial fuente de contagio). Sin embargo harán falta años para sacar conclusiones definitivas. Es cierto que la infección VIH puede ser una carrera ‘contrarreloj’, pero las precipitaciones iniciales y las estimaciones que se han hecho han sido con frecuencia erróneas; por lo tanto lo mejor es ser prudente y actuar a la luz de los conocimientos actuales, que además evolucionan con mucha rapidez.
Por ello el sexo seguro sigue siendo la mejor practica para evitar un posible contagio de las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el SIDA. No se puede decir: ‘da igual, mañana me tomo los antirretrovirales y solucionado…’. Además en la actualidad los tratamientos no se venden en las farmacias, tienen muchos efectos secundarios o indeseables de gravedad variable y no siempre será fácil acceder a ellos.
Los seropositivos, mientras no se demuestre lo contrario, siguen siendo portadores del VIH aunque su carga viral sea indetectable. Por lo tanto deben evitar la transmisión del virus a otros adoptando o reafirmando practicas seguras; a su vez, podrán evitar reinfecciones.

Cervicitis

Causas

Muy frecuentemente una infección es la causante de la cervicitis. Sin embargo, en unos pocos casos se puede atribuir a una exposición química o a un cuerpo extraño, como un pesario (un aparato que se inserta en la vagina para soportar el útero), un capuchón cervical (un aparato para el control natal) o un diafragma. La causa también puede ser una alergia a espermicidas anticonceptivos o condones de látex.
La cervicitis es muy común y afecta a más de la mitad de las mujeres en algún momento de su vida adulta. Un mayor riesgo está asociado con el coito a temprana edad, con un comportamiento sexual de alto riesgo, con múltiples parejas sexuales y antecedentes de enfermedades de transmisión sexual.

Síntomas

Secreción vaginal inusual, persistente
• Puede ser profusa y con olor, de color gris, blanco o amarillo
Sangrado vaginal anormal después de las relaciones sexuales, entre menstruaciones, después de la menopausia
• Sensación de presión o pesadez pélvica
Relaciones sexuales dolorosas
Dolor vaginal
Tratamiento
Las causas infecciosas se tratan con medicamentos prescriptos (antibióticos o antimicóticos). Pueden tomarse oralmente (por la boca) o ser aplicados en la vagina (crema o loción).

Se puede iniciar las terapias hormonales especialmente en mujeres pos menopáusicas. La criocirugía, la electrocauterización y la terapia con láser son otras opciones de tratamiento que se pueden tomar en cuenta si las medidas menos invasivas no tienen éxito.

Piojos púbicos, o “Ladilla”

Causas

Los piojos púbicos son insectos diminutos, de cuerpo plano y sin alas, que viven en la piel. Los piojos púbicos se alimentan de la sangre del organismo huésped, pero pueden vivir hasta 24 horas fuera del mismo. Los piojos púbicos infectan las partes peludas o velludas del cuerpo, sobre todo alrededor del pelo púbico. Parecen costras pequeñas a simple vista. Sus huevos pueden verse en el pelo cerca de la piel, en la forma de pequeños puntos blancos pegados al pelo. El período de incubación de los huevos es de seis a ocho días.
Cualquiera puede contraer piojos púbicos. Se estima que hay  más de 1 millón de casos cada año. Sin embargo, las personas que tienen más compañeros en relaciones sexuales corren un riesgo más alto de contraer piojos púbicos.

Tratamiento

El mejor tratamiento para los piojos del pubis es la prescripción de un lavado con un champú como Elimite o Kwell:
•    Se debe aplicar completamente en el vello púbico y en la piel por 5 minutos como mínimo.
•    Se enjuaga la zona muy bien
•    Se cepilla el vello púbico con un peine de dientes finos para retirar los huevos (liendres). Las liendres se pueden aflojar un poco aplicando vinagre previamente, pero el vello debe estar seco en el momento de aplicar el champú.
Usualmente basta con una aplicación y si se recomienda otro tratamiento, se debe hacer de 4 días a 1 semana después.
Algunos de los medicamentos de venta libre para el tratamiento de los piojos son Rid y Nix.
Al momento de aplicar el tratamiento, se debe lavar toda la ropa y la lencería en agua caliente. Los objetos que no se puedan lavar se puede rociar con un aerosol medicado o pueden sellarse (sofocarlos) en bolsas plásticas y no utilizarlos por un espacio de 10 a 14 días. De igual manera, es necesario que todas las parejas sexuales se traten simultáneamente.

Candidiasis genital

Causas

La candidiasis, conocida también como “infección por levaduras” o CVV, es una infección micótica común que ocurre cuando hay sobrecrecimiento del hongo llamado Cándida. La Cándida siempre está presente en el organismo en pequeñas cantidades. No obstante, cuando ocurre un desequilibrio, por ejemplo, cambios en la acidez normal de la vagina o cambios en el equilibrio hormonal, la Cándida puede multiplicarse. Cuando esto ocurre, aparecen los síntomas
La mayoría de los casos de infección por Cándida son causados por la Cándida del propio organismo de la persona. Las levaduras de la especie de la Cándida generalmente viven en la boca, en el tracto gastrointestinal y en la vagina sin causar síntomas

Tratamiento

Los medicamentos preferidos para tratar las infecciones vaginales por levaduras son los antimicóticos, los cuales pueden ser administrados por vía oral, a través de la vagina o aplicados directamente sobre el área afectada. Aunque estos medicamentos generalmente logran curar la infección (80-90% de éxito), las infecciones que no responden a tratamiento se están haciendo cada vez más comunes, especialmente en las mujeres infectadas por el VIH y que reciben terapia antifúngica a largo plazo. El uso prolongado y frecuente de estos tratamientos puede disminuir su eficacia.

Herpes (Oral y genital)

Causa

El herpes es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes en los EE.UU. Es una infección causada por dos virus diferentes pero estrechamente relacionados. Ambos son muy fáciles de contraer, tienen síntomas similares y pueden ocurrir en diferentes partes del cuerpo. Cuando la infección está en la boca, se la llama herpes oral. Cuando está en o cerca de los órganos sexuales, se la llama herpes genital.
El contacto directo de piel con piel puede transmitir el herpes. Esto incluye tocar, besar y el contacto sexual (vaginal, anal y oral). Las partes húmedas de la boca, la garganta, el ano, la vulva, la vagina y los ojos se infectan muy fácilmente. La piel puede infectarse si está cortada, irritada, quemada, con salpullido o con otras lastimaduras. El herpes puede pasarse de una persona a otra, o de una parte del cuerpo propio a otra. Si una persona tiene llagas bucales de un resfriado, puede transmitir el virus durante el sexo oral y causar herpes genital. El herpes se propaga más fácilmente cuando hay llagas abiertas. También puede transmitirse antes de que se lleguen a formar las ampollas.

Tratamiento

Aunque no hay curación para el herpes genital, su doctor le puede recetar una de estas tres medicinas para el tratamiento:
•    Aciclovir (Zovirax®) trata los brotes iniciales y/o posteriores de herpes genital.
•    Famciclovir (Famvir®) trata los episodios tardíos de herpes genital y ayuda a prevenir futuros brotes.
•    Valaciclovir (Valtrex®) trata los episodios tardíos de herpes genital.
Durante un episodio activo de herpes, sea el primero o uno recurrente usted debe seguir estos sencillos pasos para apresurar la curación y evitar la diseminación a otros lugares del cuerpo o a otras personas:
•    Mantenga el área infectada limpia y seca para prevenir que se desarrollen otras infecciones.
•    Evite tocar las lesiones.
•    Lávese las manos después de tocar las lesiones.
•    Evite el contacto sexual desde el primer momento que siente los síntomas hasta que las lesiones se hayan sanado completamente, esto es, cuando se ha caído la costra y se ha formado piel nueva en el lugar donde estaba la lesión.

Verrugas genitales

Causas

El virus responsable de las verrugas genitales se llama virus del papiloma humano (VPH), el cual puede producirlas en el pene, la vulva, la uretra, la vagina, el cuello uterino y alrededor del ano.
La infección con el VPH alrededor de los genitales es común, aunque la mayoría de las personas son asintomáticas. No obstante, incluso si la persona NO tiene síntomas, debe recibir tratamiento para evitar complicaciones y la diseminación de la afección a otros.
Existen más de setenta tipos diferentes de VPH. Varios tipos están asociados con verrugas genitales, mientras que otros están asociados con verrugas comunes o verrugas planas en otros lugares de la piel.
El VPH se desarrolla bien en las áreas genitales húmedas. Las verrugas en las partes genitales externas se reconocen fácilmente, ya que son lesiones levantadas, de coloración carnosa que se pueden presentar solas o en racimos. Si no reciben tratamiento, las verrugas se pueden agrandar rápidamente, tomando una apariencia “similar a una coliflor.”

En las mujeres, el VPH puede invadir la vagina y el cuello uterino. Estas verrugas son planas y no son fácilmente visibles sin el uso de procedimientos especiales. Dado que el VPH puede conducir a cambios cancerígenos y cambios premalignos en el cuello uterino, es importante que esta condición se diagnostique y se trate. El examen de Papanicolaou realizado en forma periódica es necesario para detectar el VPH u otros cambios anormales relacionados con este virus. El hecho de tener el virus del herpes y el VPH aumentan el riesgo de desarrollo del cáncer cervical.
El virus que causa las verrugas genitales se llama virus del papiloma humano (VPH), del cual existen más de 70 tipos diferentes.
Algunos tipos del VPH causan verrugas genitales, las cuales se pueden encontrar en el pene, la vulva, la uretra, la vagina, el cuello uterino, la laringe, al igual que en el ano y a su alrededor.
Otros tipos del VPH causan verrugas comunes o planas en otras partes de la piel, como las manos. Sin embargo, las verrugas en las manos u otras partes del cuerpo no causan verrugas genitales.
La infección con el virus del papiloma humano alrededor de los genitales es común, aunque la mayoría de las personas son asintomáticas. No obstante, incluso si usted no tiene síntomas, debe recibir tratamiento para evitar complicaciones y la diseminación de la afección a otros.
En las mujeres, el virus del papiloma humano puede invadir las paredes de la vagina y el cuello uterino. Estas verrugas son planas y no son fácilmente visibles sin el uso de procedimientos especiales.
Ciertos tipos del VPH pueden conducir a cambios precancerosos en el cuello uterino, cáncer cervical o cáncer anal. Se denominan tipos de VPH de alto riesgo.
Los siguientes son hechos importantes acerca de cómo se puede propagar el VPH y las verrugas genitales:
•    La infección por el VPH se transmite de una persona a otra a través del contacto sexual que compromete la membrana mucosa o la piel anal, oral o vaginal. Es posible que las verrugas genitales y el VPH se propaguen, incluso cuando no se pueda observar ninguna verruga.
•    Es posible que usted no vea las verrugas durante al menos 6 semanas a 6 meses después de resultar infectado con el VPH. Igualmente puede tomar mucho más tiempo, incluso años, así que apenas usted note las verrugas genitales, no significa que usted o su compañero hayan tenido contacto sexual con alguien por fuera de su relación.
No todas las personas que han estado expuestas al VPH y las verrugas genitales van a desarrollarlas.
Los siguientes factores lo ponen a uno en alto riesgo de contraer verrugas genitales, de que se le diseminen más rápidamente, de que reaparezcan o de tener otras complicaciones del virus del papiloma humano:
•    Tener múltiples compañeros sexuales
•    Desconocer si alguien con quien se ha tenido una relación sexual tenía una infección de transmisión sexual (ITS)
•    Volverse sexualmente activo a temprana edad
•    Consumir alcohol y tabaco
•    Tener estrés y otras infecciones virales (como VIH o herpes) al mismo tiempo
•    Estar en embarazo
•    Tener un sistema inmunitario que no funciona bien, como durante el tratamiento para el cáncer o el SIDA
Si un niño presenta verrugas genitales, se debe sospechar abuso sexual como la posible causa.

Síntomas

•    Lesiones elevadas de coloración carnosa en los genitales, ano o piel circundante
•    Crecimientos con apariencia de coliflor alrededor del ano o genitales
•    Aumento de la humedad en el área de los crecimientos
•    Prurito del pene, escroto, área anal o prurito vulvar
•    Aumento del flujo vaginal
•    Sangrado vaginal anormal (no asociado con un período menstrual) después de tener relaciones sexuales

Tratamiento

Las verrugas genitales deben ser tratadas por un médico. NO use remedios de venta libre propuestos para otros tipos de verrugas.
El médico puede tratar las verrugas genitales aplicando un tratamiento cutáneo en el consultorio o le puede prescribir un medicamento que usted se aplica en casa varias veces a la semana.
Estos tratamientos abarcan:
•    Imiquimod (Aldara)
•    Podofilina y podofilox (Condylox)
•    Ácido tricloroacético (ATC)
Los tratamientos quirúrgicos comprenden:
•    Criocirugía
•    Electrocauterización
•    Terapia láser
•    Escisión quirúrgica (extirparlas)
Si usted presenta verrugas genitales, todos sus compañeros sexuales deben ser examinados por un médico y recibir tratamiento en caso de encontrárseles dichas verrugas.
Después del tratamiento inicial, el médico programará citas de control para ver si se presenta reaparición de las verrugas.
Las mujeres que hayan tenido verrugas genitales y las mujeres cuyos compañeros sexuales alguna vez tuvieron este tipo de verrugas deben practicarse citologías vaginales (prueba de Papanicolaou) al menos una vez al año. Las mujeres afectadas con verrugas en el cuello uterino pueden necesitar citologías vaginales cada 3 a 6 meses después del primer tratamiento.
Las mujeres con cambios precancerosos causados por infección con el VPH pueden necesitar tratamiento adicional.
Las mujeres jóvenes y las niñas en edades de 9 a 26 años deben hacerse aplicar la vacuna contra el VPH.
Vaginitis
Causas
Algunas formas de vaginitis pueden propagarse por:
•    Relaciones sexuales por la vagina
•    Relaciones sexuales por la boca
•    Relaciones sexuales por el ano
•    Hombres portadores de los gérmenes que causan la vaginitis
Síntomas
El síntoma más evidente es la anormalidad de la secreción vaginal (en grandes cantidades y de intenso olor) y la presencia de dolor o molestia vaginal, picazón y una sensación de quemadura. Las características particulares de la secreción varían de acuerdo al origen de la inflamación: infección por Cándida, por Trichomonas vaginalis, bacteriana, herpética, pólipos cervicales, cáncer o sífilis.
Tratamiento
El tratamiento también suele ser sencillo. En muchos casos podrá realizarse con óvulos o comprimidos de uso tópico (se insertan directamente en la vagina). En algunos casos es necesario el tratamiento con fármacos vía oral. Únicamente en el caso de la vaginitis por Trichomonas está indicado el tratamiento también a la pareja sexual de la paciente, acción que no se realiza en otros casos de vaginitis infecciosa.
Si una reacción alérgica está involucrada, un antihistamínico también podría ser prescrito. Para las mujeres que tienen irritación e inflamación causadas por niveles bajos de estrógenos (postmenopausia), una crema tópica con estrógenos de aplicación nocturna podría ser prescrita.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

PARTO POR CESÁREA

PARTO POR CESÁREA

Una cesárea es el parto quirúrgico de un bebé que implica la realización de incisiones en la pared abdominal y el útero de la madre. Aunque en términos generales se las considera un procedimiento seguro, las cesáreas conllevan más riesgos que los partos vaginales. Además, después de un parto vaginal, usted puede regresar antes a casa y recuperarse más rápidamente.
Sin embargo, las cesáreas pueden ayudar a que las mujeres en riesgo de sufrir complicaciones eviten las situaciones de peligro en la sala de partos y pueden salvar la vida de la madre o el bebé en caso de una emergencia.
Los obstetras (médicos que atienden a las embarazadas antes, durante y después del parto) y algunos médicos de cabecera realizan cesáreas. Aunque cada vez más mujeres eligen parteras para tener a sus bebés, éstos profesionales, sin importar cuál sea su licencia para ejercer, no pueden realizar cesáreas.

Procedimiento

La mayoría de los partos ocurren de una forma natural, es decir, por la vagina. Pero a veces requieren otras vías para tener al bebé. Una de ellas es utilizando el fórceps, un instrumento que se parece a dos cucharas grandes, con la cual el médico recoge la cabeza del bebé y, con mucho cuidado, lo saca hacia fuera. Otro método es el extractor por vacío, un dispositivo que se coloca en la cabeza del bebé y lo tira hacia fuera. En último caso, si por algún problema no existan formas de sacar al bebé por la vagina, se aplica el parto por cesárea, o sea, haciendo un corte en el abdomen y en el útero, para que pueda salir el bebé.
Años antes, las cesáreas solo se hacían cuando la vida de la madre o del niño estaba en peligro. En la actualidad, las cesáreas no son exclusivamente procedimientos de emergencia y se han convertido casi en una rutina.
El parto con fórceps en raros casos puede causar problemas irreversibles al bebé como parálisis cerebral o problemas en el aprendizaje.
Si para la cesárea  administraron anestesia general, el  cuerpo tardará 6hs en asimilarla. Y, con anestesia peridural, el cuerpo tarda un poco más, aunque haya  estado despierta durante la operación.
No realice fuerza abdominal hasta que la herida no haya sanado. En las primeras horas no va a poder comer nada pero, antes de las 24 hs, le darán líquidos. Y, hasta que el tracto digestivo vuelva a funcionar normalmente, solo podrá comer muy liviano.
En la maternidad, le controlan e higienizan los puntos diariamente para cambiarle las gasas hasta que se las quitan entre el 8vo. y 10mo. día del post parto. Su recuperación comienza el primer día después del parto dando un paseo por la habitación. Esta corta caminata favorece la circulación e impide la formación de coágulos sanguíneos.
Cuando realice algún movimiento tenga mucho cuidado en no realizar fuerza abdominal (recuerde que le cosieron más de 100 puntos internos y aproximadamente 15 externos). Seguramente, le den una medicación para aliviarle los dolores y eliminar los gases acumulados como consecuencia de la operación.

Post parto

No todas son malas después de haber tenido una cesárea. Tu bebé no atravesó el canal del parto entonces su cabeza es más redonda y su piel no tiene irritaciones. Otra a favor es que el perineo está intacto por ende, no necesitarás ejercicios de recuperación.
Sin embargo, toda madre con cesárea tiene que recuperarse de la intervención quirúrgica y de las molestias habituales de la cuarentena. No se desanime, en un par de semanas se sentirá como nueva.
Después de la intervención quirúrgica permanecerá más días internada en la clínica que si hubiese tenido un parto vaginal pero, en este tiempo podrá aprovechar mejor a su bebé ya que si tiene otros hijos; va a ser difícil que no le reclamen cuando vuelva a casa.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)