Archivo de la etiqueta: uretra

CONDILOMA ACUMINADO

CONDILOMA ACUMINADO

Condiloma AcuminadoEl condiloma acuminado, también conocido como verruga genital o cresta de gallo, es una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus del papiloma humano (VPH). Actualmente, existen más de 100 tipos de VPH, algunos de los cuales pueden causar cáncer, principalmente en el cuello uterino y en el ano. No obstante, la infección por el VPH es muy común y no siempre provoca cáncer.
No se conoce cuánto tiempo el VPH puede permanecer sin síntomas y qué factores son los responsables del desarrollo de lesiones. Por ese motivo, es recomendable acudir a un centro médico para hacerse consultas periódicas.
Se trata de verrugas que no tienen síntomas, pero que de no ser tratadas producen frecuentes rebrotes.
En el hombre se localiza en frenillo, glande, orillas del prepucio y zona perianal; en la mujer, en la vagina, cuello uterino, zona perianal o vulva.
También tiene otras localizaciones, como lengua, labios y paladar.

Causas

Son causadas por el virus del papiloma humano (VPH), que cuenta con más de 100 variedades diferentes. Subtipos número 6 y 11 causan el 90% de las verrugas genitales y son considerados de bajo riesgo, ya que muy rara vez causan cáncer genital o anal. Por otro lado, los subtipos 16 y 18, por ejemplo, se considera de alto riesgo, ya que, a pesar de que rara vez causan verrugas genitales, pueden conducir a lesiones precancerosas y a cáncer cervical o anal. El VPH se transmite por contacto de piel a piel durante la actividad sexual y no necesariamente a través de relaciones sexuales vaginales o anales.

Síntomas

Las verrugas genitales aparecen como protuberancias redondeadas de color carne y de diferentes tamaños. Pueden ser lisas y planas o en forma de coliflor con un pequeño tallo. Se puede ver en los labios genitales, vagina, pene, escroto, ano, en la piel alrededor del ano y la uretra. Las verrugas generalmente no causan síntomas, aunque las verrugas pueden sangrar y llegar a ser doloroso al momento del coito si se encuentran dentro de la vagina.

Diagnóstico

Cualquier médico puede diagnosticar la infección con sólo observarlas en el paciente. Las mujeres con verrugas genitales deben someterse también a un examen para detectar posibles verrugas en el cuello uterino. Hay evidencia de que la infección por el VPH causa cáncer cérvicouterino.
El médico puede identificar verrugas en el tejido genital, que de otro modo serían invisibles, mediante la aplicación de vinagre (ácido acético) sobre áreas en que se sospeche la presencia de infección. Esta medida provoca que las áreas infectadas se tornen blancuzcas, lo que las hace más visibles, más aún si se realiza un procedimiento llamado colposcopia. Durante la colposcopia, el médico usa una lente de aumento para examinar la vagina y cérvix. En algunos casos, es necesario tomar una muestra de tejido del cuello uterino (biopsia) para examinarla microscopiocamente.
Una prueba de Papanicolaou también puede indicar la posible presencia de una infección cervical por VPH. En este examen se examinan células tomadas del cérvix bajo el microscopio para ver si son cancerosas. Si el papanicolau de una mujer arroja resultados anormales, es probable que esta tenga una infección por VPH. De ocurrir esto, deberán llevarse a cabo exámenes posteriores para detectar y tratar cualquier problema cervical.

Tratamiento

No existe cura para las verrugas genitales. El objetivo del tratamiento es eliminar las verrugas visibles y disminuir el riesgo de propagación del virus. Hay muchos tratamientos diferentes que pero ninguno de los cuales son 100% efectivos, aunque la mayoría de los tipos de tratamiento deshacen las verrugas en el 60-90% de los casos.

Algunos tratamientos que se aplican al paciente incluyen los siguientes:

  • El imiquimod 3,75% en crema. Se indica para fortalecer el sistema inmune, para matar el virus. Se aplica una vez al día durante un máximo de 8 semanas. Este medicamento puede debilitar los condones y se debe evitar la actividad sexual mientras la crema esté en la piel. No use imiquimod durante el embarazo.
  • El imiquimod crema al 5%. Aplicar una vez al día (al acostarse) 3 veces a la semana durante un máximo de 16 semanas.
  • Podofilox 0,5% en gel o solución.- Esto no debe usarse durante el embarazo.

Los tratamientos aplicados por un médico:

Resina de podofilina, solución de 15-25% – Esto no deberá ser usado durante el embarazo.
El ácido tricloroacético
Crioterapia – Se utiliza nitrógeno líquido para congelar las verrugas.
La extirpación quirúrgica. Solo puede realizarse por un especialista con anestesia local; por lo general para grandes cantidades de verrugas.
El tratamiento con láser. Tratamiento láser de dióxido de carbono es útil para una gran cantidad verrugas vaginales o de uretral.

La mayoría de estos tratamientos requieren múltiples aplicaciones. Si no hay mejoría después de 3 ciclos de tratamiento o si las verrugas no desaparecen después de 6 ciclos de tratamiento, el médico generalmente cambia a un medicamento diferente. Los efectos secundarios comunes de todos los tratamientos incluyen irritación de la piel y enrojecimiento. Algunas personas también pueden desarrollar cicatrices en el sitio de las verrugas.

Prevención

Como con todas las enfermedades de transmisión sexual, la abstinencia total es la única manera segura de evitar verrugas venéreas. Una relación monógama sexual con una persona sana conocida (libre de enfermedad) es la manera más práctica de evitar enfermedades de transmisión sexual.
El preservativo previene de la infección por VPH, y cuando se usa correcta y coherentemente, proporciona una buena protección no solamente contra el VPH sino también contra otras ETS.
El examen preventivo del cáncer ginecológico y el papanicolau, puede detectar alteraciones precoces en el cuello uterino y debe hacerse sistemáticamente en todas las mujeres.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Disuria

Disuria

DisuriaLa disuria es el término médico para el dolor o molestia al orinar. Es una sensación de ardor, es comúnmente causada por infecciones bacterianas e el tracto urinario.
El dolor al orinar es el síntoma más común de una infección del tracto urinario, especialmente en las mujeres. En los hombres, las infecciones del tracto urinario son menos comunes, por lo que al orinar es más comúnmente causada por uretritis y ciertas condiciones de la próstata
La infección suele comenzar cuando la bacteria entra por la uretra durante las relaciones sexuales. Las bacterias también pueden entrar en la uretra en mujeres y niñas que limpian con papel higiénico de atrás hacia adelante. En los hombres mayores de 50 años, la infección de la vejiga por lo general se asocia con un agrandamiento o infección de la próstata.

Causas

El dolor al orinar puede ser causado por una serie de condiciones y ciertas sustancias, incluyendo:
• Cálculos en la vejiga
• Clamidia
• Cistitis (infección de la vejiga)
• Fármacos, tales como los utilizados en el tratamiento del cáncer, que causan irritación en la vejiga como un efecto secundario
• El herpes genital
• Gonorrea
• Los ingredientes de los productos de cuidado personal, como jabones o perfumes
• Infección del riñón
• Cálculos renales
• La prostatitis (inflamación de la próstata)
• Enfermedades de transmisión sexual
• Vaginitis (infección vaginal)
• Uretritis (infección de la uretra)
• Infección del tracto urinario
• Infección por levaduras (vaginal)

Síntomas

Dependiendo de la causa de la disuria, puede haber otros síntomas además de dolor al orinar. Los síntomas pueden incluir:

  • Infección del tracto urinario inferior (cistitis): Micción frecuente, una urgencia de orinar, pérdida del control de la vejiga, dolor en la parte frontal inferior del abdomen (cerca de la vejiga), orina turbia que puede tener un olor fuerte, sangre en la orina.
  • Infección del tracto urinario superior (pielonefritis): Dolor en la espalda superior, fiebre alta con escalofríos, náuseas y vómitos, orina turbia, micción frecuente, una urgencia de orinar.
  • Uretritis: Secreción de la uretra, enrojecimiento alrededor de la abertura de la uretra, necesidad frecuente de orinar, flujo vaginal. Las personas con uretritis que proviene de una enfermedad de transmisión sexual a menudo no tienen ningún síntoma.
  • Vaginitis: Dolor o picazón en la vagina, flujo vaginal anormal o con mal olor, dolor o molestias durante las relaciones sexuales

Diagnóstico

Muchas personas tienen episodios ocasionales de malestar breve cuando comienzan a orinar. Por lo general, esto es causado por la irritación y no necesita ser tratado. Sin embargo, se debe consultar con un profesional de la salud si el dolor al orinar dura más tiempo, es grave o si sigue ocurriendo.
El médico investigará acerca de los síntomas y hábitos personales y sexuales. Realizará un examen físico, para cerciorarse si tiene sensibilidad en los riñones y para examinar sus genitales. En las mujeres, esto puede incluir un examen pélvico. En los hombres con problemas de próstata sospechoso, puede realizarse un examen rectal digital.
El médico procederá a cerciorarse si tiene una infección vesical simple, que habitualmente puede confirmar esto con un análisis de orina.
Si el médico sospecha una infección renal, se tomará una muestra de orina para identificar las especies de bacterias. Si se tiene fiebre, una muestra de sangre puede ser probada en un laboratorio para detectar bacterias en la sangre.

Tratamiento

El tratamiento de la disuria depende de su causa:
Cistitis y pielonefritis:  Estas infecciones, generalmente causadas por bacterias, se pueden curar con antibióticos por vía oral. Los antibióticos pueden administrarse vía intravenosa para pielonefritis grave con fiebre alta, escalofríos y vómitos.

Uretritis : La uretritis es tratada con antibióticos. El tipo de antibiótico utilizado depende de la infección.
Vaginitis: Tricomoniasis y vaginosis bacteriana se trata con antibióticos. Las infecciones por hongos se tratan con medicamentos antimicóticos, ya sea en forma de pastilla por vía oral o en forma de supositorio o crema vaginal.
Si es sexualmente activa y está recibiendo tratamiento para la disuria causada por una enfermedad de transmisión sexual, sus parejas sexuales deben también ser tratadas.

Prevención

Para ayudar a prevenir la disuria causada por cistitis o pielonefritis, deberá tomar varios vasos de agua cada día para limpiar el tracto urinario. Las mujeres deben tomar las debidas medidas de higiene y utilizar el papel de adelante hacia atrás después de defecar. Además, deben orinar inmediatamente después del coito para eliminar las bacterias lejos de la uretra. Esto ayuda a evitar que las bacterias se muevan dentro de la vejiga.
Para evitar disuria causada por la irritación, las mujeres deben mantener el área genital limpia y seca, cambiar los tampones y toallas sanitarias con frecuencia y evitar el uso de jabones irritantes, aerosoles vaginales y duchas. Para evitar la irritación en niñas, limite los baños de burbujas, lávese las partes genitales de las niñas bien pero con suavidad después de jugar en la arena y tener cuidado de no jugar por más tiempo con el traje de baño, todo lo cual puede conducir a irritación y enrojecimiento de la vulva (vulvitis).
Para ayudar a prevenir la disuria causada por enfermedades de transmisión sexual, la práctica de sexo seguro. Esto incluye utilización de preservativos siempre a menos que tenga una sola pareja sexual estable.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Prostatitis

ProstatitisProstatitis

La prostatitis es la inflamación de la próstata, una glándula del tamaño de una nuez ubicada directamente debajo de la vejiga de los hombres. La glándula prostática produce un fluido (semen) que nutre y transporta los espermatozoides. La prostatitis afecta a los hombres de todas las edades, pero tiende a ser más común en los hombres de 50 años de edad o menos. Dependiendo de la causa, la prostatitis puede aparecer gradual o repentinamente. Puede mejorar rápidamente, ya sea por sí sola o con tratamiento. Algunos tipos de prostatitis duran meses o se vuelven recurrentes (prostatitis crónica).

Causas

La prostatitis puede ser causada por diferentes motivos. Si es causada por una infección bacteriana, por lo general se puede tratar con antibióticos. Sin embargo, a veces la prostatitis no es causada por una infección bacteriana ni por una causa exacta.
La prostatitis bacteriana aguda es a menudo causada por cepas comunes de bacterias. La infección puede comenzar cuando las bacterias transportadas en la orina se conducen a la próstata. Si las bacterias no se eliminan con antibióticos, la infección puede recurrir. Esto se le llama prostatitis bacteriana crónica.

La infección bacteriana no es la única causa de la prostatitis. Otras causas pueden ser:
• Trastornos del sistema inmunológico
• Trastornos del sistema nervioso
• Lesión en el área de la próstata, en muchos casos de prostatitis, sin embargo, la causa nunca se identifica.

Síntomas

Los síntomas pueden variar dependiendo de la causa. Pueden incluir:
• Dolor o sensación de ardor al orinar (disuria)
• Dificultad para orinar, como goteo o micción vacilante
• Micción frecuente, especialmente por la noche (nicturia)
• Necesidad urgente de orinar
• Dolor en el abdomen, ingle o espalda baja
• Dolor en área entre el escroto y el recto (perineo)
• Dolor o malestar del pene o los testículos
• Orgasmos dolorosos (eyaculaciones)
• Síntomas gripales (con prostatitis bacteriana)

Si experimenta dolor pélvico, micción difícil o dolorosa, u orgasmos dolorosos (eyaculaciones), se debe consultar al médico. Si no se tratan, algunos tipos de prostatitis pueden causar infección u otros problemas de salud.

Diagnóstico

El diagnóstico de la prostatitis implica descartar otras afecciones que pueden ser la causa de los síntomas y determinar qué tipo de prostatitis tiene. El médico determinará su diagnóstico en base a su historia clínica y sus síntomas. También realizará un examen físico, que probablemente incluirá un examen rectal digital (DRE).

Las pruebas iniciales pueden incluir los siguientes:

  • Cultivo de sangre. Se puede ordenar este examen si hay signos de infección en la sangre.
  • Los análisis de orina. Se puede realizar muestras de orina para detectar signos de infección. En algunos casos, el médico puede tomar una serie de muestras antes, durante y después del masaje en la próstata con un dedo enguantado y lubricado.
  • Pruebas de la vejiga (pruebas urodinámicas.) El médico puede ordenar una o más de estas pruebas, que se utilizan para comprobar qué tan bien puede vaciar su vejiga, para detectar qué está afectando su capacidad para orinar.

Con base en los síntomas y resultados de las pruebas, el médico puede concluir su diagnóstico y confirmar qué tipo de prostatitis tiene, siendo:

  • Prostatitis bacteriana aguda. Este tipo de prostatitis es a menudo causada por cepas comunes de bacterias. Por lo general, comienza repentinamente y causa síntomas parecidos a la gripe, como fiebre, escalofríos, náuseas y vómitos.
  • Prostatitis bacteriana crónica. Se produce cuando las bacterias no son eliminadas por los antibióticos y da lugar a infecciones recurrentes o difíciles de tratar. Entre los combates de la prostatitis bacteriana crónica, puede que no tenga síntomas o puede tener sólo síntomas leves.
  • Prostatitis crónica bacteria. También llamado síndrome de dolor pélvico crónico, esto no es causada por bacterias. A menudo la causa exacta no se puede identificar. La mayoría de los casos de prostatitis entran en esta categoría. Para algunos hombres, los síntomas permanecen casi iguales en el tiempo. Para otros, los síntomas pasan por ciclos de ser más y menos graves.
  • Prostatitis inflamatoria asintomática. Este tipo de prostatitis no causa síntomas y por lo general sólo se encuentra por casualidad cuando se está en fase de pruebas para otras condiciones. No requiere tratamiento.

Tratamiento

Los tratamientos para la prostatitis varían dependiendo de la causa subyacente. Estos pueden incluir:

  • Antibióticos. Este es el tratamiento más prescrito para la prostatitis. El médico basará la elección de la medicación en el tipo de bacteria que puede estar causando la infección. Si tiene síntomas graves, puede ser necesario antibióticos por vía intravenosa (IV). Es probable que necesite tomar antibióticos por vía oral durante cuatro a seis semanas, pero puede necesitar un tratamiento más prolongado para la prostatitis crónica o recurrente.
  • Los bloqueadores alfa. Estos medicamentos ayudan a relajar el cuello de la vejiga y las fibras musculares de la próstata donde se une la vejiga. Este tratamiento puede disminuir los síntomas, tales como dolor al orinar.
  • Los agentes anti-inflamatorios. Antiinflamatorios no esteroides (AINE) pueden hacer que se sienta más cómodo y relajado.
  • Masaje prostático Tiene que ser efectuado, usando un dedo enguantado y lubricado; un procedimiento similar al de un examen rectal digital. Se puede proporcionar algún alivio de los síntomas, pero los médicos no están de acuerdo acerca de lo efectivo que podría ser.
  • Otros tratamientos. Se está estudiando otros tratamientos posibles para la prostatitis. Estos tratamientos incluyen la terapia de calor con un dispositivo de microondas y las drogas sobre la base de ciertos extractos de plantas.

Prevención

A los primeros síntomas se debe visitar al médico o especialista, hacerse los exámenes de rigor y someterse sin titubear a las recetas e indicaciones médicas, si tiene dudas, puede visitar dos o más médicos, pero jamás debe auto recetarse y tomar antibióticos sin prescripción o porque “simplemente a un amigo le dio lo mismo y te tomas lo que el médico le recetó para su mal.”

Quizás no exista una cura eficaz para la prostatitis, pero sí hay un modo de evitar el contraer prostatitis. Existe una operación, llamada Prostatectomía, pero se hace en caso extremo, pero si se quiere reducir los riesgos sin deshacerse de la glándula productora de espermas, puede probar con las siguientes estrategias:

  1. Tome jugo de arándanos y consuma pipas o semillas de calabaza. Según el médico y científico Franklin Lowe, el jugo de esta fruta previene que las bacterias se peguen a los tejidos del tracto urinario, debido a los fitoquímicos encontrados en su pulpa o carne. A su vez evita también que se adhieran en la próstata. Igualmente las semillas de la calabaza o auyama son recomendadas para evitar posibles enfermedades prostáticas.
  2. Orine cada vez que pueda y no se limite. Cuando vaya al baño a expeler orina, relájese, eso hará que los músculos del esfínter se relajen igualmente y podrán hacer su trabajo correctamente. la falta de relajación en la hora orinar puede impedir que drene por completo la orina que hay en la uretra y en consecuencia, causar que se filtre hacia la próstata, donde podría dejar bacterias y otros desperdicios.
  3. Use Condón. Cuando tenga relaciones sexuales utilice condones o preservativos, acuérdese que por mucho que su pareja se haga lavados anales y luzca limpio, siempre corre el riesgo de infecciones.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Epispadia

Epispadia

Un epispadias es un tipo raro de malformación del pene en la que la uretra termina en una abertura en la parte superior (dorso) del pene. También puede prsentarse en las mujeres cuando la uretra se desarrolla demasiado hacia delante. Se presenta en alrededor de 1 de cada 120.000 varones y 1 de cada 500.000 niñas. A pesar de la similitud del nombre, un epispadias no es un tipo de hipospadias e implica un problema con un conjunto diferente de los procesos embriológicos.
El Epispadias en las niñas se puede producir cuando la uretra se desarrolla demasiado hacia delante, saliendo en el clítoris o incluso más adelante. Para las mujeres, esto no causa dificultad para orinar, pero puede causar problemas con la satisfacción sexual. Con frecuencia, el clítoris está bifurcado en el lugar de salida de la uretra y por lo tanto la sensación del clítoris es menos intensa durante las relaciones sexuales debido a la estimulación frecuente durante la micción. Sin embargo, con el estímulo adecuado, ya sea utilizando técnica manual o posicional, el orgasmo del clítoris es posible.

Causas

El epispadias es una forma poco frecuente y parcial; esto obedece a los fallos de la fusión abdominal y pélvica en los primeros meses de la embriogénesis conocida como complejo de extrofia – epispadias. Mientras el epispadias es inherente a todos los casos de extrofia puede también, con mucha menos frecuencia, aparecer de forma aislada y en forma menos grave del complejo espectro. Se produce como resultado de la alteración de la migración del tubérculo genital a la membrana cloacal, ocasionando malformación aproximadamente a la quinta semana de gestación.
En los niños con epispadias, la uretra generalmente se encuentra en la parte superior o lateral del pene en lugar de la punta. Sin embargo, es posible que la uretra esté abierto a lo largo de toda la longitud del pene. Mientras que en las niñas, la abertura es por lo general entre el clítoris y los labios, pero puede estar en el área del abdomen.

Síntomas

En hombres:

  • Abertura anormal de la articulación entre el hueso púbico hasta el área, por encima de la punta del pene
  • Reflujo de orina en el riñón (nefropatía por reflujo)
  • Pene corto y ensanchado con una curvatura anormal
  • Infecciones del tracto urinario
  • Ensanchamiento del hueso púbico

En mujeres:

  • Clítoris y labios vaginales anormales
  • Abertura anormal desde el cuello de la vejiga a la zona por encima de la abertura de la uretra normal,
  • Reflujo de orina en el riñón (nefropatía por reflujo)
  • Ensanchamiento del hueso púbico
  • La incontinencia urinaria
  • Infecciones del tracto urinario

Diagnóstico

El epispadias es un diagnóstico poco frecuente y más comúnmente descrita como una parte del complejo de extrofia de la vejiga. Los pacientes varones muestran una curvatura peneana dorsal mientras que las pacientes presentan un clítoris bífido.

  • Análisis de sangre para verificar los niveles de electrolitos
  • Pielografía intravenosa (IVP), un especial de rayos X de los riñones, la vejiga y los uréteres
  • IRM y TC, dependiendo de la condición
  • Pélvica x-ray
  • Ecografía del sistema urogenital

Tratamiento

La reparación quirúrgica del epispadias se recomienda en pacientes con más de un caso leve. El escape de orina (incontinencia) no es común y puede requerir una segunda operación.

El tratamiento principal para epispadias aisladas es una reparación quirúrgica completa de la zona genito-urinario por lo general durante los primeros 7 años de vida, incluyendo la reconstrucción de la uretra, el cierre del cuerpo del pene y la movilización de los cuerpos. La técnica más popular y exitosa se conoce como la modificación Cantwell-Ransley. En las últimas décadas, sin embargo cada vez se ha logrado con mayor éxito la técnica de desmontaje completo del pene a pesar de su asociación con el riesgo mayor y más grave de daño.

Aún con una cirugía exitosa, los pacientes pueden tener problemas a largo plazo con:

  • Incontinencia, donde seria normalmente se trata con algún tipo de derivación urinaria continente como el Mitrofanoff
  • Depresión y psicosocial complicaciones
  • Disfunción sexual

Prevención

No existe forma de poder prevenir esta enfermedad debido a que se desconocen las causas.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: -1 (from 1 vote)

Epididimitis

Epididimitis

Es una condición médica caracterizada por incomodidad o dolor en el epidídimo, una estructura curvada en la parte posterior del testículo en que el esperma madura y se almacena. La epididimitis generalmente es caracterizada como aguda o crónica:
Es aguda, si la aparición de dolor testicular suele ir acompañada de hinchazón, enrojecimiento y calor en el escroto ,
Es crónica, si el dolor podría ser el único síntoma. En cualquier forma, el dolor testicular en uno o en ambos testículos pueden variar de leves a severos.

Causas

La causa de epididimitis generalmente es una infección bacteriana. La bacteria suele llegar al epidídimo invadiendo la uretra, la próstata, los conductos deferentes en el epidídimo. Las bacterias responsables son identificadas generalmente en aproximadamente el 80% de los casos.
Dos grupos principales de organismos que causan la mayoría de los casos de epididimitis: Organismos de transmisión sexual y coliformes (organismos que normalmente habitan en los intestinos).

  • En los hombres menores de unos 39 años de edad, las causas suelen ser los mismos organismos que causan las enfermedades de transmisión sexual de la clamidia (responsable de casi el 50% -60% de los casos) y la gonorrea . Las especies bacterianas son Chlamydia trachomatis y Neisseria gonorrhoeae, respectivamente.
  •  En los mayores de 39 años de edad, las causas suelen ser los coliformes, que son bacterias (tales como Escherichia coli) que viven en los intestinos. Estos organismos también con frecuencia causan infecciones de la vejiga. Cualquier edad de los hombres que participan en relaciones sexuales anales son más propensos a infectarse con E. coli u otras bacterias fecales. La epididimitis es raramente causada por hongos o micobacterias.
  • Epodidimitis Química  (raro) es la inflamación causada por el retrógrado (hacia atrás) el flujo de orina al hacer ejercicio o tener relaciones sexuales con la vejiga llena.
  • La amiodarona (Nexterone), un medicamento para el corazón utilizada con frecuencia, en ocasiones causa la inflamación del epidídimo.
  • Las infecciones virales (incluyendo las paperas ), principalmente en la población pediátrica.

Síntomas

Los síntomas de epididimitis empiezan poco a poco y con frecuencia dentro de las 24 horas. El dolor suele comenzar en el escroto o la ingle.

  • Dolor abdominal o en el flanco : Al principio, la inflamación comienza en los conductos deferentes (que es el conducto que transporta los espermatozoides hacia la uretra) y luego desciende hasta el epidídimo. Este descenso se explica por qué los síntomas pueden comenzar inicialmente en el costado (espalda baja) y la ingle. Un lado de la ingle o en el testículo puede ser mucho más dolorosa que la otra.
  • Dolor e hinchazón escrotal: El epidídimo se puede hinchar dos veces su tamaño normal en 3-4 horas (el grado de inflamación es variable).
  • Dolor al orinar, a veces sangre en la orina.
  • Secreción de la uretra (en el extremo del pene , especialmente en hombres menores de 39 años de edad)
  • Fiebre y escalofríos
  • Náusea

Diagnóstico

El médico tomará una historia detallada (incluyendo una historia sexual), se recoge una muestra de orina y realizará un examen físico, incluyendo un examen de próstata.

Pruebas de laboratorio

Análisis de orina y cultivo de orina: Estos tests ayudan en el diagnóstico de una infección de las vías urinarias (infección de la vejiga).

Análisis uretral

  • La orina puede ser probado para enfermedades de transmisión sexual presentes en la uretra.
  • A veces un hisopo se inserta alrededor de una media pulgada dentro de la uretra y se envía para su análisis (aunque incómodo, sólo toma unos segundos).
  • Los resultados suelen tardar alrededor de un día para, por lo que el seguimiento es muy importante.
  • también se podría indicar otras pruebas como un conteo de glóbulos blancos. Un conteo de glóbulos blancos puede ser alto si la infección está presente. Un exudado uretral, en algunos casos, presumiblemente puede diagnosticar la bacteria infectante.
  • Hay varias pruebas rápidas para algunas de las bacterias que causan epididimitis (gonorrea N., C. trachomatis). Ellos detectan los organismos por PCR y métodos inmunológicos. Sin embargo, estas pruebas por lo general requieren confirmación por cultivo de la bacteria.

Pruebas con imágenes

  • Ultrasonido exploraciones y nuclear ayuda a diferenciar la torsión testicular de epididimitis.
  • CT y MRI se utilizan de vez en cuando para ayudar a determinar y diferenciar entre muchas condiciones que pueden causar algunos síntomas similares a la epididimitis (por ejemplo, los quistes, la formación de hidrocele (área llena de líquido), las hernias , el tejido canceroso, o la extensión de los abscesos o gangrena en inflamación de los testículos).

El diagnóstico correcto de la causa de epididimitis por profesionales médicos es importante, ya que un diagnóstico incorrecto puede conducir a muchos problemas más allá de los síntomas en el individuo. La mayoría de las infecciones que afectan el epidídimo (más del 50%) se deben a la transmisión sexual, agentes infecciosos o por bacterias adquiridas durante el coito anal. Por lo tanto, las parejas sexuales de muchos pacientes deben ser notificados y tratados, incluso si actualmente no muestran síntomas. Sin embargo, muchos hombres (por lo general mayores de 39 años de edad) y algunos niños pueden adquirir la enfermedad sin que estuviera vinculada a la transmisión sexual (por ejemplo, infección de la vejiga o la inflamación química) por lo que se necesita tener una historia detallada del paciente y éste tiene la responsabilidad de responder a las preguntas de la historia clínica con honestidad. La situación es aún más compleja cuando los niños tienen síntomas de epididimitis, la mayoría de los expertos sugieren que la Agencia de Protección de Menores sea contactada si se sospecha abuso sexual.

Tratamiento

El tratamiento empírico está indicado antes de los resultados de las pruebas laboratorio disponibles. Los objetivos del tratamiento de la epididimitis aguda causada por C. trachomatis o N. gonorrhoeae son:

  1.  Curar microbiológica de la infección.
  2.  mejoría de los signos y síntomas.
  3. Prevención de la transmisión a otras personas.
  4. Disminución de las complicaciones potenciales (por ejemplo, la infertilidad o dolor crónico). Como complemento del tratamiento, reposo en cama, elevación escrotal y analgésicos se recomiendan hasta que la fiebre y la inflamación local han disminuido.

Medicamentos

El médico probablemente tratará a la persona con antibióticos por vía intravenosa, inyección o pastillas por vía oral (que se toman durante 10 días o más). A menudo, el tratamiento depende de la identidad de las bacterias que infectan; muchos médicos eligen tratar con al menos dos antibióticos diferentes, porque los individuos son ocasionalmente infectados con más de un organismo.
En los hombres menores de 39 años de edad:
Ceftriaxona (Rocephin): Como una sola dosis, ya sea en un IM (intramuscular) disparo o por vía intravenosa y 1 dosis de azitromicina (Azithromycin 3 Pack Dosis Día, azitromicina 5 Pack Dosis Día, Zithromax, Zithromax TRI-PAK, Zithromax Z- Pak, Zmax)

Doxycycline (Vibramycin): pastillas dos veces al día durante 10 días, además de la inyección de ceftriaxona

Las guías de los CDC recomiendan ceftriaxona (Rocephin) 250 IM en una dosis única más doxiciclina 100 mg por vía oral dos veces al día durante 10 días.
En los hombres mayores de 39 años de edad o los que participan en el coito anal (y no tienen una enfermedad de transmisión sexual causada por N. gonorrea o Chlamydia trachomatis):

  • La ciprofloxacina (Cipro): pastillas dos veces al día durante 10-14 días
  • Ofloxacina (Floxin): pastillas dos veces al día durante 10-14 días
  • Sulfametoxazol y trimetoprima (Bactrim DS [doble fuerza]): pastillas dos veces al día durante 10-14 días
  • Las guías de los CDC recomiendan que para la epididimitis aguda causada muy probablemente por organismos entéricos o con la cultura gonocócica negativo o PCR de amplificación de ácido nucleico de prueba lo siguiente:
  • Ofloxacina (Floxin) 300 mg por vía oral dos veces al día durante 10 días o levofloxacino 500 mg por vía oral una vez al día durante 10 días.

Directrices cambian con frecuencia, la mayoría de profesionales de la salud que tratan a epididimitis son conscientes de estas directrices y dependiendo de los patrones locales de resistencia de agentes patógenos, puede cambiar el tipo y la duración de los antibióticos para adaptarse mejor a las condiciones del paciente. Tratamientos pediátricos se administran mejor por los pediatras y normalmente se basan en el peso del paciente y sensibilidad a los antibióticos del microorganismo infeccioso. Si la infección no se trata a tiempo, pueden desarrollar complicaciones que requieren cirugía.
Para los pacientes con causas no infecciosas de epididimitis (por ejemplo, productos químicos) medicamentos antiinflamatorios que se prescriben a menudo, en ocasiones, la consulta con un urólogo se recomienda para tratamientos adicionales.

Prevención

Para los hombres menores de 39 años de edad, la causa suele ser una enfermedad sexual relacionada. Si una pareja está infectada, el otro debe ser evaluado y tratado potencialmente también. De lo contrario, el paciente puede volver a infectarse. Otros métodos de prevención son:
• Abstinencia (no tener relaciones sexuales);
• Uso del condón (reduce las posibilidades de infección en un 90%);
• Monogamia con una sola pareja sexual no infectada;
• Prevención del maltrato de menores en los pacientes pediátricos, y
• Vacunacion contra paperas.
Para los hombres mayores de 39 años de edad, una buena higiene se recomienda para aquellos que están circuncidados para ayudar a prevenir las infecciones de la uretra y la vejiga.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 1.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Epidimitis

Epididimitis

La inflamación del epidídimo es mucho más común que la orquitis. La epididimitis generalmente como complicación de una infección del sistema urinario y es generalmente causada por una bacteria.

Causas

Hoy en día, la mayoría de los casos probablemente son causados por clamidia, una infección de transmisión sexual. Sin embargo, en muchos casos ningún no se sabe a ciencia cierta qué causa esta enfermedad.

Diagnóstico
Las pruebas de la epididimitis pueden incluir exámenes de orina y de sangre para buscar signos de infección. El examen físico puede revelar inflamación de los ganglios linfáticos en la ingle y una próstata inflamada. Si hay infección de transmisión sexual, el médico puede realizar un frotis de la uretra (un cultivo de interior de la uretra) para detectar la clamidia y la gonorrea. En los niños que no han alcanzado la pubertad, una completa evaluación urológica puede efectuarse para hallar o descartar anormalidades del tracto urinario.

Síntomas

Los síntomas pueden aparecer de repente y pueden incluir:
• Aumento de temperatura del cuerpo acompañada por escalofríos
• Inflamación del epidídimo dolor
• piel caliente del escroto y enrojecido.
• En ocasiones, dolor de estómago acompañado de una sensación de malestar y vómitos.
También puede haber irritación del tracto urinario, estos incluyen ardor y mayor necesidad de orinar. La inflamación puede afectar los testículos, lo cual es muy doloroso y puede ser descrito como orquiepididimitis aguda.

Tratamiento

La infección y los síntomas pueden durar de 8 a 10 días, durante el cual el hombre debe permanecer en reposo y recibir antibióticos.
Después de esto, la temperatura volverá a la normalidad, el dolor disminuirá y la inflamación desaparecerá lentamente. (En raras ocasiones, los antibióticos la prescripción de antibióticos se prolongados de antibióticos son necesarios para eliminar completamente cualquier infección presente.)
Sin embargo, hasta seis semanas puede pasar antes de que el escroto se normalice nuevamente siente normal otra vez. Si el dolor es severo, un médico de cabecera puede remitir al paciente al hospital más fuertes analgésicos o antibióticos por inyección.

Prevención

Si la epididimitis fue causada por una infección de transmisión sexual (ITS), su pareja también necesita tratamiento. Si su pareja no recibe tratamiento, puede obtener la ITS. Las prácticas sexuales seguras, como el sexo monógamo y el uso del condón, ayudan a proteger contra infecciones de transmisión sexual que puede causar epididimitis.
Si usted tiene infecciones recurrentes del tracto urinario u otros factores de riesgo para la epididimitis, médico deberá discutir sobre otras maneras de prevenir que se repita la epididimitis.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Adenoma de próstata o hiperplasia benigna de próstata

Adenoma de próstata

También conocida como hiperplasia benigna de próstata, es una enfermedad común en hombres mayores de 50 años de edad. Se compone de un aumento en el tamaño de la próstata que ejerce presión sobre la uretra, es decir, el conducto que comunica la vejiga con el exterior del cuerpo, y causa problemas urinarios.
Adenoma de próstata, así como todas las enfermedades del tracto urinario inferior (prostatitis aguda y crónica, cáncer de próstata, cistitis, uretritis) puede conducir a la limitación de las actividades diarias normales y estilo de vida implica la adaptación de acuerdo a los problemas urinarios. Las complicaciones de la enfermedad incluyen: cálculos en la vejiga, que es el resultado del estancamiento de la orina en la vejiga y la presencia de un obstáculo en el camino de la aprobación de la gestión, la inflamación del adenoma de próstata, infecciones del tracto urinario, la epididimitis aguda, etc.

Causas

Adenoma de próstata es el tumor benigno más común de los hombres mayores de 50 años, desarrollado debido a una deficiencia en la actividad testicular;  no se manifiesta en pacientes con disminución de la actividad de la glándula pituitaria o en aquellos que se sometieron a cirugía de la vasectomía (resección de los conductos deferentes a través del cual los espermatozoides llegan desde el epidídimo hasta la uretra posterior) antes de la edad de 40 años. La aparición de el adenoma de próstata se considera una alteración del metabolismo, uno de los factores están representados por la testosterona.
La evolución natural permite la clasificación en tres etapas:
• Fase microscópica
• Fase macroscópica
• Estadio clínico (manifestado)

Diagnóstico

En base a lo que le aqueja,  el paciente se debe realizar el  primer examen médico específico para el adenoma  (examen rectal de la próstata). Para aclarar el diagnóstico y determinar el tamaño del adenoma y el grado de alteración al orinar, comúnmente se le puede realizar un ultrasonido.
El ultrasonido ayuda a determinar el tamaño del adenoma de próstata, la presencia de nódulos y concreciones en su interior. También  ayuda a elegir un tratamiento correctamente. Igualmente el  ultrasonido ayuda a examinar el estado de la vejiga, la presencia de orina residual (una parte de la orina que permanecen en la vejiga después de orinar), el estado de los riñones y los uréteres.

Síntomas

La cápsula prostática es elástica y cuando la glándula aumenta de tamaño comprime la uretra (el canal a través del cual se elimina la orina desde la vejiga). La expulsión de la orina desde la vejiga se logra con la contracción muscular y la presión músculos abdominales. La aparición de adenoma de próstata conduce a cambios en la micción natural, así, la micción se torna más difícil, más frecuente, pero de forma incompleta (gota a gota, la vejiga no se vacía completamente). Normalmente, los residuos líquidos de la  vejiga son de 20-40 cm, pero en la hiperplasia benigna de próstata cuando lo que se conoce como vejiga de combate, pueden alcanzar los 100 cm. Por supuesto, la presencia y la persistencia de este remanente de orina sin evacuar favorece las infecciones bacterianas.
Otros síntomas:
  • Frecuencia urinaria (necesidad de orinar con frecuencia)
  • Flujo urinario intermitente
  • Nicturia (micción nocturna frecuente) Las personas que tienen Nicturia no descansan correctamente debido a la frecuente interrupción del sueño de ir al baño.
  • Incontinencia urinaria
  • Retención urinaria
  • Disuria (ardor molestias al orinar)
  • Dolor
  • A veces, hematuria (presencia de sangre o glóbulos rojos en la orina).

Tratamiento

Tratamiento quirúrgico
10-15% de los pacientes con adenoma de próstata benigna necesitan de cirugía, el resto puede tratarse con  medicamentos para reducir los trastornos al orinar. El objetivo inmediato es reducir el volumen de la glándula para orinar con facilidad, la evacuación de la vejiga, y lo más importante para reducir el riesgo de cálculos, pólipos, diverticulitis, infecciones o cáncer, los problemas locales que eventualmente puede conducir a la pérdida de la función renal.
Adenomectomía-patológico se extrae tejido de la próstata para examinar.
tratamiento endoscópico. La resección transuretral del adenoma de próstata utiliza un cable eléctrico para la fragmentación del adenoma. Si esto ocurre, el síndrome de post-operatorio es el resultado de la absorción de fluido de irrigación (usado continuamente durante el procedimiento), que entra en la circulación causando hipervolemia y hemólisis.
Transuretral electro-vaporización de la próstata. Similar a la descrita anteriormente, la diferencia consiste en que el bucle que se utiliza en esta intervención con una intensidad de corriente de alrededor de 290 vatios para vaporizar el tejido, la disección y la hemostasia (detención del  sangrado). El procedimiento es superior debido a la facilidad de manipulación y la ausencia de riesgo de hemorragia.
Tratamiento farmacológico
es un proceso dependiente de los andrógenos, el tratamiento farmacológico tiene como objetivo el componente hormonal de la enfermedad. La finasterida es el responsable de la inhibición de la 5-alfa reductasa, la enzima responsable de la conversión de la testosterona en dihidrotestosterona (DHT), y reduce significativamente los síntomas. Los Alfa- bloqueadores adrenérgicos rápidamente determinan un aumento en la producción de orina, lucha contra el complejo de la enzima aromatasa que  se encarga de transformar las hormonas andrógenos en estrógenos.

Prevención

Para evitar la oxidación y la inflamación crónica de la próstata con una dieta equilibrada es recomendable. Un elemento de  reducción del riesgo asociado con el cáncer de próstata es el licopeno, que se encuentra en la pasta de tomate con aceite de oliva. El té verde también es un excelente antioxidante. La ingesta constante de la soja o sus derivados parecen ser la razón, en las poblaciones asiáticas, grandes consumidores de esta planta, en la que hay una muy baja incidencia de cáncer de próstata. El núcleo de las semillas de calabaza, ingeridas crudas y sin sal agregada, parece tener efectos beneficiosos en la prostatitis crónica, así como el uso calabacín.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La Cistitis

Cistitis

Cistitis

La cistitis es la inflamación aguda o crónica de la vejiga urinaria, con o sin  infección.

Causas

Una infección bacteriana es la causa de esta enfermedad, siendo la bacteria Escherichia coli el agente infeccioso que se aloja en el tracto gastrointestinal y provoca la patología en el 80% de los casos. Sin embargo, otras bacterias como la Staphylococcus epidermis, que vive en la piel, puede producir también esta enfermedad si llega hasta la vejiga.
La cistitis es más frecuente en las mujeres debido a que tienen la uretra más corta y se encuentra más cerca del ano. Esto hace que resulte más fácil a las bacterias llegar a la apertura de la vagina y de ahí hasta la uretra y la vejiga. En cambio, el varón tiene una uretra más larga y, junto con la presencia de una sal de cinc de efecto bactericida, que secreta la próstata normal, evita el ascenso espontáneo de gérmenes.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes son:
•    Aumento en la frecuencia de las micciones (polaquiuria, nocturia).
•    Dolor intenso sobre la vejiga
•    Ardor y dificultad al orinar.
•    Dolor o escozor al momento de miccionar.
•    Fiebre no elevada.
•    También puede haber presencia de turbidez de la orina acompañada o no de piuria (aumento de los leucocitos en la orina) o hematuria (presencia de hematíes en la orina).
•    Sensación quemante o dolor durante la micción.
•    Expulsión de pequeñas cantidades de orina en cada micción.
•    Orina con olor desagradable.
•    Dolor justo encima del hueso púbico.
•    Los niños menores de cinco años a menudo tienen síntomas menos específicos, como debilidad, irritabilidad, disminución del apetito o vómitos.

Prevención

En primer lugar, es fundamental mantener unos buenos hábitos de higiene para evitar la infección por factores exógenos. Relacionado con lo anterior, están nuestros hábitos sexuales.

El té, el alcohol, el café y el tabaco juegan un papel fundamental en el desarrollo de una cistitis. Esto se debe a que deshidratan nuestro cuerpo. Es importante estar bien hidratados, por lo tanto, beber mucha agua es uno de los consejos más frecuentes para prevenir la cistitis. El líquido evita la acumulación de bacterias y limpia nuestro organismo.
Debemos tener también mucho cuidado al bañarnos en piscinas públicas, debemos ducharnos bien al salir y quitarnos el vestido de baño lo antes posible, el agua dulce favorece la proliferación de las bacterias que provocan esta infección.
En definitiva, la cistitis es una infección muy común. A pesar de ser extremadamente molesta, se puede curar en unos días con antibióticos y con la ayuda de antiespasmódicos. Lo importante es prevenirla y seguir las recomendaciones.
•    No aguantar la orina
•    Cuidar la higiene genital
•    Beber mucha agua
•    No permanecer sentada durante mucho tiempo con ropa mojada (bañador)
•    A la hora de defecar, siempre limpiar el ano de delante hacia atrás

Tratamiento

Analgésicos: medicamentos para el dolor.
Antibióticos: en caso de que exista la posibilidad de una infección subyacente o como medida preventiva.
Líquidos intravenosos para expulsar metabolitos de la vejiga.
Uso de Mesna (un compuesto que protege las paredes de la vejiga al unirse en la vejiga con el metabolito acroleína para formar un producto inactivo que la vejiga puede expulsar con facilidad. El uso de este compuesto no compromete la actividad antitumoral de la quimioterapia
Existen algunos remedios caseros para la cistitis, utilizando productos naturales: jugo de pepino, hojas de rábano, espinaca, limón, cebada, aceite de sándalo.
Si la infección es de tipo bacteriano se suele tratar con antibióticos, y dependiendo del tipo de bacteria puede prescribirse el antibiótico más efectivo para el tratamiento. Los antibióticos más habituales son: trimetoprim, amoxicilina, ampicilina.
Si por el contrario, tiene como origen una infección viral el tratamiento de la cistitis se realizará con antivirales, como por ejemplo, el Aciclovir.
Para completar el tratamiento de la cistitis, además de fármacos para el tratamiento de la infección del sistema urinario, también pueden prescribirse fármacos de tipo analgésico si el dolor padecido por el paciente lo requiere, así como otros medicamentos que puedan ayudar a buen funcionamiento del sistema urinario.
Recuerde que en caso de tener fiebre o detectar la presencia de sangre en la orina, usted debería acudir a su médico.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Enfermedades de transmisión sexual o venéreas

Enfermedades de transmisión sexual o venéreas

Enfermedades de transmisión sexual

El Chancroide

El chancroide es una infección bacteriana causada por un organismo llamado Haemophilus ducreyi. Los hombres no circuncidados tienen un riesgo 3 veces mayor de contraer el chancroide de una pareja infectada. Por otra parte, el chancroide es un factor de riesgo para contraer el virus del VIH.

Síntomas:

En un período de 1 día a 2 semanas después de contraer el chancroide, una persona desarrollará una protuberancia pequeña en los genitales, la cual se convierte en una úlcera al día siguiente de su aparición.
Aproximadamente la mitad de los hombres afectados presenta una sola úlcera, mientras que las mujeres afectadas presentan con frecuencia cuatro o más úlceras, las cuales aparecen en partes específicas.

Tratamiento:

La infección se trata con antibióticos entre los que se cuentan: azitromocina, ceftriaxona, ciprofloxacina y eritromicina. Las inflamaciones grandes de los ganglios linfáticos requieren drenaje, ya sea con aguja o con cirugía local.

Gonorrea

La gonorrea es una de las enfermedades infecciosas bacterianas más comunes y es más frecuentemente transmitida durante las relaciones sexuales, incluidos tanto el sexo oral como el anal.
El agente causal puede infectar: la garganta y producir dolor de garganta severo (faringitis gonocócica); la vagina y desencadenar irritación con secreción (vaginitis); el ano y el recto en donde se origina una proctitis. Además, los organismos pueden diseminarse por el tracto reproductor femenino, a través del cuello uterino y el útero, hacia las trompas de Falopio, que son los conductos que transportan el óvulo desde los ovarios hasta el útero.
La gonorrea se transmite casi siempre a través de las relaciones sexuales, ya sea por vía oral, anal o vaginal. La mujer es mucho más susceptible de contraer gonorrea del hombre, que el hombre de la mujer. La gonorrea también puede ser pasada a un ojo con la mano o con otra parte del cuerpo humedecida con líquidos infectados. Si una mujer embarazada tiene gonorrea, puede pasar el germen a los ojos de su bebé durante el parto, lo cual puede causar una infección de ojos seria.

Síntomas

Los síntomas aparecen entre los 2 y 21 días después de haber adquirido la enfermedad. El síntoma más frecuente es una secreción uretral mucosa blanquecina o clara o purulenta (gruesa, amarillenta), ubicada en la punta del pene. Otros síntomas son dolor al orinar, sensación de quemazón en la uretra, dolor o inflamación de los testículos.
En el varón este germen provoca uretritis y prostatitis.
En las mujeres, la infección suele cursar de forma asintomática. Sin embargo, pueden presentarse signos y síntomas tales como una secreción vaginal, aumento de ganas de orinar y molestias urinarias (disuria). La expansión del germen hacia las trompas de Falopio puede producir dolor en la zona baja del abdomen, encogimiento, fiebre, náusea y los síntomas generalizados de cuando se tiene una infección bacteriana.
También produce enfermedades como vaginitis y cervicitis, pero también endometritis, salpingitis y enfermedad inflamatoria pélvica aguda. Caracterizada por enrojecimientos en el área genital

Tratamiento

Hay dos objetivos en el tratamiento de una enfermedad de transmisión sexual, especialmente una tan fácilmente diseminada como la gonorrea. El primero es curar la infección en el paciente y el segundo localizar y examinar a todas las otras personas con las cuales el paciente tuvo contacto sexual y tratarlas para prevenir la diseminación mayor de la enfermedad.
La penicilina solía administrárseles  a pacientes con gonorrea, pero ya no se usa con tanta frecuencia, dado que algunos tipos de las bacterias de la gonorrea ya no responden a este fármaco, lo que se denomina resistencia al antibiótico. La resistencia al antibiótico es una gran amenaza a la salud pública, en la cual no se pueden destruir las bacterias con los medicamentos antibióticos corrientes.
Los antibióticos llamados cefalosporinas, incluyendo Ceftriaxona (Rocephin), se recomiendan para personas con gonorrea. Igualmente, un medicamento llamado Azitromicina (Zithromax) se puede administrar a personas con infecciones no complicadas.
Es importante realizar una visita de seguimiento a los 7 días después del tratamiento, especialmente para las mujeres que pueden no tener síntomas asociados con la infección.

Granuloma inguinal

Síntomas:

Los síntomas pueden ocurrir entre 1 a 12 semanas después de estar en contacto con la bacteria que causa la enfermedad.
•    Aproximadamente la mitad de los hombres y mujeres infectados tienen lesiones en el área anal.
•    Aparecen protuberancias carnosas, rojas y pequeñas en los genitales o en el área perianal.
•    La piel gradualmente se desgasta y las protuberancias se convierten en nódulos levantados, aterciopelados, carnosos y rojos, llamados tejido de granulación. Generalmente son indoloros, pero que sangran con facilidad si se lesionan.
•    La enfermedad se disemina lentamente y destruye el tejido genital.
•    El daño tisular se puede extender al área donde las piernas se unen al tronco.
•    Los genitales y la piel circundante presentan una decoloración.
En sus etapas iniciales, puede ser difícil diferenciar el granuloma inguinal del chancroide.

Tratamiento:

Los antibióticos se utilizan para tratar el granuloma inguinal y la curación completa requiere de un tratamiento bastante largo. La mayoría de los esquemas de tratamiento duran tres semanas o hasta que las lesiones hayan sanado por completo.
Es esencial una evaluación de seguimiento debido a que la enfermedad puede reaparecer después de una curación aparentemente exitosa.

Linfogranuloma venéreo

LGV es una enfermedad transmitida sexualmente, causada por un tipo específico de las bacterias llamadas Chlamydia. Afecta generalmente las glándulas de la linfa en el área genital.

Síntomas

El primer síntoma puede ser una espinilla o una lesión pequeña, sin dolor que ocurre en el pene o la vagina. Es a menudo inadvertido. La infección entonces se esparce a los nodos de linfa en el área de la ingle y de allí al tejido fino circundante. Las complicaciones pueden incluir las glándulas inflamadas e hinchadas de la linfa que pueden drenar y sangrar.
El tratamiento de elección para eliminar a la Chlamydia trachomatis es con antibióticos, particularmente las tetraciclinas, macrólidos, las nuevas quinolonas y la Azitromicina.

Tratamiento

En esta enfermedad el tratamiento debe ser prolongado, recomendándose a las tetraciclinas por vía oral durante tres semanas.
En las mujeres embarazadas se recomienda la utilización de eritromicina, ya que los otros antibióticos pueden ocasionar algunos trastornos al bebé.

Sífilis

Es una enfermedad infecciosa causada por la espiroqueta Treponema pallidum, la cual penetra en la piel lesionada o las membranas mucosas. Su transmisión se presenta con más frecuencia por contacto sexual y se puede también transmitir al feto durante cualquier etapa del embarazo. Esta enfermedad se ha propagado en los Estados Unidos y afecta principalmente a adultos sexualmente activos entre 20 y 29 años de edad.

Síntomas:

Los síntomas de sífilis dependen de la etapa de la enfermedad, pero muchas personas no presentan síntomas.
En general, las úlceras indoloras y la inflamación de los ganglios linfáticos son posibles síntomas de la sífilis primaria. Las personas con sífilis secundaria también pueden presentar fiebre, fatiga, erupciones cutáneas, dolores y achaques, al igual que inapetencia, entre otros síntomas. La sífilis terciaria causa problemas cardíacos, cerebrales y neurológicos.

Tratamiento:

Los antibióticos son un tratamiento efectivo para la sífilis y la penicilina es el preferido. La dosis y la forma de aplicarla (intramuscular o intravenosa) dependen de la etapa en que esté la sífilis. La doxiciclina se puede utilizar como un tratamiento alternativo en personas alérgicas a la penicilina.

Varias horas después del tratamiento de las etapas iniciales de la sífilis, usted puede presentar una reacción llamada reacción de Jarish-Herxheimer, cuyos síntomas abarcan:
Escalofríos
Fiebre
Sensación general de malestar
Dolores articulares generalizados
Dolores musculares generalizados
Dolor de cabeza
Náuseas
Erupción cutánea

Estos síntomas generalmente desaparecen al cabo de 24 horas.

Se deben hacer exámenes de sangre de control a los 3, 6, 12 y 24 meses para asegurarse de que la infección haya desaparecido. Igualmente, se deben evitar las relaciones sexuales hasta que dos exámenes de control muestren que la infección ha sido curada. La sífilis es extremadamente contagiosa a través del contacto sexual en las etapas primaria y secundaria.

La sífilis es una infección de notificación obligatoria, lo cual quiere decir que los médicos deben informar de cualquier caso de esta enfermedad a las autoridades de salud pública, de tal manera que se pueda identificar y tratar a los compañeros sexuales potencialmente infectados.

VIH/SIDA

VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es el virus que produce la enfermedad del SIDA. Este virus pasa de una persona a otra a través del contacto de sangre con sangre (transfusiones sanguíneas, agujas infectadas con VIH y contacto sexual). Además, una mujer embarazada infectada puede contagiar a su bebé con el virus VIH durante el embarazo, el parto, o en el amamantamiento.
El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) se adquiere cuando la infección VIH debilita el sistema inmune del individuo de tal manera que le resulta difícil luchar contra ciertas enfermedades e infecciones.
Los síntomas del SIDA son principalmente el resultado de infecciones que normalmente no se desarrollan en personas con un sistema inmunológico sano. Estas se llaman “infecciones oportunistas”.
El VIH destruye el sistema inmunológico de los pacientes con SIDA y son muy susceptibles a dichas infecciones oportunistas. Los síntomas comunes son fiebre, sudoración (particularmente en la noche), glándulas inflamadas, escalofríos, debilidad y pérdida de peso.
Los problemas dentales como encías sangrantes, lesiones por herpes bucales, e infecciones micóticas se encuentran entre los primeros signos del SIDA. No obstante, usted no debe suponer que padece la infección por tener cualquiera de esos síntomas porque éstas también se presentan en personas que no padecen la enfermedad. El único modo de determinar si usted está infectado es someterse a un análisis de detección de VIH. Consulte a su médico o a otro profesional de la salud.
Un resultado positivo del VIH no significa que usted tenga SIDA. El SIDA es un diagnóstico médico realizado por un doctor que se basa en criterios específicos. Tampoco se puede confiar en los síntomas para saber si uno está infectado con VIH. Un gran número de personas infectadas con VIH no presentan síntomas durante varios años.
Los siguientes pueden ser signos de alarma de infección con VIH:
•    Pérdida rápida de peso
•    Tos seca
•    Fiebre recurrente o sudoraciones nocturnas intensas
•    Fatiga pronunciada
•    Inflamación de ganglios linfáticos en axilas, ingle o cuello
•    Diarreas persistentes por más de una semana
•    Lunares blancos o manchas inusuales en lengua, boca o garganta
•    Neumonía
•    Manchas rojas, marrones, rosadas o moradas sobre o debajo de la piel, dentro de la boca, nariz o párpados
•    Pérdida de memoria, depresión u otros trastornos neurológicos

FORMAS DE TRANSMISIÓN DEL VIRUS DEL SIDA

El virus del Sida se encuentra en todos los fluidos y secreciones, sin embargo la epidemiología señala para que exista el contagio, éstos tienen que contener altas concentraciones del mismo. Por lo tanto, las evidencias científicas establecieron que sus formas de transmisión son las siguientes:
•    por contacto sexual a través del fluido genital masculino (semen)  y por las secreciones cervicovaginales de la mujer (flujo vaginal).
•    por vía parenteral a través de la transfusión de sangre o hemoderivados (plasma, plaquetas), órganos transplantados, inseminación artificial, intervenciones quirúrgicas, tratamiento odontológico con uso de material punzante, maniobras con instrumentos punzocortantes no profesionales (compartir agujas y jeringas entre los drogadictos endovenosos, practicarse tatuajes)
•    la intrauterina o perinatal (conocida como transmisión vertical). La transmisión del virus del Sida de una mujer embarazada a su hijo, durante la gestación, en el parto o por medio de la lactancia
•    Debe destacarse que no hay evidencia que sustente la transmisión del virus por otras vías de contagio (lágrimas, saliva, sudor, etc.)

Tratamiento

Desde la XI Conferencia Internacional del SIDA, celebrada hace un año en Vancouver, se han abierto nuevas perspectivas sobre la infección VIH y el SIDA fundamentadas en dos pilares: el empleo de la medición de carga viral del VIH y las nuevas pautas de tratamiento con antirretrovirales. Estas perspectivas permiten ser optimistas y vislumbrar una luz en el fondo del túnel. Sin embargo se empiezan a oír comentarios que pueden reflejar la confusión de la creencia de que existen tratamientos que curan el SIDA y que puede inducir a error.
A la luz de los conocimientos actuales no existe un tratamiento antirretroviral que cure el SIDA; las potentes combinaciones de 3 o más antirretrovirales sólo han demostrado que retrasan la progresión del seropositivo a SIDA y mejoran su calidad de vida, lo que ya supone un gran logro y quizás en el futuro se pueda decir que curan o cronifican la infección VIH; pero aún no. A pesar del descenso de la carga viral a niveles que no son posibles de detectar con las actuales técnicas, no quiere decir que el virus ha desaparecido o que no exista ADN viral dentro del material genético de algunas células. Por lo tanto no se debe confundir ‘indetectable’ con ‘inexistente’. También se tiene que tener presente que los descensos detectados en sangre no tienen porque corresponderse con descensos en, por ejemplo, secreciones sexuales.
En el momento actual es posible detectar al virus por carga viral o PCR a los pocos días del contagio (4-7 días) y se están ensayando regímenes de tratamiento temprano para ver si es posible erradicar el virus en los primeros momentos de la infección (unos pocos, 2-3, días tras ser expuesto a una potencial fuente de contagio). Sin embargo harán falta años para sacar conclusiones definitivas. Es cierto que la infección VIH puede ser una carrera ‘contrarreloj’, pero las precipitaciones iniciales y las estimaciones que se han hecho han sido con frecuencia erróneas; por lo tanto lo mejor es ser prudente y actuar a la luz de los conocimientos actuales, que además evolucionan con mucha rapidez.
Por ello el sexo seguro sigue siendo la mejor practica para evitar un posible contagio de las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el SIDA. No se puede decir: ‘da igual, mañana me tomo los antirretrovirales y solucionado…’. Además en la actualidad los tratamientos no se venden en las farmacias, tienen muchos efectos secundarios o indeseables de gravedad variable y no siempre será fácil acceder a ellos.
Los seropositivos, mientras no se demuestre lo contrario, siguen siendo portadores del VIH aunque su carga viral sea indetectable. Por lo tanto deben evitar la transmisión del virus a otros adoptando o reafirmando practicas seguras; a su vez, podrán evitar reinfecciones.

Cervicitis

Causas

Muy frecuentemente una infección es la causante de la cervicitis. Sin embargo, en unos pocos casos se puede atribuir a una exposición química o a un cuerpo extraño, como un pesario (un aparato que se inserta en la vagina para soportar el útero), un capuchón cervical (un aparato para el control natal) o un diafragma. La causa también puede ser una alergia a espermicidas anticonceptivos o condones de látex.
La cervicitis es muy común y afecta a más de la mitad de las mujeres en algún momento de su vida adulta. Un mayor riesgo está asociado con el coito a temprana edad, con un comportamiento sexual de alto riesgo, con múltiples parejas sexuales y antecedentes de enfermedades de transmisión sexual.

Síntomas

Secreción vaginal inusual, persistente
• Puede ser profusa y con olor, de color gris, blanco o amarillo
Sangrado vaginal anormal después de las relaciones sexuales, entre menstruaciones, después de la menopausia
• Sensación de presión o pesadez pélvica
Relaciones sexuales dolorosas
Dolor vaginal
Tratamiento
Las causas infecciosas se tratan con medicamentos prescriptos (antibióticos o antimicóticos). Pueden tomarse oralmente (por la boca) o ser aplicados en la vagina (crema o loción).

Se puede iniciar las terapias hormonales especialmente en mujeres pos menopáusicas. La criocirugía, la electrocauterización y la terapia con láser son otras opciones de tratamiento que se pueden tomar en cuenta si las medidas menos invasivas no tienen éxito.

Piojos púbicos, o “Ladilla”

Causas

Los piojos púbicos son insectos diminutos, de cuerpo plano y sin alas, que viven en la piel. Los piojos púbicos se alimentan de la sangre del organismo huésped, pero pueden vivir hasta 24 horas fuera del mismo. Los piojos púbicos infectan las partes peludas o velludas del cuerpo, sobre todo alrededor del pelo púbico. Parecen costras pequeñas a simple vista. Sus huevos pueden verse en el pelo cerca de la piel, en la forma de pequeños puntos blancos pegados al pelo. El período de incubación de los huevos es de seis a ocho días.
Cualquiera puede contraer piojos púbicos. Se estima que hay  más de 1 millón de casos cada año. Sin embargo, las personas que tienen más compañeros en relaciones sexuales corren un riesgo más alto de contraer piojos púbicos.

Tratamiento

El mejor tratamiento para los piojos del pubis es la prescripción de un lavado con un champú como Elimite o Kwell:
•    Se debe aplicar completamente en el vello púbico y en la piel por 5 minutos como mínimo.
•    Se enjuaga la zona muy bien
•    Se cepilla el vello púbico con un peine de dientes finos para retirar los huevos (liendres). Las liendres se pueden aflojar un poco aplicando vinagre previamente, pero el vello debe estar seco en el momento de aplicar el champú.
Usualmente basta con una aplicación y si se recomienda otro tratamiento, se debe hacer de 4 días a 1 semana después.
Algunos de los medicamentos de venta libre para el tratamiento de los piojos son Rid y Nix.
Al momento de aplicar el tratamiento, se debe lavar toda la ropa y la lencería en agua caliente. Los objetos que no se puedan lavar se puede rociar con un aerosol medicado o pueden sellarse (sofocarlos) en bolsas plásticas y no utilizarlos por un espacio de 10 a 14 días. De igual manera, es necesario que todas las parejas sexuales se traten simultáneamente.

Candidiasis genital

Causas

La candidiasis, conocida también como “infección por levaduras” o CVV, es una infección micótica común que ocurre cuando hay sobrecrecimiento del hongo llamado Cándida. La Cándida siempre está presente en el organismo en pequeñas cantidades. No obstante, cuando ocurre un desequilibrio, por ejemplo, cambios en la acidez normal de la vagina o cambios en el equilibrio hormonal, la Cándida puede multiplicarse. Cuando esto ocurre, aparecen los síntomas
La mayoría de los casos de infección por Cándida son causados por la Cándida del propio organismo de la persona. Las levaduras de la especie de la Cándida generalmente viven en la boca, en el tracto gastrointestinal y en la vagina sin causar síntomas

Tratamiento

Los medicamentos preferidos para tratar las infecciones vaginales por levaduras son los antimicóticos, los cuales pueden ser administrados por vía oral, a través de la vagina o aplicados directamente sobre el área afectada. Aunque estos medicamentos generalmente logran curar la infección (80-90% de éxito), las infecciones que no responden a tratamiento se están haciendo cada vez más comunes, especialmente en las mujeres infectadas por el VIH y que reciben terapia antifúngica a largo plazo. El uso prolongado y frecuente de estos tratamientos puede disminuir su eficacia.

Herpes (Oral y genital)

Causa

El herpes es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes en los EE.UU. Es una infección causada por dos virus diferentes pero estrechamente relacionados. Ambos son muy fáciles de contraer, tienen síntomas similares y pueden ocurrir en diferentes partes del cuerpo. Cuando la infección está en la boca, se la llama herpes oral. Cuando está en o cerca de los órganos sexuales, se la llama herpes genital.
El contacto directo de piel con piel puede transmitir el herpes. Esto incluye tocar, besar y el contacto sexual (vaginal, anal y oral). Las partes húmedas de la boca, la garganta, el ano, la vulva, la vagina y los ojos se infectan muy fácilmente. La piel puede infectarse si está cortada, irritada, quemada, con salpullido o con otras lastimaduras. El herpes puede pasarse de una persona a otra, o de una parte del cuerpo propio a otra. Si una persona tiene llagas bucales de un resfriado, puede transmitir el virus durante el sexo oral y causar herpes genital. El herpes se propaga más fácilmente cuando hay llagas abiertas. También puede transmitirse antes de que se lleguen a formar las ampollas.

Tratamiento

Aunque no hay curación para el herpes genital, su doctor le puede recetar una de estas tres medicinas para el tratamiento:
•    Aciclovir (Zovirax®) trata los brotes iniciales y/o posteriores de herpes genital.
•    Famciclovir (Famvir®) trata los episodios tardíos de herpes genital y ayuda a prevenir futuros brotes.
•    Valaciclovir (Valtrex®) trata los episodios tardíos de herpes genital.
Durante un episodio activo de herpes, sea el primero o uno recurrente usted debe seguir estos sencillos pasos para apresurar la curación y evitar la diseminación a otros lugares del cuerpo o a otras personas:
•    Mantenga el área infectada limpia y seca para prevenir que se desarrollen otras infecciones.
•    Evite tocar las lesiones.
•    Lávese las manos después de tocar las lesiones.
•    Evite el contacto sexual desde el primer momento que siente los síntomas hasta que las lesiones se hayan sanado completamente, esto es, cuando se ha caído la costra y se ha formado piel nueva en el lugar donde estaba la lesión.

Verrugas genitales

Causas

El virus responsable de las verrugas genitales se llama virus del papiloma humano (VPH), el cual puede producirlas en el pene, la vulva, la uretra, la vagina, el cuello uterino y alrededor del ano.
La infección con el VPH alrededor de los genitales es común, aunque la mayoría de las personas son asintomáticas. No obstante, incluso si la persona NO tiene síntomas, debe recibir tratamiento para evitar complicaciones y la diseminación de la afección a otros.
Existen más de setenta tipos diferentes de VPH. Varios tipos están asociados con verrugas genitales, mientras que otros están asociados con verrugas comunes o verrugas planas en otros lugares de la piel.
El VPH se desarrolla bien en las áreas genitales húmedas. Las verrugas en las partes genitales externas se reconocen fácilmente, ya que son lesiones levantadas, de coloración carnosa que se pueden presentar solas o en racimos. Si no reciben tratamiento, las verrugas se pueden agrandar rápidamente, tomando una apariencia “similar a una coliflor.”

En las mujeres, el VPH puede invadir la vagina y el cuello uterino. Estas verrugas son planas y no son fácilmente visibles sin el uso de procedimientos especiales. Dado que el VPH puede conducir a cambios cancerígenos y cambios premalignos en el cuello uterino, es importante que esta condición se diagnostique y se trate. El examen de Papanicolaou realizado en forma periódica es necesario para detectar el VPH u otros cambios anormales relacionados con este virus. El hecho de tener el virus del herpes y el VPH aumentan el riesgo de desarrollo del cáncer cervical.
El virus que causa las verrugas genitales se llama virus del papiloma humano (VPH), del cual existen más de 70 tipos diferentes.
Algunos tipos del VPH causan verrugas genitales, las cuales se pueden encontrar en el pene, la vulva, la uretra, la vagina, el cuello uterino, la laringe, al igual que en el ano y a su alrededor.
Otros tipos del VPH causan verrugas comunes o planas en otras partes de la piel, como las manos. Sin embargo, las verrugas en las manos u otras partes del cuerpo no causan verrugas genitales.
La infección con el virus del papiloma humano alrededor de los genitales es común, aunque la mayoría de las personas son asintomáticas. No obstante, incluso si usted no tiene síntomas, debe recibir tratamiento para evitar complicaciones y la diseminación de la afección a otros.
En las mujeres, el virus del papiloma humano puede invadir las paredes de la vagina y el cuello uterino. Estas verrugas son planas y no son fácilmente visibles sin el uso de procedimientos especiales.
Ciertos tipos del VPH pueden conducir a cambios precancerosos en el cuello uterino, cáncer cervical o cáncer anal. Se denominan tipos de VPH de alto riesgo.
Los siguientes son hechos importantes acerca de cómo se puede propagar el VPH y las verrugas genitales:
•    La infección por el VPH se transmite de una persona a otra a través del contacto sexual que compromete la membrana mucosa o la piel anal, oral o vaginal. Es posible que las verrugas genitales y el VPH se propaguen, incluso cuando no se pueda observar ninguna verruga.
•    Es posible que usted no vea las verrugas durante al menos 6 semanas a 6 meses después de resultar infectado con el VPH. Igualmente puede tomar mucho más tiempo, incluso años, así que apenas usted note las verrugas genitales, no significa que usted o su compañero hayan tenido contacto sexual con alguien por fuera de su relación.
No todas las personas que han estado expuestas al VPH y las verrugas genitales van a desarrollarlas.
Los siguientes factores lo ponen a uno en alto riesgo de contraer verrugas genitales, de que se le diseminen más rápidamente, de que reaparezcan o de tener otras complicaciones del virus del papiloma humano:
•    Tener múltiples compañeros sexuales
•    Desconocer si alguien con quien se ha tenido una relación sexual tenía una infección de transmisión sexual (ITS)
•    Volverse sexualmente activo a temprana edad
•    Consumir alcohol y tabaco
•    Tener estrés y otras infecciones virales (como VIH o herpes) al mismo tiempo
•    Estar en embarazo
•    Tener un sistema inmunitario que no funciona bien, como durante el tratamiento para el cáncer o el SIDA
Si un niño presenta verrugas genitales, se debe sospechar abuso sexual como la posible causa.

Síntomas

•    Lesiones elevadas de coloración carnosa en los genitales, ano o piel circundante
•    Crecimientos con apariencia de coliflor alrededor del ano o genitales
•    Aumento de la humedad en el área de los crecimientos
•    Prurito del pene, escroto, área anal o prurito vulvar
•    Aumento del flujo vaginal
•    Sangrado vaginal anormal (no asociado con un período menstrual) después de tener relaciones sexuales

Tratamiento

Las verrugas genitales deben ser tratadas por un médico. NO use remedios de venta libre propuestos para otros tipos de verrugas.
El médico puede tratar las verrugas genitales aplicando un tratamiento cutáneo en el consultorio o le puede prescribir un medicamento que usted se aplica en casa varias veces a la semana.
Estos tratamientos abarcan:
•    Imiquimod (Aldara)
•    Podofilina y podofilox (Condylox)
•    Ácido tricloroacético (ATC)
Los tratamientos quirúrgicos comprenden:
•    Criocirugía
•    Electrocauterización
•    Terapia láser
•    Escisión quirúrgica (extirparlas)
Si usted presenta verrugas genitales, todos sus compañeros sexuales deben ser examinados por un médico y recibir tratamiento en caso de encontrárseles dichas verrugas.
Después del tratamiento inicial, el médico programará citas de control para ver si se presenta reaparición de las verrugas.
Las mujeres que hayan tenido verrugas genitales y las mujeres cuyos compañeros sexuales alguna vez tuvieron este tipo de verrugas deben practicarse citologías vaginales (prueba de Papanicolaou) al menos una vez al año. Las mujeres afectadas con verrugas en el cuello uterino pueden necesitar citologías vaginales cada 3 a 6 meses después del primer tratamiento.
Las mujeres con cambios precancerosos causados por infección con el VPH pueden necesitar tratamiento adicional.
Las mujeres jóvenes y las niñas en edades de 9 a 26 años deben hacerse aplicar la vacuna contra el VPH.
Vaginitis
Causas
Algunas formas de vaginitis pueden propagarse por:
•    Relaciones sexuales por la vagina
•    Relaciones sexuales por la boca
•    Relaciones sexuales por el ano
•    Hombres portadores de los gérmenes que causan la vaginitis
Síntomas
El síntoma más evidente es la anormalidad de la secreción vaginal (en grandes cantidades y de intenso olor) y la presencia de dolor o molestia vaginal, picazón y una sensación de quemadura. Las características particulares de la secreción varían de acuerdo al origen de la inflamación: infección por Cándida, por Trichomonas vaginalis, bacteriana, herpética, pólipos cervicales, cáncer o sífilis.
Tratamiento
El tratamiento también suele ser sencillo. En muchos casos podrá realizarse con óvulos o comprimidos de uso tópico (se insertan directamente en la vagina). En algunos casos es necesario el tratamiento con fármacos vía oral. Únicamente en el caso de la vaginitis por Trichomonas está indicado el tratamiento también a la pareja sexual de la paciente, acción que no se realiza en otros casos de vaginitis infecciosa.
Si una reacción alérgica está involucrada, un antihistamínico también podría ser prescrito. Para las mujeres que tienen irritación e inflamación causadas por niveles bajos de estrógenos (postmenopausia), una crema tópica con estrógenos de aplicación nocturna podría ser prescrita.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Vasectomía

Vasectomía

Vasectomía
Vasectomía

La vasectomía es una operación que hace que un hombre permanentemente sea incapaz de embarazar a una mujer. Esto involucra cortar dos tubos llamados conductos deferentes para que los espermatozoides no puedan llegar hasta el semen.
La vasectomía se hace generalmente en el consultorio del médico o en un centro de cirugía ambulatoria. La operación toma alrededor de media hora. Usted estará despierto durante el procedimiento. Su médico le dará un anestésico local para adormecer el escroto. Una vez que esté anestesiado, su médico le hará una punción muy pequeña (agujero) en un lado de su escroto y sacar parte de los conductos deferentes en ese lado. Es posible que sienta algo de tirantez y un jalón. Una pequeña sección de los conductos deferentes se retira. Los extremos de los conductos deferentes serán sellados con pequeñas pinzas. Entonces, su médico hará lo mismo en el otro lado. La punción es tan pequeña que sana sin necesidad de suturas.

Efectividad

La vasectomía puede ser el más seguro, la forma más eficaz del control de la natalidad. Sólo aproximadamente 15 de cada 10.000 parejas tienen un embarazo durante el primer año después de la vasectomía.
No se debe hacer la vasectomía a menos que esté absolutamente seguro de que no desea tener hijos en el futuro. Es posible que tenga que esperar para someterse a una vasectomía. No se puede proceder a una vasectomía si usted tiene una infección sobre o alrededor de los genitales o si tiene un trastorno hemorrágico.

Reversión de la vasectomía

No existe la llamada “vasectomía reversible”; toda vasectomía se hace con ánimo de irreversibilidad. Si, tiempo después de realizarse la vasectomía, el varón desea tener descendencia, tendría que someterse a una nueva operación: se trata de la vasovasostomía, o bien una biopsia testicular, a fin de obtener espermatozoides y fecundación artificial.
Algunas vasectomías pueden revertirse, o “invertirse”, pero la cirugía es costosa, usualmente no cubiertos por el seguro y se debe realizar en un hospital. Aunque la mayoría de los hombres pueden eyacular esperma después de revertir la cirugía, los espermatozoides no son a menudo capaces de fertilizar un óvulo.

Proceso de la operación

En el día de la operación deberá tener un suspensorio (un soporte deportivo) con usted y asegúrese de que su área genital esté limpia. Su médico probablemente le dará instrucciones sobre cómo limpiar el área antes de la operación.  Su médico puede sugerirle llevar a alguien que lo lleve a casa después de la cirugía.

Recientemente se ha desarrollado la técnica de Vasectomía Sin Bisturí (VSB) que ha mejorado notablemente el concepto quirúrgico de vasectomía. Es una técnica con un porcentaje mucho menor de complicaciones respecto a la vasectomía convencional y en la actualidad es el procedimiento Gold Standard por la Asociación Americana de Urología para la práctica de vasectomía. La VSB nace con la idea de realizar la intervención con el mínimo transtorno y mínimas molestias. Su particularidad más básica reside en un instrumental único y específico para tal fin. De hecho el corte no lo practica el bisturí convencional sino que se realiza mediante una pinza que provoca la apertura de la piel separando, y No cortando, sus fibras.
Ofrece la misma efectividad que la técnica convencional:
• Es más sencilla y menos invasiva.
• Menor tiempo quirúrgico.
• No lleva puntos.
• La recuperación es más rápida.
• Ocasiona menos molestias.
• Existe menor posibilidad de sangrado. Los resultados han mostrado 10 veces menos hematomas, infecciones y otras complicaciones con un porcentaje total de 0,4% para la vasectomía sin bisturí frente a un 3,1% para la vasectomía convencional.
Después de la operación
Es posible que tenga un poco de dolor, hinchazón y  moretones en el área de la cirugía. Los moretones deben aclararse lentamente y desaparecer en aproximadamente 2 semanas. Su médico le dará instrucciones para que usted siga con el cuidado.
Después de la cirugía las instrucciones pueden incluir:
•    El uso de ropa interior ajustada o suspensorio para apoyar el escroto
•    Utilizar una bolsa de hielo para aliviar el dolor y la inflamación
•    Descansar lo suficiente
•    Limitar  la actividad sexual hasta que sane
Usted debe sentirse normal en un par de semanas.

Medicamentos

No tome aspirina, ibuprofeno (nombres de marca: Advil, Motrin, Nuprin), ketoprofeno (nombre de marca: Orudis) o naproxeno (nombre de marca: Aleve) durante 2 semanas antes o después de la operación. Todo esto puede hacer  causar sangrado. Tome acetaminofeno (nombre de marca: Tylenol) para aliviar el dolor.
Cuándo volver a trabajar
Si usted tiene un trabajo de escritorio, espere regresar a trabajar después de un par de días. Si usted hace trabajo físico,  camina o maneja bastante, hable con su médico acerca de cuándo puede volver al trabajo.

La vasectomía: efecto  inmediato?

No. Usted tendrá que eyacular hasta 15 ó 20 veces antes de que los espermatozoides sean eliminados de ambos vasos deferentes. Por esa razón, siga usando control de la natalidad. Su médico le pedirá que traiga muestras de su eyaculación después de la operación. Sólo después de haber dos muestras sin espermatozoides a usted se le considerará incapaz de embarazar a una mujer. Este proceso puede tardar 3 meses o más.

Riesgos de una vasectomía

Los problemas que pueden ocurrir después de su vasectomía incluyen el sangrado, infección y usualmente una reacción inflamatoria leve debido a esperma que ha podido quedar libre durante la cirugía (llamada granuloma de esperma). Llame a su médico si nota algún signo de anormalidad.
Otro riesgo es que los extremos de los conductos deferentes puedan encontrar la manera de crear una vía nueva entre sí. Esto no ocurre muy a menudo, pero si lo hace, usted podría ser capaz de causar un embarazo. Llame a su médico si:
•    Usted tiene  fiebre.
•    Tiene hinchazón que no desaparece o empeora.
•    Usted tiene dificultad para orinar.
•    Usted puede sentir un nudo en el escroto.
•    Tiene sangrado de una incisión que no desaparece aún después de haber apretado el lugar entre dos almohadillas de gasa durante 10 minutos

Qué pasa con los espermatozoides

Una vez que los espermatozoides no pueden conseguir salir a través de los conductos deferentes, los testículos comienzan a fabricar menos esperma. Su cuerpo absorberá el esperma que ha fabricado.

Vasectomía  y su  vida sexual

Después de haberse recuperado de la vasectomía,  su vida sexual no debería cambiar en absoluto. Usted podrá eyacular casi la misma cantidad de semen que antes, y no se le nota un cambio en su deseo sexual.
Este procedimiento no tiene efecto alguno sobre la provisión de sangre y hormonas a los genitales, de modo que no afecta la erección ni la libido.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)