Archivo de la etiqueta: tumor

Meningiomas

Meningiomas

Un meningioma es un tumor que se origina en las meninges (las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal). La mayoría de los meningiomas son cancerosos benignos, sin embargo, rara vez, un meningioma puede ser cancerosos maligno. Algunos meningiomas son clasificados como atípicos, lo que significa que no es benigno ni maligno, sino más bien en el medio.
Los meningiomas son más comunes en las mujeres mayores. Pero un meningioma puede ocurrir en hombres y a cualquier edad, incluso en la infancia y no siempre requiere tratamiento inmediato, mientras no haya signos significativos, los síntomas pueden ser controlados con el tiempo.

Los meningiomas representan más del 25 por ciento de los tumores cerebrales primarios, suelen ser tumores de crecimiento lento que se desarrollan a partir de las meninges, los revestimientos protectores del cerebro y la médula espinal. Se pueden encontrar en cualquier lugar en todo el sistema nervioso.

Los factores de riesgo para un meningioma incluyen:

  • Tratamiento de radiación. Radioterapia, que implica la radiación en la cabeza puede aumentar el riesgo de un meningioma.
  • Las hormonas femeninas. Los meningiomas son más comunes en las mujeres, lo que lleva a los médicos a creer que las hormonas femeninas juegan un papel importante.
  • Trastorno hereditario del sistema nervioso. Este trastorno poco frecuente neurofibromatosis tipo 2, aumenta el riesgo de meningioma y otros tumores cerebrales.

Causas

No está claro cuál es la causa de un meningioma. Los médicos saben que algo altera algunas células en las meninges (membranas que forman una barrera protectora alrededor del cerebro y la médula espinal) para hacerlos multiplicarse fuera de control, dando lugar a un tumor meningioma. Pero si gue siendo desconocido si esta enfermedad se debe a los genes que heredamos, las cosas a la que estamos expuestos en el ambiente o una combinación de todo.

Síntomas

Los signos y síntomas de un meningioma suelen comenzar gradualmente y puede ser muy sutil al principio. Dependiendo en qué parte del cerebro o, en raras ocasiones, la columna vertebral se encuentra el tumor, los signos y síntomas pueden incluir:
• Cambios en la visión (como visión doble o borrosa)
• Los dolores de cabeza empeoran con el tiempo
• Pérdida de audición
• Pérdida de la memoria
• Convulsiones
• Debilidad en brazos o piernas

Diagnóstico

Puede detectarse en una prueba de imagen, tales como:

  • Tomografía computarizada (TC). Las tomografías computarizadas, toman rayos X que crea imágenes transversales (como rebanadas) de su cerebro y la cabeza. Estas imágenes se combinan entre sí por una computadora para crear una imagen completa de su cerebro. A veces, se utiliza un colorante a base de yodo para aumentar la imagen.
  • La resonancia magnética (IRM). Con este estudio de imagen, se utiliza un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes transversales de las estructuras dentro de su cerebro, proporcionando un cuadro más detallado del cerebro y meningiomas.

Tratamiento

El tratamiento que se recibe depende de muchos factores, incluyendo el tamaño de su meningioma, dónde se encuentra y qué tan agresivo cree que es. El médico tendrá en cuenta el estado general de salud y las metas para el tratamiento.
El tratamiento inmediato no es necesario para todas las personas con meningioma. Los pequeños meningiomas que tengan un crecimiento lento y que no esté causando síntomas o signos, pueden no requerir tratamiento. Es probable que tenga que someterse a escáneres cerebrales periódicamente para evaluar el meningioma y buscar signos de que está en crecimiento o si requiere tratamiento.

Cirugía
Si el meningioma causa signos y síntomas o está creciendo, el médico puede recomendar la cirugía para eliminar el meningioma completamente. Dependiendo de dónde tenga el meningioma (si se encuentra alojada en estructuras delicadas de la médula espinal o cerebro) no siempre es posible eliminar todo el tumor. En esos casos, los cirujanos eliminan la mayor cantidad del meningioma como sea posible.
El tipo de tratamiento a necesitar después de la cirugía depende de varios factores.

  1. Si el tumor sigue siendo no visible, entonces no es necesario otro tratamiento. Sin embargo, tendrá un seguimiento periódico de exploraciones.
  2. Si el tumor es benigno y sólo quedaba un peque trozo, entonces el médico puede recomendar solo un seguimiento periódico de exploraciones. Aunque en algunos casos los sobrantes de tumores pequeños, pueden ser tratados con una forma de radioterapia llamada radiocirugía estereotáctica.
  3. Si el tumor es maligno o atípico, es probable que se le efectúe la radiación.

Radioterapia
Si el meningioma no puede ser eliminado completamente, elmédico puede recomendar la terapia de radiación después de la cirugía. El objetivo de la radioterapia es destruir cualquier célula de meningioma restantes y reducir la posibilidad de que puede recurrir. La radioterapia usa una máquina de gran tamaño y alta potencia para dirigir rayos de energía en las células tumorales.
Los avances de esta terapia aumenta la dosis de radiación para el meningioma, mientras que reduce la radiación a los tejidos sanos. Estos incluyen la radioterapia estereotáxica fraccionada y radioterapia de intensidad modulada.

Radiocirugía
La radiocirugía es un tipo de tratamiento que tiene varios haces de radiación de gran alcance en un punto preciso. Contrariamente a su nombre, la radiocirugía no implica escalpelos o incisiones, generalmente se realiza en forma ambulatoria en unas pocas horas. La radiocirugía puede ser una opción para las personas con meningiomas que no se pueden extirpar con cirugía convencional o de meningiomas que se repiten a pesar del tratamiento.

Radiación fraccionada
Para los tumores demasiado grandes para radiocirugía o aquellos en un área que no se puede tolerar la alta intensidad de la radiocirugía. Por ejemplo cerca del nervio óptico, una es la radiación fraccionada. Esto implica enfoques de radiaciones en pequeñas fracciones con el tiempo.

Drogas
Para las personas con meningiomas que se repiten o que no responden a la cirugía y a la radiación, los médicos están tratando diferentes sistemas de tratamientos. Desafortunadamente, la mayoría de la quimioterapia no ha demostrado ser útil, pero a veces se utiliza algunos fármacos, tales como la hidroxiurea (Droxia, Hydrea). Otros fármacos están siendo probados, tales como aquellos que inhiben la formación de vasos sanguíneos (inhibidores de la angiogénesis), pero se necesitan muchos estudios más.

Medicina Alternativa
Los tratamientos de medicina alternativa no pueden tratar las meningiomas, pero algunos pueden ayudar a proporcionar alivio a los efectos secundarios del tratamiento o ayudarle a lidiar con el estrés debido a la enfermedad. Las terapias de medicina alternativa que pueden ser útiles incluyen:
• Acupuntura
• Hipnosis
• Masaje
• Meditación
• Musicoterapia
• Los ejercicios de relajación

Prevención

No existen pautas para la prevención de meningiomas.
Para ayudar a hacerle frente:

  • Aprenda todo lo que pueda acerca de los meningiomas. Busque y obtenga información necesaria acerca de su enfermedad. Cuanto más sepa sobre su condición, mejor preparado estará para tomar decisiones sobre su tratamiento.
  • Construir una red de apoyo. Tener amigos y familiares de apoyo será muy valiosa. Puede que le resulte útil tener a alguien con quien hablar de sus emociones que le sirvan de soporte. Estas personas incluyen trabajadores sociales, psicólogos o guías espirituales. Otras personas con meningiomas pueden ofrecer una perspectiva única, así que considere unirse a un grupo de apoyo (ya sea en su comunidad o en línea).
  • Cuide de sí mismo. Trate de mantenerse saludable durante su tratamiento. Consuma una dieta rica en frutas y verduras y haga ejercicio moderado si su médico se lo permita. Duerma lo suficiente para sentirse descansado. Reduzca el estrés, centrándose en lo que es importante para usted. Estas medidas no curará su meningioma, pero pueden ayudar a sentirse mejor mientras se recupera de una cirugía o ayudar a hacerle frente durante la radioterapia.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Neuroblastoma

Neuroblastoma

El neuroblastoma es un cáncer que se desarrolla a partir de células nerviosas que se encuentran en varias zonas del cuerpo. Neuroblastoma más comúnmente surge en y alrededor de las glándulas suprarrenales, que tienen orígenes similares a las células nerviosas y se sientan encima de los riñones. Sin embargo, el neuroblastoma puede presentarse también en otras áreas del abdomen y en el pecho, cuello y pelvis, donde los grupos de células nerviosas existen.
El neuroblastoma afecta más comúnmente a niños de 5 años o menos, a pesar de que rara vez puede ocurrir en niños mayores.
Algunas formas de neuroblastoma desaparecen por sí solos, mientras que otros pueden requerir múltiples tratamientos. Las opciones de tratamiento del neuroblastoma dependerán de varios factores.

Causas

No está claro qué causa la mutación genética inicial que conduce al neuroblastoma. Sin embargo, como el neuroblastoma suele afectar a niños muy pequeños, los investigadores creen que la mutación se produce durante el embarazo o poco después del nacimiento.
En general, el cáncer comienza con una mutación genética que permite a las células normales y sanas seguir creciendo sin responder a las señales de parar, como células normales. Las células cancerosas crecen y se multiplican sin control. Las células que se acumulan anormales forman una masa (tumor). Las células cancerosas pueden invadir los tejidos cercanos y pueden desprenderse de un tumor inicial diseminado a otras partes del cuerpo (metástasis).

Diagnóstico

Las pruebas y los procedimientos utilizados para diagnosticar el neuroblastoma incluyen:

  • Examen físico. Se debe realizar un examen físico para revisar todos los signos y síntomas. El médico le hará preguntas acerca de los hábitos y comportamientos del paciente.
  • Análisis de orina y sangre en los niños. Estos pueden indicar la causa de todos los signos y síntomas que su hijo está experimentando. Los análisis de orina se pueden utilizar para revisar los niveles de ciertas sustancias químicas que se derivan de las células de neuroblastoma y producen catecolaminas.
  • Pruebas de imagen. Pueden revelar una masa que puede indicar un tumor. Las pruebas de imagen pueden incluir rayos X, ultrasonido, tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (RM), entre otros.
  • Extracción de muestra de tejido para su análisis. Si se encuentra una masa, el médico puede solicitar muestra del tejido para pruebas de laboratorio (biopsia) que puede revelar qué tipos de células están implicadas en las características genéticas del tumor y específicas de las células cancerosas. Esta información ayuda al médico a elaborar un plan de tratamiento individualizado.
  • Extracción de muestra de médula ósea para su análisis. También puede someterse a una biopsia de médula ósea y procedimientos de aspiración de médula ósea para ver si el neuroblastoma se ha propagado a la médula ósea. 
  • Puesta en escena.  Una vez que se diagnostica el neuroblastoma, el médico puede solicitar la realización de pruebas para determinar la extensión del cáncer y si se ha propagado a órganos distantes – un proceso llamado estadificación. Las pruebas de imagen para el cáncer en etapa, puede incluir radiografías, gammagrafías óseas y computarizadas, y resonancias magnéticas, entre otros.

Utilizando la información de los procedimientos, el médico asigna una etapa a la neuroblastoma. Estadios del neuroblastoma incluyen:

Etapa I. El neuroblastoma en esta etapa es localizada, lo que significa que está limitado a una zona y puede ser eliminado completamente con la cirugía. Los ganglios linfáticos relacionados con el tumor puede tener signos de cáncer, pero otros nodos linfáticos no tienen cáncer.

Estadio IIA. Está localizado, pero no puede ser tan fácilmente eliminado mediante cirugía.

Etapa IIB. En esta etapa es localizado. Puede o no ser eliminado fácilmente a través de la cirugía. Tanto los ganglios linfáticos conectados al tumor y los ganglios linfáticos cercanos contienen células cancerosas.

Etapa III. El Neuroblastoma en esta etapa se considera avanzado, y no es posible eliminar el tumor por medio de cirugía. El tumor puede ser de un tamaño más grande en esta etapa. Los ganglios linfáticos pueden o no contener células cancerosas.

Etapa IV. El Neuroblastoma en esta etapa se considera avanzado y se ha diseminado (metástasis) a otras partes del cuerpo.

Etapa IVS. Esta etapa es una categoría especial de neuroblastoma que no se comporta como otras formas de neuroblastoma, aunque no está claro por qué. El Neuroblastoma Etapa IVS se aplica sólo a los niños menores de 1 año de edad. Etapa IVS indica que el neuroblastoma se ha diseminado a otras partes del cuerpo – por lo general hueso, piel, hígado o a la médula. A pesar de la extensión del neuroblastoma, los bebés con esta etapa tienen una buena posibilidad de recuperación. Neuroblastoma en esta etapa a veces desaparece por su cuenta y a menudo no requiere ningún tratamiento.

Síntomas

Los signos y síntomas del neuroblastoma varían dependiendo de qué parte del cuerpo se ve afectado.
Neuroblastoma en el abdomen – la forma más común – puede causar signos y síntomas tales como:

  • Dolor abdominal
  • Una masa debajo de la piel que no es sensible al tacto
  • Cambios en los hábitos intestinales, como diarrea
  • Hinchazón en las piernas

El Neuroblastoma en el pecho puede causar signos y síntomas tales como:

  • Sibilancias
  • Dolor de pecho
  • Cambios en los ojos, incluyendo los párpados caídos y el tamaño desigual de las pupilas

Otros síntomas que pueden indicar neuroblastoma incluyen:

  • Los tumores de tejido debajo de la piel
  • Globos oculares que parecen sobresalir de los conectores hembra (proptosis)
  • Las ojeras
  • Dolor de espalda
  • Fiebre
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Dolor en los huesos

Póngase en contacto con el médico si el niño tiene signos o síntomas que le preocupan. Mencione cualquier cambio en el comportamiento de su hijo o hábitos.

Tratamiento

El médico puede elegir un plan de tratamiento basado en varios factores que afectan el pronóstico de su hijo. Los factores incluyen la edad del niño, el estadio del cáncer, el tipo de células implicadas en el cáncer y si hay anormalidades en los cromosomas y genes. Con esta información, el médico clasifica el cáncer de bajo riesgo, riesgo intermedio o alto riesgo. El tratamiento o combinación de tratamientos a recibir dependerá de la categoría del riesgo.

Cirugía
Los cirujanos utilizan bisturíes y otros instrumentos quirúrgicos para eliminar las células cancerosas. En los niños con neuroblastoma de riesgo bajo, la cirugía para extirpar el tumor puede ser el único tratamiento necesario. Si el tumor se puede extirpar por completo depende de su ubicación y su tamaño. Los tumores que se adjuntan cerca de órganos vitales – tales como los pulmones o la médula espinal – puede ser demasiado arriesgado quitarlos. En el neuroblastoma de riesgo intermedio y alto riesgo, los cirujanos pueden tratar de eliminar la mayor cantidad de tumor posible. Otros tratamientos, como la quimioterapia y la radiación, se pueden utilizar para matar las células cancerosas restantes.

Quimioterapia
La quimioterapia utiliza productos químicos para destruir las células cancerosas. Se dirige a las células que crecen rápidamente en el cuerpo, incluyendo las células cancerosas. Desafortunadamente, la quimioterapia también daña las células sanas que crecen rápidamente, como las células en los folículos del pelo y en el sistema gastrointestinal, que puede provocar efectos secundarios.
Los niños con neuroblastoma de bajo riesgo y que no se puede extirpar quirúrgicamente pueden someterse a quimioterapia. Algunas veces la quimioterapia se administra antes de la cirugía (quimioterapia neoadyuvante) para reducir el tamaño del tumor en un tamaño que es más fácil de quitar. En otros casos, la quimioterapia puede ser el único tratamiento.
Los niños con neuroblastoma de riesgo intermedio reciben a menudo una combinación de medicamentos de quimioterapia antes de la cirugía para aumentar las posibilidades de que el tumor se puede quitar.
Los niños con neuroblastoma de alto riesgo suelen recibir altas dosis de quimioterapia para reducir el tumor y matar las células cancerosas que se han diseminado en otras partes del cuerpo. La quimioterapia se utiliza generalmente antes de la cirugía y antes del trasplante de médula ósea de células madre.

Radioterapia
La radioterapia utiliza altas dosis de partículas de energía para destruir las células cancerosas. La terapia de radiación afecta principalmente la zona en la que está dirigido. Equipo de radioterapia trata de proteger las células sanas cercanas al cáncer, pero algunas células sanas pueden ser dañadas por la radiación. Los efectos secundarios de la radioterapia su hijo depende de dónde la radiación es dirigida y la cantidad de radiación administrada.
Los niños con neuroblastoma de bajo riesgo o riesgo intermedio pueden recibir radioterapia si la cirugía y la quimioterapia no han sido de gran ayuda. Los niños con neuroblastoma de alto riesgo pueden recibir radioterapia después de la quimioterapia y la cirugía, para prevenir que el cáncer reaparezca.

Trasplante de células madre
Los niños con neuroblastoma de alto riesgo pueden recibir un trasplante utilizando sus propias células madre de la sangre (trasplante autólogo de células madre). La médula ósea produce células madre, que maduran y se convierten en los glóbulos rojos y blancos y las plaquetas que forman la sangre.El paciente se somete a un procedimiento que recopila filtros y células madre de su sangre; seguidamente, dosis altas de quimioterapia se utilizan para eliminar cualquier célula cancerosa que haya quedado en el cuerpo. Las células madre se inyectan en el cuerpo, donde pueden formar nuevas células sanguíneas sanas.
A largo plazo y tardíos efectos secundarios del tratamiento del cáncer
Como más y más niños están sobreviviendo al cáncer y viviendo la edad adulta, los médicos son cada vez más conscientes del tratamiento y sus efectos secundarios a largo plazo, los médicos recomiendan a los sobrevivientes de cáncer infantil realizarse un chequeo médico regularmente. Los efectos secundarios varían dependiendo del tratamiento, pero pueden incluir alteraciones del crecimiento, problemas de tiroides, segundos cánceres y la infertilidad, que puede ser causada por medicamentos de quimioterapia. La dificultad para pensar y pensamientos conflictivos de procesamiento pueden ser a largo plazo efectos secundarios de la radiación, la radiación, especialmente del cerebro o de la irradiación corporal total.

Prevención

No hay manera de prevenir la neuroblastoma. Sin embargo, los factores genéticos parecen desempeñar un papel en su desarrollo. Las personas con antecedentes familiares de cáncer, especialmente el cáncer infantil, puede ser de mucha importancia preguntar sobre las pruebas genéticas antes de pensar en tener hijos.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Neurofibromatosis1 (NF1)

Neurofibromatosis1 (NF1)

Neurofibromatosis tipo 1 también se conoce como enfermedad de Von Recklinghausen) es un trastorno genético heredado en el que crece tumores  en el tejido nervioso (neurofibromas)  pueden ser benignos o pueden causar graves daños por compresión de los nervios y otros tejidos. El trastorno afecta a todas las células de la cresta neural (células de Schwann, los melanocitos y fibroblastos endoneurales). Los elementos celulares de estos tipos de células proliferan en exceso por todo el cuerpo formando tumores. Los tumores pueden causar protuberancias debajo de la piel, manchas de colores, problemas óseos, la presión sobre las raíces del nervio espinal, y otros problemas neurológicos.

Causas

La NF1 es una enfermedad hereditaria. Si cualquiera de los padres tiene NF1, cada uno de sus hijos tiene una probabilidad del 50% de padecer la enfermedad.
La NF1 también aparece en familias sin antecedentes de la enfermedad, como resultado de una nueva mutación del gen  en el esperma o el óvulo. La NF1 es causada por anomalías en un gen para una proteína llamada neurofibromina.

Diagnóstico

Para diagnosticar la NF1, el  médico busca dos o más de los siguientes:
  • Seis o más manchas marrón claro en la piel (a menudo manchas llamadas “café con leche”), de más de 5 milímetros de diámetro en niños o más de 15 milímetros en los adolescentes y adultos;
  • Dos o más neurofibromas o un neurofibromas plexiforme (un neurofibromas que involucra muchos nervios);
  • Pecas en la zona de la axila o la ingle;
  • Dos o más crecimientos en el iris del ojo (conocidos como nódulos de Lisch o hamartomas del iris);
  • Un tumor en el nervio óptico (llamado glioma del nervio óptico)
  • Desarrollo anormal de la columna (escoliosis), la sien (esfenoides) del hueso del cráneo, o la tibia (uno de los huesos largos de la espinilla);
  • Un padre, hermano o hijo con NF1.

Síntomas

Los pacientes con Neurofibromatosis pueden verse afectados de muchas maneras diferentes. La morbilidad suele ser un resultado de neuromas plexiformes, gliomas ópticos, o neuromas acústicos, pero la mortalidad también puede estar asociada con la transformación maligna de los neuromas, como neurofibrosarcomas  (a menudo hay una transformación maligna en menos de 3% de los casos de NF1). Hay una alta incidencia de problemas de aprendizaje o déficit cognitivo en los pacientes con NF-1, sin embargo, el retraso grave no es parte del síndrome.  La Neurofibromatosis también aumenta el riesgo de leucemia en particular en los niños, los niños con NF-1 tienen de 200 a 500 veces el riesgo normal de desarrollar leucemia en comparación con la población general. Dado que los tumores crecen donde hay nervios, también puede crecer en áreas que son visibles, causando mucho sufrimiento social para los afectados. Los tumores también pueden crecer en lugares que pueden causar otros problemas médicos que pueden requerir que se saquen por la seguridad del paciente. Las personas afectadas pueden necesitar varias cirugías (como la cirugía de reducción, o la cirugía Gamma Knife), dependiendo de donde se encuentran los tumores. Por ejemplo, las personas afectadas con NF 2 podrían beneficiarse de una descompresión quirúrgica de los tumores vestibulares para prevenir la sordera.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para la Neurofibromatosis. Los tumores que causan dolor o pérdida de la función pueden ser removidos. Los tumores que han crecido de manera rápida se deben extirpar inmediatamente puesto que pueden tornarse cancerosos (malignos). Los tratamientos experimentales para tumores severos aún están bajo investigación.
Algunos niños con trastornos del aprendizaje pueden necesitar enseñanza especial.

Prevención

Se recomienda la asesoría genética para cualquier persona con antecedentes familiares de Neurofibromatosis.
Exámenes de la vista son muy recomendables.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: -1 (from 1 vote)

Adenoma de próstata o hiperplasia benigna de próstata

Adenoma de próstata

También conocida como hiperplasia benigna de próstata, es una enfermedad común en hombres mayores de 50 años de edad. Se compone de un aumento en el tamaño de la próstata que ejerce presión sobre la uretra, es decir, el conducto que comunica la vejiga con el exterior del cuerpo, y causa problemas urinarios.
Adenoma de próstata, así como todas las enfermedades del tracto urinario inferior (prostatitis aguda y crónica, cáncer de próstata, cistitis, uretritis) puede conducir a la limitación de las actividades diarias normales y estilo de vida implica la adaptación de acuerdo a los problemas urinarios. Las complicaciones de la enfermedad incluyen: cálculos en la vejiga, que es el resultado del estancamiento de la orina en la vejiga y la presencia de un obstáculo en el camino de la aprobación de la gestión, la inflamación del adenoma de próstata, infecciones del tracto urinario, la epididimitis aguda, etc.

Causas

Adenoma de próstata es el tumor benigno más común de los hombres mayores de 50 años, desarrollado debido a una deficiencia en la actividad testicular;  no se manifiesta en pacientes con disminución de la actividad de la glándula pituitaria o en aquellos que se sometieron a cirugía de la vasectomía (resección de los conductos deferentes a través del cual los espermatozoides llegan desde el epidídimo hasta la uretra posterior) antes de la edad de 40 años. La aparición de el adenoma de próstata se considera una alteración del metabolismo, uno de los factores están representados por la testosterona.
La evolución natural permite la clasificación en tres etapas:
• Fase microscópica
• Fase macroscópica
• Estadio clínico (manifestado)

Diagnóstico

En base a lo que le aqueja,  el paciente se debe realizar el  primer examen médico específico para el adenoma  (examen rectal de la próstata). Para aclarar el diagnóstico y determinar el tamaño del adenoma y el grado de alteración al orinar, comúnmente se le puede realizar un ultrasonido.
El ultrasonido ayuda a determinar el tamaño del adenoma de próstata, la presencia de nódulos y concreciones en su interior. También  ayuda a elegir un tratamiento correctamente. Igualmente el  ultrasonido ayuda a examinar el estado de la vejiga, la presencia de orina residual (una parte de la orina que permanecen en la vejiga después de orinar), el estado de los riñones y los uréteres.

Síntomas

La cápsula prostática es elástica y cuando la glándula aumenta de tamaño comprime la uretra (el canal a través del cual se elimina la orina desde la vejiga). La expulsión de la orina desde la vejiga se logra con la contracción muscular y la presión músculos abdominales. La aparición de adenoma de próstata conduce a cambios en la micción natural, así, la micción se torna más difícil, más frecuente, pero de forma incompleta (gota a gota, la vejiga no se vacía completamente). Normalmente, los residuos líquidos de la  vejiga son de 20-40 cm, pero en la hiperplasia benigna de próstata cuando lo que se conoce como vejiga de combate, pueden alcanzar los 100 cm. Por supuesto, la presencia y la persistencia de este remanente de orina sin evacuar favorece las infecciones bacterianas.
Otros síntomas:
  • Frecuencia urinaria (necesidad de orinar con frecuencia)
  • Flujo urinario intermitente
  • Nicturia (micción nocturna frecuente) Las personas que tienen Nicturia no descansan correctamente debido a la frecuente interrupción del sueño de ir al baño.
  • Incontinencia urinaria
  • Retención urinaria
  • Disuria (ardor molestias al orinar)
  • Dolor
  • A veces, hematuria (presencia de sangre o glóbulos rojos en la orina).

Tratamiento

Tratamiento quirúrgico
10-15% de los pacientes con adenoma de próstata benigna necesitan de cirugía, el resto puede tratarse con  medicamentos para reducir los trastornos al orinar. El objetivo inmediato es reducir el volumen de la glándula para orinar con facilidad, la evacuación de la vejiga, y lo más importante para reducir el riesgo de cálculos, pólipos, diverticulitis, infecciones o cáncer, los problemas locales que eventualmente puede conducir a la pérdida de la función renal.
Adenomectomía-patológico se extrae tejido de la próstata para examinar.
tratamiento endoscópico. La resección transuretral del adenoma de próstata utiliza un cable eléctrico para la fragmentación del adenoma. Si esto ocurre, el síndrome de post-operatorio es el resultado de la absorción de fluido de irrigación (usado continuamente durante el procedimiento), que entra en la circulación causando hipervolemia y hemólisis.
Transuretral electro-vaporización de la próstata. Similar a la descrita anteriormente, la diferencia consiste en que el bucle que se utiliza en esta intervención con una intensidad de corriente de alrededor de 290 vatios para vaporizar el tejido, la disección y la hemostasia (detención del  sangrado). El procedimiento es superior debido a la facilidad de manipulación y la ausencia de riesgo de hemorragia.
Tratamiento farmacológico
es un proceso dependiente de los andrógenos, el tratamiento farmacológico tiene como objetivo el componente hormonal de la enfermedad. La finasterida es el responsable de la inhibición de la 5-alfa reductasa, la enzima responsable de la conversión de la testosterona en dihidrotestosterona (DHT), y reduce significativamente los síntomas. Los Alfa- bloqueadores adrenérgicos rápidamente determinan un aumento en la producción de orina, lucha contra el complejo de la enzima aromatasa que  se encarga de transformar las hormonas andrógenos en estrógenos.

Prevención

Para evitar la oxidación y la inflamación crónica de la próstata con una dieta equilibrada es recomendable. Un elemento de  reducción del riesgo asociado con el cáncer de próstata es el licopeno, que se encuentra en la pasta de tomate con aceite de oliva. El té verde también es un excelente antioxidante. La ingesta constante de la soja o sus derivados parecen ser la razón, en las poblaciones asiáticas, grandes consumidores de esta planta, en la que hay una muy baja incidencia de cáncer de próstata. El núcleo de las semillas de calabaza, ingeridas crudas y sin sal agregada, parece tener efectos beneficiosos en la prostatitis crónica, así como el uso calabacín.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Cancer de garganta

El cáncer de garganta se refiere a los tumores cancerosos que se desarrollan en la garganta (faringe), caja de la voz (laringe) o de las amígdalas.

Su garganta es un tubo muscular de 5 pulgadas de largo que empieza por detrás de la nariz y termina en el cuello. Su caja de la voz se encuentra justo debajo de su garganta y también es susceptible al cáncer de garganta. La caja de la voz está hecho de cartílago y contiene las cuerdas vocales que vibran para hacer el sonido cuando usted habla. El cáncer de garganta también puede afectar a la porción del cartílago (epiglotis) que actúa como una tapa de su tráquea. el cáncer de amígdalas, otra forma de cáncer de garganta, afecta a las amígdalas que se localizan en la parte posterior de la garganta.

Usted puede reducir su riesgo de cáncer de garganta por no fumar, no mascar tabaco y limitar el consumo de alcohol.
Los signos y síntomas de cáncer de garganta pueden incluir:

* Una tos
* Cambios en la voz, como la ronquera
* Dificultad para deglutir
* Dolor de oídos
* Un bulto o llaga que no sana
* Dolor de garganta
* Pérdida de peso

Cuándo consultar a un médico
Haga una cita con su médico si nota cualquier signo y síntomas que son persistentes. La mayoría de los síntomas de cáncer de garganta no son específicos al cáncer, por lo que probablemente su médico investigar otras causas más comunes de primera.

Dejar de fumar
Los cánceres de garganta están estrechamente vinculadas con el tabaquismo. No todas las personas con cáncer de garganta fuma. Pero si usted fuma, ahora es el momento de parar, porque:

* Fumar hace que el tratamiento menos eficaz
* Fumar hace más difícil que su cuerpo para sanar después de la cirugía
* Fumar aumenta el riesgo de contraer otro cáncer en el futuro

Dejar de fumar puede ser muy difícil. Y es mucho más difícil cuando usted está intentando hacer frente a una situación estresante, como un diagnóstico de cáncer. Su médico puede discutir todas las opciones, incluyendo los medicamentos, productos de reemplazo de nicotina y consejería.

Dejar de beber alcohol
El alcohol, especialmente cuando se combinan con el fumar o mascar tabaco, aumenta considerablemente el riesgo de cáncer de garganta. Si usted bebe alcohol, parar ahora. Esto puede ayudar a reducir el riesgo de un segundo tipo de cáncer. Dejar de beber también puede ayudarle a tolerar mejor los tratamientos del cáncer de garganta
No hay forma comprobada de prevenir el cáncer de garganta que se produzcan. Pero a fin de reducir su riesgo de cáncer de garganta, usted puede:

* Deje de fumar o no empezar a fumar. Si usted fuma, deje de hacerlo. Si usted no fuma, no comience a hacerlo. Dejar de fumar puede ser muy difícil, así que un poco de ayuda. Su médico puede discutir los beneficios y riesgos de las muchas estrategias para dejar de fumar, tales como medicamentos, productos de reemplazo de nicotina y consejería.
* Beba alcohol sólo con moderación, en todo caso. Para las mujeres, esto significa una bebida al día. Para los hombres, beber con moderación significa no más de dos bebidas al día.
* Elija una dieta sana y completa de frutas y verduras. Las vitaminas y los antioxidantes en las frutas y verduras pueden reducir el riesgo de cáncer de garganta. Coma una variedad colorida de frutas y verduras.
* Tenga cuidado alrededor de los productos químicos. Cuando se trabaja con productos químicos, ya sea en el trabajo o en su casa, siga cuidadosamente las instrucciones. Evite respirar los vapores de sustancias químicas peligrosas. Correctamente ventilar la habitación en que está trabajando y llevar una máscara sobre la nariz y la boca.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 1.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)