Tag Archives: tuberculosis

Hemoptisis

Hemoptisis

HemoptisisPuede ser causada por una variedad de condiciones pulmonares. La sangre puede ser de color rojo brillante o rosa y espumoso, o puede ser mezclado con moco. Aunque sea en pequeñas cantidades puede ser alarmante. Está divida por diferentes estados:

La hemoptisis masiva

Se refiere a una forma grave de hemoptisis que se caracteriza por la interrupción de la respiración debido a las altas cantidades de sangre (por lo general alrededor de 1 taza o mL 200-240, en un lapso de 24 horas). Esta es una emergencia médica y puede tener una tasa de mortalidad de hasta el 75%, para los que la sufren. La mayoría de las personas que mueren de esta enfermedad sufren de una deficiencia de oxígeno (asfixia) debido a la presencia de altas cantidades de sangre en los pasajes de aire. Una vez diagnosticada, necesita atención médica inmediata.

La hemoptisis leve

Condición en la que hay solamente un pequeño porcentaje de sangre en el esputo de los pacientes. En los pacientes con 60-70% de este trastorno, la enfermedad subyacente es benigna y desaparece por sí sola sin llevar a daño permanente o problemas serios. Dependiendo de la causa subyacente de la hemorragia, puede causar serios problemas respiratorios. Esta condición tiende a repetirse intermitentemente, debido a esto, es imposible predecir si los pacientes que sufren de hemoptisis leve, están en riesgo de sufrir de hemoptisis masiva. Es importante llevar a cabo un diagnóstico adecuado para evitar una condición más aguda.

La hemoptisis en niños

Aspiración de cuerpos extraños en las vías respiratorias es la principal causa de hemoptisis en los niños. En los niños, la aspiración de cuerpos extraños es la segunda causa más importante de este trastorno. La mayoría de los casos de aspiración se producen en los niños que tienen menos de cuatro años de edad. Las bronquiectasias y fibrosis quística se consideran otras causas importantes. La afección también puede presentarse en niños debido a las lesiones (trauma por objeto contundente) y hemorragia causada por asfixia accidental o deliberada.

Pseudohemoptisis

Pseudohemoptisis se refiere a una condición donde la sangre brota desde fuera del tracto respiratorio. Hematemesis, que es un tipo de Pseudohemoptysis, es el nombre médico para el vómito con sangre.

La hemoptisis en Tuberculosis

La tuberculosis es una infección temida que se transmite por la ingestión o inhalación de tuberclebacilli. Da lugar a fiebre y pequeñas lesiones. Las lesiones generalmente surgen en los pulmones. En las fases agudas, sin embargo, éstas también pueden desarrollar en muchas otras partes del cuerpo humano. La tuberculosis es una causa principal de hemoptisis en todo el mundo. Aproximadamente 2 millones de individuos son reportados a ser infectados con tuberculosis. Alrededor de 5 a 10% de todos los enfermos de tuberculosis son propensos a desarrollar hemoptisis.

Causas

La principal causa de la tos con sangre es la bronquitis crónica o bronquiectasias. Otras posibles causas de tos con sangre incluyen:
• Enfermedad pulmonar obstructiva
• La fibrosis quística
• Consumo de drogas, como la cocaína crack
• Enfisema
• Cuerpo extraño
• Absceso de pulmón
• Cáncer de pulmón
• Estenosis de la válvula mitral
• Infecciones parasitarias
• Neumonía
• embolia pulmonar
• Trauma en el pecho
• Tuberculosis
• granulomatosis de Wegener
Estas causas mencionadas son comúnmente asociadas con este síntoma. Para un diagnóstico preciso se debe tratar con un médico o especialista.

Diagnóstico

La radiografía de tórax junto con una buena exploración física del paciente, así como preguntas adecuadas sobre las enfermedades anteriores y síntomas que tiene el paciente, llevarán a un diagnóstico en el 70 % de los casos.
Para llegar a saber la causa de la hemoptisis es importante preguntar al paciente sobre las enfermedades que ha tenido a lo largo de su vida y qué pueden influir en el origen de la hemoptisis. El interrogatorio debe incluir lo siguiente:
Si es fumador, dado que es la causa más frecuente de bronquitis crónica.
Si ha presentado pérdida de peso y /o apetito que pueda orientar hacia un problema de pulmón de origen tumoral.
Es importante también preguntar por alteraciones de la coagulación de la sangre bien porque tenga una enfermedad previa o bien porque esté tomando algún medicamento que impida la buena coagulación de la sangre.

Otras preguntas que también se deben hacer y que tienen relación con la profesión del paciente, por ejemplo, si es minero, carpintero y todas aquellas profesiones que debido a la inhalación de sustancias tóxicas pueden llegar a dañar el pulmón.
Después de una buena historia clínica, preguntando al paciente sobre sus síntomas y enfermedades, se suele pedir un análisis de sangre, una radiografía de tórax y una gasometría arterial.
En el análisis de sangre se ve si hay alguna alteración de la coagulación sanguínea y, sobre todo, será importante descartar una anemia como consecuencia del sangrado del pulmón.
La gasometría arterial es un análisis especial de sangre que se hace en la muñeca para saber el nivel de oxígeno en la sangre del paciente y es una medida para saber cómo funciona el pulmón.
En la radiografía de tórax se puede ver si en el pulmón hay alguna imagen extraña que sea la causante del proceso.
Si con las anteriores pruebas no se ha llegado al diagnóstico se envía al paciente al especialista de pulmón, el neumólogo, para realizar una broncoscopia (consiste en meter un tubo por la boca o nariz llegando hasta los bronquios) o bien una tomografía axial computadorizada del tórax (TAC torácica).

Síntomas

Algunos de los principales síntomas de esta condición incluyen:

• Pérdida inexplicable de peso
• La disnea (dificultad respiratoria, incluso sin ejercicio)
• La taquipnea (respiración rápida)
• Náusea
• Vómitos
• Fiebre
• Dolor de pecho

Los pacientes pueden expectorar sangre. La visión de la sangre en el esputo puede ser muy desagradable y atemorizante para los pacientes y hacerlos sufrir de ansiedad. Los individuos que sufren se les aconseja escupir en un tazón limpio parcialmente cerrado o cubrir la boca con un pañuelo al toser. Esto les ayudará a evitar la propagación de la enfermedad a las personas cercanas a ellos.

Tratamiento

El tratamiento para la hemoptisis depende de la causa y la cantidad de sangre. La hemoptisis leve por lo general no requiere tratamiento específico e inmediato, pero siempre debe ser investigado a fondo en caso ya que el trastorno subyacente es potencialmente mortal. No hay manera de predecir si un paciente con hemoptisis leve experimentará hemoptisis masiva, por lo que es muy importante que la causa subyacente se determine y se trate.

La hemoptisis masiva es una emergencia médica. Por lo general puede resultar mortal a causa de asfixia (intercambio de gases con problemas en los pulmones, dando lugar a una falta de oxígeno y exceso de dióxido de carbono en el cuerpo). Algunos métodos para controlar el sangrado incluyen: la embolización de la arteria bronquial , la resección quirúrgica y la terapia con láser broncoscopia .

Para la hemoptisis leve o moderada en pacientes con bronquitis crónica, bronquiectasias o tuberculosis, el tratamiento generalmente incluye antibióticos. Para el carcinoma broncogénico, el tratamiento depende del estadio del cáncer.
En el 20% y el 30% de los casos que no tienen una causa subyacente identificable, el tratamiento debe ser bastante conservador y la hemoptisis monitoreado cuidadosamente durante al menos 2 o 3 años después del diagnóstico inicial. En el 90% de los pacientes que tienen una radiografía de tórax normal y la broncoscopia, la hemoptisis suele desaparecer dentro de los 6 meses.

Para hemoptisis crónica, el tratamiento depende de los síntomas y las causas. A veces todo lo que se necesita es cambiar los antibióticos. En otros casos, puede ser necesario un tratamiento más agresivo.

La embolización de arterias bronquiales implica la inyección de sustancias en el torrente sanguíneo para detener el flujo de sangre. Es una técnica probada para detener hemoptisis masiva que amenaza la vida y puede tener efectos beneficiosos a largo plazo, a pesar de que no siempre es exitosa y no está exenta de complicaciones.

La resección quirúrgica es la extirpación quirúrgica del tejido anormal provocado por la hemoptisis. A menudo se recomienda como un tratamiento temprano para la hemoptisis causada por aspergiloma.

La terapia con láser mediante broncoscopia implica el uso para eliminar tumores y lesiones o ampliar las vías respiratorias.
Todas estas técnicas han demostrado ser beneficiosos en el control o cura de la hemoptisis debido a bronquiectasias u otros trastornos inflamatorios. Los pros y los contras de las distintas técnicas dependen de la habilidad del médico que realiza el procedimiento y la disponibilidad de los equipos necesarios. El paciente debe discutir los diversos procedimientos a fondo con su médico de cabecera, cirujano torácico y el radiólogo.

Prevención

El tratamiento oportuno puede prevenir complicaciones, incluso mortales, y salvaguardar la salud de la víctima.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Tuberculosis

Tuberculosis

TuberculosisLa tuberculosis (TB) es una enfermedad infecciosa potencialmente grave que afecta principalmente los pulmones. La bacteria que causa la tuberculosis se transmite de una persona a otra a través de pequeñas gotas liberadas en el aire a través de la tos y los estornudos. Las cepas de tuberculosis son, en su mayoría, resistentes a los fármacos más usados para tratar la enfermedad. Las personas con tuberculosis activa deben tomar varios tipos de medicamentos durante muchos meses para erradicar la infección y prevenir el desarrollo de resistencia a los antibióticos.

Causas

La tuberculosis es causada por bacterias que se propagan de persona a persona a través de gotitas microscópicas liberadas en el aire. Esto puede suceder cuando alguien con la enfermedad sin tratar contagia a personas sanas cuando tose, habla, estornuda, escupe. Aunque la tuberculosis es contagiosa, no es fácil de atrapar. Es mucho más probable conseguir la tuberculosis de alguien que vive o trabaja con que de un extraño. La mayoría de las personas con tuberculosis activa que han tenido un tratamiento farmacológico adecuado durante al menos dos semanas ya no son contagiosas. Desde la década de 1980, el número de casos de tuberculosis ha aumentado dramáticamente debido a la propagación del VIH, virus que causa el SIDA. La infección con el VIH suprime el sistema inmunológico, por lo que es difícil para el cuerpo controlar la bacteria de la tuberculosis. Otra razón por la que tuberculosis sigue siendo una importante causa de muerte es el aumento de cepas de la bacteria resistentes a los medicamentos. Las cepas resistentes a los medicamentos de tuberculosis surgen cuando un antibiótico deja de matar todas las bacterias, estas bacterias sobrevivientes se vuelven resistentes a ese medicamento en particular y con frecuencia a otros antibióticos. Algunas bacterias de la tuberculosis han desarrollado resistencia a los tratamientos más utilizados, como la isoniazida y la rifampicina. Algunas cepas también han desarrollado resistencia a los fármacos menos utilizados en el tratamiento de la tuberculosis,, por ejemplo los antibióticos conocidos como fluoroquinolonas y medicamentos inyectables incluyendo amikacina, kanamicina y capreomicina. Estos medicamentos a menudo se utilizan para tratar infecciones que son resistentes a los medicamentos más utilizados comúnmente.

Síntomas

Aunque el cuerpo puede albergar la bacteria que causa la tuberculosis, el sistema inmunitario normalmente puede evitar enfermarse. Por esta razón, los médicos hacen una distinción entre:

  • TB latente (También llamada TB inactiva o infección de la tuberculosis). En esta condición se tiene una infección de TB, pero las bacterias permanecen en el cuerpo en un estado inactivo y no causan síntomas. En este estado no es contagiosa pero puede convertirse en tuberculosis activa, por lo que el tratamiento es importante para la persona con TB latente y poder ayudar a controlar la propagación de la tuberculosis en general. Se estima que 2 millones de personas tienen TB latente.
  • TB activa. Esta condición hace que la persona se enferme y pueda contagiar a otras personas. Puede ocurrir en las primeras semanas después de la infección con las bacterias de la tuberculosis o puede ocurrir años después.

Los signos y síntomas de la tuberculosis activa incluyen:

  • Tos que dura tres semanas o más
  • Tos con sangre
  • Dolor en el pecho o dolor al respirar o toser
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Sudores nocturnos
  • Escalofríos
  • Pérdida del apetito

La tuberculosis también puede afectar otras partes del cuerpo, incluyendo los riñones, la columna vertebral o el cerebro. Cuando la tuberculosis se produce fuera de los pulmones, los signos y síntomas varían de acuerdo con los órganos involucrados. Por ejemplo, la tuberculosis de la columna vertebral puede dar dolor de espalda y la tuberculosis en los riñones puede causar sangre en la orina. Consulte al médico si tiene fiebre, pérdida de peso inexplicable, sudores nocturnos o tos persistente. Estos son a menudo signos de TB, pero también pueden ser el resultado de otros problemas médicos. El médico puede realizar pruebas para ayudar a determinar la causa.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que las personas que tienen un mayor riesgo de tuberculosis se proyecten para la infección tuberculosa latente. Esta recomendación incluye:

  • Las personas con VIH / SIDA
  • Personas de drogas intravenosas
  • Los que están en contacto con personas infectadas
  • Trabajadores de la salud que tratan a las personas con un alto riesgo de TB

Diagnóstico

Durante el examen físico, el médico le examinará los ganglios linfáticos y utilizará un estetoscopio para escuchar con atención los sonidos de los pulmones mientras respira. La herramienta de diagnóstico más utilizado para la tuberculosis es una simple prueba de la piel, aunque los análisis de sangre son cada vez más comunes. Se inyecta una pequeña cantidad de una sustancia llamada tuberculina PPD debajo de la piel del antebrazo en el interior. Dentro de 48 a 72 horas, un profesional de la salud revisa el brazo para detectar hinchazón en el sitio de la inyección. Una roncha roja dura y pronunciada significa que es probable que tenga infección de TB. El tamaño de la protuberancia determina si los resultados de la prueba son significativos. Un falso positivo puede ocurrir si ha sido vacunado recientemente con la vacuna del bacilo de Calmette-Guerin (BCG). Esta vacuna contra la tuberculosis rara vez se utiliza en los Estados Unidos, pero es ampliamente utilizado en los países con tasas elevadas de infección por tuberculosis. Los resultados falsos negativos pueden ocurrir en ciertas poblaciones – incluyendo en niños, personas mayores y personas con SIDA – que a veces no responden a la prueba cutánea de la TB. Un resultado falso negativo también puede ocurrir en personas que han sido recientemente infectadas con TB, pero cuyos sistemas inmunológicos todavía no han reaccionado a las bacterias.

Análisis De Sangre

Los análisis de sangre pueden utilizarse para confirmar o descartar la tuberculosis latente o activa. Estas pruebas utilizan una sofisticada tecnología para medir la reacción de su sistema inmune a las bacterias de TB. Estas pruebas requieren sólo una visita al consultorio. Un análisis de sangre puede ser útil si se está en alto riesgo de infección de la TB, pero tienen una respuesta negativa a la prueba de la piel, o si ha recibido recientemente la vacuna BCG.

Pruebas de imagen

Si ha tenido una prueba cutánea positiva, el médico probablemente ordenará una radiografía de tórax o una tomografía computarizada. Esto puede mostrar manchas blancas en los pulmones cuando el sistema inmunológico ha obtenido bacterias de tuberculosis o puede revelar cambios en los pulmones causado por la tuberculosis activa.

Pruebas de esputo

Si la radiografía de tórax muestra signos de tuberculosis, el médico puede tomar muestras de esputo (moco que aparece cuando tose). Las muestras de esputo se pueden utilizar también para detectar cepas resistentes a los medicamentos de TB. Esto ayuda al médico a elegir los medicamentos. Estas pruebas se pueden tomar de cuatro a ocho semanas para ser completado.

Tratamiento

el tratamiento de la tuberculosis tarda mucho más que el tratamiento de otros tipos de infecciones bacterianas. Con la tuberculosis, debe tomar antibióticos por lo menos de seis a nueve meses. Las drogas exactas y la duración del tratamiento dependerán de la edad, estado general de salud, posible resistencia a los medicamentos, la forma de TB (latente o activo) y la localización de la infección en el cuerpo. Si tiene tuberculosis latente, es posible que tenga que tomar un solo tipo de medicamentos. La tuberculosis activa, sobre todo si se trata de una cepa resistente a los medicamentos, se requiere varios medicamentos a la vez. Los medicamentos más comunes utilizados para tratar la tuberculosis incluyen: • Isoniazida • La rifampicina (Rifadin, Rimactane) • El etambutol (Myambutol) • La pirazinamida

Si tiene TB resistente a los medicamentos, una combinación de antibióticos llamados fluoroquinolonas y medicamentos inyectables, como amikacina, kanamicina o capreomicina, se utilizan generalmente de 20 a 30 meses. Algunos tipos de TB están desarrollando resistencia a estos medicamentos también. Una serie de nuevos fármacos están siendo vistos como tratamiento complementario al tratamiento combinado resistente a los medicamentos actuales, incluyendo: • Bedaquiline • Delamanid • PA-824 • Linezolid • Sutezolid

Efectos secundarios de los medicamentos Los efectos secundarios graves de los medicamentos antituberculosos no son comunes pero pueden ser peligrosos cuando se producen. Todos los medicamentos para la tuberculosis pueden ser altamente tóxicos para el hígado. Al tomar estos medicamentos, llame al médico inmediatamente si experimenta cualquiera de lo siguiente: • Náuseas o vómitos • Pérdida del apetito • Color amarillo de la piel (ictericia) • Orina oscura • Fiebre que dura tres días o más y no tiene una causa obvia

Después de unas semanas, no será contagiosa y puede comenzar a sentirse mejor. No es conveniente suspender los medicamentos, ya que es crucial que termine la dosis completa de la terapia y tomar los medicamentos exactamente según lo prescrito por el médico. Suspender el tratamiento demasiado pronto u omitir dosis puede permitir que las bacterias que aún estén vivas se vuelvan resistentes a los medicamentos, lo que conlleva a que la enfermedad sea mucho más peligrosa y difícil de tratar.

Prevención

Si el resultado es positivo para la infección latente de TB, el médico puede recomendar tomar medicamentos para reducir el riesgo de desarrollar tuberculosis activa. El único tipo de tuberculosis que es contagiosa es la variedad activa, cuando afecta a los pulmones. Así que se puede evitar que la tuberculosis latente se convierta en activa a fin de no transmitir la tuberculosis a otras personas. Si tiene TB activa, mantenga la seguridad a fin de no contagiar con los gérmenes a otras personas. Por lo general se necesitan varias semanas de tratamiento con medicamentos para la TB antes de ser contagioso. Estos consejos podrán servir para ayudar a mantener a familiares o personas cercanas alejadas de cualquier contagio.

  • Quedarse en casa. No ir al trabajo o la escuela o dormir en una habitación con otras personas durante las primeras semanas de tratamiento para la tuberculosis activa.
  • Ventilar la habitación. Gérmenes de tuberculosis se propagan más fácilmente en pequeños espacios cerrados donde el aire no se mueve. Si no es demasiado frío al aire libre, abrir las ventanas y utilizar un ventilador para soplar aire en el interior exterior.
  • Cubrirse la boca. Usar un pañuelo para cubrirse la boca cada vez que se ríe, estornuda o tose, luego desechar el pañuelo, usando una bolsa, sellarla y tirarlo a la basura.
  • Usar una máscara. Uso de una máscara quirúrgica cuando se está con otras personas durante las tres primeras semanas de tratamiento puede ayudar a disminuir el riesgo de transmisión.

El paso más importante que se puede tomar para proteger a otros y a sí mismo de la tuberculosis es tomar las dosis en tiempo y forma, ya que cuando se interrumpe el tratamiento prematuramente o salta las dosis, las bacterias de la tuberculosis tienen la oportunidad de desarrollar mutaciones que les permiten sobrevivir a los medicamentos antituberculosos más potentes. Las cepas resistentes a los fármacos resultantes son mucho más letales y difíciles de tratar.

Vacunas En los países donde la tuberculosis es más común, los niños a menudo son vacunados con la vacuna del bacilo de Calmette-Guerin (BCG), ya que puede prevenir la tuberculosis grave en los niños. La vacuna BCG no se recomienda para uso general en los Estados Unidos porque no es muy eficaz en adultos. Decenas de nuevas vacunas contra la tuberculosis se encuentran en diversas etapas de desarrollo y pruebas.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Nueva prueba rápida contra la lucha de la tuberculosis

Nueva prueba rápida contra la lucha de la tuberculosis

La tuberculosis era una de las principales causas de muerte, y de nuevo en la década de 1800 se dice que uno de cada siete personas murió a causa de la tuberculosis. El descubrimiento de la causa de la enfermedad, el bacilo de la tuberculosis, por el Dr. Robert Koch en 1882, llevó al desarrollo de una vacuna por el Instituto Pasteur en el año 1900. La vacuna se administra a bebés y niños, ha ayudado a eliminar gran parte de la enfermedad, al menos en el mundo industrializado. Hasta 1993…
En 1993, la OMS declaró una emergencia de salud mundial debido a la aparición de la tuberculosis,  se elevaba por una infección por segundo, una tasa que continúa hoy en día, aunque debe saber que sólo uno de cada diez personas que se infectan con la bacteria de la TB en realidad desarrollan  la enfermedad.
La epidemia mundial de tuberculosis se encuentra principalmente en países del tercer mundo. Cerca de 1.5 millones de personas mueren de tuberculosis cada año, lo que significa que la vacunación, pruebas y tratamiento rápido son esenciales. Para tal fin, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado una nueva prueba de la tuberculosis que puede ser administrado mientras usted espera. Además, detecta las cepas resistentes a los medicamentos de la enfermedad, que ayuda a profesionales de la salud determinar un curso de tratamiento.
La prueba rápida requiere una máquina especial equipo de tamaño y una pequeña porción de saliva del paciente. Este nuevo proceso automatizado puede determinar los resultados en 100 minutos, en lugar de semanas en un laboratorio.
“Lo que estamos haciendo hoy en la OMS es apoyar el uso por los países de una nueva prueba rápida completamente automatizado que detecta rápidamente en una hora y 40 minutos las formas más difíciles de la tuberculosis”, dijo Mario Raviglione, director de la OMS Alto del programa de tuberculosis.
Cuando la tuberculosis se multiplica suficiente y estalla en un paciente, el 75 por ciento de los casos son de una pulmonar (del pulmón relacionado con) la naturaleza. Los síntomas varían de un dolor constante en el pecho con una tos persistente por más de tres semanas a veces incluyendo la sangre, también los ojos hinchados, fiebre, sudoración nocturna, escalofríos, pérdida de peso, y  fatigarse fácilmente.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)