Tag Archives: torrente sanguíneo

Acromegalia

Acromegalia

AcromegaliaEs un trastorno hormonal que se desarrolla cuando la glándula pituitaria produce demasiada hormona del crecimiento durante la edad adulta. Cuando esto sucede, los huesos aumentan de tamaño, incluyendo los de las manos, los pies y la cara. La acromegalia generalmente afecta a los adultos de mediana edad.
En los niños que todavía están creciendo, el exceso de la hormona del crecimiento puede causar una enfermedad llamada gigantismo. Estos niños exageran el crecimiento del hueso y tienen un aumento anormal de la altura.
Debido a la acromegalia es poco común y que los cambios físicos ocurren gradualmente, la condición a menudo no se reconoce de inmediato. Si no se trata rápidamente, la acromegalia puede provocar una enfermedad grave e incluso puede llegar a ser incluso, potencialmente mortal. Sin embargo, los tratamientos disponibles para la acromegalia pueden reducir su riesgo de complicaciones y mejorar significativamente sus síntomas, incluyendo la ampliación de sus funciones.

Causas

La acromegalia es causada por una sobreproducción de la glándula pituitaria (la hormona del crecimiento – GH). La hipófisis, una pequeña glándula situada en la base del cerebro detrás del puente de la nariz, produce una serie de hormonas. La GH juega un papel importante en la gestión del crecimiento físico.
Cuando la GH es secretada en el torrente sanguíneo, se dispara al hígado y produce una hormona llamada factor de crecimiento, similar a la insulina (IGF-I). A su vez, el IGF-I estimula el crecimiento de los huesos y otros tejidos. Si la glándula pituitaria produce demasiada GH, puede resultar cantidades excesivas de IGF-I. El exceso de IGF-I puede causar un crecimiento anormal de los tejidos blandos y signos esqueléticos y otros y síntomas característicos de la acromegalia y gigantismo.

En los adultos, un tumor es la causa más común por demasiada producción de GH:

  • Los tumores hipofisarios. La mayoría de los casos de acromegalia son causados por un tumor no canceroso (benigno) –adenoma- de la glándula pituitaria. . Algunos de los síntomas de la acromegalia, tales como dolores de cabeza y problemas de visión, se deben a la masa tumoral que presiona sobre los tejidos cerebrales cercanos.
  • Tumores no hipofisario. En unas pocas personas con acromegalia, tumores en otras partes del cuerpo, tales como los pulmones, el páncreas o de las glándulas suprarrenales, causan el trastorno. En algunos casos, los tumores producen una hormona llamada hormona del crecimiento-hormona liberadora (GH-RH), que estimula la pituitaria para hacer más GH.

Síntomas

Uno de los signos más comunes de la acromegalia es manos y pies agrandados. Las personas con este trastorno a menudo notan que ya no le quedan ciertos accesorios como anillos o por el aumento en la medida del calzado, el que ha aumentado progresivamente.
La acromegalia también hace experimentar cambios graduales en la forma de la cara, como una mandíbula inferior sobresaliente y la frente, la nariz hinchada, labios engrosados y el espaciamiento más amplio entre los dientes.
Debido a que la acromegalia tiende a progresar lentamente, los primeros signos pueden no ser evidentes durante varios años. A veces, la gente nota la condición sólo mediante la comparación de fotografías antiguas.

La acromegalia puede presentar los siguientes síntomas, que pueden variar de una persona a otra:
• Manos y pies agrandados
• Rasgos faciales agrandados
• Piel gruesa, aceitosa engrosada
• Sudoración excesiva y el olor corporal
• Pequeñas excrecencias de tejido de la piel (manchas en la piel)
• Fatiga y debilidad muscular
• Voz ronca debido a las cuerdas y senos vocales agrandados
• Ronquido grave debido a la obstrucción de la vía aérea superior
• Problemas de visión
• Dolores de cabeza
• Agrandamiento de la lengua
• Dolor y movilidad articular limitada
• Irregularidades del ciclo menstrual en las mujeres
• Disfunción eréctil en los hombres
• Agrandamiento del hígado, corazón, riñones, bazo y otros órganos
• Aumento de tamaño del pecho (tórax)

Diagnostico

La acromegalia generalmente se desarrolla lentamente e incluso los miembros de la familia no pueden notar inicialmente los cambios físicos graduales que se producen con este trastorno. El diagnóstico precoz es importante para poder recibir atención adecuada. Si no se trata puede conducir a complicaciones graves.

Para comenzar el proceso de diagnóstico, el médico tomará la historia clínica y realizará un examen físico a fin de recomendar los siguientes pasos:

  • Medición de GH y IGF-I. Después de haber ayunado durante la noche, el médico tomará una muestra de sangre para medir los niveles de GH e IGF-I. Los niveles elevados de estas hormonas es sospecha de acromegalia.
  • Prueba de supresión hormona del crecimiento. Este es el método definitivo para la verificación de la acromegalia. En esta prueba, los niveles sanguíneos de GH se miden antes y después de beber un preparado de azúcar (glucosa).Normalmente la ingesta de glucosa deprime los niveles de GH.Si se tiene la acromegalia, el nivel de GH tenderá a permanecer alto.
  • Imagen. El médico puede recomendar que se someta a una prueba de imagen, como la resonancia magnética (RM), para ayudar a determinar la ubicación y el tamaño de un tumor en la glándula pituitaria. Si el radiólogo, que por lo general realiza los procedimientos, no ve ningún tumor en la glándula pituitaria, puede buscar tumores no hipofisario que podrían ser responsables de los altos niveles de GH.

Tratamiento

El tratamiento se enfoca en la reducción de la producción de GH, así como reducir los efectos negativos del tumor en la pituitaria y los tejidos circundantes. Es posible que necesite más de un tipo de tratamiento.

Cirugía
Los médicos pueden eliminar la mayoría de los tumores hipofisarios utilizando un método llamado cirugía transesfenoidal. En este procedimiento, el cirujano trabaja a través de la nariz para extraer el tumor pituitario. La extracción del tumor puede normalizar la producción de GH y eliminar la presión sobre los tejidos que rodean la pituitaria para aliviar los signos y síntomas asociados. En algunos casos, el cirujano puede no ser capaz de eliminar todo el tumor.
Debido a la compleja naturaleza del procedimiento, es importante elegir un cirujano con experiencia en la realización de este tipo de cirugía. Por lo general, cuanto más experimentado sea el cirujano, mejor será el resultado final.

Medicamentos
Los fármacos utilizados para disminuir la producción o bloquear la acción de GH incluyen:
Análogos de la somatostatina. La droga octreotida (Sandostatin) y lanreotida (Somatuline Depot) son versiones sintéticas de la hormona somatostatina cerebro. Ellos pueden interferir con la secreción excesiva de GH por la pituitaria, y por lo tanto puede producir descensos rápidos en los niveles de GH. Al iniciar el tratamiento octreotide, en un inicio se inyecta a sí mismo con una preparación de acción corta debajo de la piel (subcutánea) tres veces al día para determinar si se tiene algún efecto secundario debido a la medicación y si es eficaz. Si es tolerada y eficaz, se puede tomar en forma de acción prolongada que requiere una inyección en los músculos de los glúteos el que debe ser administrado una vez al mes. Lanreotide se administra como una inyección subcutánea una vez al mes.
Agonistas de la dopamina. La cabergolina y bromocriptina (Parlodel) se toman en forma de pastillas. En algunas personas, estos medicamentos pueden disminuirle los niveles de GH e IGF-I. Algunas personas pueden desarrollar comportamientos compulsivos, como los juegos de azar, mientras toma estos medicamentos.
Antagonista de la hormona del crecimiento. El pegvisomant (Somavert), un antagonista de la hormona del crecimiento, actúa para bloquear el efecto de GH en los tejidos del cuerpo. La Pegvisomant puede ser particularmente útil para las personas que no han tenido buen éxito con otras formas de tratamiento. Este medicamento puede normalizar los niveles de IGF-I y aliviar los síntomas en la mayoría de las personas con acromegalia, controla los niveles de GH pero no reduce el tamaño del tumor.

Radiación
Se puede recomendar un tratamiento de radiación cuando las células tumorales permanecen después de la cirugía. La radioterapia destruye las células tumorales persistentes y reduce lentamente los niveles de GH. Puede tomar años para que este tratamiento haga efecto notablemente en los síntomas de acromegalia.

Prevención

La acromegalia no se puede prevenir.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: -1 (from 1 vote)

La meningococemia

La meningococemia

MeningococcemiaEs una enfermedad generada por varios tipos de meningococo (Neisseria meningitidis), habitante frecuente en la nariz y la garganta de personas sanas. Esta enfermedad ocurre cuando el meningococo invade el torrente sanguíneo. Por lo general hay sangrado dentro de la piel , y el tejido de esas áreas puede morir (tornarse necrótico o gangrenoso). Si el paciente sobrevive, las áreas sanan dejando cicatriz.

La incidencia de la meningococcemia se relaciona con la condición socio-económica de los países, como ocurre con tantas otras enfermedades infecciosas, siendo mayor el número de casos en las áreas de menores recursos. Se observan casos aislados durante todo el año, pero aumenta su frecuencia durante los meses más fríos (invierno y primavera). El meningococo se aloja en las vías respiratorias de los individuos sanos, algunos pueden convertirse en portadores asintomáticos, sin desarrollar la enfermedad. La incidencia aumenta en niños, en casos de individuos institucionalizados, (guarderías, asilos), y en condiciones de hacinamiento.
En personas con buenas defensas, no ocurre la diseminación de bacterias desde la garganta a la sangre. Pero en algunos individuos, en determinadas circunstancias, esta bacteria puede provocar una enfermedad grave.

Causas

Es causada por una bacteria llamada Neisseria meningitidis. La bacteria que vive con frecuencia en las vías respiratorias altas de una persona sin provocar signos visibles de enfermedad. Las bacterias pueden propagarse de persona a persona a través de gotitas respiratorias. Por ejemplo, uno puede resultar infectado si está cerca de alguien con la condición cuando estornudan o tosen. Por lo que los familiares cercanos están más expuestos al contagio.

Síntomas

Puede haber pocos síntomas al principio. Algunos pueden incluir:
• Fiebre
• Dolor de cabeza
• Irritabilidad
• Dolor muscular
• Náuseas
• Erupción con manchas rojas o moradas ( petequias )

Los síntomas posteriores pueden incluir:

• Nivel de conciencia cambiante
• Grandes áreas de sangrado bajo la piel ( púrpura )
• Choque

Diagnostico

Los análisis de sangre se hacen para descartar otras infecciones y ayudar a confirmar o no la enfermedad. Estas pruebas pueden incluir:
• Hemocultivo
• Recuento sanguíneo completo con diferencial
• Estudios de coagulación ( PT , PTT )

Otros exámenes que se pueden realizar son:

• Punción lumbar para obtener una muestra de líquido cefalorraquídeo para un cultivo de LCR
• La biopsia de piel y la tinción de Gram
• Análisis de orina

Tratamiento

La meningococcemia es una emergencia médica. Las personas con este tipo de infección a menudo son ingresadas en la unidad de cuidados intensivos del hospital, donde son monitoreados de cerca. La persona puede ser colocada en aislamiento respiratorio durante las primeras 24 horas para ayudar a prevenir la propagación de la infección a otras personas.

Los tratamientos pueden incluir:

• Los antibióticos por vía intravenosa (IV), dado inmediatamente
• Soporte respiratorio
• Los factores de coagulación o el reemplazo de las plaquetas – si los trastornos hemorrágicos desarrollan
• Líquidos por vía intravenosa (IV)
• Los medicamentos para tratar la presión arterial baja
• Cuidado de heridas para áreas de piel con coágulos sanguíneos

Prevención

A menudo se recomiendan antibióticos preventivos para los miembros de la familia y contactos.
Existen 3 tipos de vacunas:

  • Las vacunas a base de polisacáridos. Dichas vacunas pueden ser bivalentes (grupos A y C), trivalentes (grupos A, C y W) o tetravalentes (grupos A, C, Y y W135).
  • Las vacunas contra el meningococo del grupo B desarrolladas en Cuba, Noruega y los Países Bajos a base de proteínas de la membrana externa.
  • Desde 1999, vacunas conjugadas contra el meningococo del grupo C. Desde 2005 se ha autorizado en los Estados Unidos de América, Canadá y Europa una vacuna conjugada tetravalente (grupos A, C, Y y W135) para niños y adultos.

Existen grandes controversias con respecto a la utilidad de las vacunas. Si bien no ofrecen el 100% de cobertura, son, por el momento, la única protección con que se cuenta. Se recomienda en todos los casos, consultar con el pediatra o médico tratante, que seguramente tendrá una opinión atendible con respecto a cada paciente.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Embolia pulmonar (EP)

Embolia pulmonar (EP)

La embolia pulmonar  es un bloqueo de la principal arteria del pulmón o una de sus ramas por una sustancia que ha viajado desde otras partes del cuerpo por el torrente sanguíneo.

Causas

La embolia pulmonar se produce cuando un grupo de materiales, con mayor frecuencia un coágulo de sangre, queda atrapado entre en una arteria en los pulmones. Estos coágulos de sangre con mayor frecuencia se originan en las venas profundas de las piernas, pero también puede venir de otras partes del cuerpo. Esta condición se conoce como trombosis venosa profunda (TVP). No todos los coágulos de sangre de la TVP son resultados de la embolia pulmonar.
En ocasiones, otras sustancias pueden formar obstrucciones en los vasos sanguíneos en sus pulmones. Éstos incluyen:
• La grasa  dentro de la médula de un hueso roto
• Parte de un tumor
• Las burbujas de aire
Es raro experimentar una embolia pulmonar solitaria. En la mayoría de los casos, están implicados varios coágulos. El tejido pulmonar atendido por cada arteria bloqueada es despojado de combustible y puede morir. Esto hace que sea más difícil para los pulmones  suministrar oxígeno al resto de su cuerpo.
Debido a que la embolia pulmonar se produce casi siempre en relación con la trombosis venosa profunda, la mayoría de los médicos se refieren a las dos condiciones juntas como tromboembolismo venoso (TEV).

Diagnóstico

La embolia pulmonar puede ser difícil de diagnosticar, especialmente en personas que padecen  del corazón o enfermedad pulmonar. Por esa razón, el médico probablemente ordenará una serie de pruebas para ayudar a encontrar la causa de sus síntomas, como:
  • La radiografía de tórax. Esta prueba no invasiva muestra imágenes del corazón y los pulmones en la película. Aunque con los rayos X no se puede diagnosticar una embolia pulmonar e incluso puede parecer normal, cuando existe una embolia pulmonar, que puede descartar condiciones que imitan la enfermedad.
  • Gammagrafía pulmonar. Esta prueba, denominada gammagrafía de ventilación-perfusión (V / Q de exploración), utiliza cantidades muy pequeñas de material radiactivo para estudiar el flujo de aire (ventilación) y el flujo sanguíneo en los pulmones. En primer lugar, usted inhala una pequeña cantidad de material radiactivo, mientras que una cámara especial diseñada para detectar sustancias radiactivas registros de movimiento de aire en sus pulmones. A continuación, una pequeña cantidad de material radioactivo que se inyecta en una vena en su brazo. Las imágenes tomadas después de la inyección mostrar si usted tiene un flujo normal o disminuida de la sangre a los pulmones. Esta prueba es menos confiable si usted es un fumador.
  • Espiral (helicoidal) tomografía computarizada (TC).  TC regulares toma rayos X desde diferentes ángulos y luego combina para formar imágenes que muestran en 2-D “rebanadas” de sus estructuras internas. En una espiral o un TAC helicoidal, el escáner gira alrededor de su cuerpo en forma de espiral  (como la banda en un bastón de caramelo) para crear imágenes en 3-D. Este tipo de tomografía computarizada puede detectar anomalías con mucha mayor precisión, y también es mucho más rápido que los escáneres CT convencionales. Para una posible embolia pulmonar, a menudo una inyección intravenosa de material de contraste se da y la tomografía computarizada espiral se hace inmediatamente.
  • Angiografía pulmonar Durante esta prueba, un tubo flexible (catéter) se inserta en una vena grande (por lo general en la ingle) y pasa a través de la aurícula derecha del corazón y el ventrículo y luego en las arterias pulmonares. Un tinte especial se inyecta en el catéter, y los rayos X se toman cuando  el tinte se desplaza a lo largo de las arterias de sus pulmones. La Angiogiografía pulmonar también puede medir la presión en el lado derecho de su corazón. Sería raro tener lecturas normales en presencia de una embolia pulmonar. Esta prueba requiere un alto grado de habilidad para administrar y conlleva riesgos potencialmente graves, por lo que,  por lo general,  se realiza cuando otros exámenes no logran proporcionar un diagnóstico definitivo.
  • D-dímero análisis de sangre. Tener niveles altos de la sustancia que disuelve coágulos dímero D en la sangre puede sugerir una mayor probabilidad de coágulos de sangre a pesar de los niveles de dímero D pueden ser elevados por otros factores, incluyendo una cirugía reciente.
  • Ultrasonido. Una prueba no invasiva conocido como dúplex de la ecografía venosa (a veces llamado dúplex computarizado o ecografía de compresión) de alta frecuencia utiliza ondas sonoras para detectar coágulos de sangre en las venas de sus muslos. En esta prueba, el médico utiliza un dispositivo en forma de tubo llamado transductor para dirigir las ondas sonoras en las venas que se están probando. Estas ondas son luego reflejadas de vuelta al transductor y se tradujo en una imagen en movimiento por un ordenador. Un ecocardiograma del corazón puede estimar la presión sanguínea en el lado derecho del corazón.
  • La resonancia magnética (IRM). Utiliza ondas de radio y un campo magnético poderoso para producir imágenes detalladas de las estructuras internas. Dado que la RM es cara, se suele reservar para las mujeres embarazadas, para reducir al mínimo la exposición de radiación al bebé en desarrollo, y las personas cuyos riñones pueden ser dañados por los medios de contraste usados en la TC y la angiografía pulmonar.

Síntomas

Los síntomas pueden variar mucho, dependiendo de la cantidad de su pulmón que está involucrado, el tamaño del coágulo y su salud en general, sobre todo la presencia o ausencia de enfermedad pulmonar o enfermedad subyacente del corazón.
Signos y síntomas comunes incluyen:
  • Dificultad para respirar. Este síntoma suele aparecer de repente, y se produce tanto si está activo o en reposo.
  • Dolor en el pecho. Usted puede sentir que usted está teniendo un ataque al corazón. El dolor puede empeorar al respirar profundamente, toser, comer, doblarse o encorvarse. El dolor empeora con el esfuerzo, pero no va a desaparecer cuando reposa.
  • Tos. La tos puede producir esputo con sangre o con sangre.
Otros síntomas de alerta:
• Respirar con dificultad
• Inflamación de las piernas, por lo general en sólo una pierna
• Piel fría y húmeda o de color azulado
• La sudoración excesiva
• Latidos cardíacos rápidos o irregulares
• Pulso débil
• Mareo o desmayo
La embolia pulmonar puede ser mortal. Busque atención médica inmediata si experimenta falta de aliento inexplicable, dolor de pecho o una tos que produce esputo con sangre.

Tratamiento

El tratamiento oportuno de la embolia pulmonar es esencial para prevenir complicaciones graves o la muerte.
Los medicamentos para tratar la embolia pulmonar incluyen:
Anticoagulantes. Las drogas heparina y la warfarina (Coumadin) previenen formación de nuevos coágulos. La heparina actúa rápidamente y normalmente se suministra con una aguja. La warfarina (Coumadin) se presenta en forma de píldora y no empieza a surtir efectos hasta pocos días después de la primera dosis. Los riesgos incluyen sangrado y moretones con facilidad.
Lixiviación de coágulos (trombolíticos). Aunque por lo general se disuelven los coágulos  con estos medicamentos, algunos pueden disolver los coágulos rápidamente. Debido a que estos medicamentos que disuelven los coágulos pueden causar sangrado repentino y severo, por lo general se reservan para situaciones que amenazan la vida.
Los procedimientos quirúrgicos y de otra índole
En algunos casos, su médico puede recomendar un procedimiento para el tratamiento de la embolia pulmonar, tales como:
La eliminación de coágulos. Si usted tiene un coágulo muy grande en el pulmón y que está en estado de shock, el médico puede enroscar un tubo delgado y flexible (catéter) a través de los vasos sanguíneos y succionar el coágulo. Puede ser difícil de retirar un coágulo de esta manera, y este procedimiento no siempre tiene éxito.
Filtro de la vena. Un catéter también se puede utilizar para colocar un filtro en la vena principal, llamada vena cava inferior, que va desde las piernas hacia el lado derecho de su corazón. Este filtro atrapa y deja de coágulos de sangre que se desplazan por el torrente sanguíneo hacia los pulmones. La inserción del filtro es típicamente reservado para las personas que no pueden tomar medicamentos anticoagulantes o cuando los fármacos anticoagulantes no funcionan lo suficientemente bien.
Cirugía. Si usted está en estado de shock y los medicamentos trombolíticos no están funcionando lo suficientemente rápido, su médico podría realizar una cirugía de emergencia. Esto ocurre con poca frecuencia, y el objetivo es eliminar la mayor formación de coágulos sanguíneos como sea posible, especialmente si hay un coágulo grande en su pulmonar.

Prevención

La atención hospitalaria implica a menudo la prevención de la TVP. Hay también las precauciones que usted puede tomar.
Medidas preventivas en el hospital
las estrategias de prevención de coágulos en el hospital pueden incluir:
  • La terapia anticoagulante Un anticoagulante, como una inyección de heparina, se le da a cualquier persona en riesgo de coágulos antes y después de una operación, así como a las personas admitidas en el hospital con un ataque al corazón, derrame cerebral, las complicaciones del cáncer o quemaduras. Usted puede tomar warfarina por vía oral durante algunos días antes de la cirugía mayor electiva para reducir su riesgo de coágulos.
  • Medias de compresión graduada. Las medias de compresión cada vez aprieta las piernas, ayudando a las venas y los músculos de las piernas a que la sangre circule de manera  eficiente. Ofrecen una manera segura, sencilla y  evita que la sangre se estanque después de la cirugía general.
  • El uso de compresión neumática. Este tratamiento utiliza los puños hasta el muslo o la pantorrilla alta que automáticamente se inflan con aire cada pocos minutos para masajear y apretar las venas en las piernas y mejorar el flujo sanguíneo.
  • La actividad física. Moverse tan pronto como sea posible después de la cirugía puede ayudar a prevenir la embolia pulmonar y acelerar su recuperación total.
Las medidas preventivas en casa:
Sentado durante mucho tiempo aumentan su riesgo de desarrollar coágulos de sangre en las venas de las piernas. Para ayudar a prevenir un coágulo de sangre que se formen, tome estas precauciones:
Tome un paseo. Camine un poco entre horas del día para evitar la formación de coágulos.
Haga ejercicio mientras está sentado. Flexionar, estirar y rotar los tobillos o presionar sus pies contra el asiento que está delante suyo, practique mover hacia arriba y abajo los dedos de los pies. Y no se siente con las piernas cruzadas durante largos periodos de tiempo.
Use medias de soporte. La presión firme y uniforme de las medias ejercen ayuda a mantener y evitar quela sangre se estanque en las venas profundas.
Administrar una dosis de heparina, si se lo recomienda su médico. Si usted tiene una historia de trombosis venosa profunda o tromboembolismo venoso, hable con su médico antes de un viaje largo. Su médico le puede decir que se inyecte una dosis de acción prolongada de heparina poco antes de viajar. Su médico también le dirá si es necesario repetir la dosis para su viaje de regreso.
Beba líquidos en abundancia. El agua es el mejor líquido para prevenir la deshidratación, que puede contribuir al desarrollo de coágulos de sangre. Evite el alcohol y la cafeína, que contribuyen a la pérdida de líquidos.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Enfermedad de Lyme

Enfermedad de Lyme

Es una enfermedad inflamatoria que se disemina a través de una picadura de garrapata.
Se suele asociar con áreas arboladas y los prados donde viven los ciervos. La enfermedad de Lyme es más frecuente en el noreste de EE.UU. y la parte noroccidental de EE.UU. bañada por el Pacífico, así como en los estados más septentrionales de la región central superior de EE.UU.
La enfermedad de Lyme es una infección provocada por la bacteria Borrelia burgdorferi. Esta bacteria se suele encontrar en animales como los ratones y los ciervos. Puede infectar a los seres humanos a través de las picaduras de las garrapatas del género Ixodes (conocidas como garrapatas de pata negra o del ciervo). Estas garrapatas se infectan con la bacteria Borrelia burgdorferi al picar a animales infectados, transmitiendo la infección a los seres humanos al picarles e introducirles la bacteria en el torrente sanguíneo.
Puesto que las garrapatas no son fáciles de ver, ayuda bastante saber cuáles son los síntomas de la enfermedad de Lyme. Es fácil que una picadura de garrapata pase desapercibida. Muchas personas que contraen la enfermedad de Lyme no recuerdan que le haya picado ninguna garrapata. No obstante, la buena noticia es que no todas las picaduras de garrapata provocan la enfermedad de Lyme.
La enfermedad de Lyme se reportó por primera vez en los Estados Unidos en 1975, en un pueblo llamado Old Lyme, en Connecticut. Actualmente se ha informado de casos en la mayor parte de los Estados Unidos. La enfermedad de Lyme generalmente se observa a finales de la primavera, en el verano y a comienzos del otoño.
Existen tres etapas de la enfermedad de Lyme:
•    Etapa 1, llamada enfermedad de Lyme primaria.
•    Etapa 2, llamada enfermedad de Lyme secundaria y enfermedad de Lyme de diseminación temprana.
•    Etapa 3, llamada enfermedad de Lyme terciaria y enfermedad de Lyme crónica y persistente.
Entre los factores de riesgo para la enfermedad de Lyme están:
•    Realizar actividades que incrementen la exposición a las garrapatas (por ejemplo, jardinería, cacería o excursionismo).
•    Tener una mascota que pueda llevar garrapatas a la casa.
•    Caminar en pastizales altos.

Síntomas

La enfermedad de Lyme puede afectar a distintos sistemas, como el sistema nervioso, las articulaciones, la piel y el corazón. Los síntomas de esta enfermedad se suelen describir en tres fases, aunque no todas las personas tienen los mismos síntomas. Pueden ser:
1.    Por lo general, el primer signo de infección es una erupción o sarpullido de forma circular. Esta erupción aparece durante la primera o segunda semana inmediatamente posterior a la infección pero se puede desarrollar hasta 30 días después de la picadura. La erupción suele tener un aspecto característico de “ojo de buey”, con un punto circular de color rojo en el centro rodeado de un sarpullido rojo en forma de anillo que se va extendiendo. También puede tener el aspecto de un anillo de un rojo intenso que se va expandiendo. Suele estar caliente al tacto y no suele doler ni picar. La erupción en forma de “ojo de buey” puede ser más difícil de ver en personas de piel oscura o morena, donde puede parecer un simple moretón.

La erupción suele desaparecer aproximadamente al cabo de un mes. Aunque se considera típica de la enfermedad de Lyme, muchos pacientes no llegan a desarrollarla nunca.
2.    Junto con la erupción, los afectados pueden presentar síntomas de tipo gripal, como ganglios linfáticos inflamados, fatiga, dolor de cabeza y molestias musculares. Si no se tratan, los síntomas de la enfermedad inicial pueden remitir solos. Pero en algunas personas la infección se extiende a otras partes del cuerpo. Los síntomas de esta fase de la enfermedad de Lyme suelen aparecer durante las semanas posteriores a la picadura de garrapata, incluso aunque previamente no se haya presentado la erupción inicial. Los afectados pueden sentirse muy cansados e indispuestos, o presentar erupciones en otras áreas alejadas del lugar de la picadura.

La enfermedad de Lyme puede afectar al corazón, provocando un latido cardíaco irregular o dolor torácico. Se puede extender al sistema nervioso, provocando parálisis facial (parálisis de Bell), así como hormigueo o pérdida de sensibilidad en brazos y piernas. Pude provocar dolor de cabeza y rigidez de nuca, lo que pueden ser signos de una meningitis. También puede provocar inflamación y dolor en las grandes articulaciones.
3.    Si las dos primeras fases de la enfermedad de Lyme no se detectan y/o no se tratan de forma apropiada, puede sobrevenir la tercera. Los síntomas de la última fase de la enfermedad de Lyme pueden aparecer en cualquier momento desde varias semanas hasta varios años después de la picadura infectante. Pueden incluir artritis (inflamación de las articulaciones), sobre todo en las rodillas, y lapsus de memoria (este último síntoma ocurre sobre todo en los adultos, siendo muy poco frecuente en niños y jóvenes).
Al tener un abanico tan amplio de síntomas, la enfermedad de Lyme resulta difícil de diagnosticar. Afortunadamente, hay un análisis de sangre que permite detectar anticuerpos contra la enfermedad.
En la mayoría de los casos, una garrapata tiene que estar en el cuerpo durante 48 horas para propagar la bacteria hacia la sangre.
Los síntomas de la enfermedad de Lyme primaria son similares a los de la gripe y abarcan:
•    Picazón generalizada
•    Escalofríos
•    Fiebre
•    Indisposición general
•    Dolor de cabeza
•    Mareo o desmayo
•    Dolores musculares
•    Rigidez en el cuello
Los síntomas pueden aparecer y desaparecer. Sin tratamiento, la enfermedad de Lyme puede diseminarse al cerebro, el corazón o las articulaciones. Los síntomas de la enfermedad de Lyme en etapas avanzadas pueden abarcar:
•    Movimiento muscular anormal
•    Inflamación articular en la rodilla u otras áreas
•    Debilidad muscular
•    Entumecimiento y hormigueo
•    Latidos cardíacos (palpitaciones) irregulares
•    Problemas del habla
•    Comportamiento inusual o extraño.
Se puede presentar una erupción en “forma de escarapela”, una mancha roja y plana o ligeramente elevada en el sitio de la picadura, a menudo con un área clara en el centro. Esta lesión puede tener más de 1 a 3 pulgadas (2 a 7 cm) de ancho.

Pruebas

Se puede hacer un examen de sangre para verificar la presencia de anticuerpos frente a la bacteria que causa la enfermedad de Lyme. El que se utiliza con mayor frecuencia es el ELISA para la enfermedad de Lyme, cuyos resultados se confirman mediante una inmunotransferencia (Western blot).
Un examen físico puede mostrar problemas articulares, cardíacos o cerebrales en personas con enfermedad de Lyme avanzada.
Otros exámenes que se pueden hacer son:
•    Electrocardiografía.
•    Ecocardiografía para examinar el corazón.
•    Punción raquídea (punción lumbar para examinar el líquido cefalorraquídeo).
•    Resonancia magnética del cerebro.

Tratamiento

La enfermedad de Lyme se suele tratar con un ciclo de antibióticos de 2 a 3 semanas de duración. Los casos de enfermedad de Lyme que se diagnostican con prontitud y se tratan con antibióticos casi siempre se curan sin problemas. Los afectados suelen volver a encontrarse bien al cabo de varias semanas de tratamiento.
Cualquier persona que haya sido picada por una garrapata debe ser vigilada cuidadosamente durante al menos 30 días.
La mayoría de las personas que resultan picadas por una garrapata NO contraen la enfermedad de Lyme.
Se puede administrar una dosis única de antibióticos a alguien poco después de haber sido picado por una garrapata, si se cumple todo lo que se menciona a continuación:
•    La persona tiene una garrapata adherida al cuerpo que puede portar la enfermedad de Lyme. Esto generalmente quiere decir que una enfermera o un médico han examinado e identificado a la garrapata.
•    Se estima que la garrapata ha estado adherida a la persona durante por lo menos 36 horas.
•    La persona puede empezar a tomar antibióticos dentro de las 72 horas después de haber eliminado la garrapata
•    La persona tiene más de 8 años y no está en embarazo ni amamantando.
Se utiliza un ciclo completo de antibióticos para tratar a personas que tengan enfermedad de Lyme comprobada. El antibiótico específico que se utilice dependerá de la etapa de la enfermedad y de sus síntomas.
Los medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno, se recetan algunas veces para aliviar la rigidez articular.

Pronóstico

Si se diagnostica en sus primeras etapas, la enfermedad de Lyme se puede curar con antibióticos. Sin tratamiento, pueden presentarse complicaciones que comprometan las articulaciones, el corazón y el sistema nervioso.
En raras ocasiones, una persona continuará teniendo síntomas que pueden interferir con la vida diaria. Algunas personas llaman a esto síndrome posterior a la enfermedad de Lyme.

Contagio

La enfermedad de Lyme no se contagia de una persona a otra persona. Pero se puede contraer más de una vez si le pican sucesivas garrapatas de ciervo. Estas garrapatas abundan en zonas arboladas o en el pelo de los animales domésticos. Siga siendo cauto aunque ya haya sufrido la enfermedad de Lyme.

Complicaciones

Las etapas avanzadas de la enfermedad de Lyme pueden causar inflamación articular prolongada (artritis de Lyme) y problemas del ritmo cardíaco. Los problemas del sistema nervioso y del cerebro también son posibles y pueden abarcar:
•    Disminución de la concentración
•    Trastornos de memoria
•    Daño a nervios
•    Entumecimiento
•    Dolor
•    Parálisis de los músculos faciales
•    Trastornos del sueño
•    Problemas de visión
Consulte con el médico si:
•    Presenta una erupción que luce similar a una diana.
•    Ha tenido una picadura de garrapata y presenta debilidad, entumecimiento, hormigueo u otros problemas.
•    Tiene síntomas de la enfermedad de Lyme, en especial si usted posiblemente ha estado expuesto a las garrapatas.

Prevención

No hay ninguna forma infalible de evitar contraer la enfermedad de Lyme. Pero hay muchas formas de minimizar el riesgo de contraerla. Tener cuidado con las garrapatas cuando se encuentres en un área donde abundan. Si hace ejercicio al aire libre o le gusta la jardinería, pescar, cazar o acampar, tome precauciones:
•    Use botas o zapatos cerrados, camisas de manga larga y pantalones largos. Lleve el extremo inferior de las perneras de los pantalones dentro de los zapatos, botas o calcetines para que las garrapatas no puedan subir por las piernas.
•    Utilice un repelente contra insectos que contenga entre el 10% y el 30% de DEET (N, N-dietil-meta-toluamida).
•    Póngase  ropa de color claro para que le resulte más fácil detectar las garrapatas.
•    Si lleva el pelo largo, recójalo o use un gorro para protegerse.
•    Cuando esté al aire libre, no se siente en el suelo.
•    Inspeccione su cuerpo y sus ropas regularmente. Eche la ropa a lavar después de pasar un tiempo en un área donde abundan las garrapatas.
•    Asperje toda la piel expuesta y las ropas con repelente de insectos (asperjar las áreas exteriores únicamente, no lo use sobre la cara, utilice sólo lo suficiente para cubrir todo el resto de piel expuesta, no rocíe bajo las ropas, ni aplique sobre heridas o piel irritada, lave la piel al ingresar a espacios interiores)
•    Use prendas de vestir de colores claros para avistar las garrapatas
•    Use camisas de manga larga y pantalones largos con el doblez metido dentro de los zapatos o los calcetines
•    Use botas altas, preferiblemente de caucho
•    Revísese y revise a sus mascotas con frecuencia durante y después de un paseo o caminata.
•    Las garrapatas que transmiten la enfermedad de Lyme son tan pequeñas que son muy difíciles de ver. Después de regresar a casa, quítese las ropas e inspeccione completamente todas las áreas de la piel, incluyendo el cuero cabelludo.
•    Si utiliza un repelente contra insectos que contenga DEET, sigue siempre las indicaciones del prospecto y no se ponga más de la cuenta. Aplique el repelente en los cuellos y mangas de las camisas, así como en las vueltas o dobladillos de los pantalones, y aplíquelo directamente en la piel solamente en las áreas expuestas. Asegúrese de quitárselo lavándose cuando entre al interior.
En la actualidad no existe ninguna vacuna comercializada contra la enfermedad de Lyme.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)