Tag Archives: sangre

Hemoptisis

Hemoptisis

HemoptisisPuede ser causada por una variedad de condiciones pulmonares. La sangre puede ser de color rojo brillante o rosa y espumoso, o puede ser mezclado con moco. Aunque sea en pequeñas cantidades puede ser alarmante. Está divida por diferentes estados:

La hemoptisis masiva

Se refiere a una forma grave de hemoptisis que se caracteriza por la interrupción de la respiración debido a las altas cantidades de sangre (por lo general alrededor de 1 taza o mL 200-240, en un lapso de 24 horas). Esta es una emergencia médica y puede tener una tasa de mortalidad de hasta el 75%, para los que la sufren. La mayoría de las personas que mueren de esta enfermedad sufren de una deficiencia de oxígeno (asfixia) debido a la presencia de altas cantidades de sangre en los pasajes de aire. Una vez diagnosticada, necesita atención médica inmediata.

La hemoptisis leve

Condición en la que hay solamente un pequeño porcentaje de sangre en el esputo de los pacientes. En los pacientes con 60-70% de este trastorno, la enfermedad subyacente es benigna y desaparece por sí sola sin llevar a daño permanente o problemas serios. Dependiendo de la causa subyacente de la hemorragia, puede causar serios problemas respiratorios. Esta condición tiende a repetirse intermitentemente, debido a esto, es imposible predecir si los pacientes que sufren de hemoptisis leve, están en riesgo de sufrir de hemoptisis masiva. Es importante llevar a cabo un diagnóstico adecuado para evitar una condición más aguda.

La hemoptisis en niños

Aspiración de cuerpos extraños en las vías respiratorias es la principal causa de hemoptisis en los niños. En los niños, la aspiración de cuerpos extraños es la segunda causa más importante de este trastorno. La mayoría de los casos de aspiración se producen en los niños que tienen menos de cuatro años de edad. Las bronquiectasias y fibrosis quística se consideran otras causas importantes. La afección también puede presentarse en niños debido a las lesiones (trauma por objeto contundente) y hemorragia causada por asfixia accidental o deliberada.

Pseudohemoptisis

Pseudohemoptisis se refiere a una condición donde la sangre brota desde fuera del tracto respiratorio. Hematemesis, que es un tipo de Pseudohemoptysis, es el nombre médico para el vómito con sangre.

La hemoptisis en Tuberculosis

La tuberculosis es una infección temida que se transmite por la ingestión o inhalación de tuberclebacilli. Da lugar a fiebre y pequeñas lesiones. Las lesiones generalmente surgen en los pulmones. En las fases agudas, sin embargo, éstas también pueden desarrollar en muchas otras partes del cuerpo humano. La tuberculosis es una causa principal de hemoptisis en todo el mundo. Aproximadamente 2 millones de individuos son reportados a ser infectados con tuberculosis. Alrededor de 5 a 10% de todos los enfermos de tuberculosis son propensos a desarrollar hemoptisis.

Causas

La principal causa de la tos con sangre es la bronquitis crónica o bronquiectasias. Otras posibles causas de tos con sangre incluyen:
• Enfermedad pulmonar obstructiva
• La fibrosis quística
• Consumo de drogas, como la cocaína crack
• Enfisema
• Cuerpo extraño
• Absceso de pulmón
• Cáncer de pulmón
• Estenosis de la válvula mitral
• Infecciones parasitarias
• Neumonía
• embolia pulmonar
• Trauma en el pecho
• Tuberculosis
• granulomatosis de Wegener
Estas causas mencionadas son comúnmente asociadas con este síntoma. Para un diagnóstico preciso se debe tratar con un médico o especialista.

Diagnóstico

La radiografía de tórax junto con una buena exploración física del paciente, así como preguntas adecuadas sobre las enfermedades anteriores y síntomas que tiene el paciente, llevarán a un diagnóstico en el 70 % de los casos.
Para llegar a saber la causa de la hemoptisis es importante preguntar al paciente sobre las enfermedades que ha tenido a lo largo de su vida y qué pueden influir en el origen de la hemoptisis. El interrogatorio debe incluir lo siguiente:
Si es fumador, dado que es la causa más frecuente de bronquitis crónica.
Si ha presentado pérdida de peso y /o apetito que pueda orientar hacia un problema de pulmón de origen tumoral.
Es importante también preguntar por alteraciones de la coagulación de la sangre bien porque tenga una enfermedad previa o bien porque esté tomando algún medicamento que impida la buena coagulación de la sangre.

Otras preguntas que también se deben hacer y que tienen relación con la profesión del paciente, por ejemplo, si es minero, carpintero y todas aquellas profesiones que debido a la inhalación de sustancias tóxicas pueden llegar a dañar el pulmón.
Después de una buena historia clínica, preguntando al paciente sobre sus síntomas y enfermedades, se suele pedir un análisis de sangre, una radiografía de tórax y una gasometría arterial.
En el análisis de sangre se ve si hay alguna alteración de la coagulación sanguínea y, sobre todo, será importante descartar una anemia como consecuencia del sangrado del pulmón.
La gasometría arterial es un análisis especial de sangre que se hace en la muñeca para saber el nivel de oxígeno en la sangre del paciente y es una medida para saber cómo funciona el pulmón.
En la radiografía de tórax se puede ver si en el pulmón hay alguna imagen extraña que sea la causante del proceso.
Si con las anteriores pruebas no se ha llegado al diagnóstico se envía al paciente al especialista de pulmón, el neumólogo, para realizar una broncoscopia (consiste en meter un tubo por la boca o nariz llegando hasta los bronquios) o bien una tomografía axial computadorizada del tórax (TAC torácica).

Síntomas

Algunos de los principales síntomas de esta condición incluyen:

• Pérdida inexplicable de peso
• La disnea (dificultad respiratoria, incluso sin ejercicio)
• La taquipnea (respiración rápida)
• Náusea
• Vómitos
• Fiebre
• Dolor de pecho

Los pacientes pueden expectorar sangre. La visión de la sangre en el esputo puede ser muy desagradable y atemorizante para los pacientes y hacerlos sufrir de ansiedad. Los individuos que sufren se les aconseja escupir en un tazón limpio parcialmente cerrado o cubrir la boca con un pañuelo al toser. Esto les ayudará a evitar la propagación de la enfermedad a las personas cercanas a ellos.

Tratamiento

El tratamiento para la hemoptisis depende de la causa y la cantidad de sangre. La hemoptisis leve por lo general no requiere tratamiento específico e inmediato, pero siempre debe ser investigado a fondo en caso ya que el trastorno subyacente es potencialmente mortal. No hay manera de predecir si un paciente con hemoptisis leve experimentará hemoptisis masiva, por lo que es muy importante que la causa subyacente se determine y se trate.

La hemoptisis masiva es una emergencia médica. Por lo general puede resultar mortal a causa de asfixia (intercambio de gases con problemas en los pulmones, dando lugar a una falta de oxígeno y exceso de dióxido de carbono en el cuerpo). Algunos métodos para controlar el sangrado incluyen: la embolización de la arteria bronquial , la resección quirúrgica y la terapia con láser broncoscopia .

Para la hemoptisis leve o moderada en pacientes con bronquitis crónica, bronquiectasias o tuberculosis, el tratamiento generalmente incluye antibióticos. Para el carcinoma broncogénico, el tratamiento depende del estadio del cáncer.
En el 20% y el 30% de los casos que no tienen una causa subyacente identificable, el tratamiento debe ser bastante conservador y la hemoptisis monitoreado cuidadosamente durante al menos 2 o 3 años después del diagnóstico inicial. En el 90% de los pacientes que tienen una radiografía de tórax normal y la broncoscopia, la hemoptisis suele desaparecer dentro de los 6 meses.

Para hemoptisis crónica, el tratamiento depende de los síntomas y las causas. A veces todo lo que se necesita es cambiar los antibióticos. En otros casos, puede ser necesario un tratamiento más agresivo.

La embolización de arterias bronquiales implica la inyección de sustancias en el torrente sanguíneo para detener el flujo de sangre. Es una técnica probada para detener hemoptisis masiva que amenaza la vida y puede tener efectos beneficiosos a largo plazo, a pesar de que no siempre es exitosa y no está exenta de complicaciones.

La resección quirúrgica es la extirpación quirúrgica del tejido anormal provocado por la hemoptisis. A menudo se recomienda como un tratamiento temprano para la hemoptisis causada por aspergiloma.

La terapia con láser mediante broncoscopia implica el uso para eliminar tumores y lesiones o ampliar las vías respiratorias.
Todas estas técnicas han demostrado ser beneficiosos en el control o cura de la hemoptisis debido a bronquiectasias u otros trastornos inflamatorios. Los pros y los contras de las distintas técnicas dependen de la habilidad del médico que realiza el procedimiento y la disponibilidad de los equipos necesarios. El paciente debe discutir los diversos procedimientos a fondo con su médico de cabecera, cirujano torácico y el radiólogo.

Prevención

El tratamiento oportuno puede prevenir complicaciones, incluso mortales, y salvaguardar la salud de la víctima.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Arteriosclerosis

Arteriosclerosis

ArteriosclerosisLa arteriosclerosis se produce cuando los vasos sanguíneos que llevan oxígeno y nutrientes desde el corazón hasta el resto del cuerpo (arterias) se vuelven gruesas y rígidas, restringiendo el flujo sanguíneo a los órganos y tejidos. Las arterias sanas son flexibles y elásticas pero con el tiempo las paredes de las arterias pueden endurecerse.
La arteriosclerosis es una forma de enfermedad cardiovascular y se confunde a menudo con otro tipo de enfermedad cardiovascular llamada ateroesclerosis. Los principales factores de riesgo para la arteriosclerosis son la edad, el sexo, la presión arterial alta, colesterol alto, tabaquismo y diabetes.

Causas

Por lo general, este problema no se detecta hasta que no se produce el infarto de miocardio o el ictus cerebral. A la hora de diagnosticar esta enfermedad es importante sospechar su existencia cuando el paciente presenta varios factores de riesgo cardiovascular, por ejemplo si se trata de un fumador con el colesterol elevado y sobrepeso.
En relacion a los problemas circulatorios de los miembros inferiores, el diagnóstico suele basarse en una historia clínica bien detallada. Ante la presencia de dolor con el ejercicio, que se alivia con el reposo y que reaparece al retomarse la actividad, es fácil sospechar que el problema de base es la arteriosclerosis. Una forma sencilla de confirmarlo es medir la presión arterial en un brazo, así como en el tobillo del mismo lado; cuando existe una diferencia entre ambos valores, de forma que la presión en el tobillo es menor que la del brazo, esto suele significar que las arterias a nivel de la pierna se encuentran estrechadas por la arteriosclerosis.

Síntomas

Generalmente aparecen primero a nivel de las piernas o los pies. Cuando las arterias principales se estrechan disminuye el riego sanguíneo en estas zonas, y suele manifestarse característicamente como un dolor en las piernas cuando se camina continuadamente unos 100 o 200 metros. Esto se debe a que al iniciar la actividad física los vasos más pequeños asumen el aporte de sangre, pero posterior inmediato se necesita de un aporte mayor, lo que depende de vasos más importantes que, en este caso, se encuentran afectados por la arteriosclerosis, la necesidad no se satisface y se origina el dolor. Cuando se detiene la actividad el dolor desaparece casi al instante para volver a instaurarse si se continúa la actividad. A este conjunto de síntomas, dolor, reposo, y de nuevo dolor, se le conoce como claudicación intermitente, y es una forma muy típica de manifestación de la arteriosclerosis. También se manifiesta cuando algunos de los vasos sanguíneos quedan totalmente ocluidos. Si esta obstrucción se produce de forma paulatina se pueden formar nuevos circuitos vasculares que rieguen esa zona, aunque de manera más precaria. La circulación arterial deficiente reduce la sensibilidad al calor o al frío, incluso a la presión, por lo que los pies se vuelven más vulnerables a los traumatismos menores e infecciones.

Diagnóstico

Entre las pruebas diagnósticas que pueden realizarse para obtener un diagnóstico de la arteriosclerosis más certero destacan la ecografía, el eco-doppler o la angiografía. Con estas pruebas se puede determinar a qué nivel se encuentra la oclusión arterial, y valorar la necesidad o no de tratamiento quirúrgico.

Tratamiento

Está basado en la modificación del estilo de vida. El uso de fármacos e incluso la cirugía solo cuando sea necesario.
En la actualidad no existe ningún tratamiento médico que haya demostrado su efectividad para curar la arteriosclerosis. Los fármacos que el médico receta a los pacientes suelen ir encaminados al tratamiento de alteraciones específicas, como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la diabetes.
Si el paciente presenta manifestaciones clínicas a nivel de circulación de las piernas se puede utilizar ácido acetilsalicílico, u otro analgésico con actividad antiinflamatoria similar. Si no se produce ninguna mejora con las modificaciones en el estilo de vida, se pueden prescribir fármacos como la pentoxifilina, que ayudan a mejorar la circulación sanguínea.
Cirugía y otros tratamientos intervencionistas
Cuando una de las arterias principales de la pierna queda ocluida puede ser necesaria la intervención quirúrgica. Entre las técnicas quirúrgicas más empleadas está la denominada angioplastia con balón.
Consiste en la introducción de un catéter que consta de un globo en su extremo, que se hincha una vez localizada la obstrucción, abriéndose de esta forma la luz del vaso ocluido. Otro tipo de técnicas se basa en el uso del láser y otros dispositivos para abrir las arterias obstruidas.
La cirugía propiamente dicha se reserva para aquellos pacientes que tienen dolor, dificultades para caminar, alteraciones en la piel debido a la isquemia o riesgo elevado de amputación. La técnica consiste en abrir la arteria y limpiarla del material ocluyente, o bien realizar un by-pass o puenteo del vaso obstruido al derivar la circulación por un vaso sanguíneo artificial.

Prevención

Evitar todos aquellos factores de riesgo cardiovascular que se pueden controlar, estableciendo un estilo de vida saludable es, además, la mejor forma de prevenir el desarrollo de arteriosclerosis.
Lo mejor es reducir al máximo los factores que puedan suponer un daño a los vasos sanguíneos, para evitar así la aparición de la arteriosclerosis. Para conseguirlo, es importante tener en cuenta:

  • Dieta: Una alimentación saludable, que evite las grasas animales y contribuya a alcanzar y mantener un peso apropiado, es imprescindible para prevenir el depósito de grasas en las paredes vasculares y la consecuente disminución del calibre arterial. Una dieta equilibrada ayudará, además, a combatir la obesidad, que está asociada a otros trastornos como la diabetes, la hipertensión, o la hipercolesterolemia, que son factores de riesgo para desarrollar arteriosclerosis.
  • Actividad física: Es un punto fundamental a la hora de reducir el riesgo cardiovascular y mejorar el estado del sistema circulatorio. Basta con realizar un ejercicio moderado, pero diario, y preferiblemente tipo aeróbico como caminar a paso rápido, nadar o ir en bicicleta.
  • Alcohol y tabaco: Evitar cualquier hábito nocivo como el tabaquismo y el consumo de alcohol. Los fumadores son especialmente propensos a la arteriosclerosis, porque fumar reduce la cantidad de oxígeno que circula por la sangre y favorece el depósito de grasa en las arterias. El abandono de estos hábitos puede frenar e incluso mejorar la circulación en las personas afectadas por este problema.
  • El estrés: Se ha visto que el estrés también influye negativamente en el estado de las arterias. Un estilo de vida sin tensiones y libre de estrés contribuye al buen funcionamiento de los vasos sanguíneos.
  • Hipertensión arterial: Es uno de los factores de riesgo fundamentales que es imprescindible vigilar, ya que la hipertensión arterial produce un daño muy importante en las paredes arteriales que, favorece la aparición de arteriosclerosis. El control estricto de las cifras tensionales es una buena forma de prevenir este trastorno.
  • Cuidado de los pies: En el caso de enfermedad vascular en miembros inferiores hay que tener en cuenta ciertos aspectos en el cuidado diario de los pies. Se usará siempre un calzado del tamaño apropiado, y las pequeñas heridas y rozaduras se tratarán con mucha más atención que en condiciones normales, debido a la lenta cicatrización que tienen estos pacientes y al riesgo aumentado de infección.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La meningococemia

La meningococemia

MeningococcemiaEs una enfermedad generada por varios tipos de meningococo (Neisseria meningitidis), habitante frecuente en la nariz y la garganta de personas sanas. Esta enfermedad ocurre cuando el meningococo invade el torrente sanguíneo. Por lo general hay sangrado dentro de la piel , y el tejido de esas áreas puede morir (tornarse necrótico o gangrenoso). Si el paciente sobrevive, las áreas sanan dejando cicatriz.

La incidencia de la meningococcemia se relaciona con la condición socio-económica de los países, como ocurre con tantas otras enfermedades infecciosas, siendo mayor el número de casos en las áreas de menores recursos. Se observan casos aislados durante todo el año, pero aumenta su frecuencia durante los meses más fríos (invierno y primavera). El meningococo se aloja en las vías respiratorias de los individuos sanos, algunos pueden convertirse en portadores asintomáticos, sin desarrollar la enfermedad. La incidencia aumenta en niños, en casos de individuos institucionalizados, (guarderías, asilos), y en condiciones de hacinamiento.
En personas con buenas defensas, no ocurre la diseminación de bacterias desde la garganta a la sangre. Pero en algunos individuos, en determinadas circunstancias, esta bacteria puede provocar una enfermedad grave.

Causas

Es causada por una bacteria llamada Neisseria meningitidis. La bacteria que vive con frecuencia en las vías respiratorias altas de una persona sin provocar signos visibles de enfermedad. Las bacterias pueden propagarse de persona a persona a través de gotitas respiratorias. Por ejemplo, uno puede resultar infectado si está cerca de alguien con la condición cuando estornudan o tosen. Por lo que los familiares cercanos están más expuestos al contagio.

Síntomas

Puede haber pocos síntomas al principio. Algunos pueden incluir:
• Fiebre
• Dolor de cabeza
• Irritabilidad
• Dolor muscular
• Náuseas
• Erupción con manchas rojas o moradas ( petequias )

Los síntomas posteriores pueden incluir:

• Nivel de conciencia cambiante
• Grandes áreas de sangrado bajo la piel ( púrpura )
• Choque

Diagnostico

Los análisis de sangre se hacen para descartar otras infecciones y ayudar a confirmar o no la enfermedad. Estas pruebas pueden incluir:
• Hemocultivo
• Recuento sanguíneo completo con diferencial
• Estudios de coagulación ( PT , PTT )

Otros exámenes que se pueden realizar son:

• Punción lumbar para obtener una muestra de líquido cefalorraquídeo para un cultivo de LCR
• La biopsia de piel y la tinción de Gram
• Análisis de orina

Tratamiento

La meningococcemia es una emergencia médica. Las personas con este tipo de infección a menudo son ingresadas en la unidad de cuidados intensivos del hospital, donde son monitoreados de cerca. La persona puede ser colocada en aislamiento respiratorio durante las primeras 24 horas para ayudar a prevenir la propagación de la infección a otras personas.

Los tratamientos pueden incluir:

• Los antibióticos por vía intravenosa (IV), dado inmediatamente
• Soporte respiratorio
• Los factores de coagulación o el reemplazo de las plaquetas – si los trastornos hemorrágicos desarrollan
• Líquidos por vía intravenosa (IV)
• Los medicamentos para tratar la presión arterial baja
• Cuidado de heridas para áreas de piel con coágulos sanguíneos

Prevención

A menudo se recomiendan antibióticos preventivos para los miembros de la familia y contactos.
Existen 3 tipos de vacunas:

  • Las vacunas a base de polisacáridos. Dichas vacunas pueden ser bivalentes (grupos A y C), trivalentes (grupos A, C y W) o tetravalentes (grupos A, C, Y y W135).
  • Las vacunas contra el meningococo del grupo B desarrolladas en Cuba, Noruega y los Países Bajos a base de proteínas de la membrana externa.
  • Desde 1999, vacunas conjugadas contra el meningococo del grupo C. Desde 2005 se ha autorizado en los Estados Unidos de América, Canadá y Europa una vacuna conjugada tetravalente (grupos A, C, Y y W135) para niños y adultos.

Existen grandes controversias con respecto a la utilidad de las vacunas. Si bien no ofrecen el 100% de cobertura, son, por el momento, la única protección con que se cuenta. Se recomienda en todos los casos, consultar con el pediatra o médico tratante, que seguramente tendrá una opinión atendible con respecto a cada paciente.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Hematomacrosis

Hematomacrosis

HemocromatosisLa Hemocromatosis hereditaria hace que su cuerpo absorba demasiado hierro de los alimentos que consume. El exceso de hierro se almacena en los órganos, especialmente el hígado, corazón y páncreas. Pudiendo envenenar a estos órganos y dando lugar a condiciones peligrosas para la vida, como el cáncer, las arritmias cardíacas y la cirrosis.
Muchas personas heredan los genes defectuosos que causan la hemocromatosis – es la enfermedad genética más común en caucásicos. Sin embargo, sólo una minoría de las personas con los genes desarrolla problemas serios. Hay más probabilidades que sea grave en los hombres que en las mujeres.
El hierro juega un papel esencial en diversas funciones corporales, incluyendo la ayuda en la formación de la sangre. Una hormona llamada péptido hepcidina, secretada por el hígado, es clave en el uso de hierro en el cuerpo. Controla la cantidad de hierro que absorve los intestinos, cómo se utiliza el hierro en varios procesos del cuerpo y cómo se almacena en varios órganos.
En la hemocromatosis, la función normal de la hepcidina se rompe y su cuerpo absorbe más hierro del que necesita. Este exceso de hierro se almacena en los tejidos de los órganos principales, especialmente el hígado. El exceso de hierro es tóxico para el cuerpo, y en período de años, este hierro acumualdo puede provocar daños graves en muchos órganos, lo que lleva a una insuficiencia orgánica y las enfermedades crónicas como la cirrosis, la diabetes y la insuficiencia cardíaca.
Aunque muchas personas tienen genes defectuosos que causan la hemocromatosis, sólo alrededor del 10% de ellos tienen sobrecarga de hierro en la medida en que causa daño a los órganos y tejidos.
Otros tipos de hemocromatosis

  • Hemocromatosis juvenil. Los mismos problemas que causa en los adultos, causa en los jóvenes con hemocromatosis hereditaria. Pero la acumulación de hierro comienza mucho antes y los síntomas suelen aparecer entre las edades de 15 y 30 años. Este trastorno es causado por una mutación en el gen HJV.
  • Hemocromatosis neonatal. En este trastorno grave, el hierro se acumula rápidamente en el hígado del feto en desarrollo. Se cree que es una enfermedad autoinmune, en la que el cuerpo se ataca a sí mismo.
  • Hemocromatosis secundaria. Esta forma de la enfermedad no es hereditaria. Los depósitos de hierro se deben a otras enfermedades, como la anemia, enfermedad hepática crónica o una infección.

Causas

La Hemocromatosis hereditaria es causada por una mutación en un gen que controla la cantidad de hierro que su cuerpo absorbe de los alimentos que consume. Las mutaciones que la causa se transmite de padres a hijos.
El gen que está mutado con mayor frecuencia en personas con hemocromatosis hereditaria es llamado HFE. La persona hereda un gen HFE de cada uno de sus padres. El gen HFE tiene dos mutaciones comunes, C282Y y H63D. Una de estas mutaciones se encuentra en alrededor del 85 por ciento de las personas que tienen la hemocromatosis hereditaria. Las pruebas genéticas pueden revelar si tiene estas mutaciones en el gen HFE.

  • Si se hereda 2 genes anormales, puede desarrollar hemocromatosis. Alrededor del 70 por ciento de las personas que heredan dos genes desarrollan sobrecarga de hierro. También puede transmitir la mutación a sus hijos.
  • Si se hereda 1 gen anormal, no desarrollará la hemocromatosis. Se le considera portador de la mutación de genes y puede transmitir la mutación a sus hijos. Ellos no desarrollan la enfermedad a menos que también hereden otro gen anormal del otro padre.

Síntomas

Los signos y síntomas de la hemocromatosis hereditaria por lo general aparecen en la mediana edad. El hierro puede caer a niveles seguros mediante la eliminación regular de la sangre de su cuerpo.
Algunas personas con hemocromatosis hereditaria nunca tienen síntomas. Los síntomas tempranos a menudo son inespecíficos, imitando los de otras enfermedades comunes. Los síntomas comunes incluyen:
• Dolor en las articulaciones
• Fatiga
• Debilidad

Los primeros signos y síntomas de la enfermedad en los hombres son a menudo de daño en los órganos. Ellos incluyen:
• Dolor en las articulaciones
• Diabetes
• Pérdida del deseo sexual (libido)
• Impotencia
• Insuficiencia cardíaca
Aunque la hemocromatosis hereditaria está presente al nacer, la mayoría de las personas no experimentan signos y síntomas hasta más tarde en la vida por lo general entre las edades de 50 y 60 años en los hombres y después de los 60 años en las mujeres. Las mujeres son más propensas a desarrollar síntomas después de la menopausia, cuando ya no pierden hierro durante la menstruación y el embarazo.
Es recomendable consultar al médico si experimenta cualquiera de los signos y síntomas de la hemocromatosis hereditaria. Si tiene un familiar directo con hemocromatosis, consultar al médico acerca de pruebas genéticas que pueden determinar si ha heredado el gen que aumenta el riesgo de hemocromatosis.

Diagnóstico

La hemocromatosis hereditaria puede ser difícil de diagnosticar. Los primeros síntomas, como rigidez en las articulaciones y fatiga pueden ser el resultado de muchas otras condiciones más comunes de la hemocromatosis. Muchas personas con la enfermedad no presentan signos o síntomas distintos niveles elevados de hierro en la sangre. La mayoría de los casos son identificados por los análisis de sangre anormales hechos por otras razones, o de proyección de los familiares diagnosticados con la enfermedad.

Los análisis de sangre

Las dos pruebas clave para detectar la sobrecarga de hierro son:
Saturación de transferrina sérica. Este examen mide la cantidad de hierro unida a una proteína (transferrina) que transporta el hierro en la sangre. Los valores de saturación de transferrina mayor que el 45 por ciento se consideran demasiado alta.

La ferritina sérica. Este examen mide la cantidad de hierro almacenada en el hígado. Si los resultados de su prueba de saturación de transferrina en suero son más altos de lo normal, deberá consultar al médico para la revisión de ferritina sérica.

Debido a que muchas otras condiciones también pueden causar ferritina elevada, se necesitan ambas pruebas de sangre para diagnosticar el trastorno. Puede que sea necesario repetir estas pruebas repetidas para obtener resultados más precisos.

Pruebas adicionales

Se puede recomendar otras pruebas para confirmar el diagnóstico y buscar soluciones:
Pruebas de función hepática. Estas pruebas pueden ayudar a identificar el daño hepático.
MRI. Una resonancia magnética es una forma rápida y no invasiva de medir el grado de sobrecarga de hierro en el hígado.
Se recomienda pruebas para mutaciones genéticas. Prueba de ADN para las mutaciones en el gen HFE si se tiene niveles altos de hierro en la sangre.
Extracción de muestra de tejido hepático para su exanimación. Si se sospecha de daño en el hígado, el médico puede obtener una muestra del tejido del hígado, mediante una aguja fina. La muestra se envía a un laboratorio para comprobar la presencia de hierro, así como para la evidencia de daño hepático, especialmente cicatrices o cirrosis. Los riesgos de la biopsia incluyen moretones, sangrado e infección.

Evaluar a personas sanas de hemocromatosis
Se recomienda realizar pruebas genéticas para todos los parientes en primer grado (padres, hermanos e hijos) de cualquier persona con diagnóstico de la hemocromatosis. Si una mutación se encuentra en uno de los padres, entonces los niños no necesitan ser probados.

Tratamiento

Eliminación de sangre
Los médicos pueden tratar la hemocromatosis hereditaria de forma segura y eficaz mediante la eliminación de la sangre de su cuerpo (flebotomía) sobre una base regular, tal como si estuviera donando sangre. (De hecho, esta sangre es segura para ser utilizada por otras personas.) El objetivo es reducir los niveles de hierro a la normalidad. La cantidad de sangre extraída depende de la edad, estado general de salud y la gravedad de la sobrecarga de hierro. Pueden pasar varios años para reducir el hierro en el cuerpo a niveles normales.
Esquema de tratamiento inicial. Inicialmente, es posible que tenga una pinta (470 mililitros) de sangre, se toma una o dos veces por semana (por lo general en un hospital o consultorio de su médico). Dependiendo de la condición de las venas y consistencia de la sangre, el tiempo necesario para eliminar una pinta de sangre puede oscilar entre 10 y 30 minutos.
Programa de tratamiento de mantenimiento. Una vez que los niveles de hierro han vuelto a la normalidad, las extracciones de sangre pueden ser menos frecuentes, por lo general cada tres o cuatro meses. Algunas personas pueden mantener los niveles de hierro normales sin extracciones de sangre y algunas pueden necesitar la extracción mensualmente. El tiempo depende de la rapidez con que el hierro se acumula en su cuerpo.

El tratamiento de la hemocromatosis hereditaria puede ayudar a aliviar los síntomas de cansancio, dolor abdominal y oscurecimiento de la piel. Puede ayudar a prevenir complicaciones graves como enfermedad del hígado, enfermedad cardíaca y diabetes. Si ya tiene una de estas condiciones, la flebotomía puede retardar la progresión de la enfermedad e incluso en algunos casos, revertirla.
Si tiene hemocromatosis, pero no hay complicaciones de cirrosis o diabetes, tiene la misma esperanza de vida que una persona sana de la misma edad.
Si tiene cirrosis, el médico puede recomendar una revisión periódica para el cáncer de hígado. Esto implica generalmente una ecografía abdominal y un examen de sangre.

Quelación para aquellos que no pueden someterse a la extracción de sangre

Si no puede someterse a flebotomía, porque tiene anemia o complicaciones del corazón, el médico puede recomendar medicamentos para eliminar el exceso de hierro. El medicamento puede ser inyectado en el cuerpo, o puede ser tomado como una píldora. El medicamento hace que su cuerpo para expulsar hierro a través de la orina o en las heces en un proceso que a veces se llama quelación.

Prevención

La hemocromatosis se puede prevenir solamente con restricciones. Para evitar que surja una hemocromatosis adquirida (siderosis secundaria), es aconsejable evitar posibles desencadenantes, como el abuso del alcohol.
Sin embargo, no existen medidas que puedan prevenir una hemocromatosis hereditaria.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 2.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Edema Pulmonar

Edema Pulmonar

El edema, en general, significa inflamación. Esto normalmente ocurre cuando el líquido desde el interior de los vasos sanguíneos se filtra a los tejidos circundantes causando inflamación. Esto puede ocurrir ya sea por demasiada presión en los vasos sanguíneos o porque no hay suficientes proteínas en el torrente sanguíneo para retener el líquido en el plasma (la parte de la sangre que no contiene ninguna células de la sangre).

Causas

El edema pulmonar a menudo es causado por insuficiencia cardíaca congestiva. Cuando el corazón no es capaz de bombear sangre al cuerpo de manera eficiente, ésta se puede represar en las venas que llevan sangre a través de los pulmones hasta el lado izquierdo del corazón.
También puede ser causado por:
• Ciertos medicamentos
• Exposición a grandes alturas
• Insuficiencia renal
• Arterias estrechas que llevan sangre a los riñones
• Daño al pulmón causado por gas tóxico o infección grave
• Lesión mayor

Síntomas

El síntoma más común de un edema pulmonar es la falta de aliento o dificultad para respirar. Esto puede ser gradual al inicio si el proceso se desarrolla lentamente o puede tener una aparición súbita en el caso de edema pulmonar agudo.
Otros síntomas comunes pueden incluir fatiga, falta desarrollo en la respiración (más rápidamente de lo normal) con cualquier actividad habitual (disnea de esfuerzo), respiración rápida (taquipnea), mareos o debilidad.
El bajo nivel de oxígeno en la sangre (hipoxia) puede ser detectada en pacientes con edema pulmonar. Por otra parte, en el examen de los pulmones el médico puede escuchar con un estetoscopio los sonidos pulmonares anormales, como estertores o crepitantes (burbujeo corto, discontinuo que corresponden a las salpicaduras del líquido en los alvéolos durante la respiración).

Diagnóstico

El edema pulmonar se diagnostica por una radiografía de tórax.
Un torácico típico de rayos X con edema pulmonar puede mostrar un aspecto más blanco que de costumbre sobre ambos campos pulmonares. Los casos más graves de edema pulmonar pueden demostrar opacidad significativa (blanqueamiento) a través de los pulmones con una visualización mínima de los campos pulmonares normales. Este blanqueamiento representa el llenado de los alvéolos como resultado de edema pulmonar, pero puede dar una información mínima sobre la causa subyacente posible.
Para identificar la causa de un edema pulmonar, una evaluación completa del cuadro clínico del paciente es esencial. Una cuidadosa historia clínica y examen físico a menudo proporcionan una valiosa información sobre la causa.
Otras herramientas de diagnóstico utilizados en la evaluación de la causa subyacente del edema pulmonar incluyen la medición de plasma de péptido natriurético tipo B (BNP) o N-terminal pro-BNP. Este es un marcador de la proteína (una hormona) que se levantará en la sangre debido a la extensión de las cámaras del corazón. La elevación del BNP nanogramos (mil millonésima de un gramo) por litro más que unos pocos cientos (300 o más) es altamente sugestivo de edema pulmonar cardíaca. Por otro lado, los valores inferiores a 100 esencialmente descartar la insuficiencia cardíaca como la causa.

Métodos más invasivos son, en ocasiones, necesarios distinguir entre edema pulmonar cardíaca y no cardíaca en situaciones más complicadas y críticas. Un catéter de arteria pulmonar (Swan-Ganz) se inserta en las venas grandes del pecho o el cuello y avanza a través de las cámaras del lado derecho del corazón y se aloja en los capilares pulmonares (pequeñas ramas de los vasos sanguíneos de los pulmones). Este dispositivo tiene la capacidad de medir directamente la presión en los vasos pulmonares, llamada la presión de la arteria pulmonar.

Tratamiento

La atención médica debe ser buscada para cualquier persona que es diagnosticada con edema pulmonar de cualquier causa. Muchas causas de edema pulmonar requieren hospitalización, especialmente si se producen de forma aguda. En algunos casos de enfermedades crónicas (largo plazo), edema pulmonar, por ejemplo, con insuficiencia cardíaca congestiva, rutinarias visitas de seguimiento con el médico tratante puede ser recomendada.
La mayoría de los casos de edema pulmonar son tratados por médicos de medicina interna (internistas), los especialistas del corazón (cardiólogos), o los médicos de pulmón (neumólogo).
El edema pulmonar casi siempre se trata en una sala de urgencias o en la unidad de cuidados intensivos de un hospital (UCI).

  • El oxígeno se administra por medio de una mascarilla o de diminutos tubos plásticos (cánulas) colocados en la nariz.
  • Se puede poner un tubo de respiración en la tráquea.
  • Es posible que se necesite un respirador (ventilador).

Se debe identificar y tratar rápidamente la causa del edema. Por ejemplo, si un ataque cardíaco ha causado la afección, se debe tratar y estabilizar el corazón.
Los medicamentos que se pueden recetar abarcan:

  • Diuréticos, los cuales eliminan el exceso de líquido del cuerpo.
  • Medicamentos para fortalecer el miocardio, controlar el ritmo cardíaco o aliviar la presión sobre el corazón.

Prevención

Si usted padece una enfermedad que puede llevar a un edema pulmonar o a debilidad del miocardio, tome todos los medicamentos recetados de acuerdo con las instrucciones. El hecho de seguir una dieta saludable, baja en sal y grasa, puede disminuir significativamente el riesgo de desarrollar esta afección.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Bacteriemia

Bacteriemia

La bacteriemia es la presencia de las bacterias en el torrente sanguíneo.
Bacteriemia no es la misma que la septicemia (sepsis), que es la bacteriemia acompañada con una inflamación en la sangre.
Tanto las bacterias Gram-positivas, como las bacterias estafilococos o estreptococos, o Gram-negativas, como Bacteroides, pueden estar implicadas en la bacteriemia.

Causas

Las bacterias pueden entrar en la sangre de diferentes fuentes:

  • Una lesión leve que ocurre durante el cepillado dental puede empujar a algunas bacterias de las encías en el torrente sanguíneo, las bacterias suelen ser retirados rápidamente del torrente sanguíneo por el sistema inmune, por lo que no presentan síntomas.
  • Herida infectada
  • Procedimiento dental, al igual que la extracción del diente
  • La inserción de un catéter intravenoso o la vejiga
  • Inyección de (calle) las drogas con una aguja infectada
  • Cirugía
  • Infección existente en cualquier parte del cuerpo, a menudo de pulmón infectado (neumonía), el tracto urinario (ITU), el tracto gastrointestinal (en la intoxicación alimentaria grave), quemaduras o úlceras por presión (decúbito úlceras)

Síntomas

Leve bacteriemia, cuando se presenta sin inflamación en la sangre, causado por la actividad normal como cepillarse los dientes, por lo general no causa síntomas, rara vez aparece fiebre.
Se sospecha de una pesona que tenga fiebre, respiración rápida, ritmo cardíaco acelerado, palidez, náuseas y debilidad profunda aparecen en un corto período de tiempo (horas), puede ser una progresión de la bacteriemia a la septicemia.

Diagnóstico

La bacteriemia puede ser confirmada por un cultivo de sangre, una prueba de laboratorio en el que las bacterias crecen a partir de una muestra de sangre y por lo tanto se hacen visibles.

Tratamiento

Las personas con mayor riesgo de desarrollar infección durante la bacteriemia deben recibir antibióticos antes de ciertos procedimientos, como la extracción de dientes o de ciertos procedimientos quirúrgicos ( profilaxis antibiótica ).

Prevención

La prevención de las bacteriemias debe considerarse como prioridad para la salud pública.
El manejo y control adecuado de los catéteres endovenosos o dispositivos de drenaje (sonda uretral, drenajes quirúrgicos, etc.) por personal con experiencia evitarán la mayoría de las veces la aparición de bacteriemias.
Asimismo, el tratamiento precoz y correcto del foco primario de infección (abscesos, flebitis, neumonías, infecciones del tracto urinario, etc.) conlleva la disminución en la aparición de bacteriemias asociadas a procesos infecciosos primarios.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Hipoprotrombinemia

Hipoprotrombinemia

La Hipoprotrombinemia es un trastorno de la sangre en el que una deficiencia de protrombina (Factor II) se traduce en deterioro de la coagulación de la sangre, dando lugar a un mayor riesgo fisiológico para el sangrado, especialmente en el sistema gastrointestinal, bóveda craneal y el sistema tegumentario superficial. No se hereda sino que se produce como consecuencia de ciertos trastornos médicos tales como deficiencia de vitamina K.

Causas

Hipoprotrombinemia puede ser hereditario o adquirido. La Hipoprotrombinemia adquirida puede ser una deficiencia del factor aislado o una condición asociada con deficiencias de factores varios.
Las causas adquiridas que se asocian generalmente con un factor de deficiencia aislada II incluyen anticuerpos contra protrombina asociada con el anticoagulante lupus o la formación espontánea de un inhibidor de la protrombina (autoanticuerpos no se asoció con anticoagulante lúpico). Anticoagulante lúpico- síndrome Hipoprotrombinemia puede ser la manifestación inicial de lupus eritematoso sistémico o pueden ser posvírica. Adenovirus es el patógeno viral más comúnmente implicados, y se asocia con 50% de los casos posvírica.
La deficiencia hereditaria de protrombina es autosómica recesiva. El tipo I deficiencia de protrombina es generalmente el resultado de una mutación sin sentido que disminuye la producción de protrombina. Deficiencia de protrombina Tipo II es el resultado de una mutación en los sitios de escisión para el factor Xa y la región de la proteasa serina de la protrombina, que crea una proteína con actividad reducida.
La deficiencia de protrombina también puede ser visto como parte de una deficiencia hereditaria rara de los dependientes de vitamina K factores de coagulación. El trastorno es el resultado de una disfunción en la vía de la enzima dependiente de vitamina K que es común a los factores II, VI, IX y X. La herencia es autosómica recesiva y menos de 20 casos han sido reportados en todo el mundo. Causas por lo general asociado con múltiples factores de deficiencias incluyen la deficiencia de vitamina K, enfermedad hepática grave, la coagulación intravascular diseminada (CID), y la sobredosis de warfarina.

Síntomas

• Sangrado del cordón umbilical al nacer
• Sangrado de la nariz
• Sangrado menstrual anormal
• El sangrado anormal después del parto
• Sangrado después de un trauma
• Sangrado después de la cirugía
• Moretones

Diagnóstico

Coagulación intravascular diseminada (CID)
Deficiencia de vitamina K.
Enfermedad hepática
Lupus eritematoso sistémico (LES)
Sobredosis de Warfarina.
Trastornos de plaquetas

Tratamiento

La pérdida de sangre se puede controlar recibiendo plasma fresco, congelado o concentrados de factores de coagulación en la sangre. Si el trastorno es causado por la falta de vitamina K, entonces la persona tendrá la vitamina K. El diagnóstico de un trastorno hemorrágico es importante para que el médico pueda tener cuidados adicionales si el paciente necesita cirugía.

Prevención

La asesoría genética puede ser útil para los trastornos que comienzan en el nacimiento (congénito). Cuando la falta de vitamina K es la causa, el uso de la vitamina K puede ayudar. El uso prolongado de antibióticos puede ayudar a prevenir problemas.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Glomerulonefritis

Glomerulonefritis

La glomerulonefritis es un tipo de enfermedad renal en la que está dañada la parte de los riñones que ayuda a filtrar los desechos y líquidos de la sangre.

Causas

La glomerulonefritis puede ser causada por problemas en el sistema inmunológico del cuerpo, a menudo, la causa exacta de la glomerulonefritis es desconocida.
El daño a los glomérulos causa sangre y proteínas que se pierde en la orina.
La condición se puede desarrollar de forma rápida y la función renal se pierde en cuestión de semanas o meses (llamada glomerulonefritis rápidamente progresiva).
Una cuarta parte de las personas con glomerulonefritis crónica no tienen antecedentes de enfermedad renal.
Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de esta condición:
• De la sangre o del sistema linfático
• La exposición a disolventes hidrocarbonados
• Antecedentes de cáncer
• Las infecciones tales como infecciones por estreptococos , virus, infecciones del corazón o abscesos
Muchas condiciones causan o aumentan el riesgo de glomerulonefritis, incluyendo:
• Amiloidosis
• Anti-membrana basal glomerular Enfermedad por anticuerpos
• Enfermedades vasculares como vasculitis o poliarteritis
• Glomeruloesclerosis focal y segmentaria
• El síndrome de Goodpasture
• El uso excesivo de analgésicos, especialmente los AINE
• La púrpura de Henoch-Schonlein
• La nefropatía por IgA
• Nefritis lúpica
• La glomerulonefritis membranoproliferativa

Diagnóstico

Dado que los síntomas se pueden desarrollar lentamente, el trastorno se puede descubrir cuando se tiene un resultado anormal de orina durante un examen físico de rutina o para tratar otra enfermedad.
Los signos de la glomerulonefritis pueden incluir:
• Anemia
• Hipertensión
• Los signos de insuficiencia renal
Una biopsia del riñón confirma el diagnóstico.
Posteriormente, los signos de la enfermedad renal crónica pueden ser visto, entre ellos:
• Nervio inflamación (polineuropatía)
• Signos de sobrecarga de líquidos, incluyendo sonidos anormales del corazón l y los pulmonares
• Hinchazón ( edema )
Los exámenes imagenológicos que se pueden realizar son:
• Tomografía computarizada del abdomen
• Ecografía del riñón
• Radiografía de tórax
• Pielografía intravenosa ( PIV )
Un análisis de orina y otras pruebas de orina incluyen:
• Aclaramiento de creatinina
• Examen de la orina bajo un microscopio
• Orina de la proteína total
• Ácido úrico en la orina
• Examen de orina de concentración
• De creatinina en orina
• De proteína en orina
• Ode glóbulos rojos
• La gravedad específica de la orina
• Osmolalidad de la orina
Esta enfermedad también puede causar resultados anormales en los exámenes de sangre:
• Albúmina
• Anti-membrana basal glomerular prueba de anticuerpos
• Anti-anticuerpos frente al citoplasma de neutrófilos (ANCA)
• Anticuerpos anti-nucleares
• BUN y la creatinina
• Complementar los niveles

Síntomas

Los síntomas comunes de la glomerulonefritis son:
• Sangre en la orina (oscura, de color rojizo o marrón de la orina)
• Orina espumosa (debido a un exceso de proteína en la orina)
• La hinchazón (edema) de la cara, ojos, tobillos, pies, piernas o abdomen
Los síntomas también pueden incluir los siguientes:
• El dolor abdominal
• Sangre en el vómito o en las heces
• Tos y falta de aliento
• Diarrea
• Micción excesiva
• Fiebre
• Sensación de malestar general , fatiga y pérdida del apetito
• Dolores en las articulaciones o los músculos
• Hemorragia nasal
Los síntomas de la enfermedad renal crónica se puede desarrollar con el tiempo.
Con insuficiencia renal crónica los síntomas pueden desarrollar gradualmente.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa de la enfermedad, el tipo y severidad de los síntomas. La hipertensión arterial puede ser difícil de controlar. Controlar la presión arterial alta es generalmente la parte más importante del tratamiento.
Los medicamentos que pueden recetarse incluyen:
• Medicamentos para la presión arterial para controlar la presión arterial alta, por lo general de conversión angiotensina y bloqueadores de los inhibidores de la enzima del receptor de angiotensina
• Los corticosteroides
• Los medicamentos que suprimen el sistema inmune
Un procedimiento llamado plasmaféresis a veces puede ser utilizado para la glomerulonefritis causada por problemas inmunológicos. La parte líquida de la sangre que contiene anticuerpos se retira y se reemplaza con líquidos intravenosos o plasma donado(que no contiene anticuerpos). La extracción de los anticuerpos puede reducir la inflamación en los tejidos del riñón.
Las personas con esta afección deben ser vigiladas de cerca para detectar signos de insuficiencia renal. La diálisis o un trasplante de riñón pueden llegar a ser necesaria.

Prevención

No hay ninguna manera a prevenir la mayoría de los casos de glomerulonefritis. Algunos casos se pueden prevenir evitando o limitando la exposición a disolventes orgánicos, mercurio y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE).
Pero puede necesitar limitar la sal, líquidos, proteínas y otras sustancias.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Epidimitis

Epididimitis

La inflamación del epidídimo es mucho más común que la orquitis. La epididimitis generalmente como complicación de una infección del sistema urinario y es generalmente causada por una bacteria.

Causas

Hoy en día, la mayoría de los casos probablemente son causados por clamidia, una infección de transmisión sexual. Sin embargo, en muchos casos ningún no se sabe a ciencia cierta qué causa esta enfermedad.

Diagnóstico
Las pruebas de la epididimitis pueden incluir exámenes de orina y de sangre para buscar signos de infección. El examen físico puede revelar inflamación de los ganglios linfáticos en la ingle y una próstata inflamada. Si hay infección de transmisión sexual, el médico puede realizar un frotis de la uretra (un cultivo de interior de la uretra) para detectar la clamidia y la gonorrea. En los niños que no han alcanzado la pubertad, una completa evaluación urológica puede efectuarse para hallar o descartar anormalidades del tracto urinario.

Síntomas

Los síntomas pueden aparecer de repente y pueden incluir:
• Aumento de temperatura del cuerpo acompañada por escalofríos
• Inflamación del epidídimo dolor
• piel caliente del escroto y enrojecido.
• En ocasiones, dolor de estómago acompañado de una sensación de malestar y vómitos.
También puede haber irritación del tracto urinario, estos incluyen ardor y mayor necesidad de orinar. La inflamación puede afectar los testículos, lo cual es muy doloroso y puede ser descrito como orquiepididimitis aguda.

Tratamiento

La infección y los síntomas pueden durar de 8 a 10 días, durante el cual el hombre debe permanecer en reposo y recibir antibióticos.
Después de esto, la temperatura volverá a la normalidad, el dolor disminuirá y la inflamación desaparecerá lentamente. (En raras ocasiones, los antibióticos la prescripción de antibióticos se prolongados de antibióticos son necesarios para eliminar completamente cualquier infección presente.)
Sin embargo, hasta seis semanas puede pasar antes de que el escroto se normalice nuevamente siente normal otra vez. Si el dolor es severo, un médico de cabecera puede remitir al paciente al hospital más fuertes analgésicos o antibióticos por inyección.

Prevención

Si la epididimitis fue causada por una infección de transmisión sexual (ITS), su pareja también necesita tratamiento. Si su pareja no recibe tratamiento, puede obtener la ITS. Las prácticas sexuales seguras, como el sexo monógamo y el uso del condón, ayudan a proteger contra infecciones de transmisión sexual que puede causar epididimitis.
Si usted tiene infecciones recurrentes del tracto urinario u otros factores de riesgo para la epididimitis, médico deberá discutir sobre otras maneras de prevenir que se repita la epididimitis.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Embolia pulmonar (EP)

Embolia pulmonar (EP)

La embolia pulmonar  es un bloqueo de la principal arteria del pulmón o una de sus ramas por una sustancia que ha viajado desde otras partes del cuerpo por el torrente sanguíneo.

Causas

La embolia pulmonar se produce cuando un grupo de materiales, con mayor frecuencia un coágulo de sangre, queda atrapado entre en una arteria en los pulmones. Estos coágulos de sangre con mayor frecuencia se originan en las venas profundas de las piernas, pero también puede venir de otras partes del cuerpo. Esta condición se conoce como trombosis venosa profunda (TVP). No todos los coágulos de sangre de la TVP son resultados de la embolia pulmonar.
En ocasiones, otras sustancias pueden formar obstrucciones en los vasos sanguíneos en sus pulmones. Éstos incluyen:
• La grasa  dentro de la médula de un hueso roto
• Parte de un tumor
• Las burbujas de aire
Es raro experimentar una embolia pulmonar solitaria. En la mayoría de los casos, están implicados varios coágulos. El tejido pulmonar atendido por cada arteria bloqueada es despojado de combustible y puede morir. Esto hace que sea más difícil para los pulmones  suministrar oxígeno al resto de su cuerpo.
Debido a que la embolia pulmonar se produce casi siempre en relación con la trombosis venosa profunda, la mayoría de los médicos se refieren a las dos condiciones juntas como tromboembolismo venoso (TEV).

Diagnóstico

La embolia pulmonar puede ser difícil de diagnosticar, especialmente en personas que padecen  del corazón o enfermedad pulmonar. Por esa razón, el médico probablemente ordenará una serie de pruebas para ayudar a encontrar la causa de sus síntomas, como:
  • La radiografía de tórax. Esta prueba no invasiva muestra imágenes del corazón y los pulmones en la película. Aunque con los rayos X no se puede diagnosticar una embolia pulmonar e incluso puede parecer normal, cuando existe una embolia pulmonar, que puede descartar condiciones que imitan la enfermedad.
  • Gammagrafía pulmonar. Esta prueba, denominada gammagrafía de ventilación-perfusión (V / Q de exploración), utiliza cantidades muy pequeñas de material radiactivo para estudiar el flujo de aire (ventilación) y el flujo sanguíneo en los pulmones. En primer lugar, usted inhala una pequeña cantidad de material radiactivo, mientras que una cámara especial diseñada para detectar sustancias radiactivas registros de movimiento de aire en sus pulmones. A continuación, una pequeña cantidad de material radioactivo que se inyecta en una vena en su brazo. Las imágenes tomadas después de la inyección mostrar si usted tiene un flujo normal o disminuida de la sangre a los pulmones. Esta prueba es menos confiable si usted es un fumador.
  • Espiral (helicoidal) tomografía computarizada (TC).  TC regulares toma rayos X desde diferentes ángulos y luego combina para formar imágenes que muestran en 2-D “rebanadas” de sus estructuras internas. En una espiral o un TAC helicoidal, el escáner gira alrededor de su cuerpo en forma de espiral  (como la banda en un bastón de caramelo) para crear imágenes en 3-D. Este tipo de tomografía computarizada puede detectar anomalías con mucha mayor precisión, y también es mucho más rápido que los escáneres CT convencionales. Para una posible embolia pulmonar, a menudo una inyección intravenosa de material de contraste se da y la tomografía computarizada espiral se hace inmediatamente.
  • Angiografía pulmonar Durante esta prueba, un tubo flexible (catéter) se inserta en una vena grande (por lo general en la ingle) y pasa a través de la aurícula derecha del corazón y el ventrículo y luego en las arterias pulmonares. Un tinte especial se inyecta en el catéter, y los rayos X se toman cuando  el tinte se desplaza a lo largo de las arterias de sus pulmones. La Angiogiografía pulmonar también puede medir la presión en el lado derecho de su corazón. Sería raro tener lecturas normales en presencia de una embolia pulmonar. Esta prueba requiere un alto grado de habilidad para administrar y conlleva riesgos potencialmente graves, por lo que,  por lo general,  se realiza cuando otros exámenes no logran proporcionar un diagnóstico definitivo.
  • D-dímero análisis de sangre. Tener niveles altos de la sustancia que disuelve coágulos dímero D en la sangre puede sugerir una mayor probabilidad de coágulos de sangre a pesar de los niveles de dímero D pueden ser elevados por otros factores, incluyendo una cirugía reciente.
  • Ultrasonido. Una prueba no invasiva conocido como dúplex de la ecografía venosa (a veces llamado dúplex computarizado o ecografía de compresión) de alta frecuencia utiliza ondas sonoras para detectar coágulos de sangre en las venas de sus muslos. En esta prueba, el médico utiliza un dispositivo en forma de tubo llamado transductor para dirigir las ondas sonoras en las venas que se están probando. Estas ondas son luego reflejadas de vuelta al transductor y se tradujo en una imagen en movimiento por un ordenador. Un ecocardiograma del corazón puede estimar la presión sanguínea en el lado derecho del corazón.
  • La resonancia magnética (IRM). Utiliza ondas de radio y un campo magnético poderoso para producir imágenes detalladas de las estructuras internas. Dado que la RM es cara, se suele reservar para las mujeres embarazadas, para reducir al mínimo la exposición de radiación al bebé en desarrollo, y las personas cuyos riñones pueden ser dañados por los medios de contraste usados en la TC y la angiografía pulmonar.

Síntomas

Los síntomas pueden variar mucho, dependiendo de la cantidad de su pulmón que está involucrado, el tamaño del coágulo y su salud en general, sobre todo la presencia o ausencia de enfermedad pulmonar o enfermedad subyacente del corazón.
Signos y síntomas comunes incluyen:
  • Dificultad para respirar. Este síntoma suele aparecer de repente, y se produce tanto si está activo o en reposo.
  • Dolor en el pecho. Usted puede sentir que usted está teniendo un ataque al corazón. El dolor puede empeorar al respirar profundamente, toser, comer, doblarse o encorvarse. El dolor empeora con el esfuerzo, pero no va a desaparecer cuando reposa.
  • Tos. La tos puede producir esputo con sangre o con sangre.
Otros síntomas de alerta:
• Respirar con dificultad
• Inflamación de las piernas, por lo general en sólo una pierna
• Piel fría y húmeda o de color azulado
• La sudoración excesiva
• Latidos cardíacos rápidos o irregulares
• Pulso débil
• Mareo o desmayo
La embolia pulmonar puede ser mortal. Busque atención médica inmediata si experimenta falta de aliento inexplicable, dolor de pecho o una tos que produce esputo con sangre.

Tratamiento

El tratamiento oportuno de la embolia pulmonar es esencial para prevenir complicaciones graves o la muerte.
Los medicamentos para tratar la embolia pulmonar incluyen:
Anticoagulantes. Las drogas heparina y la warfarina (Coumadin) previenen formación de nuevos coágulos. La heparina actúa rápidamente y normalmente se suministra con una aguja. La warfarina (Coumadin) se presenta en forma de píldora y no empieza a surtir efectos hasta pocos días después de la primera dosis. Los riesgos incluyen sangrado y moretones con facilidad.
Lixiviación de coágulos (trombolíticos). Aunque por lo general se disuelven los coágulos  con estos medicamentos, algunos pueden disolver los coágulos rápidamente. Debido a que estos medicamentos que disuelven los coágulos pueden causar sangrado repentino y severo, por lo general se reservan para situaciones que amenazan la vida.
Los procedimientos quirúrgicos y de otra índole
En algunos casos, su médico puede recomendar un procedimiento para el tratamiento de la embolia pulmonar, tales como:
La eliminación de coágulos. Si usted tiene un coágulo muy grande en el pulmón y que está en estado de shock, el médico puede enroscar un tubo delgado y flexible (catéter) a través de los vasos sanguíneos y succionar el coágulo. Puede ser difícil de retirar un coágulo de esta manera, y este procedimiento no siempre tiene éxito.
Filtro de la vena. Un catéter también se puede utilizar para colocar un filtro en la vena principal, llamada vena cava inferior, que va desde las piernas hacia el lado derecho de su corazón. Este filtro atrapa y deja de coágulos de sangre que se desplazan por el torrente sanguíneo hacia los pulmones. La inserción del filtro es típicamente reservado para las personas que no pueden tomar medicamentos anticoagulantes o cuando los fármacos anticoagulantes no funcionan lo suficientemente bien.
Cirugía. Si usted está en estado de shock y los medicamentos trombolíticos no están funcionando lo suficientemente rápido, su médico podría realizar una cirugía de emergencia. Esto ocurre con poca frecuencia, y el objetivo es eliminar la mayor formación de coágulos sanguíneos como sea posible, especialmente si hay un coágulo grande en su pulmonar.

Prevención

La atención hospitalaria implica a menudo la prevención de la TVP. Hay también las precauciones que usted puede tomar.
Medidas preventivas en el hospital
las estrategias de prevención de coágulos en el hospital pueden incluir:
  • La terapia anticoagulante Un anticoagulante, como una inyección de heparina, se le da a cualquier persona en riesgo de coágulos antes y después de una operación, así como a las personas admitidas en el hospital con un ataque al corazón, derrame cerebral, las complicaciones del cáncer o quemaduras. Usted puede tomar warfarina por vía oral durante algunos días antes de la cirugía mayor electiva para reducir su riesgo de coágulos.
  • Medias de compresión graduada. Las medias de compresión cada vez aprieta las piernas, ayudando a las venas y los músculos de las piernas a que la sangre circule de manera  eficiente. Ofrecen una manera segura, sencilla y  evita que la sangre se estanque después de la cirugía general.
  • El uso de compresión neumática. Este tratamiento utiliza los puños hasta el muslo o la pantorrilla alta que automáticamente se inflan con aire cada pocos minutos para masajear y apretar las venas en las piernas y mejorar el flujo sanguíneo.
  • La actividad física. Moverse tan pronto como sea posible después de la cirugía puede ayudar a prevenir la embolia pulmonar y acelerar su recuperación total.
Las medidas preventivas en casa:
Sentado durante mucho tiempo aumentan su riesgo de desarrollar coágulos de sangre en las venas de las piernas. Para ayudar a prevenir un coágulo de sangre que se formen, tome estas precauciones:
Tome un paseo. Camine un poco entre horas del día para evitar la formación de coágulos.
Haga ejercicio mientras está sentado. Flexionar, estirar y rotar los tobillos o presionar sus pies contra el asiento que está delante suyo, practique mover hacia arriba y abajo los dedos de los pies. Y no se siente con las piernas cruzadas durante largos periodos de tiempo.
Use medias de soporte. La presión firme y uniforme de las medias ejercen ayuda a mantener y evitar quela sangre se estanque en las venas profundas.
Administrar una dosis de heparina, si se lo recomienda su médico. Si usted tiene una historia de trombosis venosa profunda o tromboembolismo venoso, hable con su médico antes de un viaje largo. Su médico le puede decir que se inyecte una dosis de acción prolongada de heparina poco antes de viajar. Su médico también le dirá si es necesario repetir la dosis para su viaje de regreso.
Beba líquidos en abundancia. El agua es el mejor líquido para prevenir la deshidratación, que puede contribuir al desarrollo de coágulos de sangre. Evite el alcohol y la cafeína, que contribuyen a la pérdida de líquidos.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)