Archivo de la etiqueta: saco herniario.s

Hernia

Hernia

Una hernia por lo regular es un saco formado por el revestimiento de la cavidad abdominal (peritoneo). El saco sobresale a través de un agujero o área débil en la fascia, la capa fuerte de la pared abdominal que rodea el músculo.
Tipos de Hernias
•    Inguinales
•    crurales
•    umbilicales
•    epigástricas
•    Obturatrices
•    De la línea blanca
•    ciáticas o isquiáticas
•    perineales
•    Lumbares superiores e inferiores
•    Diafragmáticas
•    Rectales

Causas

Una hernia ocurre cuando parte de un tejido u órgano interno sobresale a través de una abertura anormal (una ruptura, desgarro o debilidad) en las estructuras que normalmente la contienen. Con más frecuencia, este “bulto” es causado por un tejido abdominal que ha sobresalido a través de un desgarro en la pared del músculo y tendón que rodea el abdomen. Tendemos a pensar que las hernias son el resultado del levantamiento de objetos muy pesados. De hecho, puede haber cualquier número de causas. Estas incluyen actividades deportivas, esfuerzo excesivo, tos, estornudos o una debilidad natural en la pared abdominal que se presenta en el nacimiento.

Síntomas

La mayoría de las veces no hay ningún síntoma. Sin embargo, algunas veces, puede haber molestia o dolor. La molestia puede ser peor al pararse, hacer esfuerzo o levantar objetos pesados.
Aunque una hernia puede causar sólo una leve molestia, puede agrandarse y resultar estrangulada. Esto significa que el tejido está atascado dentro del orificio y que su riego sanguíneo se ha suspendido. Si esto sucede, se necesitará una cirugía urgente.

Diagnóstico

El diagnostico se estable en la exploración física, al hacer esfuerzo el paciente el saco herniario transmite un impulso que se siente en la mano del explorador. Casi el 30% de los varones desarrollan una hernia a lo largo de su vida, las hernia inguinales son las más frecuentes, la incidencia es máxima durante los primeros cinco años de vida, con un segunda incidencia frecuente entre los 16 y 20 años.

Tratamiento

La cirugía es el único tratamiento con el que se puede reparar una hernia de manera permanente. Sin embargo, algunas veces, se pueden vigilar las hernias menores que no presentan síntomas. La cirugía puede tener más riesgo para pacientes con problemas de salud graves.
La cirugía por lo regular se emplea para hernias que se están agrandando o que son dolorosas. En la operación, se asegura el tejido debilitado de la pared abdominal (fascia) y se cierra cualquier agujero. En la actualidad, la mayoría de las hernias se cierran con parches de tela para sellar los orificios.
Una hernia umbilical que no haya logrado sanar por sí sola cuando su hijo tenga 5 años de edad se puede reparar.
Algunas veces, se necesita cirugía de emergencia. El saco que contiene el intestino u otro tejido puede resultar atascado en el agujero en la pared abdominal. Si éste no puede reintroducirse a través del agujero, esto puede llevar a que se presente estrangulamiento de un asa del intestino. Sin tratamiento, esta porción del intestino muere debido a que pierde su riego sanguíneo.
En lugar de la cirugía abierta, algunas hernias se pueden reparar usando un laparoscopio (cámara). Las ventajas de usar una cámara comprenden incisiones quirúrgicas pequeñas, recuperación más rápida y menos dolor después del procedimiento.

Prevención

•    Utilizar técnicas apropiadas para levantar peso.
•    Bajar de peso en caso de sobrepeso.
•    Aliviar o evitar el estreñimiento comiendo mucha fibra, bebiendo mucho líquido, yendo al baño tan pronto se siente ganas y haciendo ejercicio físico regularmente.
•    Los hombres deben acudir al médico si hacen esfuerzo con la micción, ya que esto puede ser un síntoma de un agrandamiento de la próstata.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)