Archivo de la etiqueta: prostata

Prostatitis

ProstatitisProstatitis

La prostatitis es la inflamación de la próstata, una glándula del tamaño de una nuez ubicada directamente debajo de la vejiga de los hombres. La glándula prostática produce un fluido (semen) que nutre y transporta los espermatozoides. La prostatitis afecta a los hombres de todas las edades, pero tiende a ser más común en los hombres de 50 años de edad o menos. Dependiendo de la causa, la prostatitis puede aparecer gradual o repentinamente. Puede mejorar rápidamente, ya sea por sí sola o con tratamiento. Algunos tipos de prostatitis duran meses o se vuelven recurrentes (prostatitis crónica).

Causas

La prostatitis puede ser causada por diferentes motivos. Si es causada por una infección bacteriana, por lo general se puede tratar con antibióticos. Sin embargo, a veces la prostatitis no es causada por una infección bacteriana ni por una causa exacta.
La prostatitis bacteriana aguda es a menudo causada por cepas comunes de bacterias. La infección puede comenzar cuando las bacterias transportadas en la orina se conducen a la próstata. Si las bacterias no se eliminan con antibióticos, la infección puede recurrir. Esto se le llama prostatitis bacteriana crónica.

La infección bacteriana no es la única causa de la prostatitis. Otras causas pueden ser:
• Trastornos del sistema inmunológico
• Trastornos del sistema nervioso
• Lesión en el área de la próstata, en muchos casos de prostatitis, sin embargo, la causa nunca se identifica.

Síntomas

Los síntomas pueden variar dependiendo de la causa. Pueden incluir:
• Dolor o sensación de ardor al orinar (disuria)
• Dificultad para orinar, como goteo o micción vacilante
• Micción frecuente, especialmente por la noche (nicturia)
• Necesidad urgente de orinar
• Dolor en el abdomen, ingle o espalda baja
• Dolor en área entre el escroto y el recto (perineo)
• Dolor o malestar del pene o los testículos
• Orgasmos dolorosos (eyaculaciones)
• Síntomas gripales (con prostatitis bacteriana)

Si experimenta dolor pélvico, micción difícil o dolorosa, u orgasmos dolorosos (eyaculaciones), se debe consultar al médico. Si no se tratan, algunos tipos de prostatitis pueden causar infección u otros problemas de salud.

Diagnóstico

El diagnóstico de la prostatitis implica descartar otras afecciones que pueden ser la causa de los síntomas y determinar qué tipo de prostatitis tiene. El médico determinará su diagnóstico en base a su historia clínica y sus síntomas. También realizará un examen físico, que probablemente incluirá un examen rectal digital (DRE).

Las pruebas iniciales pueden incluir los siguientes:

  • Cultivo de sangre. Se puede ordenar este examen si hay signos de infección en la sangre.
  • Los análisis de orina. Se puede realizar muestras de orina para detectar signos de infección. En algunos casos, el médico puede tomar una serie de muestras antes, durante y después del masaje en la próstata con un dedo enguantado y lubricado.
  • Pruebas de la vejiga (pruebas urodinámicas.) El médico puede ordenar una o más de estas pruebas, que se utilizan para comprobar qué tan bien puede vaciar su vejiga, para detectar qué está afectando su capacidad para orinar.

Con base en los síntomas y resultados de las pruebas, el médico puede concluir su diagnóstico y confirmar qué tipo de prostatitis tiene, siendo:

  • Prostatitis bacteriana aguda. Este tipo de prostatitis es a menudo causada por cepas comunes de bacterias. Por lo general, comienza repentinamente y causa síntomas parecidos a la gripe, como fiebre, escalofríos, náuseas y vómitos.
  • Prostatitis bacteriana crónica. Se produce cuando las bacterias no son eliminadas por los antibióticos y da lugar a infecciones recurrentes o difíciles de tratar. Entre los combates de la prostatitis bacteriana crónica, puede que no tenga síntomas o puede tener sólo síntomas leves.
  • Prostatitis crónica bacteria. También llamado síndrome de dolor pélvico crónico, esto no es causada por bacterias. A menudo la causa exacta no se puede identificar. La mayoría de los casos de prostatitis entran en esta categoría. Para algunos hombres, los síntomas permanecen casi iguales en el tiempo. Para otros, los síntomas pasan por ciclos de ser más y menos graves.
  • Prostatitis inflamatoria asintomática. Este tipo de prostatitis no causa síntomas y por lo general sólo se encuentra por casualidad cuando se está en fase de pruebas para otras condiciones. No requiere tratamiento.

Tratamiento

Los tratamientos para la prostatitis varían dependiendo de la causa subyacente. Estos pueden incluir:

  • Antibióticos. Este es el tratamiento más prescrito para la prostatitis. El médico basará la elección de la medicación en el tipo de bacteria que puede estar causando la infección. Si tiene síntomas graves, puede ser necesario antibióticos por vía intravenosa (IV). Es probable que necesite tomar antibióticos por vía oral durante cuatro a seis semanas, pero puede necesitar un tratamiento más prolongado para la prostatitis crónica o recurrente.
  • Los bloqueadores alfa. Estos medicamentos ayudan a relajar el cuello de la vejiga y las fibras musculares de la próstata donde se une la vejiga. Este tratamiento puede disminuir los síntomas, tales como dolor al orinar.
  • Los agentes anti-inflamatorios. Antiinflamatorios no esteroides (AINE) pueden hacer que se sienta más cómodo y relajado.
  • Masaje prostático Tiene que ser efectuado, usando un dedo enguantado y lubricado; un procedimiento similar al de un examen rectal digital. Se puede proporcionar algún alivio de los síntomas, pero los médicos no están de acuerdo acerca de lo efectivo que podría ser.
  • Otros tratamientos. Se está estudiando otros tratamientos posibles para la prostatitis. Estos tratamientos incluyen la terapia de calor con un dispositivo de microondas y las drogas sobre la base de ciertos extractos de plantas.

Prevención

A los primeros síntomas se debe visitar al médico o especialista, hacerse los exámenes de rigor y someterse sin titubear a las recetas e indicaciones médicas, si tiene dudas, puede visitar dos o más médicos, pero jamás debe auto recetarse y tomar antibióticos sin prescripción o porque “simplemente a un amigo le dio lo mismo y te tomas lo que el médico le recetó para su mal.”

Quizás no exista una cura eficaz para la prostatitis, pero sí hay un modo de evitar el contraer prostatitis. Existe una operación, llamada Prostatectomía, pero se hace en caso extremo, pero si se quiere reducir los riesgos sin deshacerse de la glándula productora de espermas, puede probar con las siguientes estrategias:

  1. Tome jugo de arándanos y consuma pipas o semillas de calabaza. Según el médico y científico Franklin Lowe, el jugo de esta fruta previene que las bacterias se peguen a los tejidos del tracto urinario, debido a los fitoquímicos encontrados en su pulpa o carne. A su vez evita también que se adhieran en la próstata. Igualmente las semillas de la calabaza o auyama son recomendadas para evitar posibles enfermedades prostáticas.
  2. Orine cada vez que pueda y no se limite. Cuando vaya al baño a expeler orina, relájese, eso hará que los músculos del esfínter se relajen igualmente y podrán hacer su trabajo correctamente. la falta de relajación en la hora orinar puede impedir que drene por completo la orina que hay en la uretra y en consecuencia, causar que se filtre hacia la próstata, donde podría dejar bacterias y otros desperdicios.
  3. Use Condón. Cuando tenga relaciones sexuales utilice condones o preservativos, acuérdese que por mucho que su pareja se haga lavados anales y luzca limpio, siempre corre el riesgo de infecciones.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Epididimitis

Epididimitis

Es una condición médica caracterizada por incomodidad o dolor en el epidídimo, una estructura curvada en la parte posterior del testículo en que el esperma madura y se almacena. La epididimitis generalmente es caracterizada como aguda o crónica:
Es aguda, si la aparición de dolor testicular suele ir acompañada de hinchazón, enrojecimiento y calor en el escroto ,
Es crónica, si el dolor podría ser el único síntoma. En cualquier forma, el dolor testicular en uno o en ambos testículos pueden variar de leves a severos.

Causas

La causa de epididimitis generalmente es una infección bacteriana. La bacteria suele llegar al epidídimo invadiendo la uretra, la próstata, los conductos deferentes en el epidídimo. Las bacterias responsables son identificadas generalmente en aproximadamente el 80% de los casos.
Dos grupos principales de organismos que causan la mayoría de los casos de epididimitis: Organismos de transmisión sexual y coliformes (organismos que normalmente habitan en los intestinos).

  • En los hombres menores de unos 39 años de edad, las causas suelen ser los mismos organismos que causan las enfermedades de transmisión sexual de la clamidia (responsable de casi el 50% -60% de los casos) y la gonorrea . Las especies bacterianas son Chlamydia trachomatis y Neisseria gonorrhoeae, respectivamente.
  •  En los mayores de 39 años de edad, las causas suelen ser los coliformes, que son bacterias (tales como Escherichia coli) que viven en los intestinos. Estos organismos también con frecuencia causan infecciones de la vejiga. Cualquier edad de los hombres que participan en relaciones sexuales anales son más propensos a infectarse con E. coli u otras bacterias fecales. La epididimitis es raramente causada por hongos o micobacterias.
  • Epodidimitis Química  (raro) es la inflamación causada por el retrógrado (hacia atrás) el flujo de orina al hacer ejercicio o tener relaciones sexuales con la vejiga llena.
  • La amiodarona (Nexterone), un medicamento para el corazón utilizada con frecuencia, en ocasiones causa la inflamación del epidídimo.
  • Las infecciones virales (incluyendo las paperas ), principalmente en la población pediátrica.

Síntomas

Los síntomas de epididimitis empiezan poco a poco y con frecuencia dentro de las 24 horas. El dolor suele comenzar en el escroto o la ingle.

  • Dolor abdominal o en el flanco : Al principio, la inflamación comienza en los conductos deferentes (que es el conducto que transporta los espermatozoides hacia la uretra) y luego desciende hasta el epidídimo. Este descenso se explica por qué los síntomas pueden comenzar inicialmente en el costado (espalda baja) y la ingle. Un lado de la ingle o en el testículo puede ser mucho más dolorosa que la otra.
  • Dolor e hinchazón escrotal: El epidídimo se puede hinchar dos veces su tamaño normal en 3-4 horas (el grado de inflamación es variable).
  • Dolor al orinar, a veces sangre en la orina.
  • Secreción de la uretra (en el extremo del pene , especialmente en hombres menores de 39 años de edad)
  • Fiebre y escalofríos
  • Náusea

Diagnóstico

El médico tomará una historia detallada (incluyendo una historia sexual), se recoge una muestra de orina y realizará un examen físico, incluyendo un examen de próstata.

Pruebas de laboratorio

Análisis de orina y cultivo de orina: Estos tests ayudan en el diagnóstico de una infección de las vías urinarias (infección de la vejiga).

Análisis uretral

  • La orina puede ser probado para enfermedades de transmisión sexual presentes en la uretra.
  • A veces un hisopo se inserta alrededor de una media pulgada dentro de la uretra y se envía para su análisis (aunque incómodo, sólo toma unos segundos).
  • Los resultados suelen tardar alrededor de un día para, por lo que el seguimiento es muy importante.
  • también se podría indicar otras pruebas como un conteo de glóbulos blancos. Un conteo de glóbulos blancos puede ser alto si la infección está presente. Un exudado uretral, en algunos casos, presumiblemente puede diagnosticar la bacteria infectante.
  • Hay varias pruebas rápidas para algunas de las bacterias que causan epididimitis (gonorrea N., C. trachomatis). Ellos detectan los organismos por PCR y métodos inmunológicos. Sin embargo, estas pruebas por lo general requieren confirmación por cultivo de la bacteria.

Pruebas con imágenes

  • Ultrasonido exploraciones y nuclear ayuda a diferenciar la torsión testicular de epididimitis.
  • CT y MRI se utilizan de vez en cuando para ayudar a determinar y diferenciar entre muchas condiciones que pueden causar algunos síntomas similares a la epididimitis (por ejemplo, los quistes, la formación de hidrocele (área llena de líquido), las hernias , el tejido canceroso, o la extensión de los abscesos o gangrena en inflamación de los testículos).

El diagnóstico correcto de la causa de epididimitis por profesionales médicos es importante, ya que un diagnóstico incorrecto puede conducir a muchos problemas más allá de los síntomas en el individuo. La mayoría de las infecciones que afectan el epidídimo (más del 50%) se deben a la transmisión sexual, agentes infecciosos o por bacterias adquiridas durante el coito anal. Por lo tanto, las parejas sexuales de muchos pacientes deben ser notificados y tratados, incluso si actualmente no muestran síntomas. Sin embargo, muchos hombres (por lo general mayores de 39 años de edad) y algunos niños pueden adquirir la enfermedad sin que estuviera vinculada a la transmisión sexual (por ejemplo, infección de la vejiga o la inflamación química) por lo que se necesita tener una historia detallada del paciente y éste tiene la responsabilidad de responder a las preguntas de la historia clínica con honestidad. La situación es aún más compleja cuando los niños tienen síntomas de epididimitis, la mayoría de los expertos sugieren que la Agencia de Protección de Menores sea contactada si se sospecha abuso sexual.

Tratamiento

El tratamiento empírico está indicado antes de los resultados de las pruebas laboratorio disponibles. Los objetivos del tratamiento de la epididimitis aguda causada por C. trachomatis o N. gonorrhoeae son:

  1.  Curar microbiológica de la infección.
  2.  mejoría de los signos y síntomas.
  3. Prevención de la transmisión a otras personas.
  4. Disminución de las complicaciones potenciales (por ejemplo, la infertilidad o dolor crónico). Como complemento del tratamiento, reposo en cama, elevación escrotal y analgésicos se recomiendan hasta que la fiebre y la inflamación local han disminuido.

Medicamentos

El médico probablemente tratará a la persona con antibióticos por vía intravenosa, inyección o pastillas por vía oral (que se toman durante 10 días o más). A menudo, el tratamiento depende de la identidad de las bacterias que infectan; muchos médicos eligen tratar con al menos dos antibióticos diferentes, porque los individuos son ocasionalmente infectados con más de un organismo.
En los hombres menores de 39 años de edad:
Ceftriaxona (Rocephin): Como una sola dosis, ya sea en un IM (intramuscular) disparo o por vía intravenosa y 1 dosis de azitromicina (Azithromycin 3 Pack Dosis Día, azitromicina 5 Pack Dosis Día, Zithromax, Zithromax TRI-PAK, Zithromax Z- Pak, Zmax)

Doxycycline (Vibramycin): pastillas dos veces al día durante 10 días, además de la inyección de ceftriaxona

Las guías de los CDC recomiendan ceftriaxona (Rocephin) 250 IM en una dosis única más doxiciclina 100 mg por vía oral dos veces al día durante 10 días.
En los hombres mayores de 39 años de edad o los que participan en el coito anal (y no tienen una enfermedad de transmisión sexual causada por N. gonorrea o Chlamydia trachomatis):

  • La ciprofloxacina (Cipro): pastillas dos veces al día durante 10-14 días
  • Ofloxacina (Floxin): pastillas dos veces al día durante 10-14 días
  • Sulfametoxazol y trimetoprima (Bactrim DS [doble fuerza]): pastillas dos veces al día durante 10-14 días
  • Las guías de los CDC recomiendan que para la epididimitis aguda causada muy probablemente por organismos entéricos o con la cultura gonocócica negativo o PCR de amplificación de ácido nucleico de prueba lo siguiente:
  • Ofloxacina (Floxin) 300 mg por vía oral dos veces al día durante 10 días o levofloxacino 500 mg por vía oral una vez al día durante 10 días.

Directrices cambian con frecuencia, la mayoría de profesionales de la salud que tratan a epididimitis son conscientes de estas directrices y dependiendo de los patrones locales de resistencia de agentes patógenos, puede cambiar el tipo y la duración de los antibióticos para adaptarse mejor a las condiciones del paciente. Tratamientos pediátricos se administran mejor por los pediatras y normalmente se basan en el peso del paciente y sensibilidad a los antibióticos del microorganismo infeccioso. Si la infección no se trata a tiempo, pueden desarrollar complicaciones que requieren cirugía.
Para los pacientes con causas no infecciosas de epididimitis (por ejemplo, productos químicos) medicamentos antiinflamatorios que se prescriben a menudo, en ocasiones, la consulta con un urólogo se recomienda para tratamientos adicionales.

Prevención

Para los hombres menores de 39 años de edad, la causa suele ser una enfermedad sexual relacionada. Si una pareja está infectada, el otro debe ser evaluado y tratado potencialmente también. De lo contrario, el paciente puede volver a infectarse. Otros métodos de prevención son:
• Abstinencia (no tener relaciones sexuales);
• Uso del condón (reduce las posibilidades de infección en un 90%);
• Monogamia con una sola pareja sexual no infectada;
• Prevención del maltrato de menores en los pacientes pediátricos, y
• Vacunacion contra paperas.
Para los hombres mayores de 39 años de edad, una buena higiene se recomienda para aquellos que están circuncidados para ayudar a prevenir las infecciones de la uretra y la vejiga.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 1.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Adenoma de próstata o hiperplasia benigna de próstata

Adenoma de próstata

También conocida como hiperplasia benigna de próstata, es una enfermedad común en hombres mayores de 50 años de edad. Se compone de un aumento en el tamaño de la próstata que ejerce presión sobre la uretra, es decir, el conducto que comunica la vejiga con el exterior del cuerpo, y causa problemas urinarios.
Adenoma de próstata, así como todas las enfermedades del tracto urinario inferior (prostatitis aguda y crónica, cáncer de próstata, cistitis, uretritis) puede conducir a la limitación de las actividades diarias normales y estilo de vida implica la adaptación de acuerdo a los problemas urinarios. Las complicaciones de la enfermedad incluyen: cálculos en la vejiga, que es el resultado del estancamiento de la orina en la vejiga y la presencia de un obstáculo en el camino de la aprobación de la gestión, la inflamación del adenoma de próstata, infecciones del tracto urinario, la epididimitis aguda, etc.

Causas

Adenoma de próstata es el tumor benigno más común de los hombres mayores de 50 años, desarrollado debido a una deficiencia en la actividad testicular;  no se manifiesta en pacientes con disminución de la actividad de la glándula pituitaria o en aquellos que se sometieron a cirugía de la vasectomía (resección de los conductos deferentes a través del cual los espermatozoides llegan desde el epidídimo hasta la uretra posterior) antes de la edad de 40 años. La aparición de el adenoma de próstata se considera una alteración del metabolismo, uno de los factores están representados por la testosterona.
La evolución natural permite la clasificación en tres etapas:
• Fase microscópica
• Fase macroscópica
• Estadio clínico (manifestado)

Diagnóstico

En base a lo que le aqueja,  el paciente se debe realizar el  primer examen médico específico para el adenoma  (examen rectal de la próstata). Para aclarar el diagnóstico y determinar el tamaño del adenoma y el grado de alteración al orinar, comúnmente se le puede realizar un ultrasonido.
El ultrasonido ayuda a determinar el tamaño del adenoma de próstata, la presencia de nódulos y concreciones en su interior. También  ayuda a elegir un tratamiento correctamente. Igualmente el  ultrasonido ayuda a examinar el estado de la vejiga, la presencia de orina residual (una parte de la orina que permanecen en la vejiga después de orinar), el estado de los riñones y los uréteres.

Síntomas

La cápsula prostática es elástica y cuando la glándula aumenta de tamaño comprime la uretra (el canal a través del cual se elimina la orina desde la vejiga). La expulsión de la orina desde la vejiga se logra con la contracción muscular y la presión músculos abdominales. La aparición de adenoma de próstata conduce a cambios en la micción natural, así, la micción se torna más difícil, más frecuente, pero de forma incompleta (gota a gota, la vejiga no se vacía completamente). Normalmente, los residuos líquidos de la  vejiga son de 20-40 cm, pero en la hiperplasia benigna de próstata cuando lo que se conoce como vejiga de combate, pueden alcanzar los 100 cm. Por supuesto, la presencia y la persistencia de este remanente de orina sin evacuar favorece las infecciones bacterianas.
Otros síntomas:
  • Frecuencia urinaria (necesidad de orinar con frecuencia)
  • Flujo urinario intermitente
  • Nicturia (micción nocturna frecuente) Las personas que tienen Nicturia no descansan correctamente debido a la frecuente interrupción del sueño de ir al baño.
  • Incontinencia urinaria
  • Retención urinaria
  • Disuria (ardor molestias al orinar)
  • Dolor
  • A veces, hematuria (presencia de sangre o glóbulos rojos en la orina).

Tratamiento

Tratamiento quirúrgico
10-15% de los pacientes con adenoma de próstata benigna necesitan de cirugía, el resto puede tratarse con  medicamentos para reducir los trastornos al orinar. El objetivo inmediato es reducir el volumen de la glándula para orinar con facilidad, la evacuación de la vejiga, y lo más importante para reducir el riesgo de cálculos, pólipos, diverticulitis, infecciones o cáncer, los problemas locales que eventualmente puede conducir a la pérdida de la función renal.
Adenomectomía-patológico se extrae tejido de la próstata para examinar.
tratamiento endoscópico. La resección transuretral del adenoma de próstata utiliza un cable eléctrico para la fragmentación del adenoma. Si esto ocurre, el síndrome de post-operatorio es el resultado de la absorción de fluido de irrigación (usado continuamente durante el procedimiento), que entra en la circulación causando hipervolemia y hemólisis.
Transuretral electro-vaporización de la próstata. Similar a la descrita anteriormente, la diferencia consiste en que el bucle que se utiliza en esta intervención con una intensidad de corriente de alrededor de 290 vatios para vaporizar el tejido, la disección y la hemostasia (detención del  sangrado). El procedimiento es superior debido a la facilidad de manipulación y la ausencia de riesgo de hemorragia.
Tratamiento farmacológico
es un proceso dependiente de los andrógenos, el tratamiento farmacológico tiene como objetivo el componente hormonal de la enfermedad. La finasterida es el responsable de la inhibición de la 5-alfa reductasa, la enzima responsable de la conversión de la testosterona en dihidrotestosterona (DHT), y reduce significativamente los síntomas. Los Alfa- bloqueadores adrenérgicos rápidamente determinan un aumento en la producción de orina, lucha contra el complejo de la enzima aromatasa que  se encarga de transformar las hormonas andrógenos en estrógenos.

Prevención

Para evitar la oxidación y la inflamación crónica de la próstata con una dieta equilibrada es recomendable. Un elemento de  reducción del riesgo asociado con el cáncer de próstata es el licopeno, que se encuentra en la pasta de tomate con aceite de oliva. El té verde también es un excelente antioxidante. La ingesta constante de la soja o sus derivados parecen ser la razón, en las poblaciones asiáticas, grandes consumidores de esta planta, en la que hay una muy baja incidencia de cáncer de próstata. El núcleo de las semillas de calabaza, ingeridas crudas y sin sal agregada, parece tener efectos beneficiosos en la prostatitis crónica, así como el uso calabacín.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Nuevos hallazgos sobre el cáncer de próstata y la obesidad

Nuevos hallazgos sobre el cáncer de próstata y la obesidad

La obesidad y el cáncer de próstata
La obesidad y el cáncer de próstata

Es posible que la obesidad juegue un factor de  recurrencia en los  hombres que tienen cáncer de próstata. Un nuevo estudio de la Duke University Medical Center encontró que los hombres que eran obesos y el diagnóstico y tratamiento para el cáncer de próstata fueron tres veces más probable que la propagación del cáncer más allá de la próstata que los de sus contrapartes más delgadas.
El cáncer de próstata es más común entre los hombres mayores. Se forma en los tejidos de la glándula prostática en el sistema reproductivo masculino que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. El Instituto Nacional del Cáncer estimaciones indican que 217,730 nuevos casos de cáncer de próstata fueron diagnosticados en 2010 entre los estadounidenses solo, con 32.050 hombres perdieron la vida a la enfermedad.
En los últimos años han visto un aumento en la obesidad y el cáncer de próstata. Los investigadores realizaron un estudio para ver si había una correlación. La evaluación seguido 287 pacientes, que habían sido sometidos a cirugía de extirpación de próstata y la terapia de privación de andrógenos (ADT). Después de cinco años después de la operación, los pacientes que eran obesos tenían tres veces más probabilidades de haber visto la propagación del cáncer volver allá de la próstata.
El Dr. Christopher Keto, autor principal del estudio, presentado en la conferencia anual de la American Urological Association, el domingo, dijo: “En las últimas décadas, ha habido una creciente prevalencia de la obesidad en los EE.UU. y Europa, y una alta tasa de cáncer de próstata que es el segundo cáncer más letales para los hombres. ”
Existe la posibilidad de que el nivel químico de la terapia de deprivación androgénica puede ser necesario ajustar para los hombres que son obesos. En la actualidad la dosis sigue siendo la misma, sin importar el peso del paciente. Agregó que más estudios se necesitan para determinar por qué los hombres obesos eran más propensos a ver su progreso cánceres, incluso cuando el tratamiento fue el mismo en todos los ámbitos.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Cancer de prostata

El cáncer de próstata es el crecimiento anormal de células en Haga clic en un hombre de la glándula prostática aquí para ver una ilustración .. La próstata se encuentra justo debajo de la vejiga. Forma parte del líquido para el semen. En los hombres jóvenes, la próstata tiene aproximadamente el tamaño de una nuez. Por lo general, se hace más grande a medida que envejece.

El cáncer de próstata es común en hombres mayores de 65 años. Por lo general, crece lentamente y puede tardar años en crecer lo suficiente como para causar problemas. La mayoría de los casos son tratables, ya que se encuentran con exámenes de revisión antes de que el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo.1 Aunque la mayoría de los hombres a morir con cáncer de próstata, la mayoría de los hombres no mueren de ella.

Los expertos no saben qué causa el cáncer de próstata, pero creen que su edad, historia familiar (genética), y la raza afecta sus posibilidades de conseguirlo. Lo que usted come, como los alimentos ricos en grasas, también puede jugar un part.2
¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer de próstata por lo general no causa síntomas en sus etapas iniciales. La mayoría de los hombres no saben que lo tienen hasta que se descubra durante un examen médico regular.

Cuando los problemas se notan, son más a menudo con problemas para orinar. Pero estos mismos síntomas también pueden ser causados por un agrandamiento de la próstata (hiperplasia prostática benigna). Un agrandamiento de la próstata es común en hombres mayores.

Consulte a su médico para un chequeo si:

* Usted tiene problemas para iniciar el chorro de orina.
* Usted tiene un chorro de orina débil de lo normal.
* Usted no puede orinar en absoluto.
* Tiene que orinar con frecuencia.
* Usted siente que su vejiga no se vacía por completo al orinar.
* Usted tiene que levantarse de noche para orinar.
* Usted tiene dolor o ardor al orinar.
* Usted tiene sangre en su orina.
* Usted tiene un dolor profundo en la zona lumbar, el abdomen, la cadera o la pelvis.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de próstata?

La manera más común para detectar el cáncer de próstata es tener un examen rectal digital, en la que el médico coloca un dedo enguantado y lubricado en su recto para palpar la próstata, y un antígeno prostático específico (PSA) en sangre. Un nivel alto de PSA puede significar que usted tiene cáncer de próstata, pero también podría significar que tiene una ampliación o una infección de la próstata.

Si su PSA es elevado, o si su médico se encuentra nada durante el examen rectal, él o ella puede hacer una biopsia para averiguar la causa. Una biopsia significa que su médico le toma una muestra de tejido de la glándula prostática y la envía a un laboratorio para su análisis.

Puesto que muchos hombres tienen chequeos regulares, aproximadamente 9 de cada 10 cánceres de próstata se encuentran en las primeras etapas, con una tasa de supervivencia a 5 años de casi el 100% .1 La tasa de supervivencia a 5 años muestra el porcentaje de hombres aún vivos a los 5 años o ya después del diagnóstico. Es importante recordar que el caso de cada persona es diferente, y estos números no pueden mostrar lo que sucederá en su caso.
En caso de tener exámenes regulares para el cáncer de próstata?

Es importante tener chequeos regulares de salud, incluyendo un examen rectal digital. Pero los expertos discrepan sobre si regular la prueba de PSA es apropiado para todos los hombres. Hacerse la prueba podría dar lugar a un tratamiento de cáncer que puede causar otros problemas de salud, especialmente la pérdida de control de la vejiga y no ser capaz de tener una erección.

Así que hable con su médico. Pregunte acerca de su riesgo de cáncer de próstata, y discutir los pros y los contras de la prueba de PSA.
¿Cómo es el cáncer de próstata?

Su tratamiento dependerá de qué tipo de células de cáncer que usted tiene, en qué medida se han extendido, su edad y salud general, y sus preferencias.

Usted y su médico puede decidir tratar el cáncer con cirugía, radiación, terapia hormonal o una combinación. O bien, si el cáncer no se ha extendido y se encuentra cerca de los 70 años de edad o más, puede ser capaz de esperar y mirar a ver qué pasa. Durante la espera vigilante, que tendrá revisiones regulares con su médico para ver si el cáncer ha cambiado.

La elección de tratamiento para el cáncer de próstata puede ser confuso. Hable con su médico para elegir el tratamiento que es mejor para usted.
¿Cómo puede el tratamiento afectan su calidad de vida?

Su edad y su salud en general y hacer una diferencia en cómo el tratamiento puede afectar su calidad de vida. Cualquier problema de salud que tenga antes de que se trata, sobre todo urinaria, intestinal o problemas en la función sexual, afectará la forma en que se recupere.

Tanto la cirugía y la radiación pueden causar incontinencia urinaria (no poder controlar la orina) o impotencia (incapacidad para tener una erección). El nivel de la incontinencia urinaria y su duración y la calidad de las erecciones tiene un hombre después del tratamiento dependerá de si el cáncer se ha diseminado. Estos también dependen de qué tipo de tratamiento se utiliza.

Los nervios que ayudar a un hombre tener una erección están situados junto a la próstata. La cirugía para extirpar el cáncer puede dañar estos nervios. Muchas veces una forma especial de cirugía, llamada cirugía preservadora del nervio, pueden preservar los nervios. Pero si el cáncer se ha diseminado a los nervios, que pueden tener que ser removidos durante la cirugía.

Estos mismos nervios también pueden ser dañados por los rayos X que se utilizan en la terapia de radiación.

Los medicamentos y las ayudas mecánicas pueden ayudar a los hombres que son impotentes debido a un tratamiento. Algunos hombres recuperar una parte o la mayor parte de su capacidad para tener una erección durante varios meses o incluso años después de la cirugía.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

El consumo regular de café puede reducir el riesgo de cáncer de próstata

Antes de la Revolución Americana en diciembre de 1773, el Boston la fiesta de el Te  fue el acontecimiento histórico que comenzó a transformar en una nación de beber café. Hoy los EE.UU. es responsable de más de un tercio del consumo de café en todo el mundo a 400 millones de tazas cada día. Con los años, miles de estudios se han realizado examinando el impacto del café sobre la salud y, en su mayor parte, sus resultados son tan agradable como el aroma de ese café recién hecho.

“En general, las investigaciones muestran que el café es mucho más saludable de lo que es perjudicial”, dice el Dr. Tomás DePaulis, científico investigador en el Instituto de la Universidad de Vanderbilt para Estudios del Café. “Para la mayoría de la gente, muy poco malo viene de beber, pero mucho bien.” Beneficios de café no sólo por la energía y ayuda a agudizar la mente, se ha demostrado para disminuir la severidad de un ataque al corazón o un derrame cerebral y proteger contra ciertos tipos de cáncer, diabetes tipo 2, enfermedades del hígado y cálculos biliares.

También hay evidencia de que el café puede ayudar a detener un dolor de cabeza, impulsar el estado de ánimo e incluso prevenir las caries. Y un estudio presentado esta semana en las Fronteras en la Prevención del Cáncer de conferencias de Investigación en Houston, Texas, muestra que los hombres que beben café de forma regular tienen una ventaja adicional-un riesgo significativamente menor de desarrollar cáncer de próstata agresivo.

El estudio, realizado por investigadores del Laboratorio Channing en la Escuela de Medicina de Harvard y la Escuela de Salud Pública de Harvard, se basó en un análisis de la información del Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud », que incluía datos sobre los hábitos de consumo de café de cerca de 50.000 hombres desde 1986 hasta 2006. Durante ese tiempo, 4.975 de los hombres desarrollaron cáncer de próstata, 846 casos están en peligro la vida, ya que se había extendido más allá de la glándula de la próstata o estaban creciendo agresivamente.

El examen reveló una clara relación entre la cantidad de café que se consume y el riesgo de cáncer de próstata. Los hombres que tomaban más café (seis o más tazas por día) tenían casi el 60 por ciento menos propensas a desarrollar cáncer de próstata avanzado y el 19 por ciento menos probabilidades de desarrollar cualquier forma de cáncer de próstata que los hombres que no bebían café.

Algunos de los beneficios reportados del café son el resultado directo de su alto contenido en cafeína. Una taza de ocho onzas de café recién hecho por goteo contiene aproximadamente 85 mg, que es aproximadamente tres veces y media más que la misma porción de té o refrescos de cola o una onza de chocolate.

Pero los investigadores dicen que el hecho de que la reducción del riesgo se observó esta misma independientemente de que el hombre bebía regular o café descafeinado sugiere que no es la cafeína, sino más bien la influencia del café en la insulina y los niveles de la hormona que causaba el efecto positivo sobre el riesgo de cáncer de próstata. “El café tiene efectos sobre la insulina y el metabolismo de la glucosa, así como los niveles de hormonas sexuales, todos los cuales desempeñan un papel en el cáncer de próstata”, dijo el autor principal Dr. Kathryn M. Wilson, investigador en epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Harvard .

Se demostró que los pacientes de cáncer de próstata que participaron en la actividad física vigorosa, como correr, montar bicicleta, nadar o jugar al tenis, con un promedio de tres o más horas por semana tenían una tasa de mortalidad del 35 por ciento más bajos que los que hacían ejercicio con menor frecuencia o no se todos. Para aquellos que caminaron con regularidad (cuatro o más horas por semana), las tasas globales de mortalidad fueron 23 por ciento menos que los hombres que caminaban menos de 20 minutos por semana. Kenfield dice que, si bien ya se sabe que la actividad física reduce la mortalidad global, este es el primer estudio que se centran en el efecto del ejercicio sobre la supervivencia del cáncer de próstata.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)