Tag Archives: polvo de amianto

Asbestosis

Asbestosis

AsbestosisEs una enfermedad crónica pulmonar causada por la inhalación de fibras de amianto. La exposición prolongada a estas fibras puede causar cicatrización del tejido pulmonar y dificultad para respirar. El asbesto es un producto mineral natural que es resistente al calor y a la corrosión. Fue utilizado ampliamente en el pasado en productos tales como aislamiento, cemento y algunas baldosas del suelo.
La mayoría de las personas adquirieron la asbestosis en el trabajo antes de que el gobierno federal comenzara a regular el uso de amianto y productos en la década de 1970. Hoy en día, su manejo está estrictamente regulado. Es muy poco probable, en la actualidad, obtener asbestosis si se siguen los procedimientos de seguridad de su empleador. El tratamiento se centra en aliviar los síntomas.

Causas

Si se está expuesto a altos niveles de polvo de amianto durante un largo período de tiempo, algunas de las fibras en el aire pueden introducirse dentro de los alvéolos – los diminutos sacos dentro de los pulmones, donde se intercambia oxígeno por dióxido de carbono en la sangre. Las fibras de asbesto irritan el tejido pulmonar, cicatrizando y haciendo que los pulmones se vuelvan rígidos. Esto hace que sea difícil respirar, el tejido pulmonar se vuelve tan rígido que no puede contraerse y expandirse normalmente.
El fumar cigarrillos parece aumentar la retención de fibras de amianto en los pulmones y con frecuencia se traduce en una progresión más rápida de la enfermedad.

Síntomas

Los síntomas asbestosis pueden variar de leves a severos, y por lo general no aparecen hasta muchos años después de la exposición continuada.
Los efectos de la exposición a largo plazo generalmente no se presentan de 10 a 40 años después de la exposición inicial. Los síntomas pueden incluir:

• Dificultad para respirar
• Tos persistente, seca
• Pérdida del apetito con pérdida de peso
• Yemas de los dedos de manos y pies aparecen más amplios y más redondos de lo normal.
• Opresión en el pecho o dolor

Si se tiene un historial de exposición al amianto y está experimentando el aumento de dificultad para respirar, deberá consultar al médico para descartar alguna posibilidad de asbestosis.

Diagnostico

La asbestosis puede ser difícil de diagnosticar porque sus síntomas son similares a los de muchos otros tipos de enfermedades respiratorias Una variedad de pruebas de diagnóstico puede ser necesario para ayudar a determinar el diagnóstico.

Las pruebas de imagen

  • La radiografía de tórax. Si la asbestosis es grave, la totalidad de sus pulmones podrían verse afectados, dándoles una apariencia de panal blanquecina.
  • La tomografía computarizada (TC). Rayos X tomadas desde diferentes ángulos para obtener imágenes de cortes transversales de los huesos y los tejidos blandos dentro de su cuerpo. Estas exploraciones generalmente proporcionan mayor detalle y podrían ayudar a detectar la asbestosis en sus primeras etapas, incluso antes de que aparezca en una radiografía de tórax.

Pruebas de función pulmonar

  • Estos exámenes determinan qué tan bien están funcionando los pulmones. Las pruebas de función pulmonar miden cuánto aire pueden contener los pulmones y el flujo de aire dentro y fuera de los pulmones.

Tratamiento

No hay ningún tratamiento para revertir los efectos del amianto en los alvéolos. El tratamiento se enfoca en retrasar la evolución de la enfermedad y aliviar los síntomas. Se necesita atención de seguimiento de rutina, como radiografías de tórax y pruebas de función pulmonar a intervalos regulares, dependiendo de la severidad de la condición.

Terapia
Para aliviar la dificultad para respirar causada por asbestosis avanzada, el médico puede prescribir oxígeno suplementario. Éste es administrado a través de un tubo de plástico delgado con puntas que encajan en los orificios nasales o una máscara.

Cirugía
Si los síntomas son graves, es posible que se requiera de un trasplante de pulmón.

Prevención

La reducción de la exposición al amianto es la mejor prevención contra la asbestosis. En los Estados Unidos, la ley federal requiere que los empleadores en las industrias que trabajan con productos de asbesto – como la construcción – deberán estar protegidos con máxima seguridad.
Muchas casas construidas antes de 1970 tienen materiales como tuberías y baldosas que contienen amianto. En general, no hay motivo de preocupación, siempre que el amianto esté encerrado y sin molestias. El peligro es latente cuando los materiales que contienen asbesto están dañados y surge peligro de que las fibras de amianto se liberen en el aire. Sin embargo, la asbestosis normalmente se produce sólo después de la exposición prolongada a la fibra de amianto.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)