Archivo de la etiqueta: padres

Déficit atencional e hiperactividad o TDAH

Déficit atencional e hiperactividad o TDAH

Es un trastorno neuroconductual caracterizado, ya sea por dificultades importantes de falta de atención o hiperactividad e impulsividad o una combinación de los dos.
El TDAH es un trastorno del comportamiento bastante frecuente, ya que se estima que afecta entre el 8 y el 10% de los niños en edad escolar. Los niños son tres veces más propensos que las niñas a padecerlo.
Los niños con TDAH actúan sin pensar, son hiperactivos y tienen problemas de concentración. Pueden entender lo que se espera de ellos pero tienen dificultades para completar las tareas, ya que les cuesta estar quietos, prestar atención y atender los detalles.

Causas

Las causas específicas de TDAH no se conocen. Hay, sin embargo, un número de factores que pueden contribuir a, o exacerbar TDAH. Ellos incluyen la genética, la dieta y los entornos sociales y físicos.
El TDAH no es el resultado de una educación inadecuada por parte de los padres, de consumir demasiado azúcar ni de las vacunas. El TDAH tiene una base biológica que todavía no se acaba de entender por completo. Aunque no se ha podido identificar una causa aislada exclusiva, los investigadores están explorando sobre una serie de factores de carácter genético y ambiental. Los estudios han constatado que muchos niños con TDAH tienen un familiar cercano que padece el mismo trastorno.
Las investigaciones también establecen una asociación entre el hecho de que la madre haya fumado durante el embarazo y el posterior desarrollo de un TDAH en el hijo. Entre otros factores de riesgo, se incluyen el parto prematuro, el hecho de que el bebé nazca con un peso muy bajo y lesiones cerebrales durante el parto.
Algunos estudios han sugerido incluso la existencia de una relación entre la televisión excesiva durante la primera etapa de la infancia y los futuros problemas de atención. Los padres deben seguir las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría (AAP), que indican que los niños menores de dos años no deben exponerse en absoluto a pantallas (sea de TV, de video, de ordenador o de videojuegos) y que los niños a partir de los dos años deberían ver un máximo de una a dos horas al día, o menos, de programación televisiva de calidad.
Los investigadores encontraron que el 60 por ciento de los niños diagnosticados con TDAH continúan teniendo síntomas en la edad adulta. Muchos adultos, sin embargo, no reciben tratamiento. Los adultos con TDAH no tratados suelen tener estilos de vida caóticos, pueden parecer que están desorganizados.

Diagnóstico

El TDAH se diagnostica a través de una evaluación psiquiátrica, para descartar otras posibles causas o comorbilidades, la exploración física, las imágenes radiológicas y las pruebas de laboratorio pueden ser utilizados.
Puesto que no existe ninguna prueba que permita determinar la presencia del TDAH, su diagnóstico implica una evaluación completa del niño. Muchos niños y adolescentes diagnosticados de TDAH son evaluados y tratados por médicos de atención primaria, es decir, por pediatras o por médicos de familia. Estos últimos remiten a algunos niños a distintos especialistas (psiquiatras, psicólogos o neurólogos), sobre todo en los casos donde el diagnóstico no está del todo claro o cuando sus síntomas se combinan con los de otras afecciones, como el síndrome de Tourette, trastorno del aprendizaje, ansiedad o depresión.
Para que un niño pueda ser diagnosticado de TDAH necesita:

  • Presentar comportamientos de alguno de los subtipos mencionados antes de cumplir los siete años
  • Estos comportamientos deben ser más intensos que en otros niños de la misma edad
  • Los comportamientos deben durar un mínimo de seis meses
  • Los comportamientos deben ocurrir y afectar negativamente a un mínimo de dos áreas de la vida del niño (el mundo escolar o la guardería, el entorno doméstico y las relaciones sociales).

Los comportamientos del niño tampoco deben estar relacionados con el estrés que se vive en su familia. Los niños que han experimentado un divorcio, una mudanza, una enfermedad, un cambio de escuela u otro cambio importante en su vida pueden empezar súbitamente a portarse mal y/o a mostrarse olvidadizos. Para evitar hacer diagnósticos erróneos, es importante analizar si los factores anteriores pueden haber ejercido algún papel en la aparición de los síntomas.
En primer lugar, el médico llevará a cabo un examen físico de su hijo y tomar sus antecedentes médicos. A tal efecto, les formulará preguntas sobre sus síntomas, su salud en el pasado y en el momento actual, la salud de los demás miembros de la familia, los medicamentos que toma, así como las alergias que padece y otras cuestiones importantes.
Es posible que el médico también le avalúe la vista y la audición a fin de descartar otras posibles afecciones. Debido a que algunas afecciones emocionales, como el estrés extremo, la depresión y la ansiedad, pueden parecerse al TDAH, lo más probable es que el médico le pida que complete cuestionarios sobre su hijo a fin de descartar estas últimas afecciones.
Es posible que el médico le pida información sobre el desarrollo y el comportamiento de su hijo en casa, en el colegio y en sus relaciones sociales. Es probable que también consulte a los adultos que ven a su hijo con regularidad (como los profesores, que suelen ser los primeros en detectar los síntomas del TDAH). También es posible que el médico solicite una evaluación del niño en temas educacionales al psicólogo u orientador escolar del centro de estudios del niño.

Síntomas

Los síntomas del TDAH son especialmente difíciles de definir debido a que se dificulta trazar la línea de los niveles normales de falta de atención, hiperactividad, impulsividad y los niveles clínicamente significativos que requieren la intervención de empezar. Para ser diagnosticado con TDAH, los síntomas deben ser observados en dos escenarios diferentes durante seis meses o más y en un grado mayor que otros niños de la misma edad.
El TDAH antes se conocía como trastorno por déficit de atención(o TDA). En 1994, se le adjudicó un nuevo nombre y se dividió en tres categorías o subtipos, cada una asociada a un patrón de comportamiento característico:

1. De tipo inatento, entre cuyos signos se incluyen los siguientes:

  • Incapacidad para prestar atención a los detalles o tendencia a cometer errores en los trabajos escolares u otras actividades por simple descuido
  • Dificultad para mantener la atención de forma continua en las tareas o en los juegos lúdicas
  • Parentes problemas de audición
  • Dificultad para seguir instrucciones
  • Problemas de organización
  • Desagrado y/o tendencia a evitar las actividades que requieren esfuerzo mental
  • Tendencia a perder objetos, como juguetes, cuadernos o deberes escolares
  • Dispersión y facilidad para distraerse
  • Tendencia a los olvidos en las actividades cotidianas

2. De tipo hiperactivo-impulsivo, entre cuyos signos se incluyen los siguientes:

  • Gestos o movimientos repetitivos que denotan nerviosismo o intranquilidad
  • Dificultad para permanecer sentado
  • Tendencia a correr o trepar de forma excesiva
  • Dificultad para jugar tranquilamente
  • Sensación de estar siempre “en marcha”
  • Habla excesiva o descontrolada
  • Lanzarse a responder preguntas de forma impulsiva sin haber escuchado completamente la pregunta
  • Dificultad para esperar el turno o guardar fila
  • Tendencia a interrumpir o a inmiscuirse

3. De tipo combinado, que incluye una combinación de los dos tipos anteriores y es el más frecuente.

Aunque puede ser un verdadero desafío educar a un niño con TDAH, es importante recordar que los niños que padecen este trastorno no son “malos”, no “intentan hacerse ver” ni se portan mal a propósito. Los niños diagnosticados con TDAH tienen dificultades para controlar su comportamiento, a no ser que reciban medicación y/o tratamiento conductual.

Tratamiento

El TDAH no se puede curar, pero se puede manejar; es decir, se pueden controlar sus síntomas eficazmente. El médico del niño trabajará con usted para desarrollar un programa de tratamiento individualizado y a largo plazo. Su meta consistirá en ayudar al niño para que aprenda a controlar su comportamiento y ayudar a la familia a crear una atmósfera que facilite conseguir esa meta.
En la mayoría de los casos, la mejor forma de tratar un TDAH es mediante una combinación de medicación y tratamiento conductual. Cualquier buen programa de tratamiento requerirá un atento seguimiento y supervisión por parte del médico, que podrá ir haciendo adaptaciones o ajustes a largo del tiempo. Puesto que es importante que los padres participen de forma activa en el programa de su hijo, la formación de los padres también se considera parte fundamental del manejo del TDAH.

Medicamentos
Se pueden utilizar varios tipos de medicamentos para tratar un TDAH:

  • Fármacos estimulantes. son el tratamiento más conocido, ya que se han estado utilizando durante más de 50 años para tratar el TDAH. Algunos requieren varias tomas día, de 4 horas de afecto, pero hay otros que duran hasta 12 horas. Entre sus posibles efectos secundarios, se incluyen la pérdida del apetito, el dolor de estómago, la irritabilidad y el insomnio. Por ahora, no existe evidencia pruebas de efectos secundarios largo plazo.
  • Fármacos no estimulantes. Representan una buena alternativa a los estimulantes y a veces se utilizan junto con estos últimos para tratar el TDAH. Es posible que presenten menos efectos secundarios que los estimulantes y sus efectos terapéuticos pueden durar hasta 24 horas.
  • Fármacos antidepresivos. son una opción para tratar el TDAH. Estos fármacos pueden conllevar un ligero incremento del riesgo de suicidio en niños y adolescentes. Si el médico recomienda un antidepresivo a su hijo, asegúrese de hablar con él sobre este riesgo.

Los medicamentos afectan a distintos niños de formas diferentes, de modo que un niño puede reaccionar positivamente a un medicamento y el otro de manera adversa.

Tratamiento conductual
La investigaciones han demostrado que los medicamentos para tratar el comportamiento impulsivo y las dificultades de atención son más eficaces cuando se combinan con tratamiento conductual.

Este tipo de tratamiento intenta modificar los patrones de conducta:
• Reorganizando ambiente escolar y el doméstico del niño
• Dándole instrucciones y directrices claras sobre la forma de actuar
• Estableciendo un sistema consistente de recompensas para las conductas apropiadas y de consecuencias negativas para las inapropiadas

Estrategias conductuales que pueden ayudar a su hijo en el caso de que padezca un TDAH:

  • Créale una rutina. Intente seguir un horario de actividades día tras día, desde la hora de despertase hasta la de acostarse. Cuelgue el horario en un lugar claramente visible para que su hijo pueda ver qué es lo que se espera de él a lo largo del día, cuándo es el momento de hacer los deberes, de jugar y de realizar otras tareas.
  • Organícese. Coloque la mochila del colegio, la ropa, los libros y los juguetes de su hijo en el mismo lugar todos los días para que su hijo sea menos propenso a perderlos.
  • Evite las distracciones. Apague el televisor, la radio y los juegos de ordenador, sobre todo mientras su hijo haga los deberes.
  • Limítele las opciones. Ofrezca a su hijo la posibilidad de escoger entre dos objetos (piezas de ropa, comidas, juguetes) para que no se sienta agobiado o saturado ante tantas posibilidades.
  • Modifique la forma de relacionarse con su hijo. En vez de utilizar largas explicaciones e indirectas, utilice instrucciones claras y concisas para recordarle sus responsabilidades.
  • Utilice metas y recompensas. Utilice una planilla o tabla de registro para enumerar las metas de su hijo y registrar sus conductas positivas, y luego recompense a su hijo por sus esfuerzos. Asegúrese de que las metas sean realistas (es mejor pensar en pasitos pequeños que en grandes éxitos del día a la mañana).
  • Ejerza disciplina de una forma eficaz. En lugar de gritar o pegarle a su hijo, utilice la estrategia de la “pausa obligada” o de la retirada de privilegios ante comportamientos inapropiados. Es posible que, con los niños pequeños, baste con distraerlos o ignorarlos durante un rato hasta que se porten mejor.
  • Ayude a su hijo a descubrir sus puntos fuertes. Todos los niños necesitan experimentar el éxito para sentirse bien consigo mismos. Si se fija qué cosas se le dan bien a su hijo, se trate del deporte, alguna habilidad artística o la música y permitelas practicar, podrá favorecer sus habilidades sociales y elevar su autoestima.

Tratamientos alternativos
En la actualidad, los únicos tratamientos del TDAH que los estudios científicos han demostrado eficaces son la medicación y el tratamiento conductual. Es posible que el médico recomiende tratamientos e intervenciones adicionales en función de sus síntomas y necesidades concretas. Algunos niños con TDAH, por ejemplo, pueden necesitar intervenciones educativas especiales, como uso de tutores, terapia ocupacional, etc. Cada niño tiene sus propias necesidades.
Existe una serie de tratamientos alternativos que han sido publicitados y probados por algunos niños con TDAH: dosis elevadas de vitaminas, tratamientos corporales, manipulación dietética, tratamiento de las alergias, tratamiento quiropráctico, entrenamiento de la atención, entrenamiento de la vista y psicoterapia individual tradicional. Los padres deben ser muy cautelosos con cualquier tratamiento o terapia que prometa “curar” el TDAH. Si está interesado en probar algo nuevo, coménteselo antes al médico de su hijo.

Prevención

No es posible prevenir el TDAH pero sí se puede hacer las siguientes recomendaciones:

En el aula
En calidad del principal defensor de su hijo, usted se debería familiarizar con los derechos médicos, legales y educacionales del niño. Manténgase en contacto con los profesores de su hijo y con la dirección de su centro de estudios para poder ir supervisando sus avances.
Usted será el mejor defensor de su hijo si cultiva buenas relaciones con todas las personas involucradas en su tratamiento, incluyendo sus profesores, médicos, terapeutas y otros miembros de la familia. Si aprovecha todo el apoyo y recursos educativos disponibles, ayudará a su hijo a orientarse hacia el éxito.

Aparte de utilizar rutinas y de seguir un sistema claro de recompensas, he aquí algunas tácticas que usted puede compartir con los profesores de su hijo para favorecer el éxito en el aula:

Reducir las distracciones mientras el niño está en clase. Puede ser tan sencillo como sentar al niño cerca del profesor, en vez de cerca de la ventana.

Utilizar una carpeta donde figuren los deberes del niño para favorecer la comunicación entre padres y profesores. El profesor puede incluir los deberes, así como comentarios sobre los avances del niño y usted puede revisar la carpeta para asegurarse de que su hijo completa las tareas a tiempo.

Dividir las tareas en porciones más reducidas. Es adecuado dar instrucciones claras y breves; dividir las tareas largas en fragmentos reducidos y manejables.

Dar refuerzo positivo. Esté siempre pendiente de los comportamientos adecuados de su hijo y refuércelos de forma inmediata

Enseñar buenos hábitos de estudio. Subrayar textos, tomar apuntes y leer en voz alta son tareas que pueden ayudar a su hijo a mantener la concentración y a retener la información.

Supervisar al niño. Asegúrese de que su hijo va y vuelve de la escuela con los libros y materiales necesarios para estudiar y/o hacer los deberes. A veces se pide a los niños con TDAH que formen pareja con un compañero aplicado que les ayudará a orientarse en las tareas académicas.

Ser sensible a los aspectos relacionados con la autoestima del niño. Pida a los profesores de su hijo que le proporcionen retroalimentación en privado y que eviten pedirle que haga ejercicios o tareas en público que le podrían resultar demasiado difíciles.

Involucrar al orientador o psicólogo escolar. Este podría diseñar programas de comportamiento para abordar problemas específicos en el aula.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Acondrogénesis

Acondrogénesis

Esta enfermedad se caracteriza por un cuerpo pequeño, extremidades cortas y otras anormalidades esqueléticas. Como resultado de problemas salud graves, los bebés con acondrogénesis suelen nacer prematuramente o mueren poco después del nacimiento por insuficiencia respiratoria. Algunos niños, sin embargo, han vivido durante mucho tiempo con el apoyo médico intensivo.

Causas

Casi siempre es causada por mutaciones nuevas en el genCOL2A1 y por lo general ocurre en personas sin antecedentes de la enfermedad en su familia. Por lo que es hereditaria, se transmite de padres a hijos.
Basado en algunos niños con diabetes tipo acondrogénesis 1A, los investigadores creen que esta enfermedad se hereda con un patrón autosómico recesivo. Acondrogénesis tipo 1B también tiene un patrón de herencia autosómico recesivo. Herencia autosómica recesiva significa que las dos copias del gen en cada célula tienen mutaciones. Muy a menudo, los padres de una persona con un trastorno autosómico recesivo, cada uno lleva una copia del gen mutado, pero no muestran signos y síntomas de la enfermedad.
Acondrogénesis tipo 2 se considera un trastorno autosómico dominante, ya una copia del gen alterado en cada célula es suficiente para causar la afección.

Diagnóstico

Una muestra de radiografía refleja problemas oseo relacionado con la afecccion
Síntomas
• Tronco, brazos, cuello y piernas muy cortos
• cabeza grande en relación con el tronco
• Mandíbula inferior pequeña
• Tórax angosto

Tratamiento

Hasta el momento no existe ningún tratamiento para esta afección. Se recomienda orientación de un profesional acerca de los cuidados del paciente. También puede ser recomendado asesoría genética.

Prevención

No hay manera de prevenir esta condición.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Cuando su hijo moja la cama

Lo que usted debe saber si su hijo moja la cama

La enuresis infantil

Muchos niños mojan la cama hasta que tienen 5 años de edad, o incluso más. En la mayoría de los casos, la causa es física y no es culpa del niño.
Algunas causas posibles son:
•    Puede que la vejiga sea demasiado pequeña y no pueda aguantar una cantidad de orina normal.
•    El cuerpo produce demasiada orina mientras el niño duerme. Esto causa que la vejiga se llene antes de que termine la noche.
•    El niño duerme demasiado profundamente y no se despierta para ir al baño.
•    A algunos niños les toma más tiempo aprender a controlar la vejiga.
•    Puede que una infección o una enfermedad del sistema nervioso haga que los niños mojen la cama. Las enfermedades del sistema nervioso a menudo hacen que los niños también se mojen durante el día.
•    Si ambos padres mojaban la cama cuando niños, es probable que su hijo tenga el mismo problema. Pero si sólo uno de los padres mojaba la cama, la probabilidad de que el hijo lo haga es sólo del 50%. Algunos niños mojan la cama aunque ninguno de sus padres haya tenido ese problema.

También es posible que un niño que no se ha mojado en meses o incluso años comience a mojar nuevamente la cama. Esto puede pasar cuando un niño tiene estrés emocional. Algunas cosas que pueden causar estrés emocional en los niños son
•    perder a un ser querido
•    problemas en la escuela
•    un nuevo hermano
•    que los padres les enseñen a ir al baño a una edad demasiada temprana
Recuerde siempre que los niños no mojan la cama a propósito. Es un problema médico, no un problema de conducta. Regañar y castigar a un niño no lo ayudará a dejar de mojar la cama.

Cómo ayudar a su hijo a no mojarse

Ayudar a un niño a no mojarse por lo general no es fácil. Pero existen algunas cosas que pueden ayudar a mejorar la situación.
•    Trate de no dar bebidas a su hijo antes de que se vaya a la cama.
•    No ofrezca a su hijo bebidas con cafeína como sodas (gaseosas). Estas bebidas hacen que el cuerpo produzca orina más rápidamente.
•    Ofrezca a su hijo sólo una bebida junto con la cena. Explíquele que será lo último que beberá antes de irse a la cama.
•    Asegúrese de que su hijo vaya al baño justo antes de acostarse.
Aunque usted haga estas cosas, puede que su hijo siga mojando la cama. Pero son un buen punto para comenzar.

Tenga en cuenta también que probablemente su hijo se sienta mal porque moja la cama. Para lograr que su hijo se sienta mejor, puede hacer lo siguiente:
•    Explique a su hijo que no tiene la culpa.
•    Pida a su hijo que le ayude a quitar las sábanas mojadas y a ponerlas en la lavadora. Pero no lo haga a modo de castigo.
•    Felicite a su hijo las noches en que no moja la cama.
•    Tenga paciencia. Con el tiempo, la mayoría de los niños dejan de mojar la cama. Algunos niños simplemente tardan más que otros.

Cuándo llevar a su hijo al médico

Si su hijo tiene menos de 5 años:
No se preocupe si su hijo moja la cama. Muchos niños no dejan de mojar la cama durante la noche hasta los 7 años. La mayoría de los niños dejan de mojar la cama sin ayuda.
Si su hijo moja la cama una sola vez, no debe preocuparse, ni siquiera si el niño es grande.
Si su hijo tiene 5 o 6 años:
Si su hijo moja la cama tanto de día como de noche, deberá llevarlo al médico.
Si su hijo tiene 7 años o más:
Si su hijo moja la cama más de dos o tres veces por semana, es posible que un médico pueda ayudarlo.

Durante la cita médica, el médico

•    hará preguntas sobre la salud de su hijo
•    preguntará sobre los detalles del problema de su hijo
•    probablemente tome una muestra de orina de su hijo (la muestra se usa para buscar signos de infección)
•    revisará los reflejos de las piernas y pies del niño (para detectar daños en los nervios)
•    determinará si el problema es un signo de diabetes (la diabetes puede hacer que una persona orine con frecuencia)
•    le recetará medicinas (si su hijo tiene una infección)
En la mayoría de los casos, el médico descubre que el niño es normal y está sano. Si su niño está sano, hay varias formas para ayudarlo a dejar de mojar la cama.

Tratamientos para ayudar a su hijo a no mojarse

Hable con el médico sobre las formas de ayudar a su hijo. Existen muchas opciones. Permita que su hijo ayude a decidir cuáles probar.
Control de la vejiga
Si enseña a su hijo a controlar la vejiga, podrá retener la orina por más tiempo. Los siguientes pasos pueden ayudarle a enseñar a su hijo a controlar la vejiga:
Primero: Anote cuántas veces orina su hijo durante el día.
Segundo: Anote cuánto tiempo pasa entre cada ida al baño.
Tercero: Después de uno o dos días, haga que su hijo espere 15 minutos más antes de ir al baño. Si el niño normalmente va al baño a las 3:30 p.m., hágalo esperar hasta las 3:45.
Cuarto: Aumente poco a poco la cantidad de tiempo que su hijo espera para volver al baño.
Este método está diseñado para niños con vejigas pequeñas. Ayuda a estirar la vejiga para que pueda retener más orina. Requiere alguna paciencia. Aprender a controlar la vejiga puede tomar varias semanas, o incluso meses.
Sensor de humedad
Se puede colocar un pequeño sensor de humedad en la cama o en la ropa interior del niño. El sensor hace un sonido (como un timbre o un zumbido) cuando caen las primeras gotas de orina. El sonido despierta al niño. Su hijo podrá entonces aguantar la orina, levantarse e ir al baño. Despertarse también enseña al niño cómo se siente la vejiga cuando está llena.

Medicinas

Existen dos tipos de medicinas para tratar a los niños que mojan la cama:
•    Un tipo de medicina hace que el cuerpo produzca orina más lentamente.
•    El otro tipo de medicina ayuda a que la vejiga se relaje, para que pueda aguantar más orina.
Estas medicinas suelen funcionar bien. Pero recuerde que su hijo tal vez comience a mojar la cama otra vez cuando deje de tomar las medicinas. Si esto ocurriera, dé la medicina al niño durante más tiempo.

Algunas cosas que debe recordar
•    Puede que los niños normales y sanos mojen la cama.
•    Si un niño moja la cama, es posible que sea signo de infección u otros problemas.
•    Muchos niños dejan de mojar la cama por las noches alrededor de los 5 años de edad. A otros les toma más tiempo dejar de hacerlo.
•    Regañar y castigar a un niño no ayudará a que deje de mojar la cama.
•    Si su hijo tiene 7 años o más y moja la cama más de dos o tres veces por semana, es posible que un médico pueda ayudarlo.
•    Los tratamientos consisten en el control de la vejiga, sensores y medicinas.
•    La mayoría de los niños dejan de mojar la cama naturalmente sin necesidad de atención médica.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Acondroplasia

Acondroplasia

Acondroplasia
Acondroplasia Genética

La acondroplasia es un trastorno del crecimiento de los huesos que ocasiona el tipo más común de enanismo.
Causas
La acondroplasia es una de un grupo de trastornos llamados condrodistrofias o osteocondrodisplasias.
La acondroplasia se puede heredar como un rasgo autosómico dominante, lo que significa que si un niño recibe el gen defectuoso de uno de los padres, el niño tendrá la enfermedad. Si uno de los padres padece acondroplasia, el bebé tiene una probabilidad del 50% de heredar el trastorno. Si ambos padres tienen la enfermedad, las probabilidades del bebé de ser afectado aumentan al 75%.
Sin embargo, la mayoría de los casos aparecen como mutaciones espontáneas. Esto significa que dos padres que no tengan acondroplasia pueden engendrar un bebé con la enfermedad.
Los síntomas
La apariencia típica del enanismo acondroplásico se puede observar al nacer. Los síntomas pueden incluir:
•    Apariencia anormal de la mano con un espacio persistente entre los dedos y el anular
•    Piernas arqueadas
•    Disminución del tono muscular
•    Desproporcionadamente grande de cabeza a diferencia de tamaño del cuerpo
•    frente prominente ( prominencia frontal )
•    Brazos y piernas cortos (especialmente la parte superior del brazo y muslo)
•    Estatura baja (significativamente por debajo de la estatura promedio para una persona de la misma edad y sexo)
•    La estenosis espinal
•    Curvaturas de la columna denominada cifosis y lordosis
Signos y exámenes
Durante el embarazo, una ecografía prenatal puede mostrar el exceso de líquido amniótico que rodea al bebé por nacer.
El examen del bebé después del parto muestra un aumento de tamaño de la cabeza de adelante hacia atrás. Puede haber signos de hidrocefalia (“agua en el cerebro”).
Las radiografías de los huesos largos pueden revelar la acondroplasia en el recién nacido.
Tratamiento
No hay tratamiento específico para la acondroplasia. anormalidades relacionadas, incluyendo la estenosis espinal y compresión de la médula espinal, se debe tratar de que le causan problemas.
Expectativas (pronóstico)
Las personas con acondroplasia rara vez alcanzan los 5 metros de altura. La inteligencia es en el rango normal. Los bebés que reciben el gen anormal de ambos padres no suelen vivir más allá de unos pocos meses.
Las posibles complicaciones
•    pies en palillo de tambor
•    Acumulación de líquido en el cerebro (hidrocefalia)
Situaciones que requieren asistencia médica
Si hay una historia familiar de acondroplasia y que planeen tener hijos, puede que le resulte útil hablar con su proveedor de atención médica.
Prevención
La asesoría genética puede ser útil para los futuros padres cuando uno o ambos son acondroplásicos. Sin embargo, como la acondroplasia más a menudo se desarrolla de forma espontánea, la prevención no siempre es posible.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Padres solteros tiempo para ustedes

Padres  requiere que se tome una excelente atención de ti mismo. Después de todo, cuidar de sí mismo le permite cuidar de sus hijos. Por lo tanto, es importante considerar sus propias necesidades emocionales, físicas, espirituales, mentales y relacionales. Los recursos que encontrará aquí le ayudará a encontrar el tiempo y los medios para cuidarse y mantener su propia vida a medida que trabaja duro para criar a sus hijos.
Cómo lo largo del año el primer sencillo es difícil. Se le obligó a tomar decisiones que no quería volver a contemplar, y se basan en la fuerza que ni siquiera sabía que tenía. La aplicación de estos consejos prácticos para padres solo le ayudará a perseverar en los días más difíciles por delante y ganar un renovado sentido de esperanza y fuerza personal.
1. Desarrollar una red de apoyo
Esto es absolutamente crucial. Usted necesita saber que usted puede confiar en este momento. Lo más probable, esta red incluye a su familia inmediata y amigos, pero pensar en otras personas en su vida que también pueden ayudar. Hacer una lista real de quiénes son estas personas puede ayudar a recordar a usted que usted no está solo. Además, considere unirse a un grupo de apoyo oficial para las familias monoparentales.

2. Programe tiempo para estar solos
El tiempo es una herramienta muy poderosa. Te traerá la curación, la esperanza y la perspectiva. En este momento, es importante que crear bolsas de tiempo en su vida cuando se puede ser. El tiempo cuando usted no está responsable para completar una tarea o de responder a las preguntas. Es hora de sentarse, pensar, reflexionar. Este es uno de los más importantes consejos para padres sola, y es uno que simplemente tienen que encontrar tiempo para.
3. Pensar fuera de la caja
Si encontrar tiempo para ti mismo parece imposible, considerar algunas soluciones creativas, como intercambio de tiempo de cuidado de niños con un vecino o despertar una media hora antes que el resto de su familia. El tiempo que te dan es preciosa, y será fecunda en ayudarle a establecer reservas de fuerza interior.
4. Estar presente con sus hijos
Cuando estás con tus hijos, hacer un esfuerzo para estar emocionalmente presentes con ellos. Sería fácil refugiarse en tu corazón ahora mismo, pero este es un momento en que sus hijos realmente necesita más que nunca. Actividades simples como jugar a un juego de mesa o dar un paseo juntos podemos estar de camino hacia la comunicación del mensaje que la vida continuará y que será, en efecto, estar bien.
5. Infórmese en su situación
Usted podría estar tentado a tomar decisiones rápidas en este momento acerca de dónde vivir y cómo manejar sus finanzas. Sin embargo, la ignorancia en este ámbito puede ser muy peligroso, por lo que puede hacer erupción, decisiones sin la información. Por ahora, tome el tiempo para averiguar su situación financiera. Reúna los documentos necesarios en orden para que cuando esté emocionalmente listo para hacer cambios, usted estará preparado y capaz de tomar decisiones informadas.
6. Afligirse
Expresar sus sentimientos es importante para su salud en general. Considere la posibilidad de escribir en un blog o programar una regular “cita” con un amigo para desahogar, llorar y llorar. Los padres solteros nacen de muchas situaciones diferentes. Si usted ha experimentado la pérdida de un cónyuge, el fin de un matrimonio o un ajuste de los sueños que una vez tuviste en tu vida, es importante hacer el duelo y el proceso de la pérdida antes de continuar.
7. Preste atención a su salud física
Esto puede ser un momento en que usted se siente agotado y especialmente drenado. Lucha contra la que, al hacer el esfuerzo de comer alimentos saludables y elegir formas de energizar energía a su cuerpo. En lugar de depender de la cafeína adicional, trate de tomar un paseo a la hora del almuerzo. Además, descansar lo suficiente es crucial para su curación y la capacidad de hacer frente. Renunciar a la tentación de sentarse delante del televisor. En su lugar, leer un libro y la jubilación anticipada.
8. Identifique lo que da fuerza
En el pasado, ¿cómo ha manejado los tiempos difíciles en su vida? Lo que más le excita y le recuerda que usted posee la fuerza necesaria para hacer frente al desafío actual? Concéntrese en lo que ha trabajado para usted en el pasado.
9. Deja ir lo que no está funcionando
Del mismo modo, dejar ir lo que no ha funcionado para usted. Al avanzar en este primer año, reflexionar sobre los hábitos y decisiones que no te he servido bien, y decide cambiarlos. Además, si hay cosas del pasado que no puede cambiar, dejar de lado la culpa y el remordimiento no saludables.
10. Concéntrese en lo positivo
Este es un momento de un nuevo crecimiento en su vida. Tome el tiempo para pensar en las cosas que van bien para usted. Tener una actitud positiva – incluso en medio de circunstancias extremas – pueden potenciar a que usted se mueva adelante y ofrecer a sus hijos con un ejemplo tangible de las estrategias de afrontamiento que usted quiere que adoptar.
11. Pida ayuda
De todos los consejos para padres solo figuran en esta lista, este es uno de los más difíciles de aplicar. Sin embargo, debe saber que hay gente de verdad a tu alrededor a quien le encanta ayudar! Tenga en cuenta, también, que permite a otros a ayudar a ti es un regalo para ti y para la persona que lo asista. La participación en la vida de unos a otros en tiempos difíciles afirma nuestra conexión humana y trae un sentido de propósito a la vida diaria.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)