Archivo de la etiqueta: maxilar

Prognatismo

Prognatismo

Es una mandíbula sobresaliente y prominente, herencia dominante que a menudo se asocia con otras anomalías faciales. La posición de la mandíbula y / o maxilar superior hasta la base del esqueleto sobresale más allá de una línea imaginaria predeterminada en el plano coronal del cráneo.
Hay tres tipos de prognatismo: mandibular, maxilar y alveolar.

  1. Mandibular, sobresale la mandíbula inferior, haciendo que la barbilla sobresalga de la cara.
  2. Maxilar, implica la mandíbula superior, crea una apariencia facial alargada. 
  3. Alveolar, la parte de la mandíbula donde los dientes están situados en un ángulo que sobresalen de la cara, es decir, alineados de manera incorrecta.

Causas

A veces puede ser causada por un traumatismo físico o mediante alguna actividad por parte del paciente. El prognatismo alveolar, por ejemplo, está relacionado con la succión del pulgar en los niños. La rutina de succión del pulgar o los dedos noche tras noche puede causar que los dientes muevan de la mandíbula; así como el uso de ortodoncia puede corregir la posición de los dientes a la deriva, la mandíbula también puede moverse después de una lesión o rotura grave, sobre todo si no está bien ajustado.
En otros casos, puede ser causada por una mutación genética o un trastorno genético como el síndrome de Crouzon. También puede desarrollarse en respuesta a las condiciones que surgen más tarde en la vida, como la acromegalia. Si el problema aparece de manera súbita, puede ser una señal de que está experimentando una condición médica que necesita ser tratado.

Diagnóstico

Es fácil reconocer a un prognata, ya que tiene la mandíbula prominente o más grande de lo normal, pero lo que puede resultar más complicado es entender los problemas que sufre quien vive esta anomalía ósea, pues enfrenta dificultades para masticar, respirar e incluso para hablar normalmente.
El médico llevará a cabo un examen físico y hará preguntas con relación a la historia clínica del paciente, como las siguientes:
• ¿Hay antecedentes familiares de una forma inusual de la mandíbula?
• ¿Se presenta dificultad para hablar, morder o masticar?
• ¿Qué otros síntomas tiene?

Algunos de los exámenes diagnósticos abarcan:
• Radiografía de cráneo
• Radiografías dentales
• Impresiones de la mordida (se hace un molde en yeso de la dentadura)

Esta afección se puede tratar con cirugía a cargo de un cirujano oral, un cirujano plástico facial o un especialista en otorrinolaringología.

Síntomas

Una mandíbula extendida (prominente) puede ser parte del contorno facial normal con el cual una persona ha nacido y también puede ser causada por afecciones hereditarias tales como el síndrome de Crouzon o el síndrome de nevo de células basales. Igualmente, esta afección la puede desarrollar un niño o un adulto por gigantismo o acromegalia.
Se presenta dificultad para hablar, morder o masticar relacionada con la alineación anormal de la mandíbula.

Tratamiento

Se recomienda consultar a un odontólogo o a un ortodoncista para el tratamiento de la desalineación de los dientes y la mandíbula. Sin embargo, también se debe involucrar al médico de cabecera para buscar cualquier trastorno médico subyacente que pueda estar asociado con el prognatismo.
El tratamiento más común para el prognatismo mandibular es una combinación de ortodoncia y cirugía ortognática . La ortodoncia puede involucrar frenos , la eliminación de los dientes o una férula .

Prevención

Cuando alguna característica física es hereditaria, no hay manera de prevenirla o evitarla como comúnmente sabemos, sólo la terapia génica puede ayudar, buscar el cromosoma que contiene la información y modificarlo, pero es algo carísimo.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Labio leporino y paladar hendido

Labio leporino y paladar hendido

El labio leporino es un defecto congénito de las estructuras que forman la boca. Es una hendidura o separación en el labio y es el resultado de que los dos lados del labio superior no crecieron a la vez.
El labio leporino (queiloquisis) y el paladar hendido (palatoquisis) pueden presentarse simultáneamente El labio leporino se origina por fusión incompleta de los procesos maxilar y nasomedial del embrión y es uno de los defectos de nacimiento más frecuentes (aproximadamente, constituye el 15% de las malformaciones congénitas). Se presenta, frecuentemente, acompañado de paladar hendido, pero también pueden ocurrir por separado. La apertura en el labio o el paladar puede ser unilateral o bilateral.

Causas

La boca del feto se forma durante los primeros tres meses del embarazo. Durante este tiempo, las partes del paladar superior y el labio superior normalmente se unen. Cuando esta unión no ocurre, el niño tiene un labio leporino y/o un paladar hendido. Se da sobre todo en familias con un historial de esta anormalidad en un padre, en otro niño o un pariente inmediato. Pero también puede ocurrir en familias sin los antecedentes ya mencionados.
Se cree que hay algunos factores en el ambiente que reaccionan con ciertos genes específicos e interfieren con el proceso normal del cierre del paladar y el desarrollo del labio: algunos fármacos, drogas, productos químicos, plomo, deficiencias de vitaminas.

Síntomas

•    Cambio en la forma de la nariz (la cantidad de distorsión varía)
•    Insuficiencia para aumentar de peso
•    Problemas con la alimentación
•    Flujo de leche a través de las fosas nasales durante la alimentación
•    Dientes mal alineados
•    Retardo en el crecimiento
•    Infecciones recurrentes del oído
•    Separación del labio solamente
•    Separación del paladar
•    Separación del labio y el paladar
•    Deficiencias en el habla

Tratamiento

El tratamiento del labio leporino y el paladar hendido depende de la severidad de la malformación. La mayoría de los niños son atendidos por equipos de cirujanos cráneofaciales durante su desarrollo y su tratamiento puede durar toda la vida. Las técnicas quirúrgicas dependen del equipo de cirujanos. Por ejemplo: Algunos piensan que el maxilar se debe tratar hasta los doce años, cuando ya salieron los dientes permanentes para evitar múltiples cirugías durante el desarrollo. Otros piensan que después es más difícil corregir los problemas de lenguaje. En todo caso el tratamiento puede ser diferente dependiendo del tipo y de la severidad de la fisura. El cirujano pionero doctor Víctor Collins ha ideado el primer procedimiento de injerto de no piel para el tratamiento de labios fisurados incompletos y completos unilaterales infantiles. Esta técnica implica la circuncisión parcial del prepucio para luego aplicado al área afectada. Esta técnica ha mostrado un nuevo camino en el tratamiento moderno de los dos tipos más comunes del labio leporino.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)