Archivo de la etiqueta: Invaginacion Intestinal

Invaginación intestinal

Invaginación intestinal

Es un trastorno grave y una emergencia en el cual una parte del intestino se desliza dentro de una parte adyacente del intestino bloqueando los alimentos y fluidos. La Invaginación intestinal también corta el suministro de sangre a la parte del intestino que está afectada. Esta enfermedad puede llevar a un desgarro en el intestino (perforación), la infección y la muerte del tejido intestinal.

La invaginación intestinal es la causa más común de obstrucción intestinal en niños menores de 3, siendo rara en adultos. La mayoría de los casos en el adulto son el resultado de una condición médica subyacente, como un tumor. Por el contrario, se desconoce la causa de la mayoría de los casos de invaginación intestinal en los niños.
En los niños, los intestinos pueden empujarse de vuelta a su posición normal con un procedimiento de rayos X. En los adultos, la cirugía es a menudo necesaria para corregir el problema.

Causas

El intestino tiene la forma de un tubo largo. En la Invaginación intestinal, una parte del intestino (por lo general el intestino delgado) se desliza dentro de una pieza adyacente. Esto a veces se llama telescópico porque es similar a la manera de un telescopio plegable pliegues juntos.
En algunos casos, es causado por un crecimiento anormal en el intestino, tal como un pólipo o un tumor (denominado punto de plomo). En la mayoría de casos, sin embargo, no se puede identificar la causa de la invaginación intestinal.

En los Niños, la gran mayoría de casos su causa es desconocida. Debido a que la invaginación intestinal parece ocurrir con más frecuencia en el otoño y el invierno y porque muchos niños con el problema también tienen síntomas similares a la gripe, algunos sospechan que un virus puede jugar un papel en la enfermedad.
En los Adultos, la invaginación intestinal es generalmente el resultado de una condición médica, como por ejemplo:
• Un tumor
• Tejido similar a cicatrices en el intestino (adherencias)
• Cicatrices quirúrgicas en el intestino delgado o el colon
• Hematoma
• La inflamación, tales como la enfermedad de Crohn

Síntomas

La invaginación intestinal es una emergencia médica. Los síntomas generalmente aparecen de repente en un niño por lo demás sano. Los síntomas clásicos son:

  • Dolor abdominal
  • Vómitos y rojiza que pasa, producto de sangre fresca.
  • Heces gelatinosos, proveniente de derramamiento de mucosidad de la pared intestinal. Sin embargo, esta constelación de tres síntomas está presente en sólo alrededor del 20% de los niños. Alrededor del 50% de los niños tienen dolor abdominal y deposiciones jalea actual sin vomitar.

El primer signo de invaginación intestinal en un bebé por lo demás saludable puede ser llanto fuerte y súbito causado por el dolor abdominal. Los bebés que tienen dolor abdominal pueden tirar de las rodillas al pecho cuando lloran. Estos episodios de dolor duran más y son más frecuentes a medida que pasa el tiempo.

Otros signos y síntomas de la invaginación intestinal frecuentes incluyen:

  • Heces mezcladas con sangre y moco (a veces referido como heces en “mermelada de grosella” debido a su aspecto)
  • Vómitos
  • Un bulto en el abdomen

El niño puede tener deposiciones sueltas y acuosas al principio. Con el tiempo, las heces se vuelven rojizas y gelatinosas. Finalmente el niño se sumerge en letargo entre los ataques de dolor y puede desarrollar una inflamación del abdomen y fiebre. Si no se trata, la invaginación intestinal es fatal.

En los adultos los síntomas suelen aparecer mucho más gradual y pueden aparecer y desaparecer durante un largo período. Los síntomas adultos incluyen cambios en la frecuencia de las deposiciones, calambres abdominales, dolor en una sola área del abdomen, sangrado rectal, náuseas y vómitos. Estos síntomas se asemejan a los síntomas de otros trastornos gastrointestinales que complican el diagnóstico.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza sobre la base de la historia y estudios de imagen del paciente. Imágenes de rayos X de la región abdominal mostrará una masa u obstrucción en los intestinos. Además, se puede realizar tomografía computarizada (TC) o ecografía para cerciorarse si no hay señal de que el intestino se ha desgarrado (perforada) o si se rompió. Una radiografía de contraste se realiza en el intestino grueso. En una radiografía de contraste de colon, un líquido que contiene bario se inserta a través del recto hasta el colon. El bario contrasta con el tejido circundante para proporcionar imágenes más claras de rayos X de la zona afectada.

Tratamiento

Con la invaginación intestinal, el diagnóstico a veces resulta en tratamiento. Forzar bario en el colon puede reducir la invaginación intestinal, la presión del bario empuja el intestino de vuelta a su posición normal. Esto ocurre hasta en el 75% de los casos. A veces, el procedimiento debe ser repetido para obtener la reversión completa de la invaginación. Cuando un enema de bario proporciona un tratamiento eficaz, el dolor se detiene inmediatamente y el niño se vuelve drásticamente mejor. El niño generalmente es hospitalizado para observación de cerca de 18 hasta 24 horas. Esta precaución se toma porque la mayoría de las recurrencias de la invaginación intestinal se producen dentro de ese tiempo.
Si las radiografías iniciales muestran que el intestino está perforado o si la infección masiva está presente (peritonitis), el enema de bario no se puede utilizar y se requiere cirugía de emergencia. La cirugía también se requiere si el enema de bario es ineficaz en la reversión de la obstrucción. Alrededor del 25% de los niños requiere cirugía. La recuperación después de la cirugía suele ser completa y no se esperan complicaciones.

El tratamiento de invaginación intestinal ocurre normalmente como una emergencia médica. Se requiere atención médica de emergencia para evitar la deshidratación severa y shock, así como prevenir la infección que puede ocurrir cuando una porción del intestino muere debido a la falta de sangre.
Las invaginaciones intestinales no tratadas son fatales, por lo general dentro de 2-5 días. La muerte es causada por complicaciones de la gangrena y la infección masiva. Las personas que son tratadas con éxito se recuperan, por lo general sin complicaciones. La mayor parte del tiempo, si la recurrencia va a ocurrir, ocurre dentro de las primeras 24 horas, aunque es posible con un lapso de tiempo más largo.

Prevención

No hay manera de prevenir la invaginación intestinal. Sin embargo, la atención médica oportuna puede prevenir la muerte.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)