Archivo de la etiqueta: infeccion

PIELONEFRITIS O INFECCIÓN URINARIA ALTA

PIELONEFRITIS O INFECCIÓN URINARIA ALTA

Es una infección del riñón y de las vías urinarias (las vías de salida de la orina desde el riñón hacia la vejiga).

Causas

La pielonefritis se presenta con más frecuencia como resultado de una infección urinaria, particularmente en presencia de reflujo de orina ocasional o constante de la vejiga hacia los uréteres o un área llamada la pelvis renal.

Diagnóstico

El diagnóstico de pielonefritis se basa primordialmente en el interrogatorio, el examen físico, el examen microscópico del sedimento urinario y el urocultivo.
Las imágenes radiográficas son útiles para delinear la silueta renal y detectar anomalías que afecten el tratamiento (anomalías congénitas, cálculos renales, hipertrofia prostática). En los pacientes con pielonefritis aguda se realiza ecografía renal para excluir la presencia de obstrucción o absceso.
El estudio más sensible para detectar pielonefritis bacteriana aguda es la gammagrafía con radioisótopos usando tecnecio 99 m succiner o 99 m gluceptato. La sensibilidad es del 80-85% y la especificidad del 81%.

Síntomas

• Malestar general
• Fiebre: Mayor de 39°C (102°F); persiste durante más de dos días
• Escalofríos
• Dolor del costado o de espalda
• Dolor abdominal (ocurre ocasionalmente)
• Náuseas y vómitos
• Dolor al orinar
• Necesidad de orinar muy a menudo, por la noche, etc.
• Color de la orina turbio o anormal
• Sangre en la orina
• Fuerte olor de la orina

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son:
• Controlar la infección
• Reducir los síntomas
Debido a la alta tasa de mortalidad en la población de edad avanzada y al riesgo de complicaciones, se recomienda realizar un tratamiento oportuno. Los síntomas súbitos (agudos) por lo general desaparecen al cabo de 48 a 72 horas después del tratamiento adecuado.
El médico seleccionará los antibióticos apropiados después de identificar en un urocultivo las bacterias que están causando la infección. En los casos agudos, uno puede recibir una tanda de antibióticos de 10 a 14 días.
Si usted tiene una infección severa o no puede tomar antibióticos por vía oral, al principio se le pueden administrar antibióticos por vía intravenosa.
La pielonefritis crónica puede requerir terapia antibiótica a largo plazo y es indispensable que se termine la terapia completa de los antibióticos prescritos.
Entre los antibióticos comúnmente utilizados están los siguientes:
• Amoxicilina
• Cefalosporina
• Levofloxacina y ciprofloxacina
• Sulfamidas como el sulfisoxazol/trimetoprima

Prevención

Para ayudar a prevenir la pielonefritis si tuvo episodios anteriores o tiene riesgo de tenerla:
  • Beba varios vasos de agua por día: los líquidos detienen el crecimiento de las bacterias que causan infección al purgar sus vías urinarias. El agua también ayuda a prevenir los cálculos renales, que pueden incrementar el riesgo de pielonefritis.
  • Si es mujer, límpiese desde adelante hacia atrás: para evitar la diseminación de las bacterias intestinales y de la piel desde el recto hacia las vías urinarias, las mujeres deberían siempre limpiarse con papel higiénico desde adelante hacia atrás después de defecar.
  • Disminuya la diseminación de bacterias en las relaciones sexuales: las mujeres deberían orinar después de tener relaciones sexuales para expulsar las bacterias de la vejiga. Algunas mujeres que tienen frecuentes infecciones urinarias después de las relaciones sexuales pueden tomar antibióticos antes de tener relaciones para prevenir la infección.
  • Alimentos recomendados: Los alimentos que puede ir incluyendo en Su dieta son: vegetales crudos, jugos de vegetales, frutas (sin combinarlas con nada más, comerlas solas y con el estómago vacío), cereales y granos integrales, legumbres, semillas y leches y aceites vegetales. Todos estos alimentos ayudaran a nutrir el cuerpo y a revitalizar el sistema inmune, ayudándole al cuerpo a generar sus propias defensas. Además, mantendrán al cuerpo libre de toxinas.
  • Alimentos no recomendados para la Pielonefritis: Es importante hacer un máximo esfuerzo para erradicar productos de procedencia animal como el queso, leche, carnes, huevo, etc. También deben excluirse harinas y azúcares refinados, comida chatarra o procesada, así como lo frito. Todo esto sólo aumenta las toxinas en el cuerpo y hace muy difícil la desaparición de cualquier infección. Evita además el consumo de irritantes, alcohol picantes y vinagres.
Dieta previa:
Lo primero para sanar cualquier infección es depurar el cuerpo de toda sustancia tóxica y desecho innecesario. Para esto, lo mejor es iniciar una dieta depurativa. En jóvenes y adultos se recomienda seguir la dieta de los cítricos para limpiar sangre e intestinos a profundidad y así evitar la proliferación de la infección.
Si hay un problema estructural con el sistema urinario, como obstrucción por un cálculo o una anomalía en el desarrollo, puede hacerse una cirugía para restablecer la función urinaria normal y prevenir futuros episodios de pielonefritis.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La Viruela

Viruela

La viruela era una enfermedad infecciosa grave, contagiosa, causada por el Variola virus, que en algunos casos podía causar la muerte. No hubo nunca tratamiento especial para la viruela y la única forma de prevención era la vacunación. El nombre viruela proviene del latín variŭs (variado, variopinto), y se refiere a los abultamientos que aparecen en la cara y en el cuerpo de una persona infectada. Según la OMS, la viruela, junto con la peste bovina, son las únicas enfermedades que han sido totalmente erradicadas de la naturaleza por el ser humano.

Causas

La viruela se propaga fácilmente de una persona a otra por las gotas de saliva. Su propagación también puede darse por contacto con sábanas y ropa. Es más contagiosa durante la primera semana de la infección y puede seguir siendo contagiosa hasta que caigan las costras de la erupción.
Los investigadores creen que la infección por viruela podría permanecer viable (bajo condiciones ideales) hasta por 24 horas. En condiciones desfavorables, el virus sólo permanece vivo por 6 horas.
Alguna vez, a las personas se las vacunaba contra esta enfermedad. Sin embargo, los Estados Unidos dejaron de administrar la vacuna contra la viruela en 1972. En 1980, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a todos los países detener la vacunación contra la viruela.
Existen dos formas de viruela:
• La viruela mayor es una enfermedad grave que puede ser potencialmente mortal en personas que no hayan sido vacunadas.
• La viruela menor es una infección más leve que rara vez causa la muerte.
Un programa masivo por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) erradicó todas las formas de virus de la viruela conocidas en el mundo en los años setenta, a excepción de unas pocas muestras que se guardaron para investigación por parte del gobierno. Los investigadores continúan debatiendo si se deben destruir o no las últimas muestras restantes del virus o preservarlo en caso de que pueda haber alguna razón en el futuro para estudiarlo.

Síntomas

Los síntomas de la viruela aparecen entre 7 y 17 días  después de haber estado expuesto al virus.
Éstos son:
  • Fiebre alta,
  • Dolor de cabeza y en el cuerpo
  • Algunas veces, vómitos.
A esto le sigue un brote que empieza como manchitas, que luego se convierten en abultamientos y pústulas.  Después éstas  forman una costra que, cuando se cae, deja marcas en la piel.
Las personas siguen siendo contagiosas hasta que todas las  costras se hayan caído (lo que sucede después de  aproximadamente tres semanas).

Diagnóstico

El cuadro clínico y la epidemia en que se presenta no da dudas sobre el diagnóstico. Para su comprobación se puede aislar el virus con pruebas in vitro.
Suele aparecer una cuenta baja de glóbulos blancos y de plaquetas. Las pruebas de coagulación pueden estar alteradas.
Los anticuerpos anti-virus de la variola aparecen tras ceder la enfermedad.

Tratamiento

Si se aplica la vacuna contra la viruela entre el primero y cuarto día después de la exposición a la enfermedad, ésta puede prevenirla o hacerla menos severa. Una vez que los síntomas han comenzado, el tratamiento es limitado.
No existe un fármaco específicamente para el tratamiento de la viruela. Algunas veces, se suministran antibióticos para las infecciones que se pueden presentar en personas que tengan esta enfermedad. Tomar anticuerpos contra una enfermedad similar a la viruela puede ayudar a reducir la duración de la enfermedad.
Es necesario aislar inmediatamente a las personas a quienes se les haya diagnosticado la viruela y todo aquel que haya estado en estrecho contacto con ellas. Todos ellos necesitan recibir la vacuna y hacerles un control.
Sería necesario implementar medidas de emergencia de inmediato para proteger a la población general. Las autoridades de salud seguirían las pautas recomendadas de la CDC y otras agencias de salud locales y federales.

Prevención

En el pasado, muchas personas fueron vacunadas contra la viruela, pero la vacuna ya no se suministra a la población en general porque el virus ha sido erradicado. Las posibles complicaciones y costos de la vacuna superan los beneficios de recibirla.
Si es necesario aplicar la vacuna para controlar un brote, puede tener un pequeño riesgo de complicaciones. Algunas complicaciones son leves, como erupciones, pero otras son más serias.
Sólo el personal militar, los trabajadores de la salud y las personas que atienden emergencias pueden recibir la vacuna en la actualidad. Actualmente, se están revisando las prácticas y políticas de vacunación.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

HEPATITIS B

HEPATITIS B

La hepatitis B, llamada VHB (virus de hepatitis B), es un virus que infecta al hígado (el hígado ayuda a digerir la comida y mantiene la sangre saludable). Actualmente es la única ETS que se puede prevenir con una vacuna.
Cualquier persona puede contraer hepatitis B. Las personas que tienen relaciones sexuales sin protección o usan drogas inyectables tienen más probabilidades de contraer hepatitis B.

Causas

La infección por hepatitis B se puede propagar a través del contacto con sangre, semen, flujos vaginales y otros fluidos corporales de alguien que ya tiene esta infección.
La infección se puede propagar a través de:
•    Transfusiones de sangre (infrecuente en Estados Unidos)
•    Contacto directo con sangre en escenarios de atención médica
•    Contacto sexual con una persona infectada
•    Tatuajes o acupuntura con agujas o instrumentos que no estén limpios
•    Agujas compartidas al consumir drogas
•    Compartir elementos personales (como cepillo de dientes, máquinas de afeitar y cortauñas) con una persona infectada
El virus de la hepatitis B se le puede transmitir a un bebé durante el parto si la madre está infectada.
Los factores de riesgo que predisponen a la infección por hepatitis B abarcan:
•    Nacer o tener padres que nacieron en regiones con altas tasas de infección (incluyendo Asia, África y el Caribe)
•    Estar infectado con VIH
•    Estar en hemodiálisis
•    Tener múltiples compañeros sexuales
•    Hombres homosexuales
La mayor parte del daño del virus de la hepatitis B ocurre debido a la forma como el cuerpo responde a la infección. Cuando el sistema inmunitario del cuerpo detecta la infección, envía células especiales para combatirla. Sin embargo, estas células que combaten la enfermedad pueden llevar a la inflamación del hígado

Síntomas

Muchas personas no tienen síntomas. Algunas personas pueden tener hepatitis B sin tener ningún síntoma y luego volverse inmunes (lo cual significa que están protegidas contra infecciones futuras por hepatitis B). Algunas personas pueden tener síntomas que desaparecen y luego volverse inmunes. Otras contraen el virus y nunca se vuelven inmunes. Estas personas son portadoras y pueden continuar transmitiendo el virus a otros, aun años después. Si una persona tiene síntomas, éstos pueden tardar entre 6 semanas y 6 meses en aparecer después de la infección con hepatitis B. Muchas personas con hepatitis B tienen síntomas parecidos a los de la gripe. Los síntomas pueden incluir:
•    Cansancio, falta de energía
•    Pérdida del apetito y de peso
•    Fiebre
•    Tono amarillento de la piel o los ojos (ictericia)
•    Dolor muscular o de articulaciones
•    Dolor de estómago
•    Náusea, vómitos
•    Diarrea
•    Orina de color oscuro
•    Evacuaciones (movimientos intestinales) de color claro
•    Hígado hinchado y sensible al tacto (el proveedor de cuidados de salud lo detecta durante el examen médico)

Diagnóstico

La hepatitis B se diagnostica por medio de análisis de sangre, que también indican si tiene hepatitis B crónica u otro tipo de hepatitis.
El médico puede sugerirle hacer una biopsia de hígado si sospecha que usted tiene hepatitis B crónica. Una biopsia de hígado es una prueba para detectar daño al hígado. El médico extrae un pedazo muy pequeñito de su hígado con una aguja. Ese fragmento de hígado se analiza con un microscopio.

Tratamiento

La hepatitis aguda no necesita un tratamiento diferente al monitoreo cuidadoso de la función hepática, lo cual implica exámenes de sangre. En el raro caso en que usted desarrolle insuficiencia hepática, se lo debe monitorear en un hospital hasta que se recupere o hasta que sea necesario un trasplante de hígado. El trasplante es la única cura en algunos casos de insuficiencia hepática.
El daño hepático le dificulta al hígado la descomposición de las proteínas, así que reduzca su ingesta. Usted tomará medicamentos para limitar la producción de proteínas por parte de las bacterias en el cuerpo.
Los pacientes con hepatitis crónica se tratan con antivirales. La hepatitis B no se puede curar, pero estos medicamentos pueden ayudar a disminuir la infección. El trasplante de hígado se utiliza para tratar la enfermedad hepática por hepatitis B crónica terminal.

Prevención

Todos los niños deben recibir su primera dosis de la vacuna contra la hepatitis B al nacer y completar la serie de tres dosis a la edad de 6 meses. Los niños menores de 19 meses que no hayan sido vacunados deben recibir dosis “de recuperación”.
Las personas que están en alto riesgo, incluyendo los trabajadores de la salud y aquellos que conviven con alguien con hepatitis B, deben hacerse aplicar la vacuna contra la hepatitis B.
Los bebés nacidos de madres que en el momento tengan hepatitis B aguda o que hayan tenido la infección deben recibir vacunas especiales que incluyen la administración de inmunoglobulina contra la hepatitis B y vacunación contra la hepatitis B dentro de las 12 horas posteriores al nacimiento.
Las pruebas de detección realizadas en toda la sangre donada han reducido la probabilidad de contraer hepatitis B de una transfusión de sangre. La notificación obligatoria de esta enfermedad permite a los trabajadores de la salud del estado hacerles un seguimiento a las personas que han estado expuestas al virus. La vacuna se le aplica a aquellos que aún no han desarrollado la enfermedad.
La vacuna o la inyección de inmunoglobulina contra la hepatitis B (IGHB) pueden ayudar a prevenir la infección por hepatitis B si se administra dentro de las 24 horas posteriores a la exposición.
Medidas en el estilo de vida para prevenir la transmisión de la hepatitis B:

  • Evite el contacto sexual con una persona que padezca hepatitis B crónica o aguda.
  • Use condón y practique relaciones sexuales con precaución.
  • Evite compartir elementos personales, como máquinas de afeitar o cepillos de dientes.
  • No comparta agujas para inyectarse drogas ni otro equipo para el consumo de éstas (como pajillas para inhalar drogas).
  • Limpie los regueros o derrames de sangre con una solución que contenga 1 parte de blanqueador de uso doméstico por 10 partes de agua.

Los virus de la hepatitis B (y hepatitis C) no se pueden propagar por contacto casual, como darse la mano, compartir utensilios para comer o vasos para beber, amamantar, besarse, abrazarse, toser o estornudar

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Amigdalitis o anginas

Amigdalitis o anginas

La amigdalitis o anginas es la inflamación de una amígdala palatina o ambas (masas de tejidos ovales, carnosos, grandes que están en la pared lateral de la orofaringe a cada lado de la garganta). Estas agrupaciones de tejido contienen las células que producen anticuerpos útiles en la lucha contra la infección.

Causa

La causa más frecuente de la amigdalitis son las infecciones por virus o bacterias.
Infecciones bacterianas y virales son las principales causas de la amigdalitis. Las amígdalas tienen como función principal de proporcionar inmunidad al organismo mediante la producción de anticuerpos durante una invasión de virus o bacterias en el cuerpo. Las células de glóbulos blancos presentes en las amígdalas ayudan a luchar contra los organismos infecciosos.
Las causas más comunes son las infecciones causadas por:
* Las bacterias de Streptococcus
* Staphylococcus y bacterias
* Los virus.
El grupo A bacterias estreptocócicas es el organismo principal responsable causal para la amigdalitis y puede lleva a la faringitis.
Adenovirus causas de la amigdalitis viral.
La amigdalitis en los niños menores de dos años está causada por virus. En los niños de mayor edad, aunque la mayor parte siguen siendo causadas por virus, comienzan a intervenir también las bacterias.
La amigdalitis puede aparecer en cualquier época del año pero son más frecuentes en los meses de invierno.

Síntomas

*Dificultad para tragar es el principal problema asociado a la amigdalitis.
* Dolor de garganta severo es otro síntoma principal de la amigdalitis.
*Dolor de oído.
*Dolor de cabeza.
*Dolor de garganta que dura más de 48 horas y puede ser fuerte.
*Sensibilidad de la mandíbula y la garganta.
*Cambios y/o pérdida de la voz.
* Fiebre y escalofríos origen en infección de las amígdalas y la inflamación.
* Tos seca, dolor de cabeza, dolor de músculos son los mismos síntomas de la    amigdalitis.
* La amigdalitis bacteriana puede mostrar erupción de la piel en algunas personas.
* Amigdalitis viral pueden tener síntomas tales como secreción nasal y síntomas del resfriado común.

Diagnóstico

El diagnóstico de la amigdalitis es fácil de dar, porque al abrir la boca y explorarla se nota que las amígdalas han crecido y están enrojecidas y en ocasiones se pueden observar también secreción amarillenta o que están cubiertas por una película blancuzca.
Se logran ver bien, cuando el médico presiona la lengua hacia abajo con un palito desechable, llamado “abatelenguas” y con ayuda de una lamparita puede observar el estado de las anginas y determinar el grado de complicación existente.
Si la amigdalitis se presenta con mucha frecuencia o afecta a los demás miembros de la familia, es necesario realizar un examen de laboratorio que consiste en tomar una muestra de la secreción de las anginas, utilizando un palito con algodón en la punta. Este estudio se llama exudado faríngeo y permite detectar el tipo de bacteria o virus que está provocando la enfermedad.

Tratamiento

* Antibióticos
* Si no se trata la amigdalitis puede causar infección del tracto respiratorio superior e inferior de infección de las vías respiratorias.
* Aliviar el dolor de las amígdalas es el objetivo principal del tratamiento.
* Los antibióticos como la eritromicina y claritromicina son ampliamente utilizados. La penicilina y las cefalosporinas son la buena elección de los medicamentos usados para tratar la amigdalitis.
* Amigdalitis crónica puede necesitar la extirpación quirúrgica de las amígdalas y se llama amigdalotomía.
El tratamiento específico será determinado por su médico, o médicos basándose en lo siguiente:
•    La edad del paciente, su estado general de salud y su historia médica.
•    Que tan avanzada está la enfermedad.
•    Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
•    La tolerancia del paciente a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
•    La opinión o preferencia del paciente (o de su familia).
•    La causa de la infección.

Amigdalectomía

La cirugía de las amígdalas es necesaria cuando el tratamiento de la amigdalitis recurrente con medicamentos y otras medidas de soporte no es eficaz. Se suele realizar junto con la adenoidectomía (extirpación de las vegetaciones adenoideas). Las principales indicaciones de amigdalectomía son:
1.    Cuando el gran tamaño de las amígdalas junto con el de las adenoides interfiere con la respiración provocando pausas de apnea durante el sueño.
2.    Cuando hay infecciones recurrentes de garganta. Si en un periodo de 2 años, un niño ha tenido de 3 a 5 brotes de amigdalitis anuales, el especialista ORL podría valorar la posibilidad de una amigdalectomía
3.    Cuando con anterioridad se ha tenido un absceso periamigdalar.
4.    Cuando la amigdalitis es causa de convulsiones febriles.
Procedimientos
Suele aparecer en epidemias, principalmente en niños menores a 18 meses de edad, con incidencia máxima en lactantes menores de 6 meses. La incidencia anual durante el primer año de vida se estima en 11 casos/100 niños.
•    Antes de la intervención se hace un estudio preoperatorio.
•    Las ocho horas anteriores a la intervención el niño debe permanecer en ayunas.
•    La amigdalectomía se hace bajo anestesia general, en un quirófano, con un anestesista que monitoriza en todo momento las constantes vitales del niño. La intervención dura alrededor de unos 20 minutos.
•    El cirujano extrae las amígdalas del niño a través de la boca, sin realizar incisiones en la piel. La operación se realizará con instrumentos específicos, que disecan las amígdalas extrayéndolas del lecho amigdalar. El sitio de donde las amígdalas han sido extraídas cicatriza por sí mismo en 10-14 días.
•    En la mayoría de los casos el tiempo de estancia en el hospital es de 5 a 10 horas. Niños menores de 3 años o con enfermedades crónicas permanecerán en el hospital al menos 24 horas. Al alta el otorrinolaringólogo indicará tratamiento antibiótico y analgésico.
Cuidados
Tras la operación de amígdalas, aparecen en la zona de la intervención unas costras blanquecinas. Estas costras no son signo de infección, sino la evolución normal de la cicatrización de la mucosa faríngea. Se debe tener mucho cuidado en que estas costras no se desprendan bruscamente para evitar el sangrado. Por ello, es conveniente:
•    Reposo relativo tras la amigdalectomía, evitando los ejercicios bruscos.
•    Evitar las maniobras en la boca que puedan llevar al desprendimiento de las costras (higiene dental posterior, colutorios enérgicos, etc.)
•    Seguir una dieta blanda fría durante dos días, que luego se hará tibia hasta pasado el séptimo día en que se comenzará con dieta normal.
•    Hay medicamentos como la aspirina que interfieren con la coagulación, procurar evitarlos antes y después de la intervención.
Riesgos
1.    Riesgo anestésico, igual que cualquier otra operación. Afortunadamente, gracias a las medidas de control y los nuevos fármacos anestésicos, este riesgo es mínimo.
2.    Sangrado del lecho amigdalar. Se puede producir inmediatamente tras la intervención o alrededor del séptimo día de la operación, cuando la escara que cubre la zona operada se cae. Está complicación puede minimizarse siguiendo las recomendaciones de su otorrinolaringólogo para el postoperatorio. Cuando la hemorragia ocurre la mayoría de las veces es escasa y cesa espontáneamente.
3.    Dolor intenso de garganta durante la deglución, a menudo irradiado a oídos. Es pasajero y suele responder al tratamiento analgésico.
4.    La amigdalectomía no parece influir de forma negativa en la respuesta inmune (defensas) del organismo. La función de las amígdalas es suplida íntegramente por el resto de los tejidos linfáticos del organismo.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Enfermedad de Lyme

Enfermedad de Lyme

Es una enfermedad inflamatoria que se disemina a través de una picadura de garrapata.
Se suele asociar con áreas arboladas y los prados donde viven los ciervos. La enfermedad de Lyme es más frecuente en el noreste de EE.UU. y la parte noroccidental de EE.UU. bañada por el Pacífico, así como en los estados más septentrionales de la región central superior de EE.UU.
La enfermedad de Lyme es una infección provocada por la bacteria Borrelia burgdorferi. Esta bacteria se suele encontrar en animales como los ratones y los ciervos. Puede infectar a los seres humanos a través de las picaduras de las garrapatas del género Ixodes (conocidas como garrapatas de pata negra o del ciervo). Estas garrapatas se infectan con la bacteria Borrelia burgdorferi al picar a animales infectados, transmitiendo la infección a los seres humanos al picarles e introducirles la bacteria en el torrente sanguíneo.
Puesto que las garrapatas no son fáciles de ver, ayuda bastante saber cuáles son los síntomas de la enfermedad de Lyme. Es fácil que una picadura de garrapata pase desapercibida. Muchas personas que contraen la enfermedad de Lyme no recuerdan que le haya picado ninguna garrapata. No obstante, la buena noticia es que no todas las picaduras de garrapata provocan la enfermedad de Lyme.
La enfermedad de Lyme se reportó por primera vez en los Estados Unidos en 1975, en un pueblo llamado Old Lyme, en Connecticut. Actualmente se ha informado de casos en la mayor parte de los Estados Unidos. La enfermedad de Lyme generalmente se observa a finales de la primavera, en el verano y a comienzos del otoño.
Existen tres etapas de la enfermedad de Lyme:
•    Etapa 1, llamada enfermedad de Lyme primaria.
•    Etapa 2, llamada enfermedad de Lyme secundaria y enfermedad de Lyme de diseminación temprana.
•    Etapa 3, llamada enfermedad de Lyme terciaria y enfermedad de Lyme crónica y persistente.
Entre los factores de riesgo para la enfermedad de Lyme están:
•    Realizar actividades que incrementen la exposición a las garrapatas (por ejemplo, jardinería, cacería o excursionismo).
•    Tener una mascota que pueda llevar garrapatas a la casa.
•    Caminar en pastizales altos.

Síntomas

La enfermedad de Lyme puede afectar a distintos sistemas, como el sistema nervioso, las articulaciones, la piel y el corazón. Los síntomas de esta enfermedad se suelen describir en tres fases, aunque no todas las personas tienen los mismos síntomas. Pueden ser:
1.    Por lo general, el primer signo de infección es una erupción o sarpullido de forma circular. Esta erupción aparece durante la primera o segunda semana inmediatamente posterior a la infección pero se puede desarrollar hasta 30 días después de la picadura. La erupción suele tener un aspecto característico de “ojo de buey”, con un punto circular de color rojo en el centro rodeado de un sarpullido rojo en forma de anillo que se va extendiendo. También puede tener el aspecto de un anillo de un rojo intenso que se va expandiendo. Suele estar caliente al tacto y no suele doler ni picar. La erupción en forma de “ojo de buey” puede ser más difícil de ver en personas de piel oscura o morena, donde puede parecer un simple moretón.

La erupción suele desaparecer aproximadamente al cabo de un mes. Aunque se considera típica de la enfermedad de Lyme, muchos pacientes no llegan a desarrollarla nunca.
2.    Junto con la erupción, los afectados pueden presentar síntomas de tipo gripal, como ganglios linfáticos inflamados, fatiga, dolor de cabeza y molestias musculares. Si no se tratan, los síntomas de la enfermedad inicial pueden remitir solos. Pero en algunas personas la infección se extiende a otras partes del cuerpo. Los síntomas de esta fase de la enfermedad de Lyme suelen aparecer durante las semanas posteriores a la picadura de garrapata, incluso aunque previamente no se haya presentado la erupción inicial. Los afectados pueden sentirse muy cansados e indispuestos, o presentar erupciones en otras áreas alejadas del lugar de la picadura.

La enfermedad de Lyme puede afectar al corazón, provocando un latido cardíaco irregular o dolor torácico. Se puede extender al sistema nervioso, provocando parálisis facial (parálisis de Bell), así como hormigueo o pérdida de sensibilidad en brazos y piernas. Pude provocar dolor de cabeza y rigidez de nuca, lo que pueden ser signos de una meningitis. También puede provocar inflamación y dolor en las grandes articulaciones.
3.    Si las dos primeras fases de la enfermedad de Lyme no se detectan y/o no se tratan de forma apropiada, puede sobrevenir la tercera. Los síntomas de la última fase de la enfermedad de Lyme pueden aparecer en cualquier momento desde varias semanas hasta varios años después de la picadura infectante. Pueden incluir artritis (inflamación de las articulaciones), sobre todo en las rodillas, y lapsus de memoria (este último síntoma ocurre sobre todo en los adultos, siendo muy poco frecuente en niños y jóvenes).
Al tener un abanico tan amplio de síntomas, la enfermedad de Lyme resulta difícil de diagnosticar. Afortunadamente, hay un análisis de sangre que permite detectar anticuerpos contra la enfermedad.
En la mayoría de los casos, una garrapata tiene que estar en el cuerpo durante 48 horas para propagar la bacteria hacia la sangre.
Los síntomas de la enfermedad de Lyme primaria son similares a los de la gripe y abarcan:
•    Picazón generalizada
•    Escalofríos
•    Fiebre
•    Indisposición general
•    Dolor de cabeza
•    Mareo o desmayo
•    Dolores musculares
•    Rigidez en el cuello
Los síntomas pueden aparecer y desaparecer. Sin tratamiento, la enfermedad de Lyme puede diseminarse al cerebro, el corazón o las articulaciones. Los síntomas de la enfermedad de Lyme en etapas avanzadas pueden abarcar:
•    Movimiento muscular anormal
•    Inflamación articular en la rodilla u otras áreas
•    Debilidad muscular
•    Entumecimiento y hormigueo
•    Latidos cardíacos (palpitaciones) irregulares
•    Problemas del habla
•    Comportamiento inusual o extraño.
Se puede presentar una erupción en “forma de escarapela”, una mancha roja y plana o ligeramente elevada en el sitio de la picadura, a menudo con un área clara en el centro. Esta lesión puede tener más de 1 a 3 pulgadas (2 a 7 cm) de ancho.

Pruebas

Se puede hacer un examen de sangre para verificar la presencia de anticuerpos frente a la bacteria que causa la enfermedad de Lyme. El que se utiliza con mayor frecuencia es el ELISA para la enfermedad de Lyme, cuyos resultados se confirman mediante una inmunotransferencia (Western blot).
Un examen físico puede mostrar problemas articulares, cardíacos o cerebrales en personas con enfermedad de Lyme avanzada.
Otros exámenes que se pueden hacer son:
•    Electrocardiografía.
•    Ecocardiografía para examinar el corazón.
•    Punción raquídea (punción lumbar para examinar el líquido cefalorraquídeo).
•    Resonancia magnética del cerebro.

Tratamiento

La enfermedad de Lyme se suele tratar con un ciclo de antibióticos de 2 a 3 semanas de duración. Los casos de enfermedad de Lyme que se diagnostican con prontitud y se tratan con antibióticos casi siempre se curan sin problemas. Los afectados suelen volver a encontrarse bien al cabo de varias semanas de tratamiento.
Cualquier persona que haya sido picada por una garrapata debe ser vigilada cuidadosamente durante al menos 30 días.
La mayoría de las personas que resultan picadas por una garrapata NO contraen la enfermedad de Lyme.
Se puede administrar una dosis única de antibióticos a alguien poco después de haber sido picado por una garrapata, si se cumple todo lo que se menciona a continuación:
•    La persona tiene una garrapata adherida al cuerpo que puede portar la enfermedad de Lyme. Esto generalmente quiere decir que una enfermera o un médico han examinado e identificado a la garrapata.
•    Se estima que la garrapata ha estado adherida a la persona durante por lo menos 36 horas.
•    La persona puede empezar a tomar antibióticos dentro de las 72 horas después de haber eliminado la garrapata
•    La persona tiene más de 8 años y no está en embarazo ni amamantando.
Se utiliza un ciclo completo de antibióticos para tratar a personas que tengan enfermedad de Lyme comprobada. El antibiótico específico que se utilice dependerá de la etapa de la enfermedad y de sus síntomas.
Los medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno, se recetan algunas veces para aliviar la rigidez articular.

Pronóstico

Si se diagnostica en sus primeras etapas, la enfermedad de Lyme se puede curar con antibióticos. Sin tratamiento, pueden presentarse complicaciones que comprometan las articulaciones, el corazón y el sistema nervioso.
En raras ocasiones, una persona continuará teniendo síntomas que pueden interferir con la vida diaria. Algunas personas llaman a esto síndrome posterior a la enfermedad de Lyme.

Contagio

La enfermedad de Lyme no se contagia de una persona a otra persona. Pero se puede contraer más de una vez si le pican sucesivas garrapatas de ciervo. Estas garrapatas abundan en zonas arboladas o en el pelo de los animales domésticos. Siga siendo cauto aunque ya haya sufrido la enfermedad de Lyme.

Complicaciones

Las etapas avanzadas de la enfermedad de Lyme pueden causar inflamación articular prolongada (artritis de Lyme) y problemas del ritmo cardíaco. Los problemas del sistema nervioso y del cerebro también son posibles y pueden abarcar:
•    Disminución de la concentración
•    Trastornos de memoria
•    Daño a nervios
•    Entumecimiento
•    Dolor
•    Parálisis de los músculos faciales
•    Trastornos del sueño
•    Problemas de visión
Consulte con el médico si:
•    Presenta una erupción que luce similar a una diana.
•    Ha tenido una picadura de garrapata y presenta debilidad, entumecimiento, hormigueo u otros problemas.
•    Tiene síntomas de la enfermedad de Lyme, en especial si usted posiblemente ha estado expuesto a las garrapatas.

Prevención

No hay ninguna forma infalible de evitar contraer la enfermedad de Lyme. Pero hay muchas formas de minimizar el riesgo de contraerla. Tener cuidado con las garrapatas cuando se encuentres en un área donde abundan. Si hace ejercicio al aire libre o le gusta la jardinería, pescar, cazar o acampar, tome precauciones:
•    Use botas o zapatos cerrados, camisas de manga larga y pantalones largos. Lleve el extremo inferior de las perneras de los pantalones dentro de los zapatos, botas o calcetines para que las garrapatas no puedan subir por las piernas.
•    Utilice un repelente contra insectos que contenga entre el 10% y el 30% de DEET (N, N-dietil-meta-toluamida).
•    Póngase  ropa de color claro para que le resulte más fácil detectar las garrapatas.
•    Si lleva el pelo largo, recójalo o use un gorro para protegerse.
•    Cuando esté al aire libre, no se siente en el suelo.
•    Inspeccione su cuerpo y sus ropas regularmente. Eche la ropa a lavar después de pasar un tiempo en un área donde abundan las garrapatas.
•    Asperje toda la piel expuesta y las ropas con repelente de insectos (asperjar las áreas exteriores únicamente, no lo use sobre la cara, utilice sólo lo suficiente para cubrir todo el resto de piel expuesta, no rocíe bajo las ropas, ni aplique sobre heridas o piel irritada, lave la piel al ingresar a espacios interiores)
•    Use prendas de vestir de colores claros para avistar las garrapatas
•    Use camisas de manga larga y pantalones largos con el doblez metido dentro de los zapatos o los calcetines
•    Use botas altas, preferiblemente de caucho
•    Revísese y revise a sus mascotas con frecuencia durante y después de un paseo o caminata.
•    Las garrapatas que transmiten la enfermedad de Lyme son tan pequeñas que son muy difíciles de ver. Después de regresar a casa, quítese las ropas e inspeccione completamente todas las áreas de la piel, incluyendo el cuero cabelludo.
•    Si utiliza un repelente contra insectos que contenga DEET, sigue siempre las indicaciones del prospecto y no se ponga más de la cuenta. Aplique el repelente en los cuellos y mangas de las camisas, así como en las vueltas o dobladillos de los pantalones, y aplíquelo directamente en la piel solamente en las áreas expuestas. Asegúrese de quitárselo lavándose cuando entre al interior.
En la actualidad no existe ninguna vacuna comercializada contra la enfermedad de Lyme.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Vasectomía

Vasectomía

Vasectomía
Vasectomía

La vasectomía es una operación que hace que un hombre permanentemente sea incapaz de embarazar a una mujer. Esto involucra cortar dos tubos llamados conductos deferentes para que los espermatozoides no puedan llegar hasta el semen.
La vasectomía se hace generalmente en el consultorio del médico o en un centro de cirugía ambulatoria. La operación toma alrededor de media hora. Usted estará despierto durante el procedimiento. Su médico le dará un anestésico local para adormecer el escroto. Una vez que esté anestesiado, su médico le hará una punción muy pequeña (agujero) en un lado de su escroto y sacar parte de los conductos deferentes en ese lado. Es posible que sienta algo de tirantez y un jalón. Una pequeña sección de los conductos deferentes se retira. Los extremos de los conductos deferentes serán sellados con pequeñas pinzas. Entonces, su médico hará lo mismo en el otro lado. La punción es tan pequeña que sana sin necesidad de suturas.

Efectividad

La vasectomía puede ser el más seguro, la forma más eficaz del control de la natalidad. Sólo aproximadamente 15 de cada 10.000 parejas tienen un embarazo durante el primer año después de la vasectomía.
No se debe hacer la vasectomía a menos que esté absolutamente seguro de que no desea tener hijos en el futuro. Es posible que tenga que esperar para someterse a una vasectomía. No se puede proceder a una vasectomía si usted tiene una infección sobre o alrededor de los genitales o si tiene un trastorno hemorrágico.

Reversión de la vasectomía

No existe la llamada “vasectomía reversible”; toda vasectomía se hace con ánimo de irreversibilidad. Si, tiempo después de realizarse la vasectomía, el varón desea tener descendencia, tendría que someterse a una nueva operación: se trata de la vasovasostomía, o bien una biopsia testicular, a fin de obtener espermatozoides y fecundación artificial.
Algunas vasectomías pueden revertirse, o “invertirse”, pero la cirugía es costosa, usualmente no cubiertos por el seguro y se debe realizar en un hospital. Aunque la mayoría de los hombres pueden eyacular esperma después de revertir la cirugía, los espermatozoides no son a menudo capaces de fertilizar un óvulo.

Proceso de la operación

En el día de la operación deberá tener un suspensorio (un soporte deportivo) con usted y asegúrese de que su área genital esté limpia. Su médico probablemente le dará instrucciones sobre cómo limpiar el área antes de la operación.  Su médico puede sugerirle llevar a alguien que lo lleve a casa después de la cirugía.

Recientemente se ha desarrollado la técnica de Vasectomía Sin Bisturí (VSB) que ha mejorado notablemente el concepto quirúrgico de vasectomía. Es una técnica con un porcentaje mucho menor de complicaciones respecto a la vasectomía convencional y en la actualidad es el procedimiento Gold Standard por la Asociación Americana de Urología para la práctica de vasectomía. La VSB nace con la idea de realizar la intervención con el mínimo transtorno y mínimas molestias. Su particularidad más básica reside en un instrumental único y específico para tal fin. De hecho el corte no lo practica el bisturí convencional sino que se realiza mediante una pinza que provoca la apertura de la piel separando, y No cortando, sus fibras.
Ofrece la misma efectividad que la técnica convencional:
• Es más sencilla y menos invasiva.
• Menor tiempo quirúrgico.
• No lleva puntos.
• La recuperación es más rápida.
• Ocasiona menos molestias.
• Existe menor posibilidad de sangrado. Los resultados han mostrado 10 veces menos hematomas, infecciones y otras complicaciones con un porcentaje total de 0,4% para la vasectomía sin bisturí frente a un 3,1% para la vasectomía convencional.
Después de la operación
Es posible que tenga un poco de dolor, hinchazón y  moretones en el área de la cirugía. Los moretones deben aclararse lentamente y desaparecer en aproximadamente 2 semanas. Su médico le dará instrucciones para que usted siga con el cuidado.
Después de la cirugía las instrucciones pueden incluir:
•    El uso de ropa interior ajustada o suspensorio para apoyar el escroto
•    Utilizar una bolsa de hielo para aliviar el dolor y la inflamación
•    Descansar lo suficiente
•    Limitar  la actividad sexual hasta que sane
Usted debe sentirse normal en un par de semanas.

Medicamentos

No tome aspirina, ibuprofeno (nombres de marca: Advil, Motrin, Nuprin), ketoprofeno (nombre de marca: Orudis) o naproxeno (nombre de marca: Aleve) durante 2 semanas antes o después de la operación. Todo esto puede hacer  causar sangrado. Tome acetaminofeno (nombre de marca: Tylenol) para aliviar el dolor.
Cuándo volver a trabajar
Si usted tiene un trabajo de escritorio, espere regresar a trabajar después de un par de días. Si usted hace trabajo físico,  camina o maneja bastante, hable con su médico acerca de cuándo puede volver al trabajo.

La vasectomía: efecto  inmediato?

No. Usted tendrá que eyacular hasta 15 ó 20 veces antes de que los espermatozoides sean eliminados de ambos vasos deferentes. Por esa razón, siga usando control de la natalidad. Su médico le pedirá que traiga muestras de su eyaculación después de la operación. Sólo después de haber dos muestras sin espermatozoides a usted se le considerará incapaz de embarazar a una mujer. Este proceso puede tardar 3 meses o más.

Riesgos de una vasectomía

Los problemas que pueden ocurrir después de su vasectomía incluyen el sangrado, infección y usualmente una reacción inflamatoria leve debido a esperma que ha podido quedar libre durante la cirugía (llamada granuloma de esperma). Llame a su médico si nota algún signo de anormalidad.
Otro riesgo es que los extremos de los conductos deferentes puedan encontrar la manera de crear una vía nueva entre sí. Esto no ocurre muy a menudo, pero si lo hace, usted podría ser capaz de causar un embarazo. Llame a su médico si:
•    Usted tiene  fiebre.
•    Tiene hinchazón que no desaparece o empeora.
•    Usted tiene dificultad para orinar.
•    Usted puede sentir un nudo en el escroto.
•    Tiene sangrado de una incisión que no desaparece aún después de haber apretado el lugar entre dos almohadillas de gasa durante 10 minutos

Qué pasa con los espermatozoides

Una vez que los espermatozoides no pueden conseguir salir a través de los conductos deferentes, los testículos comienzan a fabricar menos esperma. Su cuerpo absorberá el esperma que ha fabricado.

Vasectomía  y su  vida sexual

Después de haberse recuperado de la vasectomía,  su vida sexual no debería cambiar en absoluto. Usted podrá eyacular casi la misma cantidad de semen que antes, y no se le nota un cambio en su deseo sexual.
Este procedimiento no tiene efecto alguno sobre la provisión de sangre y hormonas a los genitales, de modo que no afecta la erección ni la libido.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)