Archivo de la etiqueta: hongos

Esporotricosis

Esporotricosis

La esporotricosis es una infección causada por un hongo llamado Sporothrix schenckii. El hongo vive en el suelo, las plantas y la vegetación en descomposición. La infección cutánea es la forma más común, aunque la infección pulmonar puede ocurrir si una persona inhala las esporas de los hongos microscópicos que se encuentran en el aire. La mayoría de los casos de esporotricosis son esporádicos y se asocian a traumatismos menores en la piel, como cortes y arañazos, sin embargo, los brotes se han relacionado con las actividades que implican el manejo de la vegetación contaminada, como el musgo, paja o madera.
Causas
El hongo vive en el musgo, heno y otros materiales de plantas y en el suelo en todo el mundo. El hongo puede entrar en la piel a través de pequeños cortes o pinchazos de espinas, púas, agujas de pino o alambres. En casos raros, la inhalación del hongo puede causar una infección pulmonar. La Esporotricosis no se transmite de persona a persona, sin embargo, un pequeño número de casos humanos han sido causados por arañazos o mordeduras de animales infectados, como los gatos.

Síntomas

El primer síntoma suele ser un pequeño nódulo indoloro, semejante a una picadura de insecto . El primer nódulo puede aparecer en cualquier momento de 1 a 12 semanas después de la exposición al hongo. El nódulo puede ser de color rojo, rosado o púrpura, y por lo general aparece en el dedo, la mano o el brazo donde el hongo ha entrado a través de una herida en la piel. El nódulo tiempo se hace de tamaño más grandes y puede verse como una llaga o úlcera abierta que es muy lento para sanar. Bultos o nódulos adicionales pueden aparecer más tarde, cerca de la lesión original.
La mayoría de las infecciones por esporotricosis sólo afectan a la piel. Sin embargo, la infección puede diseminarse a otras partes del cuerpo, incluyendo los huesos, las articulaciones y el sistema nervioso central. Por lo general, este tipo de infecciones diseminadas sólo ocurren en personas con sistemas inmunitarios debilitados.

Diagnóstico

Es difícil diagnosticarla, ya que muchas otras enfermedades comparten síntomas similares y deben ser descartados.
Los pacientes con esporotricosis tienen anticuerpos contra el hongo S. schenckii, sin embargo, debido a la variabilidad en la sensibilidad y la especificidad, puede que no sea un diagnóstico fiable para esta enfermedad. El diagnóstico para confirmar o descartar la esporotricosis se debe cultivar el hongo de la piel, esputo ,líquido sinovial , y líquido cefalorraquídeo .
Estas pruebas implican generalmente una biopsia de uno de los nódulos, seguido de un examen del material de biopsia bajo un microscopio para identificar el patógeno . Existen o tras infecciones que son fáciles de confundir con la esporotricosis.

Tratamiento

El tratamiento de la esporotricosis depende de la severidad y la localización de la enfermedad. Las siguientes son las opciones de tratamiento para esta condición:

  • Solución saturada de yoduro de potasioAunque su mecanismo es desconocido, la aplicación de yoduro de potasio en forma de gotas puede curar la esporotricosis cutánea. Esto por lo general requiere de 3 a 6 meses de tratamiento.
  • El itraconazol (Sporanox) y fluconazol. Estos son drogas antifúngicos. El itraconazol es actualmente el fármaco de elección y es significativamente más eficaz que el fluconazol. El fluconazol debe reservarse para los pacientes que no pueden tolerar el itraconazol.
  • La anfotericina B. Este medicamento antifúngico se suministra por vía intravenosa. Muchos pacientes, sin embargo, no pueden tolerar la anfotericina B debido a sus efectos secundarios potenciales como la fiebre, náuseas y vómitos.

Por lo general se recomiendan las formulaciones lipídicas de anfotericina B en vez de anfotericina B desoxicolato debido a un mejor perfil de efectos adversos. La anfotericina B puede ser utilizada para la infección grave durante el embarazo. Para los niños con enfermedad diseminada o grave, desoxicolato de anfotericina B puede ser utilizado inicialmente, seguido de itraconazol.

Prevención

La mayoría de los casos esporotricosis ocurre cuando el hongo se introduce a través de un corte o punción en la piel, mientras que el manejo de la vegetación que contiene las esporas fúngicas. La prevención de esta enfermedad incluye el uso de mangas largas y guantes al trabajar con el suelo, el heno, arbustos, plántulas de pino y musgo sphagnum rosa.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Vaginitis

Vaginitis

La vaginitis es una inflamación de la vagina que puede resultar en la descarga, comezón y dolor. Los tipos más comunes de vaginitis son:

  • La vaginosis bacteriana, que resulta de sobrecrecimiento de varios organismos normalmente presentes en la vagina
  • Las infecciones por hongos, que suelen ser causadas por un hongo natural denominado Candida albicans.
  • La tricomoniasis, que es causada por un parásito y se transmite habitualmente por vía sexual.
  • La atrofia vaginal (vaginitis atrófica), que resulta de la reducción de los niveles de estrógeno después de la menopausia.

Causas

La causa depende del tipo de vaginitis que tiene.

  1. La vaginosis bacteriana.  Este tipo de vaginitis pueden propagarse durante las relaciones sexuales, pero también ocurre en personas que no son sexualmente activas. Las mujeres con compañeros sexuales nuevos o múltiples, así como las mujeres que utilizan un dispositivo intrauterino (DIU) para el control de la natalidad, tienen un mayor riesgo de vaginosis bacteriana.
  2. Las infecciones por hongos Las infecciones por hongos se producen cuando el ambiente normal de la vagina se somete a algún cambio que desencadena la proliferación de un hongo – por lo general C. albicans. Una infección por levaduras no se considera una infección de transmisión sexual. 

. Los factores que aumentan el riesgo de infecciones por hongos son:
• Los medicamentos, como antibióticos y esteroides
• La diabetes no controlada
• Los cambios hormonales, tales como los relacionados con el embarazo, las píldoras anticonceptivas o la menopausia
. Los baños de espuma, los anticonceptivos vaginales, ropa húmeda o apretadamente, y productos de higiene femenina, tales como aerosoles y desodorantes, no causan infecciones de la levadura. Sin embargo, estos factores pueden aumentar su susceptibilidad a la infección.

3. La tricomoniasis  La tricomoniasis es una infección común de transmisión sexual causada por un parásito unicelular llamado Trichomonas vaginalis. Este organismo se propaga durante la relación sexual con alguien que ya tiene la infección.

4. La vaginitis no infecciosa  Pulverizaciones o duchas vaginales, jabones perfumados, detergentes perfumados y productos espermicidas pueden causar una reacción alérgica o irritar los tejidos vulvares y vaginales.

Síntomas

Los síntomas de vaginitis pueden incluir:
• Cambio en el color, olor o cantidad de flujo vaginal
• Picazón o irritación vaginal
• Dolor durante el coito
• Dolor al orinar
• El sangrado ligero o manchado vaginal
Las características de la secreción vaginal se pueden indicar el tipo de vaginitis que tiene.

Diagnóstico
Para diagnosticar su condición, su médico puede revisar su historial de infecciones vaginales o infecciones de transmisión sexual y llevar a cabo un examen pélvico. Durante el examen, su médico puede tomar una muestra de secreción del cuello uterino o vaginal para análisis de laboratorio para confirmar qué tipo de vaginitis que tiene.

Tratamiento

Una gran variedad de organismos y condiciones pueden causar vaginitis, así que el tratamiento se dirige a la causa específica.

  • La vaginosis bacteriana. Para este tipo de vaginitis, el médico puede recetar tabletas de metronidazol (Flagyl) que se toman vía oral, gel de metronidazol (MetroGel) que se aplican a la vagina o crema de clindamicina (Cleocin) que se aplican a la vagina. Los medicamentos se utilizan generalmente una o dos veces al día durante cinco a siete días.
  • Las infecciones por levaduras. usualmente se tratan con una crema o supositorio antimicótico, como el miconazol (Monistat), clotrimazol (Gyne-Lotrimin) y tioconazol (Vagistat). Las infecciones por hongos también se pueden tratar con una receta de medicación oral antimicótico, tal como fluconazol (Diflucan). Las ventajas de este tratamiento para una infección por levaduras son la conveniencia, el costo y no tener que esperar para ver a su médico. El problema es que se puede tratar algo que no sea una infección por levaduras. Es posible confundir una infección por levaduras por otros tipos de condiciones de vaginitis o de otra índole que necesitan un tratamiento diferente. El uso de la medicina equivocada puede retrasar un diagnóstico correcto y un tratamiento más adecuado.
  • La tricomoniasis. El médico puede prescribir metronidazol (Flagyl) o las tabletas tinidazol (Tindamax).
  • El adelgazamiento de recubrimiento vaginal (atrofia vaginal). El estrógeno, en forma de cremas vaginales, tabletas o anillos, puede tratar con eficacia la vaginitis atrófica. Este tratamiento está disponible por la prescripción de su médico.
  • La vaginitis no infecciosa. Para tratar este tipo de vaginitis, es necesario identificar la fuente de la irritación y evitarla. Las fuentes posibles incluyen nuevo jabón, detergente para la ropa, toallas sanitarias o tampones.

Prevención

Una buena higiene puede prevenir que algunos tipos de vaginitis se repitan y puede aliviar algunos síntomas:

  • Evite los baños, bañeras de hidromasaje y bañeras de hidromasaje. Enjuague el jabón de su área genital externa después de una ducha, y seque bien la zona para evitar la irritación. No use jabones perfumados o fuertes, tales como aquellos con desodorante o acción antibacteriana.
  • Evite los irritantes. Estos incluyen tampones aromatizados y las almohadillas.
  • Limpiarse de adelante hacia atrás después de usar el inodoro. Si lo hace, evita la propagación de bacterias fecales a la vagina.

Otras cosas que pueden ayudar a prevenir la vaginitis incluyen:

  • No se duche. Su vagina no requiere limpieza que no sea el baño normal. Las duchas vaginales repetitivas interrumpe los organismos normales que residen en la vagina y puede en realidad aumentar el riesgo de infección vaginal
  • Utilice un condón masculino de látex. Esto ayuda a evitar infecciones que se contagian por contacto sexual.
  • Use ropa interior de algodón y pantimedias con entrepiernas de algodón. Si se siente cómodo sin él, vaya a la cama en ropa interior. La levadura prospera en ambientes húmedos.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 3.5/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 3 votes)

Hongos en Uñas

Hongos de Uñas

Es una infección micótica en uno o más uñas. La infección por hongos en las uñas puede comenzar como una mancha blanca o amarilla bajo la punta de la uña o uñas de los pies. El hongos en las uñas puede ser difíciles de tratar y puede repetir. Sin embargo, hay medicamentos disponibles para ayudar a eliminar hongos en las uñas.

Causas

Las infecciones de las uñas son causadas por un hongo que pertenece a un grupo de hongos llamados dermatofitos. Pero levaduras y mohos también pueden ser responsables de infecciones por hongos en las uñas.
Hay un grupo de micosis conocidas como tiñas (tiña pedis, capitis, cruris, toma el nombre dependiendo de la parte del cuerpo que se vea afectada). Este grupo son micosis superficiales. Muy comunes en las de las uñas de los pies. Aquí tiene que ver el hecho de utilizar durante muchas horas al día un calzado cerrado, la humedad que se genera en los pies no se puede disipar y favorece el crecimiento del hongo. Es importante secar bien los pies luego de bañarse, cambiar las medias si están húmedas y utilizar calzados con buena ventilación, también dejar los pies sin calzado algunas horas al día y dormir sin medias. Todo eso favorece que los pies estés secos y no crezca el hongo.
Muchos se contagian en los vestuarios, por eso si te bañas en un club o gimnasio procura llevar un par de ojotas para hacerlo, así evitarás tomar contacto con el piso.

Síntomas

Existen diferentes clasificaciones de hongos en las uñas (dependiendo del tipo de hongo y de la manifestación) pueden tener signos y síntomas algo diferentes. Usted puede tener infección por hongos de uñas llamada onicomicosis si una o más uñas presentan lo siguiente:
• Uña gruesa
• Frágil, quebradiza o desigual
• Forma torcida
• Color mate o sin brillo
• Color oscuro, causado por impurezas que se acumula debajo de la uña
Las uñas infectadas también pueden separarse de la uña, una condición llamada onicolisis. Puede sentir dolor en los dedos de los pies o las yemas de los dedos y detectar un olor ligeramente fétido.
Una vez que una infección por hongos de uñas comienza, puede persistir indefinidamente si no se tratan. Consulte a su médico al primer signo de hongos en las uñas, que a menudo es una pequeña mancha blanca o amarilla bajo la punta de su uña.

Diagnóstico

A través de la inspección ocular, un médico puede diagnosticar hongos en las uñas con sólo mirar las uñas afectadas. Pero hay otras formas disponibles también en cómo diagnosticar hongos en las uñas.
El KOH (clorhidrato de potasio), esta prueba se utiliza para ayudar a confirmar si tiene hongos en las uñas o no
Un cultivo de hongos es otra prueba para determinar si tiene infección por hongos en las uñas y determinar qué tipo de hongo está presente. Esto también se realiza normalmente cuando el tratamiento de la infección por hongos no se ha realizado correctamente y si los hongos poco comunes se encuentran; también se utiliza para determinar qué tipo de medicamento se debe utilizar mejor para otro ciclo de tratamiento.

Tratamiento

El hongo de uña puede ser difícil de tratar y las infecciones recurrentes son comunes. Existe tratamiento contra el hongo de uñas y ungüentos antimicóticos, están disponibles, pero no son muy eficaces. Si usted tiene pie de atleta, así como hongos en las uñas, usted debe tratar el pie del atleta con medicación tópica y mantener los pies limpios y secos.
Los medicamentos orales
Para el tratamiento de hongos en las uñas, el médico puede prescribir un medicamento antimicótico por vía oral. Los estudios han demostrado los tratamientos más efectivos como terbinafina (Lamisil) e itraconazol (Sporanox).
Su médico puede recomendar medicamentos por vía oral si usted:
• Tiene diabetes u otros factores de riesgo para la celulitis
• Tiene un historial de la celulitis
• Está experimentando dolor o molestia por la infección de las uñas
Estos medicamentos ayudan a crecer una nueva uña, libre de infección, lentamente substituyendo la porción infectada de su uña. Por lo general, esos medicamentos se toman durante seis a 12 semanas, pero no podrá ver el resultado final del tratamiento hasta que la uña vuelve a crecer por completo. Se puede tomar de cuatro meses o más para eliminar una infección. Las infecciones recurrentes son posibles, especialmente si continúa exponiendo las uñas a las condiciones cálidas y húmedas.
Los fármacos antimicóticos pueden causar efectos secundarios que van desde erupciones en la piel al daño hepático. Los médicos no los recomiendan para las personas con enfermedad hepática o insuficiencia cardíaca congestiva o para aquellos que toman ciertos medicamentos.
Otras opciones de tratamiento
Su médico también puede sugerir estos tratamientos para hongos de uñas:
• Laca antimicótica. Si usted tiene una leve a moderada infección de hongos en las uñas, el médico puede preferir prescribir un esmalte de uñas antifúngica llamada ciclopirox (Penlac). pintar en las uñas infectadas y la piel circundante una vez al día. Después de siete días, limpiar con alcohol las capas apiladas l y comenzar nuevamente la aplicación. El uso diario de Penlac durante aproximadamente un año se ha demostrado que ayuda a curar algunas infecciones micóticas de las uñas.
• Los medicamentos tópicos. Su médico también puede optar por otros medicamentos antimicóticos tópicos. Es posible que se aconseje el uso de cremas con una loción de venta libre que contenga urea para ayudar a acelerar la absorción. Los medicamentos tópicos no suelen curar hongos en las uñas, pero pueden ser utilizados con medicamentos orales.
• Cirugía. Si la infección de las uñas es grave o muy doloroso, su médico puede sugerir la eliminación de la uña. Una nueva uña suele crecer en su lugar, a pesar de que vendrá en forma lenta y puede tardar hasta un año en volver a crecer completamente. A veces la cirugía se utiliza en combinación con ciclopirox para tratar el lecho de la uña.
El tratamiento de hongos en las uñas con un láser o terapia fotodinámica – irradia una luz intensa en la uña después de que haya sido tratada con un ácido – también puede tener éxito. Sin embargo, este nuevo tratamiento puede no estar disponible en todas partes.

Prevención

Para ayudar a prevenir hongos en las uñas y reducir las infecciones recurrentes:
Mantenga sus uñas cortas, limpias y secas. Recorte las uñas en forma recta y limar las zonas engrosadas. Seque las manos y los pies, incluyendo entre los dedos después de bañarse.
• Use calcetines adecuados. Medias sintéticas que absorban la humedad puede mantener su secador de pies que hacen de algodón o medias de lana (también se puede usar calcetines sintéticos por debajo de otros calcetines). Cambiar a menudo, especialmente si sus pies transpiran en exceso. Quítese los zapatos de vez en cuando durante el día y después del ejercicio. Alternativas: zapatos cerrados sin puntera.
• Use un spray antimicótico o spray en polvo. Espolvoree los pies y el interior de sus zapatos.
• Use guantes de goma. Esto protege las manos de la sobreexposición al agua. Entre usos, gire los guantes de goma en el interior para que se sequen.
• No recorte ni corte en la piel alrededor de sus uñas. Esto puede dar acceso a los gérmenes de la piel y las uñas.
• No camine descalzo en lugares públicos. Use zapatos alrededor de piscinas públicas, duchas y vestuarios.
• Elija una manicura de buena reputación y un salón de pedicura. Asegúrese de que el salón esteriliza sus instrumentos. Mejor aún, lleve el suyo propio.
• Renuncie a las uñas artificiales. Aunque puede ser tentador para ocultar infecciones fungicidas del uñas bajo una capa de esmalte, esto puede atrapar la humedad no deseada y empeorar la infección.
• Lávese las manos después de tocar una uña infectada. El hongo del uña puede propagarse de uña a uña.

 

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Foliculitis

Foliculitis

Se trata de un problema en la piel, es una inflamación que resulta de una infección de los folículos pilosos y se puede producir prácticamente en cualquier lugar sobre la piel; sin embargo se producen principalmente en las piernas, el pecho y la espalda. La Foliculitis no está relacionada con la mala salud o la suciedad.  Personas saludable y con buena higiene pueden sufrir este problema.

Causas

La Foliculitis es causada por una infección de los folículos pilosos por bacterias, virus u hongos. La causa más común de la Foliculitis es la bacteria Staphylococcus aureus.
Los folículos son más densos en el cuero cabelludo, pero se producen en todo el cuerpo excepto las palmas, las plantas de los pies y las membranas mucosas, tales como los labios. Si los folículos se dañan, se vuelven susceptibles a la invasión.
Las causas más comunes de daño del folículo se incluyen:
•    La fricción del afeitado o la ropa apretada
•    La transpiración excesiva
•    Las condiciones inflamatorias de la piel, como dermatitis y el acné
•    Las lesiones en la piel, tales como abrasiones o heridas quirúrgicas
•    Revestimientos en la piel, tales como vendajes de plástico o cinta adhesiva

Diagnóstico

El  Foliculitis se diagnostica con una simple examinación de la piel. Cuando los tratamientos estándar no eliminan la infección, su doctor puede enviar una muestra tomada de una de las pústulas a un laboratorio donde se cultiva en un medio especial (de cultivo) y después se comprueba la presencia de bacterias. Cuando los médicos sospechan Foliculitis eosinofílica,  puede extraer una muestra pequeña de tejido (biopsia) de una lesión activa para la prueba.

Síntomas

Foliculitis superficial, que afecta a la parte superior del folículo piloso, puede causar:

  • Los racimos de pequeñas protuberancias de color rojo o llenas de pus que se desarrollan alrededor de los folículos pilosos
  • Ampollas llenas de pus que se abren y forman costras
  • Piel enrojecida e inflamada
  • Picazón o sensibilidad

Foliculitis profunda comienza a profundizar en la piel que rodea el folículo piloso y afecta al folículo piloso, incluyen ente otros:
•    Un gran protuberancia o masa inflamada
•    Ampollas llenas de pus que se abren y forman costras
•    Dolor
•    Cicatrices posibles una vez que la infección desaparezca.

Las formas superficiales de la Foliculitis se incluyen:

  • Foliculitis estafilocócica. Este tipo común se caracteriza por la comezón, blancos, llenos de pus que pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo donde los folículos pilosos están presentes. Cuando afecta a la zona de la barba de un hombre, se llama Foliculitis de la barba. Se produce cuando los folículos pilosos se infectan con el Staphylococcus aureus (estafilococo) las bacterias.

  • Pseudomonas Foliculitis (Foliculitis de la tina). Las bacterias Pseudomonas que causan este tipo de Foliculitis prosperan en una amplia gama de entornos, incluyendo bañeras de hidromasaje en la que los niveles de cloro y el pH no están bien regulados. Dentro de ocho horas a cinco días de exposición a la bacteria, una erupción de color rojo, redondo, comezón y ronchas que aparecen más adelante pueden convertirse en pequeñas ampollas llenas de pus (pústulas).
  • Pityrosporum Foliculitis. Especialmente común en los adolescentes y hombres adultos, Foliculitis pityrosporum es causada por un hongo y produce crónicas, pústulas rojas que pican en la espalda y el pecho y, a veces en el cuello, los hombros, superior de los brazos y la cara.

Tratamiento

La Foliculitis es probable que desaparezca por sí sola en los casos leves. Casos persistentes o recurrentes,  es probable que requieran tratamiento. El tratamiento que recomiende el  médico dependerá del tipo y la gravedad de la infección.

  • Foliculitis estafilocócica. Su médico puede recetarle un antibiótico       infección se cure. Si tiene que afeitarse, usar una máquina de afeitar eléctrica o una cuchilla de afeitar limpia cada vez.
  • Pseudomonas Foliculitis (Foliculitis de la tina). Esta condición rara vez requiere tratamiento específico, aunque el médico puede prescribir una medicación oral o tópica para aliviar la picazón (anti-prurito). graves casos más pueden requerir un antibiótico oral.
  • Seudofoliculitis de la barba. Medidas de cuidados personales generalmente se elimina esta condición. Si usted hace uso de una cuchilla, puede hacer un masaje a su zona de la barba con una toalla caliente y húmeda o una esponja facial para levantar el vello de manera que se puede cortar con mayor facilidad. Utilice un gel de afeitar en lugar de crema, y afeitarse en la dirección del crecimiento del pelo. Cuando haya terminado, enjuague bien con agua tibia y aplicar una loción hidratante.
  • Pityrosporum Foliculitis. Antimicóticos orales o tópicos son los tratamientos más eficaces para este tipo de Foliculitis. Debido a que la condición a menudo vuelve una vez que haya terminado el curso de la medicación oral, el médico puede recomendar el uso de ungüentos tópicos de forma indefinida. Los antibióticos no son útiles en el tratamiento de la Foliculitis pityrosporum y puede empeorar la infección por alterar el equilibrio normal de bacterias en la piel.
  • Sicosis de la barba. Su médico puede recomendar compresas tibias y solución salina o un antibiótico tópico, si la infección es más grave, un antibiótico oral.
  • Foliculitis Gram-negativos. Aunque este tipo de Foliculitis los resultados  de la terapia con antibióticos para el acné son a  largo plazo, se trata generalmente con ciertos antibióticos tópicos u orales.
  • Forúnculos y carbuncos. Su médico puede drenar un forúnculo grande o carbunclo, haciendo una pequeña incisión. Esto alivia el dolor, acelera la recuperación y ayuda a reducir las cicatrices. Las infecciones profundas que no pueden ser completamente curadas puede cubrirse con una gasa estéril para que el pus puede continuar  drenando.  el médico puede prescribir antibióticos para ayudar a curar las infecciones graves o recurrentes.
  • Foliculitis eosinofílica. Una serie de terapias son eficaces, pero los corticosteroides tópicos son a menudo el tratamiento de elección. El médico puede prescribir un trtamiento corto de corticosteroides orales si usted tiene una infección grave. Todos los esteroides pueden tener efectos secundarios graves y se debe utilizar para un tiempo tan breve como sea posible. Si usted está viviendo con el VIH / SIDA y tienen leves Foliculitis eosinofílica, el médico puede prescribir esteroides tópicos en combinación con antihistamínicos orales.

Prevención

Aunque no siempre es posible prevenir la Foliculitis, estas medidas pueden ayudar:

  1. Evite la ropa constrictiva – Las prendas ajustadas, especialmente jeans y ropa deportiva pueden ser elegantes, pero asegúrese de que no irriten la piel.
  2. Afeitarse con cuidado. Use una máquina de afeitar eléctrica o una hoja nueva cada vez que se afeite. Tenga especial cuidado para mantener el área limpia y rasurada para evitar cortes y rasguños. Si usted es una mujer que contrae infecciones frecuentes, es posible que desee considerar la depilación u otros métodos de depilación.
  3. Mantenga las tinas calientes. Si usa tina de agua caliente, límpiela  con regularidad y añádale cloro según dosis. Utilice tubos comerciales sólo si está seguro de que están bien cuidadas.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 1.7/5 (3 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Alergia infantil

Alergia infantil

alergia es una reacción del sistema inmunitario a una sustancia del ambiente llamada alérgeno. Cuando un niño con alergias entra en contacto con alguna de estas sustancias — ya sea al tocarlas, inhalarlas, comerlas o si se las inyectan — su organismo las detecta como un invasor peligroso y libera histaminas y otras sustancias químicas para rechazarlas.
Estas sustancias químicas producen irritación en su organismo y provocan síntomas tales como mucosidad clara (la nariz gotea con frecuencia), estornudos, comezón y tos. Los síntomas pueden ser leves o severos, intermitentes (sólo se dan en ciertas temporadas) o continuos (si está expuesto constantemente al alérgeno).

Causas

Se debe realizar una exploración alergológica tan pronto como aparezcan los primeros síntomas sospechosamente alérgicos. Los recién nacidos raramente presentan síntomas de alergia. Pero tan pronto la leche es introducida en la dieta, algunos niños pueden comenzar vómitos, diarrea, cólicos intestinales, etc. En ocasiones, cuando estos síntomas digestivos van remitiendo, comienzan a aparecer síntomas en la piel (eritema del pañal, eczema,…). Más tarde pueden aparecer catarros bronquiales o asma. Finalmente, es común que se hagan patentes síntomas alérgicos en la nariz (rinitis) o en los ojos (conjuntivitis).
Observe usted el patrón de desarrollo de los problemas alérgicos: frecuentemente las personas con predisposición alérgica siguen un curso clínico determinado, que cambia con la edad. Esto es lo que se conoce como MARCHA ALÉRGICA.
Por lo tanto, hallar la causa lo más precozmente posible puede ayudar de forma notable a detener la progresión de dicha “marcha”.
Factores que contribuyen al desarrollo de la alergia.
a. Factores Predisponentes:
• La Constitución Atópica. Ciertas personas tienen una predisposición                    genética para el desarrollo de enfermedades alérgicas, que pueden                        transmitir a su descendencia. Por ello, es más probable que un niño sea              alérgico si hay otros miembros de la familia (padre, madre, hermano, etc.)         son alérgicos.
• El Sexo. Ciertas enfermedades alérgicas (ej: el asma, son más frecuentes en         niños que en niñas).
b. Factores Causales o ALERGENOS
• Alérgenos Domésticos:
• Ácaros del Polvo
• Hongos
• Epitelios de animales
• Cucarachas
• Alérgenos Exteriores
• Hongos
• Pólenes
• Epitelios de animales
• Alérgenos Ocupacionales è Afectan a adultos por exposición a ciertas                  sustancias durante sus trabajos (ej: harina en los panaderos, polvo de                  madera en carpinteros, etc.)
c. Factores Coadyuvantes, Facilitadores o Desencadenantes à Son factores que no producen alergia por sí mismos, pero que facilitan que una persona pueda hacerse alérgica a algún alérgeno de los del epígrafe b), o bien pueden actuar como factores desencadenantes en una persona que ya es alérgica:
• Contaminación
• Aire frío
• Humo de tabaco
• Ejercicio
• Infecciones respiratorias

Diagnóstico

Determinadas alergias son fáciles de diagnosticar porque el patrón de síntomas que sigue a la exposición a ciertos alérgenos es fácil de identificar. Pero otras alergias resultan menos obvias debido a que sus síntomas se asemejan a los cuadros clínicos de otros trastornos.
Si un niño presenta síntomas catarrales durante más de una semana o dos o se percibe que siempre sucede en la misma época del año, consulte con su médico. Dependiendo de los resultados de la exploración física del niño, el pediatra podrá pronunciar un diagnóstico y recetarle medicación propicia para una alergia infantil o bien derivarle a un alergólogo para que haga un estudio de alergia infantil en mayor profundidad y recomendar un tratamiento
Es posible que el alergólogo tenga que practicarle al niño pruebas cutáneas para determinar si es alérgico a los factores ambientales y alimentarios más usuales. Las pruebas cutáneas se pueden hacer en lactantes de pocos meses, aunque son más fiables a partir de los dos años.
Las pruebas cutáneas de alergia infantil se pueden realizar de dos formas distintas:
Se coloca una gota del alérgeno en forma de líquido purificado y se hace un pequeño pinchazo en el área.
Se inyecta una pequeña cantidad del alérgeno debajo la piel. El pinchazo se siente un poco, pero no se trata de un procedimiento muy doloroso. Pasados unos 15 minutos, si en el sitio de la inyección aparece un bultito semejante a la picadura de un mosquito, el resultado es positivo a la alergia infantil.

Síntomas

Los órganos que más afecta, son los ojos la nariz, las vías respiratorias y la piel, es decir, los órganos que están expuestos al medio ambiente y los síntomas varían dependiendo del órgano afectado.
• Aparato digestivo: se puede presentar diarreas y dolor abdominal.
• Ojos: puede aparecer enrojecimiento.
• Nariz: se presenta una secreción de moco acuoso y comezón.
• Piel: aparecen eczemas.
• Pulmones: se presenta obstrucción de los bronquios.
La reacción alérgica en los ojos es conocida como conjuntivitis; en la nariz, rinitis; en la piel puede haber dermatitis, en las vías respiratorias, puede haber bronquitis, laringitis o asma.

Tratamiento

Hoy en día las alergias pueden ser tratadas en tres formas:
  1. Uso racional y científico de medicamentos. Los medicamentos se dividen en dos grandes grupos, preventivos y sintomáticos. Medicamentos preventivos. Como su nombre lo indica previenen, pero no quitan los síntomas. Los esteroides inhalados son los más efectivos y tienen por lo general nulos efectos indeseables. Los antireocuteranos son los que están de moda, y de los que podemos mencionar el montelukast que es un medicamento de reciente adquisición en el tratamiento de las alergias y en asma alérgica. Medicamentos sintomáticos. Son los que calman los síntomas pero no curan, por ejemplo: los antihistamínicos, corticoesteroides, los broncodilatadores y los antibióticos. Hoy en día tenemos un buen número de antihistamínicos de los llamados de segunda y tercera generación, que tienen la ventaja de que no provocan depresión en el sistema nervioso central, no dan sueño, no alteran la concentración de los niños en el ámbito escolar, y también se pueden usar por mucho tiempo sin riesgo.
  2. Control ambiental. Algo muy importante es tratar de controlar en lo posible el ambiente, por lo tanto hay que evitar el polvo casero, cambios bruscos de temperatura, el tabaquismo, ya que si los padres fuman, los niños nunca se van a curar de la alergia.
  3. Vacuna Antialergia. Las vacunas antialérgicas, ya han sido aceptadas por la Organización Mundial de la Salud. En el Instituto Nacional de Pediatría, se preparan las vacunas, las cuales son aplicadas a muy bajo costo. Las vacunas antialergia sí funcionan, y es importante mencionarlo porque hay algunos médicos que por falta de información actualizada dicen que dicha vacuna no funciona, pero nosotros hemos obtenido muy buenos resultados.

Prevención

Aquí tiene algunas medidas que usted puede adoptar para ayudar a su hijo a evitar los alérgenos transportados por el aire:
  • No permita que los animales domésticos entren en algunas habitaciones de la casa, por ejemplo, en el dormitorio de su hijo, y báñelas cuando sea necesario.
  • Retire las alfombras, alfombrillas o moquetas de la habitación de su hijo (las superficies duras no acumulan tanto polvo como las almohadilladas).
  • No cuelgue cortinas gruesas y deshágase de los objetos que tienden a acumular polvo.
  • Limpie la casa frecuentemente.
  • Si su hijo es alérgico a los ácaros del polvo, utilice fundas especiales para cubrir sus almohadas y colchones.
  • Si su hijo es alérgico al polen, mantenga las ventanas cerradas cuando la polinización esté en su máximo apogeo, pídale a su hijo que se cambie de ropa cuando llegue a casa después de estar al aire libre y no le deje cortar el césped.
  • Si su hijo es alérgico al moho, pídale que evite los lugares húmedos, como los sótanos, y mantenga limpios y secos el cuarto de baño y otros lugares donde se tiende a formar moho.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Pie de atleta

Pie de atleta

El pie de atleta o tinea pedis es una infección micótica producida por hongos dermatofitos (que se alimentan de queratina) o por levaduras (en casos muy raros con alteración del sistema inmune). Afecta los pliegues interdigitales, la planta y los bordes del pie. Esta infección en los pies provocada por hongos puede durar poco o mucho tiempo y puede reaparecer después del tratamiento.
No es una infección muy contagiosa, pero de no cuidarse puede trasladarse a otras partes del cuerpo por el contacto de las manos de la zona afectada a otras áreas o  a través de la toalla, como ingles y axilas.

Causas

El pie de atleta ocurre cuando un cierto hongo prolifera sobre la piel de sus pies. Además de los dedos del pie, también se puede presentar en los talones, las palmas de las manos y entre los dedos de las manos.
El pie de atleta es el tipo más común de infecciones micóticas por tiña. El hongo prospera en áreas cálidas y húmedas. El riesgo de contraer esta afección se incrementa si usted:
•    Usa calzado cerrado, especialmente si es recubierto con plástico.
•    Mantiene sus pies húmedos durante períodos prolongados.
•    Transpira mucho.
•    Desarrolla una lesión menor en las uñas o en la piel.
El pie de atleta es contagioso y se puede transmitir por contacto directo o por contacto con artículos tales como zapatos, calcetines y superficies de piscinas o duchas.

Diagnóstico

Parece fácil diagnosticar el pie de atleta o tinea pedis. La mayoría de los médicos de atención primaria tienen memorizado un patrón clínico de descamación, maceración y picor en los espacios interdigitales de los pies como el característico de esta infección. Sin embargo, el pie de atleta puede presentarse de forma distinta, en especial con descamación crónica en toda la planta del pie. Estas variantes no son tenidas siempre en cuenta a la hora de hacer el diagnóstico.
Si su pie de atleta tiene un aspecto inusual o si el tratamiento no le ayudó anteriormente, es posible que su médico le tome una muestra de piel o de uña para detectar la presencia de hongos.
No todos los problemas de la piel del pie son pie de atleta. Si piensa que tiene pie de atleta, pero nunca lo ha tenido anteriormente, es una buena idea que su médico lo examine.

Síntomas

El pie de atleta puede hacer que los pies y la piel entre los dedos de los pies ardan o piquen. Es posible que la piel se descascare y se agriete. Los síntomas pueden depender del tipo de pie de atleta que tenga.
•    La infección interdigital por lo general se presenta entre el cuarto y quinto dedo de los pies. La piel se descama, descascara y agrieta. Algunas personas podrían también tener una infección con bacterias. Esto puede hacer que la piel se quiebre aún más.
•    La infección tipo mocasín podría empezar con una zona sensible en el pie. Luego, la piel de la parte de abajo del pie o la piel del talón puede volverse gruesa y agrietarse. En los casos graves, las uñas de los pies se infectan y pueden volverse gruesas, romperse en pedacitos e incluso caerse. La infección micótica en las uñas de los pies requiere tratamiento por separado.
•    La infección tipo vesicular por lo general empieza con un brote repentino de ampollas llenas de líquido bajo la piel. Por lo general, las ampollas se encuentran en la parte de abajo del pie. Sin embargo, pueden aparecer en cualquier lugar del pie. También puede contraer una infección bacteriana con este tipo de pie de atleta.

Tratamiento

Existen muchos tratamientos para el pie de atleta, sin embargo uno de los problemas que se presentan es la falta de apego al tratamiento, que por lo general es muy largo. La falla en el tratamiento es algo común entre quienes padecen de manera regular este problema. La inconveniencia de su aplicación, la duración de los tratamientos, los polvos y en general la falta de entendimiento de la naturaleza del pie de atleta, lleva de manera frecuente a los afectados a abandonar el tratamiento o simplemente, a no tratarse.
No obstante, Novartis lanzó al mercado mexicano Lamisil1, el primero y único tratamiento de una sola dosis para el tratamiento del pie de atleta que ofrece un sistema de liberación único: con sólo una aplicación, se forma una película que libera  la sustancia terbinafina en lo profundo de la piel, un activo comprobado que mata al  hongo dermatofito, causante del pie de atleta.
Lo anterior se dio a conocer por la Dra. María del Carmen Padilla Desgarennes, presidente de la Sociedad Mexicana de Dermatología, y el Dr. Juan David Verdi, Gerente Médico de Grupo Novartis.
Este producto sin duda alguna revolucionará el tratamiento del pie de atleta. Las investigaciones realizadas demuestran que la necesidad de los consumidores es sencilla, requieren de un tratamiento rápido y efectivo para el pie de atleta. Una de sus ventajas es que comienza a trabajar de manera inmediata, disminuyendo síntomas en los siguientes 15 minutos a su aplicación, matando el hongo a los 30 minutos, y manteniéndose activo durante los siguientes 13 días, devolviéndole a los pacientes la libertad de movimiento.
Esta nueva formulación contiene una combinación de polímeros hidrofílicos e hidrofóbicos, los cuales al aplicarse sobre la piel dejan una película escasamente visible creando una reserva terapéutica que no logran otros medicamentos, lociones, cremas, o polvos que actualmente existen en el mercado.
La acción conveniente y efectiva de Lamisil 1 permite a los pacientes  recobrar la salud de sus pies y vivir con mayor libertad, mejorando no sólo su autoestima sino además, su calidad de vida.

Prevención

•    Séquese completamente los pies después de bañarse o nadar.
•    Use sandalias o chancletas en los baños y piscinas públicas.
•    Cámbiese los calcetines lo más frecuentemente posible para mantener los pies secos; esto debe hacerse al menos una vez al día.
•    Utilice talcos antimicóticos o de secado para prevenir el pie de atleta si es susceptible a contraerlo o si usted frecuenta áreas donde el hongo que lo causa es común (como los baños públicos).
•    No ducharse ni caminar descalzo por zonas públicas.
•    Use zapatos bien ventilados y preferiblemente hechos de un material natural como el cuero. Puede ayudar el hecho de alternar los zapatos cada día, de manera que se puedan secar por completo entre puestas. Evite los zapatos con revestimiento de plástico.
•    Usar diariamente un aerosol o polvos antifúngicos ya que evitan malos olores y evitan el conta

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Conjuntivitis

Conjuntivitis

Es la inflamación de la conjuntiva, membrana mucosa que recubre el interior de los párpados y la parte blanca de los ojos y que se extiende a la parte anterior del globo ocular. Al principio puede afectar un solo ojo pero luego suele contagiar al otro.
Nuestros ojos están expuestos al medioambiente y pueden ser atacados por microorganismos como virus, bacterias y hongos; o contaminados por sustancias como el humo de los vehículos de transporte, deshechos de fábricas, sustancias volátiles del medioambiente, etc.
La población más vulnerable son los adultos de 21 a 60 años y los menores de 4 años de edad.

Causas

La conjuntivitis puede estar provocada por muchas de las bacterias y virus que provocan los catarros y otras infecciones —incluyendo las infecciones de oído, las infecciones de senos nasales y el dolor de garganta— y también por el mismo tipo de bacterias que provocan la clamidiosis y la gonorrea, dos enfermedades de transmisión sexual (ETS).
La conjuntivitis también puede estar provocada por una alergia. Estos casos tienden a darse más frecuentemente en niños que también tienen otras reacciones alérgicas, como la fiebre del heno (también conocida como rinitis alérgica). Algunos de los desencadenantes de la conjuntivitis alérgica son el césped, el polen, la caspa animal y los ácaros del polvo.
A veces, determinadas sustancias que hay en el medio ambiente irritan los ojos y provocan una conjuntivitis, por ejemplo, algunos productos químicos (como el cloro y el jabón) y algunos contaminantes aéreos (como el humo y algunos vapores).

Diagnóstico

Se diferencia de una iritis (inflamación ocular) o de un glaucoma agudo, en que en estos procesos se produce una inflamación de los vasos sanguíneos cercanos al iris y resultan con dolor más intenso que la conjuntivitis.

Tipos

La conjuntivitis puede ser infecciosa (causada por bacterias o virus), alérgica (causada por una reacción alérgica), irritativa (causada por un cuerpo extraño en el ojo) o química (causada por una sustancia química).
Conjuntivitis Infecciosa: constituye el 80%, causada por  bacterias que normalmente viven en la nariz o en la piel, más frecuente en verano e invierno, suele presentarse con gran inflamación y presencia de legaña amarillenta o verdosa, con un tiempo de incubación aproximado de 7 días. En algunas ocasiones la infección puede comprometer los párpados y otras estructuras oculares, generando la celulitis orbitaria.
Conjuntivitis viral:  tiene una duración de 7 a 14 días, se presenta con enrojecimiento de los ojos a veces tipo hemorragia, lagrimeo, fotofobia y presencia de legaña de color blanco, y hasta puede ocurrir un cuadro infeccioso respiratorio.
Conjuntivitis alérgica: Constituye 25%, más frecuente en primavera y otoño. Paciente refiere antecedentes familiares y/o personales de asma bronquial, rinitis, eczemas, alergia a polvo, pólenes (de la hierba, de ciertos árboles como el olivo, de ciertas malezas como la parietaria, etc.), ácaros (de polvo doméstico, muebles y colchones), descamación de la piel, epitelio y pelo de mascotas, edificios antiguos y húmedos, sótanos, desván y algunos productos de belleza.
Conjuntivitis irritativa: es una reacción exagerada de la conjuntiva a un agente externo normalmente irritante (humos, vapores, emanaciones, etc.). Se produce en personas muy sensibles a los productos químicos utilizados en piscinas, o expuestas a humos, vapores o emanaciones. Por otra parte, algunos de estos irritantes pueden agravar los síntomas de una conjuntivitis alérgica.
Otros tipos de conjuntivitis:
•    Queratoconjuntivitis seca
•    Conjuntivitis vernal
•    Conjuntivitis neonatal
•    Tracoma

Síntomas

•    Dolor de ojos
•    Ardor o picazón constante,
•    Sensibilidad extrema a la luz, y lagrimeo.
•    Visión borrosa
•    Enrojecimiento del ojo
•    Globo ocular y parpado inferior inflamados
•    Secreción acuosa o mucosa que sale de los ojos
•    En los casos más serios de infección, hay formación de pus, que se seca durante el tiempo que se duerme formando una costra, haciendo que las pestañas se peguen entre sí.

Tratamiento

Las causas que ocasionen la conjuntivitis influirán en su tratamiento. Para empezar, deben limpiarse los ojos, quitando las secreciones con un paño limpio, agua hervida tibia o suero fisiológico estéril. También suelen ser útiles las compresas frías y los analgésicos. El tratamiento puede ser la administración de colirio, pomada o gel antibiótico. Para mejorar la conjuntivitis alérgica o vírica, sin embargo, lo más efectivo es el uso de gotas oftálmicas con corticosteroides, que nunca deberán utilizarse en el caso de que la infección se haya producido por herpes, ya que los corticosteroides empeoran la infección.
El tratamiento suele durar una semana: las gotas se administran entre cuatro y seis veces diarias y la pomada o el gel entre dos y tres veces al día. El gel utiliza menos veces en comparación con el colirio y no nubla la vista (lo que sí ocurre con la pomada).
En el caso de los niños, la administración de las gotas puede resultar mucho más compleja. Si se resisten, puede recurrirse a tumbarles con la cabeza inclinada hacia atrás y hacia arriba, pedirles que cierren los ojos y aplicarles la gota en el lagrimal. Después, ellos sólo tendrán que abrir y cerrar los ojos durante unos segundos.
A los recién nacidos se les aplican unas gotas en los ojos para prevenir los contagios por gérmenes durante el parto. La infección también podría darse si el bebé nace con el lagrimal obstruido, algo que suele mejorar con el tiempo, aunque también se tienen que dar masajes, exprimiendo el canal lagrimal hacia fuera. En el caso de que el problema persista entre los seis y los 12 meses, deberá lavarse el conducto con una sonda fina.
Generalmente, la conjuntivitis se acaba curando sola, pero es importante tratarla para prevenir contagios y complicaciones. De hecho, a veces el especialista toma una muestra de la secreción para analizarla y determinar cuál será el tratamiento más adecuado.

Tratamiento natural

  • Alternar compresas de agua fría con tibias dejando cada una por cinco minutos sobre los ojos.  Las frías encogen los vasos sanguíneos agrandados aliviando así los ojos enrojecidos y la inflamación que acarrea la conjuntivitis.  Mientras que las compresas tibias alivian la irritación.
  • Ingerir una porción de yogur de leche de cabra y aplicarse también un emplasto del yogur todos los días,
  • Aplicar compresas de bolsitas húmedas de té o pedazos de telas mojados (y exprimidos) en infusiones muy concentradas de manzanilla o hinojo.
  • Preparar una infusión con 20 g de flores de saúco por cada medio litro de agua.   Aplicar, mediante unas bolas de algodón, varias veces a lo largo del día.
  • Mezclar un puñado de manzanilla con flor de saúco, rosa de Alejandría, ruda y aciano. Poner dos cucharadas rasas de la mezcla en un cuarto de litro de agua y dejar hervir durante 2 minutos. Dejar reposar cinco minutos y colar. Aplicar dos algodones empapados y templados sobre los ojos y presionar ligeramente con los dedos. Repetir cinco veces al día.

Prevención

Una buena higiene puede ayudar a prevenir la propagación de la conjuntivitis:
•    Cambie las fundas de las almohadas con frecuencia
•    No comparta los cosméticos para los ojos
•    No comparta las toallas ni los pañuelos
•    Manipule y limpie los lentes de contacto apropiadamente
•    Evite tocarse los ojos con las manos
•    Reemplace los cosméticos para los ojos con regularidad
•    Lávese la manos con frecuencia

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Unimicosis

Unimicosis

La onicomicosis se define como la infección fúngica de la uña que produce su decoloración, engrosamiento y deformidad. Según el compromiso ungueal existen 4 subtipos de onicomicosis: distal subungueal, proximal subungueal, blanco superficial y por Cándida.
Solo la mitad de las uñas distróficas son producidas por hongos, por lo que la determinación micológica es fundamental para el diagnóstico diferencial y selección de un agente terapéutico efectivo.
La onicomicosis, una enfermedad sin aparente importancia clínica, debe alertar al médico de posibles enfermedades subyacentes o enfermedades conocidas mal controladas, corregir en lo posible los factores de riesgo, realizar el tratamiento más efectivo y con ello eliminar las posibles complicaciones tanto psicológicas como orgánicas. Afecta marcadamente la calidad de vida y el bienestar psico-social, ya que al afectar su función de protección, compromete la actividad diaria tanto laboral como social. En ciertos pacientes pueden afectarse psicológicamente, ya que la sociedad moderna valora en exceso la apariencia cosmética, además afecta las relaciones interpersonales por ser juzgados como de pobre higiene y miedo al contagio. Produce en el paciente vergüenza, trastornos de la personalidad, ansiedad y depresión.

Causas

En la mayoría de los casos son causados por dermatofitos, pero en pacientes inmunocomprometidos (como por ej. pacientes con SIDA) se pueden aislar otros agentes patógenos. Además, es frecuente encontrar asociado otras infecciones por dermatofitos como ser tinea pedis, tinea cruris y tinea corporis.
El hongo que causa la onicomicosis prospera en los ambientes cálidos y húmedos. Los factores que contribuyen a la onicomicosis incluyen:
● Lesión en la uña
● Exposición a ambientes cálidos y húmedos, como vestidores
● Medias húmedas
● Zapatos que quedan ajustados
● Mal cuidado de las uñas

Diagnóstico

Es necesario establecer el diagnóstico diferencial con otro tipo de procesos causantes de distrofi a ungueal como psoriasis, traumatismos, liquen plano, onicocriptosis, atrofi a ungueal y traquioniquia o distrofi a de las 20 uñas.
Es importante conocer también el género y especie de hongo aislado, ya que la orientación terapéutica es diferente en cada caso. sobre la existencia de enfermedades de base como la diabetes y otras causas de inmunosupresión, hábitos del paciente (contacto con agua, asistencia a lugares donde se anda descalzo y en ambiente húmedo como piscinas, vestuarios, duchas compartidas, etc.) y profesión, por la exposición a traumatismos o a productos irritantes (deportista, albañil, pintor, etc.). La historia y exploración del paciente debe incluir, además de la lesión motivo de la consulta, el resto de la superfi cie corporal, buscando lesiones satélites a distancia. En pacientes con lesiones cutáneas crónicas o recurrentes sugerentes de dermatofitosis se deben explorar siempre los pies buscando signos de micosis La recogida de la muestra debe realizarse antes de comenzar el tratamiento antifúngico. Si el paciente ha recibido un tratamiento previo se debe esperar un tiempo después de la suspensión del mismo antes de la toma de muestras: 15 días si se han utilizado cremas antifúngicas, 1 mes para las lacas y de 1-3 meses para los antifúngicos sistémicos (1 mes para la griseofulvina y 3 para la terbinafina). Para recoger la muestra se utilizan cortauñas, tijeras, pinzas, hojas de bisturí o tenazas. La muestra ha de ser abundante recortando la uña hasta zona sana, si la hubiera, y recogiendo trozos de uña y detritus de la parte inferior de la placa ungueal. la onicomicosis por dermatofitos más frecuente, es inicialmente una infección del lecho de la uña más que de la propia uña, los restos subungueales de la parte más proximal de la lesión son los que proporcionan mejores resultados en el diagnóstico. El diagnóstico microbiológico consiste en la visualización del hongo en la muestra y el cultivo de la misma para identificar el género y especie de hongo causal. El éxito del diagnóstico depende mucho de la calidad de la muestra recogida, de la experiencia del microbiólogo en la visualización microscópica y la discriminación entre hongos que están ejerciendo una acción patógena, hongos saprofitos de la uña y hongos contaminantes de los medios de cultivo.

Síntomas

La placa de la uña puede tener un aspecto engrosado, amarillo o nublado.
Las uñas pueden llegar a ser áspero y quebradizo, o puede separarse de la uña.
Usualmente no hay dolor u otros síntomas corporales, a menos que la enfermedad es grave.
Dermatophytids son hongos sin lesiones en la piel que a veces se forman como resultado de una infección por hongos en otras partes del cuerpo. Puede ser considerado como una reacción alérgica a los hongos.
Esto podría tomar la forma de una erupción cutánea o comezón en un área del cuerpo que no está infectada con el hongo.
Dermatophytids Los pacientes con onicomicosis pueden experimentar problemas psicosociales significativos debido a la aparición de la uña.
Esto es particularmente mayor cuando las uñas se ven afectadas.

Tratamiento

El tratamiento debe ser costo/efectivo y siempre sistémico. La monoterapia con griseofulvina o con ketoconazol es poco efectiva, con elevada tasa de recurrencias y con significativos efectos colaterales. Los nuevos agentes antimicóticos (triazoles) como el itraconazol, fluconazol y terbinafina, penetran en la matriz ungueal rápidamente y presentan efecto terapéutico prolongado (hasta 6-7 meses), La forma de administración es la siguiente:
1.    Itraconazol, en pulsos de 400 mg/día en 1 semana cada mes (3 pulsos para las uñas del pie, y 2 pulsos para las uñas de los dedos de la mano). Produce cura micológica en el 80% de los casos, y 10,4% de recaídas. Presenta interacciones con drogas por lo que se contraindica absolutamente su uso asociado con simvastatina, lovastatina, terfenadina, astemizol, cisapride, midazolam, triazolam, quinidina y pimozida.
2.    Fluconazol (150-300 mg) administrado intermitentemente, una dosis semanal por 6-12 meses para las uñas del pie, y 3-6 meses para las uñas de los dedos de la mano. Produce cura micológica en el 90%.
3.    Terbinafina 250 mg/día durante 12 semanas para las uñas del pie, y 6 semanas para las uñas de los dedos de la mano. Produce cura micológica en el 70-81%.

Prevención

Ante todo mantener una higiene rigurosa con la finalidad de evitar la proliferación de hongos y bacterias. Lavarse las manos y los pies como mínimo 2 veces al día y secarlos adecuadamente. Es conveniente utilizar calzados y calcetines apropiados que faciliten la transpiración y ventilación adecuadas y cambiarlos a menudo evitando así excesos de sudoración y humedad de los pies. Realizar una manicura al menos una vez a la semana, esta, proporcionará una vigilancia adecuada de las uñas permitiendo corregir deformidades y mejorar su apariencia.
Para ayudar a reducir su probabilidad de desarrollar onicomicosis, siga los siguientes pasos:
■ Mantenga sus pies limpios y séquelos completamente después de lavarlos.
■ Mantenga sus manos secas y use guantes de goma cuando las limpie.
■ Mantenga las uñas cortas y secas, manteniéndolas en buen estado.
■ No recorte ni corte la piel cerca de sus uñas.
■ Tenga cuidado de evitar lesionar las uñas de sus pies.
■ Evite los zapatos que sean demasiado ajustados.
■ Use calcetines absorbentes de algodón y cámbielos antes de que se humedezcan.
■ Evite caminar descalzo alrededor de albercas, vestidores y otros lugares públicos.
■ Elija un salón acreditado para realizarse manicuras y pedicuras.
■ Evite las uñas artificiales, las cuales pueden atrapar la humedad.
■ Deje de fumar.
■ Si tiene diabetes, consulte a su médico acerca de los pasos que puede seguir para controlar mejor su azúcar en la sangre.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Mal olor de pie

Mal olor de  pie

El mal olor de los pies es algo más común de lo que parece, y algo que hay que solucionar de inmediato si se quiere que la imagen no pueda verse dañada y  no  pasar por situaciones incomodas a la hora de descalzarse. Sobre todo en época de calor los pies sufren más que nunca y también sudan más que en otras épocas por lo que las posibilidades de  desprender mal olor  pueden multiplicarse.
Lo primero que hay que diferenciar es un posible olor de pies o un posible olor del calzado. Son dos circunstancias completamente distintas aunque suelen estar relacionadas ya que el olor será incomodo en ambos casos.

Causas

La excesiva sudoración de las extremidades o hiperhidrosis, producida por una sobre actividad del sistema nervioso simpático y que afecta a una de cada cuatro personas es, en la mayoría de los casos, la causa principal de este problema. Cada día, la piel se descama y libera una serie de bacterias que causan el mal olor de los pies. Un trastorno frecuente pero que produce muchas molestias, ya que suele ir acompañado de una degradación de pequeños microorganismos, como los hongos, que también son causantes del mal olor y de numerosas infecciones.
Se trata de una función habitual del cuerpo humano cuyas consecuencias, no obstante, pueden ser más graves de lo que parece. “El olor de pies no sólo es una sensación desagradable para las personas que rodean al que lo padece, sino que para la persona que lo sufre puede ser el motivo de frustración y la causa que lleve al paciente a la consulta del podólogo en busca de una solución”, explica Dionisio Martos, experto en Podología.
En esta línea el mal olor de pies, también conocido como podobromhidrosis, puede considerarse una enfermedad de la piel, ya que, en un porcentaje altísimo, es originado por una colonización y crecimiento de gérmenes y debe ser considerado como una afectación infecciosa que requiere de tratamiento”. En concreto, la piel puede estar dañada por un germen o por varios gérmenes de distintas familias, como algunas bacterias y hongos, que en su metabolismo generan un gas causante directo del desagradable olor a pies.

Consecuencia

Índole social: la persona es consciente del problema “lo que limita, y en ocasiones mucho, sus relaciones sociales”.
Índole sanitaria: al ser una enfermedad causada por varios gérmenes, lo que se denomina infección polimicrobiana, en caso de no tratarse, el problema se puede acentuar y llegar a padecer alguna erosión en la piel que podría afectar a planos más profundos y originar ulceraciones de complicado tratamiento, sobre todo, en personas con diabetes.

Síntoma

Los síntomas  son ardor, comezón, mal olor y despellejamiento en la parte afectado.

Tratamiento

Para combatirlo se recurre al uso de cremas de aplicación directa, capsulas y de talcos especialmente formulados, los cuales se emplean sobre la piel y en el interior de los zapatos, estos tienen doble función, ya que permiten controlar el exceso de humedad a la vez que cuentan con compuestos antimicóticos, es decir, aquellos que impiden la reproducción de los microorganismos invasores.

Tratamiento natural

  • Mezclar ½ taza de vinagre blanco con 5 cucharadas de sales de Epsom en 5 litros de agua tibia servirá para desodorizar y refrescar tus pies.
  • Sumergir tus pies en agua tibia mezclada con dos gotas de aceite esencial de salvia todos los días durante una semana te ayudará a controlar el mal olor.
  • Partes iguales de hamamelis y aceite esencial de pino aplicados a los pies controlará el olor y las bacterias que lo causan.
  • Sumergir tus pies en una palangana con una buena cantidad de té fuerte y frío ayudará a remover el olor.
  • Frotar los pies con aceite de árbol de té eliminará el olor. Sí, ya sabemos que el árbol de té apesta, pero de seguro que apesta menos que el mal olor de los pies.
  • Muchas personas sumergen sus pues en una mezcla de blanqueador y agua. Dado que el olor es generado por una bacteria, esto es adecuado.
  • No obstante, es preciso advertir que no es recomendable para aquellos que pueden tener dolores o cortes en los pies o que son alérgicos al blanqueador.
  • A veces, tratar los zapatos que se usan puede ayudar a controlar el mal olor en los pies. Toma los zapatos en cuestión, colócalos dentro de una bolsa para freezer, y déjalos dentro del freezer durante toda la noche. Descongélalos antes de volver a usarlos.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

“Hongos mágicos” ingrediente podría aliviar el final de su vida ansiedad

Enfermos terminales de cáncer que luchan con la ansiedad puede obtener algo de alivio de una guía “viaje” en la psilocibina droga alucinógena, sugiere un nuevo estudio.

El estudio incluyó a 12 pacientes que tomaron una pequeña dosis de psilocibina-el ingrediente activo de “hongos mágicos”-bajo la supervisión de terapeutas entrenados. En una sesión separada, los participantes tomaron una píldora de placebo, que tuvo poco efecto sobre sus síntomas.

Por el contrario, uno y tres meses después de tomar la psilocibina los pacientes dijeron sentirse menos ansioso y su estado de ánimo en general ha mejorado. Por la marca de seis meses, la puntuación media del grupo en una escala común para medir la depresión se había reducido en un 30%, según el estudio, que fue publicado en la revista Archives of General Psychiatry.

En las entrevistas de seguimiento con los investigadores, algunos pacientes dijeron que su experiencia con psilocibina les dio una nueva perspectiva sobre su enfermedad y los llevó cerca de la familia y amigos.

“Estamos muy satisfechos con los resultados”, dice el investigador principal, Charles Grob, MD, profesor de psiquiatría en el Harbor-UCLA Medical Center, en Torrance, California

En particular, la psilocibina no agravar la ansiedad de los pacientes o provocar otros efectos no deseados, además de un ligero aumento de la presión arterial y frecuencia cardíaca.

Los resultados del Dr. Grob son “importantes porque es demostrar que se puede administrar estos compuestos de forma segura a los pacientes de cáncer con la ansiedad”, dice Roland Griffiths, PhD, un profesor de psiquiatría y neurología en la Universidad Johns Hopkins School of Medicine, en Baltimore.

“No son las sustancias que deben ser utilizadas de forma recreativa o la ligera, pero sin embargo parece que podemos llevar a cabo investigaciones con estos compuestos de forma segura,” agrega el Dr. Griffiths, quien no participó en el estudio pero ha investigado los efectos terapéuticos de la psilocibina. (Él y sus colegas están actualmente reclutando a pacientes en un estudio similar que utilice una dosis mayor de la droga.)

Los investigadores a investigar el potencial terapéutico de la psilocibina y otros alucinógenos han sido partidarios de demostrar la seguridad de los medicamentos en situaciones clínicas.

Los psiquiatras y psicólogos comenzaron a explorar los efectos de los alucinógenos en el estado de ánimo y la ansiedad de los pacientes mueren en la década de 1950, pero la investigación se detuvo abruptamente cuando la psilocibina, la dietilamida del ácido lisérgico (LSD) y otras drogas alucinógenas fueron proscritos en la década de 1970. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha aprobado un puñado de estudios pequeños que incluían alucinógenos desde la década de 1990, pero el campo es aún emergente.

El estudio del Dr. Grob es el primero de su tipo en más de 35 años. La investigación fue financiada por fundaciones privadas y el Instituto Heffter Research, una organización sin fines de lucro con sede en Santa Fe, Nuevo México, que ha sido un importante patrocinador de la investigación alucinógeno de segunda generación.

Los pacientes del estudio eran todos cerca de la muerte (10 de los 12 han muerto desde entonces), y que habían sido diagnosticados con ansiedad o estrés agudo en relación a su pronóstico. “Estábamos muy contentos para las personas que estaban realmente luchando con la situación que ellos mismos se encuentran en,” el Dr. Grob explica.

Durante las sesiones de la psilocibina, que duró seis horas, los pacientes estaba en un sofá y escuchar música a través de auriculares. A pesar de que sólo habló brevemente a los terapeutas bajo la influencia de la droga, que siguió reuniéndose periódicamente con el personal de investigación de seis meses para discutir sus experiencias y para llenar los cuestionarios de evaluar su estado de ánimo y los niveles de ansiedad.

“Creo que hemos establecido buenas razones para continuar la investigación”, dice el Dr. Grob. “Ese es el objetivo en este momento, sólo para desarrollar más estudios.”

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)