Archivo de la etiqueta: Hipospadia

Hipospadias

Hipospadias

La hipospadia es una condición congénita, en la cual el orificio del pene no se desarrolla usualmente, sino que puede que la abertura aparezca (ya sea en el glande o en el tronco) en la parte inferior del pene en vez de en la punta. La uretra es el conducto a través del cual la orina drena desde la vejiga y sale de su cuerpo. Esta anomalía es un poco común y la cirugía suele restablecer la apariencia normal del pene y con el éxito del tratamiento, la mayoría de los hombres pueden llegar a tener una función sexual normal en la edad adulta.

Causas

La hipospadias está presente al nacer (congénito). La razón exacta de este defecto se produce es desconocida. A veces es hereditaria.
A medida que el pene se desarrolla en un feto masculino, ciertas hormonas estimulan la formación de la uretra y prepucio. La hipospadias ocurre cuando se produce un fallo en la acción de estas hormonas, causando que la uretra se desarrolle de manera anormal. La uretra no crece a su longitud completa. También durante el desarrollo fetal, el prepucio no se desarrolla completamente.

Síntomas

En hipospadias, la abertura de la uretra se encuentra en la parte inferior del pene en lugar de en la punta. La gravedad de la enfermedad varía. En la mayoría de los casos, la abertura de la uretra está cerca de la cabeza del pene. Menos menos común, la abertura se encuentra en la diáfisis o en la base del pene y muy rara vez, está en o debajo del escroto.
Los signos y síntomas de la hipospadias pueden incluir:
• La apertura de la uretra en una ubicación distinta de la punta del pene
• Curva hacia abajo del pene (curvatura peneana)
• Apariencia capucha del pene, ya que sólo la mitad superior del pene está cubierto por el prepucio
• Pulverización anormal durante la micción

Diagnóstico

La hipospadia es diagnosticada por un médico al nacer y la malformación puede detectarse a través de un examen físico.

Tratamiento

El tratamiento específico para la hipospadia será determinado por un médico, basándose en:
• Edad, estado general de salud e historia médica
• Extensión de la enfermedad
• Tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
• Expectativas para la evolución de la enfermedad
• Su opinión o preferencia

La Hipospadias puede corregirse con cirugía. Por lo general, la reparación quirúrgica se realiza cuando el niño tiene entre 6 y 24 meses, cuando el crecimiento del pene es mínimo. Al nacer, el niño varón no se puede someter a la circuncisión, ya que el prepucio adicional es necesario para la reparación quirúrgica; la que puede realizarse generalmente en forma ambulatoria (y puede requerir múltiples cirugías dependiendo de la gravedad).

Si una deformidad hipospadias no se repara, las siguientes complicaciones pueden ocurrir en la medida que el niño crece y madura:

  • La corriente o chorro de orina del niño puede ser anormal. La corriente puede apuntar en la dirección de la abertura o salpique en múltiples direcciones.
  • La curva del pene puede que crezca, causando disfunción sexual en la edad adulta.
  • Si la abertura de la uretra está más cerca del escroto o perineo, el niño puede tener problemas de fertilidad en el futuro.
  • Los bebés con hipospadias no deben ser circuncidados. El prepucio debe ser preservado para el uso en la reparación quirúrgica posterior.
  • La cirugía se realiza generalmente antes de que el niño empiece la escuela. Hoy en día, la mayoría de los urólogos recomiendan la reparación antes de que el niño tenga 18 meses de edad. Se puede realizar la cirugía a partir de los 4 meses de edad. Durante la cirugía, se endereza el pene y el hipospadias se corrige utilizando injertos de tejido del prepucio. La reparación puede requerir múltiples cirugías.

Prevención

Con la reparación quirúrgica adecuada, la mayoría de los niños con hipospadias simple pueden llevar una vida normal, presentando un pene con funcionamiento de manera normal; esto incluye engendrar hijos.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)