Archivo de la etiqueta: genético.

El síndrome de Bloom

El síndrome de Bloom

Es un trastorno hereditario caracterizado por estatura baja, cambios en la piel sensibles al sol, un aumento del riesgo de cáncer y otros problemas de salud.Las personas con el síndrome de Bloom tienen bajo peso al nacer y la duración. Siguen siendo mucho más corto y más delgado que otros en su familia, creciendo a una altura adulta de menos de 5 pies.

Causas

Es causada por los cambios en un gen (BLM) que es responsable de la reproducción y reparación del ADN en las células. Estos cambios resultan en una alta incidencia de roturas en los cromosomas de un individuo. Las manifestaciones más graves de esta enfermedad son una predisposición al cáncer y un sistema inmune comprometido, aunque hay otros síntomas significativos también. El síndrome de Bloom es un trastorno autosómico recesivo, lo que significa que no es ligada al sexo y puede ser heredado de ambos padres que llevan cada uno una mutación en una copia del gen BLM.

Síntomas

Las personas con el síndrome de Bloom son proporcionalmente pequeñas, muestran muy poca grasa corporal en la infancia y la niñez, y aumentan la sensibilidad a la luz solar, lo que puede dar lugar a ampollas o enrojecimiento de la piel. La inteligencia es típicamente normal, aunque en algunos casos se ha informado de retraso mental leve. Los machos suelen ser estériles, las hembras han reducido la fertilidad y experiencia de  menopausia prematura. La diabetes mellitus es también común.

Diagnóstico

Un médico bien informado acerca de los síntomas de este trastorno puede recomendar pruebas de cromosoma especializado o el ensayo de gen del síndrome de Bloom.El diagnóstico prenatal está disponible para los que tienen un hijo afectado o para parejas identificadas por pruebas de ADN como portadores.

Tratamiento

En este momento, no existe una cura para el síndrome de Bloom, pero hay recomendaciones para el manejo de los síntomas. Las personas con este trastorno deben ser monitorizados para detectar signos de cáncer o condiciones precancerosas, y si es posible deben buscar médicos que estén familiarizados con el síndrome de Bloom para la atención primaria y de emergencia. Sin embargo, evitar la exposición al sol y el uso de filtros solares puede ayudar a reducir algunos de los síntomas cutáneos. Los pacientes también deben minimizar la exposición a mutágenos conocidos (agentes que potencialmente pueden causar mutaciones genéticas) tales como los rayos X, luz ultravioleta y diversos productos químicos.

Prevención

Dado que el síndrome de Bloom es una enfermedad genética, no hay medidas preventivas se pueden tomar contra el desorden. Sin embargo, el diagnóstico prenatal es posible mediante amniocentesis. Además, se espera que el análisis de ADN esté disponible en el futuro.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Enfermedad de Huntington o Corea de Huntington

Enfermedad de Huntington o Corea de Huntington

Es un trastorno neurodegenerativa genético que afecta la coordinación muscular y provoca declive cognitivo y problemas psiquiátricos. La enfermedad de Huntington es un trastorno autosómico dominante, lo que significa que una persona necesita sólo una copia del gen defectuoso para desarrollar el trastorno. Por lo general se hace evidente a mediados de la vida adulta. Es la causa genética más común de los movimientos involuntarios (retorcimientos) anormales llamado corea, por lo que la enfermedad se llamaba  “corea de Huntington”. Es mucho más común en personas de ascendencia europea occidental que en los de ascendencia asiática o africana.

Causas

Es causada por un defecto hereditario en un solo gen. Con la excepción de los genes en los cromosomas sexuales, una persona hereda dos copias de cada gen (una de cada padre). Un padre con un gen defectuoso Huntington podría pasar a lo largo de la copia defectuosa del gen o la copia sana. Cada niño en la familia, por lo tanto, tiene una probabilidad del 50 por ciento de heredar el gen que causa la enfermedad genética.

Síntomas

Generalmente causa trastornos del movimiento, cognitivos y psiquiátricos con un amplio espectro de signos y síntomas.  Durante el curso de la enfermedad, algunos trastornos parecen ser más dominante o tener un mayor efecto sobre la capacidad funcional.

Trastornos del movimiento

Puede incluir tanto los movimientos involuntarios y alteraciones en los movimientos voluntarios:
• Movimientos involuntarios espasmódicos o retorciéndose (corea)
• Contractura involuntaria y sostenida de los músculos (distonía)
• Rigidez muscular
• Movimientos lentos, falta de coordinación firme
• Lento o anormal movimientos oculares lento o anormal
• Alteración de la marcha, postura y equilibrio
• Dificultad con la producción física de la palabra
• Dificultad para tragar

Trastornos Cognitivos
Las asociadas con esta enfermedad son:
• Dificultad para la planificación, organización y priorización de tareas
• Incapacidad para iniciar una tarea o conversación
• Falta de flexibilidad o tendencia a atascarse en un pensamiento, conducta o acción (perseverancia)
• Falta de control de impulso que puede dar lugar a explosiones, actuar sin pensar y promiscuidad sexual
• Problemas con la percepción espacial que pueden resultar en caídas, torpeza o accidentes
• Falta de conciencia de los propios comportamientos y habilidades
• Dificultad para concentrarse en una tarea durante largos períodos
• Lentitud en los pensamientos de procesamiento o “encontrar” las palabras
• Dificultad en el aprendizaje de nueva información

Trastornos psiquiátricos
El trastorno psiquiátrico más común asociada con la enfermedad de Huntington es la depresión. Esto no es simplemente una reacción al recibir un diagnóstico de la enfermedad de Huntington. En cambio, la depresión parece producirse debido a la lesión del cerebro y cambios posteriores en la función cerebral. Pueden incluir:
• Sentimientos de tristeza o infelicidad
• Pérdida de interés en las actividades normales
• Aislamiento social
• Insomnio o sueño excesivo
• Fatiga, cansancio y pérdida de energía
• Sentimientos de inutilidad o de culpa
• Indecisión, distracción y disminución de la concentración
• Pensamientos frecuentes de muerte, la muerte o el suicidio
• Cambios en el apetito
• Sexo Reducido

Otros trastornos psiquiátricos más comunes son:
• El trastorno obsesivo-compulsivo, se caracteriza por pensamientos recurrentes, intrusivos y conductas repetitivas
• Mania, puede causar estado de ánimo elevado, hiperactividad, comportamiento impulsivo e inflada autoestima
• El trastorno bipolar, o episodios alternados de depresión y manía

Otros cambios de humor o de personalidad, pero no necesariamente trastornos psiquiátricos específicos, pueden incluir:
• Irritabilidad
• Apatía
• Ansiedad
• Inhibición sexual o conductas sexuales inapropiadas

Los signos y síntomas de la enfermedad de Huntington puede ser causada por una serie de condiciones diferentes. Por lo tanto, es importante obtener un diagnóstico oportuno y completo.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa principalmente en respuestas a las preguntas, un examen físico general, una revisión del historial médico familiar y exámenes neurológicos y psiquiátricos.
El examen neurológico. Pruebas relativamente simples, como:
• Reflejos
• Fuerza muscular
• El tono muscular
• El sentido del tacto
• Visión y movimientos oculares
• Audición
• Coordinación
• El estado mental
• Humor

Evaluación psiquiátrica
Probablemente será canalizado con un psiquiatra para evaluar una serie de factores que podrían contribuir a su diagnóstico, incluyendo:
• Estado emocional
• Patrones de comportamientos
• Calidad del juicio
• Habilidades de afrontamiento
• Signos de trastornos del pensamiento
• Evidencia de abuso de sustancias

Imágenes del cerebro y la función
Se le podría ordenar exámenes para evaluar la estructura o función del cerebro. Estos pueden incluir:

  • Pruebas de imagen cerebral. Estas imágenes pueden revelar cambios estructurales en determinados sitios en el cerebro afectado por la enfermedad de Huntington.
  • Electroencefalograma (EEG). El médico puede ordenar un EEG si ha experimentado algunas convulsiones. El EEG utiliza una serie de electrodos colocados en el cuero cabelludo para registrar la actividad eléctrica del cerebro.
  • Asesoría genética y exámenes

Si los síntomas sugieren fuertemente el diagnóstico de la enfermedad de Huntington, el médico puede recomendar una prueba genética para el gen defectuoso. Esta prueba puede confirmar el diagnóstico y puede ser valioso si no hay historia familiar con esta enfermedad.

  • Prueba genética predictiva

Una prueba genética puede dar a alguien que tiene un historial familiar de la enfermedad, pero no muestra signos o síntomas. Esto se conoce como pruebas de predicción. El resultado de la prueba no tiene ningún beneficio de tratamiento.
Algunas personas pueden optar por hacer la prueba porque les resulta más estresante no saber. Otros pueden querer hacerse el examen antes de tomar decisiones acerca de tener hijos. Estas pruebas se realizan sólo después de consultar a un especialista en genética.

Tratamiento

No hay tratamientos que puedan alterar el curso de la enfermedad de Huntington. Pero los medicamentos pueden aliviar algunos de los síntomas de los trastornos del movimiento y psiquiátricos. Múltiples intervenciones pueden ayudar a una persona adaptarse a los cambios en sus habilidades por una cierta cantidad de tiempo.
La administración de medicamentos es probable que evolucionen en el curso de la enfermedad dependiendo de los objetivos generales del tratamiento. Además, los medicamentos para tratar algunos de los síntomas, pueden tener efectos secundarios que empeoran otros síntomas. Por lo tanto, los objetivos del tratamiento y el plan se revisará y actualizará periódicamente.

Prevención

La enfermedad de Huntington no se puede prevenir, pero puede evitar pasarlo a sus hijos. Un análisis de sangre puede determinar si es portador del gen de la enfermedad. Si tiene el gen, cada uno de sus hijos tendrá una probabilidad del 50 por ciento de heredar el gen y desarrollar la enfermedad de Huntington. Si usted tiene el gen, es posible que desee pensar en las formas de reproducción asistida. En la reproducción asistida, los huevos fertilizados que contienen el gen defectuoso no se implantan en el útero para su desarrollo.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Síndrome de Sjögren

Síndrome de Sjögren

El síndrome de Sjögren es una enfermedad autoinmune caracterizada por la sequedad de la boca y los ojos. Las enfermedades autoinmunes incluyen la producción anormal de anticuerpos adicionales en la sangre que están dirigidos contra diversos tejidos del cuerpo. El sistema inmune en la dirección equivocada tiende a conducir a la inflamación de los tejidos. Esta enfermedad autoinmune en particular cuenta con la inflamación en las glándulas del cuerpo que son responsables de la producción de lágrimas y la saliva
El síndrome de Sjogren, no está asociada con otra enfermedad del tejido conectivo que se conoce como síndrome de Sjögren primario. El síndrome de Sjögren que también está asociada con una enfermedad del tejido conectivo, como artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico o la esclerodermia, se conoce como el síndrome de Sjögren secundario. La sequedad de ojos y la boca, en pacientes con o sin síndrome de Sjögren, se refiere a veces como síndrome seco.

Causas

Aunque la causa exacta del síndrome de Sjögren no se conoce, existe un creciente apoyo científico a factores genético (hereditario). El fondo genético de los pacientes con síndrome de Sjögren es un área activa de investigación. La enfermedad se encuentra a veces en otros miembros de la familia. También se encuentra más comúnmente en familias que tienen miembros con otras enfermedades autoinmunes, tales como sistémicos lupus eritematoso sistémico, autoinmune enfermedad de la tiroides, el tipo de diabetes, etc. Cerca de 90% de los pacientes con síndrome de Sjögren son mujeres.

Diagnóstico

El diagnóstico de síndrome de Sjögren consiste en tomar nota de las características clínicas de la sequedad de los ojos y la boca. La sequedad significativa de los ojos se puede determinar en el consultorio del médico por la prueba de la capacidad del ojo para mojar una tira de prueba del papel pequeño que se coloca debajo del párpado (la prueba de Schirmer con las tiras de prueba de Schirmer lagrimales). Pruebas más sofisticadas se puede hacer por un especialista en ojos (oftalmólogo).
Las glándulas salivales con síndrome de Sjögren pueden llegar a ser más grande, se endurecen o se vuelven sensibles. La inflamación de las glándulas salivales puede ser detectada por análisis radiológicos salivales de medicina nuclear. Además, la disminución de la capacidad de las glándulas salivales que producen la saliva se puede medir con pruebas de flujo salival. El diagnóstico está fuertemente apoyado por los resultados anormales de una biopsia de tejido de glándula salival.
Las glándulas del labio inferior se utilizan en ocasiones para obtener una muestra de la biopsia del tejido de glándula salival en el diagnóstico de síndrome de Sjögren.
Los pacientes con síndrome de Sjögren se caracterizan por producir una variedad de anticuerpos adicionales contra los tejidos del cuerpo (autoanticuerpos). Estos pueden ser detectados mediante análisis de sangre e incluyen anticuerpos antinucleares (ANA), que están presentes en casi todos los pacientes

Síntomas

Los síntomas del síndrome de Sjögren pueden afectar las glándulas, pero también posibles efectos de la enfermedad a otros órganos del cuerpo (manifestaciones extraglandulares).
Cuando la glándula lacrimal (glándula lagrimal) se inflama por efectos de la enfermedad de Sjögren, produce sequedad del ojo y puede dar lugar a irritación de los ojos, disminución de la producción de lágrimas, una sensación “arenosa”, infección, y abrasión seria de la cúpula del ojo (córnea). La Sequedad en los ojos puede causar infecciones en los ojos. La condición de tener los ojos secos es médicamente conocida como xeroftalmia.
La inflamación de las glándulas salivales puede conducir a la sequedad de boca, dificultad para tragar, caries dentales, enfermedad de las encías, úlceras bucales e inflamación, infección de la glándula parótida en el interior de las mejillas. Los labios secos a menudo acompañan a la sequedad de la boca, es médicamente conocido como xerostomía.
Otras glándulas que se inflaman, aunque con menor frecuencia, en el síndrome de Sjögren, se incluyen los de la mucosa de las vías respiratorias (que conduce a infecciones pulmonares) y la vagina (a veces causa dolor durante el coito o infecciones vaginales recurrentes).
Extraglandulares (fuera de las glándulas) problemas en el síndrome de Sjögren se incluyen la fatiga , dolor en las articulaciones o inflamación (artritis ), fenómeno de Raynaud , inflamación pulmonar, aumento del tamaño de los ganglios linfáticos y los riñones, los nervios y la enfermedad del músculo. Una rara complicación grave del síndrome de Sjögren es la inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis) que pueden dañar los tejidos del cuerpo.

Tratamiento

El tratamiento de los pacientes con síndrome de Sjögren se dirige a las áreas particulares del cuerpo que están afectados y la prevención de complicaciones como una infección. No hay cura para el síndrome de Sjögren.
La sequedad de los ojos puede ayudar las lágrimas artificiales, lubricantes para los ojos, ungüentos en la noche, y reducir al mínimo el uso de secadores de pelo. Cuando la sequedad se vuelve más intensa, el oftalmólogo puede cerrar el conducto lagrimal, con el fin de que las lágrimas lubriquen el ojo por más tiempo. El Colirio de ciclosporina (Restasis) está aprobado como gotas medicinales ya que pueden reducir la inflamación de las glándulas lacrimales, mejorando así su función. Los signos de infección en los ojos (conjuntivitis), tales como enrojecimiento o pus o dolor excesivo, debe ser evaluado por el médico. También pueden aliviar la sequedad la linaza.
Hay que tomar muchos líquidos para contrarrestar la boca seca, humidificación del aire, y un buen cuidado dental para evitar la caries dental. Las glándulas pueden ser estimuladas para producir saliva chupando caramelos de limón sin azúcar o con un hisopo de glicerina. Los tratamientos adicionales para el síntoma de boca seca son medicamentos recetados que son estimulantes de la saliva, como pilocarpina (Salagen) y cevimelina (Evoxac). Estos medicamentos deben ser evitados por las personas con ciertas enfermedades cardíacas, el asma o el glaucoma. Muchos de estos tratamientos están disponibles como productos de venta libre, incluyendo pasta de dientes, y enjuague bucal (Biotene). Líquido Numoisyn y pastillas están también disponibles para el tratamiento de la sequedad en la boca. La vitamina E se ha utilizado con cierto éxito. Las infecciones de la boca y los dientes deben tratarse tan pronto como sea posible a fin de evitar complicaciones más severas. Se puede dar masajes en las glándulas parótidas con compresas calientes y húmedas para ayudar a aliviar la hinchazón y el dolor.
Agua salada (salina) y aerosoles nasales pueden ayudar a la sequedad en las fosas de la nariz. El lubricante vaginal debe ser considerado durante el coito si hay problema de sequedad vaginal.
La hidroxicloroquina (Plaquenil) ha sido de gran ayuda para algunas manifestaciones de síndrome de Sjögren, en particular, la fatiga, los músculos y dolores en las articulaciones. Las complicaciones graves del síndrome de Sjögren como vasculitis, pueden requerir medicamentos como inmunosupresión, incluyendo la cortisona (prednisona y otros) y / o azatioprina (Imuran) o ciclofosfamida (Cytoxan).
Las infecciones que pueden complicar el síndrome de Sjögren, se tratan con antibióticos apropiados. El cáncer de los ganglios linfáticos (linfoma), una complicación rara del síndrome de Sjögren, se trata de forma independiente.

Prevención

Dado que el síndrome de Sjögren se sospecha que es hereditaria, no hay manera particular para prevenir el desarrollo de la enfermedad. Sin embargo, la prevención de complicaciones del síndrome de Sjögren, tales como infecciones, irritación de los ojos, etc, se puede lograr utilizando los métodos descritos anteriormente

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Celulitis

Celulitis

La celulitis comúnmente se conoce como el  cúmulo de tejido adiposo en determinadas zonas del cuerpo, formando nódulos adiposos de grasa, agua y toxinas. Otros nombres para esta entidad son: Lipodistrofia ginecoide, Síndrome de Piel de Naranja, Piel en “Colchón”.
Entre el 85% y el 98% de las mujeres después de la pubertad presentan algún grado de celulitis, siendo más frecuente en unas etnias que en otras. Parece haber un componente hormonal en su desarrollo; en los hombres es raro encontrar celulitis.
Existen distintos grados de celulitis, celulitis blanda, celulitis dura y la más conocida es la celulitis esclerótica (piel de naranja).

Causas

Las causas que pueden desencadenar en celulitis son:
• El factor genético o hereditario: Antecedentes familiares de padecer obesidad y celulitis, favorecen su aparición, entonces siempre será conveniente vigilar la dieta de las personas con mayor predisposición genética.
• La falta de ejercicio o sedentarismo: La falta de actividad física empeora la situación. La práctica de ejercicio activa la circulación sanguínea y el metabolismo de las células grasas.
• Una alimentación inadecuada: Una dieta excesiva en calorías da lugar a un aumento de peso, de las células grasas, entonces así se empeora aun más el proceso celulítico. También se debe tener en cuenta la relación existente entre el sodio (sal) y la celulitis. El exceso de sodio en la dieta produce edema o retención de líquidos, lo cual agrava aún más el cuadro.
Una alimentación baja en sodio junto con la ingesta de un litro y medio como mínimo de agua, facilita la eliminación de toxinas y reduce el edema.
• El estrés: Las tensiones acumuladas dificultan la circulación, así los productos de intercambio y de desecho no pueden eliminarse.
• El consumo de alcohol y tabaco: Mayor cantidad de toxinas incorporadas al organismo. El alcohol impide una correcta depuración del material de desecho y el cigarrillo dificulta una correcta circulación sanguínea.
• Utilizar vestimenta inapropiada: Ya sea ropa ajustada o tacones altos, estos empeoran la circulación y el retorno venosos generando más edema.
• Permanecer mucho tiempo de pie: Esto también dificulta la circulación y provoca la aparición de varices.
• Factores hormonales: la aparición de celulitis está relacionada con altos niveles de estrógenos, lo que da lugar a edema o retención de líquidos. La pubertad, embarazo, menopausia, síndrome premenstrual, uso de píldoras anticonceptivas son todas situaciones donde las hormonas sufren algún desorden. Estas circunstancias desencadenan o empeoran la celulitis.
• Los trastornos circulatorios: Impiden una adecuada eliminación de toxinas.

Diagnóstico

El diagnóstico de la celulitis no reviste ninguna complicación, básicamente si nos fijamos en el aspecto de la piel, palpamos correctamente y pellizcamos suavemente la misma nos cercioraremos de la presencia de las placas celulíticas. La piel aparece con una serie de irregularidades como depresiones que constituyen la clásica “piel de naranja”. Palpando superficialmente notaremos la presencia de irregularidades como en “grano de arroz”, y en estadios más importantes nódulos celulíticos más grandes y compactos. La capacidad de deslizamiento de las capas de la piel está disminuida notando que al pellizcarla duele y no podemos despegarla de las capas más profundas. El aspecto es de sequedad, frialdad e induramiento o edematizada.
Normalmente nos encontraremos una serie de signos asociados, generalmente de índole vascular como: calambres, pesadez de las piernas, edematización de los tobillos, pies fríos, con la piel rosada, marmórea, y muy frecuentemente se asocia a la presencia de varículas, varices, hematomas muy frecuentes etc.

Síntomas

La celulitis es relativamente fácil de detectar, puesto que la mayoría de síntomas son visibles a simple vista. Los principales síntomas de la celulitis son:
• Sensación de pesadez en las piernas por estancamiento de los líquidos, hormigueo. acumulación de material de desecho en las células o simplemente asintomática
  • Formación de los nódulos, Persistencia de las marcas de presión de los dedos sobre la zona afectada. Incapacidad de deslizamiento suave de los dedos sobre la zona enferma.
  • Aparición, generalmente en la parte lateral de los muslos y en las mismas nalgas, de unos abultamientos irregulares de la piel (Lo que se conoce como piel de naranja). En un gran porcentaje de casos, la aparición de ésa “piel de naranja” con abultamientos bien definidos de la piel en nalgas y parte posterior y superior de muslos, pudiendo llegar hasta la rodilla, no provoca más que problemas de tipo estético.
  • Sin embargo hay casos, cuanto más edad más frecuentes, en que las enfermas aquejan dolores de calidad variable, a veces agudos, en muslos, piernas, y brazos. Dolor que se acentúa con la presión o simplemente el roce o con el calor de la cama. Al tacto se nota la tensión de la zona; a la presión, como granulosa y al pellizcar, dolor.
  • En estos casos extremos pueden aparecer componentes psíquicos, como ansiedad o depresión.

Tratamiento

Según los materiales y métodos empleados, estas técnicas

especificas se pueden agrupar en:

1. TRATAMIENTOS CON TÓPICOS

Deben elegirse fórmulas que contengan principios activos que actúen sobre los 3 componentes involucrados en el desarrollo de la celulitis: la microcirculación, el tejido graso y el tejido conectivo. Los productos utilizados para el tratamiento de la celulitis están realizados a base de diferentes extractos fitoterápicos y otras sustancias activas, entre ellas, algunas vitaminas.

2. TRATAMIENTOS  ORALES

Deben elegirse fórmulas que contengan principios activos que actúen sobre los 3 componentes involucrados en el desarrollo de la celulitis: la microcirculación, el tejido graso y el tejido conectivo. Los productos utilizados para el tratamiento de la celulitis están realizados a base de diferentes extractos fitoterápicos y otras sustancias activas, entre ellas, algunas vitaminas.

3. OTROS TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS PARA LA CELULITIS

Liposucción

Lipoescultura

Endermologia

Electrolipólisis

Mesoterapia

Ozonoterapia

Prevención

Casi todas las mujeres, por razones de edad, hormonales, hereditarias y otras consecuencias derivadas del tipo de vida que llevan (alimentación, ejercicio, etc.) almacenan grasa y/o líquidos en diversas zonas del cuerpo (tienen celulitis). Puedes haber sido delgada toda la vida y después del primer embarazo o al cruzar la barrera de los 30 el cuerpo se empieza a descomponer: tus muslos se llenan de horribles hoyuelos con aspecto de piel de naranja (la celulitis); tu cadera lleva una cartuchera incorporada que sobresale por las costuras de tus vaqueros; tu abdomen se rodea de un flotador salvavidas que rebosa por encima de tu falda; tus brazos van perdiendo firmeza y tus senos claudican ante la fuerza de la gravedad ( vaya descubrimiento el de Newton!). En definitiva, esa terrible “enfermedad” llamada juventud se va curando poco a poco y tu cuerpo va sometiéndose a un nuevo estado que, en muchas ocasiones, puedes evitar tomando una serie de medidas preventivas como las que te nombramos a continuación:
1.- HAZ EJERCICIO FÍSICO: Al poner el cuerpo en marcha se activa la circulación y se acelera el metabolismo, arrastrando grasas y toxinas.
Recomendamos una combinación de ejercicios cardiovasculares como correr o ir en bicicleta, con algunos aeróbicos y algo de yoga dinámico. Mínimo 3 días a la semana.
2.- NO FUMES: La nicotina reduce el aporte de oxígeno a las células. Cada calada supone una auténtica descarga de veneno que entorpece el funcionamiento del sistema linfático y la eliminación de toxinas. Eso sin hablar del riesgo de adquirir un cáncer que acabe con tu vida.
3.- NO BEBAS ALCOHOL EN EXCESO: El hígado es el gran responsable de procesar las toxinas y los elementos más pesados de los alimentos que ingerimos para que la sangre se libere de los agentes más negativos. Cuando el hígado detecta el alcohol se lanza a por él dejando de lado sus otras funciones vitales, de manera que las sustancias de desecho no son eliminadas.
Una copa de vino no hace daño alguno, hasta puede resultar beneficiosa. Pero unas copas de más o alcoholes de mayor graduación pueden resultar fatales para tu cuerpo.
4.-EVITA LA CAFEINA: El café, el té y las bebidas de cola pueden provocar un efecto diurético excesivo que fomente la deshidratación del organismo.
Puedes reemplazarlos por tés sin teína, sucedáneos naturales del café y zumos de frutas naturales.
5.-HIDRATATE: Si el organismo se queda sin agua, se convierte en una especie de papel secante y en vez de eliminar las toxinas, se queda con todas ellas. Bebe un entre 1 y 3 litros de agua al día, según sea tu actividad.
6.- COME SALUDABLE: Evita las comidas preparadas y aquellas con exceso de grasas y carbohidratos. Procura alimentarte con productos frescos de temporada, principalmente verduras, legumbres, frutas, cereales y pescados.
Come entre 3 y 5 veces al día, procurando que el desayuno y la comida sean las más completas y las de la noche y entre horas lo más livianas posible.
7.-ABANDONA LA SAL: El exceso de sal provoca una retención de líquidos automática. Sustitúyela por sales vegetales o especias.
8.-VISTE ADECUADAMENTE: Los pantalones apretados, las faldas ajustadas, las medias ajustadas o los calcetines con goma obstruyen la circulación adecuada de la sangre y de la linfa. Sigue la moda, pero deja fluir tu sangre y tu linfa vistiendo con prendas más holgadas.
9.-DEJA DE PENSAR POR UNOS MINUTOS: Nos pasamos el día pensando en lo que hicimos, en lo que estamos haciendo y en lo que nos queda por hacer, sin añadir todo aquello que desearíamos hacer y no podemos.
Tener la mente ocupada en tanto pensar acaba volviéndonos esquizofrénicos y, por lo tanto, vivimos estresados. El estrés nos trae la ansiedad y la ansiedad colapsa nuestro sistema nervioso que por ende afecta a todo el organismo.
Busca 15 minutos al día para relajarte y dejar de pensar. Disfruta del silencio y busca la paz en tu interior.
10.-EVITA EL EJERCICIO DE IMPACTO: Step, aeróbic intenso y otros ejercicios que implican un continuo rebote con el suelo provocan la congestión de la circulación en aquellas zonas más delicadas ( rodillas, tobillos, caderas, espalda) y esta repercute en la correcta circulación linfática de todo el organismo.
11.-TRABAJA EN LO QUE TE GUSTE: Tu trabajo puede gustarte más o menos, pero existen muchas personas que odian su trabajo. Esto implica un estado mental de por sí depresivo. A estas les recomiendo que cambien de trabajo por uno que realmente les guste o mejor, les apasione. Otras personas trabajan en algo que no les disgusta, pero que implica una postura inadecuada para la correcta circulación linfática (camioneros, taxistas, peluqueras, dependientas, etc.). A estas les recomiendo que sigan los 10 consejos mencionados anteriormente.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La Esquizofrenia

ESQUIZOFRENIA

EsquizofreniaLa esquizofrenia es una enfermedad que afecta a millones de personas en el mundo. Se calcula que de cada 100 personas, una padece esquizofrenia. Generalmente aparece en adultos jóvenes.
No es una enfermedad de un determinado perfil de persona, sino que se presenta con una frecuencia similar en los diferentes niveles socioeconómicos,  culturas mundiales y en ambos sexos (generalmente con un inicio más precoz en los varones).
la persona que padece  esquizofrenia no puede explicar lo que le está sucediendo, tiene miedo de hacerlo o de creer que está enfermo y por lo tanto no pedirá ayuda ni se quejará en la mayoría de los casos de lo que le sucede. Por todo esto la mayor parte de ellos y sobre todo al comienzo de la enfermedad no aceptan  medicarse ni acudir al especialista.

Indicios y Síntomas

Los primeros indicios de esquizofrenia probablemente pasan desapercibidos por la familia y los amigos. Las personas que sufren de esquizofrenia muchas veces exhiben uno o más de los siguientes síntomas, durante las primeras etapas de la enfermedad:

  • Prolongada sensación de tensión
  • Falta de sueño
  • Mala concentración
  • Aislamiento social
  • Cambio en la personalidad

A medida que la enfermedad avanza, los síntomas pasan a ser más intensos y extraños.
La persona se comporta en forma peculiar, habla de cosas sin sentido y tiene percepciones inusuales. Estos síntomas más graves son motivos para solicitar tratamiento.

  • Los delirios son creencias inusuales no basadas en la realidad. Por ejemplo, las personas que sufren de esquizofrenia pueden creer que alguien puede escuchar sus pensamientos o controlar sus sentimientos, acciones o impulsos.
  • Las alucinaciones son distorsiones de los sentidos. Las alucinaciones auditivas hacen que las personas escuchen sonidos inexistentes. Las alucinaciones visuales hacen que las personas vean cosas que no están allí. Las alucinaciones táctiles son sensaciones sin causa, como sentir comezón o que le quema la piel. También existen las alucinaciones olfatorias, que son oler olores inexistentes.
  • Las preocupaciones son pensamientos que, en la mente de la persona enferma, son más importantes de lo normal. El mismo pensamiento se repite a menudo y puede convertirse en irreal. Esto puede incluir una preocupación de salud o de “hacer lo correcto”.
  • El pensar desordenadamente interfiere con la planificación, motivación y comunicación. Por ejemplo, una persona puede utilizar palabras sin sentido, o saltar de un pensamiento a otro no relacionado. El aislamiento social hace que la persona esquizofrénica se recluya. Esto puede darse debido a una intolerancia a estar entre multitudes, reuniones pequeñas e inclusive con sólo otra persona.
  • La falta de motivación y emoción, así como también la apatía, son síntomas muy difíciles de aceptar por los miembros de las familias de los enfermos. Muy pocas personas experimentan todos estos síntomas a la vez. Algunos pueden manifestarse durante la fase de remisión y pueden agravarse durante la etapa más activa de la enfermedad.

La mayoría de los síntomas de la esquizofrenia son subjetivos, dependen de lo que el paciente refiera. Hay dos tipos de síntomas en la esquizofrenia: Síntomas Positivos y Síntomas Negativos.

1. Síntomas positivos: son aquellas manifestaciones que el paciente hace o experimenta y que las personas sana no suelen presentar.

Síntomas positivos mentales: (psicóticos)
Alucinaciones: son engaños de los sentidos, percepciones interiores que se producen sin un estimulo externo. No está en condiciones de reconocer que lo percibido surge únicamente de sus vivencias interiores y no está presenta en el mundo externo. , Pueden ser de tipo auditivas, táctiles, visuales, gustativas y olfativas.
Delirio: se trata de una convicción errónea de origen patológico que se manifiesta a pesar de razones contrarias y sensatas. El alcance con la realidad está restringido. El paciente ve el delirio como la única realidad válida. Aunque los propios pensamientos son contrarios a las leyes de la lógica, el enfermo es inaccesible a esta objeción. Cuando se advierte de este estado, a veces no hay que pensar el inicio de un tratamiento o la hospitalización, ya que la desesperanza que puede llegar a producir en el paciente hace que haya intentos de suicidio. tipos: persecución, de culpa, de grandeza, religioso, somático, de referencia…
Trastornos del pensamiento: la manera de hablar suele darnos indicios significativos sobre el pensamiento trastornado. Relatan a menudo que han perdido control sobre sus pensamientos, que estos le han sido sustraídos, impuestos o que son dirigido por extraños poderes o fuerzas relacionados con el lenguaje tenemos: descarrilamiento, tangencialidad, ilogicalidad, presión del habla, distraibilidad.
En las crisis psicóticas, estos síntomas anteriores descritos pueden ir acompañados de:
Síntomas positivos en el ámbito de sentimientos: angustia, excitabilidad
Síntomas positivos vegetativos: insomnio, palpitaciones, sudores, mareos, trastornos gastrointestinales, trastornos respiratorios
Síntomas positivos de la motricidad: comportamiento, agresivo y/o agitado, inquietud corporal, movimientos extraños y absurdos, conducta repetitiva.

2. Síntomas negativos: son aquellas cosas que el paciente deja de hacer y que los individuos sanos pueden realizar cotidianamente, como pensar con fluidez y con lógica, experimentar sentimientos hacia otras personas, tener voluntad para levantarse cada día.

En la esquizofrenia también hay otra serie de síntomas, menos alarmantes pero que se suelen confundir como signos de pereza o de mal comportamiento, son los llamados síntomas negativos como por ejemplo, la apatía, la falta de energía, la falta de placer, insociabilidad, etc., los cuales deben ser tratados en la misma medida que los síntomas activos o positivos.
Todos estos síntomas afectan a todos los ámbitos: social, laboral, familiar. En algunos aspectos el enfermo esquizofrénico tiene menos capacidad de acción que una persona sana. Estas deficiencias las llamamos síntomas negativos.
Pobreza afectiva: Se manifiesta como un empobrecimiento de la expresión de emociones y sentimientos, disminuye la capacidad emocional; se manifiesta en aspectos del comportamiento como: Expresión facial inmutable: la cara parece helada, de madera, mecánica., Movimientos espontáneos disminuidos y escasez de ademanes expresivos: no usa las manos para expresarse, permanece inmóvil y sentado…, Escaso contacto visual: puede rehuir mirar a los demás, permanece con la mirada extraviada, Incongruencia afectiva: el afecto expresado es inapropiado. Sonríe cuando se habla de temas serios. Risa tonta, Ausencia de inflexiones vocales: el habla tiene una calidad monótona y las palabras importantes no están enfatizadas por medio de cambios de tono de voz o volumen.
Alogia: Se refiere al empobrecimiento del pensamiento y de la cognición. Se manifiesta a través de: Pobreza del lenguaje: restricción de la cantidad del lenguaje espontáneo, las respuestas son breves y raramente hay información adicional, Pobreza del contenido del lenguaje: aunque las respuestas son largas, el contenido es pobre. El lenguaje es vago repetitivo y estereotipado, bloqueo: interrupción del lenguaje antes de que un pensamiento o idea haya sido completado. Después de un periodo de silencio que puede durar unos segundos no puede recordar lo que estaba diciendo o lo que quería decir, Latencia de respuesta incrementada: el paciente tarda más tiempo de lo normal en responder a la pregunta.
Abulia –Apatía: La abulia se manifiesta como una falta de energía, de impulso. La apatía es la falta de interés. A diferencia de la falta de energía de la depresión, en la esquizofrenia es relativamente crónica y normalmente no está acompañado de una afectividad triste. Se manifiesta en: Problemas con el aseo y la higiene, Falta de persistencia en el trabajo, escuela o cualquier otra tarea, Sentimiento de cansancio, lentitud, Propensión al agotamiento físico y mental.
Anhedonia – insociabilidad: La Anhedonia es la dificultad para experimentar interés o placer por las cosas que antes le gustaba hacer o por las actividades normalmente consideradas placenteras: tiene pocos o ningún hobbies, tienden a mostrar un decremento de la actividad e interés sexual en función de lo que tendría ser normal según la edad y estado del mismo, puede mostrar incapacidad para crear relaciones próximas e intimas apropiadas para su edad, sexo y estado familiar, Relaciones con amigos y semejantes restringidas. Hacen poco o ningún esfuerzo para desarrollar dichas relaciones.
Problemas cognitivos de la atención: Problemas en la concentración y en la atención, Sólo es capaz de concentrarse esporádicamente, Se distrae en medio de una actividad o conversación: se manifiesta en situaciones sociales; se le va la mirada, no sigue el argumento de una conversación, le interesa poco el tema; Acaba bruscamente una discusión o tarea aparente.

Causas

No se ha descubierto aún la causa de la esquizofrenia. Sin embargo, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que una serie de factores combinados con un riesgo genético contribuyeron al desarrollo de la enfermedad.
Así como se piensa que el riesgo de contraer diabetes o problemas del corazón existe en determinadas familias, se cree que la propensión a la esquizofrenia también tiene una conexión genética. Por ejemplo, si un mellizo gemelo tiene esquizofrenia, el otro mellizo tiene entre un 50 a un 60 por ciento de posibilidades de contraer la enfermedad también.
Todavía no se sabe exactamente qué es lo que desencadena la enfermedad en aquellas personas que tienen una predisposición familiar. Algunas teorías sugieren que debido a que la esquizofrenia generalmente se manifiesta por primera vez durante los cambios hormonales de la pubertad, estos cambios son los que provocan la enfermedad en aquellos con predisposición a la misma. Además, se consideran otros factores externos como infecciones virales, factores de gran estrés como pobreza o violencia y otros factores externos similares como posibles causas del trastorno.

Tratamientos

En la actualidad la esquizofrenia se trata fundamentalmente con determinados medicamentos, denominados neurolépticos o antipsicóticos. Se diferencian dos tipos de antipsicóticos:
•    Los clásicos: la clorpromazina, el haloperidol o la tioridazina.
•    Los neurolépticos atípicos: clozapina, risperidona, olanzapina, ziprasidona o quetiapina
Ambos grupos tienen en común la capacidad de corregir desequilibrios de los neurotransmisores, sobre todo la dopamina, y aliviar los síntomas positivos. Sin embargo, los neurolépticos atípicos tienen especial capacidad de conseguir el desequilibrio del neurotransmisor serotonina. A ello se ha asociado la efectividad de este tipo de neurolépticos sobre los síntomas negativos. Los neurolépticos atípicos tienen además la ventaja de producir menos efectos secundarios.
En casos muy concretos como la escasa respuesta al tratamiento con medicamentos, con grave riesgo de suicidio o agresión hacia otros, en el subtipo de esquizofrenia catatónica puede estar indicado el tratamiento con electroshock. Pese a su mala prensa, las condiciones de aplicación actual del electroshock hacen que sea un procedimiento seguro, además de muy eficaz. Los tratamientos antipsicóticos han permitido que, en la mayor parte de los casos, el paciente con esquizofrenia pueda vivir en la comunidad. Es extraordinariamente importante aprovechar esta posibilidad y combinar el tratamiento farmacológico con una serie de medidas destinadas a que el paciente esté ocupado y activo.
Estas medidas constituyen lo que se denomina terapia psicosocial. Precisa de mecanismos asistenciales como por ejemplo, talleres ocupacionales, centros de día, centros de salud mental y grupos de autoayuda. El diálogo entre paciente con esquizofrenia y el médico puede ser un instrumento terapéutico importante, si tiene como fin que el enfermo conozca su patología, y se le enseñe a convivir con ella y a utilizar sus propios recursos psicológicos y ajenos -familia, amigos, apoyo-, para acercarse más a su entorno.
Por otra parte, es importante que el médico psiquiatra informe tanto al paciente como a los familiares con los que convive sobre las características sintomáticas de la enfermedad y les ayude a distinguir cómo se han manifestado en su caso particular, con vistas a la prevenir o intervenir con prontitud en caso de reagudización. También es importante que el psiquiatra informe sobre los tratamientos antipsicóticos, sus efectos y ventajas, y también los posibles efectos adversos. Además es necesario que el médico psiquiatra ayude al enfermo y allegados a que consigan una comunicación adecuada en el medio familiar. Otras técnicas de psicoterapia individual, por ejemplo las de tipo psicoanalítico, no parece ser eficaces en la esquizofrenia.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)