Archivo de la etiqueta: estreptococos

Impétigo

Impétigo

El impétigo es una infección bacteriana de la superficie de la piel.

Causas

Causada por las bacterias del estafilococo (Staphylococcus) y estreptococo (estreptococos). El impétigo es más común en los niños (especialmente 2 a 5 años de edad) que en los adultos y es más probable que ocurra en ambientes cálidos y húmedos; se transmite más comúnmente por el contacto cercano (miembros de la familia).

Síntomas

Los siguientes son los signos y síntomas del impétigo:

  • Llagas rojas que rápidamente se rompen, exudan por unos días y luego forman una costra de color marrón amarillento.
  • Comezón.
  • Ampollas sin dolor y llenas de líquido.
  • En la forma más grave, llagas dolorosas llenas de pus que se convierten en úlceras profundas.

Existen dos tipos de impétigo que son: bulloso y no bulloso.

  1. Impétigo no bulloso: Esta forma se presenta inicialmente como pequeñas pápulas rojas similares a las picaduras de insectos. Estas lesiones evolucionan rápidamente y luego convierten en pústulas que por último forman una costra con una característica de la corteza de color miel. Todo este proceso toma alrededor de una semana. Estas lesiones suelen comenzar alrededor de la nariz y en la cara y con menos frecuencia también puede afectar los brazos y las piernas. A veces, puede haber ganglios linfáticos inflamados, pero no doloroso (glándulas).
  2.  Impétigo ampolloso: Esta forma de impétigo es causado sólo por las bacterias estafilococos. Estas bacterias producen una toxina que reduce la célula de la pegajosidad (adherencia) que causa la separación entre la capa superior de la piel (epidermis) y la capa inferior (la dermis). Esto conduce a la formación de ampollas. (El término médico para la ampolla es bulla.) Las Bullas pueden aparecer en diferentes áreas de la piel, en especial los glúteos y el tronco. Estas ampollas son frágiles y contienen una clara de color amarillo líquido. Las ampollas son muy delicadas y, a menudo, se rompen y dejan la piel de color rojo, crudo, con un borde irregular. Una costra oscura comúnmente se desarrollará durante las etapas finales de desarrollo. Con la cicatrización, esta corteza se resolverá.

Diagnóstico

El diagnóstico de impétigo es sobre todo sencillo, basado en el aspecto clínico, aunque en ocasiones las condiciones de otras enfermedades pueden parecerse. Infecciones como la tiña (” tiña “) o la sarna (ácaros) pueden confundirse con impétigo. Es importante señalar que no todas las ampollas significan una infección de impétigo. A veces, otras enfermedades de la piel infectadas o no producen ampollas como inflamación de la piel. Estas condiciones incluyen las úlceras del herpes labial y la varicela, la hiedra venenosa, la alergia de piel, eczema y picaduras de insectos. A veces se produce infección secundaria de estas enfermedades. Si se hace necesario, el médico puede mandar a realizar pruebas de cultivo, para decidir qué tópicos o cremas antibacterianas será suficiente o si los antibióticos orales son necesarios.

Tratamiento

El impétigo no es grave y es fácil de tratar. Los casos leves pueden ser manejados por una suave limpieza, la eliminación de las costras y aplicación de ungüento antibiótico mupirocina (Bactroban). Los casos más graves o generalizados, especialmente del impétigo ampollar, pueden requerir medicamentos antibióticos orales. En los últimos años, más gérmenes estafilococos han desarrollado resistencia a los antibióticos comunes. Las pruebas de cultivos bacterianos pueden ayudar a guiar el uso de la terapia oral apropiada si es necesario. Los antibióticos que pueden ser útiles incluyen derivados de la penicilina (por ejemplo, Augmentin) y las cefalosporinas como la cefalexina (Keflex).

Prevención

El lavado de manos de rutina con agua tibia y jabón es un mecanismo importante y eficaz para prevenir la transmisión del impétigo.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Erisipela

Erisipela

La erisipela es una infección bacteriana aguda de la dermis y la hipodermis causada principalmente por estreptococos. Actualmente no existen pruebas de que otras bacterias puedan causar la erisipela típica. El papel de las toxinas estreptocócicas es probablemente de importancia en la patogenia de la enfermedad.

Causas

La Erisipela es causada generalmente por estreptococos del grupo A.

Síntomas

El inicio del cuadro es súbito, afectando al estado general, con fiebre elevada, escalofríos, vómitos y aparición en la piel de una placa rojiza, hinchada, caliente y dolorosa bien delimitada.
La lesión se extiende “en llamarada”, con un borde de avance claro que origina una zona elevada y brillante. El paciente nota sensación de tirantez en la zona afectada.
A consecuencia de la hinchazón intensa, se pueden formar ampollas con contenido claro o hemorrágico, que al romperse dejan ulceraciones. A veces, se producen extensas áreas de destrucción, empeorando el pronóstico.
Las localizaciones preferentes en adultos son las extremidades inferiores y la cara. En los lactantes, aparece sobre todo en el abdomen a partir del cordón umbilical.
La erisipela de las extremidades inferiores en la actualidad es más frecuente, y aparece a menudo en alteraciones tróficas: hinchazón de la extremidad con aparición de eczemas o insuficiencia venosa o arterial. El aspecto es el de una extremidad hinchada, roja, dolorosa que se puede acompañar de fiebre y de adenopatías (ganglios aumentados de tamaño) en las ingles.
La principal complicación local de la erisipela es la extensión en profundidad produciendo infecciones más importantes: celulitis, fascitis, miositis y abcesos. También pueden aparecer complicaciones generales como glomerulonefritis (afectación del riñón) o sepsis (paso del germen a la sangre).

Diagnóstico

En el 90% de los casos la erisipela se localiza en las piernas. Otros sitios involucrados son los brazos, la cara y los muslos (pacientes con cirugía de cadera). La entidad se caracteriza por la presentación súbita, con fiebre unas horas antes de la aparición de los signos cutáneos, que generalmente es más alta en pacientes con celulitis y fascitis. Puede estar sin embargo ausente en 15% de los pacientes. El eritema se extiende gradualmente por la pierna, y se acompaña de edema y dolor. La placa es bien delimitada y se extiende unos 5 a 25 cm por día, sin involución central. Otras puertas de entrada incluyen úlceras, dermatitis por éstasis venosa y úlceras superficiales.

Tratamiento

Es fundamental el reposo por algunos días. Si la Erisipela está en las piernas levantarlas y cuando comience a caminar usar medias elásticas. Además del tratamiento antibiótico para matar a la bacteria se debe dar tratamiento para aliviar el dolor y bajar la fiebre como ibuprofeno 400 mg cada 6 a 8 horas.
Con antibióticos adecuados la regresión de la fiebre y la detención del
avance de la placa inflamada y dolorosa sobre la piel se produce en 1 a
3 días.
Las diferentes opciones de tratamiento antibiótico por boca con comprimidos son:
  • Cefalexina 500 mg cada 6 hs.
  • Amoxicilina 1,5 gramos cada 8 horas.
  • Trimetoprima /Sulfametoxazol 800mg/160mg (Bactrim forte®) cada 12 horas.
  • Azitromicina 500 mg por día por 6 días.
El tratamiento debe ser continuado por 10 a 20 días.
En casos severos se requiere internación para tratamiento endovenosos con penicilina u otros antibióticos como ciprofloxacina, vancomicina, clindamicina.

Prevención

La prevención implica un tratamiento adecuado y completo de las infecciones estreptocócicas, incluyendo faringitis estreptocócicas y heridas infectadas.
Mantenga la piel sana evitando la piel seca y previniendo cortaduras y raspaduras, lo cual puede reducir el riesgo de sufrir erisipela.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 1.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 2 votes)