Archivo de la etiqueta: enfermedad

La Hipocondría

La Hipocondría

Es una enfermedad por la que el paciente cree de forma infundada que padece alguna enfermedad grave. El origen del término hace referencia a una región anatómica, el hipocondrio, situada bajo las costillas y la apófisis xifoides del esternón, donde según la escuela médica humoral se creía que se acumulaban los vapores causantes de este mal.

Causas

Son varias las causas de la hipocondría. Entre ellas tenemos:
• Interpretación errónea de síntomas.
• Experiencias traumáticas relacionadas directa o indirectamente con el                padecimiento de una enfermedad grave por parte de un familiar o amigo            cercano, sobretodo que haya podido causarle la muerte.
• Haber padecido una enfermedad durante la infancia, sobre todo si fue grave.
Puede comenzar a partir de la recepción de información alarmante sobre          enfermedades pandémicas, como por ejemplo la Gripe A

Síntomas

Uno de los principales síntomas es la ansiedad que siente la persona ante la posibilidad de padecer realmente una enfermedad más o menos grave, sintiendo de hecho una preocupación exagerada por temas relacionados con la salud.
En muchos casos, la persona hipocondríaca puede pasarse horas meditando sobre los síntomas de su cuerpo (ya sean reales o no), llegando incluso a percatarse de signos funcionales totalmente normales que normalmente escapan a la conciencia, relacionándolos precisamente con esa presunta enfermedad.
Estos son los síntomas más frecuentes:
• Ansiedad excesiva por padecer una supuesta enfermedad grave.
• Preocupación excesiva.
• Atención exagerada a signos funcionales del cuerpo y supuestos síntomas        de la enfermedad.
• Miedo a padecer una enfermedad grave.
• Tras visitar a un enfermo, o leer un artículo sobre salud (por poner un                sencillo ejemplo), la persona cree sentir los mismos síntomas.
• Sienten molestias de todo tipo, desde sudoración excesiva a aumento de la        frecuencia cardíaca, pasando por dolores abdominales o calambres                      musculares.
• Las conversaciones con otras personas tienden siempre a girar en torno a la    salud y las enfermedades.
Aunque no sea lógica la preocupación por la enfermedad a pesar de las exploraciones médicas negativas y de las explicaciones apropiadas, tal preocupación debe valorarse siempre en relación con el nivel cultural del enfermo. El diagnóstico de Hipocondría debe hacerse con mucho cuidado si las ideas del paciente sobre la enfermedad se ven reforzadas por curanderos que no están de acuerdo con las explicaciones y las exploraciones médicas.
El trastorno afecta por igual a varones y a mujeres.

Diagnóstico

Los Criterios de Diagnóstico de Hipocondría acorde al Manual Diagnóstico de Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-IV-TR) son los siguientes:
  1. Preocupación y miedo a tener, o la convicción de padecer, una enfermedad grave a partir de la interpretación personal de síntomas somáticos.
  2. La preocupación persiste a pesar de las exploraciones y explicaciones médicas apropiadas.
  3. La creencia expuesta en el criterio 1 no es de tipo delirante (a diferencia del trastorno delirante de tipo somático) y no se limita a preocupaciones sobre el aspecto físico (a diferencia del trastorno dismórfico corporal).
  4. La preocupación provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.
  5. La duración del trastorno es de al menos 6 meses.
  6. La preocupación no se explica mejor por la presencia de trastorno de ansiedad generalizada, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de angustia, episodio depresivo mayor, ansiedad por separación u otro trastorno Somatomorfo.
Especificar si:
Con poca conciencia de enfermedad: si durante la mayor parte del episodio el individuo no se da cuenta de que la preocupación por padecer una enfermedad grave es excesiva o injustificada.
Diagnóstico Diferencial:
Debe diagnosticarse Hipocondría solo si las preocupaciones sobre la salud no pueden explicarse mejor por la presencia de un Trastorno de Ansiedad Generalizada, Trastorno Obsesivo-compulsivo (TOC), Trastorno de Pánico, Episodio Depresivo Mayor, Trastorno de Ansiedad de Separación u otro Trastorno Somatomorfo.

Tratamiento

La hipocondría es un trastorno psicológico, por lo que el tratamiento principal consiste en una terapia cognitivo-conductual, que tiene el objetivo de hacer que el paciente pierda el miedo a estar enfermo. Lo primero que hay que conseguir es que el paciente abandone las visitas constantes a las consultas médicas y a las urgencias hospitalarias y que la salud y la enfermedad no sean un tema habitual de conversación para él. Para ello, es imprescindible la colaboración de la familia del afectado.
Por último, para eliminar el miedo a la enfermedad, se utiliza la desensibilización en la imaginación del paciente de aquellas situaciones temidas, para conseguir la progresiva aceptación de éstas y evitar que el cuerpo sea únicamente una fuente de dolor y angustia para él. Conjuntamente, en algunos casos, se emplean psicofármacos en la fase inicial de la enfermedad para controlar los síntomas ansiosos de la persona afectada.

Prevención

Únicamente cuando el cuadro clínico no es muy grave y el apoyo familiar es alto se puede tratar al paciente en el propio domicilio.
* Durante el tratamiento se debe impedir que el paciente conduzca, trabaje o tome decisiones de cualquier tipo, sobre todo si son de carácter financiero.
* La familia debe limitar las salidas del paciente fuera de casa y procurar que tenga vigilancia el mayor tiempo posible.
* Los familiares también deben proteger al paciente de ambientes marginales, promiscuos y del consumo de tóxicos.
* Si la enfermedad es grave y/o la familia no puede hacerse cargo, se debe ingresar al paciente. Si éste se opone se puede pedir una orden judicial o solicitarla 24 horas después del ingreso forzado.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Dismenorrea o Dolores menstruales

Dolor menstrual o Dismenorrea

Son aquellos en los cuales una mujer experimenta dolor en la parte baja del abdomen tipo cólico, dolor agudo e intermitente, dolor sordo y persistente o posiblemente dolor de espalda.
El dolor menstrual afecta a muchas mujeres y, para un pequeño número de ellas, la molestia dificulta el desempeño de actividades diarias académicas, hogareñas y laborales normales por algunos días durante cada ciclo menstrual. Este problema es la causa principal para que las mujeres entre sus años de adolescencia y los 30 años de edad pierdan tiempo en el colegio y el trabajo.
Este dolor se puede presentar unos días antes de la menstruación o justo al comienzo del período y, usualmente, desaparece a medida que el sangrado disminuye.
Es normal que durante el ciclo menstrual se presente un dolor moderado, mas no excesivo. El término médico para los períodos excesivamente dolorosos es dismenorrea y en general existen dos tipos:
•    La dismenorrea primaria es el dolor menstrual que se presenta en mujeres que, a excepción de esto, son sanas. Este tipo de dolor no está relacionado con ningún problema específico en el útero u otros órganos pélvicos.
•    La dismenorrea secundaria es el dolor menstrual atribuido a alguna enfermedad subyacente o a una anomalía estructural bien sea dentro o fuera del útero.
Se cree que la actividad de la hormona prostaglandina, producida en el útero, es uno de los factores causales del dolor en la dismenorrea primaria. Esta hormona causa la contracción del útero y los niveles tienden a ser mucho más altos en las mujeres con dolores menstruales intensos que en las mujeres que experimentan un dolor menstrual leve o no lo presentan.
Hable con su médico si usted tiene cualquiera de los siguientes síntomas:
•    Períodos dolorosos que no le comenzaron temprano en su vida
•    Dolor en otras oportunidades distintas a los primeros días de su período
•    Flujo o sangrado vaginal inusual
•    Dolor que no desaparece cuando usted toma medicamento para aliviarlo
SINTOMAS
Síndrome premenstrual (SPM). El SPM incluye síntomas tanto físicos como psicológicos que experimentan muchas chicas y mujeres justo antes de tener el período menstrual, como:
•    acné
•    hinchazón
•    fatiga
•    dolor de espalda
•    senos sensibles y/o doloridos
•    cefalea
•    estreñimiento
•    diarrea
•    antojos alimentarios
•    depresión o decaimiento
•    irritabilidad
•    problemas de concentración
•    dificultad para afrontar el estrés
Aunque se desconoce la causa exacta del SPM, parece obedecer a fluctuaciones en los niveles hormonales y a sus efectos sobre el cerebro. Durante la segunda mitad del ciclo menstrual, la cantidad de progesterona que hay en el cuerpo aumenta. Luego, aproximadamente siete días antes del inicio del período menstrual, los niveles de progesterona y estrógeno disminuyen drásticamente.
El organismo de algunas mujeres parece ser más sensible a estas fluctuaciones hormonales que el de otras.
Los días anteriores a la menstruación el vientre suele inflamarse y producir dolor y los pechos se tornan mucho más sensibles, esto es un proceso natural del cuerpo, pero no por eso menos molesto.
El dolor menstrual se puede presentar como una simple molestia o como dolores agudos, espasmódicos que se manifiestan en la parte baja de la espalda y del abdomen, calambres en las piernas y otros síntomas como mareos, dolores de cabeza, vómitos y pueden durar algunas horas o varios días.
Como aliviar el dolor menstrual
Las mujeres que sufren de este malestar general, del cual aun no se sabe a ciencia cierta cuál es su origen, no pueden eliminarlos por completo. Pero existen algunos métodos sencillos, caseros y totalmente naturales, que pueden aliviar notablemente los síntomas.
En lo que respecta a la alimentación, hay que evitar el consumo de cafeína y dulces y aumentar el consumo de proteínas.
El calor producido por un baño tibio, una bolsa de agua caliente colocada sobre la zona pélvica o una almohadilla o manta eléctrica ayudarán a aliviar el dolor.
Realizar actividad física moderada ayudará a la circulación sanguínea y por ende a  aliviar el malestar menstrual.
Evitar la ropa ajustada y beber infusiones calientes también nos ayudarán durante este proceso.
Tratamientos convencionales
El ginecólogo suele aconsejar tratamientos a base de medicamentos analgésicos y antiinflamatorios con paracetamol o ibuprofeno. Suelen ser los más efectivos contra el dolor. Eso sí, suelen ser más eficaces cuando se toman con los primeros síntomas.
Pero si las molestias son muy fuertes, el ginecólogo te puede indicar un tratamiento hormonal que de alguna forma regule esa descarga de hormonas. Es decir, la píldora, inhibidora de la función de ovulación, también es muy efectiva en casos severos.
Muchas mujeres al tener un hijo igualmente notan una notable mejoría. Y con la edad de igual forma se van atenuando los dolores premenstruales y menstruales.
Pero en ningún caso es recomendable la automedicación, especialmente, si el dolor es fuerte e incapacitantes.
Remedios caseros
Infusiones de plantas medicinales son muy efectivas, aquí te enseñamos como prepararlas.

Manzanilla. Se utilizan para esta infusión las flores. Coloca 2 cucharaditas de manzanilla en una taza de agua caliente. Deja reposar 5 minutos, cuela y bébela.

Malva. En este caso se utilizan las hojas y se procede de la misma forma que en el caso anterior.

Salvia, caléndula y verbena: Se caracterizan por su reconocida acción reguladora menstrual y favorecen el equilibrio hormonal. Muy recomendables y aconsejadas en los casos de trastornos de la regla, menstruación irregular y problemas en la menopausia.
Artemisa: Además de ser un gran regulador de la menstruación, tiene un efecto depurativo y estimulante.
Aquilea (o milenrama): Reduce la ansiedad y la irritabilidad. También, como aceite esencial contrarresta los dolores convulsivos en el vientre y la hinchazón, así como los dolores lumbares.
Espliego (o lavanda): Tiene una probada acción sedante sobre el sistema nervioso central y estimulante de la menstruación.
Borraja y Primrose (Onagra): Muy rica en ácido gamma-linolénico, y precursor de las prostaglandinas E1 encargadas de la regulación hormonal y la relajación del útero.
Hinojo: Su aceite esencial activa la menstruación y atenúa las posibles flatulencias y dispepsias que aparecen durante el síndrome premenstrual o la menstruación.
Bolsa de pastor: Muy utilizado en ginecología por su poder hemostático (contra hemorragias) en los casos de menstruación abundante.
Si tienes dolor en los senos o los sientes muy sensibles, el aceite de prímula y los suplementos ricos en vitamina E, como el germen de trigo, alivian el dolor de pecho asociado al síndrome premenstrual.
Muchas mujeres han comprobado que la práctica regular de ejercicio físico no sólo hace que disminuyan sus dolores menstruales sino que, pasado un tiempo, en ocasiones llegan a desaparecer por completo.
Si no padeces dolores excesivamente fuertes, a veces basta una taza de leche caliente para aliviar el dolor.
Cuando estés en casa, aplica calor en el abdomen o riñones con una manta eléctrica o una bolsa de agua caliente y descansa todo lo que puedas.
Algunos aromas pueden tener efectos analgésicos, es lo que se conoce como aroma terapia. Por ejemplo puedes probar a friccionar tu vientre con una mezcla de aceite de semillas de soja a la que añadirás 3 gotas de aceite esencial de basilisco. También viene muy bien darse un baño de unos 15 minutos con agua caliente, pero vierte antes seis gotas de esencia de comino en la bañera.

Consejos a tener en cuenta para combatir el dolor menstrual:

  1. No consumir cafeína.
  2. Una dieta vegetariana es lo más recomendable para suavizar los dolores
  3. Beber mucha agua y orinar con frecuencia.
  4. Evitar las comidas pesadas o muy abundantes.
  5. Tomar una ducha caliente.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

LA ENFERMEDAD DE PARKINSON (La EP)

LA ENFERMEDAD DE PARKINSON (La EP)

También denominada Parkinsonismo idiopático o parálisis agitante, es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva, producido a consecuencia de la destrucción, por causas que todavía se desconocen, de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra. En esta zona, llamada sustancia negra, existe un componente químico, la dopamina, compuesto esencial para la regulación de los movimientos, es decir, para que los movimientos se realicen de una forma efectiva y armónica. Es por ello que las principales manifestaciones de la enfermedad expresan un control deficiente de los movimientos: temblor, lentitud generalizada (bradicinesia), rigidez y alteraciones de la postura y de la marcha. La EP es de carácter crónico, progresivo y lento, que afecta a la zona del cerebro encargada del control y coordinación del movimiento, del tono muscular y de la postura.
Esta enfermedad fue descrita y documentada por primera vez en 1817 por el médico británico Dr. James Parkinson al que llamó “parálisis agitante”. Los cambios bioquímicos asociados a la enfermedad fueron identificados en los años 1960.
Parkinson describió la enfermedad que lleva su nombre como “Parálisis Agitante”, indicando los síntomas más relevantes: disminución del movimiento (parálisis) y “agitación” (temblor), aparece entre los 40 y los 70 años de edad, con una mayor incidencia en la década de los 60 años.
Existe un “Temblor Familiar Benigno”, de evolución muy lenta y presentación frecuente en miembros de una misma familia. No es estrictamente un temblor de reposo, sino de actitud. Algunos autores creen que es una forma benigna de la Enfermedad de Parkinson, pero el tratamiento es radicalmente distinto. Si no es muy molesto, lo mejor es dejarlo sin tratamiento. Un rasgo conocido de ese temblor es su desaparición con pequeñas dosis de alcohol (lo cual es peligroso). Los fármacos bloqueadores de la adrenalina, que también se emplean en el tratamiento de la hipertensión y de la angina de pecho, son la mejor alternativa.
Los investigadores identificaron un defecto cerebral fundamental el cual distingue a la enfermedad: las pérdidas de células cerebrales que producen un neurotransmisor y que ayuda a dirigir la actividad muscular. Este descubrimiento llevó a los científicos a encontrar el primer tratamiento eficaz de la enfermedad de Parkinson con lo que surgieron diferentes formas de elaborar terapias nuevas y aún más eficaces.

Causas

El mal de Parkinson se desarrolla con mayor frecuencia después de los 50 años de edad y es uno de los trastornos neurológicos más comunes en los ancianos. En ocasiones, se presenta en adultos más jóvenes y afecta tanto a hombres como a mujeres.
En algunos casos, la enfermedad es hereditaria. Cuando una persona joven resulta afectada, generalmente se debe a una forma de la enfermedad que es hereditaria.
Algunos científicos creen que el Parkinson es causado por la oxidación de la MPTP = metil fenil tetrahidropiridina: los radicales libres son inestables debido a que carecen de un electrón. En un intento por reemplazar el electrón que falta, los radicales libres reaccionan con las moléculas circundantes (especialmente en metales tales como el hierro), en un proceso llamado oxidación.

Síntomas

Son muy característicos y pueden ser:
•    Rigidez muscular.
•    Temblor, puede ser de diferentes intensidades.
•    Hipocinesia, falta de movimientos.
•    Dificultades al andar, parece que se siguen a sí mismos.
•    Mala estabilidad al estar parado, parece que pendulan.
•    Al comenzar a andar tienen problemas, les cuesta empezar.
•    Si un movimiento no se termina tiene dificultades para reiniciarlo, o terminarlo.
•    Cara de pez o máscara, por falta de expresión de los músculos de la cara.
•    Lentitud de movimientos.
•    Acatisia, se dice de una falta de capacidad de estar sentado sin moverse.
•    Movimiento de los dedos como si estuvieran contando dinero.
•    Boca abierta, con dificultad para mantenerla cerrada.
•    Voz de tono bajo, y monótona.
•    Dificultad para escribir, para comer, o para movimientos finos.
•    Deterioro intelectual, a veces.
•    Estreñimiento
•    Depresión, ansiedad, atrofia muscular.

Diagnóstico

El Parkinson es difícil de diagnosticar en sus etapas iniciales, ya que se confunde con los síntomas propios de otras patologías. El diagnóstico es fundamentalmente clínico y se efectúa a partir de los síntomas del paciente, ya que no existe ningún marcador químico. Para confirmar el diagnóstico se realiza una tomografía axial computarizada (TAC), que detecta las lesiones cerebrales en el mesencéfalo. Asimismo, son habituales los exámenes de los reflejos.
Sin embargo, el mejor medio para detectar esta patología es la observación, ejercida tanto por el médico como por los familiares del enfermo, ya que el contacto permanente les permite confirmar la continuidad o progresión de los síntomas y los posibles cambios tanto físicos como emocionales. En la enfermedad de Parkinson es esencial el diagnóstico precoz, ya que cada tipo de parkinsonismo tiene un tratamiento diferente.

Tratamiento

Esta es una patología crónica que, de momento, no tiene cura. Hay tres formas de hacer frente a la enfermedad; mediante el tratamiento farmacológico, el quirúrgico y el rehabilitador.
El objetivo del tratamiento es reducir la velocidad de progresión de la enfermedad, controlar los síntomas y los efectos secundarios derivados de los fármacos que se usan para combatirla. La dopamina no puede administrarse directamente ya que no puede pasar la barrera entre la sangre y el cerebro. Por este motivo se ha desarrollado una serie de fármacos que favorecen la producción de esta sustancia o retrasan su deterioro y que se administran en función de la gravedad de los síntomas. Así, en las primeras etapas, cuando los síntomas son leves, se utilizan los fármacos menos potentes, como los anticolinérgicos; mientras que para los casos severos y avanzados se utiliza la levodopa, el fármaco más potente hasta el momento para el tratamiento de esta enfermedad.

  • Tratamiento farmacológico

Los fármacos más utilizados son:
• Levodopa
• Bromocriptina y pergolida
• Selegilina
• Anticolinérgicos
• Amantadina

  • Tratamiento quirúrgico

La cirugía pretende actuar sobre la parte dañada del cerebro. Sólo está indicada en un 5 por ciento de los pacientes y es efectiva si están bien seleccionados. Los criterios de inclusión para intervención quirúrgica contemplan incapacidad funcional muy grave, ausencia de demencia, edad inferior a 70 años y diagnóstico confirmado.
Entre las técnicas quirúrgicas que se utilizan para aliviar los síntomas de Parkinson se encuentra la palidotomía y la estimulación eléctrica. Las dos técnicas son efectivas y su elección se hace en función de la dependencia clínica del paciente. Los beneficiarios son los pacientes con discinesias causadas por la medicación o con enfermedad avanzada que no responden bien al tratamiento farmacológico.

  • Rehabilitación física

Hay ejercicios determinados que pueden ayudar a mantener la movilidad de los miembros y fortalecer los músculos que generalmente se ven más afectados.
La terapia de rehabilitación mejora la vida de las personas con enfermedad de Parkinson. Un programa de terapia física y terapia ocupacional puede ayudar a las personas a aprender estrategias de movimiento:
•    Cómo darse la vuelta y salir de la cama con más facilidad
•    Cómo levantarse de una silla o salir de un coche
Los terapeutas sugieren a veces los más simples para ayudar con las actividades diarias, tales como:
•    agarrar barras de ducha
•    Taburete para ducha
•    Asientos baño elevados
Los terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas con experiencia para encontrar maneras de ayudar a la gente con este mal a abotonarse o abrocharse camisas, cocinar y en general, mantener su vida activa dentro de lo que cabe. El tratamiento rehabilitador tiene también gran importancia, ya que los medicamentos solo consiguen en parte mejorar los síntomas motores.
La rehabilitación con terapeutas logra que los pacientes aprendan  acerca de los tipos especiales de utensilios que ayudan a mantener los alimentos en una cuchara o un tenedor. Incluso las personas con temblores graves, con lentitud y  rigidez pueden usar estos utensilios para alimentarse sin hacer un desastre.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La Hemofilia

Hemofilia

La hemofilia es un trastorno hereditario poco común en el cual la sangre no coagula normalmente.
Las personas que tienen hemofilia pueden sangrar mucho tiempo después de una lesión o un accidente. También pueden sangrar por las rodillas, tobillos y codos. La hemorragia en las articulaciones provoca dolor y, cuando no se trata, puede conducir a artritis. Las hemorragias cerebrales constituyen una complicación muy seria de la hemofilia y requieren tratamiento de emergencia.

Causas

Las personas que tienen hemofilia hereditaria nacen con este trastorno. La hemofilia se debe a una alteración en uno de los genes que determinan la manera en que el organismo produce el factor VIII o IX de coagulación. Estos genes están situados en los cromosomas X.
Los cromosomas están dispuestos en pares. Las mujeres tienen dos cromosomas X, mientras que los varones tienen un cromosoma X y un cromosoma Y. Sólo el cromosoma X contiene los genes relacionados con los factores de coagulación.
Un varón que tenga el gen anormal en su cromosoma X sufrirá hemofilia. Una mujer debe tener el gen anormal en ambos cromosomas X para tener hemofilia. Esta situación es muy poco común.
La mujer es “portadora” de la hemofilia si tiene el gen anormal en uno de sus cromosomas X. Aunque no sufra la enfermedad, puede transmitir el gen a sus hijos.
Se graficarán dos ejemplos de cómo se hereda el gen de la hemofilia:

Ejemplo 1: herencia de la hemofilia
El diagrama   1 muestra un ejemplo de cómo se hereda el gen de la hemofilia. Aquí,  el padre no tiene hemofilia (es decir, sus cromosomas X y Y son normales). La madre es portadora de la hemofilia (es decir, tiene un cromosoma X anormal y un cromosoma X normal).
Cada una de las hijas tiene una probabilidad del 50 por ciento de heredar el gen anormal de su madre y ser portadora de la enfermedad. Cada uno de los hijos varones tiene una probabilidad del 50 por ciento de heredar el gen anormal de su madre y sufrir hemofilia.

Ejemplo 2: herencia de la hemofilia

El ejemplo 2 muestra  cómo se hereda el gen de la hemofilia. En este ejemplo, el padre tiene hemofilia (es decir, su cromosoma X es anormal). La madre no es portadora de la hemofilia (es decir, tiene dos cromosomas X normales). Cada una de las hijas heredará el gen anormal de su padre y será portadora de la enfermedad. Ninguno de los hijos varones heredará el gen anormal de su padre y, por lo tanto, ninguno tendrá hemofilia.
Por lo general, las mujeres portadoras no tienen problemas de sangrado porque tienen suficientes factores de coagulación debido a la presencia de un cromosoma X normal.
Muy raras veces nace una niña con hemofilia. Esto puede suceder si el padre tiene hemofilia y la madre es portadora de la enfermedad.
Algunos varones que tienen hemofilia nacen de madres que no son portadoras. En estos casos ha ocurrido una mutación (un cambio al azar) en el gen cuando el gen pasó al niño.

Síntomas

La característica principal de la Hemofilia A y B es la hemartrosis y el sangrado prolongado espontáneo. Las hemorragias más graves son las que se producen en articulaciones, cerebro, ojo, lengua, garganta, riñones, hemorragias digestivas, genitales, etc.
La manifestación clínica más frecuente en los hemofílicos es la hemartrosis, sangrado intraarticular que afecta especialmente a las articulaciones de un solo eje como la rodilla, el codo o el tobillo. Si se produce una hemartrosis en repetidas ocasiones en una articulación, se origina una deformidad y atrofia muscular llamada Artropatía hemofílica.

Diagnóstico

El diagnóstico molecular de una enfermedad genética como la hemofilia consiste en la identificación del defecto o mutación en el gen o bien en la identificación del cromosoma que es portador del gen defectuoso.

Esto tiene una repercusión directa ya que posibilita la realización de un adecuado consejo genético y diagnóstico prenatal a los miembros de la familia que así lo soliciten.
La identificación del cromosoma portador del gen mutado se realiza mediante los estudios de ligamiento: se utilizan marcadores polimórficos cercanos a los genes responsables que permiten relacionar un cromosoma determinado de la familia estudiada con la manifestación de la enfermedad.

Estas técnicas, sin embargo, tienen una serie de limitaciones que condicionan su uso, como pueden ser los casos esporádicos, las familias no informativas para los polimorfismos o la ausencia de al menos un familiar hemofílico vivo.

Tratamiento

El tratamiento, debe ser inmediato y consiste en la administración del factor coagulante ausente en las primeras señales de sangrado. Es importante considerar que como el factor de coagulación se obtiene de varios donadores de sangre, aunque se trate de una sola transfusión, los hemofílicos enfrentan un alto riesgo de contraer hepatitis, SIDA y otras enfermedades de naturaleza sanguínea, por lo que la sangre donada debe ser certificada y muy bien analizada antes de su administración.
Por ello es importante que todos los hemolíticos sean vacunados contra la hepatitis en los tiempos establecidos por los programas de vacunación y de forma muy especial.
El factor faltante también puede conseguirse por laboratorio, la terapia de reemplazo del factor se debe hacer en el hogar o en hospital, siempre que se sepa cómo hacerlo para no provocar una nueva hemorragia. Ya que todo sangrado puede convertirse en una situación crítica y emergente, el control de esta enfermedad debe estar a cargo de un profesional especializado en enfermedades de la sangre o sea un médico hematólogo.
En caso de presentar dolor e hinchazón en las articulaciones, se pueden administrar antiinflamatorios, aplicar compresas de hielo, que ayudan además a reducir el sangrado. El hidromasaje puede ayudar a reducir el dolor, pero no debe hacerse con agua caliente o tibia, ya que el calor favorece la hemorragia.
En la nutrición de los enfermos hemolíticos, no deben faltar alimentos y complementos que contengan calcio, niacina y vitaminas C y K, que ayudan en el proceso de coagulación.
Dado que este problema puede ocasionar discapacidad motora, es conveniente que un fisioterapeuta establezca un programa de ejercicios que ayude a mantener la capacidad total de movimientos.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

CAIDA DEL CABELLO O ALOPECIA

CAIDA DEL CABELLO O ALOPECIA

El ciclo normal del crecimiento del cabello dura de dos a tres años. Durante esta fase cada cabello crece aproximadamente un centímetro por mes. En cualquier momento cerca del 90 por ciento del cabello de su cuero cabelludo está creciendo. En cualquier momento, cerca del 10% del cabello de su cuero cabelludo está en una fase inactiva. Después de tres a cuatro meses, el cabello que estaba en fase inactiva se cae y en su lugar comienza a crecer cabello nuevo.

CAUSAS

1)    Un número de cosas puede causar la caída excesiva del cabello. Por ejemplo, más o menos a los tres o cuatro meses después de una enfermedad o de una cirugía mayor usted puede repentinamente perder una cantidad grande de cabello. Esta pérdida de cabello se relaciona con el estrés causado por la enfermedad y es temporal.
2)    Problemas hormonales pueden ocasionar la caída del cabello. Si su glándula tiroides está demasiado activa, o si está menos activa de lo normal su cabello puede caérsele. Esta caída del cabello usualmente puede mejorar con el tratamiento de la enfermedad tiroidea. La caída del cabello puede ocurrir si no hay un balance de las hormonas masculinas o femeninas conocidas con el nombre de andrógenos y estrógenos. Corregir el desequilibrio hormonal puede detener la caída del cabello.
3)    Muchas mujeres notan que pierden cabello a los tres meses después de haber tenido un bebé. Esta pérdida también está relacionada con las hormonas. Durante el embarazo, niveles altos de ciertas hormonas hacen que el cuerpo mantenga cabello que normalmente debería caerse. Cuando las hormonas regresan a los niveles previos al embarazo, ese cabello se cae y el ciclo normal de crecimiento y caída del cabello comienza nuevamente.
4)    Algunos medicamentos pueden causar la caída del cabello. Este tipo de caída del cabello mejora cuando usted deja de tomar el medicamento. Los medicamentos que pueden ocasionar la caída del cabello incluyen aquellos para “adelgazar” la sangre (conocidos también como anticoagulantes), los medicamentos usados para tratar la gota, para la presión arterial (sanguínea) alta o para los problemas del corazón; la vitamina A si se toma en exceso, las píldoras para el control de la natalidad y los antidepresivos.
5)    Ciertas infecciones pueden causar la caída del cabello. Las infecciones por hongos en el cuero cabelludo pueden causar la caída del cabello en los niños. La infección se trata fácilmente con medicamentos antimicóticos.
6)     La caída del cabello también  puede ocurrir como parte de una enfermedad de fondo tal como el lupus o la diabetes. Puesto que la caída del cabello puede ser un síntoma precoz de enfermedad es importante determinar la causa para que pueda tratarse.
7)    Los efectos colaterales de algunos tratamientos también pueden provocar caída del cabello.  La quimioterapia o las radiaciones son un ejemplo.
Existen múltiples causas que producen la caída del cabello. Una dieta carente de nutrientes esenciales, problemas de tiroides, infecciones, stress, anemia, exceso de cosméticos (tinturas, planchita), son factores que sin lugar a dudas, colaboran con la alopecia.

Una observación muy importante sobre una de las causas de la caída del cabello es que si  usted se hace trenzas sueltas o trenzas pegadas al cuero cabelludo, o si usa rulos apretados, la tensión en el pelo puede ocasionar la alopecia por tracción. Si la tensión se frena antes de que se forme tejido cicatrizal en el cuero cabelludo su cabello volverá a salir normalmente. No obstante, el tejido cicatrizal puede causar la caída permanente del cabello. Los tratamientos de aceite cliente “hot oil treatments” o las sustancias químicas que se usan en las permanentes pueden causar inflamación, es decir hinchazón del folículo piloso que puede traer como resultado la cicatrización y caída del cabello.
La Alopecia Androgenética o Androgénica es la más común y afecta -de alguna forma- a la mayoría de los hombres.
El 90% de los hombres mayores a 21 años presenta alguna recesión en la zona frontotemporal (entradas) y el 50% de los hombres mayores a 40 años tiene la zona de la coronilla despoblada.
5 de cada 10 hombres (mayores a 40 años) sufren alopecia en ambos sectores del cuero cabelludo y 9 de cada 10 (mayores a 21 años) padecen alopecia solamente en la zona de las entradas (ver columna izquierda).

Prevención

1. Cuando la caída es importante, conviene realizar un chequeo inicial para descartar otras patologías que podrían ser desencadenantes.

2. Consultar al especialista médico adecuado, que  realice una rigurosa valoración del estado del cuero cabelludo y cabello.
3. Una vez diagnosticado los problemas, se realizará el tratamiento adecuado y se puede aventurar el pronóstico aproximado en cuanto a resultados esperados y tiempo necesario para ello. Estos tratamientos pueden ser de cuatro tipos:

  1. Tratamientos médico tópico con productos o lociones que se aplican sobre el   cuero cabelludo.
  2. Tratamiento vía oral con vitaminas y minerales.
  3. Trasplantes del cabello, para casos graves o no tratables.
  4. Prótesis capilares.

Cuando es el factor genético la causa de la caída del cabello, casi irremediablemente se estará abocado a sufrir alopecia. De todos modos los casos extremos no son los más frecuentes. Podríamos afirmar que un varón con más de veinte años que conserva cabello es susceptible de notar mejoría si se somete a tratamiento, aunque el tratamiento precoz es un factor esencial para la consecución de resultados.
4. Otro factor personal a tener en cuenta es la constancia e ilusión en el tratamiento. El cabello requiere un cuidado prolongado en el tiempo, en especial cuando ha sufrido pérdida, y es necesario tratarlo con constancia para conseguir recuperarlo y mantenerlo. En todo caso, también es cierto que una vez que se vislumbran los primeros resultados es verdaderamente gratificante observar la evolución, porque cada vez va consiguiendo más cuerpo, brillo, densidad y belleza.

Tratamiento para la caída del cabello

Hay tratamientos disponibles dependiendo del tipo de caída del cabello. Si un medicamento le está ocasionando la caída del cabello, su médico podría prescribirle un medicamento diferente. El reconocer y tratar una infección podría ayudar a frenar la caída del cabello. Corregir un desequilibrio hormonal puede prevenir la caída adicional del cabello.

Los medicamentos también podrían ayudar a desacelerar o a prevenir el desarrollo de la calvicie común. Un medicamento disponible es el minoxidil (nombre de marca: Rogaine) que se puede comprar sin receta médica. Este se aplica al cuero cabelludo. Tanto el hombre como la mujer lo pueden usar. Otro medicamento disponible es el finasteride que requiere receta médica para poder comprarse. Este viene en forma de píldoras y es sólo para hombres. Puede tomarse hasta 6 meses antes de que usted pueda ver si uno de estos medicamentos está funcionando.

Si no existe un medicamento adecuado para el tipo de caída de cabello que usted presenta, es probable que usted considere cambiar el estilo de peinado o corte, usar pelucas o postizos, hacerse entretejer cabello o hacerse un implante de cabello artificial.

Remedios populares

Existe una gama de remedios caseros que han utilizados nuestras abuelas que le podrían ayudar,  tales como:
Remedio #1: Para detener la caída del cabello y favorecer su crecimiento, se aconseja frotar, por lo menos, una vez al día el cuero cabelludo con la pulpa del aloe vera.  Se debe dejar que se seque sobre la cabeza y luego se aclaran con agua.
Remedio #2: Para disminuir la caída del cabello, se debe frotar el cuero cabelludo con aceite de hígado de pescado una vez por semana preferiblemente de noche, para luego lavarse la cabeza en la mañana siguiente.
Remedio #3: Para que crezca una hermosa cabellera, se debe hacer una mezcla de jugo de cebolla y de limón a partes iguales y masajearse el cuero cabelludo.
Remedio #4:Se cree que permanecer de cabeza y pies arriba por cinco minutos incrementa el riego sanguíneo de las raíces lo que ayuda a evitar la caída del cabello y conservar el que todavía queda.
Remedio #5: Si desea  tener una cabellera con un brillo espectacular, debe batir cuatro claras de huevo, frotarlas sobre el cuero cabelludo y dejarla que se sequen. Después debe lavarse el cabello y enjuagarlo con una mezcla de ron y agua de rosas en partes iguales.
Remedio #6: Se puede utilizar leche de coco para evitar la pérdida del pelo.  Para ello, se da un masaje con él en las raíces del pelo lo cual alimenta el pelo y promueve su crecimiento. La leche del coco es preparada moliendo las virutas del coco y exprimiéndolas bien.
Remedio #7: Para combatir la pérdida del cabello, se debe usar una loción de ortiga la cual es muy efectiva. Para ello, se debe comprar hojas de ortiga en una farmacia botánica en una cantidad equivalente a una taza.  Luego se pones a hervir en medio litro de agua por aproximadamente 10 minutos.  Se deja que repose toda una noche y se frota con ella el cuero cabelludo.
Remedio # 8: Moler un tomate con clavo de olor y luego frotarlo en el cuero cabelludo.
Remedio #9: La pasta del regaliz, hecha moliendo los pedazos en leche con una pizca de azafrán, es otro remedio casero para evitar la caída del cabello. Esta pasta se debe aplicar sobre el cuero cabelludo en la noche antes de irse a la cama.
Remedio #10: Hervir hojas de guayaba en un1 litro de agua hasta que el agua se ponga bien oscura. Dar masajes en el cuero cabelludo con el agua de la mezcla dos veces a la semana.
Remedio #11: Cortar en Luna Creciente el cabello para que éste crezca mucho. Según la tradición, nunca debe ser cortado en Luna Menguante porque se debilita más.
Remedio #12: Darse un masaje con hueso de mamey en el cuero cabelludo dos veces durante el mes.
Remedio #13: Macerar 100 g. de berros en 100 ml de alcohol con una cucharadita de aceite esencial de geranio durante una noche.  En la mañana siguiente, aplicar sobre el cuero cabelludo para estimular el crecimiento del pelo.
Remedio #14: Mezclar dos puñados de savia fresca de abedul con 100 ml de alcohol de 96°. Diluir la mixtura en 100 ml. de agua destilada y masajear el cuero cabelludo con dos cucharadas soperas de esta mezcla todos los días durante varias semanas.
Remedio #15: Cortar un ajo en dos y frotarlos sobre el cuero cabelludo antes de dormir.  Luego, masajear la cabeza con un poco de aceite de oliva y cubrir, con un gorro plástico, el pelo.  A la mañana siguiente, lavar la cabeza con un champú aromático.
Remedio #16: Los aceites esenciales brindan, muchas veces, una alternativa de salud.  En el caso de la caída del cabello, la combinación de aceite esencial de salvia y de  romero, resulta un remedio eficaz (disponible en nuestra tienda) para combatirla

Recomendaciones

Usar el secador a distancia Para evitar una agresión térmica que podría ser perjudicial para el cabello (se pone seco y quebradizo propiciando su caída), se aconseja utilizar el secador a distancia y sin ubicar el calor en un único punto.  Si es posible, es mejor secarse el pelo suavemente con una toalla o al aire
Cuidar de forma especial el cabello en los cambios de estación Cuando la estación cambia, sobre todo en otoño, el cabello se cae en abundancia al igual que las hojas de los árboles.  Se requiere usar  tratamientos capilares para frenar esa caída del cabello.
Evitar el fumar El tabaco reseca la piel y debilita el pelo. Por ello, se recomienda, si se fuma, beber de un litro y medio a dos de agua al día.
Mejora la alimentación Tomar vitamina A y del complejo B que se encuentran en los cereales y las legumbres verdes, el germen de trigo y la levadura de cerveza. Igualmente, los suplementos vitamínicos diarios son recomendables.
Masajear el cuero cabelludo Frotar, con frecuencia, el cuero cabelludo con los dedos (y no con las uñas) lo cual activará las glándulas sebáceas, energizará la circulación de la sangre en la zona afectada y favoreciendo el crecimiento del cabello. Se recomienda que se frote hasta que se sienta el hormigueo del calor.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Grasas: lo bueno y lo malo

Grasas en la dieta: Lo bueno y lo malo

Grasas Saturadas e Insaturadas
Grasas Saturadas e Insaturadas

Ciertas grasas deben ser parte de una dieta saludable. Se puede reducir el riesgo de la enfermedad. Sin embargo, usted debe asegurarse de que  está comiendo grasas “buenas” en vez de grasas “malas”.

Grasas  necesaria en la dieta

Su cuerpo utiliza la grasa como energía. También se utiliza la grasa para construir el tejido nervioso y las hormonas y para controlar la inflamación. La grasa también ayuda al cuerpo a absorber las vitaminas A, D, E y K a partir de los alimentos que consume. Sin embargo, el consumo excesivo de grasa puede contribuir a la obesidad. Las calorías de las grasas se transforman en grasa más fácilmente que los carbohidratos o las proteínas. La grasa en su dieta puede confundir su apetito, por lo que no puede decir cuando usted está lleno. Algunas grasas también aumentan el colesterol total y la presión arterial, y puede aumentar el riesgo de algunos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes.

Cantidad necesaria

La grasa contiene 9 calorías por gramo – más del doble de calorías de carbohidratos y proteínas, que tienen 4 calorías por gramo. Toda persona tiene diferentes necesidades de calorías. Su médico puede ayudarle a determinar cuántas calorías  usted necesita y cómo muchos de estos pueden provenir de las grasas. Si usted tiene sobrepeso, la Asociación Americana del Corazón recomienda que usted obtenga menos del 30% del total de calorías de la grasa. Por lo tanto, si su cuerpo necesita 2.000 calorías al día, usted puede tener hasta 65 gramos de grasa cada día.

Grasas “malas”

Limitar o evitar estas grasas:
•    La grasa saturada se encuentra generalmente en productos de origen animal, como carne, pollo, huevos y productos lácteos como el queso, la crema y la  leche al 2%. De palma, coco y otros aceites tropicales, así como la manteca de cacao, también contienen grasas saturadas. Muchos bocadillos, tales como postres, patatas fritas y papas a la francesa, tienen un alto contenido en grasas saturadas. Una dieta alta en grasas saturadas puede aumentar el colesterol LDL (“malo”). Los niveles de colesterol  pueden ponerlo en riesgo de enfermedad cardíaca.
•    Las grasas trans son un tipo de grasas hidrogenadas artificiales por lo general se encuentran en los alimentos procesados, como galletas, pasteles, donas, galletas, snacks y alimentos congelados, y en los alimentos fritos, como las papas fritas y aros de cebolla. La grasa trans es especialmente mala para usted. Se reduce el colesterol HDL (“colesterol bueno”), mientras que colesterol LDL (“colesterol malo”)  aumenta y los triglicéridos. Todos los fabricantes de alimentos están ahora obligados a la lista de grasas trans en las etiquetas de nutrición. Sin embargo, los alimentos pueden tener un máximo de 0,5 gramos de grasas trans por porción y ser etiquetado libre de grasas trans. Para evitar por completo, consulte la lista de ingredientes y evitar los aceites parcialmente hidrogenados.
La Asociación Americana del Corazón recomienda que usted obtenga menos del 7% del total de calorías de grasas saturadas y menos del 1% de las grasas trans. Por lo tanto, si su cuerpo necesita 2.000 calorías al día, usted debe comer menos de 15 gramos de grasa saturada y menos de 2 gramos de grasas trans.

Las grasas buenas

•    Las grasas monoinsaturadas se encuentran en el aceite de canola, oliva, aguacate y maní y otros frutos secos, así como en las legumbres (frijoles y guisantes secos), aceitunas, semillas, nueces, mantequillas de frutos secos y fruta fresca.
•    Las grasas poliinsaturadas se encuentran en los aceites vegetales como el aceite de maíz, girasol y cártamo, así como las semillas de sésamo, semillas de girasol, maíz, soya, y muchos otros tipos de cereales, legumbres, frutos secos y semillas.
•    Omega-3 los ácidos grasos se encuentran normalmente en pescados y mariscos, como el salmón, el arenque, las sardinas y la caballa. También se pueden encontrar en las semillas de lino, aceite de linaza y las nueces.
Los estudios han demostrado que estas grasas, si se utiliza en lugar de grasas saturadas, puede ayudar a bajar su nivel de colesterol total. Los ácidos grasos omega-3 son especialmente beneficiosos, los estudios han demostrado que también puede disminuir el riesgo de inflamación o un ataque al corazón si está en riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Consejos para una dieta saludable

Usted no tiene que cortar todas las grasas de su dieta, pero debe limitar la cantidad de grasa que come. Trate de comer alimentos preparados con grasas no saturadas y evitar los alimentos que son altos en grasas saturadas y trans. Otras cosas que puede hacer son:
•    Evite la comida rápida. Que casi siempre contiene grasas trans.
•    Limite la cantidad de carne roja que consume. En su lugar, trate de comer pescado al horno o a la parrilla, pollo y proteínas vegetales.
•    Use aceite de canola cuando están en el horno.
•    Utilice aceite de oliva, cuando esté cocinando, para aderezar ensaladas y para untar en el pan.
•    Hacer elecciones más saludables aperitivos . Por ejemplo, un tentempié con un puñado de maní sin sal o frijoles de soya (soja) en lugar de papas fritas.
•    Pruebe con una rodaja de aguacate en su sándwich o en su ensalada, o agregar las nueces o los garbanzos a una ensalada.
•    Use margarina líquida o blanda en lugar de mantequilla. Busque la margarina que contiene grasa saturadas y sin grasas trans.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Enfermedad de las Arterias Coronarias

Enfermedad de las Arterias Coronarias

Disminuya su riesgo

EAC
EAC

Otros nombres: EAC, arteriosclerosis coronaria, la aterosclerosis coronaria
La enfermedad arterial coronaria (EAC) es el tipo más común de enfermedad cardíaca. Es la principal causa de muerte en los Estados Unidos, tanto en hombres como en mujeres.
La EAC ocurre cuando las arterias que suministran sangre al músculo cardíaco se endurecen y se estrechan. Esto se debe a la acumulación de colesterol y otros materiales, llamada placa, en sus paredes internas. Esta acumulación se denomina aterosclerosis. A medida que crece, menos sangre puede fluir a través de las arterias. Como resultado, el músculo cardíaco no recibe la sangre o el oxígeno que necesita. Esto puede conducir a dolor en el pecho (angina) o un ataque al corazón. La mayoría de los infartos ocurren cuando un coágulo de sangre de repente interrumpe el suministro de sangre al corazón, causando un daño permanente al corazón.
Con el tiempo, EAC  también puede debilitar el músculo cardíaco y contribuir a la insuficiencia cardíaca y arritmias. La insuficiencia cardíaca significa que el corazón no puede bombear la sangre adecuadamente al resto del cuerpo. Las arritmias son cambios en el ritmo de latido normal del corazón.
La enfermedad arterial coronaria (EAC) es a veces llamada enfermedad de las arterias coronarias. Una arteria coronaria es un vaso sanguíneo que lleva sangre al músculo del corazón. Las arterias son como tubos angostos. Una sustancia grasa llamada placa se acumula en las arterias, bloqueando o disminuyendo el flujo de sangre y oxígeno. Esto puede ocurrir en cualquier arteria, pero cuando ocurre en las arterias coronarias, el músculo cardíaco no recibe la sangre y el oxígeno que necesita para funcionar correctamente. La enfermedad coronaria puede dar lugar a problemas de salud graves, como angina de pecho (dolor o presión en el pecho) y ataques cardíacos.

Causas

Tanto los hombres como las mujeres pueden tener EAC. Puede ser hereditario (en su familia). También se puede desarrollar a medida que se envejece y se acumula placa en las arterias. Usted puede tener EAC  si tiene sobrepeso o si tiene presión arterial alta o diabetes. El colesterol alto también puede conducir a la EAC.  EAC  puede dar a raíz de los hábitos no saludables tales como fumar, consumir una dieta alta en grasas y no hacer suficiente ejercicio.

El colesterol

El colesterol es una sustancia serosa que su cuerpo produce y utiliza para proteger los nervios, formar tejidos celulares y producir ciertas hormonas. También está presente en la carne y los productos lácteos que consume. Hay varios tipos de colesterol, incluyendo lipoproteínas de baja densidad (LDL) y lipoproteínas de alta densidad (HDL). El colesterol LDL se denomina colesterol “malo” porque se pueden acumular en el interior de las arterias, causando que se estrechen en la placa. HDL se llama colesterol “bueno” porque protege a las arterias de la acumulación de placa. Muchos de los alimentos, incluso si no contienen colesterol, contienen grasas que pueden aumentar o disminuir el LDL o colesterol HDL. Hable con su médico acerca de cómo su dieta puede afectar sus niveles de colesterol.

Cómo  reducir el riesgo de la enfermedad coronaria (EAC)

1. No fumar. La nicotina aumenta la presión arterial, ya que hace que el cuerpo libere adrenalina, lo que hace que sus vasos sanguíneos se constriñen y que su corazón lata más rápido. Si usted fuma, pregunte a su médico para ayudarle a hacer un plan para dejar de fumar.
2. Controle su presión arterial. Si usted tiene presión arterial alta, su médico puede sugerir formas para bajarla. Si está tomando medicamentos para la presión arterial alta, asegúrese de tomárselo exactamente como su médico se lo indique.
3. Ejercicio. El ejercicio regular puede fortalecer su corazón y reducir el riesgo de enfermedades del corazón. El ejercicio también puede ayudar si usted tiene presión arterial alta. Antes de comenzar cualquier nuevo programa de ejercicios, hable con su médico acerca del tipo de ejercicio adecuado para usted. Una buena meta para el ejercicio regular es la de mantener la actividad física durante al menos 30 minutos a la vez, de 4 a 6 veces por semana.
4. Pregúntele a su médico acerca de tomar una dosis baja de aspirina cada día. La aspirina ayuda a prevenir la EAC, pero tomarla también tiene algunos riesgos.
5. Pregúntele a su médico acerca de tomar suplementos vitamínicos. Algunos estudios han demostrado que la vitamina E puede disminuir el riesgo de una persona de sufrir un ataque cardíaco. Otras vitaminas también pueden ayudar a proteger contra EAC.
6. Coma una dieta saludable. Añadir los alimentos a su dieta con bajo contenido de colesterol y grasas saturadas, ya que el cuerpo convierte las grasas saturadas en colesterol. Hable con su médico acerca de qué alimentos debe evitar.

¿Qué pasa si hacer cambios de estilo de vida no ayuda?

Su cuerpo necesita tiempo para responder a los cambios que ha realizado. Su médico hará un seguimiento de su progreso. Si su nivel de colesterol no ha mejorado después de 6 meses a 1 año, su médico puede recetarle un medicamento para bajar el colesterol. Sin embargo, todavía tendrá que mantener el estilo de vida saludable cambios que le  ayudará a que el medicamento funcione.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Las bacterias de la úlcera del estómago puede contribuir al desarrollo de la enfermedad de Parkinson

Las bacterias de la úlcera del estómago puede contribuir al desarrollo de la enfermedad de Parkinson

Mal de Parkinson

La bacteria responsable de las úlceras de estómago también podría desempeñar un papel en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson, según un estudio presentado en la 111 ª Asamblea General de la Sociedad Americana de Microbiología.

” Los resultados finales de la infección  en los ratones de edad media con una determinada cepa de la bacteria Helicobacter pylori en  desarrollaron  los síntomas de la enfermedad de Parkinson después de 3-5 meses “, dice Traci Testerman de la Universidad Estatal de Luisiana Centro de Ciencias de la Salud, Shreveport, quien presentó la investigación. “Nuestros hallazgos descubrieron   que la bacteria H. pylori, de la infección  podría desempeñar un papel en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson en los seres humanos. ”

Los médicos han notado una correlación entre las úlceras estomacales y la enfermedad de Parkinson se remontan a la década de 1960, antes de que siquiera se conocía que la H. pylori es la causa de las úlceras. Más recientemente, varios estudios encontraron que las personas con la enfermedad de Parkinson eran más propensas a ser infectados con la bacteria, y que los pacientes de Parkinson que fueron tratados y curados de la infección mostraron una ligera mejoría en comparación con los otros  que siguieron  deteriorándose.

En Guam, un estudio de por qué algunos pobladores tienen un riesgo elevado de desarrollar una enfermedad similar al Parkinson descubrió que un compuesto específico en las semillas de cícadas los que  neurotóxicos , son comido por estos pobladores. El compuesto, que se asemeja a un colesterol con un grupo de azúcares unidas, es casi idéntica a un compuesto producido por el H. pylori .

Testerman y sus colegas desarrollaron un modelo animal para comprender más eficazmente el papel de la H. pylori y su colesterol modificado en la enfermedad de Parkinson. Ratones jóvenes ancianos fueron  infectados  con tres cepas diferentes de las bacterias y dieron  seguimiento a  su actividad locomotora y los niveles de dopamina en el cerebro. Los ratones infectados con una de las cepas mostraron reducciones significativas en ambos.

“Los resultados fueron mucho más dramáticos en los ratones viejos que en los ratones jóvenes, lo que demuestra que el envejecimiento normal aumenta la susceptibilidad a los cambios de Parkinson en ratones, como se ve en los seres humanos”, dice Testerman.

Con el fin de determinar si el colesterol modificado u otras sustancias podrían ser responsables del  desarrollo de la enfermedad de Parkinson, los ratones se alimentaban  con extractos de H. pylori . Los ratones no se infectaron, pero desarrollaron  los mismos síntomas que las personas infectadas con la bacteria, lo que sugiere que el colesterol modificado o algún otro producto que figura dentro de la bacteria puede contribuir al desarrollo de la enfermedad.

“Nuestro modelo de ratón muestra un efecto directo de la infección por H. pylori en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. La observación de que no todos los H. pylori cepas son igualmente capaces de causar síntomas nos permitirá analizar los factores bacterianos y / o la respuesta inmune a la H. pylori, infección que aumentan el riesgo de la enfermedad de Parkinson “, dice Testerman.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La contaminación del aire puede causar apendicitis según estudios.

La contaminación del aire puede

causar apendicitis según estudios.

Relacion contaminantes-apendicitis
Relacion contaminantes-apendicitis

– La contaminación del aire ya está vinculada a las vías respiratorias y enfermedades cardiovasculares , y ahora los investigadores dicen que el aire sucio que respiramos puede causar apendicitis .
Los autores de un nuevo estudio publicado en  la Canadian Medical Association Journal encontró que los casos de apendicitis tienden a  subir cuando el aire está más sucio.
“Esto nos hace pensar acerca de la causa subyacente de la apendicitis que podrían estar vinculadas a la contaminación atmosférica”, dijo el doctor Gilaad G. Kaplan, autor principal del estudio y profesor asistente de medicina en la división de gastroenterología de la Universidad de Calgary en Alberta. “La contaminación atmosférica es un factor de riesgo modificable. Si estos resultados se confirman y somos capaces de legislar mejor control de la contaminación del aire, filtro de aire, entonces posiblemente podríamos prevenir más casos de apendicitis”.
Pero en este punto inicial de la investigación, las consecuencias no son tan claras, advirtió otro experto.
“Es probable, pero hay una gran diferencia entre la correlación de cualquier número de factores con una enfermedad y demostrar que alguno de estos factores podría causar una enfermedad, y este estudio no demuestra la causalidad”, dijo el Dr. Paul F. Buckley III, asistente profesor de cirugía en la Universidad Texas A & M Health Science Center College of Medicine y un cirujano del Hospital Scott & White Healthcare Round Rock, Texas.
“No todos queremos disminuir la contaminación? Sí. ¿Es que va a disminuir la incidencia de la apendicitis? Lo dudo “, dijo Buckley.
Partes de las conclusiones se presentaron en una conferencia de hace un año.
Nadie sabe realmente por qué la apendicitis o inflamación e infección del apéndice, se produce.
Una teoría que prevalece es que la apendicitis se produce cuando la apertura al apéndice, un órgano de bolsa que está  adjunta al intestino grueso, se bloquea. En concreto, algunos expertos creen que la reducción de la ingesta de fibra entre los ciudadanos de los países industrializados conduce a la obstrucción del apéndice por las heces.
Pero eso no explica la disminución en la incidencia de apendicitis en la segunda mitad del siglo 20, dijo Kaplan. La contaminación del aire ya está vinculada con una amplia gama de condiciones de salud, en particular las enfermedades respiratorias y las enfermedades cardiovasculares, incluyendo infarto de miocardio y accidente cerebrovascular .
Kaplan y sus colegas evaluaron a más de 5.000 adultos que fueron hospitalizados en Calgary con apendicitis del 1 de abril de 1999 y finales de 2006. Estos datos se cruzan con un análisis de los contaminantes del aire la semana antes de la admisión.
“Hemos encontrado que las personas eran más propensas a entrar con la apendicitis en las últimas semanas con altas concentraciones de contaminantes del aire, específicamente ozono y bióxido de nitrógeno,” dijo Kaplan.
Más de admisión apendicitis se llevó a cabo durante meses más cálidos del Canadá (abril a septiembre, cuando las personas tienen más probabilidades de estar al aire libre), y los hombres parecían más propensos a ser afectados por los contaminantes del aire que las mujeres. No está claro por qué esta diferencia de género existe, dijeron los investigadores.
Kaplan, teoriza que la inflamación podría explicar la relación – si se demuestra que existe – entre la calidad del aire y la apendicitis.
“Es especulativo, pero la contaminación del aire podría estar manejando la inflamación que desencadena la apendicitis”, dijo. “Estamos a unos pasos antes de que podamos hacer esa declaración. Tenemos que confirmar y reproducir estos resultados. “

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Los mariscos frescos no debe oler a pescado

Si mariscos en el menú de este día de fiesta, hay una serie de formas en que puede asegurarse de que está fresco y seguro.

Un olor a mar leve es normal, pero pescado fresco no debe oler “a pescado”, según Kantha Shelke, un Instituto de Tecnólogos de Alimentos alimentos experto en la ciencia. Recién cortados de pescado, crustáceos pelados (camarones, langostinos, camarón de roca, langosta, cangrejo de concha) y moluscos sin concha (ostiones, ostras, almejas y mejillones) debe estar húmedo, no viscoso o seco alrededor de los bordes.

El pescado fresco debe tener los ojos claros y bien redondeado, no nublado, seco y hundido. Las agallas deben ser de color rojo brillante, no oscurecido o viscoso, y el pescado debe sentirse húmeda y elástica en lugar de blanda, añadió.

gambas frescas, camarones, langosta, cangrejo de concha blanda y camarón de roca debe tener una cola de manera uniforme de color claro sin ningún tipo de decoloración, Shelke dijo. Moluscos en el depósito debe estar vivo y tener bien a sus conchas cuando se maneja y debe venir con una “fecha de la última venta” o “fecha de concha.” Al comprar ostras frescas, buscar un color cremoso natural en un líquido claro.

Es mejor comprar pescados y mariscos frescos del día en que vamos a comer. Si esto no fuera posible, bien guardarlo en la nevera o el congelador hasta que esté preparado y cocinado. Shelke ofrecen los consejos de almacenamiento siguientes:

* Los pescados frescos camarones, vieiras, langostinos de agua dulce, y las colas de langosta se pueden almacenar en recipientes bien cerrados o bolsas de almacenamiento de envases de plástico y se mantuvieron en hielo en el refrigerador. Usando este método, las vieiras y las colas de los crustáceos frescos se mantienen tres o cuatro días y el pescado fresco se mantendrá cinco a siete días.
* Vieiras, las colas de los crustáceos y los peces pueden ser congelados en agua y se almacenan en un congelador de cuatro a seis meses (0 grados Fahrenheit o menos). Para descongelar, déjelos en el refrigerador durante la noche o puede colocarlos bajo chorro de agua fría del grifo inmediatamente antes de cocinarlos.
* En vivo, moluscos rígida puede permanecer vivo durante una semana a 10 días almacenado sin hielo en el refrigerador, mantuvo a los 34 a 38 grados Fahrenheit.
* Recién moluscos sin concha puede mantener hasta por 10 días en que se envasan en hielo y se almacena en el refrigerador.
* Cangrejos de caparazón blando frescos se pueden almacenar hasta dos días si envuelto en plástico y envasados en hielo en la nevera. Ellos pueden mantener durante un máximo de seis meses, cuando envuelto en varias capas de plástico y se almacenan en un congelador (a 0 grados Fahrenheit). Es importante para descongelar estos noche en el refrigerador solamente.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)