Archivo de la etiqueta: demencia

Demencia senil

Demencia senil

La demencia senil es el deterioro mental (pérdida de capacidad intelectual) que está asociada con la vejez. Existen dos tipos principales de demencia senil: las debidas a generalizarse “atrofia” (demencia tipo Alzheimer) y los debidos a problemas vasculares (principalmente los accidentes cerebrovasculares). La demencia senil se utiliza a menudo cuando se hace referencia a la enfermedad de Alzheimer.

Causas

La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de la senilidad. Esta enfermedad comienza con dificultades para aprender o recordar hechos recientes.
La depresión grave también puede causar senilidad. Por lo tanto, una persona que muestra signos de la enfermedad de Alzheimer debe hacerse la prueba para confirmar el diagnóstico.
Trastornos cerebrales también pueden conducir a la senilidad. Estos trastornos pueden ser causados por trauma, enfermedad o infección. Una variedad de condiciones, tales como la enfermedad de Parkinson, enfermedad de Pick, enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, demencia vascular, enfermedad de Huntington, ictus, síndrome de Down, traumatismo craneal, demencia con cuerpos de Lewy, y el SIDA también puede causar senilidad. En cada uno de estos casos, la senilidad generalmente no es reversible.
Otras enfermedades que pueden causar senilidad a veces son tratables. Estos incluyen el hipotiroidismo, pseudodemencia depresiva, tumores, hidrocefalia de presión normal y las deficiencias en vitaminas B1, B12 y A. Personas que abusan de las drogas y el alcohol también corren un mayor riesgo de desarrollar la senilidad. De manera similar, las personas que inhalan pintura u otras sustancias pueden desarrollar senilidad.
El exceso de medicación o deshidratación también puede una persona mostrar signos de senilidad y dar lugar a un falso diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer.

Síntomas

Los síntomas de la senilidad son muchos de los cambios físicos asociados con la vejez:
• Postura encorvada
• Piel arrugada
• Disminución de la fuerza muscular
• Cambios en la lente y los músculos del ojo
• Fragilidad del hueso y la rigidez de las articulaciones
• Endurecimiento de las arterias

También hay cambios mentales asociadas con la senilidad:

• Deterioro del juicio
• Pérdida de memoria
• A veces, comportamiento infantil

Los cambios psicológicos reales se cree que está relacionada con el envejecimiento de las células corticales del cerebro. Considerando que los cambios físicos asociados con el envejecimiento en todas las personas, en cierta medida, la evidencia de degeneración psicológica no es universal. En el uso común, la senilidad término se aplica sólo al deterioro mental.

Diagnóstico

Los médicos emplean una serie de estrategias para diagnosticar la demencia. Es importante descartar la existencia de enfermedades tratables, como la depresión, la hidrocefalia de presión normal o deficiencia de vitamina B12, que pueden causar síntomas similares.
El diagnóstico precoz y preciso de la demencia es importante para los pacientes y sus familias, ya que permite el tratamiento precoz de los síntomas. Para las personas con Alzheimer o de otras demencias progresivas, el diagnóstico temprano puede permitir hacer planes para el futuro, mientras que todavía puede ayudar a tomar decisiones. Estas personas también pueden beneficiarse de un tratamiento farmacológico.

Tratamiento

Mientras que los tratamientos para revertir o detener la progresión de la enfermedad no están disponibles para la mayoría de las demencias, los pacientes pueden beneficiarse en cierta medida de un tratamiento con medicamentos disponibles y otras medidas, tales como la formación cognitiva.
Muchas personas con demencia, en particular los de las primeras etapas, pueden beneficiarse de la práctica de tareas diseñadas para mejorar el rendimiento en los aspectos específicos del funcionamiento cognitivo. Por ejemplo, a veces las personas pueden aprender a utilizar las ayudas de memoria, como mnemotécnicos, dispositivos informáticos de recuerdo o tomar notas.
Modificación de la conducta – comportamiento gratificante apropiados o positivos e ignorar comportamientos inapropiados – también puede ayudar a controlar comportamientos inaceptables o peligrosos.

Prevención

La investigación ha revelado una serie de factores que pueden ser capaces de prevenir o retrasar la aparición de la demencia en algunas personas. Por ejemplo, los estudios han demostrado que las personas que mantienen un control estricto sobre sus niveles de glucosa tienden a obtener mejores resultados en las pruebas de la función cognitiva de las personas con diabetes mal controlada. Varios estudios también han sugerido que las personas que se dedican a actividades intelectualmente estimulantes, como las interacciones sociales, ajedrez, crucigramas y tocar un instrumento musical, reducen significativamente el riesgo de desarrollar Alzheimer y otras formas de demencia. Los científicos creen que las actividades mentales pueden estimular el cerebro de una manera que incrementa la persona “reserva cognitiva” – la capacidad para hacer frente o compensar los cambios patológicos asociados con la demencia.
Los científicos están alentados por los resultados de estos primeros estudios y muchos creen que con el tiempo será posible prevenir algunas formas de demencia. Posibles acciones preventivas incluyen:

  • La reducción de la homocisteína. En un estudio, los niveles elevados en sangre de aminoácido homocisteína se asociaron con un riesgo 2,9 veces mayor de AD y un riesgo 4,9 veces mayor de demencia vascular. Un estudio preliminar ha demostrado que altas dosis de tres vitaminas B que ayudan a reducir los niveles de homocisteína – ácido fólico, B12 y B6 – parecen retrasar la progresión de la EA
  • Bajar los niveles de colesterol. Las investigaciones sugieren que las personas con niveles altos de colesterol tienen un mayor riesgo de desarrollar Alzheimer. El colesterol está implicado en la formación de placas amiloides en el cerebro. Las mutaciones en un gen llamado CYP46 y la apoE E4 variante del gen, ambos de los cuales se han relacionado con un mayor riesgo de AD, también están involucrados en el metabolismo del colesterol. 
  • La reducción de la presión arterial. Varios estudios han demostrado que los medicamentos antihipertensivos reduce las probabilidades de deterioro cognitivo en personas mayores con presión arterial alta. Estas personas tenían un menor riesgo de EA y demencia vascular. 
  • Ejercicio. El ejercicio regular estimula la producción de sustancias químicas llamadas factores de crecimiento que ayudan a las neuronas a sobrevivir y adaptarse a nuevas situaciones. Estas ganancias pueden ayudar a retrasar la aparición de síntomas de demencia. El ejercicio también puede reducir el riesgo de daño cerebral por la aterosclerosis. 
  • Educación. Los investigadores han encontrado pruebas de que la educación formal puede ayudar a proteger a las personas contra los efectos de la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores creen que la educación puede hacer que el cerebro se desarrolle sólidas redes de células nerviosas que pueden ayudar a compensar el daño celular causado por la enfermedad de Alzheimer. 
  • Control de la inflamación. Muchos estudios han sugerido que la inflamación podría contribuir a la AD. Además, las autopsias de personas que murieron con AD han demostrado inflamación generalizada en el cerebro que parecía ser causada por la acumulación de amiloide beta.
  • Medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE) La investigación indica que el uso a largo plazo de los AINE – ibuprofeno , naproxeno , y otros medicamentos similares – pueden prevenir o retrasar la aparición de la EA. Los investigadores no están seguros de cómo estos fármacos puede proteger contra la enfermedad, pero algunos o todos de que el efecto puede ser debido a la reducción de la inflamación.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Informe: La demencia en todo el mundo Etiqueta de precio $ 604 mil millones

El coste global de la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas en el año 2010 es un estimado de $ 604 mil millones, según un informe publicado el martes por la Alzheimer’s Disease International.

La estimación incluye los costos directos de atención médica en centros de atención primaria y secundaria, los costos directos de la atención social previsto en los contextos de atención y por los profesionales de la atención comunitaria, y no remunerado de cuidado informal ofrecida por los médicos de familia y otros.

El Mundial del Alzheimer Informe 2010 encontró que el costo de la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas es de aproximadamente  por ciento del producto interno bruto del mundo y que si la atención de la demencia fuera un país, sería la economía número 18 del mundo, el ranking entre Turquía e Indonesia.

Entre los otros hallazgos:

* Si el cuidado de la demencia fuera una empresa, que sería la más grande del mundo por ingresos anuales, por delante de gigantes como Wal-Mart (414000 millones dólares) y Exxon Mobil ($ 311 millones de dólares).
* Los costos de todo el mundo de la demencia se incrementará un 85 por ciento en 2030. Esta es una estimación conservadora que considera un aumento de sólo el número de personas con demencia, dijeron los autores del informe.
* Los costos en los países de ingresos bajos y es probable que aumenten mucho más rápido que en las naciones ricas. Esto se debe a que estos países verán un aumento más pronunciado en el número de personas con demencia, y el desarrollo económico aumentará los costos a niveles en los países ricos.

Alzheimer’s Disease International es una federación sin fines de lucro con sede en Reino Unido de 73 nacionales de Alzheimer organizaciones, entre ellas la Asociación de Alzheimer en los Estados Unidos.

“Este informe muestra claramente que la demencia ya está afectando a los sistemas de salud en todo el mundo, y para las familias que se ven obligados a enfrentar la enfermedad de Alzheimer la angustia es universal El Informe Mundial del Alzheimer 2010 insta a todos los países -. Incluyendo los EE.UU. – a elaborar planes nacionales para hacer frente a la enfermedad “, dijo Harry Johns, presidente y director ejecutivo de la Asociación de Alzheimer, en un comunicado de prensa de la asociación.

El grupo presentará al Congreso una petición de 100.000 nombre martes, exhortando a los legisladores para que la enfermedad de Alzheimer una prioridad nacional.

“Dada la magnitud y el impacto de la enfermedad de Alzheimer, la respuesta del gobierno federal de los EE.UU. a esta crisis ha sido increíblemente negligentes”, dijo Johns. “Sabemos que la enfermedad de Alzheimer se ejercería una presión masiva sobre un sistema de salud ya sobrecargados, especialmente de Medicare y Medicaid. La inversión sustancial en la investigación de Alzheimer es necesaria para evitar un futuro aún más doloroso para las familias estadounidenses y ya presupuestos abrumado estatales y federales. Sin embargo, el gobierno no tiene plan nacional de cómo hacer frente a esta crisis “.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)