Archivo de la etiqueta: defecto congénito

Labio leporino y paladar hendido

Labio leporino y paladar hendido

El labio leporino es un defecto congénito de las estructuras que forman la boca. Es una hendidura o separación en el labio y es el resultado de que los dos lados del labio superior no crecieron a la vez.
El labio leporino (queiloquisis) y el paladar hendido (palatoquisis) pueden presentarse simultáneamente El labio leporino se origina por fusión incompleta de los procesos maxilar y nasomedial del embrión y es uno de los defectos de nacimiento más frecuentes (aproximadamente, constituye el 15% de las malformaciones congénitas). Se presenta, frecuentemente, acompañado de paladar hendido, pero también pueden ocurrir por separado. La apertura en el labio o el paladar puede ser unilateral o bilateral.

Causas

La boca del feto se forma durante los primeros tres meses del embarazo. Durante este tiempo, las partes del paladar superior y el labio superior normalmente se unen. Cuando esta unión no ocurre, el niño tiene un labio leporino y/o un paladar hendido. Se da sobre todo en familias con un historial de esta anormalidad en un padre, en otro niño o un pariente inmediato. Pero también puede ocurrir en familias sin los antecedentes ya mencionados.
Se cree que hay algunos factores en el ambiente que reaccionan con ciertos genes específicos e interfieren con el proceso normal del cierre del paladar y el desarrollo del labio: algunos fármacos, drogas, productos químicos, plomo, deficiencias de vitaminas.

Síntomas

•    Cambio en la forma de la nariz (la cantidad de distorsión varía)
•    Insuficiencia para aumentar de peso
•    Problemas con la alimentación
•    Flujo de leche a través de las fosas nasales durante la alimentación
•    Dientes mal alineados
•    Retardo en el crecimiento
•    Infecciones recurrentes del oído
•    Separación del labio solamente
•    Separación del paladar
•    Separación del labio y el paladar
•    Deficiencias en el habla

Tratamiento

El tratamiento del labio leporino y el paladar hendido depende de la severidad de la malformación. La mayoría de los niños son atendidos por equipos de cirujanos cráneofaciales durante su desarrollo y su tratamiento puede durar toda la vida. Las técnicas quirúrgicas dependen del equipo de cirujanos. Por ejemplo: Algunos piensan que el maxilar se debe tratar hasta los doce años, cuando ya salieron los dientes permanentes para evitar múltiples cirugías durante el desarrollo. Otros piensan que después es más difícil corregir los problemas de lenguaje. En todo caso el tratamiento puede ser diferente dependiendo del tipo y de la severidad de la fisura. El cirujano pionero doctor Víctor Collins ha ideado el primer procedimiento de injerto de no piel para el tratamiento de labios fisurados incompletos y completos unilaterales infantiles. Esta técnica implica la circuncisión parcial del prepucio para luego aplicado al área afectada. Esta técnica ha mostrado un nuevo camino en el tratamiento moderno de los dos tipos más comunes del labio leporino.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)