Archivo de la etiqueta: colesterol

Hiperfagia

Hiperfagia

HiperfagiaHiperfagia, también llamada Polifagia, es un trastorno grave en la alimentación que puede tener efectos devastadores en la salud de una persona, es hambre compulsiva. Una persona con hiperfagia puede seguir comiendo los alimentos hasta el punto de experimentar dolor gástrico o incluso vómitos. No hay un tipo de alimento en particular que una persona con hiperfagia pueda querer consumir. El signo más evidente de que una persona tiene la hiperfagia es la obesidad.

Causas

La Hiperfagia puede ser causada cuando una persona experimenta daño en el hipotálamo que es una parte del cerebro con una variedad de funciones que incluyen el control de la temperatura del cuerpo, el hambre, la sed, la fatiga y el sueño. Trastornos como la diabetes, el síndrome de Kleine Levin (un mal funcionamiento en el hipotálamo), los trastornos genéticos Síndrome de Prader-Williy el síndrome de Bardet Biedl pueden causar hiperfagia

Síntomas

El comer en exceso se manifiesta como:
• la ingesta de alimentos en muchas y variadas formas y continuamente sin ninguna preferencia en particular;
• la necesidad de comer los alimentos grasosos y en grandes cantidades.
• un estado de nerviosismo extremo;
• un fuerte sobrepeso;
• aumento en el colesterol después de ingerir los alimentos.
• Riesgo de diabetes;
• Malestar.

Diagnóstico

El diagnóstico de trastorno por atracón se hace mediante la observación de los comportamientos mencionados anteriormente: el consumo de comida rápida o más de lo normal, ocultando esto y un sentimiento de odio a sí mismo.

Tratamiento

El comer en exceso debe ser tratado de la misma manera que otros trastornos de la alimentación. La supervisión médica a veces no es suficiente y debe ir acompañado de asesoramiento psicológico que ayudan a entender las razones de este comportamiento.

Prevención

Estando consciente de este trastorno puede aprender a manejar el stress y los antojos incontrolables por la comida

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Dislipidemia

Dislipidemia

Es un conjunto anormal de lípidos (por ejemplo, colesterol y / o grasa) en la sangre. En los países desarrollados, la mayoría de las dislipidemias son hiperlipidemias , es decir, una elevación de los lípidos en la sangre. Esto es a menudo debido a la dieta y estilo de vida. La elevación prolongada de insulina en los niveles, también puede conducir a la dislipidemia.

Causas

Existen ciertos tipos de dislipidemia cuyo origen puede ser hereditario, aunque buena parte de las causas se asocian con el comportamiento, como ciertos hábitos poco adecuados y dietas nada saludables. Así pues, el sedentarismo, las dietas ricas en grasas o el tabaquismo, son factores de riesgo importantes para acabar desarrollando la enfermedad. De modo secundario también pueden aparecer enfermedades como la diabetes, el hipotiroidismo o la obesidad.

Principales causas:
• La predisposición genética ( tendencia a darse en familia)
• Diabetes
• Obesidad
• Estilos de vida sedentarios
• El consumo de alimentos grasos
• Hipotiroidismo (estado de deficiencia de la glándula tiroides)
• Hiperhomocistinemia (aumento de los niveles de homocisteína en la sangre)
• Fumar y el consumir alcohol.

Síntomas

Personas con más de veinte años de edad en adelante deben tener perfil de lipoproteínas en donde puede evaluarse el nivel de colesterol. El procedimiento se nos da información sobre el resultado de colesterol total, es el colesterol LDL (malo) y el colesterol HDL (bueno) y los triglicéridos después de nueve o doce horas.
Para obtener mediciones precisas, hay que evitar comer y beber algo antes de la muestra de sangre.

A continuación se enumeran los signos y síntomas de la dislipemia:

• Enfermedad asintomática (enfermedad de las arterias coronarias)
• Dolor abdominal – A falta de suministro de sangre a los intestinos
• La pancreatitis aguda (causada por hipertrigliceridemia)
• La confusión y la disnea
• Enfermedad del corazón
• Afasia – dificultad para hablar
• Mareo
• Pérdida de equilibrio
• Dolor en la pantorrilla al caminar
• Derrame cerebral – una disminución del flujo sanguíneo al cerebro
• Dolor en el pecho – debido a un suministro inadecuado de sangre al corazón
• Xantomas tendinosos (codo, rodilla, tendones, etc)

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en la medición de un perfil lipídico completo (CT, C-HDL, C-LDL y TG). El examen requiere de una estricta estandarización para minimizar su error. Entre otros, debe haber un ayuno de a lo menos 12 horas con abstención de alcohol el día previo. Idealmente debería considerarse una determinación de lípidos en todo adulto mayor de 20 años, y en los niños mayores de 6 años y jóvenes con antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular prematura. Si existieran limitantes para el estudio, esta evaluación se recomienda al menos en los sujetos con riesgo cardiovascular alto y máximo

Existen causas secundarias de dislipidemias. El hipotiroidismo y las nefropatías aumentan el C-LDL. La obesidad central, intolerancia a la glucosa, diabetes mellitus (DM), reemplazo hormonal con estrógenos vía oral, tiazidas y bloqueadores beta adrenérgicos se asocian a aumento de TG.

Tratamiento

El tratamiento debe ser individualizado, atendiendo a las características del paciente y a la variedad de las consecuencias que puede desencadenar la enfermedad. También, y en virtud de lo expuesto, se hace necesario contar con la intervención de un equipo multidisciplinar formado por nutricionistas y especialistas para los órganos afectados.

Deberán tratarse las causas secundarias si las hubiera. La decisión de tratamiento no farmacológico y farmacológico se basa en una evaluación del riesgo cardiovascular global del paciente. Este puede ser máximo en caso de ya existir enfermedad coronaria, DM o bien otras formas clínicas de enfermedad ateroesclerótica (EA): arteriopatía periférica, aneurisma de la aorta abdominal y enfermedad sintomática de la carótida. En un segundo grupo se encuentran aquellas personas de riesgo alto, las que presentan dos o más factores de riesgo cardiovascular, y en un tercer grupo (riesgo moderado) aquéllas que tienen como máximo un factor de riesgo. En la Tabla 1 se mencionan los principales factores de riesgo global.

El manejo de los trastornos de lípidos en gran medida depende de la edad, los signos / síntomas de las personas afectadas. Los siguientes son remedios / tratamiento puede aplicarse para reducir el nivel de colesterol (grasa) en el cuerpo, incluyendo:

  • Coma una dieta bien balanceada – Casi 15% de colesterol puede disminuir cuando es estrictamente controlada. Comer alimentos que son naturalmente bajos en grasa (granos enteros, frutas, verduras, etc.) una buena fuente de fibra soluble para prevenir otras complicaciones de salud.
  • Control de Peso. Deberá  controlar su peso corporal en relación a su estatura.
  • Haga ejercicio con regularidad  (caminar, yoga, baile, etc.)  El ejercicio por lo menos media hora cada día. Mantenga este hábito y verá el resultado deseado.
  • Dejar de fumar – un tratamiento importante para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.
  • Estilo de vida saludable. Se recomienda que los pacientes deben comer pescado, verduras, con el fin de reducir su nivel de colesterol.
  • Medicamentos / Tratamiento de Drogas. Medicamentos disponibles para reducir el colesterol, las estatinas incluyen ácidos biliares, ácido nicotínico, los inhibidores de la absorción del colesterol. Ayuda en la prevención de la fijación de los depósitos de grasa en las paredes arteriales

Prevención

  • La prevención empieza por llevar los controles adecuados respecto de los valores de colesterol total, c-HDL, c-LDL, los triglicéridos y la relación entre el c-LDL y el c-HDL.
  • Las visitas periódicas al médico con los oportunos controles, junto a un estilo de vida donde se lleve a cabo un ejercicio regular, se prescinda del tabaco y se cuide la dieta, básicamente una dieta hipocalórica –reduciendo el consumo de grasas–, serán los comportamientos preventivos que sin duda revertirán favorablemente en la salud y disminuirán el riesgo de contraer dislipidemia.
  • Es preferible sustituir todo tipo de grasas animales por aceite de oliva, aguacates o almendras como fuente alternativa de grasas.
  • Reducir el consumo de alcohol o prescindir del mismo también favorece la prevención de la dislipidemia.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

El Colesterol en la niñez

El Colesterol en la niñez

El colesterol alto elevado, antiguamente era una enfermedad exclusiva de los adultos, hoy en día hace estragos entre los niños Latinos en Estados Unidos.
Con los cambios drásticos que han sufrido el estilo de vida de las familias, la proliferación en el mundo de alimentos artificiales, así como el aumento desproporcionado de la obesidad entre los Latinos, -23% de los niños entre los 6 a los 11 años son obesos- , uno de los grandes retos para los padres modernos es tener que informarse y tomar medidas preventivas para combatir esta nueva epidemia.

Causas

Se pueden establecer dos posibles causas

  • Ambientales: Dentro de las causas ambientales es importante          destacar    enfermedades como la obesidad y síndrome metabólico, como consecuencia de una alimentación excesiva en grasas e hidratos de carbono simples, combinada con la falta de ejercicio físico.
  • Genéticas: Las anomalías lipídicas de origen hereditario, constituyen un riesgo elevado de padecer enfermedades cardiovasculares. Es muy importante la detección de este tipo de enfermedades de origen genético en forma temprana, para reducir riesgos y complicaciones.

Estas causas interactúan entre sí, ya que los niños viven expuestos constantemente a la oferta de alimentos muy sabrosos pero ricos en grasas, carbohidratos simples y sodio, además de fomentar constantemente la vida sedentaria a partir de elementos tecnológicos como las computadoras personales y diversas consolas de juegos.

Diagnóstico

Los profesionales de la salud pueden chequear el colesterol en niños en edad escolar con un simple análisis de sangre. La realización de esta prueba es especialmente importante si hay un fuerte historial familiar de enfermedad cardíaca o si el padre del niño tiene el colesterol alto. Los resultados del análisis de sangre revelarán si el colesterol del niño es demasiado alto.
La detección se aconseja para los niños con antecedentes familiares de colesterol alto o grasas en la sangre, o con una historia familiar de enfermedad cardiaca prematura. También se recomienda para niños que tienen sobrepeso,  diabetes o presión arterial alta.

El primer examen se recomienda después de los 2 años y antes de los 10 años. Los niños menores de 2 años no deben ser examinados. Si el perfil lipídico en ayunas es normal, el niño puede ser examinado de nuevo en tres a cinco años.

Síntomas

Un niño puede tener el colesterol alto por una variedad de razones tales como la obesidad, diabetes, enfermedad hepática, enfermedad renal, o el hipotiroidismo. Si una prueba inicial muestra el colesterol alto, el pediatra comprobará la sangre de su hijo de nuevo por lo menos 2 semanas más tarde para confirmar los resultados. Si todavía es alta, el médico también determinará si su hijo tiene una condición subyacente.
Un reciente informe del gobierno de EE.UU. indica que hay buena evidencia de que los niños con problemas de colesterol se convierten en adultos con colesterol alto. Por lo tanto, es importante controlar el colesterol de los niños que pueden tener un mayor riesgo de niveles elevados de colesterol.

Tratamiento

Todavía existe controversia respecto a cuándo comenzar el tratamiento y que medicación usar. Lo primero es individualizar cada caso: conocer los antecedentes familiares de enfermedad coronaria (infarto, angina, etc.), la edad en que apareció, el nivel de colesterol-LDL que se mantiene después de hacer una dieta adecuada y, sobre todo, si es niño o niña, ya que el sexo masculino tiene más riesgo de desarrollar un infarto.
En los niños a partir de los 3 años el tratamiento inicial es una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, y usar el aceite de oliva para mantener el aporte nutricional y calórico necesario. Además, es importante mantener un peso adecuado, realizar actividad física y evitar el tabaco en los adolescentes.

También durante la adolescencia fluctúan los niveles de colesterol, tendiendo a disminuir. Una niña con un colesterol igual o superior a 280 y sin antecedentes de ECP en la familia, tiene bajo riesgo; mientras que la misma niña con igual colesterol, y con antecedentes de ECP en la familia tiene alto riesgo.

Un niño con colesterol igual o superior a 270-280 y sin antecedentes de ECP tiene un riesgo moderado. Sin embargo la presencia de enfermedad cardiovascular en la familia condiciona un alto riesgo.

Así, un niño varón con colesterol superior a los 270-280 mg/dl y que tenga un padre/madre con una enfermedad coronaria a los 35 años es un candidato claro a un tratamiento precoz. Sin embargo, en una niña con un ligero aumento del colesterol y sin familiares con enfermedad coronaria antes de los 65 años, se puede demorar el tratamiento hasta después de los 18 años. La mayoría de los medicamentos hipolipemiantes no han sido evaluados en su seguridad a largo plazo con niños, por lo que deben usarse con precaución.
Tratamiento con fármacos
El tratamiento con fármacos debe considerarse en aquellos niños en quienes las medidas dietéticas no han sido eficaces para reducir el colesterol, y dependiendo del riesgo cardiovascular que presenten.

El tratamiento de elección hasta el momento son las resinas secuestradoras de ácidos biliares en el intestino. Las resinas no se absorben y son seguras a largo plazo. En general, los niños toleran mejor las resinas que los adultos, y los efectos adversos están limitados al tracto gastrointestinal (mal sabor de boca, flatulencia y estreñimiento).

Si un niño tiene una alimentación variada, no sería necesario dar suplementos de vitaminas liposolubles. No existen evidencias de que el crecimiento y desarrollo del niño se afecten por el tratamiento crónico con dieta y resinas. Las resinas suelen ser seguras y se pueden empezar a tomar a los 6 años en los niños y a partir de los 10-12 años en las niñas.

El uso de las estatinas en niños, es un tema controvertido. Se han realizado estudios a corto y medio plazo con estatinas en niños entre 10 y 17 años, observándose una reducción considerable del colesterol, sin evidencia de efectos adversos graves, ni alteraciones en el crecimiento y en la maduración sexual.

Por eso, parece recomendable tratar con estatinas solo a los niños mayores de 10 años y en las niñas, a partir de los 17 años, cuando los niveles de colesterol son muy elevados y cuando existe enfermedad cardiovascular prematura en los familiares de primer grado.

En todos los casos, es fundamental la colaboración activa de los niños y sus padres, ya que estos medicamentos hay que tomarlos de por vida.

La Agencia Nacional del Medicamento de Estados Unidos, ha aprobado recientemente el uso de lovastatina en niños con HF que, a pesar de un tratamiento dietético adecuado, continúen con concentraciones elevadas de colesterol total y colesterol LDL; o bien, cuando existen antecedentes de cardiopatía isquémica prematura en uno de los padres, generalmente antes de los 40 años.

La indicación sería en niños varones a partir de los 10 años de edad, y en las niñas un año después de la menarquía (primera menstruación). En los estudios realizados con lovastatina durante un año, no se han observado alteraciones en el desarrollo ni en la maduración sexual de los niños.

Prevención

Las recomendaciones indican que el colesterol no debe superar los 200 mg. aunque lo normal es que no supere los 180 mg. y nos referimos al colesterol total, ya que hay dos tipos de colesterol, el bueno y el malo (Ldl), el nivel de este último debería situarse por debajo de los 110 mg. El resto debería ser colesterol bueno y siempre debería superar los 45 mg.

Es posible que un pequeño sufra de hipercolesterolemia familiar, es decir, que sea hereditario. Con esta enfermedad, aunque se realice una dieta baja en grasas prácticamente no descienden los niveles y es necesario administrar una medicación suplementaria.
En este caso es importante excluir los alimentos grasos que suministran grandes dosis de colesterol como pueden ser los huevos, la mantequilla o los embutidos entre otros.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Colesterol Alto

Colesterol Alto

El colesterol elevado en sangre es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.
El colesterol es una sustancia que el cuerpo necesita para su normal funcionamiento. De hecho es esencial para la vida. El colesterol forma parte de la membrana celular (cubierta o envoltorio de las células), de muchas hormonas que regulan el funcionamiento del organismo y de los ácidos biliares que forman parte de la bilis que nos permite digerir las grasas, por mencionar sólo algunos ejemplos. Sin colesterol no podríamos vivir. Pero un exceso de colesterol puede ser perjudicial. El exceso de colesterol en sangre aumenta el riesgo de padecer infarto cardíaco o angina de pecho y otros problemas vasculares.

Causas

A pesar de ser una sustancia necesaria en el organismo, el colesterol se vuelve peligroso, cuando su nivel aumenta de manera considerable en la sangre de un individuo o cuando las arterias del mismo se encuentran enfermas, por lo que puede contribuir a dificultar la circulación de la sangre, y a la larga esto se traduce en enfermedades cardiovasculares muy graves.
Algunas causas de tener el colesterol alto son:
• Dieta alta en grasas saturadas
• Un estilo de vida sedentario
• Entorno que provoca demasiado estrés y por consiguiente su tensión                  arterial puede estar alta
• Malos hábitos como el fumar, beber alcohol, o consumir alguna droga
Factores todos, que endurecen y estrechan las arterias paulatinamente              (arterioesclerosis) y sobrecargan al corazón llevándolo a sufrir infartos al        miocardio, que avece llevan a la muerte prematura en los adultos.

Diagnóstico

Para medir el colesterol sólo es necesaria una prueba de sangre antes de la cual no debe ingerirse ningún alimento o bebida, de modo que se asegure que todos los alimentos ya han sido completamente digeridos y que éstos no afectarán los resultados de la prueba.
La muestra de sangre se utiliza para determinar la cantidad de LDL (colesterol malo), HDL (colesterol bueno) y triglicéridos en la sangre. El colesterol en la sangre se mide en unidades llamadas milimoles por litro de sangre (mmol/ litro). En teoría, lo recomendado es que se tenga un nivel total de colesterol en la sangre de menos de 5mmol/litro, y un nivel de colesterol LDL menor de 3mmol/litro.
Cualquier persona puede hacerse una prueba para descartar el colesterol alto, pero ésta es especialmente importante en los siguientes casos:
  • Personas mayores de 40 años de edad
  • Personas con historia clínica familiar de enfermedades cardiovasculares o enfermedades del corazón
  • Personas con sobrepeso u obesidad
  • Personas con presión arterial alta
Existen otros factores que pueden complicar el estado de salud de una persona con el colesterol alto, como:
• Tabaquismo
• Dieta
• Índice de Masa Corporal
• Factores de riesgo tratables, como la presión arterial elevada y la                         diabetes

Síntomas

En realidad los síntomas de colesterol elevado están emparentados con los síntomas propios de una enfermedad vascular, ya que recordemos que una de las causas del origen de esta enfermedad es la concentración elevada de colesterol LDL en sangre. Los síntomas de enfermedad vascular que pueden aparecer son:
• Adormecimiento de las extremidades.
• Hinchazón de extremidades.
• Mareos.
• Pérdida de equilibrio.
• Visión borrosa.
• Dolor en el pecho.
• Agitación al caminar o realizar las actividades físicas diarias.
Un signo característico de colesterol alto es la presencia de pequeños bultos amarillentos alrededor de los ojos denominados xantomas
Como podrá observar estos síntomas están asociados a afecciones vasculares, ya que el colesterol elevado en sangre por encima de 200 mg/dl, puede ocasionar patologías vasculares, tales como infarto de miocardio, isquemias cardíacas y ataques cerebrales, arteriosclerosis, etc.
Si bien los síntomas de colesterol alto no son específicos y únicos, estar atentos a los síntomas vasculares anteriormente mencionados ayuda a prevenir las consecuencias derivadas de una hipercolesterinemia, para esto es importantísimo realizarte controles periódicos de sangre.

Tratamiento

Antes de iniciar un tratamiento, hay que realizar un diagnóstico completo y exacto de las dislipemias, es decir, determinar si se trata de una dislipemia primaria o secundaria a otras enfermedades o tratamientos.
El primer escalón terapéutico en la hipercolesterinemia es la dieta y el ejercicio. Así, la dieta ideal es la mediterránea que tiene un mayor aporte de ácidos grasos mono y poliinsaturados, de efectos beneficiosos para nuestro organismo. Es pobre en ácidos grasos saturados y colesterol.
La peculiaridad fundamental del aceite de oliva es que tiene, como ácido graso principal, ácido oleico, perteneciente a la familia de los monoinsaturados, y suponiendo un 70-80% de su composición grasa. En menor cantidad también tiene ácido palmítico (10-15%), el principal ácido graso saturado, linoleico (10-15%), que pertenece a los ácidos poliinsaturados, y en mucha menor concentración, ácido linolénico, un poliinsaturado presente en una concentración en torno al 1%. No obstante, a pesar de su escasez, tiene una gran importancia biológica por pertenecer, junto al linoleico, a los ácidos grasos esenciales para la vida.
El segundo escalafón terapéutico sería el ejercicio físico realizado con asiduidad. Favorece al organismo porque descienden los niveles de colesterol, disminuye la tensión arterial y se consigue una sensación subjetiva y real de salud.
Si tras un periodo de entre seis y nueve meses de tratamiento con dieta y ejercicio físico, los niveles de colesterol persisten, habrá que pasar a un tercer escalafón terapéutico: el tratamiento farmacológico. Es importante entender que las medicinas jamás pueden sustituir el estilo de vida saludable y la dieta mediterránea.

Prevención

Algunos cambios en el estilo de vida son importantes para cualquiera que tenga alto el colesterol. Es probable que su médico le recomiende:
  • Seguir una dieta saludable para el corazón que incluya abundante pescado, frutas, vegetales, frijoles (habichuelas), granos y pan ricos en fibra y grasas saludables como el aceite de oliva.
  • Bajar de peso si es necesario. Bajar tan sólo de 5 a 10 libras (2.3 a 4.5 kg) puede reducir el colesterol. Bajar de peso también puede ayudarle a reducir su presión arterial.
  • Hacer ejercicio de forma regular la mayoría, si no todos los días de la semana. Caminar es un excelente ejercicio que la mayoría de las personas pueden hacer. Una buena meta es 30 minutos o más todos los días.
  • Dejar de fumar. Dejar de fumar puede elevar el HDL y mejorar la salud del corazón.
  • Cambiar viejos hábitos puede no ser fácil, pero es muy importante para ayudarle a vivir una vida más larga y más saludable. Tener un plan puede ayudar. Comience con pasos pequeños. Por ejemplo, comience añadiendo una fruta o un vegetal al día por una semana. En lugar de postre, haga una caminata corta.
Si estos cambios en el estilo de vida no reducen su colesterol lo suficiente, o si su riesgo de tener un ataque al corazón es elevado, es posible que también necesite tomar medicamentos para bajar el colesterol, como una estatina. Conocer su riesgo de tener un ataque al corazón es importante, porque le ayuda a usted y a su médico a decidir cómo tratar su colesterol.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Gastritis

Gastritis

La gastritis es una inflamación de la mucosa interior del estómago, que puede llegar a producir sangrado, úlceras y la erosión de las paredes internas, ocasionando dolor, muchas molestias, náuseas, vómitos, inflamación, acidez gástrica y en ocasiones hasta sangrado.

Causas

Hay un sinnúmero de causas como:
•  Consumo excesivo de grasas.
•   Ingesta descontrolada de cafeína.
•   Nicotina ingerida debido al fumar.
•   Intoxicaciones de origen alimenticio.
•   Abundancia en el consumo de alcohol.
•    Ritmo de vida que provoca estrés diario.
•    Costumbre de realizar comidas muy copiosas.
•   Ingesta exagerada de alimentos muy condimentados.
•    Infección causada por la bacteria Helycobapter Pylori.
•    Consumo sin medida de aspirinas.
•    Uso prolongado de ciertos medicamentos como antiinflamatorios, antirreumáticos, etc.
•    Abuso de bebidas embriagantes.
•    Erosión o debilitamiento de la capa protectora del revestimiento del estómago.
•    Infección del estómago con la bacteria Helicobacter pylori
•    Abuso de analgésicos (como la aspirina y los antiinflamatorios).
•    Trastornos auto inmunitario (como anemia perniciosa): Son los causados por una respuesta inmune contra los propios tejidos del cuerpo.
•     Reflujo de bilis hacia el estómago (reflujo biliar). La bilis es un líquido digestivo espeso secretado por el hígado y almacenado en la vesícula biliar, que ayuda a la digestión descomponiendo las grasas en ácidos grasos. La bilis contiene colesterol, ácidos biliares (también llamados sales biliares) y bilirrubina (un producto de la descomposición de los glóbulos rojos), así como cantidades muy pequeñas de cobre y otros metales.
•    Ingerir o beber sustancias corrosivas o cáusticas (como las sustancias tóxicas)
•    Exceso de secreción de ácido gástrico (como el ocasionado por el estrés)
•    Infección viral, especialmente en personas con un sistema inmunitario débil.

Síntomas

En ocasiones no se presentan síntomas pero lo más habitual es que se produzca ardor o dolor en el epigastrio, acompañado de náuseas, mareos, etc. Es frecuente encontrar síntomas relacionados al reflujo gastroesofágico, como la acidez de estómago. Los ardores en el epigastrio suelen ceder a corto plazo con la ingesta de alimentos, sobre todo leche. Pero, unas dos horas tras la ingesta, los alimentos pasan al duodeno y el ácido clorhídrico secretado para la digestión queda en el estómago, lo que hace que se agudicen los síntomas. También puede aparecer dolor abdominal en la parte superior (que puede empeorar al comer), indigestión abdominal, pérdida del apetito, vómitos con sangre o con un material similar a granos de café, y heces oscuras.

Diagnóstico

El diagnóstico de la gastritis si es leve, se hace en el consultorio, mediante un examen físico y la integración de la historia clínica.
El diagnóstico se realiza por medio de la endoscopia del aparato digestivo El diagnóstico se realiza por medio de la endoscopia del aparato digestivo superior. En el examen de los tejidos (histopatológicamente) se observa infiltración de polimorfo nucleares (glóbulos blancos).

En casos necesarios el médico solicita una gastroscopia o endoscopia del aparato digestivo, para revisar las condiciones de las paredes internas estomacales y/o tomar una muestra del tejido para realizar una biopsia, con el objeto de descartar males mayores como el cáncer estomacal o de detectar la presencia de la bacteria H. Pilory.
Otras formas de diagnóstico pueden ser por medio de radiografías del tracto gastrointestinal superior o por medio de la toma de muestras de líquidos del estómago, para analizar el grado de acidez padecido.

Tipos de gastritis

Gastritis Bacteriana:
Generalmente consecuencia de una infección por microorganismos como el Helycobapter Pylori (bacteria que crece en las células secretoras de moco del revestimiento del estómago).  Dicho crecimiento bacteriano puede causar un efecto pasajero o persistente.
Gastritis Erosiva Crónica:
Se produce como respuesta al consumo excesivo de ciertos medicamentos, alimentos (que contengan picante, condimentos y grasa), bebidas alcohólicas, refrescos con gas, o bien, ingesta accidental de sustancias tóxicas, como productos de limpieza o veneno.
Gastritis Eosinofílica:
Puede resultar de una reacción alérgica a una infestación de gusanos.  En ésta, un tipo de glóbulos blancos (componentes de la sangre que se encargan de defender al organismo de infecciones) llamados eosinófilos se acumulan en la pared gástrica, produciendo inflamación e irritación en la mucosa del estómago.
Gastritis Atrófica:
Se genera cuando el organismo crea anticuerpos que atacan el revestimiento mucoso del estómago, provocando su adelgazamiento y pérdida de muchas o de todas las células productoras de ácido y enzimas. Este trastorno afecta generalmente a personas de edad avanzada y a quienes se les ha eliminado, mediante cirugía, una parte del estómago. Puede causar anemia porque impide que el cuerpo reciba la vitamina B12 presente en alimentos (responsable de regenerar los glóbulos rojos, los cuales se encargan de transportar el oxígeno a la sangre).
Enfermedad de Ménétrier:
Es un tipo de gastritis de origen desconocido. En ésta, las paredes del estómago desarrollan pliegues grandes y gruesos, así como quistes llenos de líquido. Cerca del 10% de los afectados desarrolla cáncer en este órgano.
Gastritis por Células Plasmáticas:
Es de origen desconocido y se caracteriza por acumular en las paredes del estómago un tipo de glóbulos blancos (elementos de la sangre que defienden al cuerpo de infecciones) llamados células plasmáticas, lo cual desgasta e inflama la mucosa estomacal.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa de la gastritis. Los antiácidos u otros medicamentos que disminuyen o neutralizan el ácido gástrico generalmente aliviarán los síntomas y favorecerán la curación. Deje de tomar medicamentos que causen la gastritis. La gastritis puede progresar a úlcera gástrica, lo que requiere tratamiento adicional.
La gastritis debida al estrés se trata mejor mediante la prevención. Se debe considerar la posibilidad de suministrar a los pacientes hospitalizados y con estrés medicamentos para disminuir la producción de ácido gástrico, tales como los inhibidores de la bomba de protones. Una dieta para el estómago delicado se suele llamar dieta blanda.

Tratamiento natural

  • Tratamiento de la gastritis usando la patata: El jugo de la patata se ha encontrado valioso en aliviar gastritis. La dosis recomendada es mitad de la taza dos o tres veces diarios, media hora antes de comidas.
  • Tratamiento de la gastritis usando la maravilla: La hierba de la maravilla también se considera beneficiosa en el tratamiento de la gastritis. Una infusión de la hierba en dosis de una cuchara de sopa se puede tomar dos veces al día.
  • Tenga la cuajada y requesón: Las cuajadas y el requesón se deben utilizar libremente. Muchos diversos alimentos no se deben mezclar también en la misma comida. Las comidas se deben tomar por lo menos dos horas antes de irse a la cama en la noche. Ocho a diez vasos de agua deben ser tomados a diario pero el agua no se debe tomar con las comidas porque diluye los jugos digestivos y retrasa la digestión. Sobretodo, la rapidez debe ser evitada mientras que el comer y las comidas se deben servir en una atmósfera agradable y relajada.
  • Enema de agua caliente, fricción seca:  Desde el comienzo del tratamiento, un enema de agua caliente se debe utilizar diariamente por alrededor de una semana para limpiar los intestinos .Al paciente se le debe dar la fricción seca y una esponja diariamente.
  • Uso del calor con una botella de agua caliente o la compresa caliente El uso del calor con una botella de agua caliente o la compresa caliente, dos veces a diario, con el estómago vacío o dos horas después de comidas, también será beneficioso.
  • Evite el trabajo físico, mental y las preocupaciones: El paciente no debe emprender ningún físico duro o mental debe evitar preocupaciones y tensión mental.
  • Los ejercicios de respiración son esenciales: Él debe, sin embargo, emprender ejercicios de respiración y otros ejercicios ligeros como caminar, nadar, y el golf.

Dieta

  • Ayuno, Agua: El paciente debe emprender un rápido ayuno para dos tres días o más, dependiendo de la severidad de la condición. Él debe ser dado solamente el agua caliente como bebida durante este período. Esto dará descanso al estómago y permitirá la condición tóxica que hace la inflamación desplomarse.
  • Dieta de Todo-fruta: Después de que se desplomen los síntomas agudos, el paciente debe adoptar una dieta de todo-fruta para los tres días próximos y tomar las frutas jugosas tales como manzanas, peras, uvas, pomelo, naranjas, piña, melocotones, y melones.
  • El paciente debe evitar el uso del alcohol, tabaco, especias Y condimentos, carne, pimienta roja,  alimentos amargos, salmueras,  té fuerte y  café. Debe también evitar dulce, pasteles, tortas, y, aguas aireadas (gaseosas).
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Grasas: lo bueno y lo malo

Grasas en la dieta: Lo bueno y lo malo

Grasas Saturadas e Insaturadas
Grasas Saturadas e Insaturadas

Ciertas grasas deben ser parte de una dieta saludable. Se puede reducir el riesgo de la enfermedad. Sin embargo, usted debe asegurarse de que  está comiendo grasas “buenas” en vez de grasas “malas”.

Grasas  necesaria en la dieta

Su cuerpo utiliza la grasa como energía. También se utiliza la grasa para construir el tejido nervioso y las hormonas y para controlar la inflamación. La grasa también ayuda al cuerpo a absorber las vitaminas A, D, E y K a partir de los alimentos que consume. Sin embargo, el consumo excesivo de grasa puede contribuir a la obesidad. Las calorías de las grasas se transforman en grasa más fácilmente que los carbohidratos o las proteínas. La grasa en su dieta puede confundir su apetito, por lo que no puede decir cuando usted está lleno. Algunas grasas también aumentan el colesterol total y la presión arterial, y puede aumentar el riesgo de algunos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes.

Cantidad necesaria

La grasa contiene 9 calorías por gramo – más del doble de calorías de carbohidratos y proteínas, que tienen 4 calorías por gramo. Toda persona tiene diferentes necesidades de calorías. Su médico puede ayudarle a determinar cuántas calorías  usted necesita y cómo muchos de estos pueden provenir de las grasas. Si usted tiene sobrepeso, la Asociación Americana del Corazón recomienda que usted obtenga menos del 30% del total de calorías de la grasa. Por lo tanto, si su cuerpo necesita 2.000 calorías al día, usted puede tener hasta 65 gramos de grasa cada día.

Grasas “malas”

Limitar o evitar estas grasas:
•    La grasa saturada se encuentra generalmente en productos de origen animal, como carne, pollo, huevos y productos lácteos como el queso, la crema y la  leche al 2%. De palma, coco y otros aceites tropicales, así como la manteca de cacao, también contienen grasas saturadas. Muchos bocadillos, tales como postres, patatas fritas y papas a la francesa, tienen un alto contenido en grasas saturadas. Una dieta alta en grasas saturadas puede aumentar el colesterol LDL (“malo”). Los niveles de colesterol  pueden ponerlo en riesgo de enfermedad cardíaca.
•    Las grasas trans son un tipo de grasas hidrogenadas artificiales por lo general se encuentran en los alimentos procesados, como galletas, pasteles, donas, galletas, snacks y alimentos congelados, y en los alimentos fritos, como las papas fritas y aros de cebolla. La grasa trans es especialmente mala para usted. Se reduce el colesterol HDL (“colesterol bueno”), mientras que colesterol LDL (“colesterol malo”)  aumenta y los triglicéridos. Todos los fabricantes de alimentos están ahora obligados a la lista de grasas trans en las etiquetas de nutrición. Sin embargo, los alimentos pueden tener un máximo de 0,5 gramos de grasas trans por porción y ser etiquetado libre de grasas trans. Para evitar por completo, consulte la lista de ingredientes y evitar los aceites parcialmente hidrogenados.
La Asociación Americana del Corazón recomienda que usted obtenga menos del 7% del total de calorías de grasas saturadas y menos del 1% de las grasas trans. Por lo tanto, si su cuerpo necesita 2.000 calorías al día, usted debe comer menos de 15 gramos de grasa saturada y menos de 2 gramos de grasas trans.

Las grasas buenas

•    Las grasas monoinsaturadas se encuentran en el aceite de canola, oliva, aguacate y maní y otros frutos secos, así como en las legumbres (frijoles y guisantes secos), aceitunas, semillas, nueces, mantequillas de frutos secos y fruta fresca.
•    Las grasas poliinsaturadas se encuentran en los aceites vegetales como el aceite de maíz, girasol y cártamo, así como las semillas de sésamo, semillas de girasol, maíz, soya, y muchos otros tipos de cereales, legumbres, frutos secos y semillas.
•    Omega-3 los ácidos grasos se encuentran normalmente en pescados y mariscos, como el salmón, el arenque, las sardinas y la caballa. También se pueden encontrar en las semillas de lino, aceite de linaza y las nueces.
Los estudios han demostrado que estas grasas, si se utiliza en lugar de grasas saturadas, puede ayudar a bajar su nivel de colesterol total. Los ácidos grasos omega-3 son especialmente beneficiosos, los estudios han demostrado que también puede disminuir el riesgo de inflamación o un ataque al corazón si está en riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Consejos para una dieta saludable

Usted no tiene que cortar todas las grasas de su dieta, pero debe limitar la cantidad de grasa que come. Trate de comer alimentos preparados con grasas no saturadas y evitar los alimentos que son altos en grasas saturadas y trans. Otras cosas que puede hacer son:
•    Evite la comida rápida. Que casi siempre contiene grasas trans.
•    Limite la cantidad de carne roja que consume. En su lugar, trate de comer pescado al horno o a la parrilla, pollo y proteínas vegetales.
•    Use aceite de canola cuando están en el horno.
•    Utilice aceite de oliva, cuando esté cocinando, para aderezar ensaladas y para untar en el pan.
•    Hacer elecciones más saludables aperitivos . Por ejemplo, un tentempié con un puñado de maní sin sal o frijoles de soya (soja) en lugar de papas fritas.
•    Pruebe con una rodaja de aguacate en su sándwich o en su ensalada, o agregar las nueces o los garbanzos a una ensalada.
•    Use margarina líquida o blanda en lugar de mantequilla. Busque la margarina que contiene grasa saturadas y sin grasas trans.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Enfermedad de las Arterias Coronarias

Enfermedad de las Arterias Coronarias

Disminuya su riesgo

EAC
EAC

Otros nombres: EAC, arteriosclerosis coronaria, la aterosclerosis coronaria
La enfermedad arterial coronaria (EAC) es el tipo más común de enfermedad cardíaca. Es la principal causa de muerte en los Estados Unidos, tanto en hombres como en mujeres.
La EAC ocurre cuando las arterias que suministran sangre al músculo cardíaco se endurecen y se estrechan. Esto se debe a la acumulación de colesterol y otros materiales, llamada placa, en sus paredes internas. Esta acumulación se denomina aterosclerosis. A medida que crece, menos sangre puede fluir a través de las arterias. Como resultado, el músculo cardíaco no recibe la sangre o el oxígeno que necesita. Esto puede conducir a dolor en el pecho (angina) o un ataque al corazón. La mayoría de los infartos ocurren cuando un coágulo de sangre de repente interrumpe el suministro de sangre al corazón, causando un daño permanente al corazón.
Con el tiempo, EAC  también puede debilitar el músculo cardíaco y contribuir a la insuficiencia cardíaca y arritmias. La insuficiencia cardíaca significa que el corazón no puede bombear la sangre adecuadamente al resto del cuerpo. Las arritmias son cambios en el ritmo de latido normal del corazón.
La enfermedad arterial coronaria (EAC) es a veces llamada enfermedad de las arterias coronarias. Una arteria coronaria es un vaso sanguíneo que lleva sangre al músculo del corazón. Las arterias son como tubos angostos. Una sustancia grasa llamada placa se acumula en las arterias, bloqueando o disminuyendo el flujo de sangre y oxígeno. Esto puede ocurrir en cualquier arteria, pero cuando ocurre en las arterias coronarias, el músculo cardíaco no recibe la sangre y el oxígeno que necesita para funcionar correctamente. La enfermedad coronaria puede dar lugar a problemas de salud graves, como angina de pecho (dolor o presión en el pecho) y ataques cardíacos.

Causas

Tanto los hombres como las mujeres pueden tener EAC. Puede ser hereditario (en su familia). También se puede desarrollar a medida que se envejece y se acumula placa en las arterias. Usted puede tener EAC  si tiene sobrepeso o si tiene presión arterial alta o diabetes. El colesterol alto también puede conducir a la EAC.  EAC  puede dar a raíz de los hábitos no saludables tales como fumar, consumir una dieta alta en grasas y no hacer suficiente ejercicio.

El colesterol

El colesterol es una sustancia serosa que su cuerpo produce y utiliza para proteger los nervios, formar tejidos celulares y producir ciertas hormonas. También está presente en la carne y los productos lácteos que consume. Hay varios tipos de colesterol, incluyendo lipoproteínas de baja densidad (LDL) y lipoproteínas de alta densidad (HDL). El colesterol LDL se denomina colesterol “malo” porque se pueden acumular en el interior de las arterias, causando que se estrechen en la placa. HDL se llama colesterol “bueno” porque protege a las arterias de la acumulación de placa. Muchos de los alimentos, incluso si no contienen colesterol, contienen grasas que pueden aumentar o disminuir el LDL o colesterol HDL. Hable con su médico acerca de cómo su dieta puede afectar sus niveles de colesterol.

Cómo  reducir el riesgo de la enfermedad coronaria (EAC)

1. No fumar. La nicotina aumenta la presión arterial, ya que hace que el cuerpo libere adrenalina, lo que hace que sus vasos sanguíneos se constriñen y que su corazón lata más rápido. Si usted fuma, pregunte a su médico para ayudarle a hacer un plan para dejar de fumar.
2. Controle su presión arterial. Si usted tiene presión arterial alta, su médico puede sugerir formas para bajarla. Si está tomando medicamentos para la presión arterial alta, asegúrese de tomárselo exactamente como su médico se lo indique.
3. Ejercicio. El ejercicio regular puede fortalecer su corazón y reducir el riesgo de enfermedades del corazón. El ejercicio también puede ayudar si usted tiene presión arterial alta. Antes de comenzar cualquier nuevo programa de ejercicios, hable con su médico acerca del tipo de ejercicio adecuado para usted. Una buena meta para el ejercicio regular es la de mantener la actividad física durante al menos 30 minutos a la vez, de 4 a 6 veces por semana.
4. Pregúntele a su médico acerca de tomar una dosis baja de aspirina cada día. La aspirina ayuda a prevenir la EAC, pero tomarla también tiene algunos riesgos.
5. Pregúntele a su médico acerca de tomar suplementos vitamínicos. Algunos estudios han demostrado que la vitamina E puede disminuir el riesgo de una persona de sufrir un ataque cardíaco. Otras vitaminas también pueden ayudar a proteger contra EAC.
6. Coma una dieta saludable. Añadir los alimentos a su dieta con bajo contenido de colesterol y grasas saturadas, ya que el cuerpo convierte las grasas saturadas en colesterol. Hable con su médico acerca de qué alimentos debe evitar.

¿Qué pasa si hacer cambios de estilo de vida no ayuda?

Su cuerpo necesita tiempo para responder a los cambios que ha realizado. Su médico hará un seguimiento de su progreso. Si su nivel de colesterol no ha mejorado después de 6 meses a 1 año, su médico puede recetarle un medicamento para bajar el colesterol. Sin embargo, todavía tendrá que mantener el estilo de vida saludable cambios que le  ayudará a que el medicamento funcione.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

control de colesterol

El nivel de colesterol en sangre aumenta con los años y, por ese motivo, los controles suelen comenzar en la mediana edad. Sin embargo, expertos de Estados Unidos aconsejaron empezar estos monitoreos en personas de tan solo 20 años.

El colesterol es un lípido o grasa que se encuentra de manera natural en todos los tejidos del cuerpo humano. En la medida adecuada es esencial para la vida ya que cumple múltiples funciones, como formar parte de la estructura de las células y ser el precursor de la vitamina D y las hormonas sexuales.

Pero el exceso de este nutriente en sangre constituye un factor de riesgo para múltiples enfermedades cardiovasculares. Cabe aclarar que hay dos tipos de colesterol: el colesterol “malo” o lipoproteína de baja densidad (LDL), y el colesterol “bueno” o lipoproteína de alta densidad (HDL). Como su nombre indica, la variante mala es la peligrosa ya que al aumentar su concentración en sangre puede pegarse a la pared de las arterias formando placas que estrechan el interior de las arterias o, aún más grave, los ocluyen.

PREVENCIONES TEMPRANAS

Anand Rohatgi, un cardiólogo del Centro Médico Southwestern, dijo que aún los adultos jóvenes y los adolescentes pueden mostrar rastros de ateroesclerosis, es decir del endurecimiento de las arterias por el colesterol o material graso depositado en la pared de estos vasos sanguíneos.

Por ese motivo, los especialistas de este centro recomiendan comenzar a chequear el nivel de colesterol a los 20 años de edad y realizar monitoreos cada cinco años. Si estos estudios revelan niveles bajos del colesterol bueno (HLD) o cantidades moderadamente altas del colesterol malo (LDL), entonces recomiendan que los jóvenes cambien ciertos hábitos con el fin de recuperar los valores normales. Además, los especialistas sugieren que estas personas se hagan un chequeo cada dos años.

“Medidas muy simples pueden reducir los niveles de colesterol. Por ejemplo, aumentar la ingesta de fibras solubles y limitar la ingesta de colesterol en la dieta son hábitos que ayudan mucho”

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Que es el colesterol alto?

El colesterol es un tipo de grasa llamada lípido. El cuerpo lo usa para muchas cosas, como hacer que las nuevas células. Su cuerpo produce el colesterol que necesita. Usted también obtiene colesterol de los alimentos que consume.

Su cuerpo necesita algo de colesterol. Pero si usted tiene demasiado, comienza a acumularse en las arterias. (Las arterias son los vasos sanguíneos que transportan la sangre desde el corazón.) Esto se llama endurecimiento de las arterias o aterosclerosis Haga clic aquí para ver una ilustración .. Por lo general, un proceso lento que empeora a medida que envejece.

Para entender lo que sucede, piense en cómo se forma una obstrucción en la tubería debajo de un fregadero de la cocina. Al igual que la acumulación de grasa en la tubería, la acumulación de colesterol estrecha las arterias y dificulta que la sangre fluya a través de ellos. Reduce la cantidad de sangre que llega a los tejidos del cuerpo, incluyendo el corazón. Esto puede conducir a serios problemas, incluyendo ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Un simple análisis de sangre le indica la cantidad de colesterol que tiene. Los resultados de ensayo se expresan en mg / dl de colesterol, pero mayoría de la gente dicen los números. Su nivel de colesterol ayuda a su médico el riesgo de ataque al corazón. Para conocer este riesgo, su médico también tendrá en cuenta otros factores como su edad, presión arterial, antecedentes familiares, y si usted fuma.

Para obtener una idea general acerca de su nivel de colesterol total, compare su número a lo siguiente:

* Mejor es inferior a 200.
* Límite de altura es de 200 a 239.
* Alto es de 240 o superior.

¿Cuáles son los síntomas?

El colesterol alto no le hacen sentirse mal. Pero si el colesterol se acumula en las arterias, puede bloquear el flujo de sangre al corazón o al cerebro y causar un ataque al corazón o un derrame cerebral.

En el momento en que usted se entera de que lo tiene, ya puede ser la obstrucción de sus arterias. Así que es muy importante iniciar el tratamiento aunque se sienta bien.
¿Cuáles son los diferentes tipos de colesterol?

El colesterol circula por la sangre unida a una proteína. Este paquete de colesterol (un lípido) y la proteína se llama lipoproteína. Las lipoproteínas son de alta densidad o de baja densidad, con base en la cantidad de proteínas y grasas que tienen.

* Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) son el colesterol “malo”. LDL es principalmente de grasa, con sólo una pequeña cantidad de proteínas. Se puede tapar sus arterias. Si usted tiene colesterol alto, su médico querrá que usted bajar su LDL.
* Las lipoproteínas de alta densidad (HDL) son los “colesterol bueno”. HDL es más proteína que grasas. Ayuda a eliminar el colesterol malo de la sangre por lo que no obstruye las arterias. Un nivel alto de HDL puede protegerle de un ataque al corazón.
* Los triglicéridos son otro tipo de grasa en la sangre que pueden afectar su salud. Si usted tiene niveles altos de triglicéridos y colesterol LDL, las probabilidades de tener un ataque al corazón son más altos.

Puede ayudar a pensar que el HDL es el “Concurso de” colesterol y LDL, el “malo” colesterol. O podría recordar que HDL debe ser alta y el colesterol LDL deben ser bajos.

Los expertos han llegado a las metas para cada tipo de colesterol. Su médico le ayudará a decidir sobre las metas de colesterol base en su riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Su médico le ayudará a saber el riesgo. Para determinar su riesgo de un ataque al corazón, puede utilizar la herramienta interactiva: ¿Está usted en riesgo de un ataque al corazón? Haga clic aquí para ver una herramienta interactiva.

* LDL deben ser bajos. Su meta de LDL depende de su riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Si usted está en riesgo muy alto, el objetivo puede ser inferior a 70. Si usted está en alto riesgo, su objetivo es menos de 100. Si usted está en riesgo moderado, su objetivo es menos de 130. Si usted está en riesgo bajo, su objetivo es menos de 160.
* HDL debe ser elevado. Un buen objetivo HDL es 40 o mayor. HDL de más de 60 ayuda a proteger contra un ataque al corazón. HDL por debajo de 40 aumenta el riesgo de problemas cardíacos. Un alto número de HDL puede ayudar a compensar una alta cantidad de LDL.
* Los triglicéridos deben ser inferiores a 150. Un nivel por encima de 150 puede aumentar su riesgo de problemas cardíacos.



VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Informate de como manejar el colesterol!

El colesterol es una sustancia cerosa que se produce en el hígado, pero también se puede encontrar en muchos alimentos tales como huevos, productos lácteos y otros. El cuerpo necesita colesterol para digerir los alimentos grasos, pero sólo una cantidad muy pequeña es necesaria. Tener demasiado colesterol en el cuerpo puede resultar en daños al corazón y otros problemas de salud negativos.

Hay dos tipos de colesterol, lipoproteínas de baja densidad (LDL) y lipoproteínas de alta densidad (HDL). LDL se conoce como colesterol malo “, mientras que HDL puede ser denominado colesterol bueno ‘. HDL puede ayudar a reducir la cantidad de LDL en la sangre, que puede causar acumulaciones en las paredes arteriales. Cuanto más alto sea el nivel de HDL, mejor, como HDL puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiaca. Gestión de los niveles de colesterol puede convertirse en una parte importante de la vida para muchas personas con el colesterol alto.
Una dieta saludable puede ser un medio eficaz para la gestión de colesterol en el cuerpo. Los alimentos grasos como la mantequilla, la carne más comida chatarra y grasas puede aumentar el colesterol. Evitar estos alimentos como sea posible tanto como puede ser un paso en la lucha contra el colesterol alto.

Algunos alimentos, como la avena, las nueces, omega pescado rico como el salmón y el salvado de avena, puede ayudar a reducir el colesterol. La dieta puede ser un contribuidor importante al colesterol alto, así que hacer serios cambios en la dieta puede ayudar a reducir los riesgos asociados con el colesterol alto. Sin embargo, una dieta sana puede no ser la única cura para las personas en situación de riesgo de enfermedad cardiaca. Algunas personas todavía pueden requerir el uso de medicamentos para bajar su colesterol.

El ejercicio y mantenerse activo puede ser una parte importante de reducir el colesterol malo. Salir a caminar, nadar o permanecer activo por otros medios puede ayudar a arrojar algo de libras y disminuir el riesgo de enfermedad cardiaca. También, tomar un multi-vitamínico para compensar cualquier carencia nutricional en la dieta puede ayudar a disminuir el riesgo de ciertos problemas de salud.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)