Archivo de la etiqueta: celulas

Vitíligo

Vitíligo

Es una condición en la cual la piel pierde la melanina, pigmento que determina el color de piel, cabello y ojos. Las células que producen melanina mueren o ya no forman melanina, causando crecimiento lento, la cual se forman en la piel manchas blancas de forma irregular.
El vitíligo afecta a todas las razas, pero puede ser más evidente en las personas con piel más oscura. Por lo general comienza en la pérdida de pigmento en pequeñas áreas de la piel y luego se extienden con el tiempo.

Causas

Se produce cuando las células que forman la melanina (melanocitos), dejan de producir melanina (pigmento oscuro en la epidermis que da a la piel su color normal). El parche de piel involucrado se convierte en blanco. Se desconoce por qué ocurre esto.
Los científicos tienen teorías que puede ser debido a un trastorno del sistema inmune. La herencia puede ser un factor ya que hay una mayor incidencia de vitíligo en algunas familias. Algunas personas han reportado un solo evento, como una quemadura solar o la angustia emocional que desencadena la enfermedad. A veces la pérdida de pigmento puede ocurrir en alguien que ha tenido un melanoma, un cáncer de las células que producen melanina (melanocitos). Sin embargo, ninguna de estas teorías se ha demostrado como una causa definida de vitíligo.

Síntomas

El signo principal del vitiligo es:
• Pigmento que produce la pérdida de color blanco lechoso parches (despigmentación) en su piel

Otros signos menos comunes:
• Prematuro encanecimiento del cabello en el cuero cabelludo, pestañas, cejas o barba
• La pérdida de color en los tejidos que recubren el interior de la boca (membranas mucosas)
• La pérdida o cambio en el color de la capa interna del ojo (retina)

Cualquier parte del cuerpo puede verse afectado por el vitíligo, aunque la despigmentación de la piel generalmente se desarrolla por primera vez en áreas expuestas al sol, como las manos, pies, brazos, cara y labios. Los genitales también pueden verse afectados. Aunque puede presentarse a cualquier edad, con frecuencia aparece por primera vez entre las edades de 10 y 30 años.
El curso natural del vitíligo es difícil de predecir. A veces los parches dejan de formarse sin tratamiento. En la mayoría de los casos, la pérdida de pigmento se propaga y, eventualmente, puede implicar la mayor parte de la superficie de su piel.

Diagnóstico

Historia clínica y el examen
Si el médico sospecha que tiene vitíligo, le preguntará sobre su historia clínica y lo examinará. Entre los factores importantes en la historia clínica son:
• Historia familiar de vitíligo o una enfermedad autoinmune.
• Antecedentes personales de la sensibilidad al sol u otras condiciones cutáneas.
• Una erupción, quemadura o trauma de la piel de dos a tres meses desde el inicio de la pérdida de pigmento.
• Los antecedentes de melanoma o lunares atípicos múltiples.
• Encanecimiento prematuro del cabello (antes de los 35)
• El estrés o enfermedad física.

El médico también podría examinar al paciente para descartar otros problemas médicos o enfermedades de la piel, tales como dermatitis o psoriasis. El especialista puede usar un dispositivo llamado lámpara de Woods, la cual brilla la luz ultravioleta (UV) sobre la piel para determinar si usted tiene vitíligo.

Biopsia de piel y extracción de sangre
Además de la recopilación de la historia clínica personal y familiar y el examen de piel, el médico también puede:

  • Tomar una pequeña muestra (biopsia) de la piel afectada
  • Extraer sangre para revisar conteo de células sanguíneas, función tiroidea y buscar presencia de anticuerpos anti-nucleares (un tipo de autoanticuerpos) que indican una enfermedad autoinmune.

Además, el médico puede recomendar consulta a un oftalmólogo para comprobar si hay inflamación en el ojo (uveítis).

Tratamiento

No hay cura para el vitíligo. El objetivo del tratamiento es detener o retardar la progresión de la pérdida de pigmento y, si lo desea, tratar de devolver un poco el color de la piel.
El tratamiento médico para el vitíligo no siempre es necesario. Para algunos, el color de la piel vuelve sin tratamiento. Para otros, medidas de cuidados personales, tales como el uso de protector solar y aplicar la crema de camuflaje cosmético, puede mejorar la apariencia de su piel. Para personas de piel clara, evitar el bronceado puede hacer de las zonas afectadas casi imperceptible.
Dependiendo de la cantidad, el tamaño y la ubicación de las manchas blancas, se puede decidir a buscar tratamiento médico. Los tratamientos médicos tienen el objetivo emparejar el tono de la piel, ya sea mediante la restauración de color (pigmento) o destruyendo el color restante. El tratamiento puede tomar tanto como 6 a 18 meses, y es posible que tenga que probar más de un tratamiento antes de encontrar el que mejor funcione para cada persona.

Las terapias médicas

  • Los corticosteroides tópicos con terapia corticosteroides. Puede ayudar a regresar el color a la piel (repigmentación), sobre todo si la medicación se inicia temprano en la enfermedad. Puede tomar hasta tres meses de tratamiento antes de empezar a ver los cambios en el color de su piel. Este tratamiento es sencillo y eficaz, pero el médico debe prestar especial atención a los efectos secundarios, tales como adelgazamiento de la piel (atrofia) y rayas o líneas en la piel (estrías en la piel). Inmunomoduladores tópicos. Pomadas tópicas que contienen tacrolimus o pimecrolimus son eficaces para las personas con pequeñas áreas de despigmentación, especialmente en la cara y el cuello. Este tratamiento puede tener menos efectos secundarios que los corticosteroides y se puede utilizar en combinación con tratamientos con ultravioleta B (UVB). Sin embargo, los estudios realizados en estos tratamientos han sido pequeños, y existe la preocupación de que puede estar asociada con un mayor riesgo de linfoma y cáncer de piel.
  • Psoraleno tópico y rayos ultravioleta A (PUVA). Esta opción, que también se llama fotoquimioterapia, puede ser eficaz si menos del 20% de su cuerpo tiene manchas despigmentadas. Los posibles efectos secundarios incluyen ampollas y quemaduras graves, aunque se puede minimizar el riesgo de complicaciones, evitando la luz solar directa después de cada tratamiento.
  • Fotoquimioterapia psoraleno oral (oral PUVA). Si tiene áreas despigmentadas que cubren más del 20 por ciento de su cuerpo, el médico le puede recomendar psoraleno oral. Para este tratamiento, se toma el psoraleno oral de aproximadamente dos horas antes de la exposición a la luz UVA. Al igual que con psoraleno tópico, la piel tratada se vuelve rosa después de la exposición a los rayos UVA y luego se desvanece con el tiempo a un tono de piel más normal.

Este tratamiento también se puede hacer uso de la luz solar natural, si usted no tiene acceso a un consultorio médico con el equipo adecuado. Su médico le dirá la cantidad de exposición que usted necesita y se desea controlar sus cambios de la piel con frecuencia.
El uso de protector solar también puede ayudar a reducir su riesgo de efectos secundarios. Para proteger sus ojos del daño grave, como cataratas, usar gafas de sol con protección UV para un máximo de 24 horas después de cada tratamiento cuando se está expuesto al sol.

B de banda estrecha (UVB) terapia. UVB de banda estrecha, una forma especial de la luz UVB que utiliza una longitud de onda más específico de la radiación ultravioleta B, es una alternativa al PUVA.

Excimer laser. Este tipo de láser emite haces controlados de una longitud de onda específica de la luz UVB sobre la piel. Se puede usar sólo en pequeñas áreas afectadas y se utiliza a menudo en combinación con fármacos de uso tópico. Los efectos secundarios pueden incluir enrojecimiento y ampollas.

Despigmentación. Puede ser una opción tiene vitíligo, que cubre más de la mitad de su piel. Esta terapia aligera las partes afectadas de la piel para que coincida con las áreas que ya han perdido color.

Tratamientos quirúrgicos

  • Los injertos autólogos de piel. Este tipo de injerto de piel utiliza sus propios tejidos (autólogo). El médico remueve pequeños trozos de piel de un área del cuerpo y se une a otro. Este procedimiento se utiliza a veces si tiene pequeñas manchas de vitíligo.
  • Injerto Blister. En este procedimiento, el médico crea ampollas en la piel pigmentada, sobre todo por medio de la aspiración. Las partes superiores de las ampollas se retiran y se trasplantaron en una ampolla de igual tamaño que se ha creado y eliminado en un área que no tiene pigmento. Este procedimiento puede causar un aspecto de empedrado y cicatrización y la zona no puede repigmentar. Sin embargo, hay menos riesgo de cicatrización con este procedimiento que con otros tipos de injertos de piel.
  • Tatuaje (micropigmentación). Tatuaje pigmento se implanta en la piel con un instrumento quirúrgico especial. Para el tratamiento del vitíligo, el tatuaje es más eficaz alrededor de los labios y en las personas de piel oscura. A veces, el color del tatuaje no coincide con el color de piel con suficiente atención. Además, los colores del tatuaje se desvanecen y no se broncean.

Prevención

No hay manera de prevenir el vitíligo.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Soriasis o Psoriasis

La psoriasis o Soriasis

Es una enfermedad de la piel no contagiosa que produce placas rojas y secas en la piel engrosada. Las escamas secas y escamas de la piel se cree que es el resultado de la rápida proliferación de células de la piel que se desencadena por los linfocitos anormales de la sangre. La psoriasis afecta comúnmente a la piel de los codos, rodillas y cuero cabelludo.

Causas

La causa exacta sigue siendo desconocida. Puede haber una combinación de factores, incluyendo la predisposición genética y factores ambientales. Es común que se encuentre en los miembros de la misma familia. El sistema inmunológico se cree que juega un papel importante. A pesar de la investigación en los últimos 30 años, las causas, que provoca la enfermedad de la psoriasis siguen siendo aún un misterio.

Síntomas

La psoriasis normalmente se ve como áreas rojas o rosadas, gruesas y elevadas y la piel seca. Clásicamente afecta las áreas en los codos, rodillas y cuero cabelludo. Esencialmente, cualquier zona del cuerpo puede estar involucrada. Tiende a ser más común en áreas de trauma, en donde hay mucho roce, o abrasiones.
La psoriasis tiene muchas apariencias diferentes. Pueden ser pequeñas protuberancias planas, grandes placas gruesas de piel levantada, manchas rojas y la piel de color rosa suave, grandes copos de piel seca similar a las escamas.
Hay varios tipos de psoriasis, como la psoriasis vulgar (tipo común), la psoriasis guttata (pequeña, la caída como manchas), psoriasis invertida (en los pliegues como de las axilas, el ombligo y las nalgas), y la psoriasis pustulosa (llena de pus, ampollas amarillentas, pequeñas).

Diagnóstico

El diagnóstico de la artritis psoriásica se hace típicamente mediante un examen médico, historial médico y antecedentes familiares de interés. A veces, las pruebas de laboratorio y rayos X se puede utilizar para determinar la gravedad de la enfermedad y para excluir otros diagnósticos, como la artritis reumatoide y la osteoartritis.

Tratamiento

Hay muchas opciones de tratamiento eficaz para la soriasis. El mejor tratamiento se determina individualmente por el médico tratante y depende, en parte, en el tipo de enfermedad, la gravedad, y el área total del cuerpo en cuestión.
Para una enfermedad leve que involucra sólo pequeñas áreas del cuerpo (menos del 10% de la superficie total de la piel), tópica (piel aplicada) cremas, lociones, aerosoles y puede ser muy eficaz y seguro de usar. De vez en cuando puede ser útil, una pequeña inyección local de esteroides directamente en una placa de psoriasis resistente o resistente.
Para la enfermedad moderada a grave que implica áreas mucho más grandes del cuerpo (como 20% o más de la superficie total de la piel), los productos tópicos pueden no ser eficaz o práctico aplicar. Estos casos pueden requerir tratamientos ultravioletas ligeros o medicamentos sistémicos (tratamientos de cuerpo entero, tales como pastillas o inyecciones). Para la artritis soriásica, generalmente se requiere medicamentos sistémicos, para detener la progresión de la destrucción de la articulación permanente. Las terapias tópicas no son eficaces.
Es importante tener en cuenta que al igual que con cualquier condición médica, todos los medicamentos tienen posibles efectos secundarios. Ninguna medicina es 100% efectiva para todos y ningún medicamento es 100% seguro. La decisión de utilizar cualquier medicamento debe ser examinado exhaustivamente y la discusión con su médico. Los riesgos y beneficios potenciales de medicamentos tienen que ser considerados para cada tipo de soriasis y del paciente de manera individual. Algunos pacientes no presentan molestias en absoluto por los síntomas de la piel y puede no requerir ningún tipo de tratamiento. Un enfoque para reducir al mínimo la toxicidad de algunos de estos medicamentos ha sido comúnmente llamado “terapia de rotación”. La idea es cambiar el medicamento antisoriasis cada seis a 24 meses con el fin de minimizar los efectos secundarios posibles de un mismo tipo de terapia o medicamentos.
Los dermatólogos se especializan en el diagnóstico y tratamiento de la psoriasis, y los reumatólogos se especializan en el tratamiento de los trastornos de la articulación y la artritis soriásica. Muchos especialistas médicos pueden tratar la soriasis, incluyendo los dermatólogos, médicos de familia, médicos de medicina interna, reumatólogos, médicos generales y otros. Algunos pacientes también han visto otros profesionales de la salud, tales como acupunturistas, médicos holísticos, quiroprácticos y nutricionistas.

Prevención

No hay ninguna manera para prevenir la soriasis. Sin embargo, los siguientes consejos pueden mejorar los síntomas o ayudar a reducir la enfermedad:

  • Mantenga su piel humectada.
  •  Evite los climas fríos y secos. El clima frío puede empeorar los síntomas. El clima caliente y húmedo y la luz solar puede mejorar los síntomas. (Sin embargo, el clima caluroso y húmedo puede hacer que ciertos tipos de psoriasis empeoren.)
  • Evite rascarse para evitar lesiones en la piel (cortaduras o rasguños). Una lesión en la piel puede causar placas de psoriasis en cualquier parte del cuerpo, incluyendo el sitio de la lesión. Esto incluye lesiones en las uñas o la piel.
  • Evite el estrés y la ansiedad. El estrés puede causar soriasis al aparecer de repente (brote) o pueden empeorar los síntomas, aunque esto no se ha demostrado en los estudios.
  • Evitar la infección. Infecciones como la faringitis estreptocócica puede causar un tipo de psoriasis (llamada psoriasis guttata ) por aparecer de repente, sobre todo en los niños.
  • Trate de evitar ciertos medicamentos. Algunos, incluyendo los bloqueadores beta y litio, se han encontrado y pueden empeorar. Cuando su médico le recete algún medicamento para otro tipo de enfermedad, usted deberá ponerle en conocimiento de que tiene psoriasis.
  • Limite el alcohol a no más de 2 bebidas al día para los hombres o las bebidas 1 al día para las mujeres. El consumo de alcohol puede causar síntomas de la enfermedad de soriasis.
  • No fume. Fumar puede aumentar las probabilidad de contraer la psoriasis y puede hacer que sea más severa. El fumar también puede hacer que los síntomas duren más tiempo.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Pólipos de colon

Pólipos de colon

Son crecimientos en el intestino
La mayoría de pólipos no llegan a ser cáncer .Sin embargo, algunos tumores pueden convertirse en cáncer de colon. Si un pólipo de colon es el tipo que puede convertirse en cáncer, por lo general toma muchos años para que eso suceda.
Las personas mayores de 50 años tienen más probabilidades que los jóvenes de conseguir el cáncer de colon. Los expertos recomiendan los exámenes rutinarios del cáncer de colon para los mayores de 50 años que tiene un riesgo normal de cáncer de colon. Las personas con un mayor riesgo son los afroamericanos y las personas con un fuerte historial familiar de cáncer de colon.

Causas

La causa en la mayoría de los pólipos en el colon no se conoce, pero son comunes en los adultos. La última parte de su tracto digestivo es un tubo largo muscular llamado intestino grueso. El colon constituye la mayor parte del intestino grueso. El recto y el ano constituyen el extremo del intestino grueso. La función principal del colon es absorber el agua, la sal y otros minerales del colon.

La mayoría de pólipos no son cancerosos (malignos). Sin embargo, al igual que la mayoría de los tipos de cáncer, los pólipos son el resultado de un crecimiento anormal de las células. Las células sanas crecen y se dividen de manera ordenada – un proceso que está controlado por dos grandes grupos de genes. Las mutaciones en cualquiera de estos genes pueden causar que las células continúen dividiéndose, incluso cuando las nuevas células no son necesarias. Los pólipos pueden desarrollarse en cualquier parte del intestino grueso. Pueden ser pequeñas o grandes, planas (sésiles) o en forma de hongo y adheridos a un tallo (pedunculados). En general, cuanto mayor es un pólipo, mayor será la probabilidad de cáncer.
Hay tres principales tipos de pólipos en el colon:

  1. Adenomatosos. Cerca de dos tercios de todos los pólipos entran en esta categoría. Aunque sólo un pequeño porcentaje de estos pólipos en realidad se vuelven cancerosas, casi todos los pólipos adenomatosos son malignos.
  2.  Hiperplásica. La mayoría de los pólipos que quedan son hiperplásicos. Estos pólipos son más frecuentes en la izquierda (descendente) del colon y el recto. Por lo general, menos de un cuarto de pulgada (5 milímetros) de tamaño, son muy rara vez son malignos.
  3.  Inflamatorios. Estos pólipos pueden seguir un episodio de la colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn del colon. Aunque los propios pólipos no son una amenaza significativa, con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn del colon aumenta el riesgo general de cáncer de colon.

Síntomas

Los pólipos de colon con frecuencia no causan síntomas. Puede que ni siquiera se sepa que se tiene un pólipo hasta que su médico lo encuentra durante un examen de su intestino. A veces, sin embargo, es posible que tenga signos y síntomas tales como:

  • Sangrado rectal. Se puede notar sangre roja brillante en el papel higiénico después de haber tenido una evacuación intestinal. Aunque esto puede ser un signo de pólipos en el colon o cáncer de colon, el sangrado rectal puede indicar otras condiciones, tales como hemorroides o fisuras menores (grietas) en su ano. Usted debe acudir al médico ante cualquier sangrado rectal.
  • Sangre en las heces. La sangre puede aparecer como manchas rojas en las heces o deposiciones que aparecen en negro. Sin embargo, un cambio de color no siempre indica un problema – los suplementos de hierro y algunos medicamentos contra la diarrea pueden hacer que las heces cambien su color, mientras que la remolacha y el regaliz rojo puede convertir las heces de color rojo. Siempre hable de cualquier sangrado rectal con su médico.
  • El estreñimiento, la diarrea o el estrechamiento de las heces. A pesar de un cambio en los hábitos intestinales que duran más de una semana puede indicar la presencia de un pólipo en el colon grande, también puede ser resultado de una serie de otras condiciones.
  • El dolor u obstrucción. A veces un pólipo en el colon a gran parte puede obstruir el intestino, dando lugar a dolor abdominal tipo cólico, náuseas, vómitos y estreñimiento severo.

Diagnóstico

• Exámenes de heces fecales, como la de prueba ( FOBT ), una prueba inmunoquímica fecal (FIT), y una prueba de ADN en heces), las muestras de heces son revisados en busca de cualquier signo de cáncer.
• La colonoscopia . En esta prueba, el médico inserta un tubo pequeño de observación hasta el final en el colon y busca pólipos. El médico también puede llevar a cabo la extirpación de cualquier pólipo que él o ella encuentre.
• Sigmoidoscopia flexible . Esta prueba es como una colonoscopia , excepto que el tubo de observación es más corto en la que el médico sólo puede ver la última parte de su colon. Los médicos pueden extirpar los pólipos durante la prueba.
• Colonografía tomográfica computarizada (CTC). Esta prueba también se llama colonoscopia virtual. Una computadora y rayos-X queda una imagen detallada del colon que ayuda al médico en la búsqueda de pólipos.
Los médicos suelen recomendar la colonoscopia, ya que les permite ver todo el colon y extirpar cualquier pólipo que encuentren

Tratamiento

Aunque algunos tipos de pólipos en el colon son mucho más propensos a convertirse en malignos, por lo general un patólogo debe examinar el tejido del pólipo bajo un microscopio para determinar si es potencialmente canceroso. Por esa razón, su médico podrá que extirpar todos los pólipos detectados durante un examen del intestino.
Snare

La gran mayoría de los pólipos se pueden extirpar durante la colonoscopia o una sigmoidoscopia atrapándolos con un asa de alambre que a la vez corta el tallo del pólipo y se cauteriza para prevenir el sangrado. Algunos pólipos pequeños se pueden cauterizar o quemar con corriente eléctrica. Los riesgos de la extracción de pólipos (polipectomía) incluyen sangrado y perforación del colon.

Cirugía

Los pólipos que son demasiado grandes para atrapar o que no se puede llegar con seguridad se suelen extirpar quirúrgicamente, a menudo usando técnicas laparoscópicas. Esto significa que el cirujano realiza la operación a través de varias incisiones pequeñas en la pared abdominal, el uso de instrumentos con cámaras adjuntas que muestran el colon en un monitor de vídeo.

La resección endoscópica de la mucosa

Algunos centros médicos especializados, realizan la resección mucosa endoscópica (EMR) para eliminar los pólipos más grandes con un colonoscopio. Para esta nueva técnica un líquido, tal como solución salina, se inyecta bajo el pólipo para elevar y aislar el pólipo del tejido circundante. Esto hace que sea más fácil de eliminar un pólipo grande. Con este procedimiento se puede evitar la cirugía.

Extracción Colon y recto

En los casos de síndromes heredados poco comunes, como la poliposis adenomatosa familiar (PAF), el cirujano puede realizar una operación para extirpar el colon y el recto (proctocolectomía total). Luego, en un procedimiento conocido como reservorio ileal-anal anastomosis, una bolsa se construye a partir del final del intestino delgado (íleon) que se conecta directamente a su ano. Esto le permite expulsar normalmente los desechos, aunque puede que tenga evacuaciones líquidas muy frecuentes.

Prevención

Se puede reducir el riesgo de pólipos en el colon y el cáncer colorrectal si se efectúa exámenes regulares y al hacer ciertos cambios en su dieta y estilo de vida. Las siguientes sugerencias pueden ayudarle a reducir el riesgo de pólipos y cáncer de colon:

  • Preste atención al calcio: El calcio de manera significativa puede proteger contra los pólipos y el cáncer del colon, incluso si lo ha tenido anteriormente. Buenas fuentes de calcio incluyen leche descremada o leche baja en grasa y otros productos lácteos, el brócoli, la col rizada y salmón enlatado. La vitamina D, que ayuda en la absorción de calcio, también parece ayudar a reducir el riesgo de cáncer colorrectal. Se puede obtener vitamina D de alimentos tales como productos vitamínicos de la leche D-fortificada, hígado, yema de huevo y el pescado. La luz solar también convierte un producto químico en la piel en una forma utilizable de la vitamina. Si no bebe leche o evita el sol, es posible que desee considerar la opción de de vitamina D y suplementos de calcio.
  • Incluya muchas frutas, verduras y granos enteros en su dieta. Estos alimentos son altos en fibra, lo que podría reducir su riesgo de desarrollar pólipos en el colon. Las frutas y verduras también contienen antioxidantes, que pueden ayudar a prevenir el cáncer. La Sociedad Americana del Cáncer recomienda comer por lo menos cinco porciones de frutas y verduras todos los días.
  • Cuidar el consumo de grasas. Ciertos tipos de grasa puede aumentar el riesgo de cáncer de colon. Es importante limitar las grasas saturadas de carne roja, así como carnes procesadas, como perros calientes, salchichas, etc. Limite la grasa saturada a no más del 10 por ciento de su ingesta diaria de calorías.
  •  Limite el consumo de alcohol. El consumo de cantidades moderadas a grandes de alcohol, más de una bebida al día para mujeres y dos para los hombres-pueden aumentar el riesgo de pólipos en el colon y el cáncer. Una bebida es considerada como 4 a 5 onzas (118 a 148 mililitros) de vino, 12 onzas (355 mililitros) de cerveza, o 1.5 onzas (44 mililitros) de licor de 80 grados.
  • No use productos de tabaco. fumar y otras formas de consumo de tabaco puede aumentar el riesgo de cáncer de colon y una amplia gama de otras enfermedades.
  • Mantenerse físicamente activo y mantener un peso corporal saludable. El control de su peso por sí solo, puede reducir el riesgo de cáncer colorrectal. Y mantenerse físicamente activo puede reducir significativamente el riesgo de cáncer de colon. La Sociedad Americana del Cáncer recomienda al menos 30 minutos de actividad física cinco o más días a la semana, 45 minutos o más es aún mejor. Si tiene sobrepeso, bajar de peso hasta que esté en un nivel saludable, manteniéndolo.
  • Hable con su médico acerca de la aspirina. El uso regular de aspirina puede reducir el riesgo de pólipos. Sin embargo, el uso de aspirina puede aumentar el riesgo de sangrado gastrointestinal. Así que consulte con su médico antes de comenzar cualquier régimen de aspirina.
  •  Hable con su médico sobre la terapia hormonal (TH). Si es una mujer más allá de la menopausia, la terapia hormonal puede reducir el riesgo de cáncer colorrectal. Pero no todos los efectos de la TH son positivos. Tomando la HTA como una terapia de combinación – estrógeno más progestina – puede aumentar su riesgo de cáncer de mama, la demencia, la enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y coágulos de sangre, por lo que no se utilizan generalmente para la prevención de pólipos en el colon. Deberá consultar con su médico antes usarlo.
  • Si está en alto riesgo, considerar sus opciones. Si está en riesgo de la poliposis adenomatosa familiar (PAF) a causa de una historia familiar, deberá considerar la posibilidad de asesoramiento genético. Y si ha sido diagnosticado con poliposis adenomatosa familiar, empezar a hacerse pruebas de colonoscopia en los primeros años de adolescencia y discutir sus opciones con su médico. El médico puede recomendarle una cirugía para remover el colon en su totalidad. Los médicos recomiendan que las personas en riesgo de síndrome de Lynch comienzan a tener colonoscopias regulares en torno a los 20 años. Si usted tiene un síndrome de cáncer genético, asegúrese de que sus familiares se hagan una prueba.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Neurofibromatosis1 (NF1)

Neurofibromatosis1 (NF1)

Neurofibromatosis tipo 1 también se conoce como enfermedad de Von Recklinghausen) es un trastorno genético heredado en el que crece tumores  en el tejido nervioso (neurofibromas)  pueden ser benignos o pueden causar graves daños por compresión de los nervios y otros tejidos. El trastorno afecta a todas las células de la cresta neural (células de Schwann, los melanocitos y fibroblastos endoneurales). Los elementos celulares de estos tipos de células proliferan en exceso por todo el cuerpo formando tumores. Los tumores pueden causar protuberancias debajo de la piel, manchas de colores, problemas óseos, la presión sobre las raíces del nervio espinal, y otros problemas neurológicos.

Causas

La NF1 es una enfermedad hereditaria. Si cualquiera de los padres tiene NF1, cada uno de sus hijos tiene una probabilidad del 50% de padecer la enfermedad.
La NF1 también aparece en familias sin antecedentes de la enfermedad, como resultado de una nueva mutación del gen  en el esperma o el óvulo. La NF1 es causada por anomalías en un gen para una proteína llamada neurofibromina.

Diagnóstico

Para diagnosticar la NF1, el  médico busca dos o más de los siguientes:
  • Seis o más manchas marrón claro en la piel (a menudo manchas llamadas “café con leche”), de más de 5 milímetros de diámetro en niños o más de 15 milímetros en los adolescentes y adultos;
  • Dos o más neurofibromas o un neurofibromas plexiforme (un neurofibromas que involucra muchos nervios);
  • Pecas en la zona de la axila o la ingle;
  • Dos o más crecimientos en el iris del ojo (conocidos como nódulos de Lisch o hamartomas del iris);
  • Un tumor en el nervio óptico (llamado glioma del nervio óptico)
  • Desarrollo anormal de la columna (escoliosis), la sien (esfenoides) del hueso del cráneo, o la tibia (uno de los huesos largos de la espinilla);
  • Un padre, hermano o hijo con NF1.

Síntomas

Los pacientes con Neurofibromatosis pueden verse afectados de muchas maneras diferentes. La morbilidad suele ser un resultado de neuromas plexiformes, gliomas ópticos, o neuromas acústicos, pero la mortalidad también puede estar asociada con la transformación maligna de los neuromas, como neurofibrosarcomas  (a menudo hay una transformación maligna en menos de 3% de los casos de NF1). Hay una alta incidencia de problemas de aprendizaje o déficit cognitivo en los pacientes con NF-1, sin embargo, el retraso grave no es parte del síndrome.  La Neurofibromatosis también aumenta el riesgo de leucemia en particular en los niños, los niños con NF-1 tienen de 200 a 500 veces el riesgo normal de desarrollar leucemia en comparación con la población general. Dado que los tumores crecen donde hay nervios, también puede crecer en áreas que son visibles, causando mucho sufrimiento social para los afectados. Los tumores también pueden crecer en lugares que pueden causar otros problemas médicos que pueden requerir que se saquen por la seguridad del paciente. Las personas afectadas pueden necesitar varias cirugías (como la cirugía de reducción, o la cirugía Gamma Knife), dependiendo de donde se encuentran los tumores. Por ejemplo, las personas afectadas con NF 2 podrían beneficiarse de una descompresión quirúrgica de los tumores vestibulares para prevenir la sordera.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para la Neurofibromatosis. Los tumores que causan dolor o pérdida de la función pueden ser removidos. Los tumores que han crecido de manera rápida se deben extirpar inmediatamente puesto que pueden tornarse cancerosos (malignos). Los tratamientos experimentales para tumores severos aún están bajo investigación.
Algunos niños con trastornos del aprendizaje pueden necesitar enseñanza especial.

Prevención

Se recomienda la asesoría genética para cualquier persona con antecedentes familiares de Neurofibromatosis.
Exámenes de la vista son muy recomendables.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: -1 (from 1 vote)

C áncer de garganta

Cáncer de garganta

Son   tumores cancerosos que se desarrollan en la garganta (faringe, laringe o las amígdalas).
La  garganta es un tubo muscular de 5 centímetros de largo que comienza detrás de la nariz y termina en el cuello. El área de la voz se encuentra justo debajo de la garganta y también es susceptible al cáncer de garganta. La caja de la voz está hecha de cartílago y contiene las cuerdas vocales que vibran para hacer el sonido cuando se  habla. El cáncer de garganta también puede afectar a la porción del cartílago (epiglotis) que actúa como una tapa de la tráquea.

Causas

El cáncer de garganta se produce cuando las células de la garganta desarrollan mutaciones genéticas. Estas mutaciones hacen que las células crezcan y se dividan sin control. No está claro qué causa la mutación del cáncer de garganta, pero los médicos han identificado los factores que pueden aumentar su riesgo.
Tipos de cáncer de garganta
Cáncer de garganta es un término general que se aplica al cáncer que se desarrolla en la garganta (cáncer de faringe) o en la caja de la voz (el cáncer de laringe). La garganta y la laringe están estrechamente relacionadas, con la caja de la voz que se encuentra justo debajo de la garganta.
Los tipos de cáncer de garganta son:
  • El cáncer de nasofaringe se inicia en la parte de la garganta,  detrás de la nariz).
  • Cáncer de la orofaringe se inicia en la  parte de la garganta, detrás de la boca incluye las amígdalas.
  • Cáncer de la hipofaringe (cáncer laringofaríngeo) comienza en la  parte inferior de la garganta, justo por encima de su esófago y la tráquea. El cáncer glótico comienza en las cuerdas vocales.
  • Cáncer supraglótico se inicia en la parte superior de la laringe , en el cartílago que impide que los alimentos se  introduzcan en la  tráquea.
  • El cáncer subglótico se inicia en la parte inferior de las cuerdas vocales.

Diagnóstico

Con el fin de diagnosticar el cáncer de  garganta, el médico puede recomendar:
Endoscopia y Laringoscopia para obtener una mirada más cercana a la garganta. Su médico puede usar un tubo con luz especial (endoscopio) para obtener un vistazo de cerca a la garganta durante un procedimiento llamado endoscopia. Una cámara diminuta en el extremo del endoscopio transmite imágenes a una pantalla de vídeo que su médico observa si hay signos de anomalías en la garganta. Otro tipo de alcance (laringoscopio) se puede insertar en su garganta. Se utiliza una lente de aumento para ayudar al médico a examinar sus cuerdas vocales. Este procedimiento se denomina laringoscopia.
Extracción de una muestra de tejido para su análisis. Si se detectan anomalías durante la endoscopia o laringoscopia, su médico le puede recoger muestra de tejido (biopsia). La muestra se envía a un laboratorio para su análisis.
Las pruebas de imagen. pruebas de imagen, incluyendo rayos X, tomografía computarizada (TC), imágenes por resonancia magnética (MRI) y tomografía por emisión de positrones (PET), pueden ayudar al médico a determinar el grado de su cáncer más allá de la superficie de la garganta o cuerdas vocales.
• La estadificación. Una vez que se diagnostica el cáncer de garganta, el siguiente paso es determinar la extensión o etapa del cáncer. El conocimiento del estadio ayuda a determinar sus opciones de tratamiento.
La etapa del cáncer de garganta se caracteriza con los números romanos del I al IV. Cada subtipo de cáncer de garganta tiene sus propios criterios para cada etapa. En general, el estadio I el cáncer de garganta indica un tumor más pequeño limitado a una zona de la garganta. Las etapas posteriores indican un cáncer más avanzado, con el estadio IV que es el más avanzado.

Síntomas

Los signos y síntomas de cáncer de garganta pueden incluir:
• Tos
• Cambios en la voz, como ronquera
• Dificultad para deglutir
• Dolor de oído
• Un bulto o una llaga que no sana
• dolor de garganta
• pérdida de peso
Solicite una cita con su médico si presenta cualquiera de estos  signos o síntomas y si son persistentes.  Su médico probablemente hará investigar las causas más comunes en primer lugar.

Tratamiento

Las opciones en el  tratamiento están basadas en muchos factores, tales como la ubicación y etapa del cáncer, el tipo de células implicadas, el  estado general de salud y  preferencias personales. Discuta los beneficios y riesgos de cada una de las opciones con el  médico. Juntos pueden determinar qué tratamiento será el más apropiado.
  1. Radioterapia
La radioterapia utiliza partículas de alta energía, como rayos X, para administrar radiación a las células cancerosas y eliminarlas. Existen dos maneras:
  • Terapia de Radiación (radioterapia externa) involucra haces de rayos X de alta energía, generados  por una máquina  dirigida hacia el tumor, fuera del cuerpo.
  • Terapia de Radiación  (braquiterapia) involucra la colocación de un material radioactivo directamente dentro o cerca del tumor,  permite al médico usar una dosis total más alta, para tratar a un área más pequeña
Para los cánceres de garganta en etapa temprana, la radioterapia puede              ser el único tratamiento necesario. Cuando el cáncer está más                                  avanzado, la radioterapia puede ser combinado con la quimioterapia o              la cirugía.
2. Cirugía
Las opciones pueden incluir:
  • La cirugía para el cáncer de garganta en etapa temprana.  Cuando el  cáncer  se limita a la superficie de la garganta o las cuerdas vocales pueden ser tratadas quirúrgicamente mediante una endoscopia. El  médico puede insertar un endoscopio  en la garganta o la laringe y después pasar  instrumentos quirúrgicos especiales o de un láser a través del endoscopio. Usando estas herramientas, el médico puede raspar, cortar o, en el caso del láser, vaporizar cánceres muy superficiales.
  • La cirugía para extirpar todo o parte de la laringe (laringectomía). Es un método eficaz consiste en extirpar toda o parte de la laringe dañada por un tumor, realizada bajo anestesia general. El  médico puede conservar las funciones vitales de la laringe, es decir respirar, tragar y hablar.  La mayoría de las veces requiere de la confección de una traqueotomía en forma temporaria/provisoria
  • La cirugía para extirpar todo o parte de la garganta (faringectomía).  pueden  requerir la eliminación de una parte de la garganta durante la cirugía. Las  partes eliminadas pueden ser reconstruidos con el fin de permitir el  consumo  alimentos con normalidad. La cirugía para extirpar toda la garganta por lo general incluye la eliminación las cuerdas vocales también. El médico puede  reconstruir su garganta para que pueda tragar los alimentos.
  • La cirugía para extirpar los ganglios linfáticos cancerosos (disección del cuello). Si el cáncer de garganta se ha extendido en lo profundo de su cuello, el  médico puede recomendarle una cirugía para extirpar parte o la totalidad de los ganglios linfáticos para ver si contienen células cancerosas. La cirugía conlleva un riesgo de sangrado e infección. Otras posibles complicaciones, tales como dificultad para hablar o tragar, todo dependerá del procedimiento específico a someterse.
3. Quimioterapia
La quimioterapia utiliza productos químicos para matar las células                      cancerosas. La quimioterapia se utiliza a menudo junto con la                                  radioterapia en el tratamiento de cánceres de garganta. Algunos                            medicamentos de quimioterapia pueda que sean más  sensibles a la                      radioterapia. Pero en la combinación de quimioterapia y radioterapia                aumenta los efectos secundarios de ambos tratamientos. Hable con el                  médico sobre los efectos secundarios para ver  las probabilidades del                  uso en los tratamientos combinados y qué  beneficios ofrecen para                        compensar  los efectos.
4. Terapia de fármacos dirigida
son medicamentos dirigidos para tratar el cáncer de la garganta                              mediante la alteración de aspectos específicos de las células cancerosas              que impulsan su crecimiento. Cetuximab (Erbitux) es una terapia                          dirigida  aprobada para el tratamiento de cáncer de garganta en                              determinadas situaciones. Cetuximab detiene la acción de una proteína              que se encuentra en muchos tipos de células sanas, pero es más                              frecuente en ciertos tipos de células de cáncer en la garganta.
Otros fármacos dirigidos están siendo estudiados en ensayos clínicos.                  Estos fármacos dirigidos se pueden utilizar en combinación con la                        quimioterapia o la radioterapia.

Prevención

No hay forma comprobada de prevenir el cáncer de garganta. Sin embargo, con el fin de reducir el riesgo, usted puede:
  • Deje de fumar o no empezar a fumar. Si usted fuma, deje de fumar. Si usted no fuma, no comience. Dejar de fumar puede ser muy difícil, así que necesitará un poco de ayuda. El  médico le explicará los beneficios y muchas estrategias para dejar de fumar, tales como medicamentos, productos de reemplazo de nicotina y consejería.
  • Beba alcohol con moderación. Para las mujeres, esto significa una bebida al día. Para los hombres, beber con moderación significa no más de dos bebidas al día.
  • Elija una dieta saludable llena de frutas y verduras. Las vitaminas y los antioxidantes en las frutas y verduras pueden reducir el riesgo de cáncer de garganta. Coma una variedad colorida de frutas y verduras.
  • Tenga cuidado alrededor de los productos químicos. Cuando se trabaja con productos químicos, ya sea en el trabajo o en su casa, siga cuidadosamente las instrucciones. Evite respirar los humos químicos peligrosos. Ventile adecuadamente la habitación en la que está trabajando y lleva una máscara sobre la nariz y la boca.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La Epilepsia

La Epilepsia

La epilepsia  es una enfermedad crónica caracterizada por uno o varios trastornos neurológicos que deja una predisposición en el cerebro para generar convulsiones recurrentes, que suele dar lugar a consecuencias neurobiológicas, cognitivas y psicológicas.
Para considerar epiléptico a alguien, los ataques deben repetirse con cierta frecuencia (ataques recurrentes). La epilepsia tiene su origen en unos cambios breves y repentinos del funcionamiento del cerebro; por esta razón, se trata de una afección neurológica. Dicha afección no es contagiosa ni está causada por ninguna enfermedad o retraso mental.

Causas

Para entender como inicia la epilepsia se debe de conocer cómo funciona normalmente el cerebro. El mismo consiste en millones de neuronas que son células que tienen axones, los cuales conforman una red de conexiones. Cada neurona mantiene un estado eléctrico que es capaz de transmitiese a otras células. Esto sucede con la estimulación de una célula que produce la liberación de distintas sustancias que actúan como neurotransmisoras. El estímulo nervioso origina así el movimiento.
Todas las funciones del cerebro, incluyendo el sentido, la vista, el pensamiento y el movimiento muscular dependen de estos estímulos nerviosos que se originan en una y son transmitidos a otros. El cerebro normal está constantemente generando estímulos eléctricos.
En la epilepsia este orden se ve afectado por descargas inapropiadas. Existe una descarga anormal breve en forma de tormenta de estímulos nerviosos originados en una zona neuronal inestable debido a un defecto genético, o a una anormalidad metabólica como bajos niveles de azúcar o alcohol. Además, las descargas anormales pueden originarse de zonas irritativas como tumores o traumas cerebrales.
El paciente puede tener o no pérdida de conciencia.
Causas posibles:
–       Exposición de agentes tóxicos (plomo, alcohol, etc.)
–       Eclampsia
–       Episodios febriles
–       Concentración de episodios estresantes.
–       Cansancio (falta de reposo suficiente en la noche)
–       Choque térmico
–       Hipoglucemia acentuada (resultado de desayunos livianos, o inexistentes; alimentación refinada y muy dulce)
–       Marcada diferencia deficiencia de calcio, magnesio, y vitaminas del complejo B (especialmente la vitamina B).

Síntomas

Antes de una crisis existen unos signos de alarma que indican que está próxima a producirse o que se está produciendo.
No siempre la aparición de determinados síntomas indica epilepsia. En todos los casos es necesario consultar con el médico para su valoración.
Hay una serie de síntomas que, en un considerable porcentaje de ocasiones, preceden a una crisis epiléptica.
Atención a los signos de alarma que se detallan a continuación:

  • Momentos de ausencia o de mente en blanco.
  • Períodos de confusión mental.
  • Parpadeo rápido o desconexión mental.
  • Falta de respuesta coherente a preguntas sencillas.
  • Comportamientos infantiles repentinos.
  • Episodios de mirada fija o falta de atención, como si estuviera soñando despierto.
  • Movimientos incontrolados de brazos y piernas.
  • Desmayo.
  • Sonidos raros, percepción distorsionada, o inexplicables sentimientos de temor.
  • Debilidad o signos de fatiga profunda.
  • Gritos o sonidos guturales profundos.
  • Rigidez.
  • Espasmos musculares.
  • Convulsiones.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza: cefaleas.
  • Ansiedad.

Tras una primera crisis, sólo el médico puede valorar si una persona sufre epilepsia, o si se trata de un trastorno convulsivo ajeno a esta enfermedad.

Diagnóstico

Una persona NO tiene epilepsia si nunca ha tenido crisis aunque en su EEG aparezcan “focos”. Es necesaria la presencia de dos crisis sin motivo aparente para diagnosticar la epilepsia. El diagnóstico de la epilepsia es clínico, las pruebas complementarias pueden ayudarnos a confirmar y/o a identificar una causa responsable del cuadro. Pero lo más importante es el HISTORIAL CLINICO.
Luego de realizar la historia y el examen físico se necesitan, de acuerdo con los hallazgos, una serie de exámenes que van a variar dependiendo de dichos hallazgos. Sin embargo, hay estudios que son útiles (aunque no todos están indicados de primera elección):
•    Electroencefalograma: es un estudio neurofisiológico que mide la actividad eléctrica de las diferentes áreas del cerebro y que evidencia las diferentes ondas cerebrales fisiológicas y también evidencia la actividad paroxística y el reclutamiento de áreas corticales en la epilepsia. También evidencia focos epileptógenos aun en ausencia de síntomas.
•    Tomografía axial computarizada: Es un método de imágenes que utiliza rayos x colimados en cortes helicoidales. Se justifica su uso siempre que las crisis se inicien en edades que epidemiológicamente no se correspondan con la epilepsia (adultos, ancianos, recién nacidos, etc.). Se utiliza para descartar causas como edema cerebral, ictus isquémico o hemorrágico, tumores, neuroinfecciones, etc.
•    Resonancia Magnética Nuclear: Es un estudio de imágenes que se utiliza cuando las lesiones a nivel tomográfico son isodensas o son de tallo cerebral.
•   Estudios metabólicos: Se deben descartar trastornos hidroelectrolíticos y endocrinos
•    Estudios de líquido cefalorraquídeo: se justifican en neuroinfecciones, Hemorragia subaracnoidea, parasitosis, enfermedades hematológicas e inmunológicas.SNC.

Tratamiento

El primer tratamiento médico eficaz en el control de la epilepsia se basaba en la utilización de depresores no específicos del SNC.
Son tres los mecanismos principales de actuación de los fármacos anticomiciales, sin embargo tal vez cada fármaco actúa a varios niveles:
Aumento de la inhibición sináptica mediada por el GABA. En presencia del GABA, el receptor GABAa, se abre y se produce un flujo de iones cloro que aumentan la polarización de la membrana. Existen fármacos que disminuyen el metabolismo del GABA (ácido valproico, vigabatrina) y otros actúan sobre el receptor GABAa (barbitúricos, benzodiacepinas, felbamato, topiramato).
Inhibición de los canales de iones sodio (hidantoinas, carbamacepina, ácido valproico, lamotrigine, felbamato, topiramato, zonisamide) y del calcio (pentobarbital). Algunos también actúan sobre los receptores del glutamato.
Reducción o inhibición del flujo de calcio a través de los canales de calcio tipo T (principal mecanismo de los fármacos que controlan las crisis de ausencia): ácido valproico, etoxusimida, trimethadiona, zonisamida.
FÁRMACOS
Barbitúricos: Fenobarbital y pentobarbital. Actúan sobre el receptor GABAa, aumentando la inhibición mediada por el neurotransmisor. El más utilizado es el fenobarbital en dosis de 2-4 mg/Kg/día. El pentobarbital es más liposoluble y penetra con mayor rapidez en el cerebro que el fenobarbital. Actúa bloqueando la entrada de calcio en las terminales presinápticas y por lo tanto inhibe la liberación del neurotransmisor glutamato.
Hidantoinas: Actúan inhibiendo los canales del ion Na+. Difenilhidantoina en dosis de 3-5 mg/kg/día. La fosfenitoina, es el fosfato disódico de 3-hidroximetil-5-5 difenilhidantoina. Desarrollada en 1986, se convierte rápidamente en fenitoina por acción de fosfatasas circulantes. Poca actividad farmacológica intrínseca antes de su conversión pero es casi 100% biodisponible y bioequivalente a la fenitoina. Se puede utilizar por vía im. (no la fenitoina). La dosis se ajusta en relación con la fenitoina sódica liberada.
Benzodiacepinas: Aumentan el flujo de iones cloro por apertura del receptor GABAa. Las más utilizadas: diazepam, clonazepam y también el lorazepam  y nitrazepam. Actualmente por su gran potencia se está utilizando el clobazam.
Iminostilbenes: Carbamacepina. Actúan inactivando los canales de Na+. Dosis de 10 mg/kg/día.
Valproato sódico: Mecanismo de inactivación de canales de sodio de forma igual que la hidantoinas y carbamacepina. Disminuye o inhibe la corriente en T como la ethoxusimida y trimethadiona. In vitro aumenta la síntesis de GABA. Dosis: 30mg/kg/día.
Deoxybarbitúricos: Primidona. Mecanismo de acción propio del fármaco y de los metabolitos activos principalmente el fenobarbital. Dosis: 10-20 mg/kg/día. 5
Succimidas: Etosuximida. Actúa reduciendo la corriente en T talámica.
Oxazolidinedionas: Trimetiloxazolidindiona. Parametadiona. Trimethadiona. Actúan inhibiendo la corriente en T.
Acetazolamida: Potente inhibidor de la anhidrasa carbónica utilizado como antiepiléptico desde hace más de 40 años. Produce un acúmulo de CO2 a nivel cerebral por inhibición del 90% de la anhidrasa carbónica localizada en la neuroglia, mielina y plexo coroideo.
Otros fármacos relacionados con el GABA: Entre los que se incluyen los nuevos fármacos antiepilépticos. Progabide y g -vinil-GABA (vigabatrin), lamotrigine, acetazolamida, topiramato, tiagabine, gabapentin y felbamato (aprobado por la FDA en 1993 para el tratamiento de las crisis parciales, eficaz en el síndrome de Lennox Gastaut.
Se ha demostrado que la nimodipina ejerce un efecto anticomicial en epilepsias inducidas por el glutamato en las ratas. Varios estudios en humanos han demostrado la eficacia en epilepsias fármacos resistentes.
Se describe un caso de un paciente de 10 años que desarrolló epilepsia generalizada en el curso de un traumatismo cerebral severo. Las convulsiones resistentes al tratamiento convencional se resolvieron completamente con la infusión de nimodipina iv.
La epilepsia así como las crisis epilépticas pueden en la actualidad recibir un buen tratamiento. En principio la epilepsia tiene cura.
Al comienzo del tratamiento se debe de examinar, si se puede eliminar la causa de la epilepsia; en este caso se habla de una terapia causal (por ej. la operación de un tumor cerebral, supresión o mitigación de un trastorno metabólico).
En la mayor parte de los casos esto no es posible – ya sea porque no se ha encontrado ninguna causa o porque ésta no pueda ser eliminada (por ej. cicatrices, malformación en el cerebro, predisposición). Se habla de terapia sintomática en el tratamiento de estas epilepsias.
– Terapia medicamentosa.
– Terapia operativa.
La terapia sintomática que se lleva a cabo en la actualidad es la terapia “clásica” que se realiza en más del 90% de todos los enfermos epilépticos a través de medicamentos inhibitorios de crisis (antiepilépticos). En su mayoría esta terapia medicamentos se realiza a lo largo de muchos años. Gracias a ello muchos de los pacientes tratados (aproximadamente un 60%) no padecen crisis y en un más del 20% de los casos se consigue una mejora en las crisis. La tolerancia de los antiepilépticos es buena en general; sin embargo, en casos excepcionales, estos medicamentos pueden tener graves efectos secundarios y ser perjudiciales para los pacientes. Por ello es absolutamente necesaria una vigilancia facultativa regular de la terapia.
De cada diez pacientes tratados con medicamentos:
6 no padecerán más crisis.
2 presentarán una mejoría notable.
2 no experimentarán ninguna mejoría.

Prevención

El primer paso en la prevención de la epilepsia es evitar las causas o factores de riesgo. Algunos fármacos anticonvulsivantes clásicos han demostrado su eficacia en la profilaxis de convulsiones provocadas (agudas sintomáticas), pero no de convulsiones no provocadas (epilépticas). El mejor conocimiento de la patogenia y las bases biomoleculares de la epileptogénesis secundaria a varias causas lesionales, sugiere que fármacos antioxidantes y neuroprotectores, junto a los nuevos anticonvulsivantes, pueden prevenir el desarrollo de la epilepsia. Se necesita diseñar estudios con el objetivo de demostrar su actividad antiepileptógena y/o neuroprotectora a distintas edades de la vida. Nuevas y futuras modalidades terapéuticas pueden ofrecer posibilidades preventivas adicionales.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

La Anemia

Anemia

La anemia es una enfermedad  o  manifestación que se puede encontrar en varios padecimientos.  La anemia (del griego, ‘sin sangre’), es una enfermedad de la sangre caracterizada por una disminución anormal en el número de glóbulos rojos o en su contenido de hemoglobina. Los glóbulos rojos son los encargados de transportar el oxígeno al resto del organismo y recogen bióxido de carbono de cada una de las demás células que conforman nuestro cuerpo, por esto los pacientes anémicos presentan un cuadro clínico causado por el déficit de oxígeno en los tejidos periféricos.
La anemia puede deberse a:
1) defecto en la formación de glóbulos rojos, ocasionado por déficit de nutrientes u hormonas.
2) excesiva destrucción de glóbulos rojos, habitualmente por determinadas enfermedades hereditarias.
3) sangrado excesivo debido a cualquier tipo de trauma.

Causas

Aunque muchas partes del cuerpo ayudan a producir glóbulos rojos, la mayor parte del trabajo se hace en la médula ósea, el tejido blando en el centro de los huesos que ayuda a la formación de las células sanguíneas.
Los glóbulos rojos sanos duran entre 90 y 120 días. Partes del cuerpo eliminan luego las células sanguíneas viejas. Una hormona llamada eritropoyetina producida en los riñones le da la señal a la médula ósea para producir más glóbulos rojos.
La hemoglobina es la proteína que transporta el oxígeno dentro de los glóbulos rojos y les da su color rojo. Las personas con anemia no tienen suficiente hemoglobina.
Las posibles causas de anemia abarcan:
•    Ciertos medicamentos.
•    Enfermedades crónicas como cáncer, colitis ulcerativa o artritis reumatoidea.
•    Genéticas. Algunas formas de anemia, como la talasemia, pueden ser hereditarias.
•    Insuficiencia renal.
•    Pérdida de sangre (por ejemplo, por períodos menstruales abundantes o úlceras estomacales).
•    Dieta deficiente.
•    Embarazo.
•    Problemas con la médula ósea, como el linfoma, la leucemia o el mieloma múltiple.
•    Problemas con el sistema inmunitario que causa destrucción de células sanguíneas (anemia hemolítica).
•    Cirugía del estómago o los intestinos que reduce la absorción del hierro, la vitamina B12 o el ácido fólico.
•    Muy poca hormona tiroidea (tiroides hipoactiva o hipotiroidismo).
•    Deficiencia de testosterona.

Diagnóstico

Es fácil diagnosticar un estado de anemia, pero la labor médica debe orientarse a caracterizarla, para así establecer su causa (etiología). Para ello se deben estudiar a fondo las características de los glóbulos rojos, de los reticulocitos, leucocitos y plaquetas que circulan en la sangre mediante un hemograma o citometría hemática, verificando el hematocrito, y las características de las series hematopoyéticas mediante un mielograma. Generalmente salen moretones en la cadera, también conocida como peltre.

Tratamiento

El tratamiento médico de la anemia es muy variable y depende de la causa y la gravedad de la anemia. Si la anemia es leve y se asocia con ningún síntoma o síntomas mínimos, una investigación exhaustiva por un médico especialista se llevará a cabo en el ámbito ambulatorio (consultorio médico).
También se puede sobrellevar la anemia con remedios caseros recetados por el doctor. Si por cualquier causa se encuentra un síntoma de mayor atención entonces un tratamiento adecuado se pondrá en marcha.
Por ejemplo, si la anemia es leve y se encuentra relacionada con niveles muy bajos de hierro, a continuación, se administrarán los suplementos de hierro correspondientes puede administrarse al mismo tiempo una mayor investigación para determinar la causa de la deficiencia de hierro se lleva a cabo.
Por otro lado, si la anemia se relaciona con la pérdida de sangre repentina de una herida o de una úlcera de estómago donde se produzca rápidamente el sangrado, a continuación se realizará una hospitalización y transfusión de glóbulos rojos, este procedimiento es necesario para aliviar los síntomas y reemplazar la sangre perdida. Nuevas medidas para controlar el sangrado pueden efectuarse al mismo tiempo para detener la pérdida de sangre.
La transfusión de sangre puede ser necesaria en otras circunstancias menos críticas también. Por ejemplo, un individuo que está recibiendo quimioterapia para un cáncer puede ser previsto por el médico respectivo al tener problemas de médula ósea relacionada con la quimioterapia.
Por lo tanto, el médico puede comprobar síntomas de la anemia y los recuentos sanguíneos de rutina, y si los niveles de llegar a un nivel lo suficientemente bajo, él o ella puede ordenar una transfusión de glóbulos rojos para ayudar con los síntomas de la anemia.

Tratamiento natural

Infusión de ortigas, anís verde y pieles de manzana.
Comer berros, alcachofas, manzanas.
Tomar diariamente licuados en ayunas, por la mañana, de una remolacha roja cruda con media manzana, medio limón, una zanahoria y una cucharada sopera de levadura seca de cerveza.

Prevención:

•    Seguir una dieta rica en vegetales verdes y sus zumos.
•    Comer alimentos ricos en hierro como las judías, melaza de caña, orejones de albaricoque, pasas, almendras y marisco. La vitamina C potencia la absorción del hierro.
•    No comer hígado pues es el órgano donde se almacenan las toxinas.
•    Evitar el té pues contiene taninos que pueden reducir la absorción de hierro hasta un 50 % si se toma en las comidas.
•    Tomar la vitamina B12 siempre junto con ácido fólico. El ácido fólico se encuentra en judías de careta, germen de trigo, carne magra, salvado, espárragos, lentejas, nueces, espinacas y berza. La vitamina B12 se encuentra en alga spirulina, almejas. ostras, sardinas, yemas de huevo, truchas, salmón, bonito y carne magra.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Apoplejía o Derrame cerebral

Apoplejía o Derrame cerebral

Apoplejía o derrame cerebralUna apoplejía (comúnmente conocida como “derrame cerebral” o “ataque cerebral”) ocurre cuando uno de los vasos sanguíneos que lleva el oxígeno al cerebro se tapa o revientan.
Cuando esto sucede, las células nerviosas de la parte afectada del cerebro no pueden funcionar. Es por ello que la apoplejía afecta a diferentes personas de diferentes maneras, algunas veces causando problemas en el habla, por ejemplo, algunas veces problemas en el movimiento, en la memoria o a veces  varios de estos problemas a la vez.

Tipos de apoplejía

Derrame isquémico: Ocasionado por una obstrucción arterial, es responsable de alrededor del 85% de los derrames cerebrales. Pese a la evaluación exhaustiva de cada caso, aún se desconoce la etiología de muchos derrames de este tipo. Por fortuna, los tratamientos preventivos son eficaces para todo tipo de derrame isquémico. Los subtipos más comunes son los siguientes:

  • Trombótico: Se forma un trombo  coágulo de sangre en una arteria del cuello o del cerebro, posiblemente debido a una acumulación en arterias de materias grasas llamadas placas.
  • Embólico: Se produce una obstrucción a causa de coágulos sanguíneos que se forman en otras partes del cuerpo (generalmente en el corazón) y se desplazan hacia el cerebro. El problema suele originarse cuando las dos cámaras superiores del corazón (aurículas) laten a un ritmo anormal (fibrilación auricular), lo cual puede ocasionar que se formen coágulos.

Derrame hemorrágico: Este tipo de derrame cerebral se produce por la ruptura de una arteria en el cerebro o en su superficie. Dichas rupturas pueden ser causadas por un aneurisma (presencia de una zona delgada o débil en una pared arterial) o por una malformación del sistema vascular del cerebro. Las hemorragias pueden ocurrir en el cerebro propiamente dicho, o bien en el espacio existente entre éste y su capa protectora externa. Alrededor del 15% de los derrames cerebrales son causados por hemorragias.
Accidente isquémico transitorio (TIA, por sus siglas en inglés): Los TIA, con frecuencia llamados “mini derrames”, son en realidad breves episodios (suelen durar unos pocos minutos) de síntomas similares a los de un derrame cerebral. Su causa es una disminución temporaria de la irrigación sanguínea en una parte del cerebro, y no dejan secuelas duraderas evidentes. No obstante, los TIA se consideran una advertencia de que existe un mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral, de modo que deben ser evaluados de inmediato por un médico.

Causas

A como se dijo anteriormente, la mayoría de los casos de apoplejías se debe a una obstrucción arterial producida por una trombosis o embolismo. La trombosis implica la formación progresiva de sustancias grasas, o placa aterosclerótica, en el interior de una o más de las cuatro arterias principales que irrigan el cerebro. Según se produce el estrechamiento de estas arterias el paciente experimenta a menudo episodios recidivantes de parálisis transitoria, de un brazo o de una pierna, o de un lado de la cara, o presenta alteraciones en el lenguaje, visión, u otras funciones motoras. En esta fase, los depósitos endoteliales en las arterias cerebrales pueden tratarse mediante cirugía, incluyendo cirugía con láser y bypass de la obstrucción mediante microcirugía. También se utilizan fármacos anticoagulantes, cambios en la dieta, e incluso dosis diarias de aspirina. La trombosis se origina cuando una arteria se ha ocluido dando lugar a una lesión cerebral permanente.

Los embolismos se producen cuando una arteria se ve bloqueada de forma brusca por un material que procede de otra parte del torrente sanguíneo. Estas masas sólidas, o émbolos, tienen su origen en los coágulos formados en enfermedades o alteraciones del funcionamiento del corazón, aunque también pueden proceder de fragmentos de placas ateroscleróticas o incluso de burbujas de aire. El tratamiento es sobre todo preventivo, y consiste en el control de la dieta, y si es posible, el empleo de anticoagulantes.

La hemorragia de los vasos cerebrales es una causa menos frecuente de apoplejía, y suele asentar en zonas donde aparecen aneurismas (dilatación de la pared de un vaso) en los lugares de bifurcación de las grandes arterias de la superficie cerebral. La ruptura de los aneurismas produce lesión cerebral debida a la infiltración de los tejidos cerebrales por sangre o a la reducción del aporte sanguíneo a la zona del cerebro más allá del punto de ruptura del vaso.

Diagnóstico

Cuando la persona esté experimentando los síntomas de una apoplejía, se debe hacer un diagnóstico de emergencia lo más pronto posible. El tiempo es crucial para prevenir daño adicional a su cerebro y revertir el daño que ya está hecho. Por esta razón, se deberé acudir a una sala de emergencias lo más rápido posible.
Después de la revisión inicial de sus síntomas e historial médico, una exanimación física se enfocará en identificar el área de su cerebro que está siendo dañada. Su condición se estabilizará con respecto a su presión arterial y cualquier otro problema médico que pudiera tener. Se empezará una línea intravenosa (IV); se recolectarán exámenes de sangre y de orina; y es muy probable que  se someta a una exanimación de su cabeza mediante imagen computarizada; ya sea una  imagen de resonancia magnética (MRI) o una  tomografía computarizada (CT) .

Factores de riesgo

Factores de riesgo que pueden provocar apoplejía como son:
•    Hipertensión arterial.
•    Diabetes.
•    Sedentarismo.
•    Varices.
•    Colesterol.
•    Tabaquismo.
•    Algunas medicaciones (consultar al médico o farmacéutico)
Estos factores de riesgo son los que tienen que ver con que la densidad de la sangre sea más espesa (más posibilidades de trombo) o haya más fragilidad capilar (riesgo de hemorragia).

Prevención

Los expertos médicos están avanzando poco a poco  pero determinadamente en el campo de la prevención de la apoplejía Aunque el número total de muertes por apoplejía continúa elevándose, su índice de mortalidad (muertes por cada 100,000 personas) ha caído por aproximadamente 12.3%. Este éxito parcial se puede atribuir a estilos de vida más sanos y la asistencia médica mejorada. Aquí está un resumen de los progresos recientes que están ayudando a prevenir apoplejías en aquellos que están en mayor riesgo. Los expertos médicos están avanzando tranquila pero determinadamente en el campo de la prevención de la apoplejía Aunque el número total de muertes por apoplejía continúa elevándose, su índice de mortalidad (muertes por cada 100,000 personas) ha caído por aproximadamente 12.3%. Este éxito parcial se puede atribuir a estilos de vida más sanos y la asistencia médica mejorada. Aquí está un resumen de los progresos recientes que están ayudando a prevenir apoplejías en aquellos que están en mayor riesgo.

Tratamiento

Una de las razones por las que es imperioso evaluar cualquier señal de alerta de un derrame cerebral es que los investigadores han descubierto que el daño cerebral que ocasiona puede extenderse más allá de la región afectada y empeorar durante las primeras 24 horas. Si la situación así lo requiere, el personal médico hará lo posible por limitar o prevenir este daño secundario administrándole al paciente medicamentos específicos en las primeras horas posteriores al derrame.
Cuando una persona tiene un derrame cerebral, es preciso hospitalizarla para determinar la causa y el tipo de derrame sufrido, tratarlo y prevenir posibles complicaciones. Es posible que, además de administrarle medicamentos, haya que operar al paciente.
Una vez que el sobreviviente de un derrame cerebral se encuentra estable y el avance de las deficiencias neurológicas se detiene, comienza el proceso de rehabilitación.
La rehabilitación no es una cura, sino que apunta a minimizar el daño permanente y a mejorar la adaptación del paciente. Puede requerir que éste tenga que volver a capacitarse, de manera intensiva, en lo que respecta a la movilidad, el equilibrio, la percepción espacial y corporal, el control de esfínteres, el lenguaje y los nuevos métodos de adaptación psicológica y emocional. Los programas de rehabilitación para personas que sufrieron derrames cerebrales exigen los esfuerzos coordinados de muchos profesionales de la salud.
Alrededor del 80% de los sobrevivientes de derrames cerebrales padecen deficiencias físicas, perceptivas y de lenguaje que se pueden mejorar mediante rehabilitación. En ocasiones, la gente no recibe la atención necesaria porque no se la deriva a los servicios adecuados o porque los seguros de salud no cubren los costos. Es posible que usted deba hacer muchas preguntas y actuar en forma decidida para conseguir la ayuda necesaria. La persona que da de alta a los pacientes en el hospital debe ayudar a derivarlos a centros de rehabilitación. También puede ser necesaria la participación de asistentes sociales en la planificación especial para los cuidados a largo plazo y las derivaciones a centros comunitarios.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Dermatitis seborreica o Caspa

Dermatitis seborreica

caspaLa dermatitis seborreica es una condición común que hace que la piel se vea grasosa y escamosa. Por lo general, afecta el cuero cabelludo. En adolescentes y adultos, la dermatitis seborreica que comúnmente se llama “caspa”. En los bebés, que se conoce como “costra láctea”. La dermatitis seborreica también puede afectar la piel de otras partes del cuerpo, tales como la cara y el pecho, y los pliegues de los brazos, las piernas y la ingle,  en las pestañas o en otras áreas cubiertas por pelo.
La caspa  es la formación excesiva de hojuelas o costras de piel muerta formada en el cuero cabelludo. A pesar de que es normal que las células de piel se corran y formen hojuelas, algunas personas, ya sea crónicamente o como resultado de ciertas dolencias, experimentan una cantidad anormal de éstas, lo cual suele ser acompañado de enrojecimiento e irritación. La mayoría de las causas pueden ser tratadas con un champú especializado o con remedios caseros comunes.
La dermatitis seborreica es común en los bebés menores de 3 meses de edad y en adultos entre 30 años y 60 años de edad. En los adultos, es más probable que afecten a los hombres que en mujeres.

Tipos de caspa:

1.    La pitiriasis seca o caspa seca, muy frecuente, y que consiste en una descamación con escamas blanquecinas, secas y finas, que se desprenden fácilmente o por rascado y que no produce prurito ni signos inflamatorios.
2.    La pitiriasis esteatoide o caspa grasa, que presenta escamas englobadas con sebo; son mayores, más espesas, oleosas, amarillentas y pegajosas, más adheridas al cuero cabelludo y a los cabellos. Se asocia a la seborrea y se localiza preferentemente en áreas seborreicas de la cabeza, como son la zona frontal o la zona de la nuca.

Causa de  la dermatitis

Los médicos no saben la causa exacta de la dermatitis seborreica. La causa puede ser diferente en niños y adultos. La dermatitis seborreica puede ser hereditaria. La condición parece estar relacionada con las hormonas, debido a que el trastorno aparece en la infancia y desaparece antes de la pubertad. O la causa puede ser un hongo llamado Malassezia. Este organismo normalmente está presente en la piel en pequeñas cantidades, pero a veces su número aumenta, resultando en problemas de la piel.

La dermatitis seborreica también se ha asociado con trastornos neurológicos como la enfermedad de Parkinson y la epilepsia. La razón de esta relación no se conoce.

Tratamiento de la dermatitis seborreica

El tratamiento de la dermatitis seborreica depende de su localización en el cuerpo. El tratamiento también depende de su edad.

La dermatitis seborreica del cuero cabelludo (caspa) en adultos y adolescentes. La caspa usualmente se trata con un champú que contiene ácido salicílico (algunos nombres de marca: Scalpicin, X-Seb), sulfuro de selenio (nombres de marca: Exsel, Selsun Azul) o piritionato de zinc (algunos nombres de marca: DHS Zinc, Head & Shoulders). Estos champuses se pueden usar dos veces a la semana. Champús que contengan alquitrán de hulla (algunos nombres de marca: DHS Tar, Neutrogena T / Gel, Polytar) se puede utilizar 3 veces por semana. Si usted tiene caspa, puede comenzar usando uno de estos champuses diariamente hasta que su caspa esté controlada y luego usarlo dos o tres veces a la semana.

Cuando usted use un champú anticaspa, frótese el champú en el cabello cuidadosamente y déjelo permanecer en su cabello y el cuero cabelludo por lo menos 5 minutos antes de enjuagar. Esto le dará tiempo para trabajar.

Si el champú por sí solo no ayuda, su médico le podría indicar el uso de una crema de esteroides recetados una vez o dos veces al día, además del champú.

La dermatitis seborreica de los pliegues en adolescentes y adultos. Las lociones esteroideas pueden usarse en adolescentes y adultos.

La dermatitis seborreica del cuero cabelludo (costra láctea) en los bebés. La dermatitis seborreica en el cuero cabelludo en los bebés se trata con productos que no son tan fuertes como los que se utilizan en los adultos. Usted podría comenzar con un champú para bebé suave y no medicado. Cepillar el cuero cabelludo de su bebé con un cepillo suave, como un cepillo de dientes, puede ayudar a aflojar las escamas o la descamación. Pero tenga cuidado al masajear o cepillar el cuero cabelludo de su bebé – una ruptura en la piel le hace susceptible a la infección. Si un champú no medicado no le sirve, hable con su médico para cambiar a un champú que contiene alquitrán. O el médico puede recomendar un champú con prescripción que contenga ketoconazol al 2% (nombre de marca: Nizoral).

La dermatitis seborreica de los pliegues en los bebés. Lociones esteroideas suaves o cremas pueden usarse para tratar la dermatitis seborreica en los pliegues de la piel de los bebés.

Consejos:

•    Se recomiendan los lavados frecuentes con champús específicos, en dos tiempos, realizando masajes suaves que ayudan a despegar la caspa.
•    Deben alternarse con champús suaves.
•    Se aconseja el secado con secador con aire templado.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Los abscesos

Los abscesos

Absceso cutáneo
Absceso cutáneo

Un absceso es una bolsa de pus. Usted puede obtener un absceso en casi cualquier lugar de tu cuerpo. Cuando una zona se infecta, el sistema inmunológico de su cuerpo trata de combatirlo. Las células blancas de la sangre van  a la zona infectada, se acumulan dentro del tejido dañado y causan inflamación. Durante este proceso, se forma pus. El pus es la acumulación de líquido, vivos y muertos de  células blancas de la sangre, el tejido muerto y las bacterias u otras sustancias extrañas.
Las bacterias, virus, parásitos pueden provocar abscesos. Los abscesos cutáneos son fáciles de detectar. Ellos son de color rojo  y son dolorosas. Los abscesos en el interior de su cuerpo pueden no ser evidentes y puede dañar los órganos, incluyendo el cerebro, los pulmones y otros. Los tratamientos incluyen antibióticos y drenaje.

Drenaje percutáneo de abscesos

En general, las personas que tienen un absceso  experimenta fiebre, escalofríos y dolor en la ubicación aproximada de la zona. Si un paciente tiene estos síntomas, se debe someter a una prueba de  rayos-x  (por lo general un TC) o un examen de  ultrasonido, para ayudar a hacer el diagnóstico correcto. Una vez que el diagnóstico de un absceso se ha hecho, se realiza una evaluación por su médico y un radiólogo de intervención para decidir qué tratamiento es el adecuado. Como siempre que se considere segura de drenaje, absceso percutánea, una terapia mínimamente invasiva, se puede utilizar para ayudar al tratamiento de abscesos.
En el drenaje del absceso percutánea, los médicos utilizan la orientación de imágenes para colocar una aguja fina para extirpar o drenar el líquido infectado (absceso) de un área del cuerpo como el pecho, el abdomen o la pelvis.
Durante el procedimiento, un radiólogo intervencionista coloca una aguja fina en la orientación de imágenes utilizando el líquido como la tomografía computarizada (TC). Por lo general, un tubo de drenaje se deja en su lugar para drenar el pus. En ocasiones, los abscesos que no se pueden tratar de manera segura por el drenaje percutáneo puede requerir drenaje quirúrgico más amplio en el quirófano.

Algunos de los usos comunes del procedimiento

El drenaje de absceso percutáneo es generalmente utilizado para extraer el líquido infectado del cuerpo, más comúnmente en el abdomen y la pelvis. El absceso puede ser el resultado de una cirugía reciente o secundaria a una infección como la apendicitis. Con menos frecuencia, drenaje de abscesos percutánea puede aparecer en el pecho o en otras partes del cuerpo.
Usted debe informar a su médico de todos los medicamentos que está tomando, incluyendo suplementos herbarios, y si tiene alguna alergia, especialmente a anestésico local,  medicamentos, anestesia general o materiales de contraste (También conocido como “tinte” o “tintes de rayos X”). Su médico puede aconsejarle que deje de tomar aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) o un diluyente de la sangre durante un período determinado de tiempo antes del procedimiento.
Las mujeres siempre deben informar a su médico y de rayos X tecnólogo si hay alguna posibilidad de que esté embarazada. Muchos exámenes por imágenes no se realizan durante el embarazo para no exponer al  feto a la radiación. Si la radiografía es necesaria, se tomarán precauciones para minimizar la exposición de radiación para el bebé. Usted puede recibir instrucciones de no comer ni beber nada durante varias horas antes del procedimiento.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

Guiada por imagen, los procedimientos mínimamente invasivos, tales como drenaje de abscesos percutánea se realiza con más frecuencia por un radiólogo de intervención especialmente capacitado en un radiología intervencionista suite o bajo la guía de la TC en un área separada de la sala de radiología.
Estará conectado a monitores que controlan el ritmo cardíaco, presión arterial y el pulso durante el procedimiento.
Su médico adormecerá el área con un anestésico local.
El área del cuerpo donde el catéter se va a insertar se afeitó, se esteriliza y se cubre con un paño quirúrgico.
Uso de guía por imagen, un catéter (Un tubo largo, delgado, hueco de plástico) se inserta a través de la piel y manipulado en el sitio del absceso para permitir el drenaje del líquido infectado.
La línea intravenosa se eliminará.
Este procedimiento usualmente se completa en 20 minutos a una hora.
Si es necesario, el catéter puede estar conectado a una bolsa de drenaje exterior de su cuerpo. El tubo se mantendrá en vigor hasta que el líquido ha dejado de drenaje y que la infección ha desaparecido. Puede tomar varios días para drenar el absceso.

Durante y después del procedimiento

Los dispositivos para controlar su ritmo cardíaco y la presión arterial se adjuntará a su cuerpo.
Usted sentirá un pinchazo leve cuando se inserta la aguja en la vena para la línea intravenosa (IV) y cuando el se inyecta anestesia local.
Si el caso se hace con sedación, la vía intravenosa (IV) sedante le hará sentirse relajado y soñoliento. Usted puede o no puede permanecer despierto, dependiendo de la intensidad del sedante.
Usted puede sentir una ligera presión cuando se inserta el catéter, pero no dolor intenso.
Usted permanecerá en la sala de recuperación hasta que esté completamente despierto y listo para ser trasladado a su cama de hospital.
En general, los pacientes que se someten a drenaje del absceso percutánea se mantendrá hospitalizado durante unos días. Además el seguimiento se realiza habitualmente en régimen ambulatorio y usted será visto por el radiólogo intervencionista, a intervalos regulares para garantizar que el proceso de curación está avanzando según lo planeado. Una vez que se han recuperado y el radiólogo intervencionista está convencido de que la curación sea completa, el catéter será retirado.

Beneficios y  riesgos

Beneficios

•    No se necesita incisión quirúrgica sólo una pequeña incisión en la piel que no tiene por qué ser sutura.
•    El procedimiento es mínimamente invasivo y el período de recuperación es generalmente más rápido que tras el drenaje quirúrgico abierto.

Riesgos

•    Cualquier procedimiento en el que se penetra la piel conlleva un riesgo de infección. La probabilidad de infección que requiere tratamiento antibiótico parece ser menos de uno de cada 1.000.
•    Existe un riesgo muy leve de una reacción alérgica si material de contraste se inyecta.
•    En muy raras ocasiones, un órgano adyacente puede ser dañado por drenaje del absceso percutánea.
•    En ocasiones se puede producir hemorragia. Esto normalmente se puede tratar con técnicas mínimamente invasivas, en caso necesario.
•    El catéter colocado en el momento de drenaje del absceso percutánea se puede bloquear o desplazar y requiere la manipulación o el cambio de la sonda. Además, una acumulación de líquido muy grande o complejo puede requerir más de un drenaje de abscesos.
Costos examen de los: Los costes de las pruebas específicas de tratamiento de imágenes médicas y los tratamientos varían mucho según las regiones geográficas. Muchos procedimientos, pero no todas las imágenes,  están cubiertos por el seguro. Discuta los honorarios asociados con su procedimiento de imágenes médicas con su médico y / o el personal de la institución médica para obtener una mejor comprensión de las porciones cubiertas por el seguro y los posibles cargos que se incurran.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)