Archivo de la etiqueta: cancer

Cáncer de tiroide

Cáncer de tiroide

El cáncer de tiroides se forma en las células de la glándula tiroides. Es una pequeña glándula con forma de mariposa, situada en la parte frontal del cuello, debajo de la caja de voz (laringe). Se divide en dos partes llamadas lóbulos a cada lado de la tráquea. Los lóbulos están conectados entre sí por una delgada pieza de tejido llamado istmo. En principio, es imposible distinguir o palpar a través de la piel.
La tiroides es responsable de producir las hormonas que ayudan al funcionamiento normal del cuerpo.
La tiroxina (T4) y triyodotironina (T3) son hormonas que ayudan a regular aspectos como la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la temperatura corporal y el peso. Para hacer que las hormonas T3 y T4, funcionen, la tiroides necesita yodo, que se encuentra en los alimentos y el agua. La calcitonina ayuda a controlar la concentración de calcio y fosfato en la sangre.
Hay cuatro tipos principales de cáncer de tiroides. Cada uno muestra un aspecto diferente, se comportan y se tratan de manera diferentes.

  • El carcinoma papilar es el tipo más común de cáncer de tiroides. Se desarrolla lentamente.
  • El carcinoma folicular su desarrollo también es lento, aunque más rápido que el carcinoma papilar.
  • Carcinoma medular de la tiroides es un tipo raro de cáncer de tiroides que está cambiando más rápido que los carcinomas papilares o foliculares.
  • Cáncer anaplásico de la tiroides es un tipo raro de cáncer de tiroides. Tiende a crecer y propagarse con gran rapidez.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la mayoría de los tipos de cáncer de tiroides. Pero las investigaciones han avanzado mucho en el conocimiento de cómo ciertos cambios en el ADN de una persona pueden hacer que las células de la glándula tiroides se tornen cancerosas. El ADN es el químico de cada una de nuestras células que conforma nuestros genes (las instrucciones sobre cómo funcionan nuestras células). Por lo general, nos asemejamos a nuestros padres porque de ellos proviene nuestro ADN. Sin embargo, el ADN afecta algo más que nuestra apariencia. También puede influir nuestro riesgo de padecer ciertas enfermedades, como lo son algunos tipos de cáncer.

Síntomas

Si tiene un pequeño nódulo en la base del cuello, si su voz ha cambiado por varias semanas o si tiene un ganglio linfático en el cuello, consulte a su médico para que le dirija a un centro especializado para los exámenes.
En muchos casos, el cáncer de tiroides es clínicamente latente (no muestra ningún signo). A menudo se descubre durante los exámenes realizados por otras razones, como la ecografía cervical, la ecografía Doppler o tomografía computarizada.

Diagnóstico

Para hacer el diagnóstico de cáncer de tiroides , se realizan varias pruebas:

  • Un ultrasonido : permite especificar el tamaño del nódulo para determinar la naturaleza de estado sólido, líquido o mixto.
  • Una punción : Si el fluido de nódulo o quiste, la punción permite la compresión y examinar el líquido.
  •  Un escáner : mediante la inyección de yodo radiactivo, se estudia su fijación por el nódulo. Si la fijación es baja, es un nódulo “frío”. Si, en cambio, el entorno es importante, entonces es un nódulo “caliente”.

Cualquier nódulo sospechoso, que resulte ser sólido en la ecografía y la gammagrafía frío puede ser un cáncer, sino un nódulo benigno.
Es bajo el microscopio (o histología) que  se diagnóstica , y si se trata de un cáncer, es necesario especificar el tipo. Para ello, se  efectúa  un pinchazo de  aguja fina en el nódulo. Es una prueba indolora que se realiza en la consulta.
El pronóstico del cáncer de tiroides es generalmente bueno .
En la presencia de cáncer localizado, bien diferenciado, en un joven, la curación se obtiene a menudo, pero el monitoreo regular que debe mantenerse durante la vida.
En el caso del tamaño del tumor, pobremente diferenciado, que se producen en las personas mayores, existe el riesgo de progresión después del tratamiento inicial . El tratamiento de las recaídas o metástasis proporciona resultados favorables en muchos casos.

Tratamiento

Tratamiento de prioridad es la cirugía: se trata de la eliminación de toda la tiroides (tiroidectomía total), con o sin linfadenectomía (extirpación de los ganglios linfáticos alrededor de la tiroides).
En el caso de la extensión local o metástasis, se realizarán pruebas para ver si las células tumorales  unen yodo, y en este caso se administra de yodo radiactivo (yodo-131). Este tratamiento se usa para destruir las células tiroideas restantes.
La terapia de reemplazo de por vida por la hormona de la tiroides, tiroxina , puede compensar la falta de tiroides.
El uso de la radioterapia y la quimioterapia no es frecuente,  están indicados en casos excepcionales.

Prevención

La mayoría de los cánceres de tiroides son de causa desconocida, que no es posible  prevenir su aparición.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Neuroblastoma

Neuroblastoma

El neuroblastoma es un cáncer que se desarrolla a partir de células nerviosas que se encuentran en varias zonas del cuerpo. Neuroblastoma más comúnmente surge en y alrededor de las glándulas suprarrenales, que tienen orígenes similares a las células nerviosas y se sientan encima de los riñones. Sin embargo, el neuroblastoma puede presentarse también en otras áreas del abdomen y en el pecho, cuello y pelvis, donde los grupos de células nerviosas existen.
El neuroblastoma afecta más comúnmente a niños de 5 años o menos, a pesar de que rara vez puede ocurrir en niños mayores.
Algunas formas de neuroblastoma desaparecen por sí solos, mientras que otros pueden requerir múltiples tratamientos. Las opciones de tratamiento del neuroblastoma dependerán de varios factores.

Causas

No está claro qué causa la mutación genética inicial que conduce al neuroblastoma. Sin embargo, como el neuroblastoma suele afectar a niños muy pequeños, los investigadores creen que la mutación se produce durante el embarazo o poco después del nacimiento.
En general, el cáncer comienza con una mutación genética que permite a las células normales y sanas seguir creciendo sin responder a las señales de parar, como células normales. Las células cancerosas crecen y se multiplican sin control. Las células que se acumulan anormales forman una masa (tumor). Las células cancerosas pueden invadir los tejidos cercanos y pueden desprenderse de un tumor inicial diseminado a otras partes del cuerpo (metástasis).

Diagnóstico

Las pruebas y los procedimientos utilizados para diagnosticar el neuroblastoma incluyen:

  • Examen físico. Se debe realizar un examen físico para revisar todos los signos y síntomas. El médico le hará preguntas acerca de los hábitos y comportamientos del paciente.
  • Análisis de orina y sangre en los niños. Estos pueden indicar la causa de todos los signos y síntomas que su hijo está experimentando. Los análisis de orina se pueden utilizar para revisar los niveles de ciertas sustancias químicas que se derivan de las células de neuroblastoma y producen catecolaminas.
  • Pruebas de imagen. Pueden revelar una masa que puede indicar un tumor. Las pruebas de imagen pueden incluir rayos X, ultrasonido, tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (RM), entre otros.
  • Extracción de muestra de tejido para su análisis. Si se encuentra una masa, el médico puede solicitar muestra del tejido para pruebas de laboratorio (biopsia) que puede revelar qué tipos de células están implicadas en las características genéticas del tumor y específicas de las células cancerosas. Esta información ayuda al médico a elaborar un plan de tratamiento individualizado.
  • Extracción de muestra de médula ósea para su análisis. También puede someterse a una biopsia de médula ósea y procedimientos de aspiración de médula ósea para ver si el neuroblastoma se ha propagado a la médula ósea. 
  • Puesta en escena.  Una vez que se diagnostica el neuroblastoma, el médico puede solicitar la realización de pruebas para determinar la extensión del cáncer y si se ha propagado a órganos distantes – un proceso llamado estadificación. Las pruebas de imagen para el cáncer en etapa, puede incluir radiografías, gammagrafías óseas y computarizadas, y resonancias magnéticas, entre otros.

Utilizando la información de los procedimientos, el médico asigna una etapa a la neuroblastoma. Estadios del neuroblastoma incluyen:

Etapa I. El neuroblastoma en esta etapa es localizada, lo que significa que está limitado a una zona y puede ser eliminado completamente con la cirugía. Los ganglios linfáticos relacionados con el tumor puede tener signos de cáncer, pero otros nodos linfáticos no tienen cáncer.

Estadio IIA. Está localizado, pero no puede ser tan fácilmente eliminado mediante cirugía.

Etapa IIB. En esta etapa es localizado. Puede o no ser eliminado fácilmente a través de la cirugía. Tanto los ganglios linfáticos conectados al tumor y los ganglios linfáticos cercanos contienen células cancerosas.

Etapa III. El Neuroblastoma en esta etapa se considera avanzado, y no es posible eliminar el tumor por medio de cirugía. El tumor puede ser de un tamaño más grande en esta etapa. Los ganglios linfáticos pueden o no contener células cancerosas.

Etapa IV. El Neuroblastoma en esta etapa se considera avanzado y se ha diseminado (metástasis) a otras partes del cuerpo.

Etapa IVS. Esta etapa es una categoría especial de neuroblastoma que no se comporta como otras formas de neuroblastoma, aunque no está claro por qué. El Neuroblastoma Etapa IVS se aplica sólo a los niños menores de 1 año de edad. Etapa IVS indica que el neuroblastoma se ha diseminado a otras partes del cuerpo – por lo general hueso, piel, hígado o a la médula. A pesar de la extensión del neuroblastoma, los bebés con esta etapa tienen una buena posibilidad de recuperación. Neuroblastoma en esta etapa a veces desaparece por su cuenta y a menudo no requiere ningún tratamiento.

Síntomas

Los signos y síntomas del neuroblastoma varían dependiendo de qué parte del cuerpo se ve afectado.
Neuroblastoma en el abdomen – la forma más común – puede causar signos y síntomas tales como:

  • Dolor abdominal
  • Una masa debajo de la piel que no es sensible al tacto
  • Cambios en los hábitos intestinales, como diarrea
  • Hinchazón en las piernas

El Neuroblastoma en el pecho puede causar signos y síntomas tales como:

  • Sibilancias
  • Dolor de pecho
  • Cambios en los ojos, incluyendo los párpados caídos y el tamaño desigual de las pupilas

Otros síntomas que pueden indicar neuroblastoma incluyen:

  • Los tumores de tejido debajo de la piel
  • Globos oculares que parecen sobresalir de los conectores hembra (proptosis)
  • Las ojeras
  • Dolor de espalda
  • Fiebre
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Dolor en los huesos

Póngase en contacto con el médico si el niño tiene signos o síntomas que le preocupan. Mencione cualquier cambio en el comportamiento de su hijo o hábitos.

Tratamiento

El médico puede elegir un plan de tratamiento basado en varios factores que afectan el pronóstico de su hijo. Los factores incluyen la edad del niño, el estadio del cáncer, el tipo de células implicadas en el cáncer y si hay anormalidades en los cromosomas y genes. Con esta información, el médico clasifica el cáncer de bajo riesgo, riesgo intermedio o alto riesgo. El tratamiento o combinación de tratamientos a recibir dependerá de la categoría del riesgo.

Cirugía
Los cirujanos utilizan bisturíes y otros instrumentos quirúrgicos para eliminar las células cancerosas. En los niños con neuroblastoma de riesgo bajo, la cirugía para extirpar el tumor puede ser el único tratamiento necesario. Si el tumor se puede extirpar por completo depende de su ubicación y su tamaño. Los tumores que se adjuntan cerca de órganos vitales – tales como los pulmones o la médula espinal – puede ser demasiado arriesgado quitarlos. En el neuroblastoma de riesgo intermedio y alto riesgo, los cirujanos pueden tratar de eliminar la mayor cantidad de tumor posible. Otros tratamientos, como la quimioterapia y la radiación, se pueden utilizar para matar las células cancerosas restantes.

Quimioterapia
La quimioterapia utiliza productos químicos para destruir las células cancerosas. Se dirige a las células que crecen rápidamente en el cuerpo, incluyendo las células cancerosas. Desafortunadamente, la quimioterapia también daña las células sanas que crecen rápidamente, como las células en los folículos del pelo y en el sistema gastrointestinal, que puede provocar efectos secundarios.
Los niños con neuroblastoma de bajo riesgo y que no se puede extirpar quirúrgicamente pueden someterse a quimioterapia. Algunas veces la quimioterapia se administra antes de la cirugía (quimioterapia neoadyuvante) para reducir el tamaño del tumor en un tamaño que es más fácil de quitar. En otros casos, la quimioterapia puede ser el único tratamiento.
Los niños con neuroblastoma de riesgo intermedio reciben a menudo una combinación de medicamentos de quimioterapia antes de la cirugía para aumentar las posibilidades de que el tumor se puede quitar.
Los niños con neuroblastoma de alto riesgo suelen recibir altas dosis de quimioterapia para reducir el tumor y matar las células cancerosas que se han diseminado en otras partes del cuerpo. La quimioterapia se utiliza generalmente antes de la cirugía y antes del trasplante de médula ósea de células madre.

Radioterapia
La radioterapia utiliza altas dosis de partículas de energía para destruir las células cancerosas. La terapia de radiación afecta principalmente la zona en la que está dirigido. Equipo de radioterapia trata de proteger las células sanas cercanas al cáncer, pero algunas células sanas pueden ser dañadas por la radiación. Los efectos secundarios de la radioterapia su hijo depende de dónde la radiación es dirigida y la cantidad de radiación administrada.
Los niños con neuroblastoma de bajo riesgo o riesgo intermedio pueden recibir radioterapia si la cirugía y la quimioterapia no han sido de gran ayuda. Los niños con neuroblastoma de alto riesgo pueden recibir radioterapia después de la quimioterapia y la cirugía, para prevenir que el cáncer reaparezca.

Trasplante de células madre
Los niños con neuroblastoma de alto riesgo pueden recibir un trasplante utilizando sus propias células madre de la sangre (trasplante autólogo de células madre). La médula ósea produce células madre, que maduran y se convierten en los glóbulos rojos y blancos y las plaquetas que forman la sangre.El paciente se somete a un procedimiento que recopila filtros y células madre de su sangre; seguidamente, dosis altas de quimioterapia se utilizan para eliminar cualquier célula cancerosa que haya quedado en el cuerpo. Las células madre se inyectan en el cuerpo, donde pueden formar nuevas células sanguíneas sanas.
A largo plazo y tardíos efectos secundarios del tratamiento del cáncer
Como más y más niños están sobreviviendo al cáncer y viviendo la edad adulta, los médicos son cada vez más conscientes del tratamiento y sus efectos secundarios a largo plazo, los médicos recomiendan a los sobrevivientes de cáncer infantil realizarse un chequeo médico regularmente. Los efectos secundarios varían dependiendo del tratamiento, pero pueden incluir alteraciones del crecimiento, problemas de tiroides, segundos cánceres y la infertilidad, que puede ser causada por medicamentos de quimioterapia. La dificultad para pensar y pensamientos conflictivos de procesamiento pueden ser a largo plazo efectos secundarios de la radiación, la radiación, especialmente del cerebro o de la irradiación corporal total.

Prevención

No hay manera de prevenir la neuroblastoma. Sin embargo, los factores genéticos parecen desempeñar un papel en su desarrollo. Las personas con antecedentes familiares de cáncer, especialmente el cáncer infantil, puede ser de mucha importancia preguntar sobre las pruebas genéticas antes de pensar en tener hijos.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

El síndrome del intestino irritable (SII, o colon espástico)

El síndrome del intestino irritable (SII, o colon espástico)

Síndrome del intestino irritable es un trastorno que se caracteriza generalmente por calambres, dolor abdominal, hinchazón, estreñimiento y diarrea. El SII causa un gran malestar y angustia, pero no de forma permanente, no daña los intestinos y no conduce a una enfermedad grave, como el cáncer. La mayoría de las personas pueden controlar sus síntomas con la dieta, el manejo del estrés, y medicamentos recetados. Para algunas personas, sin embargo, el SII puede ser incapacitante. Ellos pueden ser incapaces de trabajar, asistir a eventos sociales, o incluso viajar distancias cortas.
Hasta el 20 por ciento de la población adulta, o uno de cada cinco estadounidenses, tiene síntomas de SII, por lo que es uno de los trastornos más comunes diagnosticadas por los médicos. Es más frecuente en mujeres que en hombres y comienza antes de la edad de 35 años aproximadamente el 50 por ciento de las personas.

Causas

Los investigadores aún no han descubierto ninguna causa específica para el SII. Una teoría es que las personas que sufren de SII tienen un colon que es particularmente sensible y reactivo a ciertos alimentos y el estrés. El sistema inmunológico, que combate las infecciones, también puede estar involucrado.

  • Motilidad normal, o movimiento, no puede estar presente en el colon de una persona que tiene SII. Puede ser espasmódica o incluso puede dejar de funcionar temporalmente. Los espasmos son contracciones musculares súbitas fuertes que van y vienen.
  • El revestimiento del colon llamado epitelio, que se ve afectado por los sistemas inmunológicos y nerviosos, regula el flujo de fluidos dentro y fuera del colon. En el SII, el epitelio parece funcionar correctamente. Sin embargo, cuando el contenido en el interior del colon se mueve demasiado rápido, el colon pierde su capacidad de absorber los líquidos. El resultado es demasiado líquido en las heces. En otras personas, el movimiento en el interior del colon es demasiado lento, lo que provoca que el exceso de líquido se absorba. Como resultado, una persona desarrolla estreñimiento.
  • El colon de una persona puede responder fuertemente a estímulos tales como ciertos alimentos o el estrés que no molestarían a la mayoría de la gente.

 La investigación reciente ha reportado que la serotonina está relacionada con la normal, gastrointestinal (GI) en funcionamiento. La serotonina es un neurotransmisor, o químico, que envía mensajes de una parte del cuerpo a otra. El noventa y cinco por ciento de la serotonina en el cuerpo se encuentra en el tracto gastrointestinal y el otro 5 por ciento se encuentra en el cerebro.
Los investigadores han informado que el SII puede ser causada por una infección bacteriana en el tracto gastrointestinal. Los estudios demuestran que las personas que han tenido gastroenteritis a veces desarrollan este síndrome, también llamado post-infecciosa SII.
Los investigadores también han encontrado la enfermedad celíaca muy leve en algunas personas con síntomas similares a los del SII. Las personas con enfermedad celíaca no pueden digerir el gluten, una sustancia que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada.

Síntomas

Dolor abdominal, hinchazón y el malestar son los principales síntomas del SII. Sin embargo, los síntomas pueden variar de persona a persona. Algunas personas sufren de estreñimiento, o se sufre de malestar intestinal infrecuente. A menudo, estas personas padecen de esfuerzo y los calambres cuando se trata de tener una evacuación intestinal, se les dificulta eliminar las heces o son capaces de eliminar sólo una pequeña cantidad. Pueden defecar con moco en ella, que es un líquido que humedece y protege el sistema digestivo. Algunas personas con SII experimentan con frecuencia deposiciones líquidas. Las personas con diarrea sienten una necesidad urgente e incontrolable de tener una evacuación intestinal. Otras personas con SII alternan entre el estreñimiento y la diarrea. A veces sienten que sus síntomas desaparecen por unos meses y luego regresa, mientras que otros reportan constante empeoramiento de los síntomas con el tiempo.

Diagnóstico

Se diagnostica generalmente sobre la base de una historia clínica completa que incluya una descripción detallada de los síntomas y un examen físico.
No existe una prueba específica para el SII, a pesar de las pruebas de diagnóstico que se pueda realizar para descartar otros problemas. Estas pruebas pueden incluir exámenes de materia fecal, análisis de sangre y rayos x. Normalmente, un médico llevará a cabo una sigmoidoscopia o colonoscopia, que permite al médico observar el interior del colon mediante la inserción de un tubo pequeño y flexible con una cámara en el extremo a través del ano. Si los resultados son negativos, el médico puede diagnosticar el SII sobre la base de los síntomas, incluyendo la frecuencia con que una persona ha tenido dolor o malestar abdominal durante el año anterior, cuando el dolor se inicia y se detiene en relación con la función intestinal y cómo la frecuencia intestinal y consistencia de las heces han cambiado.

Tratamiento

Desafortunadamente, muchas personas sufren de SII por un largo tiempo antes de buscar tratamiento médico. Hasta el 70 por ciento de las personas que sufren de SII no están recibiendo la atención médica para sus síntomas. No se ha encontrado cura para el SII, pero hay muchas opciones disponibles para tratar los síntomas. El médico le recetará los mejores tratamientos para los síntomas particulares de una persona y animar a la persona para manejar el estrés y hacer cambios en la dieta.
Los medicamentos son una parte importante del alivio de los síntomas. El médico puede sugerir suplementos de fibra o laxantes para el estreñimiento o medicamentos para disminuir la diarrea, como el difenoxilato y la atropina (Lomotil) o loperamida (Imodium). Un antiespasmódico se receta comúnmente, lo que ayuda a controlar los espasmos musculares del colon y reducir el dolor abdominal. Los antidepresivos pueden aliviar algunos síntomas. Sin embargo, ambos antiespasmódicos y los antidepresivos pueden empeorar el estreñimiento, por lo que algunos médicos también recetan medicamentos que relajan los músculos en la vejiga y los intestinos, como la belladona combinaciones de alcaloides y fenobarbital (Donnatal) y clordiazepóxido y bromuro de clidinium (Librax). Estos medicamentos contienen un sedante suave, que puede ser adictivo, por lo que se debe tomar bajo la supervisión de un médico.
Un medicamento disponible específicamente para tratar el SII es el clorhidrato de alosetrón (Lotronex). Sin embargo, incluso en estos pacientes, Lotronex se debe utilizar con mucho cuidado porque puede tener efectos secundarios graves tales como estreñimiento severo o disminución del flujo sanguíneo hacia el colon.
Con cualquier otro medicamento, incluso medicamentos sin receta como laxantes y suplementos de fibra, es importante seguir las instrucciones del médico. Algunas personas han reportado un empeoramiento de la hinchazón abdominal y gases por consumo de fibra y laxantes y puede crear hábito si se usan con demasiada frecuencia.
Los medicamentos afectan a las personas de manera diferente y no funcionan para todas las personas con SII.

Prevención

Cualquier persona puede experimentar malestar digestivo de la preocupación o la ansiedad. Pero si usted tiene el síndrome del intestino irritable, problemas relacionados con el estrés tales como dolor abdominal y diarrea tienden a ocurrir con mayor frecuencia e intensidad. Encontrar maneras de lidiar con el estrés puede ser útil en la prevención o alivio de los síntomas:

  • Consejería. En algunos casos, un psicólogo o psiquiatra puede ayudar a aprender a reducir el estrés, examinando la forma de responder a los acontecimientos y luego trabajar con usted para modificar o cambiar su respuesta.
  • La biorretroalimentación. Esta técnica de reducción del estrés ayuda a reducir la tensión muscular y disminuir la frecuencia cardíaca con la ayuda de una máquina de retroalimentación. Estás a continuación, enseñó a producir estos cambios por su cuenta. El objetivo es ayudarle a entrar en un estado relajado de modo que usted puede hacer frente más fácilmente con el estrés.
  • Ejercicios de relajación progresiva. Estos ayudarán a relajar los músculos en su cuerpo, uno por uno. Empiece por apretar los músculos de los pies y luego concentrarse en dejar que poco a poco se vaya toda la tensión. A continuación, apretar y relajar sus piernas. Continúe hasta que los músculos de su cuerpo, incluidos los de la cara y el cuero cabelludo, se relajen.
  • Respiración profunda. La mayoría de los adultos respiran de sus pechos. Sin embargo, usted puede respirar más tranquilo desde el diafragma, el músculo que separa el tórax del abdomen. Cuando se inhala, deje que su estómago se expanda. Cuando usted exhala, el abdomen, naturalmente se contrae. La respiración profunda también puede ayudar a relajar los músculos abdominales que puede conducir a la actividad intestinal más de lo normal.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Pólipos de colon

Pólipos de colon

Son crecimientos en el intestino
La mayoría de pólipos no llegan a ser cáncer .Sin embargo, algunos tumores pueden convertirse en cáncer de colon. Si un pólipo de colon es el tipo que puede convertirse en cáncer, por lo general toma muchos años para que eso suceda.
Las personas mayores de 50 años tienen más probabilidades que los jóvenes de conseguir el cáncer de colon. Los expertos recomiendan los exámenes rutinarios del cáncer de colon para los mayores de 50 años que tiene un riesgo normal de cáncer de colon. Las personas con un mayor riesgo son los afroamericanos y las personas con un fuerte historial familiar de cáncer de colon.

Causas

La causa en la mayoría de los pólipos en el colon no se conoce, pero son comunes en los adultos. La última parte de su tracto digestivo es un tubo largo muscular llamado intestino grueso. El colon constituye la mayor parte del intestino grueso. El recto y el ano constituyen el extremo del intestino grueso. La función principal del colon es absorber el agua, la sal y otros minerales del colon.

La mayoría de pólipos no son cancerosos (malignos). Sin embargo, al igual que la mayoría de los tipos de cáncer, los pólipos son el resultado de un crecimiento anormal de las células. Las células sanas crecen y se dividen de manera ordenada – un proceso que está controlado por dos grandes grupos de genes. Las mutaciones en cualquiera de estos genes pueden causar que las células continúen dividiéndose, incluso cuando las nuevas células no son necesarias. Los pólipos pueden desarrollarse en cualquier parte del intestino grueso. Pueden ser pequeñas o grandes, planas (sésiles) o en forma de hongo y adheridos a un tallo (pedunculados). En general, cuanto mayor es un pólipo, mayor será la probabilidad de cáncer.
Hay tres principales tipos de pólipos en el colon:

  1. Adenomatosos. Cerca de dos tercios de todos los pólipos entran en esta categoría. Aunque sólo un pequeño porcentaje de estos pólipos en realidad se vuelven cancerosas, casi todos los pólipos adenomatosos son malignos.
  2.  Hiperplásica. La mayoría de los pólipos que quedan son hiperplásicos. Estos pólipos son más frecuentes en la izquierda (descendente) del colon y el recto. Por lo general, menos de un cuarto de pulgada (5 milímetros) de tamaño, son muy rara vez son malignos.
  3.  Inflamatorios. Estos pólipos pueden seguir un episodio de la colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn del colon. Aunque los propios pólipos no son una amenaza significativa, con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn del colon aumenta el riesgo general de cáncer de colon.

Síntomas

Los pólipos de colon con frecuencia no causan síntomas. Puede que ni siquiera se sepa que se tiene un pólipo hasta que su médico lo encuentra durante un examen de su intestino. A veces, sin embargo, es posible que tenga signos y síntomas tales como:

  • Sangrado rectal. Se puede notar sangre roja brillante en el papel higiénico después de haber tenido una evacuación intestinal. Aunque esto puede ser un signo de pólipos en el colon o cáncer de colon, el sangrado rectal puede indicar otras condiciones, tales como hemorroides o fisuras menores (grietas) en su ano. Usted debe acudir al médico ante cualquier sangrado rectal.
  • Sangre en las heces. La sangre puede aparecer como manchas rojas en las heces o deposiciones que aparecen en negro. Sin embargo, un cambio de color no siempre indica un problema – los suplementos de hierro y algunos medicamentos contra la diarrea pueden hacer que las heces cambien su color, mientras que la remolacha y el regaliz rojo puede convertir las heces de color rojo. Siempre hable de cualquier sangrado rectal con su médico.
  • El estreñimiento, la diarrea o el estrechamiento de las heces. A pesar de un cambio en los hábitos intestinales que duran más de una semana puede indicar la presencia de un pólipo en el colon grande, también puede ser resultado de una serie de otras condiciones.
  • El dolor u obstrucción. A veces un pólipo en el colon a gran parte puede obstruir el intestino, dando lugar a dolor abdominal tipo cólico, náuseas, vómitos y estreñimiento severo.

Diagnóstico

• Exámenes de heces fecales, como la de prueba ( FOBT ), una prueba inmunoquímica fecal (FIT), y una prueba de ADN en heces), las muestras de heces son revisados en busca de cualquier signo de cáncer.
• La colonoscopia . En esta prueba, el médico inserta un tubo pequeño de observación hasta el final en el colon y busca pólipos. El médico también puede llevar a cabo la extirpación de cualquier pólipo que él o ella encuentre.
• Sigmoidoscopia flexible . Esta prueba es como una colonoscopia , excepto que el tubo de observación es más corto en la que el médico sólo puede ver la última parte de su colon. Los médicos pueden extirpar los pólipos durante la prueba.
• Colonografía tomográfica computarizada (CTC). Esta prueba también se llama colonoscopia virtual. Una computadora y rayos-X queda una imagen detallada del colon que ayuda al médico en la búsqueda de pólipos.
Los médicos suelen recomendar la colonoscopia, ya que les permite ver todo el colon y extirpar cualquier pólipo que encuentren

Tratamiento

Aunque algunos tipos de pólipos en el colon son mucho más propensos a convertirse en malignos, por lo general un patólogo debe examinar el tejido del pólipo bajo un microscopio para determinar si es potencialmente canceroso. Por esa razón, su médico podrá que extirpar todos los pólipos detectados durante un examen del intestino.
Snare

La gran mayoría de los pólipos se pueden extirpar durante la colonoscopia o una sigmoidoscopia atrapándolos con un asa de alambre que a la vez corta el tallo del pólipo y se cauteriza para prevenir el sangrado. Algunos pólipos pequeños se pueden cauterizar o quemar con corriente eléctrica. Los riesgos de la extracción de pólipos (polipectomía) incluyen sangrado y perforación del colon.

Cirugía

Los pólipos que son demasiado grandes para atrapar o que no se puede llegar con seguridad se suelen extirpar quirúrgicamente, a menudo usando técnicas laparoscópicas. Esto significa que el cirujano realiza la operación a través de varias incisiones pequeñas en la pared abdominal, el uso de instrumentos con cámaras adjuntas que muestran el colon en un monitor de vídeo.

La resección endoscópica de la mucosa

Algunos centros médicos especializados, realizan la resección mucosa endoscópica (EMR) para eliminar los pólipos más grandes con un colonoscopio. Para esta nueva técnica un líquido, tal como solución salina, se inyecta bajo el pólipo para elevar y aislar el pólipo del tejido circundante. Esto hace que sea más fácil de eliminar un pólipo grande. Con este procedimiento se puede evitar la cirugía.

Extracción Colon y recto

En los casos de síndromes heredados poco comunes, como la poliposis adenomatosa familiar (PAF), el cirujano puede realizar una operación para extirpar el colon y el recto (proctocolectomía total). Luego, en un procedimiento conocido como reservorio ileal-anal anastomosis, una bolsa se construye a partir del final del intestino delgado (íleon) que se conecta directamente a su ano. Esto le permite expulsar normalmente los desechos, aunque puede que tenga evacuaciones líquidas muy frecuentes.

Prevención

Se puede reducir el riesgo de pólipos en el colon y el cáncer colorrectal si se efectúa exámenes regulares y al hacer ciertos cambios en su dieta y estilo de vida. Las siguientes sugerencias pueden ayudarle a reducir el riesgo de pólipos y cáncer de colon:

  • Preste atención al calcio: El calcio de manera significativa puede proteger contra los pólipos y el cáncer del colon, incluso si lo ha tenido anteriormente. Buenas fuentes de calcio incluyen leche descremada o leche baja en grasa y otros productos lácteos, el brócoli, la col rizada y salmón enlatado. La vitamina D, que ayuda en la absorción de calcio, también parece ayudar a reducir el riesgo de cáncer colorrectal. Se puede obtener vitamina D de alimentos tales como productos vitamínicos de la leche D-fortificada, hígado, yema de huevo y el pescado. La luz solar también convierte un producto químico en la piel en una forma utilizable de la vitamina. Si no bebe leche o evita el sol, es posible que desee considerar la opción de de vitamina D y suplementos de calcio.
  • Incluya muchas frutas, verduras y granos enteros en su dieta. Estos alimentos son altos en fibra, lo que podría reducir su riesgo de desarrollar pólipos en el colon. Las frutas y verduras también contienen antioxidantes, que pueden ayudar a prevenir el cáncer. La Sociedad Americana del Cáncer recomienda comer por lo menos cinco porciones de frutas y verduras todos los días.
  • Cuidar el consumo de grasas. Ciertos tipos de grasa puede aumentar el riesgo de cáncer de colon. Es importante limitar las grasas saturadas de carne roja, así como carnes procesadas, como perros calientes, salchichas, etc. Limite la grasa saturada a no más del 10 por ciento de su ingesta diaria de calorías.
  •  Limite el consumo de alcohol. El consumo de cantidades moderadas a grandes de alcohol, más de una bebida al día para mujeres y dos para los hombres-pueden aumentar el riesgo de pólipos en el colon y el cáncer. Una bebida es considerada como 4 a 5 onzas (118 a 148 mililitros) de vino, 12 onzas (355 mililitros) de cerveza, o 1.5 onzas (44 mililitros) de licor de 80 grados.
  • No use productos de tabaco. fumar y otras formas de consumo de tabaco puede aumentar el riesgo de cáncer de colon y una amplia gama de otras enfermedades.
  • Mantenerse físicamente activo y mantener un peso corporal saludable. El control de su peso por sí solo, puede reducir el riesgo de cáncer colorrectal. Y mantenerse físicamente activo puede reducir significativamente el riesgo de cáncer de colon. La Sociedad Americana del Cáncer recomienda al menos 30 minutos de actividad física cinco o más días a la semana, 45 minutos o más es aún mejor. Si tiene sobrepeso, bajar de peso hasta que esté en un nivel saludable, manteniéndolo.
  • Hable con su médico acerca de la aspirina. El uso regular de aspirina puede reducir el riesgo de pólipos. Sin embargo, el uso de aspirina puede aumentar el riesgo de sangrado gastrointestinal. Así que consulte con su médico antes de comenzar cualquier régimen de aspirina.
  •  Hable con su médico sobre la terapia hormonal (TH). Si es una mujer más allá de la menopausia, la terapia hormonal puede reducir el riesgo de cáncer colorrectal. Pero no todos los efectos de la TH son positivos. Tomando la HTA como una terapia de combinación – estrógeno más progestina – puede aumentar su riesgo de cáncer de mama, la demencia, la enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y coágulos de sangre, por lo que no se utilizan generalmente para la prevención de pólipos en el colon. Deberá consultar con su médico antes usarlo.
  • Si está en alto riesgo, considerar sus opciones. Si está en riesgo de la poliposis adenomatosa familiar (PAF) a causa de una historia familiar, deberá considerar la posibilidad de asesoramiento genético. Y si ha sido diagnosticado con poliposis adenomatosa familiar, empezar a hacerse pruebas de colonoscopia en los primeros años de adolescencia y discutir sus opciones con su médico. El médico puede recomendarle una cirugía para remover el colon en su totalidad. Los médicos recomiendan que las personas en riesgo de síndrome de Lynch comienzan a tener colonoscopias regulares en torno a los 20 años. Si usted tiene un síndrome de cáncer genético, asegúrese de que sus familiares se hagan una prueba.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Cáncer nasal

Cáncer nasal

El cáncer de la cavidad nasal y senos paranasales es poco frecuente. Los hombres son más propensos que las mujeres y la mayoría de los pacientes son mayores de 45 años. Puede no haber síntomas al principio, y más tarde los síntomas pueden parecerse a los de las infecciones. Esto significa que el cáncer no puede ser encontrado hasta que está avanzado, por lo que es más difícil de tratar.

Causas

La causa exacta del cáncer de la nariz no se conoce; pero todos los cánceres se producen cuando una mutación genética se realiza en un gen que está implicado en el control de la división celular. Este error puede surgir de forma natural, puede ser hereditaria o puede ser causada por un virus, por la luz solar u otra radiación o por la exposición de algún producto químico, por lo general, a través de comer, beber o respirar. Para los cánceres nasales, todos estos factores se ha demostrado que juegan un papel preponderante, tales como:

Fumar

Si usted fuma, usted está en mayor riesgo de contraer la mayoría de los cánceres de la cabeza y el cuello. El consumo de tabaco de mascar también aumenta su probabilidad de contraer cáncer de la nariz. El humo contiene nitrosaminas y otros productos químicos cancerígenos, que causan cáncer.

Edad y Sexo
De acuerdo con Instituto Nacional del Cáncer, al ser mayor de 40 años es un factor de riesgo. Los hombres son más propensos a desarrollar cáncer de la nariz que las mujeres. Algunos estudios sugieren una etiología viral. El virus del papiloma humano que causa verrugas también se ha implicado en el cáncer de la nariz. También causa un crecimiento no canceroso de la nariz y se llama papiloma invertido. Este crecimiento puede llegar a ser canceroso, pero son raros.

Exposición Ocupacional
La exposición a sustancias irritantes en los lugares de trabajo hace más propensos a tener cáncer de la nariz y los senos. La carpintería, la industria de la madera relacionada con la exposición al polvo de madera es una causa. Un tipo de cáncer denominado adenocarcinoma del seno etmoidal afecta a los trabajadores de la madera. Las personas que trabajan en la fabricación de calzado expuestos a polvo de cuero, la industria de la harina son más propensas a desarrollar cáncer de la cavidad nasal, según la Sociedad Americana del Cáncer. El uso de máscaras en su lugar de trabajo va a disminuir sus posibilidades de adquirirlo.
Los productos químicos como el níquel, el polvo de cromo, aceite de isopropilo, el formaldehido que se usa en compuestos químicos, edificios y productos para el hogar también puede causar cáncer. Estos productos químicos pueden irritar la mucosa de la nariz. El níquel ha sido implicado en el carcinoma de células escamosas de la cavidad nasal. El amianto o el polvo de textiles pueden llevar al cáncer. El asbesto no sólo causa cáncer de pulmón, pero el riesgo de cáncer de la nariz también se incrementa con la exposición.

Otras causas
Los que han tenido la nariz y problemas de sinusitis por un largo tiempo también pueden tener cáncer de la nariz. Las personas con uva-como crecimientos en la nariz, llamados pólipos nasales están en mayor riesgo. Si su inmunidad es baja, usted es propenso a contraer el cáncer.

Diagnóstico

Los médicos utilizan muchas pruebas para diagnosticar el cáncer y determinar si existe metástasis (diseminación). Algunas pruebas también pueden determinar cuál es el tratamiento más eficaz. Para la mayoría de los tipos de cáncer, la biopsia es la única manera de hacer un diagnóstico definitivo de cáncer. Si una biopsia no es posible, el médico puede sugerir otras pruebas que ayuden a hacer un diagnóstico. Las pruebas de imagen se pueden usar para averiguar si el cáncer ha hecho metástasis. Su médico puede considerar estos factores al elegir una prueba de diagnóstico:
• Edad y estado médico
• Tipo de cáncer que se sospecha
• La severidad de los síntomas
• Resultados de pruebas anteriores
Para hacer el diagnóstico, la historia médica completa y un examen físico son necesarios. Los signos de cáncer de la cavidad nasal y senos paranasales son a menudo muy similares a los síntomas de la sinusitis crónica o alérgica. El examen físico es importante y los médicos pueden realizar una o varias de las pruebas para llegar a un diagnóstico. No hay pruebas específicas de sangre y orina que se puedan realizar para ayudar a hacer un diagnóstico precoz de este tipo de cáncer.
Los siguientes exámenes se pueden utilizar para diagnosticar el cáncer de la cavidad nasal y senos paranasales:

El examen físico. El médico siente si hay abultamientos en el cuello, los labios, encías y mejillas. Además, el médico examinará la nariz, la boca, la garganta y la lengua para detectar anomalías, a menudo usando una luz y / o espejo para una visión más clara.

Biopsia. Una biopsia es la extracción de una pequeña cantidad de tejido para examinarlo bajo un microscopio. Otras pruebas pueden sugerir la presencia de cáncer, pero sólo la biopsia permite dar un diagnóstico definitivo. La muestra extraída a través de la biopsia es analizada por un patólogo (un médico que se especializa en interpretar análisis de laboratorio y evaluar células, tejidos y órganos para diagnosticar enfermedades).

Endoscopia. Esta prueba permite al médico observar el interior del cuerpo con un tubo delgado, iluminado y flexible llamado endoscopio. El tubo es insertado a través de la boca o la nariz para examinar las áreas de cabeza y cuello. El examen tiene diferentes nombres dependiendo de la zona del cuerpo que se examina, como la laringoscopia (laringe), faringoscopia (faringe), o nasofaringoscopia (cavidad nasal, la nasofaringe).

Rayos-X. Puede mostrar si los senos se llenan con algo más que aire. Si es así, generalmente no es cáncer, pero podría ser una infección que se puede tratar.
La tomografía computarizada (TC o TAC). Una tomografía computarizada crea una imagen tridimensional del interior del cuerpo con una máquina de rayos x. Luego una computadora combina estas imágenes en una vista detallada, vista en sección transversal que muestra anormalidades o tumores. A veces, un medio de contraste (una tinción especial) se inyecta en una vena del paciente para obtener mejores detalles. Las tomografías computarizadas son muy útiles para identificar el cáncer de la cavidad nasal y senos paranasales.

La resonancia magnética (IRM). La resonancia magnética utiliza campos magnéticos, no rayos X, para producir imágenes detalladas del cuerpo, especialmente las imágenes de los tejidos blandos, tales como el ojo en su cuenca y el cerebro adyacente a los senos. Un medio de contraste se puede inyectar en una vena del paciente para crear una imagen más clara.

Gammagrafía ósea. Un centellograma óseo utiliza un marcador radioactivo para observar el interior de los huesos. El marcador se inyecta en una vena del paciente. Se acumula en zonas del hueso y es detectado por una cámara especial. Óseas sanas aparecen de color gris a la cámara, y las áreas de lesiones, tales como las causadas por el cáncer, aparecen de color oscuro. Este examen se puede hacer para ver si el cáncer se ha diseminado a los huesos.

La tomografía por emisión de positrones (PET) . La exploración PET es una forma de crear imágenes de órganos y tejidos del cuerpo. Una pequeña cantidad de una sustancia radiactiva se inyecta en el cuerpo de un paciente. Esta sustancia es absorbida principalmente por los órganos y tejidos que utilizan más energía. Dado que el cáncer tiende a utilizar la energía activa, que absorbe más de la sustancia radioactiva. Un escáner detecta luego esta sustancia para producir imágenes del interior del cuerpo.

Síntomas

Un cáncer temprano tendrá síntomas poco o nada y puede pasar desapercibido. Los síntomas nasales de cáncer aparecen en el área local y finalmente en las zonas alejadas ya que se propaga. Los primeros síntomas del cáncer nasal con frecuencia pueden ser ignorados como infecciones de los senos. Algunos de los síntomas del cáncer de nariz pueden ser:

  • Cáncer de la cavidad nasal puede producir síntomas que son muy similares a las enfermedades nasales menos graves tales como inflamación de los senos, dolor de cabeza, infecciones crónicas y / o visión borrosa. Sin embargo, es importante no descuidar estos posibles síntomas nasales de cáncer, especialmente si usted ha estado expuesto a los agentes que se sabe aumentan el riesgo.
  • Los principales síntomas de un cáncer de la nariz o la nasofaringe son obstrucción o congestión en la nariz, a menudo con sangrado de nariz o una protuberancia en el cuello. La sordera y la debilidad de una o más de los músculos de la cara, lengua o garganta (que es causada por el tumor a un grupo de nervios llamados nervios craneales) también se puede desarrollar con los cánceres nasofaríngeos. Otros síntomas son secreción nasal, pérdida de olfato y la congestión nasal.
  • Los problemas respiratorios, dolores de cabeza frecuentes, un bulto en la nariz o el oído del cuello, dolor o zumbido en el oído, dificultad para hablar. La ingestión y la alimentación pueden ser mecánicamente obstruido cuando el cáncer crece hacia abajo en la garganta.
  • Si los ganglios linfáticos se ven afectados, puede haber hinchazón en el cuello o la cara. 
  • La obstrucción de la nariz por un lado, sobre todo si se está produciendo pus, un bulto en el cuello que ha estado allí por más de tres semanas, la debilidad en cualquiera de los músculos de la cara, lengua o garganta puede ser causado por daño a uno de los nervios craneales.
  • La nariz tiene conexiones con los nervios de la oreja, la boca y la garganta, por lo que algunos cánceres nasales profundos causan dolor en estas áreas (“dolor referido”).
  •  Problemas de los nervios en los ojos, cara y cuello se producen cuando el cáncer invade el seno cavernoso o en las glándulas linfáticas y comprime los nervios que salen de la base del cráneo
  • En etapas avanzadas, el cáncer nasal provoca anemia, infecciones, desnutrición, deshidratación y debilidad general.

Estos síntomas pueden tener otras causas además del cáncer, pero lo importante es que si usted tiene alguno de estos problemas debe consultar a su médico de cabecera que puede discutir con usted y si es necesario acudir con un especialista u oncólogo.

Tratamiento

A medida que la comprensión del cáncer crece y nuevos enfoques de tratamiento se desarrollan, la complejidad del tratamiento del cáncer también aumenta. Hoy en día, un enfoque multidisciplinario para el tratamiento del cáncer se considera necesario para el cuidado eficaz del paciente. Las personas involucradas en el tratamiento de un cáncer nasal suelen incluir el médico de referencia, un otorrinolaringólogo, un médico oncólogo , un patólogo y una enfermera. Si la terapia de radiación se persigue, un oncólogo de radiación , la radiación terapeuta , enfermera de radiación, radiofísico, un dosimetrista y también participarán.

La estadificación clínica, tratamiento y pronóstico
Cuando un cáncer se desarrolla, el tumor original puede extenderse, por lo general a través de la sangre o del sistema linfático , a otras partes del cuerpo. Dado que el cáncer se propaga a través del sistema linfático, a menudo los ganglios linfáticos en el área del tumor original son los primeros sitios donde otras células cancerosas se pueden encontrar.
Dado que los cánceres de la cavidad nasal y el vestíbulo incluyen muchos tipos diferentes de cáncer, el tratamiento varía en función del tipo, donde se encuentra, y el grado en que ya se ha extendido. Debido a esto, y debido a la complejidad de la anatomía en el área y la multitud de otras estructuras importantes que pueden estar implicados en las etapas posteriores, el tratamiento de los cánceres nasales es muy individualizado, sin guías de práctica y estándar fijos.
En la mayoría de los cánceres nasales, el tratamiento implica la extirpación quirúrgica del tumor seguida de cuatro a cinco semanas de radioterapia. En casos avanzados, la terapia preoperatorio de radiación también puede ser empleado. Sin embargo, dado que la radioterapia ha demostrado ser muy eficaz para los cánceres nasales y porque la radiación tiene mejores resultados estético que la extirpación quirúrgica de un tumor, para muchos tipos de cáncer nasal (especialmente linfomas de células T y esthesioneuroblastomas), la radiación será la opción de tratamiento inicial. Si el médico decide eliminar la mayor cantidad posible del tumor mediante cirugía, la radioterapia (externa) por lo general se usa para cuatro o cinco semanas después de la cirugía para destruir cualquier resto de tejido canceroso.
Las combinaciones de fármacos utilizados en el cáncer nasal varía de acuerdo al tipo de cáncer y pueden incluir una o la totalidad de la droga cisplatino , fluorouracilo ,bleomicina , o metotrexato . Además, los cánceres nasales descritas como estadio III o IV, probablemente serán tratados con radioterapia preventiva de la zona del cuello con el fin de destruir las células cancerosas que pueden haber viajado a los ganglios linfáticos.
Aunque los cánceres nasales se componen de muchos tipos diferentes de cáncer, todos los tipos de cánceres nasales se consideran agresivos. Por esta razón, y porque el tratamiento es difícil debido a la complejidad del área anatómica (menos de la mitad de los pacientes con cáncer nasales sobreviven).
El cáncer nasal es inusual, ya que, a pesar de que muchos pacientes tienen metástasis en los ganglios linfáticos o más allá (por lo general a los pulmones), la metástasis no suele ser el motivo de la muerte de un paciente. La mayoría de los pacientes con cáncer nasal, que sucumben a la enfermedad mueren a causa de la invasión del tumor en las áreas vitales del cerebro.

Terapias alternativas y complementarias
Las terapias alternativas y complementarias son tratamientos que no son tradicionales, de primera línea como la cirugía, quimioterapia y radiación. Las terapias complementarias son aquellas que están destinadas a complementar las terapias tradicionales y por lo general tienen el objetivo de aliviar los síntomas o ayudar a los pacientes de cáncer frente a los tratamientos de enfermedades o tradicional. Las terapias alternativas son los tratamientos no tradicionales que se eligen en lugar de los tratamientos tradicionales en un intento de curar la enfermedad. Las terapias alternativas no han sido típicamente demostradas ser eficaz en la misma forma que las drogas tradicionales se evalúan, en ensayos clínicos .

Lidiando con el tratamiento del cáncer
El tratamiento de los cánceres nasales habitualmente incluye cirugía, radioterapia y quimioterapia. Aunque el uso de la quimioterapia y la radioterapia, además de la cirugía ha mejorado las posibilidades de supervivencia para pacientes con cáncer nasal, estos tratamientos irremediablemente resultan en daño a los tejidos sanos y algunos otros efectos secundarios indeseables.
La mejor manera de lidiar con estos síntomas es reducir las actividades estresantes y tener el tiempo suficiente para permitir que el cuerpo se cure. También es importante tratar de mantener una dieta balanceada, nutritiva, y hacer ejercicios. Los pacientes deben evitar el estrés adicional tanto como sea posible y deben limitar los viajes para no sufrir de cansancio. Al mismo tiempo, también es importante para la salud psicológica de la paciente para alcanzar sus intereses, tiene que tratar de ser lo humanamente positiva tanto como sea posible para evitar sufrir depresiones.
Es importante que los pacientes se mantengan bien hidratados, tomando muchos líquidos y comer muchas proteínas. Si los pacientes no pueden comer lo suficiente para mantener una dieta alta en proteínas y líquidos ricos en proteínas deben ser consumidas a través de las bebidas. Los pacientes pueden ser más susceptibles a las infecciones respiratorias superiores después del tratamiento, por lo que algunos médicos recetan antibióticos preventivos Los pacientes deben estar preparados psicológicamente para el hecho de que los síntomas de la radioterapia pueden persistir por hasta un mes después del último tratamiento.

Ensayos clínicos
Los ensayos clínicos son estudios en los que los nuevos tratamientos para la enfermedad son evaluados en pacientes humanos. Los actuales ensayos clínicos para pacientes con cáncer nasal se están concentrando en la adición de quimioterapia a los tratamientos más comunes de la cirugía y la radioterapia, ya sea antes o después de los tratamientos, a fin de mejorar las tasas de curación o para disminuir los efectos secundarios de la radiación.
Los pacientes con cáncer nasal también están siendo reclutados para un ensayo clínico para evaluar una terapia alternativa conocida como terapia Antineoplaston .

Prevención

Aunque las mutaciones en el material genético se producen con frecuencia, la mayoría de estos no resultan en cáncer. Esto se debe a que el cuerpo sano tiene un sistema inmunológico que repara y destruye cualquier anomalía y evita que se desarrolle un posible cáncer. Por lo tanto, un estilo de vida saludable que incluya ejercicio, dormir sus horas de sueño, una dieta rica en frutas y verduras, exámenes de salud regulares y prevención del estrés, la exposición excesiva al sol, el consumo de tabaco o excesivo consumo de alcohol ayudará a prevenir la mayoría de los cánceres.
Ya que los cánceres nasales, en particular, son causados a menudo por exposición a productos químicos, muchos de estos se pueden prevenir, evitando la excesiva inhalación de polvo de madera o mezclas de productos químicos y evitando el uso de todos los productos del tabaco. (los cánceres nasales resultantes de polvo de madera parecen requerir altas dosis de exposición a largo plazo, sobre todo a las maderas duras.)
Un tipo de cáncer nasal parece estar asociado con el virus y es más frecuente en personas con antecedentes de pólipos nasales. Las personas que son diagnosticadas con pólipos nasales deben asistir médico y ser revisados regularmente para buscar posibles pólipos existentes revisadas para detectar un pólipo maligno lo más rápidamente posible.
Cumplir con las citas periódicas es muy importante, especialmente para los dos primeros años (cuando la mayoría de recurrencias de cáncer nasal puede ocurrir), pero también es importante mantener el seguimiento más allá. Muchos pacientes con cáncer nasal experimentan un segundo tumor en alguna parte del tracto respiratorio superior.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 4.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: -2 (from 2 votes)

C áncer de garganta

Cáncer de garganta

Son   tumores cancerosos que se desarrollan en la garganta (faringe, laringe o las amígdalas).
La  garganta es un tubo muscular de 5 centímetros de largo que comienza detrás de la nariz y termina en el cuello. El área de la voz se encuentra justo debajo de la garganta y también es susceptible al cáncer de garganta. La caja de la voz está hecha de cartílago y contiene las cuerdas vocales que vibran para hacer el sonido cuando se  habla. El cáncer de garganta también puede afectar a la porción del cartílago (epiglotis) que actúa como una tapa de la tráquea.

Causas

El cáncer de garganta se produce cuando las células de la garganta desarrollan mutaciones genéticas. Estas mutaciones hacen que las células crezcan y se dividan sin control. No está claro qué causa la mutación del cáncer de garganta, pero los médicos han identificado los factores que pueden aumentar su riesgo.
Tipos de cáncer de garganta
Cáncer de garganta es un término general que se aplica al cáncer que se desarrolla en la garganta (cáncer de faringe) o en la caja de la voz (el cáncer de laringe). La garganta y la laringe están estrechamente relacionadas, con la caja de la voz que se encuentra justo debajo de la garganta.
Los tipos de cáncer de garganta son:
  • El cáncer de nasofaringe se inicia en la parte de la garganta,  detrás de la nariz).
  • Cáncer de la orofaringe se inicia en la  parte de la garganta, detrás de la boca incluye las amígdalas.
  • Cáncer de la hipofaringe (cáncer laringofaríngeo) comienza en la  parte inferior de la garganta, justo por encima de su esófago y la tráquea. El cáncer glótico comienza en las cuerdas vocales.
  • Cáncer supraglótico se inicia en la parte superior de la laringe , en el cartílago que impide que los alimentos se  introduzcan en la  tráquea.
  • El cáncer subglótico se inicia en la parte inferior de las cuerdas vocales.

Diagnóstico

Con el fin de diagnosticar el cáncer de  garganta, el médico puede recomendar:
Endoscopia y Laringoscopia para obtener una mirada más cercana a la garganta. Su médico puede usar un tubo con luz especial (endoscopio) para obtener un vistazo de cerca a la garganta durante un procedimiento llamado endoscopia. Una cámara diminuta en el extremo del endoscopio transmite imágenes a una pantalla de vídeo que su médico observa si hay signos de anomalías en la garganta. Otro tipo de alcance (laringoscopio) se puede insertar en su garganta. Se utiliza una lente de aumento para ayudar al médico a examinar sus cuerdas vocales. Este procedimiento se denomina laringoscopia.
Extracción de una muestra de tejido para su análisis. Si se detectan anomalías durante la endoscopia o laringoscopia, su médico le puede recoger muestra de tejido (biopsia). La muestra se envía a un laboratorio para su análisis.
Las pruebas de imagen. pruebas de imagen, incluyendo rayos X, tomografía computarizada (TC), imágenes por resonancia magnética (MRI) y tomografía por emisión de positrones (PET), pueden ayudar al médico a determinar el grado de su cáncer más allá de la superficie de la garganta o cuerdas vocales.
• La estadificación. Una vez que se diagnostica el cáncer de garganta, el siguiente paso es determinar la extensión o etapa del cáncer. El conocimiento del estadio ayuda a determinar sus opciones de tratamiento.
La etapa del cáncer de garganta se caracteriza con los números romanos del I al IV. Cada subtipo de cáncer de garganta tiene sus propios criterios para cada etapa. En general, el estadio I el cáncer de garganta indica un tumor más pequeño limitado a una zona de la garganta. Las etapas posteriores indican un cáncer más avanzado, con el estadio IV que es el más avanzado.

Síntomas

Los signos y síntomas de cáncer de garganta pueden incluir:
• Tos
• Cambios en la voz, como ronquera
• Dificultad para deglutir
• Dolor de oído
• Un bulto o una llaga que no sana
• dolor de garganta
• pérdida de peso
Solicite una cita con su médico si presenta cualquiera de estos  signos o síntomas y si son persistentes.  Su médico probablemente hará investigar las causas más comunes en primer lugar.

Tratamiento

Las opciones en el  tratamiento están basadas en muchos factores, tales como la ubicación y etapa del cáncer, el tipo de células implicadas, el  estado general de salud y  preferencias personales. Discuta los beneficios y riesgos de cada una de las opciones con el  médico. Juntos pueden determinar qué tratamiento será el más apropiado.
  1. Radioterapia
La radioterapia utiliza partículas de alta energía, como rayos X, para administrar radiación a las células cancerosas y eliminarlas. Existen dos maneras:
  • Terapia de Radiación (radioterapia externa) involucra haces de rayos X de alta energía, generados  por una máquina  dirigida hacia el tumor, fuera del cuerpo.
  • Terapia de Radiación  (braquiterapia) involucra la colocación de un material radioactivo directamente dentro o cerca del tumor,  permite al médico usar una dosis total más alta, para tratar a un área más pequeña
Para los cánceres de garganta en etapa temprana, la radioterapia puede              ser el único tratamiento necesario. Cuando el cáncer está más                                  avanzado, la radioterapia puede ser combinado con la quimioterapia o              la cirugía.
2. Cirugía
Las opciones pueden incluir:
  • La cirugía para el cáncer de garganta en etapa temprana.  Cuando el  cáncer  se limita a la superficie de la garganta o las cuerdas vocales pueden ser tratadas quirúrgicamente mediante una endoscopia. El  médico puede insertar un endoscopio  en la garganta o la laringe y después pasar  instrumentos quirúrgicos especiales o de un láser a través del endoscopio. Usando estas herramientas, el médico puede raspar, cortar o, en el caso del láser, vaporizar cánceres muy superficiales.
  • La cirugía para extirpar todo o parte de la laringe (laringectomía). Es un método eficaz consiste en extirpar toda o parte de la laringe dañada por un tumor, realizada bajo anestesia general. El  médico puede conservar las funciones vitales de la laringe, es decir respirar, tragar y hablar.  La mayoría de las veces requiere de la confección de una traqueotomía en forma temporaria/provisoria
  • La cirugía para extirpar todo o parte de la garganta (faringectomía).  pueden  requerir la eliminación de una parte de la garganta durante la cirugía. Las  partes eliminadas pueden ser reconstruidos con el fin de permitir el  consumo  alimentos con normalidad. La cirugía para extirpar toda la garganta por lo general incluye la eliminación las cuerdas vocales también. El médico puede  reconstruir su garganta para que pueda tragar los alimentos.
  • La cirugía para extirpar los ganglios linfáticos cancerosos (disección del cuello). Si el cáncer de garganta se ha extendido en lo profundo de su cuello, el  médico puede recomendarle una cirugía para extirpar parte o la totalidad de los ganglios linfáticos para ver si contienen células cancerosas. La cirugía conlleva un riesgo de sangrado e infección. Otras posibles complicaciones, tales como dificultad para hablar o tragar, todo dependerá del procedimiento específico a someterse.
3. Quimioterapia
La quimioterapia utiliza productos químicos para matar las células                      cancerosas. La quimioterapia se utiliza a menudo junto con la                                  radioterapia en el tratamiento de cánceres de garganta. Algunos                            medicamentos de quimioterapia pueda que sean más  sensibles a la                      radioterapia. Pero en la combinación de quimioterapia y radioterapia                aumenta los efectos secundarios de ambos tratamientos. Hable con el                  médico sobre los efectos secundarios para ver  las probabilidades del                  uso en los tratamientos combinados y qué  beneficios ofrecen para                        compensar  los efectos.
4. Terapia de fármacos dirigida
son medicamentos dirigidos para tratar el cáncer de la garganta                              mediante la alteración de aspectos específicos de las células cancerosas              que impulsan su crecimiento. Cetuximab (Erbitux) es una terapia                          dirigida  aprobada para el tratamiento de cáncer de garganta en                              determinadas situaciones. Cetuximab detiene la acción de una proteína              que se encuentra en muchos tipos de células sanas, pero es más                              frecuente en ciertos tipos de células de cáncer en la garganta.
Otros fármacos dirigidos están siendo estudiados en ensayos clínicos.                  Estos fármacos dirigidos se pueden utilizar en combinación con la                        quimioterapia o la radioterapia.

Prevención

No hay forma comprobada de prevenir el cáncer de garganta. Sin embargo, con el fin de reducir el riesgo, usted puede:
  • Deje de fumar o no empezar a fumar. Si usted fuma, deje de fumar. Si usted no fuma, no comience. Dejar de fumar puede ser muy difícil, así que necesitará un poco de ayuda. El  médico le explicará los beneficios y muchas estrategias para dejar de fumar, tales como medicamentos, productos de reemplazo de nicotina y consejería.
  • Beba alcohol con moderación. Para las mujeres, esto significa una bebida al día. Para los hombres, beber con moderación significa no más de dos bebidas al día.
  • Elija una dieta saludable llena de frutas y verduras. Las vitaminas y los antioxidantes en las frutas y verduras pueden reducir el riesgo de cáncer de garganta. Coma una variedad colorida de frutas y verduras.
  • Tenga cuidado alrededor de los productos químicos. Cuando se trabaja con productos químicos, ya sea en el trabajo o en su casa, siga cuidadosamente las instrucciones. Evite respirar los humos químicos peligrosos. Ventile adecuadamente la habitación en la que está trabajando y lleva una máscara sobre la nariz y la boca.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Cáncer Cervicouterino

Cáncer Cervicouterino

El cáncer cervicouterino, una clase común de cáncer en la mujer, es una enfermedad en la cual se encuentra células cancerosas (malignas) en los tejidos del cuello uterino. El cuello uterino es la abertura del útero, el órgano hueco en forma de pera donde se desarrolla el feto, y lo conecta con la vagina (canal de nacimiento).
El cáncer cervicouterino suele crecer lentamente por un período de tiempo. Antes de que se encuentre células cancerosas en el cuello uterino, sus tejidos experimentan cambios y empiezan a aparecer células anormales (proceso conocido como displasia). La prueba de Papanicolaou generalmente encuentra estas células. Posteriormente, las células cancerosas comienzan a crecer y se diseminan con mayor profundidad en el cuello uterino y en las áreas circundantes.

Causas

Los factores de riesgo de cáncer cervical están relacionados con características tanto del virus como del huésped,  incluyen:
  • múltiples compañeros sexuales
  • una pareja masculina con muchas compañeras sexuales presentes o pasados
  • edad temprana en la primera relación sexual
  • elevado número de partos
  • infección persistente con un VPH de alto riesgo (como VPH 16 o 18)
  • infección por VHS tipo II y otras ITSs (como marcadores de promiscuidad sexual)
  • inmunosupresión
  • ciertos subtipos de HLA (antígenos leucocitarios humanos)
  • uso de contraceptivos orales
  • uso de nicotina.
Prácticamente el 100% de los casos de cáncer de cérvix y sus lesiones precursoras  están causadas por la infección  serotipos de alto riesgo del VPH, sobre todo el VPH-16 y el VPH-18. Se trata de un virus de transmisión sexual, y de ahí que la enfermedad sea más frecuente en mujeres promiscuas o que empezaron a tener relaciones sexuales pronto. También explica que sea más frecuente en sujetos inmunodeprimidos, como las mujeres con SIDA. En general, las tasas de progresión de las lesiones precancerosas no son uniformes, y aunque sobre todo VPH 16 está asociado con un riesgo elevado, es difícil predecir la evolución en una persona en particular. El riesgo de desarrollar cáncer depende sólo en parte del subtipo de VPH, ya que también depende del estado inmunológico de la persona y de condiciones ambientales. La progresión hacia carcinoma invasivo, si llega a ocurrir, puede ocurrir en pocos meses o producirse durante más de una década.

Diagnóstico

El diagnóstico de certeza del cáncer de mama requiere el examen microscópico de una muestra del tejido mamario sospechoso (biopsia). La biopsia, sin embargo, es tan sólo el último escalón en una cadena de procedimientos cuyo objetivo en separar los estudios mamarios en dos grupos principales: los que presentan algún grado de sospecha de cáncer y los que no.
La anamnesis (interrogatorio) seguida del examen físico o exploración física de la mama es el primer paso que se da para identificar si hay indicios de enfermedad.
Dentro del interrogatorio es de suma importancia investigar si la paciente tiene familiares directos que han tenido cáncer de mama (madre, hermana), si ha tenido tumores benignos en mama, si su menstruación fue de inicio temprano (12 años o menos) y su menopausia tardía (mayor de 50 años), si ha tomado anticonceptivos, si fuma; ya que todos estos se han identificado de cierta forma como factor de riesgo del cáncer de mama. Después de eso, se debe averiguar si la paciente ha tenido dolor mamario (mastalgia) o ha presentado alguna tumoración.
Posteriormente sigue la exploración física que la paciente la debe autorealizar cada mes. Un médico con experiencia también deberá explorarla al menos cada 6 meses. Se deben buscar tumoraciones, deformidades en piel, en pezones o bien tumoraciones por arriba o abajo de la clavícula o en axila.
A continuación, si ha sido posible obtener algún dato que lo justifique, debe recurrirse a algunas de las siguientes técnicas de diagnóstico por la imagen:
  • Mamografía
  • Ecografía mamaria
  • Resonancia magnética o Imagen de Resonancia Magnética (I.R.M.) o resonancia.
  • Tomografía por emisión de positrones, (T.E.P. o P.E.T.)
De estos procedimientos el más importante, el más específico y el más usado es la mamografía, una radiografía obtenida en un aparato de rayos X que ha sido diseñado especialmente para estudiar las mamas. Otras técnicas, como la galactografía, la neumoquistografía y la neumooncografía, representan variantes de la mamografía en las que se asocian técnicas invasivas para precisar el estudio de determinadas alteraciones.
La ecografía mamaria es un método auxiliar, muy útil en numerosas ocasiones, que en algunas circunstancias puede llegar a ser la principal técnica diagnóstica por la imagen. La principal utilidad consiste en la distinción de la naturaleza sólida o quística de lesiones nodulares identificadas en la mamografía. También es de utilidad en el estudio de mama con un componente glandular importante que condiciona una elevada densidad de la imagen mamogràfica, dificultando la discriminación de posibles lesiones. Permite una medición muy precisa del tamaño de los nódulos mamarios y es de gran utilidad para guiar punciones para obtener material celular o tisular para examen citológico o biópsico que permitan el estudio y diagnóstico histo-patológico.
La resonancia magnética y la T.E.P. (o P.E.T.) tienen importancia en casos concretos y su empleo, en la actualidad, no es rutinario. Sin embargo, las indicaciones de su empleo van ampliándose cada vez más. Las principales indicaciones de la resonancia son el seguimiento de cambios cicatrizales mamarios intensos post quirúrgicos, el estudio de multicecentricidad del cáncer mamario, la valoración de la extensión local para apoyar o contraindicar el tratamiento conservador y el estudio de complicaciones de prótesis mamarias.
Cuando se obtiene una mamografía, el radiólogo examina cuidadosamente las imágenes obtenidas buscando ciertos signos radiológicos que son conocidos como indicadores probables de patología. La imágenes pueden visualizarse de manera analógica, utilizando como soporte una película radiográfica especial para mamografía; o bien de manera digital, utilizando sistemas informáticos.

Síntomas

El cáncer cervicouterino no suele presentar síntomas, hasta que el tumor ha crecido lo suficiente como para provocar un sangrado leve o generar dolor abdominal, inflamación, baja de peso y otras molestias.
Antes de que se encuentren células cancerosas en el cuello uterino o de que se experimenten ciertos síntomas, los tejidos van experimentando cambios y en ellos van apareciendo células anormales en un proceso que se conoce como displasia y las células se detectan generalmente mediante la prueba conocida como Papanicolaou.
Después de invadir el tejido en donde se empiezan a producir, las células cancerosas empiezan a crecer y se diseminan en tejidos más profundos del cuello uterino y órganos cercanos, como la parte superior de la vagina.
Dado que los síntomas se pueden confundir con los de otras enfermedades o irregularidades en el ciclo menstrual, es conveniente realizar el Papanicolaou, para confirmar el diagnóstico, ya que el sangrado también puede ser ocasionado por fibromas u otros tumores uterinos benignos, infecciones o traumatismos.
Los síntomas o señales de alarma pueden ser:
– Hemorragias leves o fuertes.
– Sangrado vaginal anormal entre períodos, después de la relación sexual o después de la menopausia
– Dolor constante en la parte baja del abdomen.
– Irregularidad en los ciclos menstruales, cuando se han manifestado siempre de forma normal.
– Baja de peso.
– inflamación de los ganglios.
– Palpación de bolitas en las ingles, región de los ovarios o parte baja del vientre.
– Flujo vaginal continuo, que puede ser pálido, acuoso, rosado, marrón, con sangre o de olor fétido.
– Malestar general.
Los síntomas del cáncer cervical avanzado pueden ser:
• Dolor de espalda.
• Fracturas óseas.
• Fatiga.
• Sangrado vaginal profuso.
• Fuga o filtración de orina o heces por la vagina.
• Dolor en las piernas.
• Inapetencia.
• Dolor pélvico.
• Inflamación en una sola pierna.
• Pérdida de peso.

Prevención

  1. Un control riguroso periódicamente mediante el examen de Papanicolaou (al menos una vez al año o más frecuente si así lo indica su médico). Para más detalles sobre este examen leer el siguiente artículo: Prueba de Papanicolaou
  2. Evitar los compañeros sexuales promiscuos, especialmente aquellos que frecuentan prostitutas. Estudios han demostrado que el mayor riesgo de contraer cáncer cervicouterino se observa en aquellas comunidades donde los hombres tienen contacto frecuente con prostitutas.
  3. No fumar. El fumado aumenta el riesgo de que las lesiones provocadas por este virus evolucionen hacia cáncer.
  4. Estimular el sistema inmunológico. Para ello es conveniente tener una alimentación muy sana orientada al consumo de sustancias antioxidantes que mejoren su sistema inmunológico. Para ello debe comer mucha fruta y verdura: el tomate, de preferencia cocido es rico en un antioxidante llamado licopeno; brócoli y otros vegetales verdes; frutas y vegetales rojos y amarillos (ricos en betacarotenos). Consumir mucha vitamina C natural (jugo de naranja, limón, tomate, kiwi, fresa, etc.) Consumir alimentos ricos en fibra vegetal. Evitar o comer poco carnes en conserva (jamones y similares) y reducir el consumo de carnes rojas. Consumir alimentos ricos en ácido fólico el cual se encuentra en las hojas verdes (que se deben consumir crudas o poco cocidas). Algunas de las principales fuentes alimentarias de ácido fólico son los vegetales de hojas verdes, el hígado, los granos integrales, los cítricos, las nueces, las legumbres y la levadura de cerveza. También puede consumir el ácido fólico en tabletas. La dosis es de 400 microgramos diarios, para ello puede consumir media tableta de 1mg al día.(lo usual es conseguir tabletas de 1 mg.)
  5. Evitar el estrés dado que éste baja las defensas del organismo. Se pueden utilizar técnicas para ayudar a manejar el estrés tal como el yoga y la meditación.
  6. Hacer ejercicio físico al menos 3 veces por semana (caminar, nadar, etc.). El ejercicio físico estimula el sistema inmunitario de su organismo. Si usted sufre de alguna enfermedad crónica, obesidad o tiene dudas sobre su salud antes de comenzar a hacer ejercicios consulte con su médico. Para mayor información lea el siguiente artículo: Ejercicio: Cómo empezar?
  7. No utilizar anticonceptivos orales como método de planificación. Investigaciones médicas han demostrado que el uso de anticonceptivos orales por más de 5 años puede incrementar el riesgo de carcinoma cervical hasta 4 veces en mujeres infectadas por VPH.
  8. No consuma drogas ni alcohol dado que reducen las defensas de su organismo.
  9. Duerma al menos ocho horas diarias. Si le quita el sueño a su organismo sus defensas bajan.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Enfermedad de Hodgkin

Enfermedad de Hodgkin

La enfermedad de Hodgkin es un tipo cáncer que se desarrolla en el sistema linfático, el cual es una parte del sistema inmunitario o de defensa, por ello se le describe como un linfoma.
La extensión del sistema linfático por el cuerpo hace que la enfermedad de Hodgkin pueda aparecer en cualquier parte del mismo (hígado, medula ósea, bazo, etc.).

Causas

Se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Hodgkin. Sin embargo, los científicos han descubierto que esta enfermedad está vinculada a pocas condiciones, tal como infecciones del virus Epstein-Barr. Algunos investigadores creen que esto puede causar cambios en el ADN de los linfocitos B, lo que origina la célula Reed-Sternberg y la enfermedad de Hodgkin. Sin embargo, se necesita más investigación para entender qué causa la enfermedad de Hodgkin.
Recientemente, los científicos han podido aislar la célula Reed-Sternberg para aprender más sobre la enfermedad. Ellos han descubierto que muchos cambios genéticos que estimulan la célula a crecer y dividirse y que también previene que la célula muera. Las células Reed-Sternberg también producen sustancias llamadas citocinas, las cuales atraen a muchas otras células en el ganglio linfático, lo que causa el agrandamiento anormal de estos ganglios.

Síntomas

Usted puede notar una protuberancia en el cuello, debajo del brazo o en la ingle que es un ganglio linfático agrandado. Algunas veces esto puede desaparecer y luego regresará. Aunque usualmente no duele, es posible que sienta dolor en el área después de consumir alcohol. Puede que la protuberancia se vuelva más notable con el paso del tiempo y provoque que usted acuda al médico. Puede haber incluso varias áreas de ganglios linfáticos agrandados.
Sin embargo, esta enfermedad no es la causa más común de inflamación de los ganglios linfáticos. La mayoría de los ganglios linfáticos agrandados, especialmente en niños, son causados por una infección. Si este es el caso, el ganglio debe volver a su tamaño normal en el transcurso de un par de semanas o meses, una vez desaparecida la infección.
El cáncer de Hodgkin se manifiesta:
  • Hinchazón e inflamación de los ganglios linfáticos que puede aparecer en el cuello, en la zona axilar o inguinal
  • En el 75% los casos el nódulo se localiza en la región cervical
  • Esta hinchazón no se acompaña de dolor
  • Cansancio intenso
  • Fiebre persistente, ocasionalmente acompañada de escalofríos, sin signos de infección
  • Adelgazamiento sin causa aparente, pérdida del apetito: es un indicador de pronóstico desfavorable
  • Sudoración nocturna
  • Prurito, picor en la piel sin erupción cutánea
  • Dolor después de ingerir alcohol
  • A menudo el diagnóstico se realiza al practicar una radiografía de tórax y detectar una masa en el mediastino

Diagnóstico

El médico preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y  realizará un examen físico. En lo particular el médico examinará los nódulos linfáticos. La mayoría de los nódulos inflamados o agrandados pueden ser resultados de una infección y no de linfomas. Si la infección es sospechosa se le pueden dar instrucciones para una medicación y el reingreso para una revaloración.
Si la inflamación persiste, su médico puede solicitar una biopsia de los nódulos linfáticos. Los resultados de la biopsia pueden determinar si existe el cáncer y de ser así, su tipo y qué tan extendido se presentan.
• El diagnóstico de la Enfermedad de Hodgkin se realiza a través de una biopsia del ganglio inflamado
• Cuando esta biopsia es positiva y se confirma el linfoma se debe realizar un estudio más completo con análisis de sangre, radiografías, TAC
• Los ganglios más profundos sólo se podrán ver con una radiografía o con un TAC
• Para poder determinar la extensión del cáncer se puede plantear una laparotomía de abdomen: consiste en introducir un tubo por el abdomen, a través de una pequeña incisión, para tomar alguna muestra del hígado y del bazo para realizar una biopsia
Diferencial:
Desde el punto de vista citológico, el diagnóstico diferencial de la enfermedad de Hodgkin abarca una gran variedad de procesos. En aquellos casos en que el número de células neoplásicas sea muy escaso, pueden presentar problemas de diagnóstico diferencial con procesos reactivos inespecíficos. Como ya hemos comentado anteriormente en los casos en que el ganglio muestra cambios necróticos, el diagnóstico diferencial con metástasis puede plantearse también. Asimismo hay una proporción de procesos benignos, algunas linfadenitis postvacunales, el tratamiento con Dolantín, mononucleosis infecciosa, toxoplasmosis, etc., que pueden presentar células similares a las células neoplásicas de la enfermedad de Hodgkin.

Tratamiento

El tratamiento depende principalmente de lo siguiente:
  • El tipo del linfoma de Hodgkin (la mayoría de las personas tiene Hodgkin clásico).
  • El estadio (dónde se encuentra la enfermedad).
  • Si el tumor tiene más de 4 pulgadas (10 centímetros) de ancho.
  • La edad del paciente y otras cuestiones médicas.
  • Otros factores, como pérdida de peso, sudores fríos y fiebre.
Se harán exámenes para ver si el cáncer se ha diseminado. Esto se denomina estadificación, que ayuda a guiar un futuro tratamiento y seguimiento y le da a usted alguna idea de lo qué puede esperar en el futuro. La estadificación es necesaria para determinar el plan de tratamiento. Los estadios del linfoma de Hodgkin van de I a IV. A mayor número del estadio, más avanzado estará el cáncer.
• Los estadios I y II (enfermedad limitada) se pueden tratar con radioterapia, quimioterapia o una combinación de ambas.
• El estadio III se trata con quimioterapia sola o una combinación de radioterapia y quimioterapia.
• El estadio IV (enfermedad avanzada) casi siempre se trata con quimioterapia sola.
Las personas con linfoma de Hodgkin que reaparece después del tratamiento o no responde a éste pueden recibir quimioterapia en dosis altas seguidas de un autotrasplante de médula ósea (usando células madre de uno mismo).
Los tratamientos adicionales dependen de otros síntomas y pueden incluir:
  • Transfusión de hemoderivados, como plaquetas o glóbulos rojos, para combatir conteos plaquetarios bajos y anemia.
  • Antibióticos para combatir la infección, sobre todo si se presenta fiebre.
La quimioterapia es la administración de medicamentos para matar las células cancerosas. Puede administrarse de varias maneras, por ejemplo, en forma de píldoras, inyección o mediante un catéter. Los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y se desplazan por el cuerpo mientras destruyen la mayoría de las células cancerosas. También pueden destruir algunas células sanas.
En la radioterapia externa, se dirige radiación al tumor desde una fuente externa al cuerpo para matar las células cancerosas.
En muchos casos, la quimioterapia y la radiación se han usado para curar pacientes con linfoma de Hodgkin. La elección del tratamiento se basará en los siguientes factores:
  • Alcance de la enfermedad (estadio)
  • Localización de los nódulos linfáticos afectados
  • Muchas otras características que su médico conversará con usted
Si el cáncer no responde a la quimioterapia o a la radiación, los pronósticos pueden ser desalentadores. Algunas de las opciones de tratamiento disponibles son:
  • Trasplante de médula ósea: se extrae, se trata y se congela la médula ósea. Son aplicadas prolongadas dosis de radiación y/o quimioterapia para eliminar las células cancerosas. Después del tratamiento, la médula ósea se vuelve a colocar a través de una vena. La médula ósea trasplantada puede ser la médula del mismo paciente, tras la aplicación de tratamiento para quitar las células cancerosas, o la médula de un donante sano.
  • Trasplante de células madre periféricas: las células madre (células muy inmaduras que producen células sanguíneas) se quitan de la sangre en circulación antes de realizar la radioterapia o la quimioterapia, y se reemplazan después del tratamiento.

Prevención

No existen pautas para la prevención del linfoma de Hodgkin debido a que sus causas son desconocidas. Usted podría disminuir el riesgo de desarrollar linfoma si toma precauciones para evitar infectarse con el VIH. Se desconoce si evitar ciertos químicos prevendrá el linfoma.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

El sangrado vaginal o sangrado uterino

El sangrado vaginal o  sangrado uterino

Sangrado Vaginal o sangrado uterino
Sangrado Vaginal o sangrado uterino

La menstruación o período es el sangrado menstrual de la mujer. Sangrado vaginal anormal es diferente de los períodos menstruales normales. Podría ser un sangrado que es entre  períodos, dura varias semanas, o sucede antes de la pubertad o después de la menopausia. Las causas pueden incluir Los fibromas uterinos o pólipos.
•    Problemas hormonales
•    Hormona de pastillas, como las píldoras anticonceptivas y terapia de reemplazo hormonal
•    El cáncer de cuello uterino , ovarios , útero o vagina
•    Problemas de la tiroides
El sangrado durante el embarazo puede tener varias causas diferentes, no siempre es un problema serio, pero para estar seguro  siempre debe consultar a su  médico.
Los exámenes pélvicos, exámenes de sangre y otros procedimientos pueden ayudar a su  médico a diagnosticar el problema. El tratamiento depende de la causa.
El sangrado uterino anormal es una de las razonas por las cuales las mujeres acuden comúnmente al médico. Este sangrado puede ocurrir a cualquier edad y debido a muchas causas. A veces es posible tratarlo fácilmente, mientras que en otras ocasiones, el sangrado es más grave. El primer paso del tratamiento consiste en determinar la causa.
•    las causas del sangrado anormal
•    cómo se diagnostica
•    cómo se trata.

El ciclo menstrual normal

Durante el ciclo menstrual, los ovarios producen dos hormonas, denominadas estrógeno y progesterona. Cada mes, estas hormonas estimulan el desarrollo del endometrio en preparación para un posible embarazo. Aproximadamente a los 12 ó 14 días antes del comienzo del periodo, uno de los ovarios libera un óvulo. Esto se llama ovulación. El óvulo posteriormente se traslada a una de las trompas de Falopio. Allí puede fertilizarlo un espermatozoide. Si no se fertiliza, no ocurre un embarazo. Entonces, se reducen los niveles hormonales. Esta reducción hormonal es una señal para que se desprenda el revestimiento del útero. Este desprendimiento es el periodo menstrual.
El ciclo comienza el primer día de sangrado de un periodo y termina el primer día del siguiente periodo. En la mayoría de las mujeres, el ciclo dura aproximadamente 28 días. Los ciclos que duran menos de 7 días o se prolongan un máximo de 7 días adicionales se consideran normales.

Sangrado anormal

El sangrado se considera anormal cuando éste ocurre en las siguientes situaciones:
•    Sangrado entre periodos
•    Sangrado después de tener relaciones sexuales
•    Manchas de sangre en cualquier momento del ciclo menstrual
•    Sangrado más intenso o durante más días de lo normal
•    Sangrado después la menopausia

Cuando los ciclos menstruales duran más de 35 días o menos de 21 días se consideran anormales. La ausencia de periodos durante 3 a 6 meses (amenorrea) también es anormal.
Es posible tener sangrado anormal a cualquier edad. En ciertas etapas de la vida de una mujer comúnmente los periodos son algo irregulares. Es posible que no ocurran regularmente en una niña durante unos años después de que comienza a tenerlos (entre los 9 y 16 años). El ciclo puede ser más corto cerca de los 35 años. También es más breve a medida que la mujer se aproxima a la menopausia (cerca de los 50 años). Es normal también en esa etapa no tener algunos periodos o sangrar con menos o más intensidad.

Causas

Hay varias causas que pueden producir sangrado anormal. La primera evaluación del médico puede consistir en la determinación de si existen problemas que surgen con más frecuencia en mujeres de su edad. Algunos de estos problemas no son graves y se tratan con facilidad. Otros pueden ser más graves. Sin embargo, todos se deben evaluar.
En algunas mujeres, niveles elevados o deficientes de ciertas hormonas pueden hacer que los sangrados sean anormales o aumenten de intensidad. Este desequilibrio puede producirse por muchos motivos, por ejemplo, debido a problemas con la tiroides o con ciertos medicamentos.

Diagnóstico

Para encontrar la causa, su médico le preguntará su historial personal y familiar. Es posible que le pregunten sobre lo siguiente:
•    Enfermedades en el pasado o presente
•    Uso de medicamentos
•    Uso de anticonceptivos
•    Peso, hábitos de alimentación y de ejercicios, y niveles de tensión
Su médico también le preguntará sobre su ciclo menstrual. Usted puede ayudar llevando un registro de sus periodos antes de la visita. Anote las fechas, la duración y el tipo de sangrado (leve, intermedio, intenso o manchas) en un calendario (consulte el “Diario de flujo menstrual”) El médico puede usar sus notas para ayudarle a determinar el problema.
Le harán un examen físico. También podría necesitar análisis de sangre. Estos análisis miden su recuento sanguíneo y niveles hormonales y descartan otras enfermedades de la sangre. Es posible que le hagan una prueba para determinar si está embarazada. Sus síntomas determinarán la necesidad de otros exámenes, por ejemplo:
•    Ecografía: examen que emplea ondas sonoras para crear una imagen de los órganos pélvicos.
•    Biopsia del endometrio: extracción de tejido del revestimiento del útero por medio de un pequeño y delgado catéter (sonda). Este tejido se examina bajo un microscopio.
•    Ecohisterografía: infusión de líquido en el útero por medio de una sonda delgada para crear imágenes ecográficas del útero.
•    Histeroscopia: introducción de un dispositivo delgado por la vagina y la abertura del cuello uterino que le permite al médico ver el interior del útero.
•    Histerosalpingografía: inyección de un medio de contraste en el útero y las trompas de Falopio para tomar una radiografía
•    Dilatación y raspado: dilatación de la abertura del cuello uterino para permitir raspar o succionar levemente el revestimiento del útero para su análisis posterior bajo un microscopio.
•    Laparoscopia: introducción de un dispositivo delgado semejante a un telescopio por una incisión pequeña justamente debajo del ombligo o a través de éste para permitirle al médico ver dentro del abdomen.

Algunos de estos exámenes pueden hacerse en el consultorio de su médico. Otros se hacen en un hospital o centro quirúrgico.

Tratamiento

El tratamiento depende de muchos factores, entre otros, la causa del sangrado. Su edad y si desea tener hijos también son consideraciones importantes. El tratamiento se clasifica en tres tipos. Puede recibir medicamentos, como hormonas. Puede necesitar someterse a una cirugía. O bien, puede tomar la decisión, junto con su médico, de “observar y esperar” antes de probar los otros dos tratamientos. Es posible tratar a la mayoría de las mujeres con medicamentos.
Para determinar la eficacia del tratamiento puede que sea necesario repetir los exámenes. Si cree que está embarazada, dígaselo a su médico antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento.

Hormonas

Las hormonas pueden controlar ciertos tipos de sangrado anormal. Sus efectos se comienzan a observar en unos meses. Aunque la intensidad del sangrado es mayor al principio, se vuelven menos intensos gradualmente. Si esto no ocurre, infórmeselo a su médico. El tipo de hormonas que use dependerá de si desea quedar embarazada así como de su edad.
Las hormonas se administran de varias maneras. El médico puede recetar píldoras anticonceptivas para que los periodos sean más regulares. Las hormonas pueden también administrarse por inyección, mediante crema vaginal o por un dispositivo intrauterino (IUD por sus siglas en inglés) que libera hormonas. El IUD es un tipo de anticonceptivo que se introduce en el útero. Las hormonas en el IUD se liberan lentamente y pueden normalizar el sangrado.
Este sangrado puede producirse debido a una enfermedad denominada hiperplasia endometrial. Esta enfermedad ocurre cuando el revestimiento del útero se vuelve demasiado grueso. La progesterona puede ser útil para tratar y prevenir la hiperplasia endometrial.

Otros medicamentos

Los antinflamatorios sin esteriodes son medicamentos que pueden ayudar a controlar la intensidad del sangrado. Uno de ellos es el ibuprofeno. Estos medicamentos también se usan para aliviar los dolores menstruales. Si tiene una infección, le darán antibióticos.

Cirugía

Algunas mujeres necesitan un procedimiento quirúrgico para extraer los tumores (como pólipos o fibromas) que ocasionan el sangrado. A menudo esto se logra con una histeroscopia, aunque a veces se emplean otras técnicas.
La ablación endometrial es una técnica que se usa para controlar el sangrado. Este tratamiento usa electricidad, rayos láser, calor o congelamiento para destruir el revestimiento del útero. Su finalidad es detener o reducir el sangrado permanentemente. Las mujeres que se someten a este tratamiento pueden perder la capacidad de quedar embarazadas. Antes de considerar la técnica de ablación, es necesario realizar una biopsia del endometrio.
La histerectomía es un procedimiento que se realiza cuando han fracasado otros tratamientos o éstos no son buenas opciones. Este procedimiento se considera una cirugía mayor. Después del mismo, la mujer dejará de tener periodos menstruales y no podrá quedar embarazada. Hable sobre todas sus opciones con su médico antes de elegir un tratamiento.
Si padece sangrado anormal, acuda a su médico. Hay varias causas que producen sangrado anormal. No es posible determinar por qué el sangrado es anormal hasta que su médico la examine. Una vez que se determina la causa a menudo puede tratarse eficazmente. Si el problema persiste o vuelve a ocurrir, acuda a su médico otra vez.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Temas de Salud Bucal: Dentadura postiza

Dentaduras postizas

prótesis dental
prótesis dental

Si usted ha perdido todos sus dientes naturales, ya sea por  enfermedad periodontal, caries o lesión, las dentaduras postizas o completas pueden reemplazar los dientes que faltan y además su sonrisa. Reemplazar los dientes perdidos beneficiará su apariencia y su salud. Sin el apoyo de la dentadura, los músculos faciales sufren hundimiento, haciendo  que una persona se vea mayor. Podrá comer y hablar-cosas que la gente suele dar por sentado hasta que sus dientes naturales se pierden.
Hay varios tipos de dentaduras completas. Una dentadura completa convencional se hace y se coloca en la boca del paciente después que  los dientes remanentes se eliminan y los tejidos hayan sanado, que puede tomar varios meses. Una dentadura completa inmediata se inserta tan pronto como los dientes remanentes se eliminan. El dentista toma las medidas y hace los modelos de los maxilares del paciente durante una visita preliminar. Con prótesis inmediata, el usuario no tiene que estar sin dientes durante el periodo de cicatrización.
Incluso si usted usa dentaduras completas, todavía debe tener buen cuidado de su boca. Cepille las encías, la lengua y el paladar todas las mañanas con un cepillo de cerdas suaves antes de insertar la dentadura para estimular la circulación en los tejidos, ayudando a eliminar la placa.

¿Cuál es la diferencia entre las dentaduras convencionales y prótesis inmediata?

Las dentaduras completas se llaman “convencionales” o “inmediato” según el momento en que se hacen y cuando se insertan en la boca.
Las dentaduras inmediatas se insertan inmediatamente después de la eliminación de los dientes restantes. Para hacer esto posible, el dentista toma las medidas y hace  los modelos de los maxilares del paciente durante una visita preliminar.
Una ventaja de dentaduras inmediatas es que el usuario no tiene que estar sin dientes durante el periodo de cicatrización. Sin embargo, los huesos y las encías pueden encogerse con el tiempo, especialmente durante el período de cicatrización en los primeros seis meses después de la extracción de dientes. Cuando las gomas se contraen, las dentaduras inmediatas pueden requerir reajuste  para encajar correctamente. Una dentadura convencional puede hacerse una vez que los tejidos hayan sanado. La cicatrización puede tomar por lo menos 6-8 semanas.

¿Qué es una sobredentadura?

Una prótesis removible que se coloca sobre un pequeño número de dientes naturales o implantes. Los dientes naturales deben estar preparados para proporcionar estabilidad y el apoyo a la prótesis. Su dentista puede determinar si una sobredentadura sería adecuada para usted.

¿Qué va a sentir con dentaduras postizas?

Las dentaduras se sienten incómodas por unas semanas hasta que se acostumbre a ellos,  pueden sentirse sueltas mientras que los músculos de su mejilla y la lengua aprenden a mantenerlas en su lugar.
No es raro experimentar una leve irritación o dolor. Es posible que el flujo de saliva aumente temporalmente. A medida que su boca se acostumbra a las dentaduras, estos problemas deberían disminuir. Se necesitan una o más citas de seguimiento con el dentista general después que una prótesis se inserta. Si el problema persiste, en particular la irritación o dolor, asegúrese de consultar a su dentista.

¿Podré comer con mis dentaduras?

Comer tomará un poco de práctica con la nueva dentadura. Comience con alimentos blandos cortados en trozos pequeños. Masticar lentamente con ambos lados de la boca al mismo tiempo para evitar que la prótesis se vuelque o mueva. A medida que se acostumbre a masticar, añada otros alimentos hasta que vuelva a su dieta normal.Tenga cuidado con los huesos o alimentos duros y afilados.

La prótesis cambiará mi manera de hablar?

Pronunciar ciertas palabras puede requerir de práctica. Lectura de palabras difíciles voz alta y repitiendo le ayudará. Si su dentadura postiza hace ruido o”clic” mientras que usted está hablando, deberá  hablar más despacio.
Usted puede sentir  que sus dentaduras se deslizan cuando se ríe, tose o sonríe. Vuelva a colocar la prótesis suavemente mordiendo abajo y tragando. Si el  problema de habla no desapareciera, consulte a su dentista.

¿Debo usar un adhesivo para dentaduras?

Adhesivos en la dentadura pueden proporcionar la retención adicional para las dentaduras para  que ajuste bien. Los adhesivos dentales no son la solución para las dentaduras viejas o mal ajustadas. Una prótesis mal ajustada causa  irritación constante a lo largo de un período, puede contribuir al desarrollo de úlceras. Estas dentaduras pueden necesitar una rectificación o la necesidad de ser reemplazadas. Si sus dentaduras comienzan a sentirse flojas o causar malestar pronunciado, consulte con su dentista inmediatamente.

¿Cómo puedo cuidar  mi dentadura?

Las dentaduras son muy delicadas y pueden romperse si se caen, incluso, a poca altura. Póngala sobre una toalla doblada o un recipiente con agua al manejar su prótesis cuando no esté usándola;  guarde su dentadura lejos de los niños y las mascotas.
Al igual que los dientes naturales, las dentaduras deben ser cepilladas diariamente para eliminar los restos de comida y la placa. El cepillado ayuda a evitar que las dentaduras se manchen permanentemente y ayuda a mantener saludable la boca. Es mejor usar un cepillo diseñado para limpiar dentaduras. Un cepillo de dientes con cerdas suaves también se puede utilizar. Evite el uso de cepillos de cerdas duras que pueden dañar las dentaduras. Algunos pacientes portadores de prótesis usan jabón líquido para lavar platos a mano, siendo aceptables para la limpieza. Evite usar otros limpiadores domésticos en polvo, que puede ser demasiado abrasivo. Además, evitar el uso de lejía, ya que esto puede blanquear la parte rosa de la prótesis.
Las dentaduras pueden perder su forma si se les permite que se seque, cuando no se usan; éstas deben ser colocadas en un limpiador o solución para remojar en agua. Su dentista le puede recomendar el mejor método. Nunca coloque las dentaduras en agua caliente, lo que podría hacer que se deforme.

¿Puedo hacer ajustes o reparaciones menores a mi dentadura?

Usted puede dañar seriamente sus dentaduras y perjudicar su salud, tratando de ajustar o repararla, si no está  encaja adecuadamente puede causar irritación y llagas. Un dentista a menudo puede hacer los ajustes o reparaciones en el mismo día. Una persona que no posee la formación adecuada no será capaz de reconstruir la dentadura. Esto puede causar un mayor daño a la dentadura y puede causar problemas en la boca.

Mi dentaduras necesitan ser reemplazadas?

Con el tiempo, las dentaduras deben ser rebasadas con base, o establecerse de nuevo debido al desgaste normal. Para revestimiento o rebase de la prótesis, el dentista usa los dientes artificiales existentes y reinstala la base de la dentadura o hace una base de la prótesis nueva. Las dentaduras pueden necesitar ser cambiadas si se aflojan y si los dientes muestran signos de desgaste. Las dentaduras se aflojan porque la boca cambia naturalmente con la edad. Una dentadura floja también hace más difícil masticar y puede cambiar sus rasgos faciales. Es importante reemplazar las dentaduras desgastadas o mal ajustadas, antes de que causen problemas.

¿Debo hacer algo especial para cuidar mi boca?

Aun con prótesis completas, usted todavía tiene que tener buen cuidado de su boca. Cada mañana, cepille sus encías, la lengua y el paladar con un cepillo de cerdas suaves antes de ponerse su dentadura postiza. Esto elimina la placa y estimula la circulación en la boca. Selección de una dieta equilibrada para la nutrición apropiada es también importante para mantener una boca sana.

¿Con qué frecuencia debo programar las citas con el dentista?

Su dentista le asesorará acerca de la frecuencia de visita. Regular los chequeos dentales son importantes. El dentista examinará la boca para ver si sus dentaduras siguen ajustadas adecuadamente. El dentista también examina la boca en busca de signos  enfermedades bucodentales, entre ellas el cáncer.Con un cuidado profesional regular, una actitud positiva y persistencia, puede convertirse en uno de los millones de personas que usan su dentadura con una sonrisa.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)