Archivo de la etiqueta: anorexia

Nutrición para Niños y Adolescentes

jovenesUna buena nutrición es la piedra angular de la salud para toda la vida, y comienza en la infancia. Sin embargo, demasiado pronto, sus hijos son bombardeados por mensajes que contrarresten sus esfuerzos. Entre la presión de grupo y los constantes anuncios de televisión de comida chatarra, hacer que los niños coman bien puede parecer más inútil que fructífera.

Bueno, ¿qué pueden hacer los padres para inculcar buenos hábitos alimenticios en sus hijos, sin provocar la Tercera Guerra Mundial en cada comida? Cosas simples como niños comiencen a participar en la preparación de alimentos; inspirándoles con su propia opciones saludables, e incluso simplemente apagar la televisión, puede tener un impacto enorme en la relación de por vida de su hijo con la comida.

Los niños desarrollan una preferencia natural por lo que comen con más frecuencia y placer. El reto consiste en tomar decisiones saludables atractivo. No importa lo bueno de sus intenciones, tratando de convencer a sus ocho años de edad, que una manzana es más dulce que un regalo como una “cookie” no es una receta para el éxito! Sin embargo, puede asegurarse de que la dieta de sus hijos es tan nutritivo y saludable como sea posible, incluso cuando se les permita a algunos de sus dulces favoritos. Usted puede agradar el paladar tanto de su hijo y su sentido de la responsabilidad parental.

Debido a que el impulso de la niñez a imitar es fuerte, la mejor medida que puede hacer que su hijo empiece con el pie derecho la dieta ha de ser un modelo a seguir, de modo que cuando su hija le pide que pruebe lo que está comiendo, el plato está lleno con selecciones saludables. Si le está pidiendo a su hijo a comer verduras y pescado, mientras que pastan en las papas fritas y refrescos, sus acciones se anulan sus buenas intenciones.

Una parte importante de la dieta de un niño pequeño es el calcio (que necesitan unos 500 mg / día), y la mejor fuente de este nutriente es la leche. Hasta la edad de dos años deben tomar leche entera, pero más viejos niños pequeños en general se puede cambiar a un 2% o leche descremada si se le da el visto bueno de su pediatra. Si sus hijos son intolerantes a la lactosa o simplemente no les gusta lácteos, trate de incorporar alimentos ricos en calcio como productos de soya fortificados, cereales y zumo de naranja.

Mantenga un ojo en el consumo de hierro de su hijo, también – los niños pequeños necesitan 7 mg al día para prevenir la deficiencia de hierro, que puede afectar el crecimiento, aprendizaje y comportamiento. En la infancia, la leche materna tiene un tipo fácilmente absorbible de hierro, y la fórmula de bebé y comida suele ser fortificada con hierro, por lo que los bebés no necesitan preocuparse sobre la cantidad suficiente de hierro. Después de cambiar a “real” de alimentos, es importante asegurarse de que su niño está comiendo una buena fuente de hierro como los cereales fortificados, las pequeñas cantidades de carne roja (como albóndigas suave), o los huevos.

El aumento de niños alrededor del 20% de la estatura adulta y el 50% del peso adulto es durante la adolescencia. Debido a que el crecimiento y el cambio es tan rápido durante este período, los requisitos para todos los nutrientes aumentan. Esto es especialmente cierto de calcio y hierro.

Trastornos de la alimentación en los adolescentes:

Los adolescentes están en un alto riesgo de desarrollar anorexia, bulimia o trastorno por atracón. Para conocer las señales de advertencia, consulte ayudar a alguien con un desorden el comer.

Los hábitos de alimentación, sin embargo, están bastante bien establecido por ahora, y si las opciones de su hijo son menos que ideales, es una época difícil para una corrección del rumbo, los adolescentes tienen otras prioridades. La mejor manera de hacer cambios en la dieta adolescente es mediante la presentación de información sobre las consecuencias a corto plazo que pueden referirse a: apariencia, habilidad atlética, la popularidad y el disfrute de la vida, porque estos son más importantes para la mayoría de los adolescentes que la salud a largo plazo. Por ejemplo, “El calcio le ayudará a crecer más alto durante su etapa de crecimiento.” “el hierro le ayudará a hacerlo mejor en las pruebas y quedarse hasta más tarde sin estar tan cansado.”

Cuando se habla de consecuencias a largo plazo, los asocien a las cosas que los adolescentes se preocupan, especialmente la imagen corporal. Por ejemplo: “¿Sabes cómo algunos viejos y viejas se doblan al caminar, y otros son fuertes y activos? Una de las mayores diferencias fue la cantidad de calcio que tiene todos los días cuando tenían tu edad … “Es una línea muy fina entre la enseñanza y la predicación, pero va a dar grandes de salud en la línea.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Anorexia

Anorexia
Anorexia

La Anorexia –del griego α (no) y ὀρέξις (apetito)– es un trastorno alimentario, que se caracteriza por la falta anormal de apetito, y que puede deberse a causas fisiológicas –como por ejemplo, una gastroenteritis–, que desaparece cuando cesa su causa; o bien a causas psicológicas, generalmente dentro de un cuadro depresivo –por lo general en mujeres y adolescentes–, y que puede ser muy grave.

La causa más común de anorexia es la propia saciedad tras la ingesta de alimentos. A esta situación fisiológica se la denomina anorexia postprandial.

Puede aparecer en infecciones generalizadas, en inflamaciones de la mucosa intestinal (enfermedad de Chron, colitis ulcerosa) procesos neoplásicos, en la demencia o en trastornos psicológicos como la depresión o la anorexia nerviosa, siendo, por sí solo poco específico para la obtención de un diagnóstico.

La anorexia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria. Su definición clínica dice que establece como característica principal la pérdida auto-inducida de peso, provocada por una preocupación patológica por la forma y el peso del propio cuerpo, que más tarde se manifiesta mediante el control excesivo de la ingesta de alimentos. Se produce una pérdida progresiva del deseo de comer y de la sensación de necesidad. Se presenta normalmente en la adolescencia (14-18años de edad) pero en otros casos en edades más tardías (20-40 años de edad). Normalmente aparece en las mujeres, pero también se dan casos masculinos.

Debemos analizar sus características desde las siguientes perspectivas:

* Por lo que se refiere a los hábitos alimenticios, las personas anoréxicas disminuyen total o parcialmente el consumo de alimentos, los seleccionan y observan que sean aquellos que ayuden a la reducción del peso. Llegan a realizar registro diario de las calorías consumidas y muestran un comportamiento obsesivo por las comidas, además, en algunos casos, tienen tendencia a comer lo mismo cada día a fin de mantener un estado máximo de autocontrol.

* El comportamiento de las personas que padecen este trastorno es similar en la mayoría de los casos. Se convierten en personas que mienten constantemente a las personas que le rodean, normalmente a la familia, como método para evitar las comidas. Con motivo de acelerar el proceso de pérdida de peso corporal, muy rápido al principio, y ya que desciende en velocidad, practican ejercicio físico en exceso y toman laxantes y diuréticos. Muestran gran interés por la gastronomía y en alimentar bien a la gente de su entorno, ya que lo ven como una victoria “ellos comen y yo no, por lo que ellos engordan y yo adelgazo”. A medida que la enfermedad se desarrolla, se convierten en personas introvertidas y retraídas, pasan casi todo el tiempo alejados de todo contacto social, por miedo a que la situación les obligue a comer o porque su sueño de delgadez les consume todo el tiempo y no desean compartirlo con nadie.

* En cuanto a las características cognitivas (las que tienen que ver con el razonamiento, la comprensión o el conocimiento) se considera que en la anorexia nerviosa existe una sobrevaloración de la importancia que tiene la forma corporal, por lo que se busca de manera insaciable el adelgazamiento. Se percibe la propia imagen corporal distorsionada, es decir, más grande de lo que realmente es. Pueden sufrir depresión, perturbados de leves a graves, ansiedad, tristeza infundada, pensamientos irracionales y hábitos de autolesión física.
Es necesario aclarar que hay una gran cantidad de personas afectadas, que obliga a establecer los diferentes orígenes según se presente la enfermedad en una u otra persona, pero dentro de la cual podemos describir factores comunes. Citaremos a continuación algunas las posibles causas del desarrollo del trastorno:

* “La teoría del punto de equilibrio”: aparece un elemento de carácter psicobiológico a considerar dentro de la comprensión de los trastornos de la alimentación, es el denominado “punto de equilibrio”. La investigación contempóranea sobre la regulación del peso de cada persona se basa en los hallazgos que hacen referencia a la tendencia en la especie humana a mantener un peso estable, no obstante las fluctuaciones en el consumo de calorías.

* Neurosis depresiva: constata que las anoréxicas proceden de la población más vulnerable a la manipulación propagandística de la moda y de los intereses creados en torno al adelgazamiento. Al comenzar con la restricción de alimentos, el cuadro depresivo empeora, por lo que puede llevar al desarrollo de la enfermedad.

* La anorexia atlética: Este tipo de anorexia correspondería a algunos deportistas que voluntariamente restringen la ingesta alimenticia a fin de aumentar su rendimiento. Simultáneamente a la pérdida de peso, aparecen rasgos obsesivos y fóbicos. Esta conducta es parecida a la que tienen personas profesionales del ballet, por ejemplo.

* Forma crónica de ansiedad postraumática:las personas que han sufrido abusos sexuales, violación o evitación crónica en la adolescencia (temor angustioso a establecer relaciones interpersonales por miedo al rechazo o a la humillación) son personas que pueden desarrollar la enfermedad de forma crónica.

* El problema en el seno familiar:los problemas dentro del seno familiar pueden ser factor causal de las desviaciones de la conducta alimenticia. La influencia de la autoridad o falta de la misma de padre, madre u otro miembro de la unidad familiar, pueden dar respuestas o conductas dañinas.

* Autocalificaciones peyorativas: la propia imagen que una persona tenga de sí misma puede ser factor de riesgo si ésta es negativa. Rosa M. Raich dice en uno de sus libros: “El sentirse gordo es una de las causas más frecuentes que inciden en la aparición de trastornos alimentarios, y en realidad no es necesario que la persona presente un sobrepeso real, tan sólo es necesario que piense que lo es y que esto le afecte”.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)