Category Archives: Salud del Cerebro

Anoxia

Anoxia

anoxiaEs una forma extrema de la hipoxia (bajos niveles de oxígeno en la sangre) en la que hay una completa falta de suministro de oxígeno al cuerpo en su totalidad o en una región específica de órganos o tejidos. La anoxia puede ser el resultado de cantidades insuficientes de oxígeno en el aire, como en altitudes elevadas, de la incapacidad de la sangre para cargar y transportar oxígeno a los tejidos y órganos, de la incapacidad del corazón para bombear y distribuir adecuadamente la sangre oxigenada, o por insuficiencia respiratoria que impide que la sangre recoja oxígeno en los pulmones.
La Anoxia puede afectar cualquier tejido u órgano del cuerpo y es siempre grave. Sin embargo, es particularmente amenazante porque las células cerebrales empiezan a morir en pocos minutos por falta de oxígeno. Puede ocurrir en cualquier persona, pero es más probable que ocurra en los bebés durante el parto y las personas mayores que están en mayor riesgo de sufrir ataques cardíacos o derrames cerebrales.

Causas

  • Puede ser causada por una serie de factores ambientales o por enfermedades o condiciones subyacentes. Puede ser causada por una falta de oxígeno o la presencia de otras sustancias químicas en el aire que afecta la capacidad de la sangre para cargar oxígeno. Estos efectos ambientales pueden ser causados por factores que incluyen:
    Monóxido de carbón
  • La intoxicación por cianuro
  • Altura
  • Humo

Hay ciertas enfermedades o condiciones subyacentes que pueden conducir a una absorción de oxígeno a los tejidos y órganos, lo que lleva a la anoxia. Estas condiciones incluyen:
• La esclerosis lateral amiotrófica (ALS, también conocida como enfermedad de Lou Gehrig; una enfermedad neuromuscular severa que causa debilidad muscular y la discapacidad)
• Paro cardíaco
• Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; incluye enfisema y bronquitis crónica)
• La insuficiencia cardíaca
• El infarto de miocardio (ataque al corazón)
• Insuficiencia respiratoria
• Asma y alergias graves
• Carrera

Otros eventos que causan la anoxia
La Anoxia también puede ser causado por otras condiciones o eventos, incluyendo:
• Las complicaciones de la anestesia
• Ahogo
• Sobredosis de drogas
• Presión arterial baja (hipotensión)
• Envenenamiento
• Estrangulación
• Asfixia
• Traumatismo en un tejido u órgano

Síntomas

Los síntomas de la anoxia localizada dependen de la parte del cuerpo que está afectada. Los síntomas de la anoxia generalizada reflejan la falta de oxígeno al cerebro y avanzan rápidamente hacia la inconsciencia y coma.
Es una condición seria que siempre debe ser entendido en un contexto de emergencia.

La mayoría de los síntomas de la anoxia son graves. Sin embargo, la anoxia típicamente comienza con síntomas más leves, incluyendo:
• Coloración azulada de los labios o las uñas
• Confusión o pérdida de conciencia.
• Mareo
• La mala toma de decisiones
• Respiración rápida (taquipnea) o falta de aliento

Síntomas graves que podrían indicar una condición que amenaza la vida
• Pupilas dilatadas
• problemas respiratorios
• sibilancias, ahogo
• Convulsiones y temblores
• Pérdida del conocimiento o coma

Diagnóstico

El primer paso para obtener el tratamiento correcto es obtener un diagnóstico correcto. Las que pueden incluir:
• Asma
• embolia pulmonar
• neumonía temprana
• enfermedad pulmonar intersticial temprana
• PCP temprano

Causas ocultas de anoxia pueden ser diagnosticadas incorrectamente:
• Ataque del corazón
• El asma grave
• La inhalación de humo
• Monóxido de carbono inhalación
• La exposición alta altitud

Tratamiento

El tratamiento de la anoxia consiste en establecer una vía aérea adecuada tan pronto como sea posible, utilizando el oxígeno suficiente para saturar la sangre, el apoyo al sistema cardiovascular, según sea necesario y la prevención o el tratamiento de la neumonía.
El tratamiento de la anoxia depende de su gravedad y la cantidad de daño al tejido u órgano que haya ocasionado la anoxia.
El tratamiento de anoxia incluye restaurar el suministro de oxígeno, a través del aumento de la cantidad de oxígeno, por ejemplo: con una máscara de oxígeno o asistencia en la respiración. Otras opciones de tratamiento incluyen:
• La administración de líquidos y medicamentos para aumentar la presión arterial
• La administración de medicamentos para reducir la actividad convulsiva
• La administración de medicamentos para regular la función del corazón
• Aplicación de sistemas de soporte vital

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ)

La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ)

Es un tratorno degenerativo neurológico (enfermedad del cerebro) que es invariablemente incurable y fatal. La ECJ es a veces llamada la enfermedad de las vacas locas en una forma humana ( encefalopatía espongiforme bovina o EEB ) a pesar que la ECJ clásica no está relacionado con la EEB; sin embargo, dado que la EEB se cree que es la causa de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ), enfermedad en los seres humanos, los dos se confunden a menudo.
En la ECJ, el tejido cerebral tiene orificios y adquiere una textura esponjosa. Esto es debido a un tipo de proteína infecciosa denominada un prión . Los priones son proteínas misfolded que se replican mediante la conversión de sus homólogos correctamente plegados.

Causas

Son causadas por priones . Las enfermedades es a veces llamada enfermedad priónica. Otras enfermedades priónicas son Gerstmann-Sträussler-Scheinker (GSS), el insomnio familiar fatal (FFI) y el kuru en los seres humanos, así como la encefalopatía espongiforme bovina (EEB, conocida comúnmente como enfermedad de las vacas locas) en el ganado bovino. El síndrome de Alpers en los bebés también se cree que es una encefalopatía espongiforme transmisible causada por un prión.
El prión, que se cree que causa la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob exhibe al menos dos conformaciones estables. Uno, el estado nativo, es soluble en agua y presente en las células sanas. El otro estado conformacional es relativamente insoluble en agua y forma fácilmente agregados de proteína.
Las personas también pueden adquirir la ECJ genéticamente a través de una mutación del gen que codifica para la proteína prión (PRNP). Esto ocurre en sólo 5-10% de todos los casos de ECJ.

Síntomas

El primer síntoma es la demencia rápidamente progresiva, lo que lleva a la pérdida de memoria, alucinaciones, y la personalidad cambia. Esto se acompaña de problemas físicos como deterioro en el lenguaje, movimientos espasmódicos ( mioclonía ), disfunción en el equilibrio y la coordinación ( ataxia ), los cambios en marcha , postura rígida y convulsiones . La duración de la enfermedad es muy variable, pero esporádica (no hereditaria), puede ser mortal en cuestión de meses o incluso semanas. En algunas personas, los síntomas pueden continuar durante años. En la mayoría de los pacientes, estos síntomas son seguidos por movimientos involuntarios y la aparición de un atípico diagnóstico de rastreo electroencefalograma. La mayoría de las víctimas mueren seis meses después que aparecen los síntomas iniciales, con frecuencias de neumonía debido a los reflejos de tos deteriorados. Alrededor del 15% de los pacientes sobreviven más de dos años.

Diagnóstico

Actualmente no existe una sola prueba de diagnóstico para la cura de esta enfermedad. Cuando un médico sospecha la enfermedad, la primera preocupación es eliminar las formas tratables de demencia tales como la encefalitis (inflamación del cerebro) o meningitis crónica. Un examen neurológico se llevará a cabo y el médico puede solicitar consulta con otros especialistas. Las pruebas estándar de diagnóstico incluyen una punción lumbar para descartar causas más comunes de demencia y un electroencefalograma (EEG) para registrar los patrones eléctricos del cerebro, lo cual puede ser particularmente valioso ya que muestra un tipo específico de anomalía en la ECJ. La tomografía computarizada del cerebro puede ayudar a descartar la posibilidad de que el resultado síntomas de otros problemas tales como la apoplejía o un tumor cerebral. La resonancia magnética (RM) del cerebro también puede revelar patrones característicos de degeneración cerebral que pueden ayudar a diagnosticar la ECJ.
La única forma de confirmar el diagnóstico de ECJ es por biopsia cerebral. En una biopsia cerebral, un neurocirujano extrae un pedazo pequeño de tejido del cerebro del paciente para que pueda ser examinada por un neuropatólogo. Este procedimiento puede ser peligroso para el paciente. Debido a que un diagnóstico correcto de la ECJ no ayuda a la persona, una biopsia cerebral no se recomienda a menos que sea necesario para descartar un trastorno tratable.
Además, se puede realizar las siguientes pruebas:

  • Electroencefalografía
  • Análisis de líquido cefalorraquídeo de proteína 14-3-3
  • Resonancia Magnética del Cerebro (RMC).
  • Diffusion Weighted Imaging (DWI) las imágenes son las más sensibles. En aproximadamente el 24% de los casos de DWI muestra sólo hiperintensidad cortical; en 68%, alteraciones corticales y subcorticales y en 5%, sólo anomalías subcorticales.

Una investigación en 2010 y 2011 identificó un análisis de sangre posible para la ECJ. La prueba intenta identificar el prión responsable de la enfermedad. Sin embargo, no fue posible detectar los priones en aquellos en etapas tempranas de la enfermedad.

Tratamiento

Todavía no existe una cura para la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, solo tratamiento para aliviar los síntomas. Los actuales ensayos clínicos están probando prometedores medicamentos antivirales como la amantadina, que ha demostrado ser útil en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Algunos pacientes que toman estos medicamentos antivirales han demostrado breves períodos de mejoría, sin efectos secundarios dañinos. Sin embargo, ningún tratamiento se ha descubierto para la cura de este mal. Es invariablemente fatal, a menudo dentro de un año del inicio de los síntomas.

Prevención

No hay manera de prevenir esta enfermedad.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Demencia senil

Demencia senil

La demencia senil es el deterioro mental (pérdida de capacidad intelectual) que está asociada con la vejez. Existen dos tipos principales de demencia senil: las debidas a generalizarse “atrofia” (demencia tipo Alzheimer) y los debidos a problemas vasculares (principalmente los accidentes cerebrovasculares). La demencia senil se utiliza a menudo cuando se hace referencia a la enfermedad de Alzheimer.

Causas

La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de la senilidad. Esta enfermedad comienza con dificultades para aprender o recordar hechos recientes.
La depresión grave también puede causar senilidad. Por lo tanto, una persona que muestra signos de la enfermedad de Alzheimer debe hacerse la prueba para confirmar el diagnóstico.
Trastornos cerebrales también pueden conducir a la senilidad. Estos trastornos pueden ser causados por trauma, enfermedad o infección. Una variedad de condiciones, tales como la enfermedad de Parkinson, enfermedad de Pick, enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, demencia vascular, enfermedad de Huntington, ictus, síndrome de Down, traumatismo craneal, demencia con cuerpos de Lewy, y el SIDA también puede causar senilidad. En cada uno de estos casos, la senilidad generalmente no es reversible.
Otras enfermedades que pueden causar senilidad a veces son tratables. Estos incluyen el hipotiroidismo, pseudodemencia depresiva, tumores, hidrocefalia de presión normal y las deficiencias en vitaminas B1, B12 y A. Personas que abusan de las drogas y el alcohol también corren un mayor riesgo de desarrollar la senilidad. De manera similar, las personas que inhalan pintura u otras sustancias pueden desarrollar senilidad.
El exceso de medicación o deshidratación también puede una persona mostrar signos de senilidad y dar lugar a un falso diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer.

Síntomas

Los síntomas de la senilidad son muchos de los cambios físicos asociados con la vejez:
• Postura encorvada
• Piel arrugada
• Disminución de la fuerza muscular
• Cambios en la lente y los músculos del ojo
• Fragilidad del hueso y la rigidez de las articulaciones
• Endurecimiento de las arterias

También hay cambios mentales asociadas con la senilidad:

• Deterioro del juicio
• Pérdida de memoria
• A veces, comportamiento infantil

Los cambios psicológicos reales se cree que está relacionada con el envejecimiento de las células corticales del cerebro. Considerando que los cambios físicos asociados con el envejecimiento en todas las personas, en cierta medida, la evidencia de degeneración psicológica no es universal. En el uso común, la senilidad término se aplica sólo al deterioro mental.

Diagnóstico

Los médicos emplean una serie de estrategias para diagnosticar la demencia. Es importante descartar la existencia de enfermedades tratables, como la depresión, la hidrocefalia de presión normal o deficiencia de vitamina B12, que pueden causar síntomas similares.
El diagnóstico precoz y preciso de la demencia es importante para los pacientes y sus familias, ya que permite el tratamiento precoz de los síntomas. Para las personas con Alzheimer o de otras demencias progresivas, el diagnóstico temprano puede permitir hacer planes para el futuro, mientras que todavía puede ayudar a tomar decisiones. Estas personas también pueden beneficiarse de un tratamiento farmacológico.

Tratamiento

Mientras que los tratamientos para revertir o detener la progresión de la enfermedad no están disponibles para la mayoría de las demencias, los pacientes pueden beneficiarse en cierta medida de un tratamiento con medicamentos disponibles y otras medidas, tales como la formación cognitiva.
Muchas personas con demencia, en particular los de las primeras etapas, pueden beneficiarse de la práctica de tareas diseñadas para mejorar el rendimiento en los aspectos específicos del funcionamiento cognitivo. Por ejemplo, a veces las personas pueden aprender a utilizar las ayudas de memoria, como mnemotécnicos, dispositivos informáticos de recuerdo o tomar notas.
Modificación de la conducta – comportamiento gratificante apropiados o positivos e ignorar comportamientos inapropiados – también puede ayudar a controlar comportamientos inaceptables o peligrosos.

Prevención

La investigación ha revelado una serie de factores que pueden ser capaces de prevenir o retrasar la aparición de la demencia en algunas personas. Por ejemplo, los estudios han demostrado que las personas que mantienen un control estricto sobre sus niveles de glucosa tienden a obtener mejores resultados en las pruebas de la función cognitiva de las personas con diabetes mal controlada. Varios estudios también han sugerido que las personas que se dedican a actividades intelectualmente estimulantes, como las interacciones sociales, ajedrez, crucigramas y tocar un instrumento musical, reducen significativamente el riesgo de desarrollar Alzheimer y otras formas de demencia. Los científicos creen que las actividades mentales pueden estimular el cerebro de una manera que incrementa la persona “reserva cognitiva” – la capacidad para hacer frente o compensar los cambios patológicos asociados con la demencia.
Los científicos están alentados por los resultados de estos primeros estudios y muchos creen que con el tiempo será posible prevenir algunas formas de demencia. Posibles acciones preventivas incluyen:

  • La reducción de la homocisteína. En un estudio, los niveles elevados en sangre de aminoácido homocisteína se asociaron con un riesgo 2,9 veces mayor de AD y un riesgo 4,9 veces mayor de demencia vascular. Un estudio preliminar ha demostrado que altas dosis de tres vitaminas B que ayudan a reducir los niveles de homocisteína – ácido fólico, B12 y B6 – parecen retrasar la progresión de la EA
  • Bajar los niveles de colesterol. Las investigaciones sugieren que las personas con niveles altos de colesterol tienen un mayor riesgo de desarrollar Alzheimer. El colesterol está implicado en la formación de placas amiloides en el cerebro. Las mutaciones en un gen llamado CYP46 y la apoE E4 variante del gen, ambos de los cuales se han relacionado con un mayor riesgo de AD, también están involucrados en el metabolismo del colesterol. 
  • La reducción de la presión arterial. Varios estudios han demostrado que los medicamentos antihipertensivos reduce las probabilidades de deterioro cognitivo en personas mayores con presión arterial alta. Estas personas tenían un menor riesgo de EA y demencia vascular. 
  • Ejercicio. El ejercicio regular estimula la producción de sustancias químicas llamadas factores de crecimiento que ayudan a las neuronas a sobrevivir y adaptarse a nuevas situaciones. Estas ganancias pueden ayudar a retrasar la aparición de síntomas de demencia. El ejercicio también puede reducir el riesgo de daño cerebral por la aterosclerosis. 
  • Educación. Los investigadores han encontrado pruebas de que la educación formal puede ayudar a proteger a las personas contra los efectos de la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores creen que la educación puede hacer que el cerebro se desarrolle sólidas redes de células nerviosas que pueden ayudar a compensar el daño celular causado por la enfermedad de Alzheimer. 
  • Control de la inflamación. Muchos estudios han sugerido que la inflamación podría contribuir a la AD. Además, las autopsias de personas que murieron con AD han demostrado inflamación generalizada en el cerebro que parecía ser causada por la acumulación de amiloide beta.
  • Medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (AINE) La investigación indica que el uso a largo plazo de los AINE – ibuprofeno , naproxeno , y otros medicamentos similares – pueden prevenir o retrasar la aparición de la EA. Los investigadores no están seguros de cómo estos fármacos puede proteger contra la enfermedad, pero algunos o todos de que el efecto puede ser debido a la reducción de la inflamación.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Hemorragia intracraneal

Hemorragia intracraneal

Una hemorragia cerebral es un tipo de accidente cerebrovascular. Es decir, la rotura de un vaso en el interior del cráneo. Se clasifican en:
• Hemorragias intraparenquimatosas o hematomas cerebrales: por rotura de los vasos que pasan por el interior del encéfalo
• Hemorragia subaracnoidea: sangrado en el espacio subaracnoideo donde normalmente circula líquido cefalorraquídeo (LCR).

Causas

Hay varios factores de riesgo y las causas de las hemorragias cerebrales. Los más comunes incluyen:

  • Trauma en la cabeza. Las lesiones son la causa más común de sangrado en el cerebro de los menores de 50 años.
  • La presión arterial alta. Esta condición crónica puede, durante un largo período de tiempo, debilitar las paredes de los vasos sanguíneos. La presión arterial alta no tratada es una de las principales causas prevenibles de las hemorragias cerebrales.
  • Aneurisma. Se trata de un debilitamiento en la pared de un vaso sanguíneo que se hincha. Se puede romper y sangrar dentro del cerebro, dando lugar a un accidente cerebrovascular.
  • Vasos sanguíneos anormales. Debilidades en los vasos sanguíneos en el cerebro y alrededor puede estar presente en el nacimiento y se diagnostica sólo si se desarrollan síntomas.
  • Angiopatía amiloide. Esta es una anormalidad de las paredes de los vasos sanguíneos que a veces se produce con el envejecimiento. Esto puede causar pequeños sangrados, desapercibidos antes de causar una gran hemorragia.
  • De sangre o trastornos hemorrágicos. La hemofilia y la anemia de células falciformes puede contribuir tanto a niveles bajos de plaquetas en la sangre.
  • La enfermedad hepática. Esta condición se asocia con aumento de la hemorragia en general.

Síntomas

Los síntomas de una hemorragia cerebral pueden variar. Dependen de la localización de la hemorragia, la gravedad de la hemorragia, y la cantidad de tejido afectado. Los síntomas pueden aparecer repentinamente o con el tiempo. Progresivamente, puede empeorar o aparecer de repente.
Si usted presenta alguno de los siguientes síntomas, es posible que tenga una hemorragia cerebral. Esta es una condición que amenaza la vida y usted debe llamar al médico o acudir a una sala de emergencias inmediatamente. Los síntomas incluyen:

  • Un dolor de cabeza intenso y repentino
  • convulsiones sin historia previa de convulsiones
  • debilidad en un brazo o una pierna
  • náuseas o vómitos
  • disminución de la alerta, letargo
  • cambios en la visión
  •  hormigueo o entumecimiento
  • dificultad para hablar o entender el lenguaje
  • dificultad para tragar
  • dificultad para escribir o leer
  •  pérdida de habilidades motoras finas, tales como temblores en las manos
  • pérdida de coordinación.
  • pérdida de equilibrio
  • un sentido anormal del gusto
  • pérdida de consciencia

Tenga en cuenta que muchos de estos síntomas suelen ser causados por otras condiciones distintas a las hemorragias cerebrales.

Diagnóstico

Una vez que vea a un médico, él puede determinar qué parte del cerebro está afectado en función de sus síntomas.
Los médicos pueden realizar una variedad de pruebas de imagen, tales como una tomografía computarizada, que puede revelar una hemorragia interna o la acumulación de sangre, o una resonancia magnética. Un examen neurológico o el examen de la vista, que puede mostrar inflamación del nervio óptico, también se puede realizar. Los análisis de sangre y una punción lumbar (punción raquídea) también pueden ser necesarios.

Tratamiento

El tratamiento de la hemorragia en el cerebro depende de la ubicación, la causa y la magnitud de la hemorragia. La cirugía puede ser necesaria para aliviar la hinchazón y prevenir el sangrado. Ciertos medicamentos también pueden ser prescritos. Estos incluyen analgésicos, corticoides o diuréticos para reducir la hinchazón y los anticonvulsivos para controlar las convulsiones. Productos de sangre o fluidos por vía intravenosa se puede administrar si es necesario.

Prevención

Debido a que la mayoría de las hemorragias cerebrales se asocian con factores de riesgo específicos, se puede minimizar el riesgo de las siguientes maneras:

  • Tratamiento de la presión arterial alta. Los estudios muestran que el 80% de los pacientes con hemorragia cerebral tienen un historial de presión arterial alta. Lo más importante que puede hacer es controlar supresión arterial con dieta, ejercicio y medicamentos.
  • No fume.
  • No use drogas. La cocaína, por ejemplo, puede aumentar el riesgo de sangrado en el cerebro. 
  • Conduzca con cuidado y use el cinturón de seguridad.
  • Si le gusta montar en moto, use siempre casco.
  • Investigar la cirugía correctiva. Si usted sufre de anomalías, tales como aneurismas, la cirugía puede ayudar a prevenir futuras hemorragias. 
  • Tenga cuidado con el medicamento Coumadin. Si usted toma este medicamento, también llamado warfarina, deberá tener un seguimiento regular con su médico para asegurarse de que sus niveles de sangre están en el rango correcto.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

EPILEPSIA

EPILEPSIA

La epilepsia es un trastorno cerebral en el que una persona ha repetido convulsiones a través del tiempo. Las convulsiones son episodios de la actividad cerebral alterada que causan cambios en la atención o el comportamiento.

Causas

La epilepsia se produce cuando los cambios permanentes en el tejido cerebral hacen que el cerebro se vuelva demasiado excitable o nervioso. El cerebro envía señales anormales. Esto se traduce en ataques repetidos e impredecibles. (Una sola convulsión no es signo de epilepsia.)
La epilepsia puede ser debido a una condición médica o una lesión que afecta al cerebro o la causa puede ser desconocida (idiopática).
Las causas más comunes de epilepsia incluyen:

  • Carrera o ataque isquémico transitorio ( AIT )
  • La demencia , como la enfermedad de Alzheimer
  •  La lesión cerebral traumática
  • Infecciones, incluyendo absceso cerebral , meningitis , encefalitis , y el SIDA
  • Problemas con el cerebro que están presentes al nacer (defecto cerebral congénito)
  • La lesión cerebral que ocurre durante o cerca del nacimiento
  • Trastornos del metabolismo presente al nacer (como fenilcetonuria)
  • Tumor cerebral
  • Los vasos sanguíneos anormales en el cerebro
  • Otras enfermedades que dañan o destruyen el tejido cerebral
  • Uso de ciertos medicamentos, incluyendo antidepresivos, el tramadol, la cocaína y las anfetaminas

Las crisis epilépticas suelen comenzar entre los 5 y 20años , pero pueden ocurrir a cualquier edad. Puede haber una historia familiar de convulsiones o epilepsia.

Síntomas

Los síntomas varían de persona a persona. Algunas personas pueden tener simples episodios de ausencias, mientras que otros tienen sacudidas violentas y la pérdida de la lucidez mental. El tipo de ataque depende de la parte del cerebro afectada y la causa de la epilepsia.
La mayor parte del tiempo, la convulsión es similar a la anterior. Algunas personas con epilepsia tienen una sensación extraña (como hormigueo, sentir un olor que no está realmente allí o cambios emocionales) antes de cada ataque. Esto se conoce como un aura.

Diagnóstico

El médico realizará un examen físico, que incluirá una evaluación detallada del sistema cerebral y nervioso.
Se realizará un EEG (electroencefalograma) para medir la actividad eléctrica en el cerebro. Las personas con epilepsia a menudo tienen una actividad eléctrica anormal. En algunos casos, la prueba puede mostrar la zona en el cerebro donde empiezan las convulsiones. El cerebro puede ser normal después de una convulsión o entre convulsiones.
Para diagnosticar la epilepsia o el plan para la cirugía de la epilepsia:

  • Es posible que tenga que usar una grabadora de EEG durante días o semanas, durante su vida cotidiana.
  • Es posible que deba permanecer en un hospital especial donde pueda verse la actividad cerebral en las cámaras de vídeo. Esto se denomina vídeo EEG.

Los exámenes que pueden realizarse son:
• Química sanguínea
• Azúcar en la sangre
• CSC (conteo sanguíneo completo)
• Pruebas de función renal
• Pruebas de función hepática
• Punción lumbar (punción raquídea)
• Las pruebas para enfermedades infecciosas
La tomografía computarizada o resonancia magnética se realiza a menudo para encontrar la causa y la ubicación del problema en el cerebro.
Un diagnóstico de la epilepsia a menudo se hace durante una visita de emergencia por un ataque. Si una persona busca ayuda médica por un ataque previo o sospecha, el médico le preguntará acerca del historial médico del paciente, incluyendo los eventos convulsivos.

Herramientas de Diagnóstico:

Electroencefalograma (EEG). La herramienta de diagnóstico más importante para la epilepsia es un electroencefalograma, que mide las ondas cerebrales, se debe realizar dentro de las 24 horas de un ataque. Una sesión de grabación de EEG puede durar menos de una hora, pero en algunos casos, el paciente deberá tener una grabación de un día de duración o una grabación durante el sueño. Monitoreo a largo plazo puede ser necesario en algunos casos cuando los pacientes no responden a los medicamentos. Las unidades portátiles de EEG se encuentran disponibles en algunos lugares, los cuales pueden ser utilizados para controlar a los pacientes en todas las actividades normales. Con frecuencia se necesita series repetidas de EEG para confirmar un diagnóstico, sobre todo para ciertas crisis parciales que a menudo producen una lectura del EEG normal al inicio.

Electroencefalografía Vídeo (Video EEG). Para esta tarea, los pacientes son ingresados a una parte especial del hospital donde se controlan tanto por EEG y también están vigilados por una cámara de vídeo. Los pacientes pueden necesitar esto por una variedad de razones, incluyendo la suspensión o la adición de medicamentos en un paciente.

Tomografía computarizada (TC). Por lo general, la prueba de imagen cerebral se pide por primera vez para la mayoría de los adultos y los niños con convulsiones por primera vez. Esta técnica de imagen es lo suficientemente sensible para la mayoría de los propósitos. En los niños, incluso si la exploración es normal, el médico hará un seguimiento para asegurarse de que otros problemas no están presentes.

Tratamiento

El tratamiento para la epilepsia puede implicar cirugía o medicación.
Si los ataques epilépticos se deben a tumores, vasos sanguíneos anormales o sangrado en el cerebro, es posible requerir de la cirugía para el tratamiento de estos trastornos y pueda hacer que se detengan los ataques.
Los medicamentos para prevenir las convulsiones, llamados anticonvulsivos pueden reducir el número de convulsiones futuras.

  •  Estos medicamentos se toman por vía oral. El tipo de medicamento que se prescribe dependerá del tipo de convulsiones que se tenga.
  • Puede ser necesario cambiar de vez en cuando la dosis. Podría necesitar pruebas de sangre periódicas para detectar efectos secundarios.
  • Siempre tome sus medicamentos a tiempo y según las indicaciones. La falta de una dosis puede causar que us un ataque. Nunca deje de tomar o cambiar los medicamentos sin hablar primero con su médico.
  • Muchos medicamentos antiepilépticos producen defectos de nacimiento. Las mujeres que deseen quedar embarazadas deben informar al médico de antemano con el fin de ajustar estos medicamentos.
  • La cirugía para extirpar las células cerebrales anormales que causan las convulsiones pueden ser útiles para algunos pacientes.
  • La cirugía para colocar un estimulador del nervio vago (VNS) puede ser recomendada. Este dispositivo es similar a un marcapasos cardíaco. Puede ayudar a reducir el número de convulsiones.

A veces, los niños son sometidos a una dieta especial para ayudar a prevenir las convulsiones. El más popular es la dieta cetogénica.Una dieta baja en hidratos de carbono, tales como la dieta Atkins, también puede ser útil en algunos adultos.
Los cambios en la dieta puede aumentar el riesgo de una convulsión en una persona con epilepsia. Hable con su médico acerca de:
• Nuevos medicamentos recetados, vitaminas o suplementos
• El estrés emocional
• La falta de sueño
• Embarazo
• Si omite dosis de medicamentos contra la epilepsia
• El uso de alcohol u otras drogas

Otras consideraciones:

  • Las personas con epilepsia deben portar placas de alerta médica para que el tratamiento médico oportuno se puede obtener si se presenta una convulsión.
  • Las personas con epilepsia mal controlada, no deben conducir. Cada estado o país tiene una ley diferente de la que las personas con un historial de convulsiones se les permite conducir.
  • Evite las actividades o trabajos donde la pérdida de la conciencia causaría gran peligro, como subir a lugares altos, andar en bicicleta y nadar solos, entre otros.

Prevención

Como la causa de la epilepsia a menudo no es clara, por lo general no es posible para evitarlo.
Siempre use el cinturón de seguridad en el coche y un casco al andar en bicicleta o en moto, esquí, patinaje o montar a caballo, tomar las medidas necesarias para evitar accidentes irreversibles es la mejor prevención.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)