Arteriosclerosis

Arteriosclerosis

ArteriosclerosisLa arteriosclerosis se produce cuando los vasos sanguíneos que llevan oxígeno y nutrientes desde el corazón hasta el resto del cuerpo (arterias) se vuelven gruesas y rígidas, restringiendo el flujo sanguíneo a los órganos y tejidos. Las arterias sanas son flexibles y elásticas pero con el tiempo las paredes de las arterias pueden endurecerse.
La arteriosclerosis es una forma de enfermedad cardiovascular y se confunde a menudo con otro tipo de enfermedad cardiovascular llamada ateroesclerosis. Los principales factores de riesgo para la arteriosclerosis son la edad, el sexo, la presión arterial alta, colesterol alto, tabaquismo y diabetes.

Causas

Por lo general, este problema no se detecta hasta que no se produce el infarto de miocardio o el ictus cerebral. A la hora de diagnosticar esta enfermedad es importante sospechar su existencia cuando el paciente presenta varios factores de riesgo cardiovascular, por ejemplo si se trata de un fumador con el colesterol elevado y sobrepeso.
En relacion a los problemas circulatorios de los miembros inferiores, el diagnóstico suele basarse en una historia clínica bien detallada. Ante la presencia de dolor con el ejercicio, que se alivia con el reposo y que reaparece al retomarse la actividad, es fácil sospechar que el problema de base es la arteriosclerosis. Una forma sencilla de confirmarlo es medir la presión arterial en un brazo, así como en el tobillo del mismo lado; cuando existe una diferencia entre ambos valores, de forma que la presión en el tobillo es menor que la del brazo, esto suele significar que las arterias a nivel de la pierna se encuentran estrechadas por la arteriosclerosis.

Síntomas

Generalmente aparecen primero a nivel de las piernas o los pies. Cuando las arterias principales se estrechan disminuye el riego sanguíneo en estas zonas, y suele manifestarse característicamente como un dolor en las piernas cuando se camina continuadamente unos 100 o 200 metros. Esto se debe a que al iniciar la actividad física los vasos más pequeños asumen el aporte de sangre, pero posterior inmediato se necesita de un aporte mayor, lo que depende de vasos más importantes que, en este caso, se encuentran afectados por la arteriosclerosis, la necesidad no se satisface y se origina el dolor. Cuando se detiene la actividad el dolor desaparece casi al instante para volver a instaurarse si se continúa la actividad. A este conjunto de síntomas, dolor, reposo, y de nuevo dolor, se le conoce como claudicación intermitente, y es una forma muy típica de manifestación de la arteriosclerosis. También se manifiesta cuando algunos de los vasos sanguíneos quedan totalmente ocluidos. Si esta obstrucción se produce de forma paulatina se pueden formar nuevos circuitos vasculares que rieguen esa zona, aunque de manera más precaria. La circulación arterial deficiente reduce la sensibilidad al calor o al frío, incluso a la presión, por lo que los pies se vuelven más vulnerables a los traumatismos menores e infecciones.

Diagnóstico

Entre las pruebas diagnósticas que pueden realizarse para obtener un diagnóstico de la arteriosclerosis más certero destacan la ecografía, el eco-doppler o la angiografía. Con estas pruebas se puede determinar a qué nivel se encuentra la oclusión arterial, y valorar la necesidad o no de tratamiento quirúrgico.

Tratamiento

Está basado en la modificación del estilo de vida. El uso de fármacos e incluso la cirugía solo cuando sea necesario.
En la actualidad no existe ningún tratamiento médico que haya demostrado su efectividad para curar la arteriosclerosis. Los fármacos que el médico receta a los pacientes suelen ir encaminados al tratamiento de alteraciones específicas, como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la diabetes.
Si el paciente presenta manifestaciones clínicas a nivel de circulación de las piernas se puede utilizar ácido acetilsalicílico, u otro analgésico con actividad antiinflamatoria similar. Si no se produce ninguna mejora con las modificaciones en el estilo de vida, se pueden prescribir fármacos como la pentoxifilina, que ayudan a mejorar la circulación sanguínea.
Cirugía y otros tratamientos intervencionistas
Cuando una de las arterias principales de la pierna queda ocluida puede ser necesaria la intervención quirúrgica. Entre las técnicas quirúrgicas más empleadas está la denominada angioplastia con balón.
Consiste en la introducción de un catéter que consta de un globo en su extremo, que se hincha una vez localizada la obstrucción, abriéndose de esta forma la luz del vaso ocluido. Otro tipo de técnicas se basa en el uso del láser y otros dispositivos para abrir las arterias obstruidas.
La cirugía propiamente dicha se reserva para aquellos pacientes que tienen dolor, dificultades para caminar, alteraciones en la piel debido a la isquemia o riesgo elevado de amputación. La técnica consiste en abrir la arteria y limpiarla del material ocluyente, o bien realizar un by-pass o puenteo del vaso obstruido al derivar la circulación por un vaso sanguíneo artificial.

Prevención

Evitar todos aquellos factores de riesgo cardiovascular que se pueden controlar, estableciendo un estilo de vida saludable es, además, la mejor forma de prevenir el desarrollo de arteriosclerosis.
Lo mejor es reducir al máximo los factores que puedan suponer un daño a los vasos sanguíneos, para evitar así la aparición de la arteriosclerosis. Para conseguirlo, es importante tener en cuenta:

  • Dieta: Una alimentación saludable, que evite las grasas animales y contribuya a alcanzar y mantener un peso apropiado, es imprescindible para prevenir el depósito de grasas en las paredes vasculares y la consecuente disminución del calibre arterial. Una dieta equilibrada ayudará, además, a combatir la obesidad, que está asociada a otros trastornos como la diabetes, la hipertensión, o la hipercolesterolemia, que son factores de riesgo para desarrollar arteriosclerosis.
  • Actividad física: Es un punto fundamental a la hora de reducir el riesgo cardiovascular y mejorar el estado del sistema circulatorio. Basta con realizar un ejercicio moderado, pero diario, y preferiblemente tipo aeróbico como caminar a paso rápido, nadar o ir en bicicleta.
  • Alcohol y tabaco: Evitar cualquier hábito nocivo como el tabaquismo y el consumo de alcohol. Los fumadores son especialmente propensos a la arteriosclerosis, porque fumar reduce la cantidad de oxígeno que circula por la sangre y favorece el depósito de grasa en las arterias. El abandono de estos hábitos puede frenar e incluso mejorar la circulación en las personas afectadas por este problema.
  • El estrés: Se ha visto que el estrés también influye negativamente en el estado de las arterias. Un estilo de vida sin tensiones y libre de estrés contribuye al buen funcionamiento de los vasos sanguíneos.
  • Hipertensión arterial: Es uno de los factores de riesgo fundamentales que es imprescindible vigilar, ya que la hipertensión arterial produce un daño muy importante en las paredes arteriales que, favorece la aparición de arteriosclerosis. El control estricto de las cifras tensionales es una buena forma de prevenir este trastorno.
  • Cuidado de los pies: En el caso de enfermedad vascular en miembros inferiores hay que tener en cuenta ciertos aspectos en el cuidado diario de los pies. Se usará siempre un calzado del tamaño apropiado, y las pequeñas heridas y rozaduras se tratarán con mucha más atención que en condiciones normales, debido a la lenta cicatrización que tienen estos pacientes y al riesgo aumentado de infección.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Tuberculosis

Tuberculosis

TuberculosisLa tuberculosis (TB) es una enfermedad infecciosa potencialmente grave que afecta principalmente los pulmones. La bacteria que causa la tuberculosis se transmite de una persona a otra a través de pequeñas gotas liberadas en el aire a través de la tos y los estornudos. Las cepas de tuberculosis son, en su mayoría, resistentes a los fármacos más usados para tratar la enfermedad. Las personas con tuberculosis activa deben tomar varios tipos de medicamentos durante muchos meses para erradicar la infección y prevenir el desarrollo de resistencia a los antibióticos.

Causas

La tuberculosis es causada por bacterias que se propagan de persona a persona a través de gotitas microscópicas liberadas en el aire. Esto puede suceder cuando alguien con la enfermedad sin tratar contagia a personas sanas cuando tose, habla, estornuda, escupe. Aunque la tuberculosis es contagiosa, no es fácil de atrapar. Es mucho más probable conseguir la tuberculosis de alguien que vive o trabaja con que de un extraño. La mayoría de las personas con tuberculosis activa que han tenido un tratamiento farmacológico adecuado durante al menos dos semanas ya no son contagiosas. Desde la década de 1980, el número de casos de tuberculosis ha aumentado dramáticamente debido a la propagación del VIH, virus que causa el SIDA. La infección con el VIH suprime el sistema inmunológico, por lo que es difícil para el cuerpo controlar la bacteria de la tuberculosis. Otra razón por la que tuberculosis sigue siendo una importante causa de muerte es el aumento de cepas de la bacteria resistentes a los medicamentos. Las cepas resistentes a los medicamentos de tuberculosis surgen cuando un antibiótico deja de matar todas las bacterias, estas bacterias sobrevivientes se vuelven resistentes a ese medicamento en particular y con frecuencia a otros antibióticos. Algunas bacterias de la tuberculosis han desarrollado resistencia a los tratamientos más utilizados, como la isoniazida y la rifampicina. Algunas cepas también han desarrollado resistencia a los fármacos menos utilizados en el tratamiento de la tuberculosis,, por ejemplo los antibióticos conocidos como fluoroquinolonas y medicamentos inyectables incluyendo amikacina, kanamicina y capreomicina. Estos medicamentos a menudo se utilizan para tratar infecciones que son resistentes a los medicamentos más utilizados comúnmente.

Síntomas

Aunque el cuerpo puede albergar la bacteria que causa la tuberculosis, el sistema inmunitario normalmente puede evitar enfermarse. Por esta razón, los médicos hacen una distinción entre:

  • TB latente (También llamada TB inactiva o infección de la tuberculosis). En esta condición se tiene una infección de TB, pero las bacterias permanecen en el cuerpo en un estado inactivo y no causan síntomas. En este estado no es contagiosa pero puede convertirse en tuberculosis activa, por lo que el tratamiento es importante para la persona con TB latente y poder ayudar a controlar la propagación de la tuberculosis en general. Se estima que 2 millones de personas tienen TB latente.
  • TB activa. Esta condición hace que la persona se enferme y pueda contagiar a otras personas. Puede ocurrir en las primeras semanas después de la infección con las bacterias de la tuberculosis o puede ocurrir años después.

Los signos y síntomas de la tuberculosis activa incluyen:

  • Tos que dura tres semanas o más
  • Tos con sangre
  • Dolor en el pecho o dolor al respirar o toser
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Sudores nocturnos
  • Escalofríos
  • Pérdida del apetito

La tuberculosis también puede afectar otras partes del cuerpo, incluyendo los riñones, la columna vertebral o el cerebro. Cuando la tuberculosis se produce fuera de los pulmones, los signos y síntomas varían de acuerdo con los órganos involucrados. Por ejemplo, la tuberculosis de la columna vertebral puede dar dolor de espalda y la tuberculosis en los riñones puede causar sangre en la orina. Consulte al médico si tiene fiebre, pérdida de peso inexplicable, sudores nocturnos o tos persistente. Estos son a menudo signos de TB, pero también pueden ser el resultado de otros problemas médicos. El médico puede realizar pruebas para ayudar a determinar la causa.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que las personas que tienen un mayor riesgo de tuberculosis se proyecten para la infección tuberculosa latente. Esta recomendación incluye:

  • Las personas con VIH / SIDA
  • Personas de drogas intravenosas
  • Los que están en contacto con personas infectadas
  • Trabajadores de la salud que tratan a las personas con un alto riesgo de TB

Diagnóstico

Durante el examen físico, el médico le examinará los ganglios linfáticos y utilizará un estetoscopio para escuchar con atención los sonidos de los pulmones mientras respira. La herramienta de diagnóstico más utilizado para la tuberculosis es una simple prueba de la piel, aunque los análisis de sangre son cada vez más comunes. Se inyecta una pequeña cantidad de una sustancia llamada tuberculina PPD debajo de la piel del antebrazo en el interior. Dentro de 48 a 72 horas, un profesional de la salud revisa el brazo para detectar hinchazón en el sitio de la inyección. Una roncha roja dura y pronunciada significa que es probable que tenga infección de TB. El tamaño de la protuberancia determina si los resultados de la prueba son significativos. Un falso positivo puede ocurrir si ha sido vacunado recientemente con la vacuna del bacilo de Calmette-Guerin (BCG). Esta vacuna contra la tuberculosis rara vez se utiliza en los Estados Unidos, pero es ampliamente utilizado en los países con tasas elevadas de infección por tuberculosis. Los resultados falsos negativos pueden ocurrir en ciertas poblaciones – incluyendo en niños, personas mayores y personas con SIDA – que a veces no responden a la prueba cutánea de la TB. Un resultado falso negativo también puede ocurrir en personas que han sido recientemente infectadas con TB, pero cuyos sistemas inmunológicos todavía no han reaccionado a las bacterias.

Análisis De Sangre

Los análisis de sangre pueden utilizarse para confirmar o descartar la tuberculosis latente o activa. Estas pruebas utilizan una sofisticada tecnología para medir la reacción de su sistema inmune a las bacterias de TB. Estas pruebas requieren sólo una visita al consultorio. Un análisis de sangre puede ser útil si se está en alto riesgo de infección de la TB, pero tienen una respuesta negativa a la prueba de la piel, o si ha recibido recientemente la vacuna BCG.

Pruebas de imagen

Si ha tenido una prueba cutánea positiva, el médico probablemente ordenará una radiografía de tórax o una tomografía computarizada. Esto puede mostrar manchas blancas en los pulmones cuando el sistema inmunológico ha obtenido bacterias de tuberculosis o puede revelar cambios en los pulmones causado por la tuberculosis activa.

Pruebas de esputo

Si la radiografía de tórax muestra signos de tuberculosis, el médico puede tomar muestras de esputo (moco que aparece cuando tose). Las muestras de esputo se pueden utilizar también para detectar cepas resistentes a los medicamentos de TB. Esto ayuda al médico a elegir los medicamentos. Estas pruebas se pueden tomar de cuatro a ocho semanas para ser completado.

Tratamiento

el tratamiento de la tuberculosis tarda mucho más que el tratamiento de otros tipos de infecciones bacterianas. Con la tuberculosis, debe tomar antibióticos por lo menos de seis a nueve meses. Las drogas exactas y la duración del tratamiento dependerán de la edad, estado general de salud, posible resistencia a los medicamentos, la forma de TB (latente o activo) y la localización de la infección en el cuerpo. Si tiene tuberculosis latente, es posible que tenga que tomar un solo tipo de medicamentos. La tuberculosis activa, sobre todo si se trata de una cepa resistente a los medicamentos, se requiere varios medicamentos a la vez. Los medicamentos más comunes utilizados para tratar la tuberculosis incluyen: • Isoniazida • La rifampicina (Rifadin, Rimactane) • El etambutol (Myambutol) • La pirazinamida

Si tiene TB resistente a los medicamentos, una combinación de antibióticos llamados fluoroquinolonas y medicamentos inyectables, como amikacina, kanamicina o capreomicina, se utilizan generalmente de 20 a 30 meses. Algunos tipos de TB están desarrollando resistencia a estos medicamentos también. Una serie de nuevos fármacos están siendo vistos como tratamiento complementario al tratamiento combinado resistente a los medicamentos actuales, incluyendo: • Bedaquiline • Delamanid • PA-824 • Linezolid • Sutezolid

Efectos secundarios de los medicamentos Los efectos secundarios graves de los medicamentos antituberculosos no son comunes pero pueden ser peligrosos cuando se producen. Todos los medicamentos para la tuberculosis pueden ser altamente tóxicos para el hígado. Al tomar estos medicamentos, llame al médico inmediatamente si experimenta cualquiera de lo siguiente: • Náuseas o vómitos • Pérdida del apetito • Color amarillo de la piel (ictericia) • Orina oscura • Fiebre que dura tres días o más y no tiene una causa obvia

Después de unas semanas, no será contagiosa y puede comenzar a sentirse mejor. No es conveniente suspender los medicamentos, ya que es crucial que termine la dosis completa de la terapia y tomar los medicamentos exactamente según lo prescrito por el médico. Suspender el tratamiento demasiado pronto u omitir dosis puede permitir que las bacterias que aún estén vivas se vuelvan resistentes a los medicamentos, lo que conlleva a que la enfermedad sea mucho más peligrosa y difícil de tratar.

Prevención

Si el resultado es positivo para la infección latente de TB, el médico puede recomendar tomar medicamentos para reducir el riesgo de desarrollar tuberculosis activa. El único tipo de tuberculosis que es contagiosa es la variedad activa, cuando afecta a los pulmones. Así que se puede evitar que la tuberculosis latente se convierta en activa a fin de no transmitir la tuberculosis a otras personas. Si tiene TB activa, mantenga la seguridad a fin de no contagiar con los gérmenes a otras personas. Por lo general se necesitan varias semanas de tratamiento con medicamentos para la TB antes de ser contagioso. Estos consejos podrán servir para ayudar a mantener a familiares o personas cercanas alejadas de cualquier contagio.

  • Quedarse en casa. No ir al trabajo o la escuela o dormir en una habitación con otras personas durante las primeras semanas de tratamiento para la tuberculosis activa.
  • Ventilar la habitación. Gérmenes de tuberculosis se propagan más fácilmente en pequeños espacios cerrados donde el aire no se mueve. Si no es demasiado frío al aire libre, abrir las ventanas y utilizar un ventilador para soplar aire en el interior exterior.
  • Cubrirse la boca. Usar un pañuelo para cubrirse la boca cada vez que se ríe, estornuda o tose, luego desechar el pañuelo, usando una bolsa, sellarla y tirarlo a la basura.
  • Usar una máscara. Uso de una máscara quirúrgica cuando se está con otras personas durante las tres primeras semanas de tratamiento puede ayudar a disminuir el riesgo de transmisión.

El paso más importante que se puede tomar para proteger a otros y a sí mismo de la tuberculosis es tomar las dosis en tiempo y forma, ya que cuando se interrumpe el tratamiento prematuramente o salta las dosis, las bacterias de la tuberculosis tienen la oportunidad de desarrollar mutaciones que les permiten sobrevivir a los medicamentos antituberculosos más potentes. Las cepas resistentes a los fármacos resultantes son mucho más letales y difíciles de tratar.

Vacunas En los países donde la tuberculosis es más común, los niños a menudo son vacunados con la vacuna del bacilo de Calmette-Guerin (BCG), ya que puede prevenir la tuberculosis grave en los niños. La vacuna BCG no se recomienda para uso general en los Estados Unidos porque no es muy eficaz en adultos. Decenas de nuevas vacunas contra la tuberculosis se encuentran en diversas etapas de desarrollo y pruebas.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Atelectasia

Atelectasia

AtelectasisEs un colapso total o parcial de un pulmón o lóbulo de un pulmón. Se desarrolla cuando los pequeños sacos de aire (alvéolos) en los pulmones se vuelven desinflan. Es una de las complicaciones de respiración más comunes después de una cirugía. La atelectasia es también una posible complicación de otros problemas respiratorios, como la fibrosis quística, cuerpos extraños inhalados, los tumores de pulmón, líquido en los pulmones, asma severa y lesiones en el pecho.
La cantidad de tejido pulmonar involucrado en atelectasia es variable, depende de la causa. La atelectasia puede ser grave, ya que reduce la cantidad de oxígeno disponible para su cuerpo.

Causas

La atelectasia puede ser el resultado de una obstrucción respiratoria o de la presión desde fuera del pulmón.
Una obstrucción en las vías aéreas (bronquios) puede causar atelectasia obstructiva. Las posibles causas de la obstrucción se incluyen:

  • Moco. acumulación de moco en las vías respiratorias, que se producen con frecuencia durante y después de la cirugía, ya que no puede toser, es la causa más común de la atelectasia. Los fármacos administrados durante la cirugía hacen que los pulmones se inflen totalmente fuera de lo habitual, por lo que las secreciones normales se acumulan en las vías respiratorias. La aspiración a los pulmones durante la cirugía ayuda a remover estas secreciones, aunque puede seguir formando secreciones. Esto es por la necesidad de respirar y toser fuerte durante su recuperación.
  •  Cuerpo extraño. Los niños son más propensos a inhalar o tragar objetos, como maní o pequeña parte de un juguete y obstruir sus pulmones.
  • El estrechamiento de las vías respiratorias principales. Las infecciones crónicas, incluyendo infecciones por hongos, tuberculosis y otras enfermedades, pueden cicatrizar y constreñir las vías respiratorias.
  • Tumor en la vía aérea principal. Un crecimiento anormal puede estrechar las vías respiratorias.
  • Coágulo de sangre. Esto ocurre sólo si hay hemorragia significativa en los pulmones que no pueden ser expulsados al toser.

Las posibles causas de la atelectasia obstructiva incluyen:

  • Lesión. Trauma en el pecho – por una caída o un accidente automovilístico, por ejemplo – puede impedir tomar respiraciones profundas (debido al dolor), lo cual puede resultar en la compresión de los pulmones.
  • El derrame pleural. Esto es una acumulación de líquido entre los tejidos (pleura) que recubren los pulmones y el interior de la pared torácica.
  • Neumonía. Diferentes tipos de neumonía, inflamación en los pulmones, de manera temporal puede causar atelectasia. Un pulmón que permanece inflamado durante unas pocas semanas o más puede resultar en la bronquiectasia, una condición en la que el daño a las vías respiratorias hace que se ensanchen y se vuelvan flácidos y lleno de cicatrices.
  • Neumotórax. Escapes de aire en el espacio entre los pulmones y la pared torácica, provocando indirectamente que el pulmón se colapse.
  • Cicatrización del tejido pulmonar. Podría ser causada por una lesión, una enfermedad pulmonar o cirugía. En estos casos raros, la atelectasia es menor en comparación con el daño al tejido pulmonar de la cicatrización.
  • Tumor. Un tumor grande puede presionar y desinflar el pulmón y bloquear el pase de aire.

Síntomas

No siempre hay síntomas pero éstos pueden incluir:
• Dificultad para respirar (disnea)
• Respiración superficial y rápida
• Tos
• Fiebre
Es probable que ocurra cuando ya está en un hospital. Sin embargo, consulte al médico de inmediato si tiene dificultad para respirar. Otras enfermedades, además de la atelectasia pueden causar dificultades para respirar y requieren un diagnóstico preciso y un tratamiento oportuno. Si su respiración se hace cada vez más difícil, busque atención médica de emergencia.

Diagnóstico

Una radiografía de tórax puede diagnosticar atelectasia. Los síntomas de una infección respiratoria, especialmente la neumonía, en la radiografía de tórax de un niño pueden indicar un cuerpo extraño, siendo la causa más común de la atelectasia obstructiva en niños.
Para determinar la causa subyacente, el médico puede ordenar otras pruebas, incluyendo:

  • Tomografía computarizada. (CT) es más sensible que la radiografía simple en la detección de atelectasia debido a que puede medir los volúmenes pulmonares en todo o en una parte del pulmón. También puede ayudar a determinar si un tumor puede haber causado el colapso del pulmón (algo que puede no aparecer en una radiografía regular).
  • Ultrasonido. Puede usarse para verificar si hay o no acumulación de líquido fuera de los pulmones que podría comprimiendo el tejido pulmonar. También puede ayudar a guiar la extracción del fluido.
  • Oximetría. Esta sencilla prueba utiliza un pequeño dispositivo que se coloca en uno de los dedos para medir la saturación de oxígeno en la sangre.
  • La broncoscopia. Un tubo iluminado flexible insertado en la garganta permite al médico ver y posiblemente eliminar, al menos parcialmente, las obstrucciones en las vías respiratorias, tales como un tapón de moco, tumor o cuerpo extraño.

Tratamiento

El tratamiento de la atelectasia depende de la causa. La telectasia de una pequeña área del pulmón puede desaparecer sin tratamiento. Si hay una enfermedad subyacente, tal como un tumor, el tratamiento puede implicar la eliminación o reducción del tumor con cirugía, quimioterapia o radiación.

La fisioterapia respiratoria
Las técnicas que ayudan a las personas a respirar profundamente después de la cirugía para volver a expandir el tejido pulmonar colapsado son muy importantes. Estas técnicas se aprenden mejor antes de la cirugía. Ellos incluyen:

  • Tos.
  • Aplaudir (percusión) en su pecho sobre el área colapsada a aflojar la mucosidad. También puede utilizar dispositivos para extraer el moco de manera mecánicas tales como un vibrador, chaleco de aire, de pulso o un instrumento de mano.
  • Ejercicios de respiración profunda (espirometría incentiva).
  • Colocación de su cuerpo para que su cabeza quede más baja que el pecho (llamado drenaje postural). Esto permite que el moco drene mejor desde el fondo de sus pulmones.
  • El oxígeno suplementario puede ayudar a aliviar la falta de aliento.

Medicamentos
En algunos casos, se pueden usar medicamentos. Ellos incluyen:

  • Los broncodilatadores inhalados (Foradil, Serevent, otras), que abren los bronquios de los pulmones, haciendo más fácil la respiración.
  • Acetilcisteína (Acetadote) puede ayudar a diluir el moco y facilitar la expectoración.
  • Dornasa Alfa (Pulmozyme) es usado para limpiar la obstrucción de moco en los niños con fibrosis quística. Su papel en el tratamiento de la atelectasia para las personas sin fibrosis quística no está totalmente definido.

Los procedimientos quirúrgicos u otros
El médico puede sugerir la eliminación de las obstrucciones de las vías respiratorias, que se podrá hacer por succión de moco o mediante broncoscopia. La broncoscopia utiliza un tubo flexible con rosca en la garganta para despejar sus vías respiratorias.
El uso de presión positiva continua puede ser útil para algunas personas con bajos niveles de oxígeno (hipoxemia) después de la cirugía.

Prevención

Para disminuir el riesgo de la atelectasia:

  • Tenga cuidado con objetos pequeños. No dar a los niños objetos que puedan fácilmente introducirse a la boca, especialmente en niños de alrededor de 3 años de edad, cuando tienen molares y tengan necesidad de masticar. Tener cuidado con permitir que los niños pequeños jueguen con juguetes que tengan piezas pequeñas sueltas.
  • Deje de fumar. Fumar aumenta la producción y causa daño a los pequeños pelos que recubren los tubos bronquiales (cilios). Su movimiento ondulatorio ayuda a transportar la mucosidad en las vías respiratorias.
  • Haga ejercicios de respiración profunda. Después de la cirugía, siga las instrucciones del médico para la tos frecuente y ejercicios de respiración profunda.
  • Si tienes que estar en la cama, cambie de posición con frecuencia. Levántese y camine tan pronto como le sea capaz.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La meningococemia

La meningococemia

MeningococcemiaEs una enfermedad generada por varios tipos de meningococo (Neisseria meningitidis), habitante frecuente en la nariz y la garganta de personas sanas. Esta enfermedad ocurre cuando el meningococo invade el torrente sanguíneo. Por lo general hay sangrado dentro de la piel , y el tejido de esas áreas puede morir (tornarse necrótico o gangrenoso). Si el paciente sobrevive, las áreas sanan dejando cicatriz.

La incidencia de la meningococcemia se relaciona con la condición socio-económica de los países, como ocurre con tantas otras enfermedades infecciosas, siendo mayor el número de casos en las áreas de menores recursos. Se observan casos aislados durante todo el año, pero aumenta su frecuencia durante los meses más fríos (invierno y primavera). El meningococo se aloja en las vías respiratorias de los individuos sanos, algunos pueden convertirse en portadores asintomáticos, sin desarrollar la enfermedad. La incidencia aumenta en niños, en casos de individuos institucionalizados, (guarderías, asilos), y en condiciones de hacinamiento.
En personas con buenas defensas, no ocurre la diseminación de bacterias desde la garganta a la sangre. Pero en algunos individuos, en determinadas circunstancias, esta bacteria puede provocar una enfermedad grave.

Causas

Es causada por una bacteria llamada Neisseria meningitidis. La bacteria que vive con frecuencia en las vías respiratorias altas de una persona sin provocar signos visibles de enfermedad. Las bacterias pueden propagarse de persona a persona a través de gotitas respiratorias. Por ejemplo, uno puede resultar infectado si está cerca de alguien con la condición cuando estornudan o tosen. Por lo que los familiares cercanos están más expuestos al contagio.

Síntomas

Puede haber pocos síntomas al principio. Algunos pueden incluir:
• Fiebre
• Dolor de cabeza
• Irritabilidad
• Dolor muscular
• Náuseas
• Erupción con manchas rojas o moradas ( petequias )

Los síntomas posteriores pueden incluir:

• Nivel de conciencia cambiante
• Grandes áreas de sangrado bajo la piel ( púrpura )
• Choque

Diagnostico

Los análisis de sangre se hacen para descartar otras infecciones y ayudar a confirmar o no la enfermedad. Estas pruebas pueden incluir:
• Hemocultivo
• Recuento sanguíneo completo con diferencial
• Estudios de coagulación ( PT , PTT )

Otros exámenes que se pueden realizar son:

• Punción lumbar para obtener una muestra de líquido cefalorraquídeo para un cultivo de LCR
• La biopsia de piel y la tinción de Gram
• Análisis de orina

Tratamiento

La meningococcemia es una emergencia médica. Las personas con este tipo de infección a menudo son ingresadas en la unidad de cuidados intensivos del hospital, donde son monitoreados de cerca. La persona puede ser colocada en aislamiento respiratorio durante las primeras 24 horas para ayudar a prevenir la propagación de la infección a otras personas.

Los tratamientos pueden incluir:

• Los antibióticos por vía intravenosa (IV), dado inmediatamente
• Soporte respiratorio
• Los factores de coagulación o el reemplazo de las plaquetas – si los trastornos hemorrágicos desarrollan
• Líquidos por vía intravenosa (IV)
• Los medicamentos para tratar la presión arterial baja
• Cuidado de heridas para áreas de piel con coágulos sanguíneos

Prevención

A menudo se recomiendan antibióticos preventivos para los miembros de la familia y contactos.
Existen 3 tipos de vacunas:

  • Las vacunas a base de polisacáridos. Dichas vacunas pueden ser bivalentes (grupos A y C), trivalentes (grupos A, C y W) o tetravalentes (grupos A, C, Y y W135).
  • Las vacunas contra el meningococo del grupo B desarrolladas en Cuba, Noruega y los Países Bajos a base de proteínas de la membrana externa.
  • Desde 1999, vacunas conjugadas contra el meningococo del grupo C. Desde 2005 se ha autorizado en los Estados Unidos de América, Canadá y Europa una vacuna conjugada tetravalente (grupos A, C, Y y W135) para niños y adultos.

Existen grandes controversias con respecto a la utilidad de las vacunas. Si bien no ofrecen el 100% de cobertura, son, por el momento, la única protección con que se cuenta. Se recomienda en todos los casos, consultar con el pediatra o médico tratante, que seguramente tendrá una opinión atendible con respecto a cada paciente.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

CONDILOMA ACUMINADO

CONDILOMA ACUMINADO

Condiloma AcuminadoEl condiloma acuminado, también conocido como verruga genital o cresta de gallo, es una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus del papiloma humano (VPH). Actualmente, existen más de 100 tipos de VPH, algunos de los cuales pueden causar cáncer, principalmente en el cuello uterino y en el ano. No obstante, la infección por el VPH es muy común y no siempre provoca cáncer.
No se conoce cuánto tiempo el VPH puede permanecer sin síntomas y qué factores son los responsables del desarrollo de lesiones. Por ese motivo, es recomendable acudir a un centro médico para hacerse consultas periódicas.
Se trata de verrugas que no tienen síntomas, pero que de no ser tratadas producen frecuentes rebrotes.
En el hombre se localiza en frenillo, glande, orillas del prepucio y zona perianal; en la mujer, en la vagina, cuello uterino, zona perianal o vulva.
También tiene otras localizaciones, como lengua, labios y paladar.

Causas

Son causadas por el virus del papiloma humano (VPH), que cuenta con más de 100 variedades diferentes. Subtipos número 6 y 11 causan el 90% de las verrugas genitales y son considerados de bajo riesgo, ya que muy rara vez causan cáncer genital o anal. Por otro lado, los subtipos 16 y 18, por ejemplo, se considera de alto riesgo, ya que, a pesar de que rara vez causan verrugas genitales, pueden conducir a lesiones precancerosas y a cáncer cervical o anal. El VPH se transmite por contacto de piel a piel durante la actividad sexual y no necesariamente a través de relaciones sexuales vaginales o anales.

Síntomas

Las verrugas genitales aparecen como protuberancias redondeadas de color carne y de diferentes tamaños. Pueden ser lisas y planas o en forma de coliflor con un pequeño tallo. Se puede ver en los labios genitales, vagina, pene, escroto, ano, en la piel alrededor del ano y la uretra. Las verrugas generalmente no causan síntomas, aunque las verrugas pueden sangrar y llegar a ser doloroso al momento del coito si se encuentran dentro de la vagina.

Diagnóstico

Cualquier médico puede diagnosticar la infección con sólo observarlas en el paciente. Las mujeres con verrugas genitales deben someterse también a un examen para detectar posibles verrugas en el cuello uterino. Hay evidencia de que la infección por el VPH causa cáncer cérvicouterino.
El médico puede identificar verrugas en el tejido genital, que de otro modo serían invisibles, mediante la aplicación de vinagre (ácido acético) sobre áreas en que se sospeche la presencia de infección. Esta medida provoca que las áreas infectadas se tornen blancuzcas, lo que las hace más visibles, más aún si se realiza un procedimiento llamado colposcopia. Durante la colposcopia, el médico usa una lente de aumento para examinar la vagina y cérvix. En algunos casos, es necesario tomar una muestra de tejido del cuello uterino (biopsia) para examinarla microscopiocamente.
Una prueba de Papanicolaou también puede indicar la posible presencia de una infección cervical por VPH. En este examen se examinan células tomadas del cérvix bajo el microscopio para ver si son cancerosas. Si el papanicolau de una mujer arroja resultados anormales, es probable que esta tenga una infección por VPH. De ocurrir esto, deberán llevarse a cabo exámenes posteriores para detectar y tratar cualquier problema cervical.

Tratamiento

No existe cura para las verrugas genitales. El objetivo del tratamiento es eliminar las verrugas visibles y disminuir el riesgo de propagación del virus. Hay muchos tratamientos diferentes que pero ninguno de los cuales son 100% efectivos, aunque la mayoría de los tipos de tratamiento deshacen las verrugas en el 60-90% de los casos.

Algunos tratamientos que se aplican al paciente incluyen los siguientes:

  • El imiquimod 3,75% en crema. Se indica para fortalecer el sistema inmune, para matar el virus. Se aplica una vez al día durante un máximo de 8 semanas. Este medicamento puede debilitar los condones y se debe evitar la actividad sexual mientras la crema esté en la piel. No use imiquimod durante el embarazo.
  • El imiquimod crema al 5%. Aplicar una vez al día (al acostarse) 3 veces a la semana durante un máximo de 16 semanas.
  • Podofilox 0,5% en gel o solución.- Esto no debe usarse durante el embarazo.

Los tratamientos aplicados por un médico:

Resina de podofilina, solución de 15-25% – Esto no deberá ser usado durante el embarazo.
El ácido tricloroacético
Crioterapia – Se utiliza nitrógeno líquido para congelar las verrugas.
La extirpación quirúrgica. Solo puede realizarse por un especialista con anestesia local; por lo general para grandes cantidades de verrugas.
El tratamiento con láser. Tratamiento láser de dióxido de carbono es útil para una gran cantidad verrugas vaginales o de uretral.

La mayoría de estos tratamientos requieren múltiples aplicaciones. Si no hay mejoría después de 3 ciclos de tratamiento o si las verrugas no desaparecen después de 6 ciclos de tratamiento, el médico generalmente cambia a un medicamento diferente. Los efectos secundarios comunes de todos los tratamientos incluyen irritación de la piel y enrojecimiento. Algunas personas también pueden desarrollar cicatrices en el sitio de las verrugas.

Prevención

Como con todas las enfermedades de transmisión sexual, la abstinencia total es la única manera segura de evitar verrugas venéreas. Una relación monógama sexual con una persona sana conocida (libre de enfermedad) es la manera más práctica de evitar enfermedades de transmisión sexual.
El preservativo previene de la infección por VPH, y cuando se usa correcta y coherentemente, proporciona una buena protección no solamente contra el VPH sino también contra otras ETS.
El examen preventivo del cáncer ginecológico y el papanicolau, puede detectar alteraciones precoces en el cuello uterino y debe hacerse sistemáticamente en todas las mujeres.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Enfermedad de Meniere

Enfermedad de Meniere

Enfermedad de MeniereEs un trastorno del oído interno que causa episodios espontáneos de vértigo (una sensación de movimientos giratorios) junto con la fluctuación de la pérdida de la audición, zumbidos en los oídos (tinnitus), a veces una sensación de presión en el oído. En muchos casos, la enfermedad de Meniere afecta sólo un oído.
Las personas de 40 y 50 son más propensas a desarrollar la enfermedad de Meniere, pero puede ocurrir a cualquier edad, incluso en niños.
Aunque esta enfermedad es considerada crónica, diversas estrategias de tratamiento pueden ayudar a aliviar los síntomas y minimizar el impacto a largo plazo en su vida.

Causas

La causa de la enfermedad de Meniere no está definida. Parece ser el resultado del volumen o la composición anormal de fluido en el oído interno.
El oído interno es un conjunto de conductos y cavidades conectadas llamadas laberinto. El exterior del oído interno está hecho de hueso (laberinto óseo). En el interior es una estructura suave de membrana (laberinto membranoso) que es una versión un poco más pequeña, de forma similar al laberinto óseo. El laberinto membranoso contiene un líquido (endolinfa) y se alinea con los sensores capilares que responden al movimiento del fluido.
A fin de que todos los sensores en el oído interno funcionen correctamente, el fluido necesita retener una composición de volumen, presión y química determinada. Los factores que alteran las propiedades de fluido del oído interno pueden ayudar a causar la enfermedad de Meniere. Los científicos han propuesto una serie de posibles causas o desencadenantes, incluyendo:
• Drenaje de líquido inadecuado, quizá debido a un bloqueo o anormalidad anatómica
• Respuesta inmune anormal
• Alergias
• Infección viral
• Predisposición genética
• Traumatismo craneal
• Migrañas
Lo más probable es que la enfermedad de Meniere sea causada por una combinación de factores.

Síntomas

Los principales signos y síntomas de la enfermedad de Meniere son:
• Episodios recurrentes de vértigo. El vértigo es similar a la sensación que se experimenta si se gira rápidamente a alrededor varias veces y se detiene de repente. Sintiéndose como si la habitación está girando y se pierde el equilibrio. Los episodios de vértigo se presentan sin previo aviso y generalmente duran unos 20 minutos a dos horas o más, hasta 24 horas. El vértigo severo puede causar náuseas y vómitos.

• Pérdida. Audición Hipoacusia en la enfermedad de Meniere puede fluctuar, especialmente al comienzo del curso de la enfermedad. Con el tiempo la mayoría de las personas experimentan algún grado de pérdida de audición permanente.

• Zumbido en el oído (tinitus). Es la percepción de pitidos, zumbidos, rugidos o silbidos en el oído.

• Sensación de presión en el oído. Personas con enfermedad de Meniere a menudo sienten aumento de la presión en el oído.
Un episodio típico puede comenzar con una sensación de plenitud en el oído, lo que aumenta el tinnitus y la disminución de la audición, seguido de vértigo severo a menudo acompañado de náuseas y vómitos. Tal episodio puede durar 20 minutos a cuatro horas, después de que los signos y los síntomas mejoran. Sin embargo, la gravedad, la frecuencia y la duración de cada uno de estos problemas de percepción sensorial varían, especialmente al comienzo de la enfermedad. Por ejemplo, se podría tener episodios frecuentes con vértigo severo y sólo alteraciones leves en otras sensaciones. O se puede experimentar pérdida de audición, leve vértigo y con poca frecuencia pero tienen tinnitus frecuente que perturba el sueño.
Se debe consultar al médico si se experimenta cualquier signo o síntoma de la enfermedad de Meniere ya que cualquiera de estos problemas puede ser el resultado de otras enfermedades, es importante obtener un diagnóstico preciso lo antes posible.
El vértigo es un signo poco común pero posible en otros trastornos, como el derrame cerebral, tumor cerebral, esclerosis múltiple o enfermedades del corazón o de los vasos sanguíneos (enfermedad cardiovascular).

Consulte al médico de cabecera inmediatamente si el vértigo viene acompañado por alguno de los siguientes signos o síntomas:
• Dolor de cabeza que es inusual o grave para la persona
• La visión doble o pérdida de visión
• Deterioro del lenguaje
• Pierna o debilidad en el brazo
• Pérdida del conocimiento
• La caída o dificultad para caminar
• El entumecimiento u hormigueo
• Dolor en el pecho

Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad de Meniere requiere:
• Dos episodios espontáneos de vértigo, con una duración de 20 minutos o más
• Pérdida de la audición verificada por una prueba de audición por lo menos en una ocasión.
• Ti¡nnitus o sensación de plenitud aural
• Exclusión de otras causas conocidas de estos problemas sensoriales
Si se tiene signos o síntomas asociados con la enfermedad de Meniere, el médico podrá realizarle preguntas acerca de los problemas sensoriales, (pruebas de orden que evalúa la calidad de la función del oído internamente) y ordenar otros exámenes para detectar posibles causas de los problemas.
Se podrá llevar a cabo un examen físico acerca de:
• La gravedad, duración y frecuencia de los problemas sensoriales
• Historial de enfermedades infecciosas o alergias
• Uso de medicamentos
• Problemas anteriores del oído
• Estado general de salud
• Historia de los problemas del oído interno en la familia

También se hace necesario una prueba de audición (audiometría) para evaluar qué tan bien se detecta sonidos a diferentes tonos y volúmenes y distinguir entre las palabras de sonido similar. La prueba no sólo revela la calidad de la audición, también puede ayudar a determinar si el origen de los problemas de audición es en el oído interno o en el nervio que conecta el oído interno al cerebro.
Evaluación de balance
Entre los episodios de vértigo, el sentido del balance vuelve a la normalidad para la mayoría de las personas con la enfermedad de Meniere. Pero puede haber algún grado de problemas de equilibrio en curso.

Hay varias pruebas que evalúan la función del oído interno. Estas pruebas pueden dar resultados anormales en una persona con la enfermedad de Meniere.

Videonistagmografía (VNG). Evalúa la función del equilibrio mediante la evaluación de movimiento de los ojos. Sensores relacionados con el equilibrio en el oído interno están vinculados a los músculos que controlan el movimiento del ojo en todas las direcciones. Esta conexión es lo que le permite mover la cabeza alrededor mientras se mantiene los ojos enfocados en un solo punto.

Pruebas de Rotary-silla. Como un VNG, este mide la función del oído interno basado en el movimiento del ojo. En este caso, el estímulo al oído interno se proporciona por el movimiento de una silla giratoria especial precisamente controlada por una computadora.

Potencial vestibular miogénico evocado (PVME). Esta prueba mide el funcionamiento de los sensores en el oído interno que ayudan a detectar el movimiento de aceleración. Estos sensores también tienen una ligera sensibilidad al sonido. Cuando estos sensores reaccionan al sonido, se producen pequeñas variaciones medibles en el cuello o en los músculos del ojo. Estas contracciones sirven como una medida indirecta de la función del oído interno.

Posturografía. Este examen computarizado revela qué parte del sistema de equilibrio – la visión; función del oído interno; o sensaciones de la piel, los músculos, tendones y articulaciones – que se basan en los problemas de la mayoría de los y las partes que puedan causar. Aunque llevaba un arnés de seguridad, se pone de pie con los pies descalzos sobre una plataforma y mantener el equilibrio en diversas condiciones.
Pruebas para descartar otras condiciones

Otras pruebas pueden utilizarse para descartar trastornos que pueden causar problemas similares a los de la enfermedad de Meniere, como un tumor en el cerebro o la esclerosis múltiple. Estas pruebas incluyen:
Imágenes por resonancia magnética (MRI). Esta técnica utiliza un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes de los tejidos blandos en el cuerpo. Puede ser utilizado para producir una imagen en 3-D del cerebro o una parte de la sección transversal.

La tomografía computarizada (CT). Esta técnica de rayos X produce imágenes transversales de las estructuras internas del cuerpo.

Audiometría auditiva de respuesta del tronco cerebral. Esto es un examen computarizado de los nervios auditivos y centros auditivos del cerebro. Se puede ayudar a detectar la presencia de un tumor alterando la función de los nervios auditivos.

Tratamiento

No existe cura para la enfermedad de Meniere, pero una serie de estrategias puede ayudarle a manejar algunos de los síntomas. La investigación muestra que la mayoría de las personas con la enfermedad de Meniere responden al tratamiento, a pesar de la pérdida de audición a largo plazo.
El médico puede recetar medicamentos que deben tomarse durante un episodio de vértigo que ayuden a disminuir la severidad de un ataque:

  • Medicamentos para el mareo por movimiento, como meclizina (Antivert) o diazepam (Valium), pueden reducir la sensación de giro de vértigo y ayudar a controlar las náuseas y los vómitos.
  • Los medicamentos anti-náuseas, como la prometazina, pueden controlar las náuseas y los vómitos durante un episodio de vértigo.

El uso de medicamentos a largo plazo
El médico puede recetar un medicamento para reducir la retención de líquidos (diurético), tales como el triamtereno combinación de fármacos y la hidroclorotiazida (Dyazide, Maxzide).Reducir la cantidad de líquido que su cuerpo retiene puede ayudar a regular el volumen del líquido y la presión en el oído interno. Para algunas personas un diurético ayuda a controlar la gravedad y frecuencia de los síntomas de la enfermedad de Meniere.
Debido a que los medicamentos diuréticos hacen orinar con más frecuencia, el cuerpo puede privar de ciertos minerales, como el potasio. Si toma diurético, puede complementar la dieta cada semana con tres o cuatro porciones adicionales de alimentos ricos en potasio, como plátanos, melón, naranjas, espinacas y batatas.
Terapias y procedimientos no invasivos
Algunas personas con la enfermedad de Ménière pueden beneficiarse de otros tratamientos y procedimientos invasivos, tales como:

  • Rehabilitación. Si tiene problemas con el equilibrio entre los episodios de vértigo, puede beneficiarse de la terapia de rehabilitación vestibular. El objetivo de este tratamiento, que puede incluir ejercicios y actividades que se realizan durante las sesiones de terapia y en casa, es para ayudar al cuerpo y al cerebro a recuperar la capacidad de procesar la información del balance correctamente.
  • Audífono. Un audífono en el oído afectado por la enfermedad puede mejorar la audición. Por lo que se le puede referir a un audiólogo para discutir las opciones de audífonos.
  • Dispositivo Meniett. Para el vértigo que es difícil de tratar, esta terapia consiste en la aplicación de presión positiva al oído medio para mejorar el intercambio de fluidos. Un dispositivo llamado generador de impulsos Meniett aplica pulsos de presión en el conducto auditivo a través de un tubo de ventilación. El tratamiento se lleva a cabo en casa, por lo general tres veces al día durante cinco minutos a la vez. Los informes iniciales sobre el dispositivo Meniett muestran una mejora en los síntomas de vértigo, tinnitus y la presión sonora, pero su eficacia a largo plazo no ha sido determinada.

Inyecciones del oído medio
Los medicamentos inyectados en el oído medio, y luego absorbidos en el oído interno, puede mejorar los síntomas de vértigo:

  • La gentamicina, un antibiótico que es tóxico para el oído interno, reduce la función de equilibrio de la oreja, y su otro oído asume la responsabilidad para mantener el equilibrio. El procedimiento, que se puede realizar durante anestesia local, reduce la frecuencia y severidad de los ataques de vértigo. Existe el riesgo, sin embargo, de una mayor pérdida de audición.
  • Esteroides, como la dexametasona, también pueden ayudar a controlar los ataques de vértigo en algunas personas. Este procedimiento también se puede realizar con anestesia local aplicado por el médico. Aunque la dexametasona puede ser ligeramente menos eficaz que la gentamicina, la dexametasona es menos probable que la gentamicina para causar pérdida de la audición.

Cirugía
Si los ataques de vértigo asociados con la enfermedad de Meniere son graves y debilitantes y otros tratamientos no ayudan, la cirugía puede ser una opción. Los procedimientos pueden incluir:

  • Procedimientos saco endolinfático. El saco endolinfático juega un papel en la regulación de los niveles de líquido del oído interno. Estos procedimientos quirúrgicos pueden aliviar el vértigo disminuyendo la producción de fluido o aumentando la absorción de líquido.
  • Sección del nervio vestibular. Este procedimiento consiste en cortar el nervio que conecta sensores de equilibrio y movimiento en el oído interno al cerebro (nervio vestibular). Este procedimiento generalmente corrige problemas de vértigo al intentar preservar la audición en el oído afectado.
  • Laberintectomía. Con este procedimiento, el cirujano extirpa la parte del equilibrio del oído interno, eliminando de este modo tanto el equilibrio y la función auditiva del oído afectado. Este procedimiento se realiza sólo si ya tiene la pérdida casi total de audición en el oído afectado.

Prevención

En la mayoría de los casos, la enfermedad de Ménière no se puede prevenir. Sin embargo, algunos casos de enfermedad de Ménière pueden ser causados por lesiones en la cabeza. El uso del casco cuando ande en bicicleta, motocicleta, béisbol, patinaje en línea, o durante otras actividades deportivas puede proteger de lesiones en la cabeza que podrían conducir a la enfermedad de Ménière.
Podría reducir la frecuencia de ataques de vértigo al limitar la cantidad de sal en la dieta y evitar la cafeína, el alcohol, el tabaco y el estrés, que puede ayudar a reducir la estimulación del oído interno.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Los Lipomas

Lipomas

LipomaEl lipoma es un bulto de crecimiento lento, graso y que se encuentra con más frecuencia entre la piel y la capa muscular subyacente. A menudo es fácil de identificar porque se mueve fácilmente con la presión del dedo pequeño. Es pegajoso al tacto y por lo general no doloroso. Es posible que se tenga más de un lipoma. Los lipomas pueden ocurrir a cualquier edad, pero son a menudo detectados durante la mediana edad.Lipoma no es canceroso y generalmente es inofensivo.

Causas

La causa exacta de los lipomas se desconoce. Los lipomas tienden a darse en familias, por lo que los factores genéticos probablemente juegan un papel en su desarrollo.

Síntomas

Los lipomas son:
• Situado justo debajo de la piel. Ocurren comúnmente en el cuello, hombros, espalda, abdomen, brazos y muslos.
• Suave y pastoso al tacto. También se mueven fácilmente con una ligera presión de los dedos.
• Generalmente pequeños. Son típicamente menos de 2 pulgadas (5 centímetros) de diámetro, pero puede crecer más grande.
• A veces doloroso. Pueden ser dolorosos si crecen y presionan los nervios cercanos o si contienen muchos vasos sanguíneos.
Un lipoma es raramente una condición médica seria. Pero si nota un abultamiento o hinchazón en cualquier parte de su cuerpo, solicite una revisión de su médico.

Diagnóstico

Para diagnosticar un lipoma, el médico puede realizar:
• Un examen físico
• Una muestra de tejido (biopsia) para su examen de laboratorio
• Una ecografía u otra prueba de imagen, como una resonancia magnética o una tomografía computarizada, si el lipoma es grande, tiene características inusuales o que parece ser más profundo que el tejido graso.

Hay una pequeña posibilidad de que un bulto parecido a un lipoma pudiera ser un tipo de cáncer llamado liposarcoma. Los liposarcoma (tumores cancerosos en los tejidos grasos) crecen rápidamente, no se mueven bajo la piel y suelen ser dolorosas. Una biopsia, resonancia magnética o una tomografía computarizada se realiza normalmente si el médico sospecha liposarcoma.

Tratamiento

Por lo general ningún tratamiento es necesario para un lipoma. Sin embargo, si el lipoma está en un lugar molesto, doloroso y que está creciendo, el médico puede recomendar retirarlo.
Los tratamientos incluyen:
• La extirpación quirúrgica. La mayoría de los lipomas se extirpan quirúrgicamente cortándolos. Las recurrencias después de la eliminación son poco comunes.
• Las inyecciones de esteroides. Este tratamiento encoge el lipoma, pero por lo general no elimina completamente el tumor.
• Liposucción. Este tratamiento utiliza una aguja y una jeringa grande para remover el tumor graso.

Prevención

La aparición de un lipoma no se puede prevenir.
Ni siquiera la extirpación de un lipoma puede evitar que el afectado vuelva a tener otros lipomas o incluso una recidiva en la misma localización.

 

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Hematomacrosis

Hematomacrosis

HemocromatosisLa Hemocromatosis hereditaria hace que su cuerpo absorba demasiado hierro de los alimentos que consume. El exceso de hierro se almacena en los órganos, especialmente el hígado, corazón y páncreas. Pudiendo envenenar a estos órganos y dando lugar a condiciones peligrosas para la vida, como el cáncer, las arritmias cardíacas y la cirrosis.
Muchas personas heredan los genes defectuosos que causan la hemocromatosis – es la enfermedad genética más común en caucásicos. Sin embargo, sólo una minoría de las personas con los genes desarrolla problemas serios. Hay más probabilidades que sea grave en los hombres que en las mujeres.
El hierro juega un papel esencial en diversas funciones corporales, incluyendo la ayuda en la formación de la sangre. Una hormona llamada péptido hepcidina, secretada por el hígado, es clave en el uso de hierro en el cuerpo. Controla la cantidad de hierro que absorve los intestinos, cómo se utiliza el hierro en varios procesos del cuerpo y cómo se almacena en varios órganos.
En la hemocromatosis, la función normal de la hepcidina se rompe y su cuerpo absorbe más hierro del que necesita. Este exceso de hierro se almacena en los tejidos de los órganos principales, especialmente el hígado. El exceso de hierro es tóxico para el cuerpo, y en período de años, este hierro acumualdo puede provocar daños graves en muchos órganos, lo que lleva a una insuficiencia orgánica y las enfermedades crónicas como la cirrosis, la diabetes y la insuficiencia cardíaca.
Aunque muchas personas tienen genes defectuosos que causan la hemocromatosis, sólo alrededor del 10% de ellos tienen sobrecarga de hierro en la medida en que causa daño a los órganos y tejidos.
Otros tipos de hemocromatosis

  • Hemocromatosis juvenil. Los mismos problemas que causa en los adultos, causa en los jóvenes con hemocromatosis hereditaria. Pero la acumulación de hierro comienza mucho antes y los síntomas suelen aparecer entre las edades de 15 y 30 años. Este trastorno es causado por una mutación en el gen HJV.
  • Hemocromatosis neonatal. En este trastorno grave, el hierro se acumula rápidamente en el hígado del feto en desarrollo. Se cree que es una enfermedad autoinmune, en la que el cuerpo se ataca a sí mismo.
  • Hemocromatosis secundaria. Esta forma de la enfermedad no es hereditaria. Los depósitos de hierro se deben a otras enfermedades, como la anemia, enfermedad hepática crónica o una infección.

Causas

La Hemocromatosis hereditaria es causada por una mutación en un gen que controla la cantidad de hierro que su cuerpo absorbe de los alimentos que consume. Las mutaciones que la causa se transmite de padres a hijos.
El gen que está mutado con mayor frecuencia en personas con hemocromatosis hereditaria es llamado HFE. La persona hereda un gen HFE de cada uno de sus padres. El gen HFE tiene dos mutaciones comunes, C282Y y H63D. Una de estas mutaciones se encuentra en alrededor del 85 por ciento de las personas que tienen la hemocromatosis hereditaria. Las pruebas genéticas pueden revelar si tiene estas mutaciones en el gen HFE.

  • Si se hereda 2 genes anormales, puede desarrollar hemocromatosis. Alrededor del 70 por ciento de las personas que heredan dos genes desarrollan sobrecarga de hierro. También puede transmitir la mutación a sus hijos.
  • Si se hereda 1 gen anormal, no desarrollará la hemocromatosis. Se le considera portador de la mutación de genes y puede transmitir la mutación a sus hijos. Ellos no desarrollan la enfermedad a menos que también hereden otro gen anormal del otro padre.

Síntomas

Los signos y síntomas de la hemocromatosis hereditaria por lo general aparecen en la mediana edad. El hierro puede caer a niveles seguros mediante la eliminación regular de la sangre de su cuerpo.
Algunas personas con hemocromatosis hereditaria nunca tienen síntomas. Los síntomas tempranos a menudo son inespecíficos, imitando los de otras enfermedades comunes. Los síntomas comunes incluyen:
• Dolor en las articulaciones
• Fatiga
• Debilidad

Los primeros signos y síntomas de la enfermedad en los hombres son a menudo de daño en los órganos. Ellos incluyen:
• Dolor en las articulaciones
• Diabetes
• Pérdida del deseo sexual (libido)
• Impotencia
• Insuficiencia cardíaca
Aunque la hemocromatosis hereditaria está presente al nacer, la mayoría de las personas no experimentan signos y síntomas hasta más tarde en la vida por lo general entre las edades de 50 y 60 años en los hombres y después de los 60 años en las mujeres. Las mujeres son más propensas a desarrollar síntomas después de la menopausia, cuando ya no pierden hierro durante la menstruación y el embarazo.
Es recomendable consultar al médico si experimenta cualquiera de los signos y síntomas de la hemocromatosis hereditaria. Si tiene un familiar directo con hemocromatosis, consultar al médico acerca de pruebas genéticas que pueden determinar si ha heredado el gen que aumenta el riesgo de hemocromatosis.

Diagnóstico

La hemocromatosis hereditaria puede ser difícil de diagnosticar. Los primeros síntomas, como rigidez en las articulaciones y fatiga pueden ser el resultado de muchas otras condiciones más comunes de la hemocromatosis. Muchas personas con la enfermedad no presentan signos o síntomas distintos niveles elevados de hierro en la sangre. La mayoría de los casos son identificados por los análisis de sangre anormales hechos por otras razones, o de proyección de los familiares diagnosticados con la enfermedad.

Los análisis de sangre

Las dos pruebas clave para detectar la sobrecarga de hierro son:
Saturación de transferrina sérica. Este examen mide la cantidad de hierro unida a una proteína (transferrina) que transporta el hierro en la sangre. Los valores de saturación de transferrina mayor que el 45 por ciento se consideran demasiado alta.

La ferritina sérica. Este examen mide la cantidad de hierro almacenada en el hígado. Si los resultados de su prueba de saturación de transferrina en suero son más altos de lo normal, deberá consultar al médico para la revisión de ferritina sérica.

Debido a que muchas otras condiciones también pueden causar ferritina elevada, se necesitan ambas pruebas de sangre para diagnosticar el trastorno. Puede que sea necesario repetir estas pruebas repetidas para obtener resultados más precisos.

Pruebas adicionales

Se puede recomendar otras pruebas para confirmar el diagnóstico y buscar soluciones:
Pruebas de función hepática. Estas pruebas pueden ayudar a identificar el daño hepático.
MRI. Una resonancia magnética es una forma rápida y no invasiva de medir el grado de sobrecarga de hierro en el hígado.
Se recomienda pruebas para mutaciones genéticas. Prueba de ADN para las mutaciones en el gen HFE si se tiene niveles altos de hierro en la sangre.
Extracción de muestra de tejido hepático para su exanimación. Si se sospecha de daño en el hígado, el médico puede obtener una muestra del tejido del hígado, mediante una aguja fina. La muestra se envía a un laboratorio para comprobar la presencia de hierro, así como para la evidencia de daño hepático, especialmente cicatrices o cirrosis. Los riesgos de la biopsia incluyen moretones, sangrado e infección.

Evaluar a personas sanas de hemocromatosis
Se recomienda realizar pruebas genéticas para todos los parientes en primer grado (padres, hermanos e hijos) de cualquier persona con diagnóstico de la hemocromatosis. Si una mutación se encuentra en uno de los padres, entonces los niños no necesitan ser probados.

Tratamiento

Eliminación de sangre
Los médicos pueden tratar la hemocromatosis hereditaria de forma segura y eficaz mediante la eliminación de la sangre de su cuerpo (flebotomía) sobre una base regular, tal como si estuviera donando sangre. (De hecho, esta sangre es segura para ser utilizada por otras personas.) El objetivo es reducir los niveles de hierro a la normalidad. La cantidad de sangre extraída depende de la edad, estado general de salud y la gravedad de la sobrecarga de hierro. Pueden pasar varios años para reducir el hierro en el cuerpo a niveles normales.
Esquema de tratamiento inicial. Inicialmente, es posible que tenga una pinta (470 mililitros) de sangre, se toma una o dos veces por semana (por lo general en un hospital o consultorio de su médico). Dependiendo de la condición de las venas y consistencia de la sangre, el tiempo necesario para eliminar una pinta de sangre puede oscilar entre 10 y 30 minutos.
Programa de tratamiento de mantenimiento. Una vez que los niveles de hierro han vuelto a la normalidad, las extracciones de sangre pueden ser menos frecuentes, por lo general cada tres o cuatro meses. Algunas personas pueden mantener los niveles de hierro normales sin extracciones de sangre y algunas pueden necesitar la extracción mensualmente. El tiempo depende de la rapidez con que el hierro se acumula en su cuerpo.

El tratamiento de la hemocromatosis hereditaria puede ayudar a aliviar los síntomas de cansancio, dolor abdominal y oscurecimiento de la piel. Puede ayudar a prevenir complicaciones graves como enfermedad del hígado, enfermedad cardíaca y diabetes. Si ya tiene una de estas condiciones, la flebotomía puede retardar la progresión de la enfermedad e incluso en algunos casos, revertirla.
Si tiene hemocromatosis, pero no hay complicaciones de cirrosis o diabetes, tiene la misma esperanza de vida que una persona sana de la misma edad.
Si tiene cirrosis, el médico puede recomendar una revisión periódica para el cáncer de hígado. Esto implica generalmente una ecografía abdominal y un examen de sangre.

Quelación para aquellos que no pueden someterse a la extracción de sangre

Si no puede someterse a flebotomía, porque tiene anemia o complicaciones del corazón, el médico puede recomendar medicamentos para eliminar el exceso de hierro. El medicamento puede ser inyectado en el cuerpo, o puede ser tomado como una píldora. El medicamento hace que su cuerpo para expulsar hierro a través de la orina o en las heces en un proceso que a veces se llama quelación.

Prevención

La hemocromatosis se puede prevenir solamente con restricciones. Para evitar que surja una hemocromatosis adquirida (siderosis secundaria), es aconsejable evitar posibles desencadenantes, como el abuso del alcohol.
Sin embargo, no existen medidas que puedan prevenir una hemocromatosis hereditaria.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 2.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Hiperfagia

Hiperfagia

HiperfagiaHiperfagia, también llamada Polifagia, es un trastorno grave en la alimentación que puede tener efectos devastadores en la salud de una persona, es hambre compulsiva. Una persona con hiperfagia puede seguir comiendo los alimentos hasta el punto de experimentar dolor gástrico o incluso vómitos. No hay un tipo de alimento en particular que una persona con hiperfagia pueda querer consumir. El signo más evidente de que una persona tiene la hiperfagia es la obesidad.

Causas

La Hiperfagia puede ser causada cuando una persona experimenta daño en el hipotálamo que es una parte del cerebro con una variedad de funciones que incluyen el control de la temperatura del cuerpo, el hambre, la sed, la fatiga y el sueño. Trastornos como la diabetes, el síndrome de Kleine Levin (un mal funcionamiento en el hipotálamo), los trastornos genéticos Síndrome de Prader-Williy el síndrome de Bardet Biedl pueden causar hiperfagia

Síntomas

El comer en exceso se manifiesta como:
• la ingesta de alimentos en muchas y variadas formas y continuamente sin ninguna preferencia en particular;
• la necesidad de comer los alimentos grasosos y en grandes cantidades.
• un estado de nerviosismo extremo;
• un fuerte sobrepeso;
• aumento en el colesterol después de ingerir los alimentos.
• Riesgo de diabetes;
• Malestar.

Diagnóstico

El diagnóstico de trastorno por atracón se hace mediante la observación de los comportamientos mencionados anteriormente: el consumo de comida rápida o más de lo normal, ocultando esto y un sentimiento de odio a sí mismo.

Tratamiento

El comer en exceso debe ser tratado de la misma manera que otros trastornos de la alimentación. La supervisión médica a veces no es suficiente y debe ir acompañado de asesoramiento psicológico que ayudan a entender las razones de este comportamiento.

Prevención

Estando consciente de este trastorno puede aprender a manejar el stress y los antojos incontrolables por la comida

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Disuria

Disuria

DisuriaLa disuria es el término médico para el dolor o molestia al orinar. Es una sensación de ardor, es comúnmente causada por infecciones bacterianas e el tracto urinario.
El dolor al orinar es el síntoma más común de una infección del tracto urinario, especialmente en las mujeres. En los hombres, las infecciones del tracto urinario son menos comunes, por lo que al orinar es más comúnmente causada por uretritis y ciertas condiciones de la próstata
La infección suele comenzar cuando la bacteria entra por la uretra durante las relaciones sexuales. Las bacterias también pueden entrar en la uretra en mujeres y niñas que limpian con papel higiénico de atrás hacia adelante. En los hombres mayores de 50 años, la infección de la vejiga por lo general se asocia con un agrandamiento o infección de la próstata.

Causas

El dolor al orinar puede ser causado por una serie de condiciones y ciertas sustancias, incluyendo:
• Cálculos en la vejiga
• Clamidia
• Cistitis (infección de la vejiga)
• Fármacos, tales como los utilizados en el tratamiento del cáncer, que causan irritación en la vejiga como un efecto secundario
• El herpes genital
• Gonorrea
• Los ingredientes de los productos de cuidado personal, como jabones o perfumes
• Infección del riñón
• Cálculos renales
• La prostatitis (inflamación de la próstata)
• Enfermedades de transmisión sexual
• Vaginitis (infección vaginal)
• Uretritis (infección de la uretra)
• Infección del tracto urinario
• Infección por levaduras (vaginal)

Síntomas

Dependiendo de la causa de la disuria, puede haber otros síntomas además de dolor al orinar. Los síntomas pueden incluir:

  • Infección del tracto urinario inferior (cistitis): Micción frecuente, una urgencia de orinar, pérdida del control de la vejiga, dolor en la parte frontal inferior del abdomen (cerca de la vejiga), orina turbia que puede tener un olor fuerte, sangre en la orina.
  • Infección del tracto urinario superior (pielonefritis): Dolor en la espalda superior, fiebre alta con escalofríos, náuseas y vómitos, orina turbia, micción frecuente, una urgencia de orinar.
  • Uretritis: Secreción de la uretra, enrojecimiento alrededor de la abertura de la uretra, necesidad frecuente de orinar, flujo vaginal. Las personas con uretritis que proviene de una enfermedad de transmisión sexual a menudo no tienen ningún síntoma.
  • Vaginitis: Dolor o picazón en la vagina, flujo vaginal anormal o con mal olor, dolor o molestias durante las relaciones sexuales

Diagnóstico

Muchas personas tienen episodios ocasionales de malestar breve cuando comienzan a orinar. Por lo general, esto es causado por la irritación y no necesita ser tratado. Sin embargo, se debe consultar con un profesional de la salud si el dolor al orinar dura más tiempo, es grave o si sigue ocurriendo.
El médico investigará acerca de los síntomas y hábitos personales y sexuales. Realizará un examen físico, para cerciorarse si tiene sensibilidad en los riñones y para examinar sus genitales. En las mujeres, esto puede incluir un examen pélvico. En los hombres con problemas de próstata sospechoso, puede realizarse un examen rectal digital.
El médico procederá a cerciorarse si tiene una infección vesical simple, que habitualmente puede confirmar esto con un análisis de orina.
Si el médico sospecha una infección renal, se tomará una muestra de orina para identificar las especies de bacterias. Si se tiene fiebre, una muestra de sangre puede ser probada en un laboratorio para detectar bacterias en la sangre.

Tratamiento

El tratamiento de la disuria depende de su causa:
Cistitis y pielonefritis:  Estas infecciones, generalmente causadas por bacterias, se pueden curar con antibióticos por vía oral. Los antibióticos pueden administrarse vía intravenosa para pielonefritis grave con fiebre alta, escalofríos y vómitos.

Uretritis : La uretritis es tratada con antibióticos. El tipo de antibiótico utilizado depende de la infección.
Vaginitis: Tricomoniasis y vaginosis bacteriana se trata con antibióticos. Las infecciones por hongos se tratan con medicamentos antimicóticos, ya sea en forma de pastilla por vía oral o en forma de supositorio o crema vaginal.
Si es sexualmente activa y está recibiendo tratamiento para la disuria causada por una enfermedad de transmisión sexual, sus parejas sexuales deben también ser tratadas.

Prevención

Para ayudar a prevenir la disuria causada por cistitis o pielonefritis, deberá tomar varios vasos de agua cada día para limpiar el tracto urinario. Las mujeres deben tomar las debidas medidas de higiene y utilizar el papel de adelante hacia atrás después de defecar. Además, deben orinar inmediatamente después del coito para eliminar las bacterias lejos de la uretra. Esto ayuda a evitar que las bacterias se muevan dentro de la vejiga.
Para evitar disuria causada por la irritación, las mujeres deben mantener el área genital limpia y seca, cambiar los tampones y toallas sanitarias con frecuencia y evitar el uso de jabones irritantes, aerosoles vaginales y duchas. Para evitar la irritación en niñas, limite los baños de burbujas, lávese las partes genitales de las niñas bien pero con suavidad después de jugar en la arena y tener cuidado de no jugar por más tiempo con el traje de baño, todo lo cual puede conducir a irritación y enrojecimiento de la vulva (vulvitis).
Para ayudar a prevenir la disuria causada por enfermedades de transmisión sexual, la práctica de sexo seguro. Esto incluye utilización de preservativos siempre a menos que tenga una sola pareja sexual estable.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Noticias de Salud