Archivo de la categoría: Neurológico

Trastorno Obsesivo-Compulsivo (T.O.C.)

Trastorno obsesivo-compulsivo (T.O.C.)

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos no deseados incontrolables y comportamientos rituales repetitivos que se sienten obligados a realizar, incapaz de resistirse a ellos y liberarse.
Como una aguja se queda pegada en un disco viejo, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) hace que el cerebro se queda bloqueado en un pensamiento o deseo particular. Por ejemplo, es posible comprobar la estufa veinte veces para asegurarse de que está realmente apagada, lavarse las manos hasta hacerse daño.
Las obsesiones son pensamientos recurrentes no deseados, impulsos o imágenes que causan una ansiedad significativa. Al principio, la obsesión puede ser experimentada como relativamente benigna. Con el tiempo, la persona lo asocia con el miedo y la ansiedad que incapacita.
Estas obsesiones se dividen en categorías temáticas comunes, tales como:
• Miedo a la contaminación con la suciedad, los gérmenes o sustancias venenosas.
• Miedo de tener una enfermedad grave
• Temor de que las acciones de uno hieren a otras personas o causar que ocurran cosas malas.
• Incapacidad de deshacerse de objetos inútiles (acaparamiento)
• Pensamientos e imágenes sexuales y agresivos inapropiados
• Necesidad de simetría, orden o exactitud
Las personas que temen la contaminación pueden obsesionarse con dar la mano o tocar picaportes públicos.
Los que se obsesionan con las implicaciones de sus acciones a menudo temen a poner en peligro a los demás.
Las obsesiones con la simetría y el orden pueden causar ansiedad significativa sobre disposición de los muebles, los hábitos alimenticios o la ropa.
Impulsos sexuales inapropiados e imágenes pornográficas, a menudo de una naturaleza agresiva, pueden dominar la mente de una persona.
Las obsesiones de agresión también se centran en las emociones violentas, gritar en público o dañar a otros.
Acumular objetos inútiles, es común en el TOC y pueden coincidir con una obsesión por el orden.
Las personas que sufren de TOC se dan cuenta de que ellos crean sus obsesiones. Ellos sienten que el contenido de sus obsesiones está fuera de su control, inadecuado, no es indicativo de su carácter. Por lo tanto, su ansiedad se intensifica no sólo por obsesiones recurrentes, sino también por la extrañeza de las obsesiones.

Causas

La causa del trastorno obsesivo-compulsivo no se entiende completamente, pero dentro de las teorías principales incluyen:
  • Biología: Puede ser el resultado de cambios en las funciones propias de la química del cerebro o naturales de su cuerpo. También puede tener un componente genético, pero los genes específicos aún no han sido identificados.
  • Medio Ambiente: Algunos factores ambientales como las infecciones se sugieren como un disparador para el TOC, pero se necesita más investigación para estar seguro.
Los factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar o desencadenar el trastorno obsesivo-compulsivo son:
  • La historia familiar. Tener padres u otros miembros de la familia con la enfermedad puede aumentar su riesgo de desarrollar TOC.
  • Eventos estresantes de la vida. Si usted ha experimentado eventos traumáticos o estresantes o que tienden a reaccionar fuertemente a la tensión, el riesgo puede aumentar. Esta reacción puede, por alguna razón, desencadenar pensamientos intrusivos, los rituales y la angustia emocional característica de TOC.
Los individuos con trastorno obsesivo-compulsivo pueden tener problemas adicionales. Algunos de los problemas pueden estar asociadas con el TOC – otros pueden existir además de TOC pero no ser la causa de ello, entre éstos están:
  • La incapacidad para asistir al trabajo, la escuela o las actividades sociales.
  • Relaciones turbulentas.
  • La mala calidad de vida en general.
  • Los trastornos de ansiedad.
  • Depresión.
  • Trastornos de la alimentación.
  • Pensamientos y conductas suicidas.
  • El alcohol o abuso de otras sustancias.
  • La dermatitis por contacto de lavado de manos frecuente.

Síntomas

Los primeros indicios del TOC se pueden ver en niños y adolescentes. La enfermedad generalmente comienza de manera gradual y empeora con la edad. Los síntomas pueden ser leves o graves. Algunas personas sólo tienen pensamientos obsesivos sin comportamiento compulsivo.
La mayoría de las personas, especialmente los niños, no perciben las obsesiones y comportamientos compulsivos como irracionales o ridículos. Por ejemplo, los niños no les importa evitar grietas en la acera. Y aunque los adultos pueden cavilar sobre sus problemas, por lo general lo hacen porque sus problemas y sus soluciones tienen sentido a la vida adulta. Pero todas las personas con TOC se dan cuenta que estas reacciones suelen ser excesivas y perjudiciales. Esta toma de conciencia es una característica de la enfermedad.
Las personas con TOC suelen sentirse avergonzados de su enfermedad y rara vez revelan sus síntomas, si pueden evitarlo. Muchas personas ocultan sus síntomas a familiares y amigos durante años. Estas personas reconocen lo absurdo de su conducta, pero a menudo aprenden a vivir con ellos.
  1. Los síntomas pueden presentarse días, semanas y a veces hasta años después de ocurrido el hecho.
  2.  Se presentan pesadillas o flashbacks constantes sobre la situación traumática.
  3. El afectado mantiene “la guardia” y cree que el peligro volverá en cualquier momento.
  4. Físicamente puede haber diarrea, dolores musculares, dolor de cabeza, depresión y abuso de drogas, incluyendo analgésicos.

Diagnóstico

Para ayudar a diagnosticar el TOC, un especialista en la materia puede indicar exámenes, tales como:
  • Examen físico. Esto se puede hacer para ayudar a descartar otros problemas que podrían estar causando sus síntomas y para revisar si hay complicaciones relacionadas.
  • Las pruebas de laboratorio. Estos pueden incluir, por ejemplo, un recuento sanguíneo completo, la detección de alcohol y drogas y un chequeo de su función tiroidea.
  • Evaluación psicológica. El especialista de salud mental le preguntará acerca de sus pensamientos, sentimientos, síntomas y pautas de comportamiento; además, podría tener la opción de hablar con familiares y amigos sobre el caso, bajo el consentimiento del paciente.
Los criterios de diagnóstico: Para ser diagnosticado con TOC, debe cumplir con los criterios establecidos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría. Este manual es utilizado por los profesionales de salud mental para diagnosticar las enfermedades mentales y las empresas de seguros de reembolso para el tratamiento, lo cuales son:
• Debe tener obsesiones o compulsiones, o ambas cosas.
• Puede o no darse cuenta de que sus obsesiones y compulsiones son excesivas e irracionales.
• Las obsesiones y compulsiones son significativamente por periodos largos e interfieren con su rutina diaria y el funcionamiento social o laboral.
Sus obsesiones deben cumplir con los siguientes criterios:
• Recurrente, pensamientos, impulsos o imágenes persistentes y no deseadas son intrusivos y provocan malestar.
• Intenta ignorar estos pensamientos, imágenes o impulsos o suprimirlos con conductas compulsivas.
Las compulsiones deben cumplir con los siguientes criterios:
• Comportamiento repetitivo que se siente impulsado a realizar, tales como lavarse las manos o actos mentales repetitivos, como contar en silencio.
• Intenta neutralizar las obsesiones con otro pensamiento o acción.
• Estos comportamientos o actos mentales tienen el propósito de prevenir o reducir la angustia, pero son excesivos o no realistas en relación con el problema que están destinadas a solucionar.
A veces es difícil diagnosticar porque los síntomas del TOC pueden ser similares a los de un trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo, trastornos de ansiedad, depresión, esquizofrenia u otras enfermedades mentales. Alguien con verdaderas obsesiones y compulsiones tiene TOC, aunque es posible tener ambos TOC y trastorno de la personalidad obsesivo-compulsiva. Asegúrese de seguir con el proceso de diagnóstico para que pueda obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Tratamiento

El tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo no puede resultar en una cura, pero puede ayudarle a traer síntomas bajo control por lo que no descartan su vida diaria. Algunas personas necesitan tratamiento para el resto de sus vidas.
Los dos tratamientos principales para TOC son la psicoterapia y medicamentos. A menudo, el tratamiento es más eficaz con una combinación de éstos.
Psicoterapia
Es un tipo de terapia llamada exposición y prevención de respuesta (EPR) es el tratamiento más eficaz. Esta terapia consiste en exponer que poco a poco a un objeto o la obsesión temidos, tales como suciedad, el cual tiene que aprender maneras saludables de lidiar con la ansiedad. La terapia de exposición requiere esfuerzo y práctica, pero puede disfrutar de una mejor calidad de vida una vez que aprenda a manejar sus obsesiones y compulsiones.
La terapia puede llevarse a cabo en sesiones individuales, familiares o de grupo.
Medicamentos
Ciertos medicamentos psiquiátricos pueden ayudar a controlar las obsesiones y compulsiones del TOC. Por lo general, los antidepresivos son juzgados primero.
Los antidepresivos que han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para tratar el TOC son:
• Clomipramine (Anafranil)
• La fluvoxamina (Luvox CR)
• La fluoxetina (Prozac)
• La paroxetina (Paxil, Pexeva)
• Sertralina (Zoloft)
Sin embargo, otros antidepresivos y medicamentos psiquiátricos utilizados para otras afecciones se pueden prescribir fuera de la etiqueta para tratar el TOC.
La elección de un medicamento. No es raro tener que probar varios medicamentos antes de encontrar uno que funcione bien para controlar sus síntomas. Puede tomar semanas o meses después de comenzar un medicamento a notar una mejoría en sus síntomas. Su médico también puede recomendar medicamentos de combinación, como los antidepresivos y los medicamentos antipsicóticos, para que sean más eficaces en el control de sus síntomas.
No deje de tomar su medicamento sin consultar a su médico, incluso si se siente mejor (puede tener una recaída de los síntomas del TOC). Los antidepresivos no se consideran adictivos, pero la dependencia física a veces, que es diferente de la adicción, pueden ocurrir. Así que interrumpir el tratamiento bruscamente o desaparecidos varias dosis puede causar síntomas de dependencia, a veces llamado síndrome de la discontinuación. Trabaje con su médico para disminuir gradualmente y con seguridad su dosis.
Efectos secundarios de los medicamentos y los riesgos.
En general, el objetivo del tratamiento con medicamentos es para controlar eficazmente los signos y síntomas en la dosis más baja posible. Se debe tomar en cuenta lo siguiente:
  • Efectos secundarios. Todos los medicamentos psiquiátricos tienen efectos secundarios potenciales que pueden incluir malestar estomacal, trastornos del sueño, sudoración y reducido interés en la actividad sexual. 
  • El riesgo de suicidio. La mayoría de los antidepresivos son generalmente seguros, pero la FDA exige que todos llevan las advertencias más severas para las recetas. En algunos casos, los niños, adolescentes y adultos jóvenes menores de 25 años pueden tener un aumento de pensamientos o conductas suicidas cuando toman antidepresivos, especialmente en las primeras semanas después de iniciar o cuando se cambia la dosis. Si se producen pensamientos suicidas al tomar un antidepresivo, el paciente debe comunicarse inmediatamente con su médico o buscar ayuda de emergencia. Se debe tomar en cuenta que los antidepresivos son más propensos a reducir el riesgo de suicidio en el largo plazo mediante la mejora del estado de ánimo.
  • Interacciones con otras sustancias. Algunos medicamentos pueden tener interacciones peligrosas con otros medicamentos, o alimentos, alcohol u otras sustancias. Por lo que el paciente debe tener la obligación de indicarle al médico que sustancias o medicamentos toma, incluyendo vitaminas, minerales y suplementos de hierbas.

Prevención

No hay manera segura de prevenir el trastorno obsesivo-compulsivo. Sin embargo, obtener el tratamiento tan pronto como sea posible puede ayudar a prevenir el TOC empeore.
El trastorno obsesivo compulsivo es una enfermedad crónica, lo que significa que siempre será parte de su vida. Aunque no se puede tratar el TOC por cuenta propia, puede hacer algunas cosas por si mismo que se basará en el plan de tratamiento:
  • Tome sus medicamentos según las indicaciones. Incluso si usted se siente bien, no se resista a la tentación de saltarse sus medicamentos. Si se detiene, los síntomas del TOC probablemente volverán.
  • Preste atención a las señales de advertencia. Usted y su médico puede haber identificado los problemas que pueden desencadenar los síntomas del TOC. Haga un plan para que sepa qué hacer si los síntomas reaparecen. Comuníquese con su médico o terapeuta si nota cualquier cambio en los síntomas o cómo se siente.
  • Compruebe primero antes de tomar otros medicamentos. Póngase en contacto con el médico que le está tratando antes de tomar los medicamentos prescritos por otro médico o antes de tomar cualquier exceso de medicamentos de venta libre, vitaminas, minerales o suplementos a base de hierbas. Estos pueden interactuar con sus medicamentos con TOC.
Lidiar con el trastorno obsesivo compulsivo puede ser todo un reto. Los medicamentos pueden tener efectos secundarios no deseados y es posible que se sienta avergonzado o enojado por tener una condición que requiere tratamiento a largo plazo. Aquí hay algunas maneras de ayudar a hacer frente al TOC:
  • Aprenda sobre el TOC, edúquese sobre su condición puede empoderarlo, lo que lo motivará a cumplir con su plan de tratamiento.
  •  Unirse a un grupo de apoyo puede ayudar a llegar a otros que enfrentan retos similares.
  • Manténgase enfocado en sus metas. La recuperación es un proceso continuo. Debe manener sus metas de recuperación en mente.
  • Encontrar salidas saludables. Explore maneras saludables para canalizar su energía, como los pasatiempos y actividades recreativas. El ejercicio regular, una dieta saludable y dormir lo suficiente puede tener un efecto positivo en su tratamiento.
  • Aprenda relajación y manejo del estrés. Pruebe las técnicas de manejo del estrés, como la meditación, la relajación muscular, la respiración profunda o el yoga.
  • Seguir con sus actividades regulares. Vaya a trabajar o a la escuela como lo haría normalmente. Pasar tiempo con la familia y amigos. No deje que el TOC se interponga en el camino de su vida.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Espondilosis

Espondilosis

Espondilosis es un desgaste o degeneración de la columna vertebral causada por el desgaste de las articulaciones. El deterioro más frecuentemente implica el cartílago y los huesos, ya sea en la columna cervical (articulaciones del cuello), a veces referido como la espondilosis cervical o en la columna lumbar, a veces referido como la enfermedad degenerativa del disco lumbar. Espondilosis también puede afectar la sección media de la columna vertebral, llamada columna torácica.

Causas

La causa más frecuente de la espondilosis es una degeneración natural del cartílago y los huesos de la columna vertebral, como resultado de un desgaste excesivo, que es casi siempre un resultado natural del envejecimiento. El atletismo extremo pueden exacerbar esta degeneración, pero en casi todos los casos el desgaste por los años es la causa. Con el tiempo, los discos se deshidratan y pierden la capacidad de actuar como amortiguadores entre las vértebras. La rejilla dolorosa de hueso contra hueso a menudo causa que los huesos desarrollen crecimientos llamados espolones óseos para reemplazar el cartílago perdido. Estos espolones óseos pueden ejercer presión sobre la médula espinal, causando compresión dolorosa o debilitante del nervio.

Síntomas

Los síntomas de la espondilosis espinal incluyen dolor y rigidez en la espalda o el cuello que empeora con el tiempo, ocasionales dolores de cabeza , y, en algunos casos, el dolor en los hombros y los brazos. Este dolor a veces puede ser muy grave.
Si el nervio está comprimido, también puede sentir hormigueo u otras sensaciones anormales en los hombros, los brazos o las piernas. También puede experimentar debilidad en los brazos y las piernas, pérdida de sensibilidad, pérdida del equilibrio y la pérdida de control del intestino o la vejiga.

Los síntomas que pueden indicar una enfermedad grave. Busque atención médica inmediata si presenta alguno de estos síntomas graves de la compresión de los nervios, incluyendo:

• Sensaciones anormales, adormecimiento o debilidad en un lado del cuerpo
• Alteración del equilibrio y la coordinación
• Pérdida del control del intestino o la vejiga
• Pérdida de sensibilidad en los brazos, hombros o piernas
• Debilidad muscular en los brazos o las piernas

Diagnóstico

Durante el examen, el médico comprobará el rango de movimiento del cuello. Para saber si hay presión sobre los nervios espinales o médula espinal, el médico pondrá a prueba sus reflejos y comprobará la fuerza de sus músculos. Puede hacerle una prueba para cerciorarse si la compresión espinal está afectando la forma de andar.

Una variedad de pruebas de imagen pueden proporcionar información para guiar el diagnóstico y el tratamiento. Los ejemplos incluyen:

  • Radiografía de cuello. Una radiografía puede mostrar anomalías, tales como espolones óseos, que indican la espondilosis cervical. Se solicita principalmente como prueba de detección para buscar las causas poco frecuentes y graves para el dolor de cuello y rigidez – tales como tumores, infecciones o fracturas.
  • Tomografía computarizada (TC). Esta prueba se realiza en rayos X desde diferentes direcciones, luego los combina en una vista en sección transversal de las estructuras en el cuello.

Puede proporcionar muchos detalles más finos que una radiografía simple, especialmente de los huesos.

  • Resonancia magnética (RMI). utiliza un campo magnético y ondas de radio, puede producir, de manera detallada, imágenes transversales de los huesos y tejidos blandos.
  • Mielograma. Consiste en imágenes de generación que utilicen rayos X o tomografía computarizada después de inyectar un líquido en el canal espinal. El medio de contraste hace que las áreas de la columna vertebral sean más visibles.

Pruebas de la función nerviosa
Las pruebas de la función nerviosa, en algunos casos, puede ser útil para determinar si las señales nerviosas viajan correctamente a los músculos, éstas incluyen:

  • Electromiografía (EMG). Este examen mide la actividad eléctrica de los nervios que transmiten mensajes a los músculos cuando los músculos se contraen y cuando están en reposo. El propósito de un EMG es evaluar la salud de los músculos y los nervios que los controlan.
  • Estudio de conducción nerviosa. Para esta prueba, se colocan electrodos en la piel por encima del nervio a estudiar. Una pequeña descarga se hace pasar a través del nervio para medir la fuerza y la velocidad de las señales nerviosas.

Tratamiento

Espondilosis no es curable, pero en muchos casos los síntomas pueden disminuir o estabilizar por sí solos. El tratamiento está dirigido a aliviar el dolor que le ayudarán a participar en el mayor número de sus actividades normales como sea posible, y en ocasiones el tratamiento quirúrgico puede ser necesario para evitar daños permanentes en los nervios o la médula espinal.
Se le puede recetar una ronda de terapia física o un curso corto de un analgésico o relajante muscular. La cirugía sólo es necesaria si el tratamiento falla o si empeoran los signos de compresión nerviosa.

Medicamentos tradicionales de corta duración para el dolor de la espondilosis

Los más comunes de corta duración para el dolor de la espondilosis son:
• El celecoxib (Celebrex)
• Diclofenac (Voltaren)
• La hidrocodona ( Vicodin , Lortab)
• El ibuprofeno (Advil, Motrin)
• La indometacina (Indocin, Indocin SR)
• El naproxeno (Aleve, Naprosyn)
• La oxicodona ( Percocet , Roxicet)

Los relajantes musculares. El médico le puede recetar un relajante muscular en vez de medicamento para aliviar el dolor tradicional. Estos incluyen:
• Carisoprodol (Soma, Vanadom)
• Cyclobenzaprine (Fexmid, Flexeril)
• Metocarbamol (Robaxin)

Medicamentos para el dolor nervioso
Algunos medicamentos se centran específicamente en el dolor nervioso e incluyen:
• La duloxetina (Cymbalta)
• La gabapentina (Neurontin)
• La pregabalina (Lyrica)

Otros fármacos para el dolor crónico. Además de los AINE y relajantes musculares, se han encontrado varios fármacos específicos particularmente eficaz para el dolor crónico, los que incluyen:
• Carbamazepina (Carbatrol, Equetro, Tegretol)
• La fenitoína (Dilantin, Phenytek, Di-Phen)

Las intervenciones no quirúrgicas. En los casos de dolor no controlado, los procedimientos de esteroides y anestésico pueden ayudar a aliviar el dolor crónico sin necesidad de cirugía. Estos procedimientos incluyen:
• Inyección de corticosteroides, por lo general cortisona (Celestone, Kenalog)
• Cuello corsé o dispositivo ortopédico lumbar
• Fisioterapia
• Tracción (en casos graves)

Las intervenciones quirúrgicas
En los casos de dolor incontrolable, pérdida de movimiento, pérdida de sensación o la pérdida de control de la vejiga o el intestino, la cirugía para aliviar la presión sobre los nervios espinales o la médula espinal puede ser inmediatamente necesaria.

Además de seguir su régimen de tratamiento prescrito por su médico, usted también puede ayudar a reducir el dolor y aumentar la movilidad a través de:
• Aplicar hielo o calor
• Asistir a la fisioterapia como se recomienda
• La práctica de ejercicios según las indicaciones de su médico
• El uso de un collarín cervical (en algunos casos)

Tratamientos complementarios
Algunos tratamientos complementarios pueden ayudar a algunas personas a lidiar mejor con la espondilosis. Estos tratamientos, a veces referido como terapias alternativas, se utilizan en combinación con los tratamientos médicos tradicionales. Estos tratamientos complementarios no pretenden sustituir la atención médica completa.

Los tratamientos complementarios pueden incluir:
• Acupuntura
• Terapia de masajes
• Yoga

Prevención

No se puede evitar que su cuerpo envejezca, pero se puede hacer mucho para mejorar la salud de su columna vertebral. Siguiendo los consejos que aparecen a continuación, usted puede disfrutar de los beneficios de una columna vertebral sana a cualquier edad.
• Siga el plan de tratamiento de su médico y sega su plan de ejercicio en el hogar (si usted estaba en terapia física).
• Sentarse y pararse correctamente.
• Aprenda a levantar correctamente.
• Haga ejercicio con regularidad. (Ejercicio aeróbico es especialmente bueno.)
• Alcanzar y mantener un peso corporal saludable.
• Comer sano (una dieta bien balanceada, baja en grasas y rica en frutas y verduras).
• Deje de fumar.
• Evite el consumo excesivo de alcohol.
• Descanse lo suficiente.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Braquialgia

Braquialgia

El Braquialgias es un síntoma característico o secundario a muchas enfermedades y trastornos, tales como: cambios degenerativos en las articulaciones, intervertebral osteoartritis cervical , hernias discales , osteofitos , la degeneración progresiva del disco, espondilosis , estenosis espinal y tumores de la columna vertebral .

Causas

Es un síntoma que se produce en muchos procesos patológicos:

  •  Degenerativa de la articulación intravertebral
  • Artrosis servical
  • Hernia discal cervical (la causa más común de braquialgia entre los jóvenes)
  • Las enfermedades degenerativas del disco cervical
  • Osteofitos (espolones hueso ): Estos son crecimientos óseos situados en la misma superficie del hueso. El trastorno – articulaciones típicas – es debido a una acumulación excesiva de calcio en el cartílago articular .
  • La degeneración progresiva del disco, a menudo causada por el inexorable proceso de ‘ envejecimiento
  • Prolapso intervertebral
  • Espondilosis
  • La estenosis espinal
  • Los tumores de la columna vertebral

No es poco común que dos o más condiciones médicas enumeradas anteriormente ocurran simultáneamente.
El paciente tiene un riesgo mayor de infección recurrente durante braquialgia de la columna vertebral, de alta resistencia, los deportes de potencia (levantamiento de pesas) y tabaquismo .

Síntomas

Además de dolor de cuello que se irradia hacia el brazo, el paciente se queja de dolor cervical y escapular, debilidad y pérdida de la fuerza muscular del brazo, sensación de hormigueo y la percepción de una descarga eléctrica en mano y brazo. También pueden alterar la sensibilidad de la piel del brazo en el nervio. El paciente percibe una reducción de la sensibilidad en la piel a estímulos mecánicos.

Diagnóstico

El paciente debe someterse a una serie de pruebas de diagnóstico que son útiles para localizar la raíz de la causa.

  • La historia, la observación y palpación médica es importante para su diagnóstico.
  • Los estudios por imágenes de la columna cervical, tales como:
  • Radiografía ( rayos X ): ofrece una visión de los huesos generales y tejidos del cuello
  • Tomografía Computarizada (CT): detecta cualquier alteración estructural de huesos de la columna vertebral cervical (por ejemplo fracturas, agudos / hernias discales aguda ).
  • TC + mielografía: esta combinación de ensayos analíticos es capaz de evaluar la gravedad de una posible lesión de la columna cervical y también localiza la ubicación precisa de la compresión de la médula espinal
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM ): Prueba de elección para detectar posibles trastornos de los tejidos blandos (por ejemplo hernia de disco)
  • Electromiografía: los pacientes que se quejan de braquialgia también pueden recibir electromiografía, pruebas útiles para la detección de anomalías de la raíz nerviosa y excluir otras posibles causas neurológicas

Tratamiento

El fármaco reduce el dolor y temporalmente enmascara el dolor, para este propósito, los AINE, opioides y, a veces anticonvulsivos son los más utilizados en la terapia.
Cuando el dolor es muy fuerte, afecta el trabajo normal y social de la víctima, el médico puede sugerir una inyección anestésico directamente en el nervio involucrado en la enfermedad, y la inyección de drogas se lleva a cabo bajo la guía de rayos X de tomografía computarizada. Después del procedimiento, el dolor se reduce significativamente y la única desventaja de esta terapia es que el efecto anestésico desaparece después de unos pocos días y el dolor se produce con la misma intensidad.
Paralelamente a la medicación, el paciente puede incluir una terapia conservadora adecuada, como fisioterapia, masajes, acupuntura dirigida a osteopatía.

Cuando las terapias descritas anteriormente no son suficientes para aliviar y alienar la Braquialgias, por lo general el paciente se somete a cirugía, con sujeción a la causa subyacente:

  • Discectomía: indica cuándo el braquialgia depende de una hernia de disco cervical. La cirugía implica la eliminación de la hernia de disco a través de una incisión en el cuello. Posteriormente, se reemplaza el disco con un pequeño fragmento óseo extrapolado de la pelvis del paciente mismo.
  • Foraminotomía: intervención diseñado para aliviar la presión ejercida sobre los nervios comprimidos dentro del foramen intervertebral
  •  Laminectomía con o sin fusión: la extirpación quirúrgica de la lámina de una o más vértebras involucradas en la lesión. El resultado es una apertura del canal espinal que puede corregir cualquier enfermedad malformación / responsable traumático.
  • Reemplazo de disco cervical con un compromiso de prótesis.

El neurocirujano debe dirigir un tratamiento más apto para el paciente.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 3.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +2 (from 2 votes)

La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ)

La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ)

Es un tratorno degenerativo neurológico (enfermedad del cerebro) que es invariablemente incurable y fatal. La ECJ es a veces llamada la enfermedad de las vacas locas en una forma humana ( encefalopatía espongiforme bovina o EEB ) a pesar que la ECJ clásica no está relacionado con la EEB; sin embargo, dado que la EEB se cree que es la causa de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ), enfermedad en los seres humanos, los dos se confunden a menudo.
En la ECJ, el tejido cerebral tiene orificios y adquiere una textura esponjosa. Esto es debido a un tipo de proteína infecciosa denominada un prión . Los priones son proteínas misfolded que se replican mediante la conversión de sus homólogos correctamente plegados.

Causas

Son causadas por priones . Las enfermedades es a veces llamada enfermedad priónica. Otras enfermedades priónicas son Gerstmann-Sträussler-Scheinker (GSS), el insomnio familiar fatal (FFI) y el kuru en los seres humanos, así como la encefalopatía espongiforme bovina (EEB, conocida comúnmente como enfermedad de las vacas locas) en el ganado bovino. El síndrome de Alpers en los bebés también se cree que es una encefalopatía espongiforme transmisible causada por un prión.
El prión, que se cree que causa la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob exhibe al menos dos conformaciones estables. Uno, el estado nativo, es soluble en agua y presente en las células sanas. El otro estado conformacional es relativamente insoluble en agua y forma fácilmente agregados de proteína.
Las personas también pueden adquirir la ECJ genéticamente a través de una mutación del gen que codifica para la proteína prión (PRNP). Esto ocurre en sólo 5-10% de todos los casos de ECJ.

Síntomas

El primer síntoma es la demencia rápidamente progresiva, lo que lleva a la pérdida de memoria, alucinaciones, y la personalidad cambia. Esto se acompaña de problemas físicos como deterioro en el lenguaje, movimientos espasmódicos ( mioclonía ), disfunción en el equilibrio y la coordinación ( ataxia ), los cambios en marcha , postura rígida y convulsiones . La duración de la enfermedad es muy variable, pero esporádica (no hereditaria), puede ser mortal en cuestión de meses o incluso semanas. En algunas personas, los síntomas pueden continuar durante años. En la mayoría de los pacientes, estos síntomas son seguidos por movimientos involuntarios y la aparición de un atípico diagnóstico de rastreo electroencefalograma. La mayoría de las víctimas mueren seis meses después que aparecen los síntomas iniciales, con frecuencias de neumonía debido a los reflejos de tos deteriorados. Alrededor del 15% de los pacientes sobreviven más de dos años.

Diagnóstico

Actualmente no existe una sola prueba de diagnóstico para la cura de esta enfermedad. Cuando un médico sospecha la enfermedad, la primera preocupación es eliminar las formas tratables de demencia tales como la encefalitis (inflamación del cerebro) o meningitis crónica. Un examen neurológico se llevará a cabo y el médico puede solicitar consulta con otros especialistas. Las pruebas estándar de diagnóstico incluyen una punción lumbar para descartar causas más comunes de demencia y un electroencefalograma (EEG) para registrar los patrones eléctricos del cerebro, lo cual puede ser particularmente valioso ya que muestra un tipo específico de anomalía en la ECJ. La tomografía computarizada del cerebro puede ayudar a descartar la posibilidad de que el resultado síntomas de otros problemas tales como la apoplejía o un tumor cerebral. La resonancia magnética (RM) del cerebro también puede revelar patrones característicos de degeneración cerebral que pueden ayudar a diagnosticar la ECJ.
La única forma de confirmar el diagnóstico de ECJ es por biopsia cerebral. En una biopsia cerebral, un neurocirujano extrae un pedazo pequeño de tejido del cerebro del paciente para que pueda ser examinada por un neuropatólogo. Este procedimiento puede ser peligroso para el paciente. Debido a que un diagnóstico correcto de la ECJ no ayuda a la persona, una biopsia cerebral no se recomienda a menos que sea necesario para descartar un trastorno tratable.
Además, se puede realizar las siguientes pruebas:

  • Electroencefalografía
  • Análisis de líquido cefalorraquídeo de proteína 14-3-3
  • Resonancia Magnética del Cerebro (RMC).
  • Diffusion Weighted Imaging (DWI) las imágenes son las más sensibles. En aproximadamente el 24% de los casos de DWI muestra sólo hiperintensidad cortical; en 68%, alteraciones corticales y subcorticales y en 5%, sólo anomalías subcorticales.

Una investigación en 2010 y 2011 identificó un análisis de sangre posible para la ECJ. La prueba intenta identificar el prión responsable de la enfermedad. Sin embargo, no fue posible detectar los priones en aquellos en etapas tempranas de la enfermedad.

Tratamiento

Todavía no existe una cura para la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, solo tratamiento para aliviar los síntomas. Los actuales ensayos clínicos están probando prometedores medicamentos antivirales como la amantadina, que ha demostrado ser útil en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Algunos pacientes que toman estos medicamentos antivirales han demostrado breves períodos de mejoría, sin efectos secundarios dañinos. Sin embargo, ningún tratamiento se ha descubierto para la cura de este mal. Es invariablemente fatal, a menudo dentro de un año del inicio de los síntomas.

Prevención

No hay manera de prevenir esta enfermedad.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La Distonía

Distonia

La Distonía es un trastorno neurológico del movimiento, en el que las contracciones musculares sostenidas causan movimientos repetitivos de torsión o posturas anormales.
Hay varios tipos de distonia, tales como:
• Generalizada
• Focal
• Segmentario
• Sexual
• Intermedio
• Psicógena
• Reacción Distónica Aguda

Causas

Las causas de la distonía aún no se conocen; sin embargo, se clasifican de la siguiente manera en una base teórica:
Distonía primaria: se sospecha que es causada por una patología del sistema nervioso central , probablemente procedentes de las partes del cerebro relacionadas con la función motora, tales como el ganglio basal , y el GABA ( ácido gamma-aminobutírico ) producir neuronas de Purkinje . La causa exacta de la distonía primaria es desconocida. En muchos casos se puede incluir alguna predisposición genética a la enfermedad en combinación con las condiciones ambientales.
Distonía secundaria se refiere a la distonía provocada por alguna causa identificada, que generalmente incluye daño cerebral, o por alguna causa no identificada como desequilibrio químico. Algunos casos (particularmente focal) de distonía es presentada después de trauma, son inducidos por ciertas drogas ( distonía tardía ) o puede ser el resultado de enfermedades del sistema nervioso tales como la enfermedad de Wilson .
El trastorno puede ser hereditario o causado por otros factores como la relacionada con el nacimiento u otro trauma físico,  infección , envenenamiento (por ejemplo, envenenamiento por plomo ) o la reacción a fármacos , en particular neurolépticos

Síntomas

Los síntomas varían según el tipo de distonía involucrado. En la mayoría de los casos, la distonía tiende a conducir a la postura anormal, sobre todo en el movimiento. Muchos enfermos tienen dolor continuo, calambres y espasmos musculares debido a incesantes movimientos musculares involuntarios. Otros síntomas motores son posibles, incluyendo relamerse los labios.
Los primeros síntomas pueden incluir pérdida de la coordinación muscular, precisión (a veces manifiesta primero en caligrafía en declive, con frecuencia pequeñas lesiones en las manos y objetos caídos), calambres dolor con el uso sostenido y temblor. Dolor muscular y calambres significativos puede deberse a esfuerzos muy menores, como sostener un libro y pasar las páginas. Puede llegar a ser difícil encontrar una posición cómoda para los brazos y las piernas, incluso con los esfuerzos menores asociados con los brazos cruzados que causa mucho dolor similar al síndrome de piernas inquietas . Las personas afectadas puede notar temblor en el diafragma al respirar, o la necesidad de colocar las manos en los bolsillos, debajo de las piernas mientras se está sentado o bajo la almohada mientras duerme para mantenerlos quietos y para reducir el dolor. Puede sentir temblor en la mandíbula mientras está acostado y el constante movimiento para evitar el dolor puede resultar en la trituración y desgaste de los dientes. La voz puede romperse con frecuencia, lo que puede provocar carraspeo frecuente. La ingestión puede llegar a ser difícil y acompañada de calambres dolorosos.
Los síntomas directos pueden ir acompañados de efectos secundarios del músculo continuo y la actividad cerebral, incluidos los patrones de sueño alterados, agotamiento, cambios de humor, estrés mental, dificultad para concentrarse, visión borrosa, problemas digestivos y de mal genio. Las personas con distonía también puede convertirse en depresivas y encontrar grandes dificultades para adaptar sus actividades y medios de vida a una discapacidad progresiva. Los efectos secundarios del tratamiento y los medicamentos también pueden presentar dificultades en las actividades normales.

Diagnóstico

La evaluación de diagnóstico de la distonía puede incluir los siguientes:
• Generales de los exámenes físicos y neurológicos
• Evaluación de la naturaleza de la distonía, incluyendo …

  • Edad aparente a la aparición de síntomas
  • Distribución corporal
  • Progresión de la enfermedad
  • Si la distonía ocurre con acciones específicas
  • Si se caracteriza por “desbordamiento”
  • Si está presente en reposo
  • Si ciertos “trucos sensoriales” temporalmente suprimen los movimientos distónicos

Durante la evaluación clínica para evaluar la naturaleza de la distonía, los pacientes pueden ser examinados y grabado en video mientras realiza varias acciones, tales como sentarse, pararse, acostarse, o caminar.
Además, si la distonía no siempre está presente, el examinador puede utilizar varios métodos para ayudar a los “desencadenantes” espasmos distónicos para ayudar en el diagnóstico. El examinador también puede realizar movimientos pasivos de la región afectada del cuerpo, cuidadosamente sentir (palpar) músculos que se contraen, y / o solicitar que un paciente adapte distintas posiciones o posturas en la zona afectada. Tales métodos pueden ser necesarios para un diagnóstico exacto, evaluación adecuada de la naturaleza de la distonía, y la localización de los músculos afectados (por ejemplo, para los que pueden ser candidatos apropiados para la terapia con toxina botulínica ). Dicha evaluación puede ser documentada por las grabaciones en video. Para aquellos pacientes con sospecha de distonía laríngea, la evaluación de voz suele documentado en las grabaciones de voz.
Evaluaciones adicionales pueden incluir la evaluación por un patólogo del habla y lenguaje, en su caso, los terapeutas físicos u ocupacionales o asesores genéticos.

  • Una historia completa del paciente para ayudar a determinar o excluir factores causales potencialmente asociados con distonía secundaria, tales como la exposición a ciertos medicamentos, particularmente los antagonistas de la dopamina, la exposición a ciertas toxinas; cabeza periférica, o trauma espinal; ciertas infecciones o condiciones inflamatorias del cerebro; etcétera
  • Un cuidadoso historial familiar
  • Los estudios de laboratorio, como análisis de sangre y de orina, análisis de líquido cefalorraquídeo (LCR) , y / o otros estudios. Los análisis de sangre pueden incluir la velocidad de sedimentación globular (VSG), estudios antinucleares anticuerpos (ANA), pruebas para detectar la presencia de acantocitos o anormal de glóbulos rojos que tienen espolón . Para algunos pacientes, en otros estudios de laboratorio también puede ser apropiada.
  • Técnicas eléctricas de grabación, como la electromiografía (EMG) y las pruebas de velocidad de conducción nerviosa o bien otros métodos (por ejemplo, estudios de reflejo). Además, en algunos casos, la evaluación de diagnóstico puede incluir electroretinografía, que mide la respuesta eléctrica de la retina a la estimulación de luz; electroencefalografía (EEG) para detectar o descartar la actividad convulsiva potencial (como en algunos individuos con paroxísticas discinesias ) u otras técnicas.
  • Las biopsias. En pacientes seleccionados, la evaluación de diagnóstico puede incluir la extirpación quirúrgica y la evaluación microscópica (biopsia) de muestras pequeñas de la piel, el músculo y / o tejido nervioso.
  • El examen oftalmológico, incluyendo el examen de las estructuras internas en la parte frontal de los ojos con un microscopio luminoso (lámpara de hendidura). Este examen se puede recomendar para niños, adolescentes y adultos menores de aproximadamente 40 años de edad para ayudar a confirmar o descartar la presencia de anillos de Kayser-Fleischer. Ellos están presentes típicamente en pacientes que manifiestan alteraciones neurológicas y psiquiátricas asociadas con esta enfermedad heredodegenerativa.
  • Exhaustivas evaluaciones neurológicas para confirmar o descartar la presencia de otros signos neurológicos que pueden sugerir distonías secundarias, síndromes distonía-plus o trastornos heredodegenerativas. Tales signos neurológicos pueden incluir cierto ojo (ocular) anomalías (por ejemplo, óptica atrofia , la retina anormalidades), parkinsonismo, mioclonías, deterioro de la coordinación de los movimientos voluntarios ( ataxia ), espasticidad, debilidad muscular, demencia , convulsiones, y / o otros hallazgos.
  • Los estudios de neuroimagen, como la tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (MRI), para crear detallados, imágenes de cortes transversales del cerebro y la médula espinal . Este tipo de estudios se puede recomendar para aquellos en los que la historia del paciente y el examen clínico sugieren la posibilidad de lesiones estructurales que pueden ser responsables de las distonías secundarias o heredodegenerativa.

Según los expertos, los individuos con inicio precoz distonía aparentemente aislados deben ser sometidos a pruebas específicas para ayudar a evitar la enfermedad de Wilson (por ejemplo, examen con lámpara de hendidura, suero ceruloplasmina). Si la historia del paciente y de la familia y el examen físico revela ciertos síntomas, signos y hallazgos físicos sugerentes de las distonías secundarias o heredodegenerativa, pruebas de diagnóstico más extensas se puede recomendar, como los estudios enzimáticos (ensayos), de neuroimagen estudios, etc Para las personas con distonías primarias , distonía es normalmente la única señal en el examen (es decir, con la posible excepción de temblor o breves sacudidas mioclónicas). En tales casos, la mayoría de estudios de diagnóstico puede no proporcionar ninguna resultados reveladores.
Es posible que el análisis de ADN pueda ayudar en el diagnóstico de otras formas de distonía causadas por mutaciones conocidas de genes específicos en ciertas familias. Sin embargo, estas pruebas pueden ser consideradas de investigación y/o no están ampliamente disponibles. A medida que se aprende más sobre las causas genéticas de las diferentes formas de distonía, se espera que dicha información dé lugar a estudios de laboratorio adicionales y una mayor disponibilidad de estas pruebas para ayudar a confirmar el diagnóstico.
Un diagnóstico exacto puede ser difícil debido a la forma en que el trastorno se manifiesta. Los pacientes pueden ser diagnosticados con trastornos similares

Tratamiento

El tratamiento se ha limitado a minimizar los síntomas de la enfermedad como no existe todavía un tratamiento exitoso para su causa. La reducción de los tipos de movimientos que desencadenan o empeoran síntomas distónicos proporciona cierto alivio, al igual que reducir el estrés, descansar lo suficiente, hacer ejercicio moderado y técnicas de relajación. Diversos tratamientos se centran en sedar a las funciones cerebrales o bloquear las comunicaciones nerviosas a los músculos a través de las drogas, el neuro-supresión o denervación. Todos los tratamientos actuales tienen efectos secundarios negativos y riesgos. En algunos casos se utiliza, el botox.

Terapia física
Mientras que la investigación en el ámbito de la eficacia de la intervención de fisioterapia para la distonía sigue siendo débil, no hay razón para creer que la rehabilitación beneficiará a los pacientes con distonía. La terapia física puede ser utilizada para gestionar los cambios en el equilibrio, la movilidad y la función global que se producen como resultado de la enfermedad. Una variedad de estrategias de tratamiento se pueden emplear para tratar las necesidades únicas de cada individuo. Entre las opciones de tratamiento incluyen la colocación de una férula, el ejercicio terapéutico, manual de estiramiento, tejidos blandos y movilización conjunta, la formación postural y aparatos ortopédicos, la estimulación eléctrica neuromuscular , restricción inducida por terapia de movimiento , la actividad y la modificación del medio ambiente, y entrenamiento de la marcha.

Medicamentos
Diferentes medicamentos son procesados en un esfuerzo por encontrar una combinación que es eficaz para una persona específica. No todas las personas responden bien a los mismos medicamentos. Los medicamentos que han tenido resultados positivos en algunos incluyen: difenhidramina , benzatropina , agentes anti-Parkinson (tales como trihexifenidilo y relajantes musculares (por ejemplo, diazepam ).

Anticolinérgicos
Medicamentos como los anticolinérgicos (benztropina), que actúan como inhibidores del neurotransmisor acetilcolina , pueden proporcionar algún alivio. En el caso de una reacción distónica aguda, difenhidramina se utiliza a veces (aunque este fármaco es bien conocido como un antihistamínico , en este contexto se utiliza principalmente para su función anticolinérgico). En el caso de crisis oculógiras, difenhidramina puede ser administrado con excelentes resultados con síntomas hundimiento en cuestión de minutos.

Los relajantes musculares
El clonazepam , un medicamento anticonvulsivo, también puede ser prescrito. Sin embargo, para la mayoría de sus efectos son limitados y efectos adversos. Al igual puede ocurrir confusión mental, sedación, cambios de humor y de corto plazo la pérdida de memoria.

La toxina botulínica de las inyecciones en los músculos afectados han demostrado ser bastante exitoso en proporcionar algún alivio alrededor de 3-6 meses, dependiendo de la clase de distonía.
Botox, estas inyecciones tienen la ventaja de fácil disponibilidad (la misma forma se utiliza para la cirugía estética) y son efectos no permanente. Existe el riesgo de parálisis temporal de los músculos que se inyecta o el escape de la toxina en los grupos de músculos adyacentes que causan debilidad o parálisis en ellos.

Fármacos antiparkinsonianos
Los agonistas de dopamina : Un tipo de distonía, responde a la dopamina distonía , puede ser completamente tratada con dosis regulares de L-DOPA en una forma tal como Sinemet (carbidopa / levodopa). Aunque esto no elimina la condición, alivia los síntomas la mayoría del tiempo. (En contraste, los antagonistas de la dopamina a veces pueden causar distonía.)

El cannabidiol
El cannabidiol se ha encontrado ser eficaz en la reducción de síntomas de la distonía. Esta es un cannabinoide que se produce en el cannabis.

Cirugía
La cirugía, como la denervación de los músculos seleccionados, también puede proporcionar algún alivio, sin embargo, la destrucción de los nervios de las extremidades o el cerebro no es reversible y sólo debe considerarse en los casos más extremos. Recientemente, el procedimiento de estimulación profunda del cerebro ha probado ser exitosa en una serie de casos de grave distonía generalizada. Lamentablemente, los datos de referencia de los pacientes sin terapia son insuficientes.

Prevención

La Distonía primaria no parece ser evitable, pero los científicos están buscando activamente formas de prevenir las causas. Por ejemplo, los investigadores están estudiando los genes para conocer más acerca de las formas hereditarias de la distonía.
La adopción de hábitos de vida saludables (tales como tomar medidas para prevenir la apoplejía y la prevención de las drogas y toxinas) pueden ayudar a prevenir las formas secundarias de distonías.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)