Archivo de la categoría: mejoramiento salud mental

Trastorno Obsesivo-Compulsivo (T.O.C.)

Trastorno obsesivo-compulsivo (T.O.C.)

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos no deseados incontrolables y comportamientos rituales repetitivos que se sienten obligados a realizar, incapaz de resistirse a ellos y liberarse.
Como una aguja se queda pegada en un disco viejo, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) hace que el cerebro se queda bloqueado en un pensamiento o deseo particular. Por ejemplo, es posible comprobar la estufa veinte veces para asegurarse de que está realmente apagada, lavarse las manos hasta hacerse daño.
Las obsesiones son pensamientos recurrentes no deseados, impulsos o imágenes que causan una ansiedad significativa. Al principio, la obsesión puede ser experimentada como relativamente benigna. Con el tiempo, la persona lo asocia con el miedo y la ansiedad que incapacita.
Estas obsesiones se dividen en categorías temáticas comunes, tales como:
• Miedo a la contaminación con la suciedad, los gérmenes o sustancias venenosas.
• Miedo de tener una enfermedad grave
• Temor de que las acciones de uno hieren a otras personas o causar que ocurran cosas malas.
• Incapacidad de deshacerse de objetos inútiles (acaparamiento)
• Pensamientos e imágenes sexuales y agresivos inapropiados
• Necesidad de simetría, orden o exactitud
Las personas que temen la contaminación pueden obsesionarse con dar la mano o tocar picaportes públicos.
Los que se obsesionan con las implicaciones de sus acciones a menudo temen a poner en peligro a los demás.
Las obsesiones con la simetría y el orden pueden causar ansiedad significativa sobre disposición de los muebles, los hábitos alimenticios o la ropa.
Impulsos sexuales inapropiados e imágenes pornográficas, a menudo de una naturaleza agresiva, pueden dominar la mente de una persona.
Las obsesiones de agresión también se centran en las emociones violentas, gritar en público o dañar a otros.
Acumular objetos inútiles, es común en el TOC y pueden coincidir con una obsesión por el orden.
Las personas que sufren de TOC se dan cuenta de que ellos crean sus obsesiones. Ellos sienten que el contenido de sus obsesiones está fuera de su control, inadecuado, no es indicativo de su carácter. Por lo tanto, su ansiedad se intensifica no sólo por obsesiones recurrentes, sino también por la extrañeza de las obsesiones.

Causas

La causa del trastorno obsesivo-compulsivo no se entiende completamente, pero dentro de las teorías principales incluyen:
  • Biología: Puede ser el resultado de cambios en las funciones propias de la química del cerebro o naturales de su cuerpo. También puede tener un componente genético, pero los genes específicos aún no han sido identificados.
  • Medio Ambiente: Algunos factores ambientales como las infecciones se sugieren como un disparador para el TOC, pero se necesita más investigación para estar seguro.
Los factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar o desencadenar el trastorno obsesivo-compulsivo son:
  • La historia familiar. Tener padres u otros miembros de la familia con la enfermedad puede aumentar su riesgo de desarrollar TOC.
  • Eventos estresantes de la vida. Si usted ha experimentado eventos traumáticos o estresantes o que tienden a reaccionar fuertemente a la tensión, el riesgo puede aumentar. Esta reacción puede, por alguna razón, desencadenar pensamientos intrusivos, los rituales y la angustia emocional característica de TOC.
Los individuos con trastorno obsesivo-compulsivo pueden tener problemas adicionales. Algunos de los problemas pueden estar asociadas con el TOC – otros pueden existir además de TOC pero no ser la causa de ello, entre éstos están:
  • La incapacidad para asistir al trabajo, la escuela o las actividades sociales.
  • Relaciones turbulentas.
  • La mala calidad de vida en general.
  • Los trastornos de ansiedad.
  • Depresión.
  • Trastornos de la alimentación.
  • Pensamientos y conductas suicidas.
  • El alcohol o abuso de otras sustancias.
  • La dermatitis por contacto de lavado de manos frecuente.

Síntomas

Los primeros indicios del TOC se pueden ver en niños y adolescentes. La enfermedad generalmente comienza de manera gradual y empeora con la edad. Los síntomas pueden ser leves o graves. Algunas personas sólo tienen pensamientos obsesivos sin comportamiento compulsivo.
La mayoría de las personas, especialmente los niños, no perciben las obsesiones y comportamientos compulsivos como irracionales o ridículos. Por ejemplo, los niños no les importa evitar grietas en la acera. Y aunque los adultos pueden cavilar sobre sus problemas, por lo general lo hacen porque sus problemas y sus soluciones tienen sentido a la vida adulta. Pero todas las personas con TOC se dan cuenta que estas reacciones suelen ser excesivas y perjudiciales. Esta toma de conciencia es una característica de la enfermedad.
Las personas con TOC suelen sentirse avergonzados de su enfermedad y rara vez revelan sus síntomas, si pueden evitarlo. Muchas personas ocultan sus síntomas a familiares y amigos durante años. Estas personas reconocen lo absurdo de su conducta, pero a menudo aprenden a vivir con ellos.
  1. Los síntomas pueden presentarse días, semanas y a veces hasta años después de ocurrido el hecho.
  2.  Se presentan pesadillas o flashbacks constantes sobre la situación traumática.
  3. El afectado mantiene “la guardia” y cree que el peligro volverá en cualquier momento.
  4. Físicamente puede haber diarrea, dolores musculares, dolor de cabeza, depresión y abuso de drogas, incluyendo analgésicos.

Diagnóstico

Para ayudar a diagnosticar el TOC, un especialista en la materia puede indicar exámenes, tales como:
  • Examen físico. Esto se puede hacer para ayudar a descartar otros problemas que podrían estar causando sus síntomas y para revisar si hay complicaciones relacionadas.
  • Las pruebas de laboratorio. Estos pueden incluir, por ejemplo, un recuento sanguíneo completo, la detección de alcohol y drogas y un chequeo de su función tiroidea.
  • Evaluación psicológica. El especialista de salud mental le preguntará acerca de sus pensamientos, sentimientos, síntomas y pautas de comportamiento; además, podría tener la opción de hablar con familiares y amigos sobre el caso, bajo el consentimiento del paciente.
Los criterios de diagnóstico: Para ser diagnosticado con TOC, debe cumplir con los criterios establecidos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría. Este manual es utilizado por los profesionales de salud mental para diagnosticar las enfermedades mentales y las empresas de seguros de reembolso para el tratamiento, lo cuales son:
• Debe tener obsesiones o compulsiones, o ambas cosas.
• Puede o no darse cuenta de que sus obsesiones y compulsiones son excesivas e irracionales.
• Las obsesiones y compulsiones son significativamente por periodos largos e interfieren con su rutina diaria y el funcionamiento social o laboral.
Sus obsesiones deben cumplir con los siguientes criterios:
• Recurrente, pensamientos, impulsos o imágenes persistentes y no deseadas son intrusivos y provocan malestar.
• Intenta ignorar estos pensamientos, imágenes o impulsos o suprimirlos con conductas compulsivas.
Las compulsiones deben cumplir con los siguientes criterios:
• Comportamiento repetitivo que se siente impulsado a realizar, tales como lavarse las manos o actos mentales repetitivos, como contar en silencio.
• Intenta neutralizar las obsesiones con otro pensamiento o acción.
• Estos comportamientos o actos mentales tienen el propósito de prevenir o reducir la angustia, pero son excesivos o no realistas en relación con el problema que están destinadas a solucionar.
A veces es difícil diagnosticar porque los síntomas del TOC pueden ser similares a los de un trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo, trastornos de ansiedad, depresión, esquizofrenia u otras enfermedades mentales. Alguien con verdaderas obsesiones y compulsiones tiene TOC, aunque es posible tener ambos TOC y trastorno de la personalidad obsesivo-compulsiva. Asegúrese de seguir con el proceso de diagnóstico para que pueda obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Tratamiento

El tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo no puede resultar en una cura, pero puede ayudarle a traer síntomas bajo control por lo que no descartan su vida diaria. Algunas personas necesitan tratamiento para el resto de sus vidas.
Los dos tratamientos principales para TOC son la psicoterapia y medicamentos. A menudo, el tratamiento es más eficaz con una combinación de éstos.
Psicoterapia
Es un tipo de terapia llamada exposición y prevención de respuesta (EPR) es el tratamiento más eficaz. Esta terapia consiste en exponer que poco a poco a un objeto o la obsesión temidos, tales como suciedad, el cual tiene que aprender maneras saludables de lidiar con la ansiedad. La terapia de exposición requiere esfuerzo y práctica, pero puede disfrutar de una mejor calidad de vida una vez que aprenda a manejar sus obsesiones y compulsiones.
La terapia puede llevarse a cabo en sesiones individuales, familiares o de grupo.
Medicamentos
Ciertos medicamentos psiquiátricos pueden ayudar a controlar las obsesiones y compulsiones del TOC. Por lo general, los antidepresivos son juzgados primero.
Los antidepresivos que han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para tratar el TOC son:
• Clomipramine (Anafranil)
• La fluvoxamina (Luvox CR)
• La fluoxetina (Prozac)
• La paroxetina (Paxil, Pexeva)
• Sertralina (Zoloft)
Sin embargo, otros antidepresivos y medicamentos psiquiátricos utilizados para otras afecciones se pueden prescribir fuera de la etiqueta para tratar el TOC.
La elección de un medicamento. No es raro tener que probar varios medicamentos antes de encontrar uno que funcione bien para controlar sus síntomas. Puede tomar semanas o meses después de comenzar un medicamento a notar una mejoría en sus síntomas. Su médico también puede recomendar medicamentos de combinación, como los antidepresivos y los medicamentos antipsicóticos, para que sean más eficaces en el control de sus síntomas.
No deje de tomar su medicamento sin consultar a su médico, incluso si se siente mejor (puede tener una recaída de los síntomas del TOC). Los antidepresivos no se consideran adictivos, pero la dependencia física a veces, que es diferente de la adicción, pueden ocurrir. Así que interrumpir el tratamiento bruscamente o desaparecidos varias dosis puede causar síntomas de dependencia, a veces llamado síndrome de la discontinuación. Trabaje con su médico para disminuir gradualmente y con seguridad su dosis.
Efectos secundarios de los medicamentos y los riesgos.
En general, el objetivo del tratamiento con medicamentos es para controlar eficazmente los signos y síntomas en la dosis más baja posible. Se debe tomar en cuenta lo siguiente:
  • Efectos secundarios. Todos los medicamentos psiquiátricos tienen efectos secundarios potenciales que pueden incluir malestar estomacal, trastornos del sueño, sudoración y reducido interés en la actividad sexual. 
  • El riesgo de suicidio. La mayoría de los antidepresivos son generalmente seguros, pero la FDA exige que todos llevan las advertencias más severas para las recetas. En algunos casos, los niños, adolescentes y adultos jóvenes menores de 25 años pueden tener un aumento de pensamientos o conductas suicidas cuando toman antidepresivos, especialmente en las primeras semanas después de iniciar o cuando se cambia la dosis. Si se producen pensamientos suicidas al tomar un antidepresivo, el paciente debe comunicarse inmediatamente con su médico o buscar ayuda de emergencia. Se debe tomar en cuenta que los antidepresivos son más propensos a reducir el riesgo de suicidio en el largo plazo mediante la mejora del estado de ánimo.
  • Interacciones con otras sustancias. Algunos medicamentos pueden tener interacciones peligrosas con otros medicamentos, o alimentos, alcohol u otras sustancias. Por lo que el paciente debe tener la obligación de indicarle al médico que sustancias o medicamentos toma, incluyendo vitaminas, minerales y suplementos de hierbas.

Prevención

No hay manera segura de prevenir el trastorno obsesivo-compulsivo. Sin embargo, obtener el tratamiento tan pronto como sea posible puede ayudar a prevenir el TOC empeore.
El trastorno obsesivo compulsivo es una enfermedad crónica, lo que significa que siempre será parte de su vida. Aunque no se puede tratar el TOC por cuenta propia, puede hacer algunas cosas por si mismo que se basará en el plan de tratamiento:
  • Tome sus medicamentos según las indicaciones. Incluso si usted se siente bien, no se resista a la tentación de saltarse sus medicamentos. Si se detiene, los síntomas del TOC probablemente volverán.
  • Preste atención a las señales de advertencia. Usted y su médico puede haber identificado los problemas que pueden desencadenar los síntomas del TOC. Haga un plan para que sepa qué hacer si los síntomas reaparecen. Comuníquese con su médico o terapeuta si nota cualquier cambio en los síntomas o cómo se siente.
  • Compruebe primero antes de tomar otros medicamentos. Póngase en contacto con el médico que le está tratando antes de tomar los medicamentos prescritos por otro médico o antes de tomar cualquier exceso de medicamentos de venta libre, vitaminas, minerales o suplementos a base de hierbas. Estos pueden interactuar con sus medicamentos con TOC.
Lidiar con el trastorno obsesivo compulsivo puede ser todo un reto. Los medicamentos pueden tener efectos secundarios no deseados y es posible que se sienta avergonzado o enojado por tener una condición que requiere tratamiento a largo plazo. Aquí hay algunas maneras de ayudar a hacer frente al TOC:
  • Aprenda sobre el TOC, edúquese sobre su condición puede empoderarlo, lo que lo motivará a cumplir con su plan de tratamiento.
  •  Unirse a un grupo de apoyo puede ayudar a llegar a otros que enfrentan retos similares.
  • Manténgase enfocado en sus metas. La recuperación es un proceso continuo. Debe manener sus metas de recuperación en mente.
  • Encontrar salidas saludables. Explore maneras saludables para canalizar su energía, como los pasatiempos y actividades recreativas. El ejercicio regular, una dieta saludable y dormir lo suficiente puede tener un efecto positivo en su tratamiento.
  • Aprenda relajación y manejo del estrés. Pruebe las técnicas de manejo del estrés, como la meditación, la relajación muscular, la respiración profunda o el yoga.
  • Seguir con sus actividades regulares. Vaya a trabajar o a la escuela como lo haría normalmente. Pasar tiempo con la familia y amigos. No deje que el TOC se interponga en el camino de su vida.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

El Suicidio

El Suicidio

Es el acto de causar intencionalmente la propia muerte. El suicidio es a menudo comprometida por la desesperación , la causa de lo que puede ser atribuido a un trastorno mental , como depresión , trastorno bipolar, esquizofrenia , alcoholismo o abuso de drogas . Los factores de estrés tales como dificultades financieras o problemas con las relaciones interpersonales juegan a menudo un papel significativo. Se estima que mas de un millón de personas mueren por suicidio cada año.

Causas

Más del 90 por ciento de las personas que mueren por suicidio tienen una enfermedad mental en el momento de su muerte. La enfermedad mental no tratada (incluyendo depresión, trastorno bipolar, esquizofrenia, y otros) es la causa de la gran mayoría de los suicidios.
Además, algunas personas están genéticamente predispuestas a la depresión y por lo tanto es posible que no aparentan estar sometidos a ningún tipo de experiencia vitales negativos y aún así se deprimen, y pueden morir por suicidio.
Por lo tanto, algunas personas mueren por suicidio a causa de una depresión que fue causada por la genética. Usted probablemente ha oído hablar de algunos indivuduos que murieron por suicidio y no mostraron ningún síntoma o no parecían tener ningún problema serio. En estos casos, es posible que la persona tuviera depresión ocurrido debido a este factor genético.
Es muy raro que una persona se suicide debido a una causa. Por lo tanto, suele haber varias causas, y no sólo uno, para el suicidio.
Algunas de las experiencias negativas que pueden causar depresión, y algunas otras causas de la depresión que causen el suicidio, incluyen:

  • La muerte de un ser querido.
  • Un divorcio, separación o ruptura de una relación.
  • La pérdida de la custodia de los hijos o la sensación de que una decisión de custodia de los hijos no es justa.
  • Una pérdida grave, como la pérdida de un trabajo, la casa o el dinero.
  • Una enfermedad grave.
  • Una enfermedad terminal.
  • Un grave accidente.
  • Dolor físico crónico.
  • Dolor emocional intenso.
  • La pérdida de la esperanza.
  • Ser víctimas (violencia doméstica, la violación, asalto, etc.)
  • Un ser querido es víctima (asesinato de niños, abuso de menores, el secuestro, el asesinato, la violación, asalto, etc.)
  • El abuso físico.
  • El abuso verbal.
  • El abuso sexual.
  • No resuelve el abuso (de cualquier tipo) en el pasado.
  • Sentimientos “atrapados” en una situación percibida como negativa.
  • Sentir que las cosas nunca van “a mejorar”.
  • Sentirse impotente.
  • Graves problemas legales, como delito o la encarcelación.
  • Sentirse “aprovechado”.
  • La incapacidad para hacer frente a una percepción de “humillante” situación.
  • La incapacidad para hacer frente a una percepción de “fracaso”.
  • El abuso de alcohol.
  • El abuso de drogas.
  • Una sensación de no ser aceptado por la familia, los amigos o la sociedad.
  • Una decepción horrible.
  • Sentir que uno no ha cumplido con sus expectativas o las de otro.
  • Bullying. (Adultos, así como los niños, pueden ser intimidados.)
  • Baja auto-estima.

Una vez más, las causas anteriores pueden desencadenar la depresión, y la depresión no tratada es la principal causa de suicidio.

Diagnóstico

Su médico puede realizar un examen físico, las pruebas y el interrogatorio a fondo acerca de su salud física y mental para ayudar a determinar lo que puede ser la causa de su pensamiento suicida y determinar el mejor tratamiento.

Síntomas

Una persona que está en riesgo de cometer suicidio por lo general muestra signos (consciente o inconscientemente) de que algo anda mal. Mantengase en alerta si la persona tiene:

  • Signos de depresión clínica
  • Alejamiento de amigos y familiares
  • Tristeza y desesperanza
  • Falta de interés en actividades anteriores o de lo que está sucediendo a su alrededor
  • Cambios físicos, como la falta de energía, patrones diferentes de sueño, cambios en el peso o el apetito
  • Pérdida de la autoestima, los comentarios negativos sobre la autoestima
  • Hablar de muerte o suicidio en las discusiones o por escrito
  • Intentos previos de suicidio
  • Consiguiendo asuntos personales en orden, tal como regalar posesiones, o que tenga un interés apremiante en voluntades personales o seguros de vida

Aunque muchas personas consideran que el potencial suicida parece triste, a veces enmascaran un poco sus sentimientos con agitación excesiva de energía. Hiperactividad e inquietud puede indicar una depresión subyacente que se está ocultando.
Hablar sobre el suicidio significa que existe la posibilidad de atentar contra su propia vida, aunque en realidad no lo hacen, la negación no hará que la amenaza de suicidio desaparezca y sólo se puede hacer que se sientas más solo y angustiado. Si tiene pensamientos de suicidio, consulte con su médico o con un consejero.

Tratamiento

Los individuos que consideran el suicidio deben tener una evaluación profesional de un médico de cabecera o especialista en salud mental para resolver cualquiera de los siguientes tratamientos:

  • Asesoramiento psicológico continuo (Por ejemplo, la psicoterapia, la terapia marital)
  • Intervención médica (Por ejemplo, tratamiento, más agresivo de un síndrome de dolor)
  • Tratamiento psiquiátrico (por ejemplo, el tratamiento de un trastorno del estado de ánimo, abuso de sustancias o esquizofrenia)

Prevención

No hay sustituto para la ayuda profesional cuando se trata de pensamientos suicidas y prevenir el suicidio. Sin embargo, hay algunas cosas que pueden reducir el riesgo:

  • Evite las drogas y el alcohol. El alcohol y las drogas ilegales pueden empeorar los pensamientos suicidas. También pueden hacer sentirse menos inhibidos, lo que significa que es más probable que actúe en sus pensamientos.
  • Formar una red de apoyo fuerte. Eso puede incluir a la familia, amigos o miembros de su iglesia, sinagoga u otro lugar de culto. La práctica religiosa se ha demostrado que ayuda a reducir el riesgo de suicidio.
  • Actívese. Actividad física y el ejercicio han demostrado reducir los síntomas de depresión. Considere caminar, trotar, nadar, jardinería o tomar otro tipo de actividad física que le guste.

Nota: Este artículo no pretende ser un sustituto de asesoramiento suicidio. Si usted o alguien que usted conoce puede estar en riesgo de cometer suicidio, póngase en contacto inmediatamente con los servicios de emergencia en su área para obtener asesoramiento profesional.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Déficit atencional e hiperactividad o TDAH

Déficit atencional e hiperactividad o TDAH

Es un trastorno neuroconductual caracterizado, ya sea por dificultades importantes de falta de atención o hiperactividad e impulsividad o una combinación de los dos.
El TDAH es un trastorno del comportamiento bastante frecuente, ya que se estima que afecta entre el 8 y el 10% de los niños en edad escolar. Los niños son tres veces más propensos que las niñas a padecerlo.
Los niños con TDAH actúan sin pensar, son hiperactivos y tienen problemas de concentración. Pueden entender lo que se espera de ellos pero tienen dificultades para completar las tareas, ya que les cuesta estar quietos, prestar atención y atender los detalles.

Causas

Las causas específicas de TDAH no se conocen. Hay, sin embargo, un número de factores que pueden contribuir a, o exacerbar TDAH. Ellos incluyen la genética, la dieta y los entornos sociales y físicos.
El TDAH no es el resultado de una educación inadecuada por parte de los padres, de consumir demasiado azúcar ni de las vacunas. El TDAH tiene una base biológica que todavía no se acaba de entender por completo. Aunque no se ha podido identificar una causa aislada exclusiva, los investigadores están explorando sobre una serie de factores de carácter genético y ambiental. Los estudios han constatado que muchos niños con TDAH tienen un familiar cercano que padece el mismo trastorno.
Las investigaciones también establecen una asociación entre el hecho de que la madre haya fumado durante el embarazo y el posterior desarrollo de un TDAH en el hijo. Entre otros factores de riesgo, se incluyen el parto prematuro, el hecho de que el bebé nazca con un peso muy bajo y lesiones cerebrales durante el parto.
Algunos estudios han sugerido incluso la existencia de una relación entre la televisión excesiva durante la primera etapa de la infancia y los futuros problemas de atención. Los padres deben seguir las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría (AAP), que indican que los niños menores de dos años no deben exponerse en absoluto a pantallas (sea de TV, de video, de ordenador o de videojuegos) y que los niños a partir de los dos años deberían ver un máximo de una a dos horas al día, o menos, de programación televisiva de calidad.
Los investigadores encontraron que el 60 por ciento de los niños diagnosticados con TDAH continúan teniendo síntomas en la edad adulta. Muchos adultos, sin embargo, no reciben tratamiento. Los adultos con TDAH no tratados suelen tener estilos de vida caóticos, pueden parecer que están desorganizados.

Diagnóstico

El TDAH se diagnostica a través de una evaluación psiquiátrica, para descartar otras posibles causas o comorbilidades, la exploración física, las imágenes radiológicas y las pruebas de laboratorio pueden ser utilizados.
Puesto que no existe ninguna prueba que permita determinar la presencia del TDAH, su diagnóstico implica una evaluación completa del niño. Muchos niños y adolescentes diagnosticados de TDAH son evaluados y tratados por médicos de atención primaria, es decir, por pediatras o por médicos de familia. Estos últimos remiten a algunos niños a distintos especialistas (psiquiatras, psicólogos o neurólogos), sobre todo en los casos donde el diagnóstico no está del todo claro o cuando sus síntomas se combinan con los de otras afecciones, como el síndrome de Tourette, trastorno del aprendizaje, ansiedad o depresión.
Para que un niño pueda ser diagnosticado de TDAH necesita:

  • Presentar comportamientos de alguno de los subtipos mencionados antes de cumplir los siete años
  • Estos comportamientos deben ser más intensos que en otros niños de la misma edad
  • Los comportamientos deben durar un mínimo de seis meses
  • Los comportamientos deben ocurrir y afectar negativamente a un mínimo de dos áreas de la vida del niño (el mundo escolar o la guardería, el entorno doméstico y las relaciones sociales).

Los comportamientos del niño tampoco deben estar relacionados con el estrés que se vive en su familia. Los niños que han experimentado un divorcio, una mudanza, una enfermedad, un cambio de escuela u otro cambio importante en su vida pueden empezar súbitamente a portarse mal y/o a mostrarse olvidadizos. Para evitar hacer diagnósticos erróneos, es importante analizar si los factores anteriores pueden haber ejercido algún papel en la aparición de los síntomas.
En primer lugar, el médico llevará a cabo un examen físico de su hijo y tomar sus antecedentes médicos. A tal efecto, les formulará preguntas sobre sus síntomas, su salud en el pasado y en el momento actual, la salud de los demás miembros de la familia, los medicamentos que toma, así como las alergias que padece y otras cuestiones importantes.
Es posible que el médico también le avalúe la vista y la audición a fin de descartar otras posibles afecciones. Debido a que algunas afecciones emocionales, como el estrés extremo, la depresión y la ansiedad, pueden parecerse al TDAH, lo más probable es que el médico le pida que complete cuestionarios sobre su hijo a fin de descartar estas últimas afecciones.
Es posible que el médico le pida información sobre el desarrollo y el comportamiento de su hijo en casa, en el colegio y en sus relaciones sociales. Es probable que también consulte a los adultos que ven a su hijo con regularidad (como los profesores, que suelen ser los primeros en detectar los síntomas del TDAH). También es posible que el médico solicite una evaluación del niño en temas educacionales al psicólogo u orientador escolar del centro de estudios del niño.

Síntomas

Los síntomas del TDAH son especialmente difíciles de definir debido a que se dificulta trazar la línea de los niveles normales de falta de atención, hiperactividad, impulsividad y los niveles clínicamente significativos que requieren la intervención de empezar. Para ser diagnosticado con TDAH, los síntomas deben ser observados en dos escenarios diferentes durante seis meses o más y en un grado mayor que otros niños de la misma edad.
El TDAH antes se conocía como trastorno por déficit de atención(o TDA). En 1994, se le adjudicó un nuevo nombre y se dividió en tres categorías o subtipos, cada una asociada a un patrón de comportamiento característico:

1. De tipo inatento, entre cuyos signos se incluyen los siguientes:

  • Incapacidad para prestar atención a los detalles o tendencia a cometer errores en los trabajos escolares u otras actividades por simple descuido
  • Dificultad para mantener la atención de forma continua en las tareas o en los juegos lúdicas
  • Parentes problemas de audición
  • Dificultad para seguir instrucciones
  • Problemas de organización
  • Desagrado y/o tendencia a evitar las actividades que requieren esfuerzo mental
  • Tendencia a perder objetos, como juguetes, cuadernos o deberes escolares
  • Dispersión y facilidad para distraerse
  • Tendencia a los olvidos en las actividades cotidianas

2. De tipo hiperactivo-impulsivo, entre cuyos signos se incluyen los siguientes:

  • Gestos o movimientos repetitivos que denotan nerviosismo o intranquilidad
  • Dificultad para permanecer sentado
  • Tendencia a correr o trepar de forma excesiva
  • Dificultad para jugar tranquilamente
  • Sensación de estar siempre “en marcha”
  • Habla excesiva o descontrolada
  • Lanzarse a responder preguntas de forma impulsiva sin haber escuchado completamente la pregunta
  • Dificultad para esperar el turno o guardar fila
  • Tendencia a interrumpir o a inmiscuirse

3. De tipo combinado, que incluye una combinación de los dos tipos anteriores y es el más frecuente.

Aunque puede ser un verdadero desafío educar a un niño con TDAH, es importante recordar que los niños que padecen este trastorno no son “malos”, no “intentan hacerse ver” ni se portan mal a propósito. Los niños diagnosticados con TDAH tienen dificultades para controlar su comportamiento, a no ser que reciban medicación y/o tratamiento conductual.

Tratamiento

El TDAH no se puede curar, pero se puede manejar; es decir, se pueden controlar sus síntomas eficazmente. El médico del niño trabajará con usted para desarrollar un programa de tratamiento individualizado y a largo plazo. Su meta consistirá en ayudar al niño para que aprenda a controlar su comportamiento y ayudar a la familia a crear una atmósfera que facilite conseguir esa meta.
En la mayoría de los casos, la mejor forma de tratar un TDAH es mediante una combinación de medicación y tratamiento conductual. Cualquier buen programa de tratamiento requerirá un atento seguimiento y supervisión por parte del médico, que podrá ir haciendo adaptaciones o ajustes a largo del tiempo. Puesto que es importante que los padres participen de forma activa en el programa de su hijo, la formación de los padres también se considera parte fundamental del manejo del TDAH.

Medicamentos
Se pueden utilizar varios tipos de medicamentos para tratar un TDAH:

  • Fármacos estimulantes. son el tratamiento más conocido, ya que se han estado utilizando durante más de 50 años para tratar el TDAH. Algunos requieren varias tomas día, de 4 horas de afecto, pero hay otros que duran hasta 12 horas. Entre sus posibles efectos secundarios, se incluyen la pérdida del apetito, el dolor de estómago, la irritabilidad y el insomnio. Por ahora, no existe evidencia pruebas de efectos secundarios largo plazo.
  • Fármacos no estimulantes. Representan una buena alternativa a los estimulantes y a veces se utilizan junto con estos últimos para tratar el TDAH. Es posible que presenten menos efectos secundarios que los estimulantes y sus efectos terapéuticos pueden durar hasta 24 horas.
  • Fármacos antidepresivos. son una opción para tratar el TDAH. Estos fármacos pueden conllevar un ligero incremento del riesgo de suicidio en niños y adolescentes. Si el médico recomienda un antidepresivo a su hijo, asegúrese de hablar con él sobre este riesgo.

Los medicamentos afectan a distintos niños de formas diferentes, de modo que un niño puede reaccionar positivamente a un medicamento y el otro de manera adversa.

Tratamiento conductual
La investigaciones han demostrado que los medicamentos para tratar el comportamiento impulsivo y las dificultades de atención son más eficaces cuando se combinan con tratamiento conductual.

Este tipo de tratamiento intenta modificar los patrones de conducta:
• Reorganizando ambiente escolar y el doméstico del niño
• Dándole instrucciones y directrices claras sobre la forma de actuar
• Estableciendo un sistema consistente de recompensas para las conductas apropiadas y de consecuencias negativas para las inapropiadas

Estrategias conductuales que pueden ayudar a su hijo en el caso de que padezca un TDAH:

  • Créale una rutina. Intente seguir un horario de actividades día tras día, desde la hora de despertase hasta la de acostarse. Cuelgue el horario en un lugar claramente visible para que su hijo pueda ver qué es lo que se espera de él a lo largo del día, cuándo es el momento de hacer los deberes, de jugar y de realizar otras tareas.
  • Organícese. Coloque la mochila del colegio, la ropa, los libros y los juguetes de su hijo en el mismo lugar todos los días para que su hijo sea menos propenso a perderlos.
  • Evite las distracciones. Apague el televisor, la radio y los juegos de ordenador, sobre todo mientras su hijo haga los deberes.
  • Limítele las opciones. Ofrezca a su hijo la posibilidad de escoger entre dos objetos (piezas de ropa, comidas, juguetes) para que no se sienta agobiado o saturado ante tantas posibilidades.
  • Modifique la forma de relacionarse con su hijo. En vez de utilizar largas explicaciones e indirectas, utilice instrucciones claras y concisas para recordarle sus responsabilidades.
  • Utilice metas y recompensas. Utilice una planilla o tabla de registro para enumerar las metas de su hijo y registrar sus conductas positivas, y luego recompense a su hijo por sus esfuerzos. Asegúrese de que las metas sean realistas (es mejor pensar en pasitos pequeños que en grandes éxitos del día a la mañana).
  • Ejerza disciplina de una forma eficaz. En lugar de gritar o pegarle a su hijo, utilice la estrategia de la “pausa obligada” o de la retirada de privilegios ante comportamientos inapropiados. Es posible que, con los niños pequeños, baste con distraerlos o ignorarlos durante un rato hasta que se porten mejor.
  • Ayude a su hijo a descubrir sus puntos fuertes. Todos los niños necesitan experimentar el éxito para sentirse bien consigo mismos. Si se fija qué cosas se le dan bien a su hijo, se trate del deporte, alguna habilidad artística o la música y permitelas practicar, podrá favorecer sus habilidades sociales y elevar su autoestima.

Tratamientos alternativos
En la actualidad, los únicos tratamientos del TDAH que los estudios científicos han demostrado eficaces son la medicación y el tratamiento conductual. Es posible que el médico recomiende tratamientos e intervenciones adicionales en función de sus síntomas y necesidades concretas. Algunos niños con TDAH, por ejemplo, pueden necesitar intervenciones educativas especiales, como uso de tutores, terapia ocupacional, etc. Cada niño tiene sus propias necesidades.
Existe una serie de tratamientos alternativos que han sido publicitados y probados por algunos niños con TDAH: dosis elevadas de vitaminas, tratamientos corporales, manipulación dietética, tratamiento de las alergias, tratamiento quiropráctico, entrenamiento de la atención, entrenamiento de la vista y psicoterapia individual tradicional. Los padres deben ser muy cautelosos con cualquier tratamiento o terapia que prometa “curar” el TDAH. Si está interesado en probar algo nuevo, coménteselo antes al médico de su hijo.

Prevención

No es posible prevenir el TDAH pero sí se puede hacer las siguientes recomendaciones:

En el aula
En calidad del principal defensor de su hijo, usted se debería familiarizar con los derechos médicos, legales y educacionales del niño. Manténgase en contacto con los profesores de su hijo y con la dirección de su centro de estudios para poder ir supervisando sus avances.
Usted será el mejor defensor de su hijo si cultiva buenas relaciones con todas las personas involucradas en su tratamiento, incluyendo sus profesores, médicos, terapeutas y otros miembros de la familia. Si aprovecha todo el apoyo y recursos educativos disponibles, ayudará a su hijo a orientarse hacia el éxito.

Aparte de utilizar rutinas y de seguir un sistema claro de recompensas, he aquí algunas tácticas que usted puede compartir con los profesores de su hijo para favorecer el éxito en el aula:

Reducir las distracciones mientras el niño está en clase. Puede ser tan sencillo como sentar al niño cerca del profesor, en vez de cerca de la ventana.

Utilizar una carpeta donde figuren los deberes del niño para favorecer la comunicación entre padres y profesores. El profesor puede incluir los deberes, así como comentarios sobre los avances del niño y usted puede revisar la carpeta para asegurarse de que su hijo completa las tareas a tiempo.

Dividir las tareas en porciones más reducidas. Es adecuado dar instrucciones claras y breves; dividir las tareas largas en fragmentos reducidos y manejables.

Dar refuerzo positivo. Esté siempre pendiente de los comportamientos adecuados de su hijo y refuércelos de forma inmediata

Enseñar buenos hábitos de estudio. Subrayar textos, tomar apuntes y leer en voz alta son tareas que pueden ayudar a su hijo a mantener la concentración y a retener la información.

Supervisar al niño. Asegúrese de que su hijo va y vuelve de la escuela con los libros y materiales necesarios para estudiar y/o hacer los deberes. A veces se pide a los niños con TDAH que formen pareja con un compañero aplicado que les ayudará a orientarse en las tareas académicas.

Ser sensible a los aspectos relacionados con la autoestima del niño. Pida a los profesores de su hijo que le proporcionen retroalimentación en privado y que eviten pedirle que haga ejercicios o tareas en público que le podrían resultar demasiado difíciles.

Involucrar al orientador o psicólogo escolar. Este podría diseñar programas de comportamiento para abordar problemas específicos en el aula.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Vigorexia

Vigorexia

Este es un problema mental que afecta principalmente a los varones y se caracteriza por la obsesión por la falta de musculatura, lo que lleva a hacer ejercicio compulsivamente, uso de esteroides anabólicos y otros problemas. La Vigorexia no es en realidad un trastorno de la alimentación, en cambio, es deliberado para ser una alternativa de trastorno dismórfico corporal o dismorfofobia. Sin embargo, las actitudes alimentarias desordenadas se utilizan a menudo por personas que tienen este trastorno.

Causas

Las causas no se conocen, pero dos ideas principales giran en torno a Vigorexia como una forma de comportamiento obsesivo-compulsivo y en segundo lugar, el efecto de los medios de comunicación poniendo el mismo tipo de presión sobre los hombres para adaptarse a una forma ideal como ha sido el caso de las mujeres desde hace años.

Síntomas

Los signos y síntomas del trastorno de Vigorexia son:

  • Pasa una cantidad extrema de tiempo en la elaboración y levantamiento de pesas
  • Se vuelve particularmente ansioso cuando no puede ir al gimnasio
  • La negativa a salir con sus amigos y familiares a fin de hacer ejercicio
  • Come sobre todo proteínas
  • Comer hidratos de carbono muy seguido
  • El consumo de alimentos ampliada a “por mayor”
  • Compara a sí mismo a los demás, especialmente cuando se trata de alguien en lo musculoso
  • Continuamente se comprueba en un espejo o se detiene por cualquier imagen en el espejo
  • Parece vano
  • Pueden eludir totalmente la reflexión, ya que es demasiado molesto para él
  • Cubrirá su cuerpo para que nadie pueda verlo
  • Hace comentarios que su cuerpo no es lo suficientemente musculoso
  • Se percibe a sí mismo como escuálido o pequeño, aunque es muy musculoso
  • Incluso cuando se está enfermo o lesionado, se niega a tomar tiempo libre o reducir los entrenamientos
  • Continuamente se preocupa por la cantidad de grasa corporal
  • La baja autoestima
  • Muy mal humor (esto puede ser un signo de uso de esteroides)
  • El uso de esteroides

Diagnóstico

Preocupación excesiva y falta de músculo del propio cuerpo: el sujeto se dedica a pensar en ello más de una hora diaria.

Dependencia del ejercicio físico:

  • Insistencia de practicar deporte diariamente entre tres y cuatro horas y media
  • Síndrome de abstinencia con cuadro de irritabilidad, ansiedad y depresión si se imposibilita el ejercicio. 
  • Se mantiene el ejercicio físico a pesar de estar contraindicado por motivos sociales o médicos 

Excesiva atención a la dieta, dirigida al desarrollo muscular:

  • Reducir al mínimo el consumo de grasas
  • Incrementar la cantidad de glúcidos para que sirvan como fuente de energía, así como proteína para ganar músculos 
  • Suplementos proteicos compuestos fundamentalmente por proteínas extraídas del suero de la leche o del huevo en forma de polvo, barritas o batidos 
  • Uso de complejos vitamínicos a veces acompañados con minerales y electrolitos para minimizar su déficit por una dieta inadecuada.
  • Consumo de gran cantidad de agua, diuréticos y cafeína 

Aceptación del sufrimiento y del daño físico como camino para conseguir el desarrollo muscular.

 Baja autoestima. La enfermedad deriva en un cuadro obsesivo compulsivo que hace que el vigoréxico se sienta un fracasado.

Control contínuo del peso, incluso varias veces al día.

Medición del grosor de los músculos, en ocasiones todas las mañanas, para determinar si se ha perdido masa muscular por la noche.

Personalidad introvertida e inmadura.

 Consumo de otras sustancias para acelerar el proceso.

  • Sustancias existentes en el propio organismo, como la creatina o la carnitina, que favorecen el aumento del volumen muscular y/o el aprovechamiento energético.
  • Esteroides anabolizantes. Utilizados para aumentar la masa muscular y perder grasa; su comercio y consumo sin control sanitario están prohibidos.

Tratamiento

El tratamiento de la Vigorexia consiste en la atención psicológica a largo plazo, consejería y a veces las drogas psiquiátricas se puede utilizar para controlar la depresión, especialmente en las primeras etapas del tratamiento. El apoyo de amigos y miembros de la familia también es fundamental.
La comunidad de levantamiento de pesas ha sido muy lento en reconocer la vigorexia, pero hay una creciente conciencia de la situación que ha llevado a algunos gimnasios a formar grupos de apoyo y coordinación de amigos con el fin de ayudar a los vigorexicos en las primeras etapas y para apoyar a las personas en recuperación.

Prevención

  • No es malo ni patológico desear tener una imagen corporal atractiva, pero todas aquellas personas que empiecen a obsesionarse con este tema deben estar atentas y solicitar ayuda si ese deseo se empieza a convertir en un problema que interfiere con sus relaciones interpersonales y su bienestar emocional.
  • Practicar ejercicio es muy saludable, pero no se puede invertir todo el tiempo libre en ello. Si se observa una adicción excesiva al gimnasio, hay que reducir progresivamente las horas empleadas en el entrenamiento, sustituyéndolas por otro tipo de actividades.
  • Es muy importante para no caer en este tipo de trastornos cuidar las relaciones personales y compartir el ocio con otras personas.
  • Las personas del entorno del paciente también pueden observar signos que indican que puede padecer el trastorno: se aísla socialmente, dedica demasiadas horas a entrenar, modifica su dieta, se queja de estar delgado y enclenque, y deben intervenir cuanto antes para ayudarle.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +2 (from 2 votes)

Andropausia

Andropausia

Andropausia describe como un cambio físico y emocional que muchos hombres experimentan a medida que envejecen. La andropausia se conoce también como la menopausia masculina, la andropausia climateria masculina. La andropausia término puede ser considerado algo inapropiado, ya que el proceso no es universal y ocurre sutilmente a través del tiempo. En las mujeres, la menopausia ocurre universalmente y por lo general ocurre de forma espectacular.

Causas

Andropausia es una condición bastante común y la incidencia de la andropausia (o hipogonadismo) aumenta con la edad.
La incidencia entre las edades son las siguientes
  • De 40 a 49 se estima entre el 2% -5%.
  • De  50-59, la incidencia se estima entre un 6% y el 40%.
  • Desde las edades 60-69 años, la incidencia se estima entre 20% -45%.
  • La incidencia entre las edades de 70 a 79 se estima entre 34% y 70%.
  • La incidencia del hipogonadismo en hombres mayores de 80 se estima en91%.
La difusión de los rangos estimados es bastante grande ya que los especialistas utilizan diferentes formas de medir los andrógenos y los niveles de uso diferentes mínimos para definirla andropausia.

Diagnóstico

Los hombres tienen que darse cuenta y aceptar que este trastorno existe, que es un problema endocrino simple,  que no es diferente a  las enfermedades de tiroides o diabetes y que puede ser tratada. Los cónyuges también deben estar conscientes de que esto es real para que puedan identificar a sus parejas en situación de riesgo antes de que su,  hogar, el trabajo y las familias se vean afectadas.  El paradigma actual de la medicina es que no hay una base biológica para los cambios de comportamiento en hombres de mediana edad por lo que se ignora; sin embargo, el diagnóstico es muy simple – es decir, la medición de los niveles, ya sea libre o de testosterona en la sangre, según lo recomendado por el doctor Malcolm Carruthers, el cálculo del índice de andrógenos libres <FAI> (testosterona total x 100 globulina / hormonas sexuales). Existe cierta controversia en cuanto a qué nivel de testosterona en los hombres es normal, con valores que van desde la gama baja 250-400ng/dl.
Por supuesto, una buena atención médica y psicológica junto con una evaluación exhaustiva de laboratorio, determina  una evaluación completa médica y que se hacen necesarias.

Síntomas

Los síntomas típicos de esto incluyen:
  • Fatiga, pérdida de   sensación de bienestar
  • Dolores en las articulaciones y rigidez de las manos
  • Sofocos, trastornos del sueño
  • Depresión
  • Irritabilidad y la ira
  • Disminución de la libido
  • Reducción de la potencia
  • Envejecimiento prematuro
  • Cambios en el crecimiento del cabello y calidad de la piel

Tratamiento

Aunque hay desacuerdo sobre,  si o no,  la andropausia es una condición que se “diagnostica” y que puede ser “tratada”, los que apoyan esa posición han hecho varias propuestas para hacer frente a la andropausia y mitigar algunos de sus efectos. Algunos  tratamientos han resultado ser eficaces Estos incluyen:
  • Terapia de reemplazo hormonal
  • El ejercicio , la dieta cambia, la reducción del estrés
  • Los moduladores selectivos del receptor de andrógenos también se han propuesto.
Hace muchos años, la Food and Drug Administration aprobó el uso de pastillas de testosterona para las deficiencias de la hormona masculina. Se ponen 6-8 cápsulas de testosterona bajo la piel. Estos gránulos se disuelven lentamente durante un período de aproximadamente tres a cuatro meses. Esto proporciona un nivel normal de testosterona en suero y muy estable.  La adición de andrógenos en esta forma disminuye  el colesterol HDL, ya que esto no pasa por el hígado.
El procedimiento de implantación consiste en una pequeña incisión a través del cual se inserta un trocar y la cánula, los gránulos se inserta a través de la cánula y a continuación la cánula se retira. La incisión se cierra con una Steri-Strip y se aplica presión hasta que cese la hemorragia  y el área se cubre entonces con un apósito. No se ha tenido ningún problema importante en términos de  efectos secundarios de este procedimiento.
El requisito para el uso de sub gránulos dérmica incluyen
  • Buena salud general
  • No hay evidencia de enfermedad cardíaca
  • Los niveles normales de colesterol
  • Los niveles normales de PSA
  • Examen de la próstata normal, sin antecedentes de enfermedad de la próstata

Prevención

Tratar de detener la marcha del tiempo es inútil, pero con la combinación correcta de estilo de vida, cambios en la dieta y la nutrición, los niveles hormonales se pueden mantener y los efectos del envejecimiento biológico reducirlos en gran medida. De acuerdo a Brad King, investigador de nutrición, las siguientes medidas naturales probadas para los hombres,  ayudan  a recuperar su salud y reducir los efectos de la andropausia a medida que envejecen.
• Mantener la masa muscular a través de la formación regular de la resistencia    con pesas – una de las mejores maneras de aumentar la testosterona libre.
• Comer proteínas de calidad, ejemplo orgánica: pollo magra, pavo, pescado y    fuentes vegetarianas y tratar de complementar con una proteína alta de            suero  alphalactalbumin  cada día, especialmente después del ejercicio.
• Limite el consumo de alcohol – una noche de alcohol puede reducir los                niveles de testosterona hasta por 24 horas.
• Duerma lo suficiente y reducir el estrés que lleva a altos niveles de cortisol –    el cortisol es el cuerpo el favorito de la hormona que almacena grasa.
• Coma las verduras crucíferas: brócoli, coliflor, col rizada, coles de Bruselas      y la col. Estos contienen unas sustancias llamadas índoles que reducen los        niveles de estrógeno y bloquea la forma más dañina de los estrógenos. Los        suplementos de ácido indol-3-carbinol también se pueden tomar.
• Suplemento con la raíz de ortiga, que se ha demostrado efectiva para ayudar    a liberar la testosterona unida.
• Suplemento con maca para aumentar el deseo sexual, mejorar el                            rendimiento y reducir la disfunción eréctil.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

LA ENFERMEDAD DE PARKINSON (La EP)

LA ENFERMEDAD DE PARKINSON (La EP)

También denominada Parkinsonismo idiopático o parálisis agitante, es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva, producido a consecuencia de la destrucción, por causas que todavía se desconocen, de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra. En esta zona, llamada sustancia negra, existe un componente químico, la dopamina, compuesto esencial para la regulación de los movimientos, es decir, para que los movimientos se realicen de una forma efectiva y armónica. Es por ello que las principales manifestaciones de la enfermedad expresan un control deficiente de los movimientos: temblor, lentitud generalizada (bradicinesia), rigidez y alteraciones de la postura y de la marcha. La EP es de carácter crónico, progresivo y lento, que afecta a la zona del cerebro encargada del control y coordinación del movimiento, del tono muscular y de la postura.
Esta enfermedad fue descrita y documentada por primera vez en 1817 por el médico británico Dr. James Parkinson al que llamó “parálisis agitante”. Los cambios bioquímicos asociados a la enfermedad fueron identificados en los años 1960.
Parkinson describió la enfermedad que lleva su nombre como “Parálisis Agitante”, indicando los síntomas más relevantes: disminución del movimiento (parálisis) y “agitación” (temblor), aparece entre los 40 y los 70 años de edad, con una mayor incidencia en la década de los 60 años.
Existe un “Temblor Familiar Benigno”, de evolución muy lenta y presentación frecuente en miembros de una misma familia. No es estrictamente un temblor de reposo, sino de actitud. Algunos autores creen que es una forma benigna de la Enfermedad de Parkinson, pero el tratamiento es radicalmente distinto. Si no es muy molesto, lo mejor es dejarlo sin tratamiento. Un rasgo conocido de ese temblor es su desaparición con pequeñas dosis de alcohol (lo cual es peligroso). Los fármacos bloqueadores de la adrenalina, que también se emplean en el tratamiento de la hipertensión y de la angina de pecho, son la mejor alternativa.
Los investigadores identificaron un defecto cerebral fundamental el cual distingue a la enfermedad: las pérdidas de células cerebrales que producen un neurotransmisor y que ayuda a dirigir la actividad muscular. Este descubrimiento llevó a los científicos a encontrar el primer tratamiento eficaz de la enfermedad de Parkinson con lo que surgieron diferentes formas de elaborar terapias nuevas y aún más eficaces.

Causas

El mal de Parkinson se desarrolla con mayor frecuencia después de los 50 años de edad y es uno de los trastornos neurológicos más comunes en los ancianos. En ocasiones, se presenta en adultos más jóvenes y afecta tanto a hombres como a mujeres.
En algunos casos, la enfermedad es hereditaria. Cuando una persona joven resulta afectada, generalmente se debe a una forma de la enfermedad que es hereditaria.
Algunos científicos creen que el Parkinson es causado por la oxidación de la MPTP = metil fenil tetrahidropiridina: los radicales libres son inestables debido a que carecen de un electrón. En un intento por reemplazar el electrón que falta, los radicales libres reaccionan con las moléculas circundantes (especialmente en metales tales como el hierro), en un proceso llamado oxidación.

Síntomas

Son muy característicos y pueden ser:
•    Rigidez muscular.
•    Temblor, puede ser de diferentes intensidades.
•    Hipocinesia, falta de movimientos.
•    Dificultades al andar, parece que se siguen a sí mismos.
•    Mala estabilidad al estar parado, parece que pendulan.
•    Al comenzar a andar tienen problemas, les cuesta empezar.
•    Si un movimiento no se termina tiene dificultades para reiniciarlo, o terminarlo.
•    Cara de pez o máscara, por falta de expresión de los músculos de la cara.
•    Lentitud de movimientos.
•    Acatisia, se dice de una falta de capacidad de estar sentado sin moverse.
•    Movimiento de los dedos como si estuvieran contando dinero.
•    Boca abierta, con dificultad para mantenerla cerrada.
•    Voz de tono bajo, y monótona.
•    Dificultad para escribir, para comer, o para movimientos finos.
•    Deterioro intelectual, a veces.
•    Estreñimiento
•    Depresión, ansiedad, atrofia muscular.

Diagnóstico

El Parkinson es difícil de diagnosticar en sus etapas iniciales, ya que se confunde con los síntomas propios de otras patologías. El diagnóstico es fundamentalmente clínico y se efectúa a partir de los síntomas del paciente, ya que no existe ningún marcador químico. Para confirmar el diagnóstico se realiza una tomografía axial computarizada (TAC), que detecta las lesiones cerebrales en el mesencéfalo. Asimismo, son habituales los exámenes de los reflejos.
Sin embargo, el mejor medio para detectar esta patología es la observación, ejercida tanto por el médico como por los familiares del enfermo, ya que el contacto permanente les permite confirmar la continuidad o progresión de los síntomas y los posibles cambios tanto físicos como emocionales. En la enfermedad de Parkinson es esencial el diagnóstico precoz, ya que cada tipo de parkinsonismo tiene un tratamiento diferente.

Tratamiento

Esta es una patología crónica que, de momento, no tiene cura. Hay tres formas de hacer frente a la enfermedad; mediante el tratamiento farmacológico, el quirúrgico y el rehabilitador.
El objetivo del tratamiento es reducir la velocidad de progresión de la enfermedad, controlar los síntomas y los efectos secundarios derivados de los fármacos que se usan para combatirla. La dopamina no puede administrarse directamente ya que no puede pasar la barrera entre la sangre y el cerebro. Por este motivo se ha desarrollado una serie de fármacos que favorecen la producción de esta sustancia o retrasan su deterioro y que se administran en función de la gravedad de los síntomas. Así, en las primeras etapas, cuando los síntomas son leves, se utilizan los fármacos menos potentes, como los anticolinérgicos; mientras que para los casos severos y avanzados se utiliza la levodopa, el fármaco más potente hasta el momento para el tratamiento de esta enfermedad.

  • Tratamiento farmacológico

Los fármacos más utilizados son:
• Levodopa
• Bromocriptina y pergolida
• Selegilina
• Anticolinérgicos
• Amantadina

  • Tratamiento quirúrgico

La cirugía pretende actuar sobre la parte dañada del cerebro. Sólo está indicada en un 5 por ciento de los pacientes y es efectiva si están bien seleccionados. Los criterios de inclusión para intervención quirúrgica contemplan incapacidad funcional muy grave, ausencia de demencia, edad inferior a 70 años y diagnóstico confirmado.
Entre las técnicas quirúrgicas que se utilizan para aliviar los síntomas de Parkinson se encuentra la palidotomía y la estimulación eléctrica. Las dos técnicas son efectivas y su elección se hace en función de la dependencia clínica del paciente. Los beneficiarios son los pacientes con discinesias causadas por la medicación o con enfermedad avanzada que no responden bien al tratamiento farmacológico.

  • Rehabilitación física

Hay ejercicios determinados que pueden ayudar a mantener la movilidad de los miembros y fortalecer los músculos que generalmente se ven más afectados.
La terapia de rehabilitación mejora la vida de las personas con enfermedad de Parkinson. Un programa de terapia física y terapia ocupacional puede ayudar a las personas a aprender estrategias de movimiento:
•    Cómo darse la vuelta y salir de la cama con más facilidad
•    Cómo levantarse de una silla o salir de un coche
Los terapeutas sugieren a veces los más simples para ayudar con las actividades diarias, tales como:
•    agarrar barras de ducha
•    Taburete para ducha
•    Asientos baño elevados
Los terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas con experiencia para encontrar maneras de ayudar a la gente con este mal a abotonarse o abrocharse camisas, cocinar y en general, mantener su vida activa dentro de lo que cabe. El tratamiento rehabilitador tiene también gran importancia, ya que los medicamentos solo consiguen en parte mejorar los síntomas motores.
La rehabilitación con terapeutas logra que los pacientes aprendan  acerca de los tipos especiales de utensilios que ayudan a mantener los alimentos en una cuchara o un tenedor. Incluso las personas con temblores graves, con lentitud y  rigidez pueden usar estos utensilios para alimentarse sin hacer un desastre.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Enfermedad de Balo

Enfermedad de Balo

La enfermedad de Baló es una enfermedad rara que se caracteriza por una rápida progresión de esclerosis múltiple (proceso de pérdida de la capa protectora de los axones-mielina- como consecuencia de trastornos inflamatorios severos en el Sistema nervioso Central, dejando lesiones redondeadas características de la enfermedad) en el cerebro.
El tipo, severidad y taza de progresión de la enfermedad va a depender del área del cerebro afectada. Las lesiones desmielinizantes pueden estar en cualquier parte del encéfalo y se caracterizan por placas irregulares desmielinizadas que se extienden en una serie de círculos concéntricos, de donde deriva su nombre la enfermedad.

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad de Balo varían según las áreas del cerebro que se afecten. Las lesiones desmielinizantes cerebrales se pueden localizar en cualquier parte del cerebro (es decir, cerebro, cerebelo, o tronco cerebral). Las lesiones consisten en placas irregulares de desmielinización que se extienden en una serie de círculos concéntricos, se describió por primera vez en adultos, sin embargo es mas prevalente en niños, y los síntomas son ampliamente variados: Cefalea persistente, parálisis progresiva, espasmos musculares involuntarios, convulsiones, y pérdida cognitiva.
Los síntomas de la enfermedad de Balo, pueden amenazar gravemente la vida, al progresar en unas semanas, o evolucionar más lentamente en 2 a 3 años.

Tratamiento

No se ha establecido tratamiento.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La Esquizofrenia

ESQUIZOFRENIA

EsquizofreniaLa esquizofrenia es una enfermedad que afecta a millones de personas en el mundo. Se calcula que de cada 100 personas, una padece esquizofrenia. Generalmente aparece en adultos jóvenes.
No es una enfermedad de un determinado perfil de persona, sino que se presenta con una frecuencia similar en los diferentes niveles socioeconómicos,  culturas mundiales y en ambos sexos (generalmente con un inicio más precoz en los varones).
la persona que padece  esquizofrenia no puede explicar lo que le está sucediendo, tiene miedo de hacerlo o de creer que está enfermo y por lo tanto no pedirá ayuda ni se quejará en la mayoría de los casos de lo que le sucede. Por todo esto la mayor parte de ellos y sobre todo al comienzo de la enfermedad no aceptan  medicarse ni acudir al especialista.

Indicios y Síntomas

Los primeros indicios de esquizofrenia probablemente pasan desapercibidos por la familia y los amigos. Las personas que sufren de esquizofrenia muchas veces exhiben uno o más de los siguientes síntomas, durante las primeras etapas de la enfermedad:

  • Prolongada sensación de tensión
  • Falta de sueño
  • Mala concentración
  • Aislamiento social
  • Cambio en la personalidad

A medida que la enfermedad avanza, los síntomas pasan a ser más intensos y extraños.
La persona se comporta en forma peculiar, habla de cosas sin sentido y tiene percepciones inusuales. Estos síntomas más graves son motivos para solicitar tratamiento.

  • Los delirios son creencias inusuales no basadas en la realidad. Por ejemplo, las personas que sufren de esquizofrenia pueden creer que alguien puede escuchar sus pensamientos o controlar sus sentimientos, acciones o impulsos.
  • Las alucinaciones son distorsiones de los sentidos. Las alucinaciones auditivas hacen que las personas escuchen sonidos inexistentes. Las alucinaciones visuales hacen que las personas vean cosas que no están allí. Las alucinaciones táctiles son sensaciones sin causa, como sentir comezón o que le quema la piel. También existen las alucinaciones olfatorias, que son oler olores inexistentes.
  • Las preocupaciones son pensamientos que, en la mente de la persona enferma, son más importantes de lo normal. El mismo pensamiento se repite a menudo y puede convertirse en irreal. Esto puede incluir una preocupación de salud o de “hacer lo correcto”.
  • El pensar desordenadamente interfiere con la planificación, motivación y comunicación. Por ejemplo, una persona puede utilizar palabras sin sentido, o saltar de un pensamiento a otro no relacionado. El aislamiento social hace que la persona esquizofrénica se recluya. Esto puede darse debido a una intolerancia a estar entre multitudes, reuniones pequeñas e inclusive con sólo otra persona.
  • La falta de motivación y emoción, así como también la apatía, son síntomas muy difíciles de aceptar por los miembros de las familias de los enfermos. Muy pocas personas experimentan todos estos síntomas a la vez. Algunos pueden manifestarse durante la fase de remisión y pueden agravarse durante la etapa más activa de la enfermedad.

La mayoría de los síntomas de la esquizofrenia son subjetivos, dependen de lo que el paciente refiera. Hay dos tipos de síntomas en la esquizofrenia: Síntomas Positivos y Síntomas Negativos.

1. Síntomas positivos: son aquellas manifestaciones que el paciente hace o experimenta y que las personas sana no suelen presentar.

Síntomas positivos mentales: (psicóticos)
Alucinaciones: son engaños de los sentidos, percepciones interiores que se producen sin un estimulo externo. No está en condiciones de reconocer que lo percibido surge únicamente de sus vivencias interiores y no está presenta en el mundo externo. , Pueden ser de tipo auditivas, táctiles, visuales, gustativas y olfativas.
Delirio: se trata de una convicción errónea de origen patológico que se manifiesta a pesar de razones contrarias y sensatas. El alcance con la realidad está restringido. El paciente ve el delirio como la única realidad válida. Aunque los propios pensamientos son contrarios a las leyes de la lógica, el enfermo es inaccesible a esta objeción. Cuando se advierte de este estado, a veces no hay que pensar el inicio de un tratamiento o la hospitalización, ya que la desesperanza que puede llegar a producir en el paciente hace que haya intentos de suicidio. tipos: persecución, de culpa, de grandeza, religioso, somático, de referencia…
Trastornos del pensamiento: la manera de hablar suele darnos indicios significativos sobre el pensamiento trastornado. Relatan a menudo que han perdido control sobre sus pensamientos, que estos le han sido sustraídos, impuestos o que son dirigido por extraños poderes o fuerzas relacionados con el lenguaje tenemos: descarrilamiento, tangencialidad, ilogicalidad, presión del habla, distraibilidad.
En las crisis psicóticas, estos síntomas anteriores descritos pueden ir acompañados de:
Síntomas positivos en el ámbito de sentimientos: angustia, excitabilidad
Síntomas positivos vegetativos: insomnio, palpitaciones, sudores, mareos, trastornos gastrointestinales, trastornos respiratorios
Síntomas positivos de la motricidad: comportamiento, agresivo y/o agitado, inquietud corporal, movimientos extraños y absurdos, conducta repetitiva.

2. Síntomas negativos: son aquellas cosas que el paciente deja de hacer y que los individuos sanos pueden realizar cotidianamente, como pensar con fluidez y con lógica, experimentar sentimientos hacia otras personas, tener voluntad para levantarse cada día.

En la esquizofrenia también hay otra serie de síntomas, menos alarmantes pero que se suelen confundir como signos de pereza o de mal comportamiento, son los llamados síntomas negativos como por ejemplo, la apatía, la falta de energía, la falta de placer, insociabilidad, etc., los cuales deben ser tratados en la misma medida que los síntomas activos o positivos.
Todos estos síntomas afectan a todos los ámbitos: social, laboral, familiar. En algunos aspectos el enfermo esquizofrénico tiene menos capacidad de acción que una persona sana. Estas deficiencias las llamamos síntomas negativos.
Pobreza afectiva: Se manifiesta como un empobrecimiento de la expresión de emociones y sentimientos, disminuye la capacidad emocional; se manifiesta en aspectos del comportamiento como: Expresión facial inmutable: la cara parece helada, de madera, mecánica., Movimientos espontáneos disminuidos y escasez de ademanes expresivos: no usa las manos para expresarse, permanece inmóvil y sentado…, Escaso contacto visual: puede rehuir mirar a los demás, permanece con la mirada extraviada, Incongruencia afectiva: el afecto expresado es inapropiado. Sonríe cuando se habla de temas serios. Risa tonta, Ausencia de inflexiones vocales: el habla tiene una calidad monótona y las palabras importantes no están enfatizadas por medio de cambios de tono de voz o volumen.
Alogia: Se refiere al empobrecimiento del pensamiento y de la cognición. Se manifiesta a través de: Pobreza del lenguaje: restricción de la cantidad del lenguaje espontáneo, las respuestas son breves y raramente hay información adicional, Pobreza del contenido del lenguaje: aunque las respuestas son largas, el contenido es pobre. El lenguaje es vago repetitivo y estereotipado, bloqueo: interrupción del lenguaje antes de que un pensamiento o idea haya sido completado. Después de un periodo de silencio que puede durar unos segundos no puede recordar lo que estaba diciendo o lo que quería decir, Latencia de respuesta incrementada: el paciente tarda más tiempo de lo normal en responder a la pregunta.
Abulia –Apatía: La abulia se manifiesta como una falta de energía, de impulso. La apatía es la falta de interés. A diferencia de la falta de energía de la depresión, en la esquizofrenia es relativamente crónica y normalmente no está acompañado de una afectividad triste. Se manifiesta en: Problemas con el aseo y la higiene, Falta de persistencia en el trabajo, escuela o cualquier otra tarea, Sentimiento de cansancio, lentitud, Propensión al agotamiento físico y mental.
Anhedonia – insociabilidad: La Anhedonia es la dificultad para experimentar interés o placer por las cosas que antes le gustaba hacer o por las actividades normalmente consideradas placenteras: tiene pocos o ningún hobbies, tienden a mostrar un decremento de la actividad e interés sexual en función de lo que tendría ser normal según la edad y estado del mismo, puede mostrar incapacidad para crear relaciones próximas e intimas apropiadas para su edad, sexo y estado familiar, Relaciones con amigos y semejantes restringidas. Hacen poco o ningún esfuerzo para desarrollar dichas relaciones.
Problemas cognitivos de la atención: Problemas en la concentración y en la atención, Sólo es capaz de concentrarse esporádicamente, Se distrae en medio de una actividad o conversación: se manifiesta en situaciones sociales; se le va la mirada, no sigue el argumento de una conversación, le interesa poco el tema; Acaba bruscamente una discusión o tarea aparente.

Causas

No se ha descubierto aún la causa de la esquizofrenia. Sin embargo, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que una serie de factores combinados con un riesgo genético contribuyeron al desarrollo de la enfermedad.
Así como se piensa que el riesgo de contraer diabetes o problemas del corazón existe en determinadas familias, se cree que la propensión a la esquizofrenia también tiene una conexión genética. Por ejemplo, si un mellizo gemelo tiene esquizofrenia, el otro mellizo tiene entre un 50 a un 60 por ciento de posibilidades de contraer la enfermedad también.
Todavía no se sabe exactamente qué es lo que desencadena la enfermedad en aquellas personas que tienen una predisposición familiar. Algunas teorías sugieren que debido a que la esquizofrenia generalmente se manifiesta por primera vez durante los cambios hormonales de la pubertad, estos cambios son los que provocan la enfermedad en aquellos con predisposición a la misma. Además, se consideran otros factores externos como infecciones virales, factores de gran estrés como pobreza o violencia y otros factores externos similares como posibles causas del trastorno.

Tratamientos

En la actualidad la esquizofrenia se trata fundamentalmente con determinados medicamentos, denominados neurolépticos o antipsicóticos. Se diferencian dos tipos de antipsicóticos:
•    Los clásicos: la clorpromazina, el haloperidol o la tioridazina.
•    Los neurolépticos atípicos: clozapina, risperidona, olanzapina, ziprasidona o quetiapina
Ambos grupos tienen en común la capacidad de corregir desequilibrios de los neurotransmisores, sobre todo la dopamina, y aliviar los síntomas positivos. Sin embargo, los neurolépticos atípicos tienen especial capacidad de conseguir el desequilibrio del neurotransmisor serotonina. A ello se ha asociado la efectividad de este tipo de neurolépticos sobre los síntomas negativos. Los neurolépticos atípicos tienen además la ventaja de producir menos efectos secundarios.
En casos muy concretos como la escasa respuesta al tratamiento con medicamentos, con grave riesgo de suicidio o agresión hacia otros, en el subtipo de esquizofrenia catatónica puede estar indicado el tratamiento con electroshock. Pese a su mala prensa, las condiciones de aplicación actual del electroshock hacen que sea un procedimiento seguro, además de muy eficaz. Los tratamientos antipsicóticos han permitido que, en la mayor parte de los casos, el paciente con esquizofrenia pueda vivir en la comunidad. Es extraordinariamente importante aprovechar esta posibilidad y combinar el tratamiento farmacológico con una serie de medidas destinadas a que el paciente esté ocupado y activo.
Estas medidas constituyen lo que se denomina terapia psicosocial. Precisa de mecanismos asistenciales como por ejemplo, talleres ocupacionales, centros de día, centros de salud mental y grupos de autoayuda. El diálogo entre paciente con esquizofrenia y el médico puede ser un instrumento terapéutico importante, si tiene como fin que el enfermo conozca su patología, y se le enseñe a convivir con ella y a utilizar sus propios recursos psicológicos y ajenos -familia, amigos, apoyo-, para acercarse más a su entorno.
Por otra parte, es importante que el médico psiquiatra informe tanto al paciente como a los familiares con los que convive sobre las características sintomáticas de la enfermedad y les ayude a distinguir cómo se han manifestado en su caso particular, con vistas a la prevenir o intervenir con prontitud en caso de reagudización. También es importante que el psiquiatra informe sobre los tratamientos antipsicóticos, sus efectos y ventajas, y también los posibles efectos adversos. Además es necesario que el médico psiquiatra ayude al enfermo y allegados a que consigan una comunicación adecuada en el medio familiar. Otras técnicas de psicoterapia individual, por ejemplo las de tipo psicoanalítico, no parece ser eficaces en la esquizofrenia.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Té de Valeriana como calmante natural para el sueño

Té de Valeriana como calmante natural  para el sueño

te-valerianaLa mayoría de la gente, a primeras horas de la mañana, se siente con los  ojos caídos,  somnolencia y darse cuenta de que no hay más tiempo para dormir y un dolor de cabeza por la mañana que induce mucho trabajo por delante. Muchas vueltas en la cama durante el sueño o despertarse varias veces puede estar relacionado con varios factores: un  incómodo colchón, o problemas respiratorios, estado de ebriedad, el estrés y los malos hábitos antes de acostarse. Cualquier tipo de insomnio, no importa cuál sea la causa, una personacon  permanente sueño inquieto en cualquier momento, no pueden gozar plenamente del día siguiente a causa de su estado de privación de sueño. Si bien es cierto hay muchos  remedios para el insomnio, las pastillas de té,  los jarabes y aceites, pero hay una ayuda natural del sueño que se llama la raíz de valeriana.
La raíz de valeriana, conocida científicamente como la Valeriana officinalis, es una planta perenne con flores de color rosa o blanco con un olor dulce agradable. Simplemente se llama  valeriana y es nativo de las regiones de Europa y Asia-que fue utilizado como un perfume en el siglo XVI. El tipo de grado farmacéutico de la valeriana  se encuentra en el tallo, hojas o flores, pero sólo es  extraídos de las raíces de la planta. Se encuentra a menudo como un suplemento dietético en forma de cápsulas, tabletas, y la forma de extracto líquido con el fin de ayudar en técnicas naturales como calmantes y sedantes.
la valeriana proviene de la palabra latina valere que significa “ser fuerte o saludable”,  muchos historiadores piensan que pueden hacer referencia a las ventajas saludables que ofrece o simplemente por su fuerte olor. También se ha utilizado para el tratamiento medicinal desde tiempos de los antiguos griegos y romanos.
Tradicionalmente utilizado para aliviar el dolor gastrointestinal y el síndrome del intestino irritable, la raíz se vende principalmente como un suplemento nutricional y alimentario en los Estados Unidos. La valeriana se ha utilizado para el tratamiento de los trastornos del sueño, inquietud y ansiedad, e incluso se toma como un relajante muscular orgánico. Algunos estudios han demostrado que la valeriana tiene un mejor efecto durante un largo período de tiempo si se usa con regularidad, pero algunos usuarios han afirmado alivio inmediato, aunque no hay evidencia científica que apoye tales efectos.
La ciencia dice que la raíz de valeriana se descompone en ácido isovalérico que desencadena un agente de relajación a través de su sistema nervioso central, la capacidad de relajarse lo suficiente para dormir toda la noche. Los estudios muestran  los efectos de la raíz de valeriana como un sedante y es recetado por los naturalistas para  las cefaleas tensionales, así como el insomnio leve.  Según una publicación,  un suplemento natural que pretende ayudar a que se relaje se llama Sleepasil que contiene los tres ingredientes principales orgánicos: la melatonina, la manzanilla y la raíz de valeriana y está aprobado para personas mayores de 12 años de edad, con una dosis de una a dos cápsulas media hora antes de acostarse.
Una de las propiedades  de la valeriana es el hecho de que la raíz tiene muy pocos efectos secundarios. La valeriana no causa adicción a diferencia de ciertos medicamentos contra la ansiedad y píldoras para dormir que puede ser peligrosamente adictivo y han demostrado los informes de una conducta destructiva como resultado del uso excesivo de ciertos medicamentos. Sin embargo, los médicos recomiendan que consulte a su proveedor de atención médica antes de agregar cualquier nuevo medicamento a su horario y por favor siga cuidadosamente las instrucciones en cuanto a dosis.

Cómo hacer te de valeriana:

• Para preparar té de valeriana se pone a calentar la cantidad de agua deseada, cuando esté muy caliente se retira del fuego y se le agregan de diez a treinta gramos de raíz, ya sea seca o fresca, por cada litro de agua, se tapa la olla y se deja reposar de dos a tres minutos antes de tomarse.
• De preferencia se recomienda emplear ollas de peltre, cerámica o vidrio, ya que el metal y el barro contienen elementos químicos que se conjugan con los componentes de las hierbas.

Importante saber que:

• No se debe administrar durante el primer trimestre del embarazo ni tampoco a lactantes y, aunque no se han encontrado efectos de dependencia ante una administración prolongada, las personas que manejan o salen a la calle deben respetar la dosis, ya que en grandes cantidades produce sueño.

• Recuerde que es el medico quien debe determinar el tiempo que dure el tratamiento de acuerdo con el tipo de padecimiento de que se trate.
Si no te levantas y permaneces despierto por largos períodos de tiempo durante la noche, o si permaneces despierto durante la noche dándote vueltas, puedes cambiar tu hábito y tener un sueño reparador; la mejor defensa contra el estrés, resfrío y la gripe, y mejorar tu salud mental con el fin de funcionar lo mejor posible. No se olvide de apagar la luz y resguardarte de las picaduras de insectos de la cama.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Trastorno bipolar

Trastorno bipolar

El trastorno bipolar, también conocido como enfermedad maníaco-depresiva, es un trastorno cerebral que causa cambios inusuales en el estado de ánimo, la energía, los niveles de actividad, y la capacidad para llevar a cabo día a día las tareas. Los síntomas del trastorno bipolar son severos. Ellos son diferentes de los altibajos normales que todo el mundo pasa  de vez en cuando. Los síntomas del trastorno Bipolar pueden dar lugar a relaciones dañadas, mal trabajo o el rendimiento escolar, e incluso el suicidio. Sin embargo, el trastorno bipolar puede ser tratado, y las personas con esta enfermedad pueden llevar vidas plenas y productivas.
El trastorno bipolar a menudo se desarrolla en la adolescencia tardía de una persona o los primeros años de adulto. Por lo menos la mitad de los casos comienza antes de los 25. Algunas personas tienen sus primeros síntomas durante la infancia, mientras que otros desarrollan síntomas tardíos de la vida.
El trastorno bipolar no es fácil de detectar cuando se inicia. Los síntomas pueden parecer como problemas separados, no se reconocen como partes de un problema mayor. Algunas personas sufren durante años antes de ser diagnosticada y tratada adecuadamente. Como la diabetes o las enfermedades del corazón, el trastorno bipolar es una enfermedad a largo plazo que deben ser manejados cuidadosamente durante toda la vida de una persona.

SÍNTOMAS

Las personas con trastorno bipolar presentan experiencia sobre su estado emocional inusualmente intensas que se producen en períodos distintos llamados “episodios de estado de ánimo.”Un alegre demasiado excitado o estado que se llama un episodio maníaco, y un estado muy triste y desesperado que se llama un episodio depresivo. A veces, un episodio del estado de ánimo incluye tantos síntomas de manía y depresión. Esto se llama un estado mixto. Las personas con trastorno bipolar también pueden ser explosivas e irritables durante un episodio de estado de ánimo.
Cambios extremos en la energía, actividad, sueño y conducta acompañan a estos cambios en el estado de ánimo. Es posible que alguien con trastorno bipolar experimenten un período de larga duración de los estados de ánimo inestables en lugar de episodios aislados de depresión o manía.
Una persona puede tener un episodio de trastorno bipolar, si él o ella tiene una serie de síntomas maníacos o depresivos durante la mayor parte del día, casi todos los días, por lo menos una o dos semanas. A veces los síntomas son tan severos que la persona no puede funcionar normalmente en el trabajo, escuela o casa.

Los síntomas del trastorno bipolar se describen a continuación.

Los síntomas de manía o episodios maníacos incluyen:

Cambios de humor

•    Un largo período de sensación de “alto”, o un estado de ánimo excesivamente feliz o salientes
•    El estado de ánimo muy irritable, agitación, sensación de “saltos” o “cable”.
Cambios en el comportamiento
•    Hablar muy rápido, saltando de una idea a otra, tener pensamientos acelerados
•    Tendencia a la distracción
•    Dirigido a un objetivo aumentar las actividades, como la toma de nuevos proyectos
•    Inquietos
•    Dormir poco
•    Tener una creencia poco realista en sus capacidades
Comportarse de forma impulsiva y tomar parte en una gran cantidad de placer,
comportamientos de alto riesgo, tales como gastos excesivos, el sexo impulsivo, y las inversiones impulsivo de negocios.

Los síntomas de depresión o un episodio de depresión incluyen:

Cambios de humor
•    Un largo período de sentirse preocupado o vacío
•    Pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba, incluyendo el sexo.
Cambios en el comportamiento
•    Sensación de cansancio o “lento”
•    ¿Tiene problemas para concentrarse, recordar y tomar decisiones
•    Estar inquieto o irritable
•    Cambio de comer, dormir, u otros hábitos
•    Pensar en la muerte o el suicidio, o intentos de suicidio.

Además de la manía y la depresión, el trastorno bipolar puede causar una variedad de estados de ánimo, como se muestra en la escala.

             

Un lado de la balanza incluye la depresión grave, la depresión moderada  y bajo estado de ánimo leves. Depresión moderada puede causar síntomas menos extremas, y bajo estado de ánimo leves se llama distimia cuando es crónica o de largo plazo. En medio de la escala es el estado de ánimo normal o equilibrado.
En el otro extremo de la escala están hipomanía y manía grave. Algunas personas con hipomanía experimentan trastorno  bipolar. Durante los episodios hipomaníacos, una persona puede tener mayores niveles de energía y actividad que no son tan graves como la manía típica, o que él o ella pueden tener episodios que duran menos de una semana y no requieren atención de emergencia. Una persona que tiene un episodio hipomaníaco puede sentirse muy bien, ser altamente productiva, y funcionan bien. Esta persona puede sentir que algo está mal, incluso la familia y los amigos reconocen los cambios de humor del  posible  trastorno bipolar. Sin el tratamiento adecuado, sin embargo, las personas con hipomanía pueden desarrollar manía severa o depresión.
Durante un estado mixto, los síntomas suelen incluir agitación, problemas para dormir, cambios importantes en el apetito, y pensamientos suicidas. La gente en un estado mixto puede sentirse muy triste y desesperado mientras se siente muy excitado.
A veces, una persona con graves episodios de manía o depresión tiene síntomas psicóticos también, como las alucinaciones o delirios. Los síntomas psicóticos tienden a reflejar el estado de ánimo extremos de la persona. Por ejemplo, los síntomas psicóticos en una persona que tenga un episodio de manía pueden incluir creer que él o ella son famosos, tiene un montón de dinero o que tiene poderes especiales. De la misma manera, una persona que tenga un episodio depresivo puede creer que él o ella están en ruinas y sin dinero, o ha cometido un delito. Como resultado, las personas con trastorno bipolar con síntomas psicóticos a veces son mal diagnosticadas de esquizofrenia, otra enfermedad mental grave que está vinculado con alucinaciones y delirios.
Las personas con trastorno bipolar pueden tener también problemas de conducta. Es posible el abuso de alcohol o sustancias, tienen problemas de relación, o un mal desempeño en la escuela o en el trabajo. Al principio, no es fácil de reconocer estos problemas como signos de una enfermedad mental grave.

¿Cómo afecta el trastorno bipolar a alguien con el tiempo?

El trastorno bipolar suele durar toda la vida. Los episodios de manía y depresión suelen regresar en el tiempo. Entre los episodios, muchas personas con trastorno bipolar están libres de síntomas, pero algunas personas pueden tener síntomas persistentes.
Los médicos suelen diagnosticar trastornos mentales usando las guías del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, o DSM. De acuerdo con el DSM, hay cuatro tipos básicos de trastorno bipolar:
1.    El trastorno bipolar I se define principalmente por episodios maníacos o mixtos que duran al menos siete días, o por los síntomas maníacos que son tan severos que la persona necesita atención hospitalaria inmediata. La persona también tiene episodios depresivos, por lo general una duración de al menos dos semanas. Los síntomas de la manía o la depresión debe ser un cambio importante de la conducta normal de la persona.
2.    El trastorno bipolar II se define mediante un patrón de los episodios depresivos cambiando de ida y vuelta con episodios hipomaníacos, pero no hay episodios en toda regla maníaco o mixto.
3.    Trastorno bipolar no especificado (BP-NOS) se diagnostica cuando una persona tiene síntomas de la enfermedad que no cumplen los criterios de diagnóstico para el trastorno bipolar I o II. Los síntomas pueden no durar lo suficiente, o la persona puede tener síntomas muy pocos. Sin embargo, los síntomas están claramente fuera del rango del comportamiento normal de la persona.
4.    Trastorno ciclotímico o ciclotimia, es una forma leve de trastorno bipolar. Las personas que tienen ciclotimia tienen  episodios de hipomanía que cambian una y otra con depresión leve, por lo menos dos años. Sin embargo, los síntomas no cumplen los requisitos para el diagnóstico de cualquier otro tipo de trastorno bipolar.
Algunas personas pueden ser diagnosticados con ciclos rápidos del trastorno bipolar Esto es cuando una persona presenta cuatro o más episodios de depresión mayor, manía, hipomanía, o síntomas en común en un año. Algunas personas experimentan más de un episodio en una semana, o incluso en un día. Ciclación rápida parece ser más común en personas que tienen trastorno bipolar grave y puede ser más común en personas que tienen su primer episodio a una edad más joven. Un estudio encontró que las personas con ciclos rápidos tuvieron su primer episodio de cuatro años antes, durante mediados y finales de la adolescencia, que las personas sin ciclos rápidos del trastorno bipolar. ciclación rápida afecta a más mujeres que hombres.
El trastorno bipolar tiende a empeorar si no es tratada. Con el tiempo, una persona puede sufrir episodios graves más frecuentes y más cuando la enfermedad apareció por primera vez.  Asimismo, los retrasos en conseguir un diagnóstico correcto y el tratamiento que una persona sea más propensa a la experiencia personal, social y problemas laborales.
Un diagnóstico y tratamiento adecuados  ayuda a las personas con trastorno bipolar a llevar una vida sana y productiva. En la mayoría de los casos, el tratamiento puede ayudar a reducir la frecuencia y la severidad de los episodios.

¿Qué enfermedades a menudo coexisten con el trastorno bipolar?

El abuso de sustancias es muy común entre las personas con trastorno bipolar, pero las razones de este vínculo son claras. Algunas personas con trastorno bipolar pueden intentar tratar sus síntomas con el alcohol o las drogas. Sin embargo, el abuso de sustancias puede provocar o prolongar los síntomas bipolares, y los problemas de control de la conducta asociada con la manía pueden resultar en una persona de beber demasiado.
Los trastornos de ansiedad, como trastorno de estrés post-traumático (TEPT) y la fobia social, también co-ocurren con frecuencia entre las personas con trastorno bipolar.  El trastorno bipolar también co-produce  déficit de atención con hiperactividad (TDAH), que cuenta con algunos de los síntomas que se superponen con el trastorno bipolar, tales como inquietud y se distraen fácilmente.
Las personas con trastorno bipolar también están en mayor riesgo de enfermedad de la tiroides, dolores de cabeza por migraña, enfermedad cardiaca, diabetes, obesidad y otras enfermedades físicas.  Estas enfermedades pueden causar síntomas de manía o depresión. También puede ser consecuencia de un tratamiento para el trastorno bipolar.
Otras enfermedades pueden hacer que sea difícil de diagnosticar y tratar el trastorno bipolar. Las personas con trastorno bipolar deben monitorear su salud física y mental. Si un síntoma no mejora con el tratamiento, deben informar a su médico.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el trastorno bipolar?

Los científicos están aprendiendo sobre las posibles causas del trastorno bipolar. La mayoría de científicos coinciden en que no hay una sola causa. Por el contrario, muchos factores que probablemente actúan juntos para producir la enfermedad o aumentar el riesgo.

Genética

El trastorno bipolar tiende a darse en familias, por lo que los investigadores están buscando los genes que pueden aumentar las posibilidades de una persona de desarrollar la enfermedad. Los genes son los “bloques de construcción” de la herencia. Ayudan a controlar la forma del cuerpo y el cerebro trabajar y crecer. Los genes se encuentran dentro de las células de una persona que se transmiten de padres a hijos.
Los niños con un padre o un hermano con trastorno bipolar tienen de cuatro a seis veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad, en comparación con niños que no tienen antecedentes familiares de trastorno bipolar. Sin embargo, la mayoría de los niños con antecedentes familiares de trastorno bipolar no  desarrolla la enfermedad.
La investigación genética en el trastorno bipolar está siendo ayudada por los avances en la tecnología. Este tipo de investigación es ahora mucho más rápido y de mayor alcance que en el pasado. Un ejemplo es el lanzamiento de la base de datos de Trastorno Bipolar Fenoma, financiado en parte por el NIMH. Utilizando la base de datos, los científicos serán capaces de relacionar los signos visibles de la enfermedad con los genes que pueden influir en ellos. Hasta ahora, los investigadores que utilizan esta base de datos encontraron que la mayoría de las personas con trastorno bipolar tenían:
•    El trabajo perdido a causa de su enfermedad
•    Otras enfermedades, al mismo tiempo, especialmente el alcohol y / o trastornos de abuso de sustancias y el pánico
•    Ha tratado u hospitalizado por un trastorno bipolar.
Los investigadores también identificaron ciertos rasgos que parecen darse en familias, incluyendo:
•    Antecedentes de hospitalización psiquiátrica
•    Concurrentes trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)
•    La edad al primer episodio de manía
•    Número y la frecuencia de los episodios maníacos.
Los científicos continúan estudiando estas características, que pueden ayudar a encontrar los genes que causan el trastorno bipolar algún día.
Pero los genes no son el único factor de riesgo para el trastorno bipolar. Los estudios de gemelos idénticos han demostrado que el gemelo de una persona con trastorno bipolar no siempre desarrolla la enfermedad. Esto es importante porque los gemelos idénticos comparten todos los mismos genes. Los resultados del estudio sugieren que otros factores además de los genes están también en el trabajo. Más bien, es probable que muchos genes diferentes y el medio ambiente de una persona estén involucrados. Sin embargo, los científicos todavía no comprenden totalmente cómo estos factores interactúan para causar el trastorno bipolar.

Estructura y el funcionamiento del cerebro

Estudios de imagen cerebral están ayudando a los científicos a aprender lo que sucede en el cerebro de una persona con trastorno bipolar.  Más recientes imágenes del cerebro herramientas, tales como la resonancia magnética funcional (fMRI) y la tomografía por emisión de positrones (PET), permiten a los investigadores a tomar imágenes del cerebro vivo en el trabajo. Estas herramientas ayudan a los científicos a estudiar la estructura del cerebro y de la actividad.
Algunos estudios de imagen muestran cómo el cerebro de las personas con trastorno bipolar puede ser diferente de los cerebros de personas sanas o personas con otros trastornos mentales. Por ejemplo, un estudio mediante resonancia magnética descubrió que el patrón de desarrollo del cerebro en niños con trastorno bipolar fue similar a la de los niños con “multi-dimensional deterioro”, un trastorno que causa síntomas que se superponen en cierta medida con el trastorno bipolar y la esquizofrenia.  Esto sugiere que el patrón común de desarrollo del cerebro puede estar relacionado con el riesgo general de los estados de ánimo inestable.
Aprender más acerca de estas diferencias, junto con información obtenida de los estudios genéticos, ayuda a los científicos a entender mejor el trastorno bipolar. Algún día los científicos pueden ser capaces de predecir qué tipo de tratamiento funcionará con mayor eficacia. Incluso pueden encontrar maneras de prevenir el trastorno bipolar.

¿Cómo se diagnostica el trastorno bipolar?

El primer paso para conseguir un diagnóstico correcto es hablar con un médico que puede llevar a cabo un examen físico, una entrevista y pruebas de laboratorio. El trastorno bipolar  actualmente no pueden ser identificados a través de un análisis de sangre o una exploración del cerebro, pero estas pruebas pueden ayudar a descartar otros factores que contribuyen, como un derrame cerebral o tumor cerebral. Si los problemas no son causados por otras enfermedades, el médico puede realizar una evaluación de salud mental. El médico también puede proporcionar una remisión a un profesional de salud capacitado mental, como un psiquiatra, que tenga experiencia en el diagnóstico y el tratamiento del trastorno bipolar.
El médico o profesional de salud mental debe realizar una evaluación diagnóstica completa. Él o ella deben discutir cualquier historia familiar de trastorno bipolar u otras enfermedades mentales y obtener una historia completa de los síntomas. El médico o profesional de salud mental también debe hablar con los parientes cercanos de la persona o de su cónyuge y tenga en cuenta la forma en que describen los síntomas de la persona y la historia médica familiar.
Las personas con trastorno bipolar son más propensas a buscar ayuda cuando están deprimidos que cuando experimentan manía o hipomanía.  Por lo tanto, una historia clínica detallada es necesaria para asegurar que el trastorno bipolar no es diagnosticado erróneamente como trastorno depresivo mayor, que es también conocida como depresión unipolar .A diferencia de las personas con trastorno bipolar, las personas con depresión unipolar no experimentan manía. Siempre que sea posible, los registros anteriores y los aportes de familiares y amigos también deben incluirse en la historia clínica.

¿Cómo se trata el trastorno bipolar?

Hasta la fecha, no existe una cura para el trastorno bipolar. Sin embargo, el tratamiento adecuado ayuda a la mayoría de las personas con trastorno bipolar tener un mejor control de sus cambios de humor y síntomas relacionados.  Esto también es válido para las personas con las formas más severas de la enfermedad.
Debido a que el trastorno bipolar es una enfermedad crónica y recurrente, las personas con este trastorno necesitan tratamiento a largo plazo para mantener el control de los síntomas del trastorno bipolar. Un plan de tratamiento de mantenimiento eficaz incluye medicación y psicoterapia para prevenir la recaída y la reducción de la gravedad de los síntomas.

Medicamentos

El trastorno bipolar puede ser diagnosticada y los medicamentos prescritos por personal  médico. Por lo general, los medicamentos bipolares son prescritos por un psiquiatra. En algunos estados, los psicólogos clínicos, profesionales de enfermería psiquiátrica y avanzados especialistas en enfermería psiquiátrica también puede recetar medicamentos. Consulte con la agencia de licencias de su estado para obtener más información.
No todo el mundo responde a los medicamentos de la misma manera. Varios medicamentos diferentes pueden necesitar ser tratado antes de que se encuentre el mejor curso de tratamiento.
Mantener un seguimiento al estado de ánimo todos los días, los tratamientos, los patrones de sueño, y acontecimientos de la vida puede ayudar al médico a seguir y tratar la enfermedad con mayor eficacia. A veces esto se llama una carta de la vida cotidiana. Si el cambio de una persona los síntomas o si los efectos adversos que sufre es grave, el médico puede cambiar o agregar medicamentos.
Algunos de los tipos de medicamentos generalmente se utiliza para tratar el trastorno bipolar se enumeran:
1.    Medicamentos estabilizadores del humor son generalmente la primera opción para tratar el trastorno bipolar. En general, las personas con trastorno bipolar continúan el tratamiento con estabilizadores del ánimo durante años. A excepción de litio, muchos de estos medicamentos son los anticonvulsivantes.Los medicamentos anticonvulsivos se utilizan generalmente para tratar las convulsiones, pero también ayudar a los estados de ánimo de control. Estos medicamentos se utilizan comúnmente como estabilizadores del ánimo en el trastorno bipolar:
•    Litio (a veces conocido como Eskalith o Lithobid) fue el primer medicamento estabilizador del ánimo aprobado por los EE.UU. Food and Drug Administration (FDA) en la década de 1970 para el tratamiento de la manía. A menudo es muy eficaz para controlar los síntomas de la manía y la prevención de la recurrencia de los episodios maníacos y depresivos.
•    El ácido valproico o divalproex sódico (Depakote), aprobado por la FDA en 1995 para el tratamiento de la manía, es una popular alternativa al litio para el trastorno bipolar. Por lo general, tan eficaz como el litio para el tratamiento del trastorno bipolar.
•    Más recientemente, el anticonvulsivante lamotrigina (Lamictal) recibió la aprobación de la FDA para el tratamiento de mantenimiento del trastorno bipolar.
•    Otros medicamentos anticonvulsivos como gabapentina (Neurontin), topiramato (Topamax), y la oxcarbazepina (Trileptal)  a veces se recetan. Grandes estudios han demostrado que estos medicamentos son más eficaces que los estabilizadores del ánimo.
El ácido valproico, la lamotrigina, y otros medicamentos anticonvulsivos tienen una advertencia de la FDA.La advertencia indica que su uso puede aumentar el riesgo de pensamientos y conductas suicidas. Las personas que toman medicamentos anticonvulsivos para el trastorno bipolar u otras enfermedades deben ser estrechamente monitorizados para detectar síntomas nuevos o empeoramiento de la depresión, pensamientos suicidas o comportamiento o cualquier cambio inusual en el estado de ánimo o el comportamiento. Las personas que toman estos medicamentos no deben realizar ningún cambio sin consultar a su médico.
De litio y la función tiroidea
Las personas con trastorno bipolar a menudo tienen problemas de la glándula tiroides. El tratamiento con litio también puede causar niveles bajos de tiroides en algunas personas.la función tiroidea, llamada hipotiroidismo. Se ha asociado con ciclos rápidos en algunas personas con trastorno bipolar, especialmente las mujeres.
Dado que la hormona tiroidea en exceso o demasiado poco puede conducir a cambios de humor y energía, es importante tener cuidado con el control en los niveles de la tiroides. Una persona con trastorno bipolar puede que sea necesario tomar medicamentos para la tiroides, además de los medicamentos para el trastorno bipolar para mantener los niveles de tiroides equilibrada.

En caso de las mujeres jóvenes que toman ácido valproico?

El ácido valproico puede incrementar los niveles de testosterona (hormona masculina) en las adolescentes y provocar el síndrome de ovario poliquístico (SOP) en mujeres que comienzan a tomar la medicación antes de los 20 años.  SOP hace que los óvulos de una mujer, se conviertan  en quistes o líquido sacos llenos que se acumulan en los ovarios en vez de ser liberados por períodos mensuales. Esta condición puede causar la obesidad, el exceso de vello corporal, alteraciones en el ciclo menstrual y otros síntomas graves. La mayoría de estos síntomas mejoran después de suspender el tratamiento con ácido valproico. Niñas y  mujeres que toman ácido valproico debe ser monitoreado cuidadosamente por un médico.
2.    Medicamentos anti psicóticos atípicos se utilizan a veces para tratar los síntomas del trastorno bipolar. A menudo, estos medicamentos se toman con otros medicamentos. Medicamentos anti psicóticos atípicos son llamados “atípicos” para diferenciarse de los medicamentos anteriores, que se llaman “convencionales” o de “primera generación” anti psicóticos.
•    Olanzapina (Zyprexa), cuando se administra con un medicamento antidepresivo, puede ayudar a aliviar los síntomas de la manía severa o psicosis. 28 Olanzapina también está disponible en forma inyectable, que rápidamente se trata la agitación asociada con un episodio maníaco o mixto. Olanzapina puede ser utilizado para el tratamiento de mantenimiento del trastorno bipolar, así, incluso cuando una persona no tiene síntomas psicóticos. Sin embargo, algunos estudios muestran que las personas que toman Olanzapina puede ganar peso y tener otros efectos secundarios que pueden aumentar su riesgo de desarrollar diabetes y enfermedad cardíaca. Estos efectos secundarios son más probables en personas que toman Olanzapina en comparación con las personas prescritas antipsicótico atípicas.
•    Aripiprazol (Abilify), Olanzapina como, está aprobado para el tratamiento de un episodio maníaco o mixto. El Aripiprazol se usa también para el tratamiento de mantenimiento después de un episodio intenso o repentino. Al igual que con Olanzapina, el Aripiprazol puede ser inyectada para el tratamiento urgente de los síntomas de los episodios maníacos o mixtos del trastorno bipolar.
•    Quetiapina (Seroquel) alivia los síntomas de los episodios maníacos severo y repentino. De esta manera, la Quetiapina es como casi todos los antipsicóticos.En 2006, se convirtió en el primer antipsicóticos atípico para recibir también la aprobación de la FDA para el tratamiento de episodios depresivos bipolares.
•    Risperidona (Risperdal) y ziprasidona (Geodon) son otros antipsicóticos atípicos, que también puede ser prescrito para el control de episodios maníacos o mixtos.
3.    Los medicamentos antidepresivos se usan a veces para tratar los síntomas de la depresión en el trastorno bipolar.Las personas con trastorno bipolar que toman antidepresivos a menudo toman un estabilizador del humor también. Los médicos generalmente requieren porque tomar sólo un antidepresivo puede aumentar el riesgo de una persona de cambiar a manía o hipomanía, o de desarrollar síntomas de ciclos rápidos. 29 Para evitar este cambio, los médicos que recetan antidepresivos para tratar el trastorno bipolar también suele requerir que la persona tome una Los medicamentos estabilizadores del estado de ánimo, al mismo tiempo.
Recientemente, un gran escala, financiadas por el NIMH estudio mostró que para muchas personas, la adición de un antidepresivo a un estabilizador del humor no es más eficaz en el tratamiento de la depresión que sólo con un estabilizador del ánimo.
•    Fluoxetina (Prozac), paroxetina (Paxil), sertralina (Zoloft), y el bupropion (Wellbutrin) son ejemplos de los antidepresivos que se pueden prescribir para tratar los síntomas de la depresión bipolar.
Algunos medicamentos son mejores para el tratamiento de un tipo de síntomas de trastorno bipolar que en otro. Por ejemplo, la lamotrigina (Lamictal) parece ser útil en el control de los síntomas depresivos del trastorno bipolar.

¿Cuáles son los efectos secundarios de estos medicamentos?

Antes de comenzar un nuevo medicamento, las personas con trastorno bipolar deben hablar con su médico acerca de los posibles riesgos y beneficios.
El psiquiatra que prescribe el medicamento o el farmacéutico también puede contestar preguntas sobre los efectos secundarios. Durante la última década, los tratamientos han mejorado, y algunos medicamentos tienen ahora menos tolerable o más efectos secundarios de tratamientos anteriores. Sin embargo, todo el mundo responde de manera diferente a los medicamentos. En algunos casos, los efectos secundarios pueden no aparecer hasta que una persona ha tomado un medicamento por algún tiempo.
Si la persona con trastorno bipolar se desarrolla efectos secundarios graves a causa de un medicamento, él o ella deben hablar con el médico que lo recetó, tan pronto como sea posible. El médico puede cambiar la dosis o recetar un medicamento diferente. Personas que reciben tratamiento para el trastorno bipolar no se debe dejar de tomar un medicamento sin consultar primero al médico. Suspensión repentina de medicamentos puede dar lugar a un “rebote”, o el empeoramiento de los síntomas del trastorno bipolar. Otros efectos de la abstinencia incómoda o potencialmente peligrosa son también posibles.

Advertencia de la FDA sobre los antidepresivos

Los antidepresivos son seguros y populares, pero algunos estudios han sugerido que pueden tener efectos no deseados en algunas personas, especialmente en adolescentes y adultos jóvenes. La advertencia de la FDA dice que los pacientes de todas las edades que toman antidepresivos deben ser observados de cerca, especialmente durante las primeras semanas de tratamiento. Los posibles efectos secundarios a tener en cuenta son la depresión que empeora, pensamientos o conductas suicidas, o cualquier cambio inusual en el comportamiento, tales como dificultad para dormir, agitación, o el retiro de situaciones sociales normales. Las familias y los cuidadores deben informar de cualquier cambio al médico. En las secciones siguientes se describen algunos efectos secundarios comunes de los diferentes tipos de medicamentos utilizados para tratar el trastorno bipolar.
1. estabilizadores del ánimo
En algunos casos, el litio puede causar efectos secundarios tales como:
•    Inquietud
•    Sequedad en la boca
•    Distensión abdominal o indigestión
•    Acné
•    Malestar inusual a las bajas temperaturas
•    Dolor articular o muscular
•    Uñas quebradizas o el pelo. 31
El litio también produce efectos secundarios no mencionados aquí.Si los efectos secundarios muy molestos o inusual ocurre, dígale a su médico tan pronto como sea posible.
Si una persona con trastorno bipolar está siendo tratado con litio, es importante hacer visitas regulares al médico tratante. El médico necesita comprobar los niveles de litio en la sangre de la persona, así como la función renal y tiroidea.
Estos medicamentos también pueden estar asociados con efectos secundarios poco comunes pero graves. Hable con el médico o un farmacéutico para asegurarse de que entienden los signos de efectos secundarios graves para los medicamentos que esté tomando.
Los efectos secundarios comunes del estado de ánimo en la estabilización de los medicamentos son:
•    Modorra
•    Mareo
•    Dolor de cabeza
•    Diarrea
•    Estreñimiento
•    Acidez
•    Los cambios de humor
•    Rellenos o secreción nasal u otros síntomas de resfriado.
2. antipsicóticos atípicos
Algunas personas tienen efectos secundarios cuando comienzan a tomar antipsicóticos atípicos. La mayoría de los efectos secundarios desaparecen después de unos días y, a menudo pueden ser tratadas con éxito. Las personas que toman antipsicóticos no deben conducir hasta que se adaptan a su nuevo medicamento. Los efectos secundarios de los antipsicóticos se incluyen:
•    Modorra
•    Mareos al cambiar de posición
•    Visión borrosa
•    Latido del corazón rápido
•    La sensibilidad al sol
•    Erupciones en la piel
•    Los problemas menstruales de las mujeres.
Medicamentos antipsicóticos atípicos pueden provocar aumento de peso y cambios importantes en el metabolismo de una persona. Esto puede aumentar el riesgo de una persona de desarrollar diabetes y colesterol alto peso de una persona, los niveles de glucosa y los niveles de lípidos deben ser controlados regularmente por un médico mientras esté tomando estos medicamentos.
En casos raros, el uso prolongado de antipsicóticos atípicos, puede llevar a una condición llamada disquinesia tardía (DT).La afección provoca movimientos de los músculos que normalmente se presentan alrededor de la boca. Una persona con TD no puede controlar estos momentos.TD pueden variar de leves a graves, y no siempre se puede curar. Algunas personas con TD recuperar total o parcialmente después de dejar de tomar el medicamento.
3. antidepresivos
Los antidepresivos más comúnmente recetados para el tratamiento de los síntomas del trastorno bipolar, también pueden causar efectos secundarios leves que por lo general no duran mucho. Estas pueden incluir:
•    Dolor de cabeza, que generalmente desaparece en unos pocos días.
•    Náuseas (malestar estomacal), que generalmente desaparece en unos pocos días.
•    Los problemas del sueño, como insomnio o somnolencia. Esto puede ocurrir durante las primeras semanas, pero luego desaparecen. Para ayudar a disminuir estos efectos, a veces la dosis del medicamento se puede reducir, o la hora del día que se toma se puede cambiar.
•    Agitación (sentirse inquieto).
•    Los problemas sexuales, que pueden afectar tanto a hombres y mujeres. Estos incluyen la impulsión del sexo y reducir los problemas de tener y disfrutar del sexo.
Algunos antidepresivos son más propensos a causar ciertos efectos secundarios que otros tipos. Su médico o farmacéutico puede responder preguntas acerca de estos medicamentos. Reacciones inusuales o efectos secundarios deben ser reportados inmediatamente a un médico.

En caso de las mujeres que están embarazadas o podrían quedar embarazadas tomar la medicación para el trastorno bipolar?

Las mujeres con trastorno bipolar que están embarazadas o podrían quedar embarazadas enfrentan retos especiales. Los medicamentos estabilizadores del humor en uso hoy en día se puede hacer daño al feto en desarrollo o en un lactante. 39 Pero suspensión de los medicamentos, ya sea de repente o poco a poco, aumenta el riesgo de que los síntomas bipolares se repetirá durante el embarazo. 40
Los científicos no están seguros, pero el litio es probable que el estado de ánimo, la estabilización de la medicación preferida para las mujeres embarazadas con trastorno bipolar. 40, 41 Sin embargo, el litio puede conducir a problemas cardíacos en el feto.Las mujeres necesitan saber que la mayoría de los medicamentos bipolar se transmiten a través de la leche materna. 41 mujeres embarazadas y madres lactantes deben consultar con sus médicos acerca de los beneficios y riesgos de todos los tratamientos disponibles.

Psicoterapia

Además de la medicación, psicoterapia o terapia de “hablar”, puede ser un tratamiento efectivo para el trastorno bipolar. Se puede brindar apoyo, educación y orientación a personas con trastorno bipolar y sus familias. Algunos tratamientos de psicoterapia para tratar el trastorno bipolar incluyen:
1.    La terapia cognitivo conductual (TCC) ayuda a las personas con trastorno bipolar a aprender a cambiar patrones de pensamiento nocivas o negativas y los comportamientos.
2.    Centrado en la familia la terapia incluye a los familiares. Ayuda a mejorar las estrategias de afrontamiento familiar, como el reconocimiento de nuevos episodios a principios y ayudar a sus seres queridos. En esta terapia también se mejora la comunicación y resolución de problemas.
3.    La terapia interpersonal y del ritmo social ayuda a las personas con trastorno bipolar a mejorar sus relaciones con los demás y administrar sus rutinas diarias. Regular las rutinas diarias y los horarios de sueño puede ayudar a proteger contra episodios maníacos.
4.    Psicoeducación enseña a las personas con trastorno bipolar de la enfermedad y su tratamiento. Este tratamiento ayuda a las personas a reconocer los signos de recaída para que puedan buscar tratamiento temprano, antes de que un episodio completo se produzca. Normalmente se hace en un grupo, la Psicoeducación también puede ser útil para los familiares y cuidadores.
Un psicólogo, trabajador social o un consejero proporciona típicamente estas terapias. Este profesional de la salud mental a menudo trabaja con el psiquiatra para monitorear el progreso. El número, frecuencia y tipo de sesiones se debe basar en las necesidades de tratamiento de cada persona. Al igual que con la medicación, siguiendo las instrucciones del médico para cualquier psicoterapia aportará el mayor beneficio.

Otros tratamientos

1.    La terapia electroconvulsiva (TEC) -Para los casos en los que la medicación y / o la psicoterapia no funciona, la terapia electroconvulsiva (TEC) puede ser útil.TEC, antes conocida como “terapia de choque”, alguna vez que tenía  mala reputación, pero en los últimos años, se ha mejorado mucho y puede proporcionar un alivio para las personas con trastorno bipolar grave que no han sido capaces de sentirse mejor con otros tratamientos.
Antes de la TEC el paciente toma un relajante muscular y se pone bajo anestesia breve. El paciente  no está consciente sentir el impulso eléctrico cuando se le administra  la TEC. En promedio, los tratamientos de TEC durante 30-90 segundos. Las personas que tienen la TEC se recuperan después de 5-15 minutos y son capaces de volver a casa el mismo día.
A veces, la TEC se utiliza para los síntomas de trastorno bipolar, cuando otras condiciones médicas, incluyendo el embarazo, hacen que el uso de medicamentos sea  demasiado arriesgado. Dicha terapia es un tratamiento altamente efectivo para pacientes gravemente depresivo, maníaco, o episodios mixtos, pero generalmente no es un tratamiento de primera línea.
TEC puede causar algunos efectos secundarios a corto plazo, incluyendo confusión, desorientación y pérdida de memoria. Pero estos efectos secundarios desaparecen pronto después del tratamiento. Las personas con trastorno bipolar deben discutir los posibles beneficios y riesgos de la TEC con un médico experimentado.
2.    Los medicamentos del sueño -Las personas con trastorno bipolar que tienen problemas para dormir por lo general duermen mejor después de recibir tratamiento para el trastorno bipolar. Sin embargo, si el insomnio no mejora, el médico puede sugerir un cambio en los medicamentos. Si los problemas continúan, el médico puede recetar sedantes u otros medicamentos del sueño.
Las personas con trastorno bipolar deben informar a su médico todos los medicamentos con receta, medicamentos de venta libre o suplementos que esté tomando. Ciertos medicamentos y suplementos tomados juntos pueden causar efectos no deseados o peligrosos.

Los suplementos a base de hierbas

En general, no se ha investigado mucho acerca de los suplementos de hierbas o naturales. Poco se sabe sobre sus efectos sobre el trastorno bipolar. Una hierba llamada hierba de San Juan (Hypericum perforatum), a menudo como un antidepresivo natural, puede provocar un cambio hacia la manía en algunos pacientes con trastorno bipolar.  Hierba de San Juan también puede hacer otros medicamentos menos efectivos, incluyendo algunos medicamentos antidepresivos y anticonvulsivante. Los científicos también están investigando omega-3 los ácidos grasos (por lo general se encuentran en el aceite de pescado) para medir su utilidad para el tratamiento a largo plazo del trastorno bipolar. Resultados de estudios han sido mixtos. Es importante que hable con su médico antes de tomar cualquier suplemento de hierbas o naturales debido al grave riesgo de interacciones con otros medicamentos.

¿Qué pueden esperar las personas con trastorno bipolar esperar del tratamiento?

El trastorno bipolar no tiene cura, pero puede tratarse de manera eficaz a largo plazo. Que se controla mejor cuando el tratamiento es continuo. En el estudio STEP-BD, un poco más de la mitad de las personas tratadas para el trastorno bipolar se han recuperado con el tiempo de un año. Para este estudio, la recuperación significa que tienen dos o menos síntomas del trastorno durante al menos ocho semanas.
Sin embargo, incluso con un tratamiento adecuado, cambios de humor pueden ocurrir. En el estudio STEP-BD, casi la mitad de los  recuperados aún tenían síntomas persistentes. Estas personas experimentaron una recaída o por lo general un retorno a un estado depresivo.  Si una persona tiene una enfermedad mental, además de trastorno bipolar, él o ella tienen más probabilidades de experimentar una recaída
El tratamiento puede ser más eficaz cuando las personas trabajan en estrecha colaboración con un médico y hablan abiertamente sobre sus preocupaciones y decisiones. Hacer un seguimiento de los cambios de humor y síntomas con una carta de la vida diaria puede ayudar al médico a evaluar la respuesta de una persona a los tratamientos. A veces el médico tiene que cambiar un plan de tratamiento para los síntomas que se controlan con mayor eficacia. Un psiquiatra debe guiar cualquier cambio en el tipo o la dosis de la medicación.

¿Cómo se puede ayudar a un amigo o familiar que tiene  trastorno bipolar?

Si conoces a alguien que tiene trastorno bipolar. Lo primero y más importante que puede hacer es ayudar a él o ella a recibir el diagnóstico y tratamiento adecuados. Puede que tenga que hacer la cita e ir con él a ver al médico. Anime a su ser querido a permanecer en tratamiento.
Para ayudar a un amigo o familiar, puede:
•    Ofrecer apoyo emocional, comprensión, paciencia y ánimo
•    Aprender sobre el trastorno bipolar para que pueda entender lo que su amigo o familiar está experimentando
•    Hable con su amigo o familiar y escucha con atención
•    Escuche los sentimientos de su amigo o familiar expresa la comprensión de las situaciones que pueden desencadenar síntomas de trastorno bipolar
•    Invita a tu amigo o pariente a  distracciones positivas, tales como caminatas, excursiones y otras actividades
•    Recuérdele a su amigo o familiar que con el tiempo y el tratamiento, él o ella puede mejorar.
Nunca ignore los comentarios acerca de su amigo o pariente de hacerse daño. Siempre informe de observaciones a su terapeuta o médico.
Apoyo a los cuidadores
Los cuidadores tienen que lidiar con cómo esto afecta su propia salud. El estrés que los cuidadores están expuestos llevar a faltar al trabajo o pierden el tiempo libre, relaciones tensas con las personas que no pueden entender la situación, y el agotamiento físico y mental.
El estrés de cuidar puede hacer que sea difícil lidiar con los síntomas de un ser querido bipolar. Un estudio muestra que si hay un cuidador bajo mucho estrés, su ser querido tiene más problemas para seguir el plan de tratamiento, lo que aumenta la probabilidad de un episodio bipolar más severo. Es importante que las personas que cuidan a las personas con trastorno bipolar también deban cuidar de sí mismos.

¿Cómo puedo ayudarme a mí mismo si tengo trastorno bipolar?

Puede ser muy difícil dar el primer paso para ayudarte a ti mismo. Puede tomar tiempo, pero se puede mejorar con tratamiento.
Para ayudarte a ti mismo:
•    Hable con su médico acerca de opciones de tratamiento y el progreso
•    Mantenga una rutina regular, tales como comer, al mismo tiempo todos los días e ir a dormir a la misma hora cada noche
•    Trate de dormir lo suficiente
•    Permanecer con sus medicamentos
•    Aprenda sobre las señales de advertencia que indica un cambio en la depresión o la manía
•    Esperan que sus síntomas mejoren gradualmente, no inmediatamente.

¿Dónde puedo conseguir ayuda?

Si no está seguro a dónde ir en busca de ayuda, pregunte a su médico de familia. Otros que pueden ayudar son los siguientes.
•    Especialistas en salud mental, tales como psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales o consejeros de salud mental
•    Organizaciones de mantenimiento de la salud
•    Centros comunitarios de salud mental
•    Departamentos de psiquiatría de hospital y consultorios de atención ambulatoria
•    Programas de salud mental en las universidades o escuelas de medicina
•    Estado clínicas de consulta externa de hospitales
•    Servicios familiares, agencias sociales, o el clero
•    Los grupos de apoyo
•    Clínicas privadas y las instalaciones
•    Programas de asistencia
•    Médico local y / o psiquiátricas.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)