Category Archives: Enfermedades parasitarias

Gardiasis

Gardiasis

GiardiasisEs una infección intestinal causada por un parásito microscópico que se encuentra en todo el mundo, especialmente en zonas con malas condiciones sanitarias y de agua insalubre. La infección por Giardia se manifiesta con calambres abdominales, hinchazón, náuseas y episodios de diarrea acuosa. Suele desaparecer a las pocas semanas, pero es posible que se tenga problemas intestinales mucho después de que se destierren los parásitos.

Causas

Los parásitos Giardia viven en los intestinos de personas y animales. Antes de que los parásitos microscópicos se pasen por las heces, se convierten en estructuras duras llamadas quistes, lo que les permite sobrevivir fuera de los intestinos durante meses. Una vez dentro de un anfitrión, los quistes se disuelven y los parásitos son liberados.
La infección se produce cuando se ingieren accidentalmente los parásitos; esto puede ocurrir por la ingestión de agua contaminada, al comer alimentos contaminados o por contacto de persona a persona.
La forma más común de infectarse con giardia es después de ingerir agua contaminada, los que se encuentran en lagos, lagunas, ríos y arroyos en todo el mundo, así como en el suministro de agua, pozos, cisternas, piscinas, parques acuáticos y balnearios municipales. Aguas subterráneas y superficiales pueden contaminarse de la escorrentía agrícola, la descarga de aguas residuales o heces de animales. Los niños que usan pañales y las personas con diarrea pueden contaminar accidentalmente piscinas y spas.
También se puede transmitir a través de alimentos, ya sea porque los alimentos crudos están infectados con el virus y están mal lavados o son lavados con aguas contaminadas pero debido a la cocción de alimentos es menos propenso el parásito del giardia. La comida es una fuente menos común de infección que el agua, sobre todo en los países industrializados.Otra manera de propagarse el paraito de Giardia es a través del sexo anal.

Síntomas

  • Algunas personas con infección por Giardia nunca desarrollan signos o síntomas, pero llevan el parásito y pueden contagiar a otros a través de sus heces. Para los que sí se enferman, los signos y síntomas aparecen generalmente una o dos semanas después de la exposición y pueden incluir:
  • Diarrea acuosa, a veces con mal olor que pueden alternar con heces blandas, grasientas
  • Fatiga o malestar general
  • Calambres y distensión abdominal
  • Eructos de gas con un mal sabor
  • Náusea
  • Pérdida de peso
    Los signos y síntomas de la infección por Giardia suelen durar dos a cuatro semanas, pero en algunas personas duran más tiempo o se repite.
    Se debe tener asistencia médica si se tiene diarrea, distensión abdominal y náuseas que duran más de una semana, o si se deshidrata.

Diagnostico

Para ayudar a diagnosticar la giardiasis, el médico probablemente tomará muestras de heces. Para mayor precisión, se le puede presentar varias muestras recogidas durante un período de días. Las muestras se examinan luego en un laboratorio para detectar la presencia de parásitos. Pruebas de heces también pueden ser usadas para monitorear la efectividad de cualquier tratamiento que se recibe.

Tratamiento

Los niños y adultos que tienen la infección por Giardia sin síntomas por lo general no requieren tratamiento a menos que se propague los parásitos. Muchas personas que tienen problemas a menudo mejoran por sí solas en un par de semanas.
Cuando los síntomas son graves o la infección persiste, los médicos suelen tratar la giardiasis con medicamentos como:

  • Metronidazol (Flagyl). El metronidazol es el antibiótico más comúnmente utilizado para la infección por giardia. Los efectos secundarios pueden incluir náuseas y un sabor metálico en la boca. No beba alcohol mientras esté tomando este medicamento.
  • Tinidazol (Tindamax). Tinidazole funciona tan bien como el metronidazol y tiene muchos de los mismos efectos secundarios, pero puede ser dado en una sola dosis.
  • La nitazoxanida (Alinia). Debido a que se trata en una forma líquida, la nitazoxanida puede ser más fácil para los niños. Los efectos secundarios pueden incluir náuseas, flatulencia, ojos amarillos y orina de color amarillo brillantes.
    No existen medicamentos recomendados consistentemente para la giardiasis en el embarazo debido a la posibilidad de efectos adversos por medicamentos para el bebé. Si los síntomas son leves, el médico podría recomendar retrasar el tratamiento hasta después del primer trimestre. Si el tratamiento es necesario, discutir la mejor opción de tratamiento disponible con el médico.

Prevención

Ningún fármaco puede prevenir la infección por Giardia. Pero precauciones de sentido común puede reducir las posibilidades de una infección.

  • Lavarse las manos. Esta es la forma más simple y mejor para prevenir la mayoría de los tipos de infección. Lávese las manos después de ir al baño o de cambiar pañales y antes de comer o preparar alimentos. Cuando el agua y el jabón no están disponibles, los desinfectantes a base de alcohol son una excelente alternativa.
  • Purifique el agua desierto. Evite beber agua no tratada de pozos poco profundos, lagos, ríos, manantiales, estanques y arroyos, a menos filtrar o hervir durante al menos 10 minutos a 158 F (70 C).
  • Mantenga la boca cerrada. Trate de no tragar agua al nadar en piscinas, lagos o arroyos.
  • Use agua embotellada. Al viajar a lugares del mundo donde es probable que no es seguro, beber y lavarse los dientes con agua embotellada que te abres el suministro de agua. No use hielo, y evitar las frutas y verduras crudas, incluso aquellos que usted pele usted mismo.
  • Practique el sexo seguro. Si se involucra en el sexo anal, usar un condón cada vez. Evite el sexo oral-anal a menos que esté completamente protegido.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Enfermedades Parasitarias

Enfermedades Parasitarias

Enfermedades parasitariasLas enfermedades parasitarias son las enfermedades causadas por la infestación (infección) con parásitos tales como protozoos (organismos unicelulares), gusanos o insectos.
En la mayoría de los casos, la gente contrae una de estas afecciones al bañarse, nadar o beber agua que contenga parásitos; al comer alimentos que no hayan sido cocinados completamente; o al entrar en contacto con aguas residuales que no han sido tratadas. Esto puede ocurrir comúnmente cuando se usan los residuos fecales humanos para fertilizar los campos. También puede ocurrir si la gente que toca la comida no se lava cuidadosamente las manos después de ir al baño.
Muchas naciones poco desarrolladas están pasando por un proceso de urbanización rápida, y esto significa que mucha gente vive hacinada en ciudades de súbito crecimiento que quizás no tengan las instalaciones necesarias para el tratamiento de las aguas que contienen residuos fecales. Estas aguas residuales pueden ser vertidas en ríos cuyas aguas también se utilizan para beber, bañarse, lavar la ropa y cocinar. Las enfermedades parasitarias se propagan fácilmente en tales condiciones.
Los insectos y los animales diseminan algunas enfermedades parasitarias. Los mosquitos, por ejemplo, diseminan el paludismo. Las moscas tse-tse propagan la tripanosomiasis africana, también llamada enfermedad del sueño. Los animales domésticos difunden la tenia vacuna y la porcina.

Causas

Las principales causas son la falta de aseo personal y la contaminación fecal. El desaseo personal hace que el cuerpo se convierta en un lugar propicio para que se desarrollen parásitos externos, como el piojo, las garrapatas y la sarna. Mientras que la contaminación fecal del agua y del suelo ocurre cuando hay contacto de heces contaminadas de personas y animales con el agua. Si una persona sana toma de esa agua, come de un cultivo regado con agua contaminada o pisa descalzo un suelo contaminado puede contraer una parasitosis.

Enfermedades causadas por parásitos intestinales:

La Necatoriasis o Anquilostomiasis es una enfermedad producida por un gusano parásito llamado Necator americanus que se aloja en el intestino delgado, donde la hembra puede poner hasta 9000 huevos diarios. Sus huevos al ser eliminados con las heces contaminan las aguas y suelos. Se adquiere por caminar descalzo o trabajar con tierra húmeda, donde estén los huevos del parásito. La larva que sale del huevo penetra por la piel, sigue por vía circulatoria al corazón, pasa a los pulmones, sube por la tráquea, llega al esófago y de allí pasa al intestino delgado donde se convierte en adulto.
La necatoriasis produce anemia, mareos, diarreas, atraso en el crecimiento y en el desarrollo mental. Para evitar esta enfermedad no se debe depositar las heces en la tierra sino en letrinas o pocetas, y evitar andar descalzo.

La oxiuriasis o enterobiasis es una enfermedad producida por el parásito Oxiurius, que se aloja en el intestino grueso de la persona enferma y la hembra pone sus huevos en la región anal, donde produce picazón o purito anal, irritabilidad e insomnio. Los huevos salen al exterior, pueden contaminar el suelo y los alimentos.

Síntomas

Los síntomas son muy variables, pero muchas enfermedades parasitarias causan fiebre, cansancio o problemas intestinales como la diarrea o el abdomen agudo (obstrucción de los intestinos).

Diagnóstico

Estas enfermedades pueden ser difíciles de diagnosticar porque muchos parásitos no aparecen en las pruebas de sangre de rutina que realizan los médicos. Además, las personas con parásitos son también propensas a contraer infecciones bacterianas, que pueden llevar a los médicos a pensar equivocadamente que sólo las bacterias son la causa de la enfermedad.
Los análisis especiales de sangre, sin embargo, son a veces de utilidad para el diagnóstico. Aún más, en ocasiones se observan los parásitos si se examinan muestras de sangre o heces al microscopio.

Hay muchos tipos de análisis de laboratorio para diagnosticar enfermedades parasitarias. El tipo de análisis que solicite el médico se basará en sus signos y síntomas, cualquier otra afección médica que pueda tener y sus antecedentes de viajes. El diagnóstico puede ser difícil, por lo que su proveedor de atención médica posiblemente le indique más de un tipo de análisis.

Los análisis usados habitualmente y los que el médico pudiera indicarle son:

Examen fecal (heces), también llamado análisis de huevos y parásitos
Se usa para detectar parásitos que provocan diarrea, heces blandas o líquidas, cólicos, flatulencias (gases) y otras enfermedades abdominales. Los CDC recomiendan contar con tres o más muestras fecales, obtenidas en días diferentes, para el análisis. En este análisis se buscan huevos o los parásitos.

Endoscopia/Colonoscopia
La endoscopia se usa para detectar parásitos que provocan diarrea, heces blandas o líquidas, cólicos, flatulencias (gases) y otras enfermedades abdominales.
Esta prueba se usa cuando los análisis de heces no revelan la causa de la diarrea.
La prueba consiste en un procedimiento por el cual se inserta un tubo en la boca (endoscopia) o el recto (colonoscopia) para que el médico, por lo general un gastroenterólogo, pueda examinar el intestino. En esta prueba se buscan los parásitos u otras alteraciones que puedan estar provocando sus signos y síntomas.

Análisis de sangre
Algunas, aunque no todas las infecciones parasitarias pueden detectarse mediante análisis de sangre. Con los análisis de sangre se busca una infección parasitaria específica; no hay análisis de sangre para detectar todas las infecciones parasitarias. Hay dos tipos generales de análisis de sangre que puede indicarle el médico

a. Serología
Que consiste en anticuerpos o antígenos de parásitos producidos cuando el cuerpo está infectado por un parásito y el sistema inmunológico trata de combatir al invasor.
Para realizar este análisis, se toma una muestra de sangre y la envía a un laboratorio.

b. Frotis de sangre
Se usa para detectar parásitos que se hallan en la sangre. Al observar un frotis de sangre en el microscopio, se pueden diagnosticar enfermedades parasitarias como filariasis, malaria o babesiosis.
Para realizar este análisis se coloca una gota de sangre en un portaobjetos para microscopio. Luego, el portaobjetos se tiñe y se examina en el microscopio.

Radiografía, resonancia magnética (RM), tomografía axial computarizada (TAC)
Estas pruebas se usan para buscar algunas enfermedades parasitarias que pueden provocar lesiones en los órganos.

Tratamiento

El tratamiento antiparasitario está indicado para todos los casos de enfermedad de Chagas aguda o reactivada y para infección crónica por Trypanosoma cruzi en niños de hasta 18 años de edad. Las infecciones congénitas se consideran enfermedad aguda. El tratamiento se recomienda de manera importante para los adultos de hasta 50 años de edad con infección crónica que todavía no tengan cardiomiopatía chagásica avanzada. En adultos mayores de 50 años con infección crónica por T. cruzi, la decisión de administrar tratamiento con fármacos antiparasitarios debe hacerse en forma individual, después de ponderar los posibles riesgos y beneficios para el paciente. Los médicos deben tener en cuenta factores como la edad del paciente, el cuadro clínico, la preferencia y el estado de salud en general.
Los dos medicamentos usados para tratar la infección por el parásito Trypanosoma cruzi son nifurtimox y benznidazol. En Estados Unidos, estos medicamentos no están aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y solo están disponibles a través de los CDC para su uso en tratamientos dentro de protocolos de investigación. Los efectos secundarios de ambos medicamentos son bastante comunes y tienden a volverse más frecuentes y graves a medida que aumenta la edad del paciente.
Las contraindicaciones del tratamiento incluyen la presencia de enfermedad hepática o renal grave. El tratamiento debe posponerse hasta después del embarazo. No se ha documentado la inocuidad de estos medicamentos en caso de presentarse exposición de los bebés a través de la lactancia, por lo que también se recomienda aplazar el tratamiento hasta después de este periodo.

Prevención

Las autoridades públicas que instalan los sistemas de tratamiento de agua potable y de aguas residuales desempeñan un papel muy importante en la prevención de las enfermedades. Conviene saber controlar a los insectos que propagan las enfermedades parasitarias, así como educar a la gente a que siempre se lave bien las manos después de usar el baño y antes de tocar comida.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)