Archivo de la categoría: Enfermedad CardioVascular

Apoplejía o Derrame cerebral

Apoplejía o Derrame cerebral

Apoplejía o derrame cerebralUna apoplejía (comúnmente conocida como “derrame cerebral” o “ataque cerebral”) ocurre cuando uno de los vasos sanguíneos que lleva el oxígeno al cerebro se tapa o revientan.
Cuando esto sucede, las células nerviosas de la parte afectada del cerebro no pueden funcionar. Es por ello que la apoplejía afecta a diferentes personas de diferentes maneras, algunas veces causando problemas en el habla, por ejemplo, algunas veces problemas en el movimiento, en la memoria o a veces  varios de estos problemas a la vez.

Tipos de apoplejía

Derrame isquémico: Ocasionado por una obstrucción arterial, es responsable de alrededor del 85% de los derrames cerebrales. Pese a la evaluación exhaustiva de cada caso, aún se desconoce la etiología de muchos derrames de este tipo. Por fortuna, los tratamientos preventivos son eficaces para todo tipo de derrame isquémico. Los subtipos más comunes son los siguientes:

  • Trombótico: Se forma un trombo  coágulo de sangre en una arteria del cuello o del cerebro, posiblemente debido a una acumulación en arterias de materias grasas llamadas placas.
  • Embólico: Se produce una obstrucción a causa de coágulos sanguíneos que se forman en otras partes del cuerpo (generalmente en el corazón) y se desplazan hacia el cerebro. El problema suele originarse cuando las dos cámaras superiores del corazón (aurículas) laten a un ritmo anormal (fibrilación auricular), lo cual puede ocasionar que se formen coágulos.

Derrame hemorrágico: Este tipo de derrame cerebral se produce por la ruptura de una arteria en el cerebro o en su superficie. Dichas rupturas pueden ser causadas por un aneurisma (presencia de una zona delgada o débil en una pared arterial) o por una malformación del sistema vascular del cerebro. Las hemorragias pueden ocurrir en el cerebro propiamente dicho, o bien en el espacio existente entre éste y su capa protectora externa. Alrededor del 15% de los derrames cerebrales son causados por hemorragias.
Accidente isquémico transitorio (TIA, por sus siglas en inglés): Los TIA, con frecuencia llamados “mini derrames”, son en realidad breves episodios (suelen durar unos pocos minutos) de síntomas similares a los de un derrame cerebral. Su causa es una disminución temporaria de la irrigación sanguínea en una parte del cerebro, y no dejan secuelas duraderas evidentes. No obstante, los TIA se consideran una advertencia de que existe un mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral, de modo que deben ser evaluados de inmediato por un médico.

Causas

A como se dijo anteriormente, la mayoría de los casos de apoplejías se debe a una obstrucción arterial producida por una trombosis o embolismo. La trombosis implica la formación progresiva de sustancias grasas, o placa aterosclerótica, en el interior de una o más de las cuatro arterias principales que irrigan el cerebro. Según se produce el estrechamiento de estas arterias el paciente experimenta a menudo episodios recidivantes de parálisis transitoria, de un brazo o de una pierna, o de un lado de la cara, o presenta alteraciones en el lenguaje, visión, u otras funciones motoras. En esta fase, los depósitos endoteliales en las arterias cerebrales pueden tratarse mediante cirugía, incluyendo cirugía con láser y bypass de la obstrucción mediante microcirugía. También se utilizan fármacos anticoagulantes, cambios en la dieta, e incluso dosis diarias de aspirina. La trombosis se origina cuando una arteria se ha ocluido dando lugar a una lesión cerebral permanente.

Los embolismos se producen cuando una arteria se ve bloqueada de forma brusca por un material que procede de otra parte del torrente sanguíneo. Estas masas sólidas, o émbolos, tienen su origen en los coágulos formados en enfermedades o alteraciones del funcionamiento del corazón, aunque también pueden proceder de fragmentos de placas ateroscleróticas o incluso de burbujas de aire. El tratamiento es sobre todo preventivo, y consiste en el control de la dieta, y si es posible, el empleo de anticoagulantes.

La hemorragia de los vasos cerebrales es una causa menos frecuente de apoplejía, y suele asentar en zonas donde aparecen aneurismas (dilatación de la pared de un vaso) en los lugares de bifurcación de las grandes arterias de la superficie cerebral. La ruptura de los aneurismas produce lesión cerebral debida a la infiltración de los tejidos cerebrales por sangre o a la reducción del aporte sanguíneo a la zona del cerebro más allá del punto de ruptura del vaso.

Diagnóstico

Cuando la persona esté experimentando los síntomas de una apoplejía, se debe hacer un diagnóstico de emergencia lo más pronto posible. El tiempo es crucial para prevenir daño adicional a su cerebro y revertir el daño que ya está hecho. Por esta razón, se deberé acudir a una sala de emergencias lo más rápido posible.
Después de la revisión inicial de sus síntomas e historial médico, una exanimación física se enfocará en identificar el área de su cerebro que está siendo dañada. Su condición se estabilizará con respecto a su presión arterial y cualquier otro problema médico que pudiera tener. Se empezará una línea intravenosa (IV); se recolectarán exámenes de sangre y de orina; y es muy probable que  se someta a una exanimación de su cabeza mediante imagen computarizada; ya sea una  imagen de resonancia magnética (MRI) o una  tomografía computarizada (CT) .

Factores de riesgo

Factores de riesgo que pueden provocar apoplejía como son:
•    Hipertensión arterial.
•    Diabetes.
•    Sedentarismo.
•    Varices.
•    Colesterol.
•    Tabaquismo.
•    Algunas medicaciones (consultar al médico o farmacéutico)
Estos factores de riesgo son los que tienen que ver con que la densidad de la sangre sea más espesa (más posibilidades de trombo) o haya más fragilidad capilar (riesgo de hemorragia).

Prevención

Los expertos médicos están avanzando poco a poco  pero determinadamente en el campo de la prevención de la apoplejía Aunque el número total de muertes por apoplejía continúa elevándose, su índice de mortalidad (muertes por cada 100,000 personas) ha caído por aproximadamente 12.3%. Este éxito parcial se puede atribuir a estilos de vida más sanos y la asistencia médica mejorada. Aquí está un resumen de los progresos recientes que están ayudando a prevenir apoplejías en aquellos que están en mayor riesgo. Los expertos médicos están avanzando tranquila pero determinadamente en el campo de la prevención de la apoplejía Aunque el número total de muertes por apoplejía continúa elevándose, su índice de mortalidad (muertes por cada 100,000 personas) ha caído por aproximadamente 12.3%. Este éxito parcial se puede atribuir a estilos de vida más sanos y la asistencia médica mejorada. Aquí está un resumen de los progresos recientes que están ayudando a prevenir apoplejías en aquellos que están en mayor riesgo.

Tratamiento

Una de las razones por las que es imperioso evaluar cualquier señal de alerta de un derrame cerebral es que los investigadores han descubierto que el daño cerebral que ocasiona puede extenderse más allá de la región afectada y empeorar durante las primeras 24 horas. Si la situación así lo requiere, el personal médico hará lo posible por limitar o prevenir este daño secundario administrándole al paciente medicamentos específicos en las primeras horas posteriores al derrame.
Cuando una persona tiene un derrame cerebral, es preciso hospitalizarla para determinar la causa y el tipo de derrame sufrido, tratarlo y prevenir posibles complicaciones. Es posible que, además de administrarle medicamentos, haya que operar al paciente.
Una vez que el sobreviviente de un derrame cerebral se encuentra estable y el avance de las deficiencias neurológicas se detiene, comienza el proceso de rehabilitación.
La rehabilitación no es una cura, sino que apunta a minimizar el daño permanente y a mejorar la adaptación del paciente. Puede requerir que éste tenga que volver a capacitarse, de manera intensiva, en lo que respecta a la movilidad, el equilibrio, la percepción espacial y corporal, el control de esfínteres, el lenguaje y los nuevos métodos de adaptación psicológica y emocional. Los programas de rehabilitación para personas que sufrieron derrames cerebrales exigen los esfuerzos coordinados de muchos profesionales de la salud.
Alrededor del 80% de los sobrevivientes de derrames cerebrales padecen deficiencias físicas, perceptivas y de lenguaje que se pueden mejorar mediante rehabilitación. En ocasiones, la gente no recibe la atención necesaria porque no se la deriva a los servicios adecuados o porque los seguros de salud no cubren los costos. Es posible que usted deba hacer muchas preguntas y actuar en forma decidida para conseguir la ayuda necesaria. La persona que da de alta a los pacientes en el hospital debe ayudar a derivarlos a centros de rehabilitación. También puede ser necesaria la participación de asistentes sociales en la planificación especial para los cuidados a largo plazo y las derivaciones a centros comunitarios.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Enfermedad de Lyme

Enfermedad de Lyme

Es una enfermedad inflamatoria que se disemina a través de una picadura de garrapata.
Se suele asociar con áreas arboladas y los prados donde viven los ciervos. La enfermedad de Lyme es más frecuente en el noreste de EE.UU. y la parte noroccidental de EE.UU. bañada por el Pacífico, así como en los estados más septentrionales de la región central superior de EE.UU.
La enfermedad de Lyme es una infección provocada por la bacteria Borrelia burgdorferi. Esta bacteria se suele encontrar en animales como los ratones y los ciervos. Puede infectar a los seres humanos a través de las picaduras de las garrapatas del género Ixodes (conocidas como garrapatas de pata negra o del ciervo). Estas garrapatas se infectan con la bacteria Borrelia burgdorferi al picar a animales infectados, transmitiendo la infección a los seres humanos al picarles e introducirles la bacteria en el torrente sanguíneo.
Puesto que las garrapatas no son fáciles de ver, ayuda bastante saber cuáles son los síntomas de la enfermedad de Lyme. Es fácil que una picadura de garrapata pase desapercibida. Muchas personas que contraen la enfermedad de Lyme no recuerdan que le haya picado ninguna garrapata. No obstante, la buena noticia es que no todas las picaduras de garrapata provocan la enfermedad de Lyme.
La enfermedad de Lyme se reportó por primera vez en los Estados Unidos en 1975, en un pueblo llamado Old Lyme, en Connecticut. Actualmente se ha informado de casos en la mayor parte de los Estados Unidos. La enfermedad de Lyme generalmente se observa a finales de la primavera, en el verano y a comienzos del otoño.
Existen tres etapas de la enfermedad de Lyme:
•    Etapa 1, llamada enfermedad de Lyme primaria.
•    Etapa 2, llamada enfermedad de Lyme secundaria y enfermedad de Lyme de diseminación temprana.
•    Etapa 3, llamada enfermedad de Lyme terciaria y enfermedad de Lyme crónica y persistente.
Entre los factores de riesgo para la enfermedad de Lyme están:
•    Realizar actividades que incrementen la exposición a las garrapatas (por ejemplo, jardinería, cacería o excursionismo).
•    Tener una mascota que pueda llevar garrapatas a la casa.
•    Caminar en pastizales altos.

Síntomas

La enfermedad de Lyme puede afectar a distintos sistemas, como el sistema nervioso, las articulaciones, la piel y el corazón. Los síntomas de esta enfermedad se suelen describir en tres fases, aunque no todas las personas tienen los mismos síntomas. Pueden ser:
1.    Por lo general, el primer signo de infección es una erupción o sarpullido de forma circular. Esta erupción aparece durante la primera o segunda semana inmediatamente posterior a la infección pero se puede desarrollar hasta 30 días después de la picadura. La erupción suele tener un aspecto característico de “ojo de buey”, con un punto circular de color rojo en el centro rodeado de un sarpullido rojo en forma de anillo que se va extendiendo. También puede tener el aspecto de un anillo de un rojo intenso que se va expandiendo. Suele estar caliente al tacto y no suele doler ni picar. La erupción en forma de “ojo de buey” puede ser más difícil de ver en personas de piel oscura o morena, donde puede parecer un simple moretón.

La erupción suele desaparecer aproximadamente al cabo de un mes. Aunque se considera típica de la enfermedad de Lyme, muchos pacientes no llegan a desarrollarla nunca.
2.    Junto con la erupción, los afectados pueden presentar síntomas de tipo gripal, como ganglios linfáticos inflamados, fatiga, dolor de cabeza y molestias musculares. Si no se tratan, los síntomas de la enfermedad inicial pueden remitir solos. Pero en algunas personas la infección se extiende a otras partes del cuerpo. Los síntomas de esta fase de la enfermedad de Lyme suelen aparecer durante las semanas posteriores a la picadura de garrapata, incluso aunque previamente no se haya presentado la erupción inicial. Los afectados pueden sentirse muy cansados e indispuestos, o presentar erupciones en otras áreas alejadas del lugar de la picadura.

La enfermedad de Lyme puede afectar al corazón, provocando un latido cardíaco irregular o dolor torácico. Se puede extender al sistema nervioso, provocando parálisis facial (parálisis de Bell), así como hormigueo o pérdida de sensibilidad en brazos y piernas. Pude provocar dolor de cabeza y rigidez de nuca, lo que pueden ser signos de una meningitis. También puede provocar inflamación y dolor en las grandes articulaciones.
3.    Si las dos primeras fases de la enfermedad de Lyme no se detectan y/o no se tratan de forma apropiada, puede sobrevenir la tercera. Los síntomas de la última fase de la enfermedad de Lyme pueden aparecer en cualquier momento desde varias semanas hasta varios años después de la picadura infectante. Pueden incluir artritis (inflamación de las articulaciones), sobre todo en las rodillas, y lapsus de memoria (este último síntoma ocurre sobre todo en los adultos, siendo muy poco frecuente en niños y jóvenes).
Al tener un abanico tan amplio de síntomas, la enfermedad de Lyme resulta difícil de diagnosticar. Afortunadamente, hay un análisis de sangre que permite detectar anticuerpos contra la enfermedad.
En la mayoría de los casos, una garrapata tiene que estar en el cuerpo durante 48 horas para propagar la bacteria hacia la sangre.
Los síntomas de la enfermedad de Lyme primaria son similares a los de la gripe y abarcan:
•    Picazón generalizada
•    Escalofríos
•    Fiebre
•    Indisposición general
•    Dolor de cabeza
•    Mareo o desmayo
•    Dolores musculares
•    Rigidez en el cuello
Los síntomas pueden aparecer y desaparecer. Sin tratamiento, la enfermedad de Lyme puede diseminarse al cerebro, el corazón o las articulaciones. Los síntomas de la enfermedad de Lyme en etapas avanzadas pueden abarcar:
•    Movimiento muscular anormal
•    Inflamación articular en la rodilla u otras áreas
•    Debilidad muscular
•    Entumecimiento y hormigueo
•    Latidos cardíacos (palpitaciones) irregulares
•    Problemas del habla
•    Comportamiento inusual o extraño.
Se puede presentar una erupción en “forma de escarapela”, una mancha roja y plana o ligeramente elevada en el sitio de la picadura, a menudo con un área clara en el centro. Esta lesión puede tener más de 1 a 3 pulgadas (2 a 7 cm) de ancho.

Pruebas

Se puede hacer un examen de sangre para verificar la presencia de anticuerpos frente a la bacteria que causa la enfermedad de Lyme. El que se utiliza con mayor frecuencia es el ELISA para la enfermedad de Lyme, cuyos resultados se confirman mediante una inmunotransferencia (Western blot).
Un examen físico puede mostrar problemas articulares, cardíacos o cerebrales en personas con enfermedad de Lyme avanzada.
Otros exámenes que se pueden hacer son:
•    Electrocardiografía.
•    Ecocardiografía para examinar el corazón.
•    Punción raquídea (punción lumbar para examinar el líquido cefalorraquídeo).
•    Resonancia magnética del cerebro.

Tratamiento

La enfermedad de Lyme se suele tratar con un ciclo de antibióticos de 2 a 3 semanas de duración. Los casos de enfermedad de Lyme que se diagnostican con prontitud y se tratan con antibióticos casi siempre se curan sin problemas. Los afectados suelen volver a encontrarse bien al cabo de varias semanas de tratamiento.
Cualquier persona que haya sido picada por una garrapata debe ser vigilada cuidadosamente durante al menos 30 días.
La mayoría de las personas que resultan picadas por una garrapata NO contraen la enfermedad de Lyme.
Se puede administrar una dosis única de antibióticos a alguien poco después de haber sido picado por una garrapata, si se cumple todo lo que se menciona a continuación:
•    La persona tiene una garrapata adherida al cuerpo que puede portar la enfermedad de Lyme. Esto generalmente quiere decir que una enfermera o un médico han examinado e identificado a la garrapata.
•    Se estima que la garrapata ha estado adherida a la persona durante por lo menos 36 horas.
•    La persona puede empezar a tomar antibióticos dentro de las 72 horas después de haber eliminado la garrapata
•    La persona tiene más de 8 años y no está en embarazo ni amamantando.
Se utiliza un ciclo completo de antibióticos para tratar a personas que tengan enfermedad de Lyme comprobada. El antibiótico específico que se utilice dependerá de la etapa de la enfermedad y de sus síntomas.
Los medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno, se recetan algunas veces para aliviar la rigidez articular.

Pronóstico

Si se diagnostica en sus primeras etapas, la enfermedad de Lyme se puede curar con antibióticos. Sin tratamiento, pueden presentarse complicaciones que comprometan las articulaciones, el corazón y el sistema nervioso.
En raras ocasiones, una persona continuará teniendo síntomas que pueden interferir con la vida diaria. Algunas personas llaman a esto síndrome posterior a la enfermedad de Lyme.

Contagio

La enfermedad de Lyme no se contagia de una persona a otra persona. Pero se puede contraer más de una vez si le pican sucesivas garrapatas de ciervo. Estas garrapatas abundan en zonas arboladas o en el pelo de los animales domésticos. Siga siendo cauto aunque ya haya sufrido la enfermedad de Lyme.

Complicaciones

Las etapas avanzadas de la enfermedad de Lyme pueden causar inflamación articular prolongada (artritis de Lyme) y problemas del ritmo cardíaco. Los problemas del sistema nervioso y del cerebro también son posibles y pueden abarcar:
•    Disminución de la concentración
•    Trastornos de memoria
•    Daño a nervios
•    Entumecimiento
•    Dolor
•    Parálisis de los músculos faciales
•    Trastornos del sueño
•    Problemas de visión
Consulte con el médico si:
•    Presenta una erupción que luce similar a una diana.
•    Ha tenido una picadura de garrapata y presenta debilidad, entumecimiento, hormigueo u otros problemas.
•    Tiene síntomas de la enfermedad de Lyme, en especial si usted posiblemente ha estado expuesto a las garrapatas.

Prevención

No hay ninguna forma infalible de evitar contraer la enfermedad de Lyme. Pero hay muchas formas de minimizar el riesgo de contraerla. Tener cuidado con las garrapatas cuando se encuentres en un área donde abundan. Si hace ejercicio al aire libre o le gusta la jardinería, pescar, cazar o acampar, tome precauciones:
•    Use botas o zapatos cerrados, camisas de manga larga y pantalones largos. Lleve el extremo inferior de las perneras de los pantalones dentro de los zapatos, botas o calcetines para que las garrapatas no puedan subir por las piernas.
•    Utilice un repelente contra insectos que contenga entre el 10% y el 30% de DEET (N, N-dietil-meta-toluamida).
•    Póngase  ropa de color claro para que le resulte más fácil detectar las garrapatas.
•    Si lleva el pelo largo, recójalo o use un gorro para protegerse.
•    Cuando esté al aire libre, no se siente en el suelo.
•    Inspeccione su cuerpo y sus ropas regularmente. Eche la ropa a lavar después de pasar un tiempo en un área donde abundan las garrapatas.
•    Asperje toda la piel expuesta y las ropas con repelente de insectos (asperjar las áreas exteriores únicamente, no lo use sobre la cara, utilice sólo lo suficiente para cubrir todo el resto de piel expuesta, no rocíe bajo las ropas, ni aplique sobre heridas o piel irritada, lave la piel al ingresar a espacios interiores)
•    Use prendas de vestir de colores claros para avistar las garrapatas
•    Use camisas de manga larga y pantalones largos con el doblez metido dentro de los zapatos o los calcetines
•    Use botas altas, preferiblemente de caucho
•    Revísese y revise a sus mascotas con frecuencia durante y después de un paseo o caminata.
•    Las garrapatas que transmiten la enfermedad de Lyme son tan pequeñas que son muy difíciles de ver. Después de regresar a casa, quítese las ropas e inspeccione completamente todas las áreas de la piel, incluyendo el cuero cabelludo.
•    Si utiliza un repelente contra insectos que contenga DEET, sigue siempre las indicaciones del prospecto y no se ponga más de la cuenta. Aplique el repelente en los cuellos y mangas de las camisas, así como en las vueltas o dobladillos de los pantalones, y aplíquelo directamente en la piel solamente en las áreas expuestas. Asegúrese de quitárselo lavándose cuando entre al interior.
En la actualidad no existe ninguna vacuna comercializada contra la enfermedad de Lyme.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Grasas: lo bueno y lo malo

Grasas en la dieta: Lo bueno y lo malo

Grasas Saturadas e Insaturadas
Grasas Saturadas e Insaturadas

Ciertas grasas deben ser parte de una dieta saludable. Se puede reducir el riesgo de la enfermedad. Sin embargo, usted debe asegurarse de que  está comiendo grasas “buenas” en vez de grasas “malas”.

Grasas  necesaria en la dieta

Su cuerpo utiliza la grasa como energía. También se utiliza la grasa para construir el tejido nervioso y las hormonas y para controlar la inflamación. La grasa también ayuda al cuerpo a absorber las vitaminas A, D, E y K a partir de los alimentos que consume. Sin embargo, el consumo excesivo de grasa puede contribuir a la obesidad. Las calorías de las grasas se transforman en grasa más fácilmente que los carbohidratos o las proteínas. La grasa en su dieta puede confundir su apetito, por lo que no puede decir cuando usted está lleno. Algunas grasas también aumentan el colesterol total y la presión arterial, y puede aumentar el riesgo de algunos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes.

Cantidad necesaria

La grasa contiene 9 calorías por gramo – más del doble de calorías de carbohidratos y proteínas, que tienen 4 calorías por gramo. Toda persona tiene diferentes necesidades de calorías. Su médico puede ayudarle a determinar cuántas calorías  usted necesita y cómo muchos de estos pueden provenir de las grasas. Si usted tiene sobrepeso, la Asociación Americana del Corazón recomienda que usted obtenga menos del 30% del total de calorías de la grasa. Por lo tanto, si su cuerpo necesita 2.000 calorías al día, usted puede tener hasta 65 gramos de grasa cada día.

Grasas “malas”

Limitar o evitar estas grasas:
•    La grasa saturada se encuentra generalmente en productos de origen animal, como carne, pollo, huevos y productos lácteos como el queso, la crema y la  leche al 2%. De palma, coco y otros aceites tropicales, así como la manteca de cacao, también contienen grasas saturadas. Muchos bocadillos, tales como postres, patatas fritas y papas a la francesa, tienen un alto contenido en grasas saturadas. Una dieta alta en grasas saturadas puede aumentar el colesterol LDL (“malo”). Los niveles de colesterol  pueden ponerlo en riesgo de enfermedad cardíaca.
•    Las grasas trans son un tipo de grasas hidrogenadas artificiales por lo general se encuentran en los alimentos procesados, como galletas, pasteles, donas, galletas, snacks y alimentos congelados, y en los alimentos fritos, como las papas fritas y aros de cebolla. La grasa trans es especialmente mala para usted. Se reduce el colesterol HDL (“colesterol bueno”), mientras que colesterol LDL (“colesterol malo”)  aumenta y los triglicéridos. Todos los fabricantes de alimentos están ahora obligados a la lista de grasas trans en las etiquetas de nutrición. Sin embargo, los alimentos pueden tener un máximo de 0,5 gramos de grasas trans por porción y ser etiquetado libre de grasas trans. Para evitar por completo, consulte la lista de ingredientes y evitar los aceites parcialmente hidrogenados.
La Asociación Americana del Corazón recomienda que usted obtenga menos del 7% del total de calorías de grasas saturadas y menos del 1% de las grasas trans. Por lo tanto, si su cuerpo necesita 2.000 calorías al día, usted debe comer menos de 15 gramos de grasa saturada y menos de 2 gramos de grasas trans.

Las grasas buenas

•    Las grasas monoinsaturadas se encuentran en el aceite de canola, oliva, aguacate y maní y otros frutos secos, así como en las legumbres (frijoles y guisantes secos), aceitunas, semillas, nueces, mantequillas de frutos secos y fruta fresca.
•    Las grasas poliinsaturadas se encuentran en los aceites vegetales como el aceite de maíz, girasol y cártamo, así como las semillas de sésamo, semillas de girasol, maíz, soya, y muchos otros tipos de cereales, legumbres, frutos secos y semillas.
•    Omega-3 los ácidos grasos se encuentran normalmente en pescados y mariscos, como el salmón, el arenque, las sardinas y la caballa. También se pueden encontrar en las semillas de lino, aceite de linaza y las nueces.
Los estudios han demostrado que estas grasas, si se utiliza en lugar de grasas saturadas, puede ayudar a bajar su nivel de colesterol total. Los ácidos grasos omega-3 son especialmente beneficiosos, los estudios han demostrado que también puede disminuir el riesgo de inflamación o un ataque al corazón si está en riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Consejos para una dieta saludable

Usted no tiene que cortar todas las grasas de su dieta, pero debe limitar la cantidad de grasa que come. Trate de comer alimentos preparados con grasas no saturadas y evitar los alimentos que son altos en grasas saturadas y trans. Otras cosas que puede hacer son:
•    Evite la comida rápida. Que casi siempre contiene grasas trans.
•    Limite la cantidad de carne roja que consume. En su lugar, trate de comer pescado al horno o a la parrilla, pollo y proteínas vegetales.
•    Use aceite de canola cuando están en el horno.
•    Utilice aceite de oliva, cuando esté cocinando, para aderezar ensaladas y para untar en el pan.
•    Hacer elecciones más saludables aperitivos . Por ejemplo, un tentempié con un puñado de maní sin sal o frijoles de soya (soja) en lugar de papas fritas.
•    Pruebe con una rodaja de aguacate en su sándwich o en su ensalada, o agregar las nueces o los garbanzos a una ensalada.
•    Use margarina líquida o blanda en lugar de mantequilla. Busque la margarina que contiene grasa saturadas y sin grasas trans.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Enfermedad de las Arterias Coronarias

Enfermedad de las Arterias Coronarias

Disminuya su riesgo

EAC
EAC

Otros nombres: EAC, arteriosclerosis coronaria, la aterosclerosis coronaria
La enfermedad arterial coronaria (EAC) es el tipo más común de enfermedad cardíaca. Es la principal causa de muerte en los Estados Unidos, tanto en hombres como en mujeres.
La EAC ocurre cuando las arterias que suministran sangre al músculo cardíaco se endurecen y se estrechan. Esto se debe a la acumulación de colesterol y otros materiales, llamada placa, en sus paredes internas. Esta acumulación se denomina aterosclerosis. A medida que crece, menos sangre puede fluir a través de las arterias. Como resultado, el músculo cardíaco no recibe la sangre o el oxígeno que necesita. Esto puede conducir a dolor en el pecho (angina) o un ataque al corazón. La mayoría de los infartos ocurren cuando un coágulo de sangre de repente interrumpe el suministro de sangre al corazón, causando un daño permanente al corazón.
Con el tiempo, EAC  también puede debilitar el músculo cardíaco y contribuir a la insuficiencia cardíaca y arritmias. La insuficiencia cardíaca significa que el corazón no puede bombear la sangre adecuadamente al resto del cuerpo. Las arritmias son cambios en el ritmo de latido normal del corazón.
La enfermedad arterial coronaria (EAC) es a veces llamada enfermedad de las arterias coronarias. Una arteria coronaria es un vaso sanguíneo que lleva sangre al músculo del corazón. Las arterias son como tubos angostos. Una sustancia grasa llamada placa se acumula en las arterias, bloqueando o disminuyendo el flujo de sangre y oxígeno. Esto puede ocurrir en cualquier arteria, pero cuando ocurre en las arterias coronarias, el músculo cardíaco no recibe la sangre y el oxígeno que necesita para funcionar correctamente. La enfermedad coronaria puede dar lugar a problemas de salud graves, como angina de pecho (dolor o presión en el pecho) y ataques cardíacos.

Causas

Tanto los hombres como las mujeres pueden tener EAC. Puede ser hereditario (en su familia). También se puede desarrollar a medida que se envejece y se acumula placa en las arterias. Usted puede tener EAC  si tiene sobrepeso o si tiene presión arterial alta o diabetes. El colesterol alto también puede conducir a la EAC.  EAC  puede dar a raíz de los hábitos no saludables tales como fumar, consumir una dieta alta en grasas y no hacer suficiente ejercicio.

El colesterol

El colesterol es una sustancia serosa que su cuerpo produce y utiliza para proteger los nervios, formar tejidos celulares y producir ciertas hormonas. También está presente en la carne y los productos lácteos que consume. Hay varios tipos de colesterol, incluyendo lipoproteínas de baja densidad (LDL) y lipoproteínas de alta densidad (HDL). El colesterol LDL se denomina colesterol “malo” porque se pueden acumular en el interior de las arterias, causando que se estrechen en la placa. HDL se llama colesterol “bueno” porque protege a las arterias de la acumulación de placa. Muchos de los alimentos, incluso si no contienen colesterol, contienen grasas que pueden aumentar o disminuir el LDL o colesterol HDL. Hable con su médico acerca de cómo su dieta puede afectar sus niveles de colesterol.

Cómo  reducir el riesgo de la enfermedad coronaria (EAC)

1. No fumar. La nicotina aumenta la presión arterial, ya que hace que el cuerpo libere adrenalina, lo que hace que sus vasos sanguíneos se constriñen y que su corazón lata más rápido. Si usted fuma, pregunte a su médico para ayudarle a hacer un plan para dejar de fumar.
2. Controle su presión arterial. Si usted tiene presión arterial alta, su médico puede sugerir formas para bajarla. Si está tomando medicamentos para la presión arterial alta, asegúrese de tomárselo exactamente como su médico se lo indique.
3. Ejercicio. El ejercicio regular puede fortalecer su corazón y reducir el riesgo de enfermedades del corazón. El ejercicio también puede ayudar si usted tiene presión arterial alta. Antes de comenzar cualquier nuevo programa de ejercicios, hable con su médico acerca del tipo de ejercicio adecuado para usted. Una buena meta para el ejercicio regular es la de mantener la actividad física durante al menos 30 minutos a la vez, de 4 a 6 veces por semana.
4. Pregúntele a su médico acerca de tomar una dosis baja de aspirina cada día. La aspirina ayuda a prevenir la EAC, pero tomarla también tiene algunos riesgos.
5. Pregúntele a su médico acerca de tomar suplementos vitamínicos. Algunos estudios han demostrado que la vitamina E puede disminuir el riesgo de una persona de sufrir un ataque cardíaco. Otras vitaminas también pueden ayudar a proteger contra EAC.
6. Coma una dieta saludable. Añadir los alimentos a su dieta con bajo contenido de colesterol y grasas saturadas, ya que el cuerpo convierte las grasas saturadas en colesterol. Hable con su médico acerca de qué alimentos debe evitar.

¿Qué pasa si hacer cambios de estilo de vida no ayuda?

Su cuerpo necesita tiempo para responder a los cambios que ha realizado. Su médico hará un seguimiento de su progreso. Si su nivel de colesterol no ha mejorado después de 6 meses a 1 año, su médico puede recetarle un medicamento para bajar el colesterol. Sin embargo, todavía tendrá que mantener el estilo de vida saludable cambios que le  ayudará a que el medicamento funcione.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Paro cardiaco o muerte subita cardiaca

Paro cardiaco o muerte súbita cardiaca

Paro cardiaco o muerte súbitaEl paro cardiaco es la pérdida abrupta de la función cardíaca en una persona que puede o no haber diagnosticado la enfermedad cardíaca. El tiempo y el modo de la muerte son inesperados. Se produce inmediatamente o poco después de que aparezcan los síntomas.
Cada año se producen en los Estados Unidos alrededor de 295 mil servicios médicos de urgencia, tratados fuera de la detención hospitalaria cardíaca.
El corazón tiene un sistema eléctrico interno que controla el ritmo de los latidos del corazón. Los problemas pueden causar ritmos anormales del corazón, llamados arritmias. Hay muchos tipos de arritmias. Durante una arritmia, el corazón puede latir demasiado rápido, demasiado lento, o puede dejar de latir. Parada cardiaca súbita se produce cuando el corazón desarrolla una arritmia que hace que deje de latir. Esto es diferente de un ataque al corazón , donde el corazón sigue latiendo normalmente, pero el flujo de sangre al corazón se bloquea.
Hay muchas causas posibles de un paro cardíaco. Ellos son la enfermedad coronaria, ataque al corazón, electrocución, ahogamiento o asfixia. Puede que no haya una causa conocida para el paro cardíaco.
Sin atención médica, la persona morirá en pocos minutos. Las personas tienen menos probabilidades de morir si reciben resucitación cardiopulmonar ( RCP ) y desfibrilación. La desfibrilación es aplicar un choque eléctrico para restaurar el ritmo cardíaco a la normalidad.
Ataque al corazón no es lo mismo que un paro cardíaco
El término “ataque cardíaco” es a menudo erróneamente,  utilizado para describir un paro cardíaco repentino. Mientras que un ataque al corazón puede causar un paro cardíaco y muerte súbita, los términos no significan lo mismo. Los ataques cardíacos son causados por un bloqueo que impide el flujo de sangre al corazón. Un ataque al corazón (o infarto de miocardio) se refiere a la muerte de tejido del músculo cardíaco debido a la pérdida del suministro de sangre, no necesariamente resulta en la muerte de la víctima del ataque del corazón.

El paro cardíaco se produce cuando  hay un mal funcionamiento del sistema eléctrico del corazón. Cuando el corazón de repente deja de funcionar correctamente resulta la muerte cardiaca. Esto es causado por lo irregular, el corazón sufre ritmos anormales (llamados arritmias). La arritmia más común en el paro cardiaco es la fibrilación ventricular. Esto es cuando las cámaras inferiores del corazón repentinamente comienzan a latir caóticamente y no bombea la sangre. La muerte se produce en cuestión de minutos después de que el corazón se detiene. El paro cardiaco puede revertirse si la RCP (reanimación cardiopulmonar) se lleva a cabo y un desfibrilador se utiliza para una descarga eléctrica al corazón y restablecer el ritmo normal del corazón en pocos minutos.

Se sobrevive a un paro cardiaco?

No existen estadísticas sobre el número exacto de víctimas de paro cardiaco que se producen cada año. Se calcula que más del 95%de las víctimas de paro cardiaco mueren antes de llegar al hospital. En las ciudades donde se administra la desfibrilación en cinco a siete minutos, el índice de supervivencia por paro cardiaco súbito es de hasta 30 a 45%.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Medicamento para el dolor puede aumentar el riesgo de apoplejía y ataque cardiaco

Medicamento para el dolor puede aumentar el riesgo de apoplejía y ataque cardiaco

Los medicamentos anti-inflamatorios son prescritos rutinariamente para todo, desde el dolor de los dolores de cabeza, a la artritis, o incluso una lesión de los deportes de edad. Tradicionalmente, la principal preocupación en el uso de estos medicamentos, comúnmente llamados AINEs, es un malestar estomacal o la formación de úlceras. Sin embargo, un análisis de los datos convincentes publicado en la edición reciente del British Medical Journal muestra que ellos llevan consigo un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.
En un análisis, extraídos de 31 ensayos diferentes, los investigadores suizos de la Universidad de Berna, halló que los medicamentos estándar de dolor, tanto los medicamentos tradicionales anti-inflamatorios no esteroideos (AINES), así como la nueva generación de anti-inflamatorios inhibidores COX-2, tienen una mayor riesgo de ataques al corazón para las personas que los toman de forma regular.
Más de 116.000 pacientes en 31 ensayos tomaron naproxeno, ibuprofeno, diclofenaco, Celebrex (celecoxib), Arcoxia (etoricoxib), Vioxx (rofecoxib), Prexige (lumiracoxib), o un placebo. Los pacientes que tomaron Vioxx o Prexige fueron dos veces el riesgo de ataque al corazón que aquellos que tomaron un placebo, ibuprofeno tres veces el riesgo; Arcoxia y diclofena en casi cuatro veces el riesgo.
“Si bien persiste la incertidumbre, existe poca evidencia para sugerir que alguna de las drogas investigadas son seguros en términos cardiovasculares”, dijo Peter Juni de la Universidad de Berna Instituto de Medicina Social y Preventiva, quien dirigió el estudio.
NOTA: Vioxx fue proclamado una vez como la salvación para la artritis. Desde entonces se ha retirado del mercado de los EE.UU. debido a su mayor riesgo, casi el doble de la probabilidad de accidentes cerebrovasculares y ataques al corazón en los usuarios.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

El aceite de pescado reduce la morbilidad relacionadas con el corazón

El aceite de pescado reduce la

morbilidad relacionadas con el

corazón

El aceite de pescado y su alto nivel de ácidos grasos omega-3, se ha demostrado que reduce el riesgo de algunas formas de cáncer, alivia el dolor en las articulaciones y otros problemas reumatoide, y disminuye los efectos de la depresión y otros trastornos mentales. El Omega-3 también puede ayudar con algunos formas  problemas de la piel y se investiga también para protegerse de la enfermedad de Alzheimer. Ahora bien, hay beneficios para el corazón también.
El estudio del omega-3 ácidos grasos poliinsaturados (AGPI)  fue realizado por investigadores italianos para probar los beneficios del aceite de pescado. Consiguieron más de 7.000 personas que habían sido diagnosticados con insuficiencia cardíaca, una condición en la que el corazón se dilata y pierde su capacidad de bombear sangre con eficacia en todo el cuerpo. La mitad de los participantes se les dio una cápsula diaria de ácidos grasos omega-3, además de sus otros medicamentos a diario, mientras que la otra mitad tomó un placebo. Ellos fueron seguidos durante un promedio de cuatro años, durante los cuales 1.981 mil (27 por ciento) del grupo que tomaba omega-3, murió de insuficiencia cardiaca o fueron ingresados al hospital con problemas cardiovasculares, en comparación con 2053 (29 por ciento) del grupo placebo.
En un estudio paralelo, el mismo equipo estudió las tasas de insuficiencia cardiaca de 2,285 pacientes que recibieron la estatina rosuvastatina, también conocido como Crestor, mientras que 2.289 se les dio un placebo. Después de seguimiento de los pacientes durante un promedio de cuatro años, los médicos encontraron poca diferencia en la tasa de mortalidad entre los dos grupos. Cuando compararon los resultados de ambos estudios, los investigadores concluyeron que los omega-3 es un poco más eficaz que el fármaco, ya que obtuvo un mejor desempeño que el  placebo. “Nuestro estudio muestra que la administración a largo plazo de 1 g por día de omega 3, ácidos grasos poliinsaturados fue eficaz en la reducción de la mortalidad por todas las causas e ingresos hospitalarios por razones cardiovasculares”, dijo el profesor Luigi Tavazzi del Centro de Investigación  de la Asociación Italiana de cardiólogos del Hospital con sede en Florencia.
Este estudio confirma los resultados de estudios anteriores que investigaron los beneficios de los ácidos grasos omega-3, pero han sido en gran medida de observación y han carecido de una comparación directa con un placebo. “Este estudio modifica la certeza de las pruebas que tenemos sobre los aceites de pescado”, dijo el Dr. Douglas Weaver, presidente de la American College of Cardiology. Dijo que las directrices en los EE.UU. es probable  el cambio de recomendar más pacientes cardiacos tomar suplementos o comer más pescado. “Esta es una solución de baja tecnología y podría ayudar a todos los pacientes con problemas cardiovasculares”, dijo.
Sin embargo, en un editorial que acompaña el informe de la revista, el Dr. Gregg Fonarow, profesor de medicina cardiovascular de la Universidad de California en Los Ángeles, dijo que los resultados de prueba positivos no significa que una estatina no debe ser prescrito para alguien con insuficiencia cardiaca y altos de colesterol, sino que “indica que la insuficiencia cardiaca, en sí misma, no debería ser una razón para iniciar una paciente con una estatina.” También hizo hincapié en que las personas con insuficiencia cardiaca no deben empezar a tomar suplementos de aceite de pescado por su propia cuenta. “Ellos usaron una formulación específica, una formulación de la prescripción. La insuficiencia cardíaca es una condición de muy alto riesgo. Es absolutamente crítico para los pacientes, si se trata de un medicamento recetado o modificación de la dieta o en un suplemento, que consulten a su médico “, dijo.
Las organizaciones públicas de salud recomiendan comer pescado dos veces a la semana. El pescado graso como el salmón, la caballa, el halibut, el arenque, sardinas, atún blanco y las anchoas son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3 los ácidos grasos. Sin embargo, el pescado no es la única fuente. Usted debería considerar también otros mariscos, como ostras del Pacífico, el camarón, moluscos y el cangrejo de Alaska. Nueces y linaza también puede añadir grandes cantidades de ácidos grasos omega-3 a su dieta, al igual que las verduras como la espinaca, el brócoli y la coliflor. Pero la receta más seguro es tomar un suplemento de aceite de pescado, ya que cuenta con las dosis de EPA y DHA, y también puede aliviar las preocupaciones acerca de los peces están contaminados con mercurio o PCBs.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

18 estetoscopios, un soplo en el corazón y muchas conexiones perdidas

Uno por uno, los estudiantes de medicina se inclinó para escuchar a mi corazón.

salud corazon
salud corazon

Hubo seis de ellos, dirigido por un médico de ojos brillantes, con un acento irlandés encantador – tan encantador que casi no le importaba que él nunca me llamó por su nombre. En total, 18 de segundo año de Harvard, los estudiantes de medicina que me escuchan en esta tarde de invierno oscuro, cada grupo de seis supervisado por un cardiólogo diferentes. .

“Coloque el diafragma del estetoscopio aquí”, el médico irlandés estaba diciendo. “Comience en la base del corazón y se mueven hasta el ápice.”

Escuchó en silencio. -Señora, tomar un respiro en el, y exhale y mantenerla. ”

Me sentí como un extraño apoyo invisible: modelo de artista parte, parte de una noche, oyó pero no se ve. Al principio nadie hizo contacto con los ojos o me habló, una situación que evoca la vulnerabilidad universal de los pacientes: expuestos, deshumanizado invisible.

Amplificado a través de un estetoscopio, el latido del corazón humano suena como las cadencias sordo de una banda de música. Thuh-rhumm. Thuh-rhumm : Una tabla de lavar los zumbidos de baja, lo que significa un mal funcionamiento del ventrículo. Thhrrum-BUM. Thhrrum-BUM : Un soplo diastólico , con su bombo final. HAP-da-da-HAP. HAP-da-da-HAP : El rollo crujiente de la estenosis aórtica . Vuela, salta, thunk, whooshes, crescendos, decrescendo, campos de revelador y tiempos – cada uno tiene un significado diagnóstico.

De hecho, fue mi “clic” que me había traído a esta clase en el primer lugar. El click es una característica primordial de prolapso de la válvula mitral , una afección generalmente benigna en la cual la válvula que separa las cámaras inferiores y superiores del lado izquierdo del corazón no se cierra correctamente.

Durante mi examen físico anual, mi médico de Hospital General de Massachusetts había comentado que tan fuerte y distinto, haga clic en mi era. ¿Me consideran el voluntariado como un “paciente”, estudiantes de medicina en ciernes para poder escuchar y aprender?

Yo estaba intrigado por la posibilidad de obtener una perspectiva sobre la interacción médico-paciente. Hacer que el “médico-paciente II”, el nombre deliberadamente invertida de este curso de segundo año que se centra en el aprendizaje de la exploración física.

Ahora, mientras estaba sentado en un abrir cuerdas de color verde y vestido de paño azul de impresión, comencé a preguntarme si los estudiantes se dieron cuenta que estaban examinando un ser humano vivo, en comparación con un modelo anatómico particularmente sofisticado.

El estudiante de cuarto que se acercó a la silla era un tipo me acordé de una conferencia de cardiología que había asistido desde el principio, impartido por la Dra. Katharine Treadway. Él se había sentado en la delantera y le respondió las preguntas más difíciles, llenos de entusiasmo y el cerebro. Que había encontrado a mí mismo a animar a su carrera médica. Ahora que escuchaba, me sonrió y dijo: “¡Impresionante!”

Eso rompió el hielo. Por fin, yo era una persona, no un accesorio.

El siguiente estudiante abrió con “Hola, ¿cómo estás?” Cuando terminó, dijo, “Muchas gracias!”

En esta clase de “escuchar” había más de un significado, como el Dr. Treadway había ilustrado con un cuento con moraleja. Acerca de hace 10 años una mujer accedió a que los estudiantes escuchar su latido. Ella tenía una condición avanzada llamada regurgitación mitral severa y necesitaba un reemplazo de la válvula .

Un estudiante de la examinó, se quitó el estetoscopio y espetó al profesor, “¿Cómo puede vivir si su corazón es tan malo?”

“Este fue un estudiante que no es indiferente o poco amable”, dijo el Dr. Treadway la clase. “Pero en ese momento ella hizo algo que todos nosotros hacemos todo el tiempo:. Fue contratada para el problema de que se olvidó de la persona que tenía el problema”

Como los estudiantes a dominar las complejidades de la exploración física, “la experiencia de la enfermedad de ese paciente va a ser completamente invisible para el usuario, a menos que conscientemente buscarlo”, advirtió, y agregó: “Al final de cada entrevista, por ejemplo para el paciente, ‘¿Cómo ha sido para ti, estar en el hospital? Quiero traer de vuelta al paciente. ”

Ahora el grupo médico irlandés partió, y el segundo grupo rodaba pulgadas Este médico me presentó de inmediato. Tenía una manera fácil y agradable de él, y yo admiraba su arty gemelos.

Una vez más, algunos de los estudiantes me habló, mientras que otros no lo hicieron. Uno deja su mano quedarse demasiado tiempo en mi hombro como él me dio las gracias y se dirigió a pie: espeluznante.

Otro permaneció impasible mientras tientas me examinó, sin decir una palabra: realmente espeluznante. Tan inepto que fue que me decidí a no inclinarse hacia delante, con lo que mi corazón sea más difícil para él escuchar. (Los médicos que no ganan la confianza de sus pacientes, por cierto, tienen más probabilidades de ser demandado en una demanda por negligencia.)

No me convertí en una persona de pleno derecho hasta que el examen de 10 de éste a manos de un estudiante con el pelo corto y peinado hacia delante y llantas de alambre rectangular.

“Hola, mi nombre es Ben”, dijo con una sonrisa cálida, profesional como él me miró a los ojos y me estrechó la mano. Yo estaba al instante a gusto.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Las personas con enfermedad intestinal en mayor riesgo de coágulos de sangre en los pulmones, las piernas

Las personas con enfermedad inflamatoria intestinal tienen el doble de riesgo de desarrollar un coágulo de sangre potencialmente mortal (tromboembolismo venoso) en las piernas o los pulmones como lo hacen las personas en el público en general, según un nuevo estudio.

La enfermedad inflamatoria intestinal incluye la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, los cuales pueden causar dolor abdominal, vómitos, diarrea, pérdida de peso y otros problemas.

El tromboembolismo venoso (TEV) – que incluye la trombosis venosa profunda, embolia pulmonar y trombosis del seno sagital superior – afecta a unos dos de cada 1.000 personas al año en los Estados Unidos y otros países desarrollados.

Los investigadores compararon el número de nuevos casos de TEV diagnosticados entre 1980 y 2007 en cerca de 50.000 adultos y niños con EII y más de 477.000 miembros del público en general.

Después tuvieron en cuenta factores conocidos de riesgo de TEV, como un hueso roto, el cáncer, la cirugía y el embarazo, los investigadores concluyeron que las personas con EII eran dos veces más probabilidades de desarrollar TEV que los del público en general.

En general, la ETV es más común en las personas mayores, si tienen o no la enfermedad inflamatoria intestinal. Sin embargo, este estudio encontró que el riesgo de TEV en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal fue mayor en los grupos de edad más jóvenes, en comparación con la población general.

En las personas de 20 años o más jóvenes, el riesgo de embolismo pulmonar fue seis veces mayor para las personas con EII.

Incluso después de ajustar por la enfermedad cardiovascular, diabetes, insuficiencia cardíaca congestiva, la terapia de reemplazo de hormonas o fármacos antipsicóticos, que se sabe que aumentan el riesgo de TEV, el riesgo sigue siendo de hasta un 80 por ciento más.

Los resultados, publicados en línea 21 de febrero en la revista Gut, sugieren que la EII puede ser un factor de riesgo independiente para la formación de coágulos, dijeron los investigadores.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Los antipsicóticos aumentan el riesgo cardiaco

Los médicos no deben olvidarse de la salud física de los pacientes de trastornos graves de salud mental que toman fármacos antipsicóticos, advierten los expertos.

Los autores de un editorial que aparece en la edición del 19 de febrero de la revista The Lancet anotaron que los pacientes de enfermedad mental grave viven en promedio 16 años menos que las personas de la población general. La enfermedad cardiaca, y no el suicidio, es la principal causa de muerte en estos pacientes, y los antipsicóticos son un factor.

Un estudio que apareció hace poco en Archives of General Psychiatry encontró que los pacientes que tomaban un medicamento antipsicótico aumentaban entre cinco y seis kilos (de once a trece libras) en un plazo de seis a ocho semanas tras comenzar a tomar el fármaco.

“La combinación de efectos secundarios del antipsicótico con una mala dieta, la inactividad física, altas tasas de tabaquismo y otros factores asociados a la enfermedad psicótica, en conjunto con la privación económica, tiene un efecto devastador sobre la salud cardiometabólica”, según el editorial.

“Si los antipsicóticos actuales seguirán en uso, al menos en el futuro previsible, ¿qué puede hacerse para aliviar sus efectos y mejorar la salud cardiometabólica de los pacientes?”, plantearon los autores.

La responsabilidad exclusiva de proteger la salud física de los pacientes de afecciones graves de salud mental con frecuencia cae sobre los hombros de los proveedores de atención primaria, pero los equipos de salud mental deben tomar un rol activo en su atención, sugiere el editorial. Por ejemplo, la salud física de un paciente debe ser evaluada cuando ingresa a atención de salud mental.

“Una falta de capacitación en temas de salud mental es preocupante tanto en las enfermeras como en los médicos psiquiátricos. En vista de la abundante evidencia sobre las interconexiones entre la salud mental, la salud física y los medicamentos recetados, la capacitación psiquiátrica de postgrado debe priorizar el conocimiento actualizado sobre la gestión basada en evidencia de la enfermedad cardiometabólica”, escribieron los autores.

Concluyeron que “los medicamentos antipsicóticos son un riesgo claro para la salud cardiometabólica. Con demasiada frecuencia, el riesgo es necesario. Pero ningún paciente debería verse obligado a cambiar el bienestar mental por el físico. La dicotomía entre mente y cuerpo es tanto obsoleta como peligrosa. El precio de una buena salud mental no debe ser una vida de enfermedad física”.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)