Category Archives: Enfermedad CardioVascular

Aneurisma aórtico

 

Aneurisma aórtico

Aneurisma aórticoUn aneurisma aórtico es un abultamiento anormal que se produce en la pared del vaso sanguíneo principal (aorta) que lleva la sangre desde el corazón a todo el cuerpo. Los aneurismas aórticos pueden ocurrir en cualquier parte de la aorta y pueden estar en forma de tubo (fusiforme) o redondo (sacular).
Los aneurismas aórticos incluyen:
Aneurisma aórtico abdominal: se produce a lo largo de la parte de la aorta que pasa a través del abdomen.
Aneurisma de la aorta torácica: se produce a lo largo de la parte de la aorta que pasa a través de la cavidad torácica.
En algunos casos, un individuo puede tener un aneurisma aórtico abdominal y un aneurisma de la aorta torácica.
Tener un aneurisma aórtico incrementa el riesgo de desarrollar una disección aórtica, la cual se produce cuando se desarrolla un desgarro en la capa interna de la pared de la aorta. Tener un aneurisma aórtico también aumenta el riesgo de que el aneurisma puede reventar (rotura).

Causas

Los aneurismas aórticos pueden ser causados por:
La aterosclerosis o endurecimiento de las arterias, lo que debilita las paredes arteriales.
• La hipertensión (presión arterial alta).
• Lesión local a la arteria.
• Anormalidad congénita. Una serie de condiciones, tales como el síndrome de Marfan o válvulas aórticas bicúspides están presentes al nacer y puede causar debilidad de las paredes de las arterias.
• Envejecimiento
• La sífilis solía ser una causa común de aneurismas torácicos, pero ya no es tan común.

Síntomas

Los aneurismas aórticos a menudo causan ningún síntoma en absoluto. Pero si está presente, los síntomas incluyen:
• Dolor desgarrante en el pecho, el abdomen y / o medio de la espalda, entre los hombros .
• Pueden causar dificultad para respirar, ronquera, tos (debido a la presión sobre los pulmones y las vías respiratorias), y dificultad para tragar (presión en el esófago )
• La rotura de un aneurisma puede causar pérdida de la conciencia, derrame cerebral , shock o un ataque al corazón

Dagnóstico

El diagnóstico de un aneurisma aórtico es difícil porque a menudo no hay síntomas. Un aneurisma abdominal se siente como una masa pulsátil en el estómago; asimismo puede causar soplo en el corazón
Los aneurismas se encuentran en mayor riesgo de ruptura a medida que crecen. Si se detecta uno, debe ser monitoreado. Los exámenes para detectar los incluyen:
• Ultrasonido
• Angiografía (teñir examen para observar la aorta)
• La resonancia magnética (RM)
• La tomografía computarizada ( TC )

Tratamiento

Los aneurismas aórticos pequeños que no están causando ningún síntoma son monitoreados a través del tiempo hasta que se vuelven grandes y en un mayor riesgo de ruptura.
Cuando un aneurisma de la aorta es grande o asociado con síntomas, la sección debilitada del vaso puede ser eliminada y reemplazada con un injerto de material artificial quirúrgicamente. Si el aneurisma se encuentra cerca de la válvula aórtica, la sustitución de la válvula también se puede recomendar.
La reparación quirúrgica del aneurisma es complicado y requiere un equipo quirúrgico con experiencia. Sin embargo, dejando de lado un aneurisma presenta un riesgo mayor. La reparación requiere a tórax abierto o cirugía abdominal, la anestesia general y una estancia mínima de hospital de cinco días. Si se ha sometido a una cirugía para reparar un aneurisma, se recomienda adoptar el mismo estilo de vida saludable para el corazón dirigido por otros pacientes de cirugía cardíaca. Las nuevas técnicas para la reparación de aneurismas abdominales y torácicas implican la colocación de un injerto sin necesidad de cirugía y pueden beneficiar a los pacientes de mayor riesgo.

Prevención

Para evitar un posible aneurisma de aorta, las personas con aterosclerosis en otras partes del cuerpo ( enfermedad de la arteria coronaria o la arteria carótida bloqueo) deben hacerse exámenes regulares por el médico.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Síndrome de Brugada

Síndrome de Brugada

Síndrome de brugadaBrugada es un síndrome de trastorno del ritmo cardíaco potencialmente mortal que a veces es hereditaria. Las personas con síndrome de Brugada tienen mayor riesgo de ritmos cardiacos anormales de las cámaras inferiores del corazón (arritmias ventriculares).
Muchas personas que tienen el síndrome de Brugada no tienen ningún síntoma.Una anormalidad delator – llamado patrón tipo 1 Brugada ECG – se detecta mediante una prueba de electrocardiograma (ECG).El síndrome de Brugada es mucho más común en los hombres.

Causas

Cada latido del corazón es provocado por un impulso eléctrico generado por células especiales en la cavidad superior derecha del corazón. Poros diminutos, llamados canales, en cada una de estas células dirigen esta actividad eléctrica, lo que hace que el corazón lata.
En el síndrome de Brugada, un defecto en estos canales puede provocar que el corazón lata de manera anormal y girar eléctricamente fuera de control en un ritmo (fibrilación ventricular) anormalmente rápido y peligroso.
Como resultado, el corazón no bombea con eficacia suficiente sangre y no viaja con el resto del cuerpo. Esto provoca desmayos si este ritmo tiene un periodo de corta duración o la muerte súbita cardíaca si el corazón permanece en ese mal ritmo.
El síndrome de Brugada es frecuentemente hereditaria, pero también puede ser el resultado de anomalías estructurales en su corazón difíciles de detectar, desequilibrios en las sustancias químicas que ayudan a transmitir señales eléctricas a través del cuerpo (electrolitos), o los efectos de ciertos medicamentos recetados, o el uso de la cocaína.

Diagnóstico

Además de un examen físico típico, escuchando al corazón con un estetoscopio y el estándar de 12 derivaciones de ECG, existen otros exámenes para detectar si tiene el síndrome de Brugada, éstos incluyen:

  • Electrocardiograma (ECG) con la medicación. En esta prueba no invasiva, se coloca las sondas en el pecho que registran los impulsos eléctricos que hace el latido del corazón. El ECG registra estas señales eléctricas y puede ayudar al médico a detectar irregularidades en el ritmo y en la estructura del corazón. Debido a que el electrocardiograma no puede, por sí mismo, detectar un ritmo cardiaco anormal, se hace necesario dar un medicamento que se inyecta generalmente por vía intravenosa, que pueda identificar el patrón tipo 1 Brugada ECG en personas con este padecimiento.
  • Prueba de electrofisiología (EP). Si ECG determina que se tiene el síndrome de Brugada, el médico puede recomendar una prueba de EP, en la que se introduce un catéter a través de una vena en la ingle hasta el corazón, similar a un cateterismo cardíaco. Los electrodos se pasan a través del catéter a diferentes puntos del corazón. Los electrodos entonces un mapa de cualquier latidos irregulares del corazón. Los electrodos no afecta el corazón – sólo detectan las señales eléctricas que se ejecutan a través del corazón.
  • Las pruebas genéticas. El médico puede recomendar pruebas genéticas para otros miembros de la familia si se diagnostica con el síndrome de Brugada. El síndrome de Brugada generalmente se diagnostica en adultos y a veces en adolescentes. Rara vez en niños pequeños.

Síntomas

Muchas personas que tienen el síndrome de Brugada están sin diagnosticar debido a que la condición a menudo no causa ningún síntoma perceptible.
El signo más importante de síndrome de Brugada es un patrón anormal en un electrocardiograma (ECG) llamado patrón de tipo 1 Brugada ECG. Es posible tener un signo de Brugada, o patrón, sin tener síndrome. Sin embargo, los signos y síntomas que pueden significar que se tiene el síndrome de Brugada incluyen:
• Desmayo (síncope)
• Latidos del corazón o palpitaciones irregulares
• Latido del corazón muy rápido y caótico (paro cardiaco repentino)
Los signos y síntomas son similares a otros problemas de ritmo cardíaco, por lo que es esencial que consultar al médico para averiguar si el síndrome de Brugada u otro problema de ritmo cardíaco están causando los síntomas.
Si se tiene palpitaciones del corazón o latidos irregulares (arritmia), es necesario acudir al médico. Esto podría ser causado por un problema de ritmo cardíaco, pero las pruebas se pueden determinar si la causa subyacente del problema cardíaco es el síndrome de Brugada.Si se sufre de desmayo y se sospecha que puede ser debido a una enfermedad del corazón, buscar atención médica de emergencia.

Tratamiento

El  tratamiento del síndrome depende del riesgo de un ritmo cardíaco anormal (arritmia). Los que se consideran en alto riesgo tienen:
• Una historia personal de problemas graves del ritmo cardíaco
• Una historia personal de desmayos
• Una historia personal de sobrevivir un paro cardíaco repentino
Debido a la naturaleza de la anomalía del ritmo cardíaco, los medicamentos, por lo general, no se utilizan para tratar el síndrome de Brugada. Un dispositivo médico llamado  desfibrilador cardioversor implantable es el tratamiento principal.
Desfibrilador cardioversor implantable (ICD). Para los individuos de alto riesgo, el tratamiento puede incluir un desfibrilador cardioversor implantable (ICD). Este pequeño dispositivo monitorea continuamente el ritmo del corazón y proporciona descargas eléctricas cuando sea necesario para controlar los latidos cardíacos anormales.
Para hacer un ICD, una solución flexible, cable aislado (plomo) se inserta en una vena principal por debajo o cerca de la clavícula y guiada, con la ayuda de imágenes de rayos X, a tu corazón.
Los extremos de los cables están fijados a la parte inferior de su cámaras de bombeo del corazón (ventrículos), mientras que los otros extremos están unidos al generador de descargas, que generalmente se implanta bajo la piel debajo de la clavícula. El procedimiento para implantar un DAI requiere hospitalización por un día o dos.
DAI pueden causar complicaciones, algunas en peligro la vida, por lo que es importante sopesar los beneficios y los riesgos. Las personas que tienen un DCI implantado como un tratamiento para el síndrome de Brugada han informado que reciben choques de su ICD incluso cuando su latido era regular.
Su médico programará su ICD para reducir este riesgo. Si usted tiene un DCI implantado como parte de su tratamiento de síndrome de Brugada, hable con su médico acerca de las formas de evitar choques inapropiados.
Terapia con medicamentos. A veces, los medicamentos como la quinidina se utiliza para evitar que el corazón va a su ritmo potencialmente peligroso. También puede ser útil como una terapia complementaria para las personas que ya tienen un DCI.
Sin embargo, si el paciente está en alto riesgo a causa de un paro cardiaco previo o un episodio de desmayo relativa, el tratamiento principal es la implantación de un DAI.

Prevención

El síndrome es tratable con medidas preventivas, como evitar los medicamentos agravantes, lo que reduce la fiebre y, cuando sea necesario, el uso de un dispositivo médico llamado  desfibrilador cardioversor implantable (ICD).

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Arteriosclerosis

Arteriosclerosis

ArteriosclerosisLa arteriosclerosis se produce cuando los vasos sanguíneos que llevan oxígeno y nutrientes desde el corazón hasta el resto del cuerpo (arterias) se vuelven gruesas y rígidas, restringiendo el flujo sanguíneo a los órganos y tejidos. Las arterias sanas son flexibles y elásticas pero con el tiempo las paredes de las arterias pueden endurecerse.
La arteriosclerosis es una forma de enfermedad cardiovascular y se confunde a menudo con otro tipo de enfermedad cardiovascular llamada ateroesclerosis. Los principales factores de riesgo para la arteriosclerosis son la edad, el sexo, la presión arterial alta, colesterol alto, tabaquismo y diabetes.

Causas

Por lo general, este problema no se detecta hasta que no se produce el infarto de miocardio o el ictus cerebral. A la hora de diagnosticar esta enfermedad es importante sospechar su existencia cuando el paciente presenta varios factores de riesgo cardiovascular, por ejemplo si se trata de un fumador con el colesterol elevado y sobrepeso.
En relacion a los problemas circulatorios de los miembros inferiores, el diagnóstico suele basarse en una historia clínica bien detallada. Ante la presencia de dolor con el ejercicio, que se alivia con el reposo y que reaparece al retomarse la actividad, es fácil sospechar que el problema de base es la arteriosclerosis. Una forma sencilla de confirmarlo es medir la presión arterial en un brazo, así como en el tobillo del mismo lado; cuando existe una diferencia entre ambos valores, de forma que la presión en el tobillo es menor que la del brazo, esto suele significar que las arterias a nivel de la pierna se encuentran estrechadas por la arteriosclerosis.

Síntomas

Generalmente aparecen primero a nivel de las piernas o los pies. Cuando las arterias principales se estrechan disminuye el riego sanguíneo en estas zonas, y suele manifestarse característicamente como un dolor en las piernas cuando se camina continuadamente unos 100 o 200 metros. Esto se debe a que al iniciar la actividad física los vasos más pequeños asumen el aporte de sangre, pero posterior inmediato se necesita de un aporte mayor, lo que depende de vasos más importantes que, en este caso, se encuentran afectados por la arteriosclerosis, la necesidad no se satisface y se origina el dolor. Cuando se detiene la actividad el dolor desaparece casi al instante para volver a instaurarse si se continúa la actividad. A este conjunto de síntomas, dolor, reposo, y de nuevo dolor, se le conoce como claudicación intermitente, y es una forma muy típica de manifestación de la arteriosclerosis. También se manifiesta cuando algunos de los vasos sanguíneos quedan totalmente ocluidos. Si esta obstrucción se produce de forma paulatina se pueden formar nuevos circuitos vasculares que rieguen esa zona, aunque de manera más precaria. La circulación arterial deficiente reduce la sensibilidad al calor o al frío, incluso a la presión, por lo que los pies se vuelven más vulnerables a los traumatismos menores e infecciones.

Diagnóstico

Entre las pruebas diagnósticas que pueden realizarse para obtener un diagnóstico de la arteriosclerosis más certero destacan la ecografía, el eco-doppler o la angiografía. Con estas pruebas se puede determinar a qué nivel se encuentra la oclusión arterial, y valorar la necesidad o no de tratamiento quirúrgico.

Tratamiento

Está basado en la modificación del estilo de vida. El uso de fármacos e incluso la cirugía solo cuando sea necesario.
En la actualidad no existe ningún tratamiento médico que haya demostrado su efectividad para curar la arteriosclerosis. Los fármacos que el médico receta a los pacientes suelen ir encaminados al tratamiento de alteraciones específicas, como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la diabetes.
Si el paciente presenta manifestaciones clínicas a nivel de circulación de las piernas se puede utilizar ácido acetilsalicílico, u otro analgésico con actividad antiinflamatoria similar. Si no se produce ninguna mejora con las modificaciones en el estilo de vida, se pueden prescribir fármacos como la pentoxifilina, que ayudan a mejorar la circulación sanguínea.
Cirugía y otros tratamientos intervencionistas
Cuando una de las arterias principales de la pierna queda ocluida puede ser necesaria la intervención quirúrgica. Entre las técnicas quirúrgicas más empleadas está la denominada angioplastia con balón.
Consiste en la introducción de un catéter que consta de un globo en su extremo, que se hincha una vez localizada la obstrucción, abriéndose de esta forma la luz del vaso ocluido. Otro tipo de técnicas se basa en el uso del láser y otros dispositivos para abrir las arterias obstruidas.
La cirugía propiamente dicha se reserva para aquellos pacientes que tienen dolor, dificultades para caminar, alteraciones en la piel debido a la isquemia o riesgo elevado de amputación. La técnica consiste en abrir la arteria y limpiarla del material ocluyente, o bien realizar un by-pass o puenteo del vaso obstruido al derivar la circulación por un vaso sanguíneo artificial.

Prevención

Evitar todos aquellos factores de riesgo cardiovascular que se pueden controlar, estableciendo un estilo de vida saludable es, además, la mejor forma de prevenir el desarrollo de arteriosclerosis.
Lo mejor es reducir al máximo los factores que puedan suponer un daño a los vasos sanguíneos, para evitar así la aparición de la arteriosclerosis. Para conseguirlo, es importante tener en cuenta:

  • Dieta: Una alimentación saludable, que evite las grasas animales y contribuya a alcanzar y mantener un peso apropiado, es imprescindible para prevenir el depósito de grasas en las paredes vasculares y la consecuente disminución del calibre arterial. Una dieta equilibrada ayudará, además, a combatir la obesidad, que está asociada a otros trastornos como la diabetes, la hipertensión, o la hipercolesterolemia, que son factores de riesgo para desarrollar arteriosclerosis.
  • Actividad física: Es un punto fundamental a la hora de reducir el riesgo cardiovascular y mejorar el estado del sistema circulatorio. Basta con realizar un ejercicio moderado, pero diario, y preferiblemente tipo aeróbico como caminar a paso rápido, nadar o ir en bicicleta.
  • Alcohol y tabaco: Evitar cualquier hábito nocivo como el tabaquismo y el consumo de alcohol. Los fumadores son especialmente propensos a la arteriosclerosis, porque fumar reduce la cantidad de oxígeno que circula por la sangre y favorece el depósito de grasa en las arterias. El abandono de estos hábitos puede frenar e incluso mejorar la circulación en las personas afectadas por este problema.
  • El estrés: Se ha visto que el estrés también influye negativamente en el estado de las arterias. Un estilo de vida sin tensiones y libre de estrés contribuye al buen funcionamiento de los vasos sanguíneos.
  • Hipertensión arterial: Es uno de los factores de riesgo fundamentales que es imprescindible vigilar, ya que la hipertensión arterial produce un daño muy importante en las paredes arteriales que, favorece la aparición de arteriosclerosis. El control estricto de las cifras tensionales es una buena forma de prevenir este trastorno.
  • Cuidado de los pies: En el caso de enfermedad vascular en miembros inferiores hay que tener en cuenta ciertos aspectos en el cuidado diario de los pies. Se usará siempre un calzado del tamaño apropiado, y las pequeñas heridas y rozaduras se tratarán con mucha más atención que en condiciones normales, debido a la lenta cicatrización que tienen estos pacientes y al riesgo aumentado de infección.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Hemorragia cerebral

Hemorragia cerebral

Es una hemorragia intra-axial, es decir, que se produce dentro del tejido cerebral en lugar de fuera de ella. La otra categoría es la hemorragia extra-axial, que se producen todos dentro del cráneo pero fuera del tejido cerebral. Si no es tratada de emergencia puede aumentar la presión intracraneal y por ende, conducir a estado de coma e incluso la muerte. La tasa de mortalidad por hemorragia intraparenquimatosa es superior al 40%.

Causas

Hay varios factores de riesgo y causas de hemorragia cerebral, siendo los más comunes:
Traumatismo craneal. Las lesiones es la causa más común de sangrado en el cerebro de los menores de 50 años.
La enfermedad hepática. Esta condición se asocia con aumento de la hemorragia en general.
Tumores cerebrales.
Presión arterial alta. Esta condición crónica puede, durante un largo período de tiempo, debilitar paredes de los vasos sanguíneos. Presión arterial alta no tratada es una de las                  principales causas previsibles de hemorragias cerebrales.
Aneurisma. Se trata de un debilitamiento en la pared de un vaso sanguíneo que se hincha. Puede romperse y sangrar dentro del cerebro, dando lugar a un derrame cerebral.
Alteraciones de los vasos sanguíneos. (Malformaciones arteriovenosas) Debilidades en los vasos sanguíneos en y alrededor del cerebro pueden estar presentes al nacer y se                        diagnostica sólo si los síntomas aparecen.
Angiopatía amiloide. Esta es una anormalidad de las paredes de los vasos sanguíneos que a veces ocurre con el envejecimiento y la presión arterial alta. Puede causar muchos,                     pequeños sangrados inadvertidos antes de causar una grande.
Sangre o sangrado trastornos. La hemofilia y la anemia de células falciformes pueden contribuir tanto a la disminución de los niveles de plaquetas en la sangre.
El sangrado interno puede ocurrir en cualquier parte del cerebro, el cual puede acumularse en los tejidos del cerebro o en el espacio entre el cerebro y las membranas que lo cubren.
El sangrado puede estar únicamente en un hemisferio cerebral o puede ocurrir en otras estructuras cerebrales, tales como el tálamo, los ganglios basales, la protuberancia, o el                  cerebelo ( hemorragia intracerebral profunda ).

Una hemorragia intracerebral puede ser ocasionada por:
• Las anormalidades de los vasos sanguíneos ( aneurisma o malformación vascular)
• La presión arterial alta ( hemorragia intracerebral hipertensiva )
• Depósitos de proteína a lo largo de los vasos sanguíneos ( angiopatía amiloide )
• La lesión cerebral traumática

Síntomas

Los síntomas varían dependiendo de la localización del sangrado y la cantidad de tejido cerebral afectado. Los síntomas generalmente se desarrollan sin previo aviso, a menudo durante la actividad. Puede desarrollarse ocasionalmente en un patrón escalonado o pueden empeorar con el tiempo.
Los síntomas incluyen:

  • Sentido del gusto anormal
  • Cambio en la lucidez mental (nivel de conciencia)
  • Apático, retraído

             letargo , estupor
Inconsciente , en coma

  • Dificultad para hablar o entender el lenguaje
  • Dificultad para deglutir
  • Dificultad para escribir o leer
  • Dolor de cabeza

             Puede ocurrir cuando se acuestan
Puede despertar a los pacientes de un sueño
Puede aumentar con el cambio de posición
Puede aumentar con la flexión, el esfuerzo y la tos

  • Pérdida de coordinación
  • Pérdida del equilibrio
  • Cambios en el movimiento

              Dificultad para mover cualquier parte del cuerpo
Temblor en las manos
Pérdida de las habilidades motoras finas
Debilidad de cualquier parte del cuerpo

  • Náuseas, vómitos
  • Cambios en la sensibilidad

             Sensaciones anormales
Disminución de la sensibilidad
Parálisis facial
Entumecimiento u hormigueo

  • Cambios en la visión

             Cualquier cambio en la visión
Disminución de la visión, la pérdida de la totalidad o parte de la visión
Visión doble
Los párpados caídos
Pupilas de diferente tamaño
Los movimientos oculares incontrolables

Diagnóstico

Una historia médica del cerebro / sistema nervioso (neurológico) puede encontrar evidencia de aumento de la presión intracraneal o disminución de las funciones cerebrales. Sus síntomas específicos pueden ayudar al especialista a obtener un diagnóstico más efectivo.

Las pruebas pueden incluir:
• Tiempo de sangría
• Angiografía cerebral o angiografía por tomografía computarizada en espiral de la cabeza
• Recuento sanguíneo completo ( CBC )
• TC de la cabeza
• Jefe MRI o MRA
• Pruebas de función renal
• Pruebas de función hepática
• Recuento de plaquetas
• El tiempo de protrombina ( PT ) o el tiempo de tromboplastina parcial ( PTT )

Tratamiento

Una hemorragia intracerebral es una afección grave que requiere atención médica inmediata. Puede convertirse rápidamente en una situación potencialmente mortal.
El tratamiento depende de la ubicación, causa y cantidad de hemorragia.
La cirugía puede ser necesaria, especialmente si hay sangrado en el cerebelo. La cirugía también se puede realizar para reparar o extirpar estructuras que causan el sangrado (tales como un aneurisma cerebral o malformación arteriovenosa ).

Los medicamentos utilizados pueden ser:
• Los anticonvulsivos para controlar las convulsiones
• Los corticosteroides o los diuréticos para reducir la hinchazón
• Analgésicos
Es posible que tenga sangre, productos sanguíneos o fluidos por vía intravenosa (IV) para compensar la pérdida de sangre y fluidos. Otros tratamientos pueden recomendarse, dependiendo de su condición y sus síntomas.

Prevención

  • El tratamiento y control de los trastornos subyacentes puede reducir el riesgo de desarrollar hemorragia intracerebral.
  • Obtener la presión controlada.
  • No deje de tomar los medicamentos a menos que así lo indique su médico.
  • Las condiciones tales como un aneurisma a menudo se pueden tratar antes de que causen sangrado en el cerebro.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Estenosis mitral

Estenosis mitral

La estenosis mitral es una enfermedad valvular cardiaca caracterizada por el estrechamiento del orificio de la válvula mitral del corazón

Causas

Casi todos los casos de estenosis mitral se deben a la enfermedad en el corazón, secundaria a la fiebre reumática y la consiguiente enfermedad reumática del corazón. Causas poco frecuente de la estenosis mitral son la calcificación de las valvas de la válvula mitral y como una forma de cardiopatía congénita; sin embargo, no son las causas principales de la estenosis mitral que emanan de una hendidura de la válvula mitral.
Otras causas son la endocarditis infecciosa en las vegetaciones pueden aumentar el riesgo de estenosis. Es la enfermedad valvular cardiaca más común en el embarazo

Síntomas

Los síntomas de la estenosis mitral incluyen:

  • Insuficiencia cardíaca síntomas, como disnea de esfuerzo , ortopnea y disnea paroxística nocturna (PND)
  • Palpitaciones
  • Dolor en el pecho
  • Hemoptisis
  • Tromboembolismo en etapas posteriores, cuando el volumen de la aurícula izquierda aumenta o se dilata. Este último conduce a aumentar el riesgo de fibrilación auricular que aumenta el riesgo de estancamiento de la sangre, aumentando el riesgo de coagulación.
  • La ascitis, edema y hepatomegalia (si el lado derecho insuficiencia cardiaca se desarrolla)

Los síntomas aumentan con el ejercicio y el embarazo

  • Fatiga
  • Emaciación (debilidad)

Diagnóstico

Examen físico

A la auscultación de un individuo con estenosis mitral, el primer ruido cardíaco es inusualmente fuerte y puede ser palpable (tocando la punta del latido) por causa de fuerza mayor en el cierre de la válvula mitral. El primer sonido del corazón es tomado por el cierre mitral y tricúspide de las válvulas de cierre. Estos son normalmente sincrónicos y los sonidos se denominan M1 y T1 respectivamente. M1 es mayor en la estenosis mitral, puede ser la señal más prominente.
La enfermedad avanzada puede presentar signos de insuficiencia cardíaca derecha, como tirón paraesternal, distensión yugular venosa, hepatomegalia, ascitis y / o hipertensión pulmonar, este último a menudo se presenta con un fuerte P2
Casi todos los signos aumentar con el ejercicio y el embarazo.

Otros signos periféricos incluyen:
• Malar ras – debido a la contrapresión y la acumulación de dióxido de carbono (CO2). El CO2 es un vasodilatador natural.
• Fibrilación auricular – pulso irregular y pérdida de la onda de la presión venosa yugular
• Paraesternal izquierda – presencia de hipertrofia ventricular derecha por hipertensión pulmonar

Ecocardiografía

En la mayoría de los casos, el diagnóstico de la estenosis mitral es más fácil a través de una ecocardiografía, que muestra agrandamiento de la aurícula izquierda, la válvula mitral calcificada de espesor y con un orificio estrecho y “boca de pez” en forma y signos de insuficiencia ventricular derecha en la enfermedad avanzada. Puede también mostrar una disminución en la apertura de las valvas de la válvula mitral, y una mayor velocidad del flujo sanguíneo durante la diástole.

Cateterismo cardíaco cámara
Otro método para medir la gravedad de la estenosis mitral es la cámara de cateterismo simultánea izquierda y derecha. El cateterismo cardíaco derecho (comúnmente conocido como Swan-Ganz) le da al médico la medida de la presión capilar pulmonar, lo cual es un reflejo de la presión de la aurícula izquierda. El cateterismo izquierdo del corazón, por otro lado, da la presión en el ventrículo izquierdo. Tomando simultáneamente estas presiones, es posible determinar el grado entre la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo durante el diástole ventricular, que es un marcador de la gravedad de la estenosis mitral. Este método de evaluación de la estenosis mitral tiende a sobreestimar el grado de estenosis mitral, debido al intervalo de tiempo en los trazados de presión visto en la cateterización cardiaca derecha y el descenso lento y visto en los trazados de cuña.

Otras técnicas de diagnóstico
La radiografía de tórax también puede ayudar en el diagnóstico que muestra dilatación de la aurícula izquierda.
La electrocardiografía puede mostrar mitrale P, es decir, ondas P anchas, con muescas en las derivaciones varias con un componente prominente tardía negativa a la onda P en la derivación V 1, y también se puede ver en la regurgitación mitral y potencialmente, cualquier causa de sobrecarga de la aurícula izquierda. Por lo tanto, P-sinistrocardiale puede ser un término más apropiado.

Tratamiento

El tratamiento no es necesario en pacientes asintomáticos.
Las opciones de tratamiento para la estenosis mitral incluyen el tratamiento médico, el reemplazo de la válvula mitral mediante cirugía y percutánea valvuloplastia mitral por catéter-balón.
La indicación de tratamiento invasivo, ya sea con un reemplazo de la válvula mitral o valvuloplastia es NYHA clase funcional III o IV de los síntomas.
El tratamiento también se centra en las condiciones concomitantes a menudo visto en la estenosis mitral:
• Cualquier angina se trata con acción corta nitrovasodilatadores , beta-bloqueantes y / o antagonistas del calcio
• Cualquier hipertensión es tratada agresivamente, pero se debe tener cuidado en la administración de bloqueadores beta
• Cualquier insuficiencia cardíaca se trata con digoxina , diuréticos , vasodilatadores nitrados y, si no hay contraindicaciones, administración hospitalaria cauteloso de inhibidores de la ECA

La valvuloplastia mitral
La valvuloplastia mitral es un procedimiento terapéutico mínimamente invasivo para corregir una estenosis mitral sin complicaciones mediante la dilatación de la válvula con un globo. Bajo anestesia local , un catéter con un globo especial se pasa desde la vena derecha , la vena cava inferior y en la aurícula derecha . El tabique interauricular se perfora y el catéter pasa a la aurícula izquierda, usando un “trans-septal técnica.” El globo está sub-dividida en 3 segmentos y se dilata en 3 etapas. La primera porción distal (acostado en el ventrículo izquierdo) se infla y se tira contra las cúspides de la válvula. En segundo lugar la parte proximal dilatada, con el fin de fijar el segmento central en el orificio de la válvula. Por último, la sección central se infla, esto no debe tardar más de 30 segundos ya que la inflación obstruye por completo la válvula y causa congestión, lo que lleva a un paro circulatorio y flash edema pulmonar .

Otras complicaciones graves con PBMV generalmente se refieren a la técnica de punción trans-septal (TSP). El sitio ideal para TSP es la región de la fosa oval en el septo interauricular. Ocasionalmente, sin embargo, el instrumento puntiagudo utilizado para TSP sin darse cuenta puede traumatizar a otras estructuras cardíacas, dando lugar a taponamiento cardíaco o hemorragia grave.
Aunque los resultados inmediatos de PBMV suelen ser muy gratificante, el procedimiento no proporciona alivio permanente de la estenosis mitral. El seguimiento regular es obligatorio, para detectar reestenosis. Seguimiento a largo plazo de los datos de los pacientes sometidos PBMV indica que hasta un 70-75% de los individuos pueden estar libre de reestenosis 10 años después del procedimiento.

Prevención

La mejor manera de prevenir la estenosis de válvula mitral es evitar la causa más común: la fiebre reumática. Puede hacer esto, haciendo que usted y sus niños a visiten al médico si alguno tiene un dolor de garganta. Sin tratar infecciones de la garganta por estreptococos puede convertirse en fiebre reumática. Afortunadamente, la faringitis estreptocócica se trata fácilmente con antibióticos.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Síndrome Moyamoya

Síndrome Moyamoya

El término moyamoya (en japonés significa “nube de humo”) se refiere a la aparición en la angiografía anormal de las redes vasculares colaterales que se desarrollan junto a los vasos estenóticos. Las áreas de esteno-oclusiva son generalmente bilateral, pero la afectación unilateral no excluye el diagnóstico.
La enfermedad de moyamoya se caracteriza por el engrosamiento de las paredes de las terminales de los vasos carótida interna bilateral. Las arterias, cerebral anterior, media y posterior que emanan del polígono de Willis pueden mostrar diversos grados de estenosis u oclusión.

Causas

Se cree que es hereditario y ligado a los cromosomas. En Japón, la incidencia global es mayor (0,35 por 100.000). En América del Norte, las mujeres en la tercera o cuarta década de la vida son los más afectados. Estas mujeres con frecuencia experimentan ataques isquémicos transitorios (AIT), hemorragia cerebral o ningún síntoma. Tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular recurrente y puede estar experimentando una fisiopatología distinta en comparación con los pacientes procedentes de Japón. Los datos sugieren un beneficio potencial con cirugía si se realiza un diagnóstico precoz. La patogénesis de la enfermedad de moyamoya es desconocida.
Una vez que comienza, el proceso de obstrucción (oclusión vascular) tiende a continuar a pesar de cualquier tratamiento médico conocido. En algunas personas, esto da lugar a movimientos repetidos y un deterioro funcional o incluso la muerte. En otros, este bloqueo no causa ningún síntoma.
La enfermedad de Moyamoya puede ser congénita o adquirida. Los pacientes con síndrome de Down, la neurofibromatosis o enfermedad de células falciformes pueden desarrollar malformaciones moyamoya. Es más común en mujeres que en hombres, aunque cerca de un tercio de los afectados son hombres. La terapia de radiación cerebral en niños con neurofibromatosis aumenta el riesgo de su desarrollo.

Diagnóstico

El diagnóstico se sugirió inicialmente por el TC, resonancia magnética o angiografía. De hecho, el nombre se deriva de su imagen angiográfica, la “nube de humo”, que es la forma de moyamoya se puede traducir en japonés, se refiere a la aparición de múltiple dilatación compensatoria de los vasos estriados visto en la angiografía. Con contraste en T1 son mejores que las imágenes FLAIR para representar el leptomeníngeo signo de hiedra en la enfermedad de moyamoya. Se debe realizar MRI y MRA para el diagnóstico y seguimiento de la enfermedad de moyamoya. También se puede utilizar difusión de imagen ponderada para el seguimiento de la evolución clínica en los niños con la enfermedad de moyamoya, en el que los nuevos déficit focales son altamente sospechosos de nuevos infartos.
La angiografía convencional proporciona el diagnóstico definitivo de la enfermedad de moyamoya en la mayoría de los casos y se debe realizar antes de las consideraciones quirúrgicas.

Síntomas

Los síntomas iniciales de la enfermedad de moyamoya son algo diferentes en niños y adultos. En los niños, no es la isquemia por estenosis y la oclusión del círculo de Willis, un anillo de arterias en la base del cerebro.
Los niños también suelen experimentar debilidad temporal en uno o más de sus extremidades durante la actividad física extenuante o cuando llora. Los adultos también pueden presentarse con hemorragia cerebral que causa los síntomas neurológicos, además de golpes no hemorrágico, la TIA y dolores de cabeza.
Los síntomas y el curso clínico son muy variadas y dependen de la localización y gravedad de la hemorragia o daño. Así, los signos y los síntomas pueden variar desde formas asintomáticas hasta eventos transitorios al déficit neurológico graves.
La hemorragia intracraneal es el síntoma más común. La sintomatología isquémica como las que se encuentran en los niños también pueden ocurrir.
En los niños, el primer síntoma de la enfermedad de moyamoya es a menudo un derrame cerebral o recurrentes ataques isquémicos transitorios (TIA, comúnmente conocida como “mini-accidentes cerebrovasculares”), frecuentemente acompañados de debilidad muscular o parálisis que afecta un lado del cuerpo, o convulsiones.
También existen otros síntomas que se presentan tanto en niños y adultos incluyen:

  • dolores de cabeza,
  • alteración de la conciencia,
  • trastornos del habla,
  • problemas de visión,
  • movimientos involuntarios,
  • retraso mental,
  • problemas psiquiátricos
  • dificultades con las funciones sensoriales y cognitivas.

La parálisis también puede ocurrir en los pies, las piernas o las extremidades superiores. La mayoría sufren de deterioro cognitivo progresivo y finalmente muera debido a una hemorragia intracerebral.
Se conocen cuatro tipos principales de manifestaciones clínicas:

  •  Síntomas debidos a hemorragia subaracnoidea o hemorragia intracerebral.
  • Infarto cerebral
  • Ataques de Isquemia Cerebral Transitoria (AIT) 
  • Convulsiones o una combinación de estos síntomas 

Los AITs, infartos y convulsiones ocurren con mayor frecuencia en niños menores de 10 años; entre los 20 y los 40 años de edad, los síntomas son usualmente debidos a hemorragia cerebral.

Tratamiento

Médico
En ocasiones se dan antiagregantes plaquetarios a los pacientes, usualmente esta es la terapia elegida cuando la enfermedad es leve o el paciente tiene un riesgo quirúrgico elevado, pero existen pocos datos que demuestren su eficacia a corto o largo plazo. Los anticoagulantes como la warfarina son raramente utilizados en el tratamiento de niños con Moyamoya, debido a la dificultad para mantener niveles sanguíneos terapéuticos y el riesgo de hemorragia después de traumas leves. Se han utilizado heparinas de bajo peso molecular y también, antagonistas de los canales del calcio para intentar tratar la cefalea y prevenir la frecuencia y severidad de los episodios de isquemia cerebral transitoria refractaria.
Quirúrgico
Los procedimientos de revascularización quirúrgica son utilizados ampliamente en el tratamiento de la enfermedad de Moyamoya, particularmente en pacientes con deterioro cognitivo o con síntomas recurrentes y progresivos. La cirugía de conexión anastomótica directa de la arteria temporal superficial a la arteria cerebral media, es, con frecuencia, técnicamente compleja de realizar en los niños debido al pequeño calibre de los vasos en la piel cabelluda y de la arteria cerebral media receptora. Los procedimientos de revascularización indirecta incluyen la encefaloduroarteriosinangiosis y la encefalomioarteriosinangiosis. Existen variantes de estos procedimientos, desde la simple realización de múltiples trepanos craneales sin sinangiosis de las arterias, la craneotomía con inversión de la dura con la esperanza de incrementar la neovascularidad del cerebro a partir de la duramadre. Algunos pacientes se estabililizan sin tratamiento, sin embargo, con frecuencia esto sucede después de que han desarrollado defectos neurológicos severos. Las complicaciones potenciales de la cirugía para el tratamiento de la enfermedad de Moyamoya incluyen: accidente cerebrovascular isquémico, hematoma subdural espontáneo o traumático y hemorragia intra-cerebral.

Prevención

Hasta el momento no hay manera de prevenir esta enfermedad

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Hipertensión Arterial Alta

Hipertensión Arterial Alta

La presión arterial alta (hipertensión arterial) o la presión alta (tensión), son vasos sanguíneos que transportan sangre desde el corazón, bombeando a todos los tejidos y órganos del cuerpo. La presión arterial alta no significa que la tensión emocional sea excesiva, aunque la tensión emocional y el estrés pueden aumentar temporalmente la presión arterial. La presión arterial normal está por debajo de 120/80, la presión arterial entre 120/80 y 139/89 se llama “pre-hipertensión”, y una presión arterial de 140/90 o más se considera alta.

Causas

Dos formas de hipertensión arterial se han descrito:- esencial o hipertensión arterial primaria y la hipertensión secundaria. La hipertensión esencial es una condición mucho más común y representa el 95% de la hipertensión. La causa de la hipertensión esencial es multifactorial, es decir, hay varios factores cuyos efectos combinados producen hipertensión. En la hipertensión secundaria, que representa el 5% de la hipertensión, la presión arterial alta es secundaria y causada por una anormalidad específica en uno de los órganos o sistemas del cuerpo.
La hipertensión esencial afecta a aproximadamente 72 millones de estadounidenses, sin embargo, sus causas básicas o los defectos subyacentes no siempre se conocen. Sin embargo, algunas asociaciones han sido reconocidas en las personas con hipertensión esencial. Por ejemplo, la hipertensión esencial se desarrolla sólo en grupos o sociedades que tienen un consumo bastante alto de sal, superior a 5,8 gramos al día. El consumo de sal puede ser un factor particularmente importante en relación con la hipertensión esencial en varias situaciones, y el exceso de sal puede estar implicado en la hipertensión que se asocia con la edad avanzada, antecedentes afro-americana, la obesidad, la susceptibilidad hereditaria (genética) y la insuficiencia renal (insuficiencia del riñón).
Los factores genéticos parecen jugar un papel destacado en el desarrollo de la hipertensión esencial. Sin embargo, los genes para la hipertensión aún no han sido identificados. (Los genes son pequeñas porciones de cromosomas que producen las proteínas y determinan las características de los individuos.) La investigación actual en este ámbito se centra en los factores genéticos que afectan al sistema renina-angiotensina-aldosterona. Este sistema ayuda a regular la presión arterial mediante el control de equilibrio de la sal y el tono (estado de elasticidad) de las arterias.
Aproximadamente el 30% de los casos de hipertensión esencial son atribuibles a factores genéticos. Por ejemplo, en los Estados Unidos, la incidencia de la hipertensión arterial es mayor entre los afroamericanos que entre los caucásicos o asiáticos. Además, en individuos que tienen uno o dos padres con hipertensión, la presión arterial alta es dos veces más común que en la población general. En raras ocasiones, algunos trastornos genéticos inusuales que afectan a las hormonas de las glándulas suprarrenales puede conducir a la hipertensión. (Estos trastornos genéticos identificados se consideran hipertensión secundaria.)

Diagnóstico

El médico llevará a cabo un examen físico y revisará su presión arterial. Si la medición es alta, su médico puede pensar que usted tiene presión arterial alta. Las mediciones deben ser repetidas en el tiempo, por lo que el diagnóstico puede ser confirmado.
Si usted controla su presión arterial en el hogar, se le puede pedir las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál fue su lectura de presión arterial más reciente?
  •  ¿Cuál fue la lectura de presión arterial anterior?
  • ¿Cuál es el promedio de presión sistólica (número superior) y diastólica (número inferior)?
  •  Ha incrementado su presión arterial recientemente?

Otras pruebas se pueden hacer para buscar sangre en la orina o insuficiencia cardíaca. Su médico buscará signos de complicaciones en su corazón, riñones, ojos y otros órganos en su cuerpo.
Estas pruebas pueden incluir:
• Los análisis de sangre
• Ecocardiograma
• Electrocardiograma
• Un análisis de orina
• Ecografía de los riñones

Síntomas

La presión arterial alta sin complicaciones a menudo ocurre sin ningún síntoma (en silencio), por lo que se ha denominado “el asesino silencioso.” Se llama así porque la hipertensión no complicada puede estar presente, pasando desapercibida por muchos años o incluso décadas pudiendo progresar y desarrollar finalmente una o más de las varias complicaciones potencialmente mortales, como ataques cardíacos o derrames cerebrales. Esto sucede porque no hay síntomas y los afectados no pueden someterse a una revisión periódica su presión arterial.
Si hubiere síntomas, pueden ocurrir incluyen:
• Confusión
• Oído el ruido o zumbido
• Fatiga
• Dolor de cabeza
• Latido del corazón irregular
• Hemorragia nasal
• Cambios en la visión
Si usted tiene dolor de cabeza fuerte o cualquiera de los síntomas mencionados, consulte a su médico de inmediato. Estos pueden ser signos de La una complicación o presión arterial peligrosamente alta, llamada hipertensión maligna.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir la presión arterial para que tenga un menor riesgo de complicaciones. Usted y su médico deben establecer un objetivo de presión arterial para usted.
Existen muchos medicamentos diferentes que se pueden utilizar para tratar la presión arterial alta, incluyendo:
• Los bloqueadores alfa
• Enzima convertidor de angiotensina (IECA)
• Bloqueadores de los receptores de angiotensina (ARA II)
• Los bloqueadores beta
• Los antagonistas del calcio
• Los agonistas alfa centrales
• Los diuréticos
• Inhibidores de la renina, incluyendo Aliskiren (Tekturna)
• Vasodilatadores
El médico también puede recomendar hacer ejercicio, perder peso y seguir una dieta más saludable. Si usted tiene pre-hipertensión, el médico le recomendará los cambios de estilo de vida misma para bajar la presión arterial a un rango normal.
A menudo, una droga de la presión arterial sola puede no ser suficiente para controlar su presión arterial, y puede que tenga que tomar dos o más drogas. Es muy importante que tome los medicamentos que le receten. Si usted tiene efectos secundarios, su médico puede sustituir un medicamento diferente.

Prevención

Los adultos mayores de 18 años deben hacerse revisar su presión arterial de forma rutinaria.
Cambios en la dieta pueden ayudar a controlar la presión arterial:

  • Evite fumar. No consumir más de 1 bebida al día para las mujeres, 2 al día para los hombres.
  •  Coma una dieta rica en frutas, verduras y baja en grasa los productos lácteos, mientras que la reducción de la ingesta de grasa total y saturada (la dieta DASH es una forma de lograr este tipo de plan dietario).
  •  Haga ejercicio con regularidad. Si es posible, hacer ejercicio durante 30 minutos casi todos los días.
  • Si usted tiene diabetes, mantenga su nivel de azúcar en la sangre bajo control.
  • Baje de peso si tiene sobrepeso. El exceso de peso le agrega tensión al corazón. En algunos casos, la pérdida de peso puede ser el único tratamiento necesario.
  • Trate de manejar su estrés.

Siga las recomendaciones de médic para modificar, tratar o controlar las posibles causas de hipertensión secundaria.

Su médico puede pedirle que lleve un registro de su presión arterial en casa. Asegúrese de obtener dispositivo doméstico buena calidad, bien ajustado. Es probable que tenga un manguito con un estetoscopio o un lector digital. Practique con su proveedor de atención médica o la enfermera para asegurarse de que está tomando la presión arterial correctamente.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Apoplejía

Apoplejía

Es una hemorragia incontrolable en el cerebro debido a un accidente cerebrovascular (ACV), resultando  pérdida súbita de conciencia y parálisis en varias partes del cuerpo. También conocido como un accidente cerebrovascular, la apoplejía ocurre cuando una arteria o vaso sanguíneo en el cerebro se bloquea o se rompe, reduciendo severamente el suministro de sangre que transporta oxígeno y nutrientes al cerebro. Sin oxígeno y nutrientes, las células cerebrales empiezan a morir en pocos minutos. Un delicado equilibrio en la cantidad de suministro de sangre al cerebro es esencial para evitar la apoplejía.
La apoplejía es la principal causa de discapacidad y la tercera causa de muerte en los Estados Unidos. Esta condición es, por lo tanto,  considerada una emergencia médica y requiere tratamiento inmediato para evitar o reducir al mínimo los daños graves. Dependiendo del tipo de accidente cerebrovascular y la parte del cerebro que está involucrada, esta condición puede causar daños irreversibles en el cerebro y  discapacidades posteriores. Ataques graves pueden causar parálisis permanente en un lado del cuerpo o afectar las habilidades como el habla, el movimiento y la memoria. Mientras que algunos pacientes se recuperan por completo, las dos terceras partes de los supervivientes de apoplejía sufren  algún tipo de discapacidad.

Causas

La apoplejía puede ocurrir si hay demasiada sangre en el cerebro. Esto se denomina accidente cerebrovascular hemorrágico. Los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos ocurren cuando un vaso sanguíneo en el cerebro se rompe o fugas debido a la aparición de otras enfermedades, tales como alta presión arterial y aneurisma. Hemorragias intracerebrales y subaracnoidea son dos ejemplos de este tipo de accidente cerebrovascular.
La apoplejía también puede ocurrir si hay muy poca sangre en el cerebro. Se trata de un accidente cerebrovascular isquémico y resulta en la muerte de las células cerebrales irreparables. El ochenta por ciento de los casos de apoplejía caen dentro de este grupo. Los dos tipos más comunes de los accidentes cerebrovasculares isquémicos son los derrames cerebrales trombóticos y embólicos.

Diagnóstico

El médico tomará en cuenta  sus síntomas e historial médico y le realizará un examen físico. Las pruebas pueden incluir lo siguiente:

  • Los análisis de sangre
  • Los análisis de orina.
  • La tomografía computarizada (TC): un tipo de rayos X que usa una computadora para tomar imágenes de estructuras internas del cuerp.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM)-un examen que utiliza ondas magnéticas para tomar imágenes de estructuras internas del cuerpo.
  • Ultrasonido: un examen que utiliza radiación para tomar una imagen de estructuras internas del cuerpo

Síntomas

Los síntomas más de uno de estos síntomas pueden aparecer de repente y rápidamente.
• Cefalea:  dolor de cabeza inusualmente doloroso, seguido por un cuello rígido y dolor en la cara y entre los ojos
• Visión: Disminución de la capacidad de ver, lo que resulta en una visión borrosa o doble
• Afasia: dificultad para hablar o para entender el habla
• Parálisis: entumecimiento, debilidad o inmovilidad en un lado del cuerpo
• Control del motor: Pérdida de la coordinación y el equilibrio
• Náuseas: mareos seguidos de vómitos

• Efectos mentales: Confusión y problemas con la percepción, la memoria y la orientación espacial.
A pesar de que la apoplejía por lo general no da ninguna advertencia, hay una posible indicación de que precipita esta condición – el ataque isquémico transitorio (AIT). TIA es muy parecido a un ataque de apoplejía, según el cual se interrumpe el flujo sanguíneo a ciertas partes del cerebro. Sin embargo, la TIA es una condición temporal, durando entre varios minutos a las 24 horas y no deja secuelas permanentes. Los síntomas de TIA son similares a los de la apoplejía y son una seria advertencia de que un ataque puede sobrevenir en breve.

Tratamiento

El tratamiento de apoplejía puede variar, dependiendo de la gravedad y los síntomas asociados. Algunos médicos prefieren tratar a los pacientes de apoplejía con medicamentos. Los corticosteroides u otros fármacos esteroides se pueden utilizar para reducir la inflamación asociada. También hay formas de terapia de hormona. En algunos casos, la mejor opción sería la cirugía para extirpar una masa.
A diferencia de los métodos tradicionales para el tratamiento de varios tipos de apoplejía, los tratamientos homeopáticos pueden ser una opción para algunas personas. Algunos médicos homeópatas utilizan el opio,  medicamento para tratar  ataques de apoplejía, ya que ha habido incidencia de que este medicamento ayuda a controlar el sangrado dentro del cerebro. Otro remedio homeopático para el tratamiento de la hemorragia asociada es el uso de ipecacuana. Hay que señalar, sin embargo, que estas formas no convencionales de tratamiento deben hacerse estrictamente bajo supervisión médica.

Prevención

No hay manera conocida para prevenir la apoplejía

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Embolia pulmonar (EP)

Embolia pulmonar (EP)

La embolia pulmonar  es un bloqueo de la principal arteria del pulmón o una de sus ramas por una sustancia que ha viajado desde otras partes del cuerpo por el torrente sanguíneo.

Causas

La embolia pulmonar se produce cuando un grupo de materiales, con mayor frecuencia un coágulo de sangre, queda atrapado entre en una arteria en los pulmones. Estos coágulos de sangre con mayor frecuencia se originan en las venas profundas de las piernas, pero también puede venir de otras partes del cuerpo. Esta condición se conoce como trombosis venosa profunda (TVP). No todos los coágulos de sangre de la TVP son resultados de la embolia pulmonar.
En ocasiones, otras sustancias pueden formar obstrucciones en los vasos sanguíneos en sus pulmones. Éstos incluyen:
• La grasa  dentro de la médula de un hueso roto
• Parte de un tumor
• Las burbujas de aire
Es raro experimentar una embolia pulmonar solitaria. En la mayoría de los casos, están implicados varios coágulos. El tejido pulmonar atendido por cada arteria bloqueada es despojado de combustible y puede morir. Esto hace que sea más difícil para los pulmones  suministrar oxígeno al resto de su cuerpo.
Debido a que la embolia pulmonar se produce casi siempre en relación con la trombosis venosa profunda, la mayoría de los médicos se refieren a las dos condiciones juntas como tromboembolismo venoso (TEV).

Diagnóstico

La embolia pulmonar puede ser difícil de diagnosticar, especialmente en personas que padecen  del corazón o enfermedad pulmonar. Por esa razón, el médico probablemente ordenará una serie de pruebas para ayudar a encontrar la causa de sus síntomas, como:
  • La radiografía de tórax. Esta prueba no invasiva muestra imágenes del corazón y los pulmones en la película. Aunque con los rayos X no se puede diagnosticar una embolia pulmonar e incluso puede parecer normal, cuando existe una embolia pulmonar, que puede descartar condiciones que imitan la enfermedad.
  • Gammagrafía pulmonar. Esta prueba, denominada gammagrafía de ventilación-perfusión (V / Q de exploración), utiliza cantidades muy pequeñas de material radiactivo para estudiar el flujo de aire (ventilación) y el flujo sanguíneo en los pulmones. En primer lugar, usted inhala una pequeña cantidad de material radiactivo, mientras que una cámara especial diseñada para detectar sustancias radiactivas registros de movimiento de aire en sus pulmones. A continuación, una pequeña cantidad de material radioactivo que se inyecta en una vena en su brazo. Las imágenes tomadas después de la inyección mostrar si usted tiene un flujo normal o disminuida de la sangre a los pulmones. Esta prueba es menos confiable si usted es un fumador.
  • Espiral (helicoidal) tomografía computarizada (TC).  TC regulares toma rayos X desde diferentes ángulos y luego combina para formar imágenes que muestran en 2-D “rebanadas” de sus estructuras internas. En una espiral o un TAC helicoidal, el escáner gira alrededor de su cuerpo en forma de espiral  (como la banda en un bastón de caramelo) para crear imágenes en 3-D. Este tipo de tomografía computarizada puede detectar anomalías con mucha mayor precisión, y también es mucho más rápido que los escáneres CT convencionales. Para una posible embolia pulmonar, a menudo una inyección intravenosa de material de contraste se da y la tomografía computarizada espiral se hace inmediatamente.
  • Angiografía pulmonar Durante esta prueba, un tubo flexible (catéter) se inserta en una vena grande (por lo general en la ingle) y pasa a través de la aurícula derecha del corazón y el ventrículo y luego en las arterias pulmonares. Un tinte especial se inyecta en el catéter, y los rayos X se toman cuando  el tinte se desplaza a lo largo de las arterias de sus pulmones. La Angiogiografía pulmonar también puede medir la presión en el lado derecho de su corazón. Sería raro tener lecturas normales en presencia de una embolia pulmonar. Esta prueba requiere un alto grado de habilidad para administrar y conlleva riesgos potencialmente graves, por lo que,  por lo general,  se realiza cuando otros exámenes no logran proporcionar un diagnóstico definitivo.
  • D-dímero análisis de sangre. Tener niveles altos de la sustancia que disuelve coágulos dímero D en la sangre puede sugerir una mayor probabilidad de coágulos de sangre a pesar de los niveles de dímero D pueden ser elevados por otros factores, incluyendo una cirugía reciente.
  • Ultrasonido. Una prueba no invasiva conocido como dúplex de la ecografía venosa (a veces llamado dúplex computarizado o ecografía de compresión) de alta frecuencia utiliza ondas sonoras para detectar coágulos de sangre en las venas de sus muslos. En esta prueba, el médico utiliza un dispositivo en forma de tubo llamado transductor para dirigir las ondas sonoras en las venas que se están probando. Estas ondas son luego reflejadas de vuelta al transductor y se tradujo en una imagen en movimiento por un ordenador. Un ecocardiograma del corazón puede estimar la presión sanguínea en el lado derecho del corazón.
  • La resonancia magnética (IRM). Utiliza ondas de radio y un campo magnético poderoso para producir imágenes detalladas de las estructuras internas. Dado que la RM es cara, se suele reservar para las mujeres embarazadas, para reducir al mínimo la exposición de radiación al bebé en desarrollo, y las personas cuyos riñones pueden ser dañados por los medios de contraste usados en la TC y la angiografía pulmonar.

Síntomas

Los síntomas pueden variar mucho, dependiendo de la cantidad de su pulmón que está involucrado, el tamaño del coágulo y su salud en general, sobre todo la presencia o ausencia de enfermedad pulmonar o enfermedad subyacente del corazón.
Signos y síntomas comunes incluyen:
  • Dificultad para respirar. Este síntoma suele aparecer de repente, y se produce tanto si está activo o en reposo.
  • Dolor en el pecho. Usted puede sentir que usted está teniendo un ataque al corazón. El dolor puede empeorar al respirar profundamente, toser, comer, doblarse o encorvarse. El dolor empeora con el esfuerzo, pero no va a desaparecer cuando reposa.
  • Tos. La tos puede producir esputo con sangre o con sangre.
Otros síntomas de alerta:
• Respirar con dificultad
• Inflamación de las piernas, por lo general en sólo una pierna
• Piel fría y húmeda o de color azulado
• La sudoración excesiva
• Latidos cardíacos rápidos o irregulares
• Pulso débil
• Mareo o desmayo
La embolia pulmonar puede ser mortal. Busque atención médica inmediata si experimenta falta de aliento inexplicable, dolor de pecho o una tos que produce esputo con sangre.

Tratamiento

El tratamiento oportuno de la embolia pulmonar es esencial para prevenir complicaciones graves o la muerte.
Los medicamentos para tratar la embolia pulmonar incluyen:
Anticoagulantes. Las drogas heparina y la warfarina (Coumadin) previenen formación de nuevos coágulos. La heparina actúa rápidamente y normalmente se suministra con una aguja. La warfarina (Coumadin) se presenta en forma de píldora y no empieza a surtir efectos hasta pocos días después de la primera dosis. Los riesgos incluyen sangrado y moretones con facilidad.
Lixiviación de coágulos (trombolíticos). Aunque por lo general se disuelven los coágulos  con estos medicamentos, algunos pueden disolver los coágulos rápidamente. Debido a que estos medicamentos que disuelven los coágulos pueden causar sangrado repentino y severo, por lo general se reservan para situaciones que amenazan la vida.
Los procedimientos quirúrgicos y de otra índole
En algunos casos, su médico puede recomendar un procedimiento para el tratamiento de la embolia pulmonar, tales como:
La eliminación de coágulos. Si usted tiene un coágulo muy grande en el pulmón y que está en estado de shock, el médico puede enroscar un tubo delgado y flexible (catéter) a través de los vasos sanguíneos y succionar el coágulo. Puede ser difícil de retirar un coágulo de esta manera, y este procedimiento no siempre tiene éxito.
Filtro de la vena. Un catéter también se puede utilizar para colocar un filtro en la vena principal, llamada vena cava inferior, que va desde las piernas hacia el lado derecho de su corazón. Este filtro atrapa y deja de coágulos de sangre que se desplazan por el torrente sanguíneo hacia los pulmones. La inserción del filtro es típicamente reservado para las personas que no pueden tomar medicamentos anticoagulantes o cuando los fármacos anticoagulantes no funcionan lo suficientemente bien.
Cirugía. Si usted está en estado de shock y los medicamentos trombolíticos no están funcionando lo suficientemente rápido, su médico podría realizar una cirugía de emergencia. Esto ocurre con poca frecuencia, y el objetivo es eliminar la mayor formación de coágulos sanguíneos como sea posible, especialmente si hay un coágulo grande en su pulmonar.

Prevención

La atención hospitalaria implica a menudo la prevención de la TVP. Hay también las precauciones que usted puede tomar.
Medidas preventivas en el hospital
las estrategias de prevención de coágulos en el hospital pueden incluir:
  • La terapia anticoagulante Un anticoagulante, como una inyección de heparina, se le da a cualquier persona en riesgo de coágulos antes y después de una operación, así como a las personas admitidas en el hospital con un ataque al corazón, derrame cerebral, las complicaciones del cáncer o quemaduras. Usted puede tomar warfarina por vía oral durante algunos días antes de la cirugía mayor electiva para reducir su riesgo de coágulos.
  • Medias de compresión graduada. Las medias de compresión cada vez aprieta las piernas, ayudando a las venas y los músculos de las piernas a que la sangre circule de manera  eficiente. Ofrecen una manera segura, sencilla y  evita que la sangre se estanque después de la cirugía general.
  • El uso de compresión neumática. Este tratamiento utiliza los puños hasta el muslo o la pantorrilla alta que automáticamente se inflan con aire cada pocos minutos para masajear y apretar las venas en las piernas y mejorar el flujo sanguíneo.
  • La actividad física. Moverse tan pronto como sea posible después de la cirugía puede ayudar a prevenir la embolia pulmonar y acelerar su recuperación total.
Las medidas preventivas en casa:
Sentado durante mucho tiempo aumentan su riesgo de desarrollar coágulos de sangre en las venas de las piernas. Para ayudar a prevenir un coágulo de sangre que se formen, tome estas precauciones:
Tome un paseo. Camine un poco entre horas del día para evitar la formación de coágulos.
Haga ejercicio mientras está sentado. Flexionar, estirar y rotar los tobillos o presionar sus pies contra el asiento que está delante suyo, practique mover hacia arriba y abajo los dedos de los pies. Y no se siente con las piernas cruzadas durante largos periodos de tiempo.
Use medias de soporte. La presión firme y uniforme de las medias ejercen ayuda a mantener y evitar quela sangre se estanque en las venas profundas.
Administrar una dosis de heparina, si se lo recomienda su médico. Si usted tiene una historia de trombosis venosa profunda o tromboembolismo venoso, hable con su médico antes de un viaje largo. Su médico le puede decir que se inyecte una dosis de acción prolongada de heparina poco antes de viajar. Su médico también le dirá si es necesario repetir la dosis para su viaje de regreso.
Beba líquidos en abundancia. El agua es el mejor líquido para prevenir la deshidratación, que puede contribuir al desarrollo de coágulos de sangre. Evite el alcohol y la cafeína, que contribuyen a la pérdida de líquidos.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Bronquitis crónica

Bronquitis crónica

La bronquitis crónica es una enfermedad inflamatoria de los bronquios respiratorios asociada con exposición prolongada a irritantes respiratorios no específicos, incluyendo microorganismos y acompañado por hipersecreción de moco y ciertas alteraciones estructurales en el bronquio, tales como fibrosis, descamación celular, hiperplasia de la musculatura lisa, entre otros.

Causas

Un resfriado puede causar un ataque breve de bronquitis. Otra causa de la bronquitis es el reflujo ácido (también conocido como enfermedad de reflujo gastroesofágico o ERGE), el cual ocurre cuando el ácido estomacal se vierte en la parte superior del tubo digestivo. El reflujo puede irritar las vías respiratorias, causando bronquitis. La contaminación del aire, polvo o emanaciones, también pueden causar irritación que puede llevar a la bronquitis. Respirar el humo del cigarro también puede provocar bronquitis. En todos estos casos, la bronquitis se alivia cuando se elimina el factor irritante.
Algunas veces, si la bronquitis persiste por demasiado tiempo, puede convertirse en bronquitis crónica. Las vías respiratorias, o tubos bronquiales, sufren daño permanente. Aunque el fumar tabaco es la causa más común de la bronquitis crónica, algunas personas pueden contraer bronquitis crónica porque sus tubos bronquiales se han debilitado por infecciones previas.

Síntomas

Los síntomas de la bronquitis crónica empeoran cuando aumentan las concentraciones de dióxido sulfúrico y de otros contaminantes en el aire, y lo hacen aún más cuando los afectados fuman. A menudo las personas no prestan atención a la bronquitis crónica hasta que la enfermedad está en una etapa avanzada, porque creen erróneamente que la bronquitis no supone un riesgo importante. Cuando el paciente finalmente va al médico, muchas veces sus pulmones ya están gravemente lesionados y el riesgo de padecer problemas respiratorios graves o de sufrir un fallo cardiaco es elevado.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza mediante la anamnesis o historia, ya que su definición es la citada de tos y expectoración durante más de tres meses al año, dos o más años.
Es conveniente la realización de radiografías de tórax para descartar una enfermedad subyacente y para tener un punto de comparación para el futuro.
Muchos otros desórdenes cardíacos y pulmonares causan síntomas idénticos a los de la bronquitis crónica. Las pruebas médicas excluirán estas posibilidades a la hora de realizar un diagnóstico.
Un cultivo de esputo puede indicar la necesidad de otro tipo de antibióticos cuando los síntomas son persistentes o recurrentes o cuando la bronquitis es muy grave.

Tratamiento

Es importante aclarar que la bronquitis crónica no tiene cura y el objetivo principal del tratamiento va dirigido a disminuir el progreso de la enfermedad, las posibles complicaciones y, en los casos de suma gravedad, reducir el número de hospitalizaciones.
No puede curarse, pero el manejo médico adecuado y unos hábitos de vida saludables pueden ayudar a aquellas personas con la enfermedad a gozar de una mejor calidad de vida, aumentar la tolerancia a la actividad física habitual y reducir las perspectivas de complicaciones.

1. Medicación

  • Broncodilatadores: Mediante la relajación y el ensanchamiento de los bronquios, estos medicamentos permiten que se introduzca más oxígeno en los pulmones. Hay broncodilatadores en jarabes, en comprimidos o en aerosol.
  • Vacunas. Dado que algunas enfermedades comunes, relativamente leves en otros pacientes, pueden presentar graves riesgos para la salud en los pacientes con EPOC, suele recomendarse en estos pacientes una vacuna antigripal (administrada en octubre o noviembre antes del comienzo de la estación de la gripe) y una vacuna contra la neumonía (una inyección de una sola vez).
  • Antibióticos: Pueden ser necesarios para tratar una infección respiratoria aguda y, en algunos casos, para ayudar a prevenir una infección bacteriana.

2. Ejercicio

Un programa de ejercicio moderado –siempre bajo supervisión médica– puede ayudar a los pacientes con EPOC a que lleven vidas más activas. La forma física no puede mejorar la función de los pulmones, pero puede aumentar la tolerancia de una persona al esfuerzo, al permitir al corazón y otros músculos utilizar el oxígeno disponible de forma más eficiente. A veces puede ser necesario algún medicamento broncodilatador antes de una sesión de ejercicio.
Son muy importantes los ejercicios de respiración para aumentar la fuerza y la resistencia de los músculos que controlan la inspiración y la espiración, así como ciertas técnicas para ayudar a despejar los pulmones de secreciones mucosas.

3. Nutrición e hidratación

Los hábitos nutricionales adecuados desempeñan una función importante en la forma física y la resistencia a la infección.
Los pacientes con EPOC que experimentan disnea al comer, pueden tolerar mejor comidas más pequeñas y más frecuentes. Pueden estar indicados ciertos suplementos nutricionales si su médico sospecha que no están satisfaciéndose las necesidades nutricionales de un paciente.
Es fundamental para todo paciente con EPOC permanecer bien hidratado(a), bebiendo al menos ocho vasos de agua u de otros líquidos al día, lo que ayudará a mantener una expectoración más floja y fluida, y por lo tanto una tos más eficaz.

Prevención

La bronquitis aguda y la bronquitis crónica no siempre se pueden prevenir. Sin embargo, se pueden tomar medidas para que el riesgo de contraerlas sea menor. Lo más importante es dejar de fumar o no empezar a hacerlo.
Lávese las manos con frecuencia para disminuir la exposición a todo tipo de microbios. Tal vez el médico le recomiende que se ponga la vacuna contra la gripe todos los años y la vacuna contra la neumonía.
No fumar NUNCA. Evitar áreas cerradas donde están fumando otras personas.
Evitar el contacto con personas que sufren resfriados o gripe.
Al primer signo de una infección respiratoria, contactar con el médico.
Respirar siempre por la nariz, como manera de introducir en los pulmones aire más caliente.
En pleno invierno, use una bufanda sobre la boca y la nariz.
En días de especial polución atmosférica, debido al ozono alto u otros contaminantes, permanezca dentro de casa con las ventanas cerradas.
Evite respirar polvo, gases del automóvil, pintura, aerosoles, etc.
Emplee un humidificador si el aire en su hogar es muy seco.
En el futuro, nuevas terapias médicas –ahora bajo investigación– puede que mejoren la calidad de vida de las personas que desarrollan la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica EPOC.
Es evidente, sin embargo, que la mejor manera de prevenir esta enfermedad tan incapacitantes es crear un mundo libre de humo.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)