Archivo de la categoría: Embarazo

Aborto Terapéutico

Aborto Terapéutico

El aborto terapéutico es la terminación intencional de un embarazo antes de que el feto pueda vivir de forma independiente. El aborto es un procedimiento muy controversial en los Estados Unidos es legal desde 1973, pero en otros países sigue siendo ilegal, principalmente en los países latinoamericanos.

Un aborto puede ser realizado siempre que haya alguna razón de peso para poner fin a un embarazo. Las mujeres tienen abortos porque la continuación del embarazo les causaría dificultades, ponen en peligro su vida o su salud o porque las pruebas prenatales han demostrado que el feto nacerá con graves anomalías.

Causas

El aborto terapéutico es aquel justificado por razones médicas por cualquiera de los supuestos siguientes:

  • para salvar la vida de la madre, cuando la continuación del embarazo o el parto significan un riesgo grave para su vida.
  • para evitar el nacimiento de un niño con una enfermedad congénita o genética grave que es fatal o que le condena a padecimientos o discapacidades muy graves.

Las principales causas que llevan a los médicos a tener que tomar esta decisión son:

Feto muerto: En ocasiones, cuando se hace la primera ecografía se descubre que el feto está muerto, pero el cuerpo no lo ha expulsado por sí mismo por lo que hay que provocar un aborto.

Embarazo ectópico: Se produce cuando el embrión se implanta fuera del útero, normalmente en las trompas de Falopio, lo que pone en grave riesgo la vida de la madre, ya que al no estar preparada esa parte del cuerpo para albergar el crecimiento del bebé, podría causarle desgarros y hemorragias internas muy graves.

Embarazo molar: se produce cuando la placenta crece de forma anormal durante los primeros meses y se convierte en una masa de quistes (llamada mole hidatidiforme). El embrión no se llega a formar o se desarrolla mal y no puede sobrevivir, por lo que hay que interrumpir el embarazo.

Desprendimiento total de la placenta: Cuando la placenta se separa prematuramente de la pared uterina, se produce una hemorragia que puede poner en peligro a la madre. La mayoría de las veces esta situación puede controlarse con reposo absoluto si la mujer se encuentra al principio del embarazo o adelantando el parto si el feto ya es viable. Pero en raras ocasiones no hay más remedio que interrumpir la gestación ya que la hemorragia es tan abundante que deja de llegar oxígeno al feto, por lo que no se puede hacer nada para salvarle y la vida de la mujer corre peligro.

Malformaciones cromosómicas: Las ecografías muestran que el feto no se ha formado correctamente por lo que es inviable, ya que presenta tantas malformaciones que no podrá sobrevivir ni seguir desarrollándose y es necesario interrumpir la gestación.

Anencefalia: Es un defecto del tubo neural, uno de los más frecuentes, que ocurre normalmente entre el 23º y el 26º día del embarazo, dando como resultado una malformación cerebral congénita caracterizada por la ausencia parcial o total del cerebro, cráneo y cuero cabelludo.

Diagnóstico

El aborto puede ser inducido de muchas maneras, y la elección depende del tiempo de gestación o desarrollo del embrión o feto, de la salud de la madre, del contexto socioeconómico en el que se tome la decisión y se realice el acto, especialmente el acceso a los servicios médicos, y de los límites puestos por la legislación, entre otros factores.

Tratamiento del aborto

El aborto químico o farmacológico consiste en la interrupción del desarrollo del embrión y en su eliminación por el canal del parto, todo ello inducido por lo que suele ser una combinación de fármacos. Solo es factible en las primeras semanas del embarazo.

Este tipo de procedimiento suele ser el preferido cuando es posible, porque no requiere anestesia ni tampoco una intervención quirúrgica (el uso de instrumentos), siendo los mayores inconvenientes el sangrado y que la mujer puede observar el proceso y el embrión expulsado, lo que es psicológicamente doloroso para aquellas mujeres que dudan de la moralidad o de la conveniencia del acto.
El procedimiento ve reducida su efectividad después de la séptima semana de desarrollo. A pesar de su relativa sencillez, el proceso requiere una vigilancia médica continuada para asegurar el éxito, para prevenir posibles complicaciones, y también a menudo porque la evacuación es incompleta y requiere la intervención final de un médico.

Prevención

Desde el punto de vista legislativo, en algunos países, se puede prohibir (no prevenir) el aborto terapéutico. Desde el punto de vista religioso no se admite la práctica del aborto terapéutico, Pero desde el punto de vista médico, el aborto terapéutico se hace necesario para salvar la vida de la madre. Abordar este tema es muy controversial.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 3.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Eclampsia

La eclampsia

La eclampsia es una enfermedad grave más comúnmente definida como convulsiones o coma en una paciente con otros indicios de la hipertensión inducida por el embarazo.
A pesar de que la eclampsia es una condición muy seria que puede poner en peligro la vida de la madre y el bebé, es relativamente rara en el mundo occidental. La eclampsia presenta peligros singulares y graves que deben ser previstas y se gestiona adecuadamente a fin de evitar complicaciones a largo plazo. A pesar de que la eclampsia presenta desafíos especiales para la mujer embarazada, los médicos están bien armados para combatir los efectos negativos que puede tener esta condición.

Causas

Todavía no han descubierto las causas que desencadenan la eclampsia, pero hay ciertos factores que influyen en la enfermedad como los antecedentes genéticos, la dieta, la morfología de los vasos sanguíneos y ciertos factores neurológicos. La eclampsia se presenta siempre después de una preeclampsia, que es una complicación grave del embarazo caracterizada por una presión sanguínea alta, aumento de peso y la presencia de proteínas en la orina.
La tasa de la eclampsia es de aproximadamente 1 por cada 2.000 a 3.000 embarazos y, por tanto, resulta difícil predecir qué mujeres de las que presentan preeclampsia grave con presión sanguínea alta, dolores de cabeza, cambios en la visión o exámenes sanguíneos anormales, padecerán las convulsiones y la pérdida de consciencia. No obstante, diversos estudios han observado que las siguientes características incrementan las probabilidades de que una mujer padezca preeclampsia: primer embarazo, embarazos en adolescentes, embarazos tardíos en mujeres de más de 35 años, ser de raza negra, albergar un embarazo múltiple o tener antecedentes de diabetes, hipertensión o enfermedad renal.

Síntomas

La característica distintiva de la eclampsia son las convulsiones. Similar a la preeclampsia. Otros cambios y síntomas pueden estar presentes y variará de acuerdo con el sistema de órganos o sistemas que se ven afectados. Estos cambios pueden afectar solo a la madre, el bebé sólo, o más comúnmente afectan a la madre y el bebé. Algunos de estos síntomas dan las señales de advertencia, pero la mayoría no lo hacen.

  • El síntoma más común de la preeclampsia es la presión arterial alta. Este puede ser el primer síntoma o único. La presión sanguínea puede ser sólo mínimamente elevado inicialmente o puede ser peligrosamente alta; los síntomas pueden o no estar presente. Sin embargo, el grado de elevación de la presión arterial varía de mujer a mujer y también varía durante el desarrollo y la resolución del proceso de la enfermedad. También hay algunas mujeres que nunca han tenido una elevación significativa de presión arterial (incluyendo aproximadamente el 20% de las mujeres con eclampsia).
  • Una creencia común es que el riesgo de preeclampsia aumenta a medida que aumenta la presión arterial por encima de 160/110 mm Hg.
  • Los riñones son incapaces de filtrar la sangre de manera eficiente (como lo hacen normalmente). Esto puede causar un aumento de proteína en la orina. El primer signo de un exceso de proteína se ve comúnmente en una muestra de orina obtenida en un laboratorio. Es raro que una mujer tenga en cuenta todos los cambios o síntomas asociados con el exceso de proteína en la orina. En casos extremos que afectan a los riñones, la cantidad de orina producida se reduce considerablemente.
  • Cambios del sistema nervioso pueden incluir visión borrosa , ver manchas, fuertes dolores de cabeza, convulsiones e incluso en ocasiones la ceguera .Cualquiera de estos síntomas requieren atención médica inmediata.
  • Los cambios que afectan el hígado puede causar dolor en la parte superior del abdomen y puede confundirse con indigestión o de la vesícula biliar. Otros cambios más sutiles que afectan el hígado puede ser la capacidad de las plaquetas para que la sangre se coagule, estos cambios pueden ser vistos como moretones en exceso.
  • Cambios que pueden afectar a su bebé puede ser resultado de problemas con el flujo sanguíneo hacia la placenta y por lo tanto dar lugar a que su bebé no obtenga los nutrientes adecuados. Como resultado, el bebé puede no crecer adecuadamente y puede ser menor de lo esperado o peor, que el bebé disminuya la frecuencia e intensidad de sus movimientos. Usted debe llamar inmediatamente a su médico si nota los movimientos del bebé más lento.

Diagnóstico

Al igual que en la preeclampsia, la eclampsia incluye la presencia de convulsiones o estado de coma y puede ser diagnosticada con o sin tener preeclampsia. La eclampsia es peligrosa y debe ser tratada de inmediato para evitar complicaciones potencialmente peligrosas
La lista de las pruebas de diagnóstico mencionado en diversas fuentes como se utiliza en el diagnóstico de eclampsia incluye:
• Prueba de presión arterial
• La proteinuria de ensayo

Inicio Pruebas de diagnóstico
Estos exámenes médicos, puede ser relevante para la eclampsia :
o Pruebas de embarazo caseras
o Pruebas de embarazo caseras tempranas
o Las pruebas caseras de ovulación

Tratamiento

El tratamiento de la eclampsia sigue un conjunto bien definido de las directrices y los objetivos diseñados para minimizar el riesgo tanto para la madre y el bebé. Los objetivos primarios del tratamiento son evitar las crisis futuras y controlar la presión arterial. Conocer las medidas adoptadas para alcanzar estos objetivos y por qué el parto del bebé es la única cura segura para esta condición.
Una vez que la eclampsia se desarrolla, el único tratamiento es el parto de su bebé (si la eclampsia se produce antes de la entrega). La eclampsia puede ocurrir también después del parto (hasta 24 horas después del parto , por lo general). En raras ocasiones, la eclampsia puede ser retrasada y se producen hasta una semana después del parto. No hay cura para la preeclampsia.
El sulfato de magnesio (por vía intravenosa) es el tratamiento de elección, una vez que la eclampsia se desarrolla. Este tratamiento disminuye las posibilidades de tener recurrentes convulsiones. El tratamiento de Magnesio se continúa por un total de 24-48 horas después de su última convulsión .
En ocasiones, las convulsiones recurrentes requieren tratamiento adicional con un barbitúrico de acción corta como la de sodio amobarbital. Otros medicamentos como diazepam (Valium) o fenitoína (Dilantin) se han utilizado para tratar la eclampsia, sin embargo, no son tan eficaces como sulfato de magnesio.
También puede recibir tratamiento para la presión arterial elevada mientras esté en tratamiento para la eclampsia. Los medicamentos comunes para la presión arterial (para las mujeres con eclampsia) incluyen hidralazina (Apresoline) o labetalol (Normodyne, Trandate).
Una vez que la condición de la madre se ha estabilizado después de un ataque, el médico prepara el nacimiento del bebé. Esto puede ocurrir ya sea por cesárea o inducción de un parto vaginal. Si usted ya está en labores de parto puede permitir el progreso siempre que no exista evidencia de que su bebé se ha convertido en “angustia” o comprometida por la crisis.
Cuanto más cerca esté a su fecha de vencimiento , más probable es que su cuello uterino esté dilatado (listo para la entrega) y la inducción la inducción del parto será un éxito. A veces los medicamentos, como oxitocina (Pitocin), ayudan a inducir el parto.

  • En el embarazo (24-34 semanas), menor será la posibilidad de una inducción exitosa (aunque todavía es posible la inducción) Es más común de tener un parto por cesárea cuando la eclampsia requiere un parto prematuro en el embarazo.
  • Si el bebé muestra signos de compromiso, como la disminución del ritmo cardíaco del feto , un parto por cesárea inmediata se llevará a cabo.

Prevención

Evitar la eclampsia no es tarea fácil, ya que no existe ningún método preventivo conocido para esta enfermedad. Sin embargo, es posible mantenerla a raya mediante controles prenatales tempranos a todas las embarazadas. La periodicidad de estos exámenes permitirá el diagnóstico y el tratamiento oportunos de la preeclampsia para evitar que se presente la eclampsia.
Así como no hay pruebas para predecir o prevenir la preeclampsia, no hay pruebas para predecir si la preeclampsia o eclampsia se repita en un embarazo posterior. Desafortunadamente, en un pequeño número de mujeres, la preeclampsia y / o eclampsia se repetirá. Esta posibilidad parece aumentar si la preeclampsia o eclampsia fue particularmente grave o se produjo muy temprano en el embarazo (fines del segundo trimestre o principios del tercer trimestre). A pesar de que no hay pruebas para predecir que esto ocurra, debe ser seguido más de cerca durante un embarazo posterior.
Aunque no existe una experiencia limitada en el uso de control de la natalidad las píldoras para las mujeres que han tenido preeclampsia o eclampsia, sugiere que las píldoras anticonceptivas son un medio seguro y valiosos de control de la natalidad.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

La Cesárea

La Cesárea

Un parto por cesárea (cesárea) es una cirugía para tener un bebé. El bebé se saca a través del abdomen de la madre. En los Estados Unidos, uno de cada cuatro mujeres tiene a sus bebés de esta manera. La mayoría de las cesáreas se realizan durante el parto. Estos incluyen
• Problemas de salud de la madre
• Posición del bebé
• No hay suficiente espacio para que el bebé pase a través de la vagina
• Signos de peligro en el bebé
Las cesáreas son también más comunes entre las mujeres que llevan más de un bebé.
La cirugía es relativamente segura para la madre y el bebé. Sin embargo, es una cirugía mayor y conlleva riesgos. También se necesita más tiempo para recuperarse de una cesárea que por parto vaginal. Después de la curación, la incisión puede dejar un punto débil en la pared del útero. Esto podría causar problemas con un intento de parto vaginal después. Sin embargo, más de la mitad de las mujeres que tienen un parto por cesárea después puede tener un parto vaginal. Durante el parto quirúrgico, si no es una emergencia, la mujer puede estar despierta, pero insensible desde el pecho hasta las piernas.

Previo a la Cirugía:
Antes de la cirugía, se le dará un anestésico (general, espinal o epidural) si no se han dado ya un principio de su trabajo. La anestesia general normalmente sólo se usa para las cesáreas de emergencia, ya que funciona de forma rápida y la madre está sedada. La anestesia espinal y epidural adormecerá el área del abdomen debajo de la cintura (a veces puede insensibilizar las piernas también), para que no sentir dolor durante el procedimiento. En este procedimiento, probablemente recibirá un catéter para recoger la orina, mientras la parte inferior del cuerpo esté entumecido.

Cirugía:

En una cesárea de emergencia lo más probable es una incisión vertical (desde el ombligo hasta el pubis) que le permitirá realizar al médico un parto más rápido. La incisión más común se hace horizontalmente (a menudo llamado corte de bikini), justo encima del hueso púbico. Los músculos de su estómago no se cortan, ellos se separan de manera que el profesional pueda tener acceso al útero.
la incisión se hace en el útero horizontal o verticalmente. El mismo tipo de incisión no tiene que hacerse tanto en el abdomen y el útero. La incisión clásica hecha en posición vertical, se suele reservar para situaciones complicadas, como la placenta previa, las situaciones de emergencia o para los bebés con anomalías. Un parto vaginal después de cesárea ( PVDC ), no se recomienda para las mujeres con la incisión clásica. Otro tipo de incisión que rara vez se utiliza es la incisión del segmento vertical inferior; esto sólo se puede utilizar en casos donde los problemas con el útero no permitirían otro tipo de incisión. La incisión más común es la incisión transversal baja. Esta incisión tiene menos riesgos y complicaciones que las demás y permite que la mayoría de las mujeres intenten un parto vaginal en su siguiente embarazo con poco riesgo de rotura uterina.
El padre u otra persona de apoyo con frecuencia pueden estar con la madre durante el parto.

Después de la cirugía:

Después de la cirugía, se podría experimentar algunas náuseas y temblor. Esto puede ser causado por la anestesia, por efectos de contratación del útero o una descarga de adrenalina. Estos síntomas generalmente desaparecen rápidamente y puede ir seguido por somnolencia.

Algunas razones para practicar una cesárea en lugar del parto vaginal son:
Problemas con el bebé:

  • Frecuencia cardíaca anormal en el bebé
  • Posición anormal del bebé dentro del útero, como cruzado (transverso) o con los pies por delante (parto de nalgas)
  • Problemas del desarrollo del feto como hidrocefalia o espina bífida
  • Embarazo múltiples 

Antecedentes médicos en la madre:
• Infección activa de herpes genital
• Miomas uterinos grandes cerca del cuello uterino
• Infección por VIH en la madre
• Cesárea previa
• Cirugía uterina previa
• Enfermedad grave en la madre, como cardiopatía, preeclampsia o eclampsia

Problemas con el trabajo de parto o nacimiento:
• La cabeza del bebé es muy grande para pasar a través de la pelvis de la madre
• Trabajo de parto prolongado o detenido
• Bebé muy grande

Problemas con la placenta o el cordón umbilical:

  • La placenta cubre toda o parte de la abertura hacia la vía del parto (placenta previa)
  • La placenta se separa prematuramente de la pared uterina (desprendimiento prematuro de la placenta)
  • El cordón umbilical sale a través de la abertura de la vía del parto antes del bebé (prolapso del cordón umbilical)

Riesgos

Una cesárea es un procedimiento seguro y la tasa de complicaciones serias es extremadamente baja. Sin embargo, ciertos riesgos son más altos después de una cesárea que después de un parto vaginal y abarcan:
• Infección de la vejiga o el útero
• Lesión a las vías urinarias
• Lesión al bebé
Una cesárea también puede causar problemas en futuros embarazos y comprende un riesgo mayor de:
• Placenta previa
• Placenta que crece dentro del músculo del útero y tiene problema para separarse después de que el bebé nace (placenta adherida)
• Ruptura uterina
Estas afecciones pueden llevar a que se presente sangrado profuso (hemorragia), lo cual puede requerir transfusiones de sangre o la extirpación del útero (histerectomía).
Todas las cirugías conllevan riesgos. Los riesgos debido a la anestesia pueden abarcar:
• Reacciones a los medicamentos
• Problemas respiratorios
Los riesgos relacionados con la cirugía en general pueden abarcar:
• Sangrado
• Coágulos de sangre en las venas pélvicas o de la pierna
• Infección

Cuando una mujer pide una cesárea programada, los obstetras deben informarla acerca de los riesgos y beneficios de la misma, para evitar que se tomen decisiones apresuradas producto de la ansiedad de la madre.

Los médicos deben guiar a sus pacientes en la elección que involucra la autonomía de la mujer y la responsabilidad del obstetra de velar por la salud de la madre y el feto.
Dado que este tema ya se viene discutiendo desde 1985, hay muchos datos sobre los posibles beneficios y la disminución en los riesgos de la cesárea programada. Sin embargo, la interpretación de los estudios realizados hasta la fecha se ve limitada por los errores en el diseño de los mismos.

Si bien la evidencia no avala una recomendación de rutina de realizar una cesárea electiva, sí apoya la decisión del médico a acceder al pedido de la paciente a realizar una cesárea programada.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Embarazo Ectópico

Embarazo Ectópico

Es un embarazo anormal que ocurre por fuera de la matriz (útero). El bebé (feto) no puede sobrevivir y, con frecuencia, no se desarrolla del todo en este tipo de embarazo.

Causas

El embarazo ectópico se origina por alguna obstrucción durante  el pasaje del óvulo fecundado hacia el útero, y esta obstrucción se puede dar por los siguientes motivos:
  • Infección en las tropas de Falopio, por cirugías o defectos congénitos.
  • El uso constante de dispositivos intrauterinos con progesterona y la fertilización in Vitro.
  • Infertilidad.
  • El uso de hormonas, ya sea como píldora anticonceptiva o por el uso de la píldora del día siguiente. El contenido de estrógenos y progesterona pueden interferir en el desplazamiento del óvulo y ocasionar un embarazo ectópico.
  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS), estas pueden causar infección y cicatrización de la pelvis.

Diagnóstico

El momento ideal para el diagnóstico de embarazo ectópico es antes de que ocurra alguna complicación. Hoy en día este puede diagnosticarse antes de las 6 semanas de amenorrea. Deben recordarse los factores de riesgo.
Este padecimiento debe sospecharse en todas las mujeres en edad fértil que consulten por molestias abdominales. El embarazo normal no produce dolores.
La no existencia de amenorrea no es un indicador de la presencia de un embarazo ectópico, el dolor y la pérdida sanguínea son síntomas muy frecuentes, el tacto vaginal aparentemente normal no excluye la posibilidad del embarazo ectópico.
Pruebas de Valor Diagnóstico:
  1. Sub-unidad beta de la gonadotropina coriónica humana. La determinación se basa en el ensayo de inmunoabsorbencia ligada a enzimas (ELISA) que detecta concentraciones bajas de esta hormona en la orina y el suero. La gonadotropina que producen las células trofoblásticas en el embarazo normal se duplica cada dos días.
  2. Progesterona sérica. El nivel de progesterona sérica refleja la producción de progesterona en el cuerpo amarillo estimulado por un embarazo viable. Durante las primeras 8-10 semanas de gestación la producción de progesterona muestra pocos cambios, cuando fracasa el embarazo el nivel desciende. La dosificación de progesterona excluye este padecimiento con una sensibilidad del 97.5% cuando las concentraciones son mayores de 25ng/ml (mayor de 79.5 nmol/l). Un solo valor de progesterona menor de 5 ng/ml, en el 100% de los casos nos indica un aborto intrauterino o la presencia de un embarazo ectópico.
  3. Ultrasonografía (Abdominal y transvaginal) En ocasiones su diagnóstico es muy seguro pues detecta un saco con latidos, la ultrasonografía transvaginal es más confiable. Según Estudios realizados en EE UU se encontró que cuando el resultado de esta técnica fue indeterminado, el 24% de los pacientes tenían un embarazo ectópico. Por lo tanto la ultrasonografía solo no puede determinar los embarazos ectópicos y se requieren otras modalidades diagnósticas más.

Síntomas

A pesar de que los embarazos ectópicos son muy poco frecuentes, sus consecuencias son lo suficientemente graves como para que,  si sentimos alguno o varios de estos signos, acudamos de inmediato al especialista para que determine con certeza su causa y actúe en consecuencia. La detección temprana de el embarazo ectópico es fundamental para evitar complicaciones graves.
  • Dolores con cólicos y con sensibilidad extrema, sobre todo en la parte inferior del abdomen (inicialmente en uno de los lados). El dolor podría agravarse al evacuar o toser. Si se produjera una rotura de la trompa, el dolor sería muy agudo y constante durante un breve tiempo y se difundiría por toda la zona de la pelvis.
  • Se pueden presentar pérdidas vaginales de color pardo o ligeras hemorragias varios días o semanas antes que los dolores, aunque estas pérdidas no se darán si no hay rotura de la trompa.
  • Si la trompa de Falopio de rompe, aparte del dolor habría una hemorragia intensa.
  • Un alto porcentaje de mujeres con embarazo ectópico sufren náuseas y mareos, aunque este síntoma es difícil de diferenciar de los mareos matutinos.
  • Algunas mujeres sufren desvanecimientos o debilidad. Si la trompa se rompe, también son habituales el pulso rápido y débil y l apiel fría y húmeda.
  • Dolor de lumbago.
  • Algunas mujeres sienten dolor en los hombros.
  • Algunas mujeres sienten presión en el recto.
Algunos de estos síntomas pueden indicar un problema diferente al embarazo ectópico, por lo que en cualquier caso habrá de ser el especialista el que lo determine.

Tratamiento

Se pueden considerar 2 grandes grupos: el tratamiento médico y el tratamiento quirúrgico.
Si el médico cree que no existe riesgo de ruptura y el embrión es pequeño (menor de 4 centímetros), puede administrar a la mujer metotrexato, que sirve para detener el crecimiento celular; el embrión muere y es absorbido por el cuerpo en unas semanas.
Si la trompa de Falopio no se ha roto (normalmente el embarazo ectópico se diagnostica en las primeras ocho semanas, antes de que la trompa se rompa), también se puede extraer el embrión mediante laparotomía (cirugía para abrir y explorar el abdomen) o laparoscopia (es menos traumática para la paciente y requiere de una estancia menor en el hospital, por lo que suele ser la técnica elegida siempre que sea posible).
Si hay rotura y sangrado interno, la mujer puede presentar un shock hipovolémico acompañado de dolor abdominal agudo. En este caso la intervención quirúrgica es urgente para detener la pérdida de sangre, extirpar el embrión, y reparar los daños causados en los órganos afectados. En ocasiones, el médico tendrá que extraer también la trompa.

Prevención

Es probable que la mayoría de las formas de embarazos ectópicos que ocurren por fuera de las trompas de Falopio no sean prevenibles. Sin embargo, los embarazos tubáricos (el tipo más común de embarazo ectópico) pueden en algunos casos prevenirse, evitando aquellos trastornos que podrían ocasionar cicatrización en las trompas de Falopio. Lo siguiente puede reducir el riesgo de un embarazo tubárico.
  • Evitar los factores de riesgo de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) como la promiscuidad, las relaciones sexuales sin preservativos y las enfermedades de transmisión sexual (ETS)
  • Acude a la consulta médica con regularidad a la consulta médica que permita detectar con tiempo cualquier cambio, inflamación o enfermedad de transmisión sexual.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

La toxoplasmosis en el embarazo

La toxoplasmosis en el embarazo

La toxoplasmosis es una infección ocasionada por un parásito microscópico denominado toxoplasma gondii. Aunque la infección es generalmente una enfermedad leve, es peligrosa durante el embarazo ya que, en ocasiones, el parásito puede infectar la placenta y al bebé.

La cantidad de bebés que nacen con toxoplasmosis (conocida como “toxoplasmosis congénita”) es relativamente pequeña. Sin embargo, la infección puede tener efectos devastadores y causar el nacimiento de un bebé sin vida o daños a largo plazo. Por suerte, puedes hacer muchas cosas para evitar infectarse.

Causas

La causa de la toxoplasmosis es un parásito llamado ‘Toxoplasma gondii’. La manera más común de contraer esta infección parásita es a partir del contacto de excrementos de gato o al comer carnes crudas o poco cocidas contaminadas con el parásito. Otras fuentes de infección son la leche cruda de cabra, los huevos crudos o vegetales en los que haya defecado algún animal infectado y que luego no se hayan limpiado cuidadosamente con lejía. Insectos, como moscas y cucarachas, que pueden haber estado en contacto con los excrementos de un gato afectado, también pueden contaminar los alimentos.
Los gatos suelen contraer la infección al comer un roedor o un ave infectada. El parásito se reproduce en el intestino del gato y acaba en sus excrementos. Este parásito se vuelve infeccioso en cuestión de días y resiste la mayoría de los desinfectantes. Bajo ciertas condiciones de temperatura y humedad, el parásito es capaz de vivir en el suelo durante más de un año. Por lo general, los gatos infectados aparentan estar sanos.

Diagnóstico

El diagnóstico se logrará por:

  1. Factores de riesgo epidemiológicos relacionados con la madre.
  2. Manifestaciones clínicas
  3. Imagenología como ultrasonido obstétrico y resonancia magnética
  4. Estudios paraclínicos.

Ya se ha comentado las limitantes que tienen los 3 primeros puntos para identificar quiénes presentan esta patología.
Paraclinicamente se puede realizar el diagnóstico por vía indirecta con métodos serológicos, y directamente por PCR, aislamiento (por cultivo celular o inoculación de ratones), hibridación e histopatología. Los métodos indirectos pueden ser útiles en pacientes inmunocompetentes, pero en aquellos con compromiso de su sistema inmunológico el diagnóstico se logrará por demostración directa del T. gondii en fluidos corporales como: orina, sangre y líquido cefalorraquídeo

Síntomas

En el período de incubación no se registran síntomas. La toxoplasmosis muchas veces pasa inadvertida ya que el cuerpo genera anticuerpos contra el parásito, pero esto no significa que se puedan tener síntomas de esta.
Los síntomas de la toxoplasmosis linfática leve o adquirida (que es la que contrae la embarazada, si es que los tiene) pueden ser como una gripe o una mononucleosis:
1- anemia leve
2- presión arterial baja
3- dolor de cabeza
4- dolor muscular
5- inflamación en los ganglios
6- mialgia
7- baja cantidad de glóbulos blancos
8- mayor número de linfocitos
9- resultados generalmente anormales en las pruebas función hepática
10- malestar general

Tratamiento

Si los resultados indican que contrajiste toxoplasmosis durante el embarazo, tu médico debe empezar a tratarte con un antibiótico que reduzca el riesgo de que transmitas la enfermedad a tu bebe y te debe realizar una serie de ecografías para constatar que no haya anomalías en la gestación.
Si cuando nace el bebe, el análisis practicado da positivo, lo trataran con antibióticos durante aproximadamente un año, incluso sino presenta síntomas. Se le realizarán exámenes especiales de audición y de vista, una ecografía o una tomografía axial computarizada de la cabeza y otras pruebas que se consideren necesarias. Las investigaciones muestran que, si bien el tratamiento después del nacimiento no puede revertir todo el daño producido con anterioridad al mismo, se logrará disminuir mucho el riesgo que corre el bebé de desarrollar nuevos problemas durante la infancia y al crecer.

Prevención

La Toxoplasmosis puede prevenirse evitando las fuentes conocidas de infección. He aquí algunas medidas de seguridad que pueden ayudar:

  • No se ocupe de vaciar la litera del gato. Haga que otra persona se encargue de esta tarea.
  • No alimente a su gato con carnes crudas o poco cocidas.
  • Mantenga al gato dentro de la casa para impedir que cace pájaros o roedores.
  • No coma carnes crudas o poco cocidas, especialmente de cordero o cerdo. La carne debe cocinarse hasta alcanzar una temperatura interna de 160° F.
  • Al manipular carne cruda, lávese las manos inmediatamente con jabón. Nunca se toque los ojos, la nariz o la boca con las manos potencialmente contaminadas.
  • Lave todas las frutas y verduras antes de comerlas.
  • Utilice guantes al trabajar en el jardín, puesto que es posible que algún gato haya depositado el parásito en el suelo. Mantenga las manos lejos de la boca y los ojos y lávelas cuidadosamente al terminar sus tareas. No deje los guantes cerca de productos alimenticios.
  • Evite los areneros (en inglés, “sandboxes”) de los niños. Los gatos pueden utilizarlos como literas.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Preeclampsia o toxemia

Preeclampsia o toxemia

La preeclampsia o toxemia, es una enfermedad propia del embarazo. Se manifiesta por la presencia de hipertensión arterial, retención de líquidos (edemas) y proteína en la orina.
La preeclampsia se presenta en un pequeño porcentaje de embarazos (5 % al 8%). Suele aparecer después de la semana 20 de gestación (aunque en casos menos frecuentes puede aparecer antes).
Su progresión puede ser lenta o bien aparecer bruscamente al final del embarazo.
Dependiendo de las cifras de presión arterial y la pérdida de proteínas en la orina, la preeclampsia puede ser leve, moderada o severa.
La preeclampsia produce disminución de la llegada de alimentos y oxígeno al bebé, impidiendo un crecimiento intrauterino adecuado. Además favorece una disminución en el volumen de líquido amniótico, y en casos extremos puede ser causa de un desprendimiento prematuro de placenta, asociado a numerosos riesgos en la salud del bebé.

Causas

La causa exacta de la preeclampsia no se conoce. Las posibles causan abarcan:

  • Trastornos autoinmunitarios
  • Problemas vasculares
  • Su dieta
  • Sus genes

Los factores de riesgo abarcan:

  • Primer embarazo
  • Embarazos múltiples (gemelos o más)
  • Obesidad
  • Edad mayor a 35 años
  • Antecedentes de diabetes, hipertensión arterial o enfermedad renal

Diagnóstico

Para el diagnóstico de preeclampsia, tanto la hipertensión como la proteinuria deben estar presentes.

  • Presión arterial: Sistólica de 140 mm Hg o más, o diastólica de 90 mm Hg o más después de la semana 20 de gestación en una mujer con presión arterial previamente normal. Incremento de la presión sistólica > 30 mm Hg o incremento de la presión diastólica > 15 mm Hg en una paciente con hipertensión arterial crónica preexistente.
  • Proteinuria: 0,3 g o más de proteínas en orina de 24 horas (normalmente se corresponde con 1+ o más en una prueba de orina con dipstick)

Preeclampsia severa:

  • Presión arterial: Sistólica de 160 mm Hg o más, o diastólica de 110 mm Hg o más en 2 ocasiones separadas como mínimo por 6 horas con la paciente en reposo
  • Proteinuria: 5 g o más de proteínas en orina de 24 horas o 3+ o más en una prueba de orina con dipstick de 2 muestras de orina separadas por al menos 4 horas
  • Otras características: oliguria (menos de 500 Ml de orina en 24 horas), trastornos cerebrales o visuales, edema pulmonar o cianosis, dolor epigástrico o en el cuadrante superior derecho, alteración de la función hepática, trombocitopenia, retardo del crecimiento intrauterino

Síntomas

La preeclampsia puede aparecer de repente, por lo que es muy importante saber reconocer los síntomas. Llame a su doctor inmediatamente si nota hinchazón en la cara o alrededor de los ojos, o si las manos, los pies o los tobillos se le hinchan excesivamente o se le hinchan de repente.

La hinchazón excesiva se produce debido a la retención de líquidos, que además puede provocar un aumento rápido de peso. Por eso comuníquele también al médico si aumenta más de 4 libras (alrededor de 2 kg) en una semana. Sin embargo, tenga presente que no todas las mujeres que presentan hinchazón o rápido aumento de peso tienen preeclampsia.

Si tiene preeclampsia severa puede presentar otros síntomas. Llame a su doctor inmediatamente si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor de cabeza fuerte o persistente
  • Alteraciones de la vista, como visión doble, borrosa, con puntos o destellos de luz; sensibilidad a la luz o pérdida temporal de la visión
  • Molestias fuertes o dolor al palpar la parte superior del abdomen
  • Náuseas o vómitos

Algunos síntomas de la preeclampsia, como hinchazón y aumento de peso, pueden parecer molestias normales del embarazo. Es por eso que podría no saber que tiene preeclampsia hasta que se la detecten en una visita prenatal de rutina. Ésta es una de las razones por las que es tan importante asistir a las visitas prenatales.

Tratamiento

Si el bebé está lo suficientemente desarrollado (por lo regular 37 semanas o después), es posible que el médico necesite sacarlo para que la preeclampsia no empeore. Usted puede recibir diferentes tratamientos para ayudar a inducir el parto o puede ser necesaria una cesárea.

Si el bebé no está totalmente desarrollado y usted tiene preeclampsia leve, la enfermedad con frecuencia puede manejarse en casa hasta que su bebé tenga una buena probabilidad de sobrevivir después del parto. El médico probablemente recomendará lo siguiente:

  • Descansar en cama en la casa, acostándose sobre el lado izquierdo la mayor parte o todo el tiempo
  • Tomar vasos de agua extra al día y consumir menos sal
  • Asistir a controles con el médico con más frecuencia para verificar que usted y su bebé estén evolucionando bien
  • Tomar medicamentos para bajar la presión arterial (en algunos casos)

Inmediatamente llame al médico si aumenta de peso o tiene nuevos síntomas.

En algunos casos, una mujer embarazada con preeclampsia es hospitalizada, de manera que el equipo médico pueda vigilar de cerca al bebé y a la madre.

El tratamiento puede involucrar:

  • Medicamentos administrados por vía intravenosa para controlar la presión arterial, al igual que prevenir convulsiones y otras complicaciones
  • Inyecciones de esteroides (después de 24 semanas) para ayudar a acelerar el desarrollo de los pulmones del bebé

Usted y su médico continuarán hablando sobre el momento más seguro para dar a luz al bebé, considerando:

  • Cuán cerca está usted de la fecha probable de parto. Cuanto más avanzada esté usted en el embarazo antes de dar a luz, mejor será para su bebé.
  • La gravedad. La preeclampsia tiene muchas complicaciones graves que pueden causarle daño a la madre.
  • Qué tan bien esté evolucionando el bebé en el útero.

Es necesario sacar al bebé si usted tiene signos de preeclampsia severa, lo cual incluye:

  • Exámenes (ecografía, perfil biofísico) que muestren que su bebé no está creciendo bien o no está recibiendo suficiente sangre y oxígeno
  • Se confirma que el número inferior de la presión arterial de la madre está por encima de 110 mmHg o es mayor a 100 mmHg de forma constante durante un período de más de 24 horas
  • Pruebas de la función hepática anormales
  • Dolores de cabeza intensos
  • Dolor en el área ventral (abdomen)
  • Eclampsia
  • Líquido en los pulmones de la madre (edema pulmonar)
  • Síndrome HELLP
  • Conteo plaquetario bajo (trombocitopenia)
  • Disminución en la función renal (cantidad baja de orina, gran cantidad de proteína en la orina, aumento en el nivel de creatinina en la sangre)

Prevención

Las principales recomendaciones para prevenir la preeclampsia es llevar una vida saludable donde se cuide especialmente la dieta:

  • Reduzca la sal en la comida
  • Evitar las frituras
  • Descansar lo suficiente
  • Realizar ejercicio moderado
  • Evitar el alcohol y la cafeína
  • Vigilar el peso
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

El Sida Infantil

El sida infantil

Los niños infectados de VIH tienen más dificultades que los adultos para mantenerse bien, pues el virus tiende a ser más agresivo en los pequeños, llevando con más rapidez a la disfunción inmunitaria que es el sida y a la muerte.

Causas

Vía horizontal: que se produce a través de la sangre o productos relacionados a la sangre. Por ejemplo: casos de niños con hemofilia y transfusiones de sangre contaminadas con VIH.
Vía vertical: Es la transmisión madre – hijo responsable de un 80-90 % de los casos de SIDA en niños y puede producirse a 3 niveles.
  • Transmisión prenatal: el VIH es capaz de atravesar la placenta e infectar al feto. Esto puede suceder a partir de la 8va semana de gestación.
  • Transmisión perinatal: el recién nacido es capaz de infectarse al final de la gestación y en el parto. El mecanismo de infección parece ser a través de las secreciones vaginales o sangre de la madre infectada. Por lo cual está indicado en la actualidad, la cesárea electiva en caso de madre infectada.
  • Transmisión Postnatal: el VIH es capaz de excretarse a través de la leche materna e infectar al niño. Por lo que está contraindicada la lactancia materna en mujeres infectadas.

Diagnóstico

Actualmente, el diagnóstico del VIH en los niños más pequeños necesita un complicado test basado en técnicas moleculares que detectan el ADN viral que requiere transportar las muestras de sangre a laboratorios de referencia, lo cual se traduce en que la inmensa mayoría de los niños seropositivos en los países pobres no tiene acceso al diagnóstico. Esta situación es especialmente preocupante en niños que han nacido con el virus, ya que la mitad de ellos morirá antes de cumplir los dos años si no recibe tratamiento.

Síntomas

Los bebes que han sido infectados con el virus del VIH durante el periodo de gestación parecen normales al momento de nacer, sin embargo el 15% de los bebes que no son tratados a tiempo desarrollan síntomas graves  y mueren antes del primer año de vida.
Los bebes de mujeres infectadas con el VIH deben someterse a las pruebas para detectar el virus dentro de las 48 horas de nacimiento. Muchos de los bebes infectados  con el VIH no experimentan síntomas graves la mayor parte del tiempo.
Según cifras estadísticas, antes de los tratamientos combinados con fármacos, aproximadamente la mitad de los niños infectados con VIH morían ante de los 9 años, sin embargo hoy en día, más del 95% de los niños tratados logran vivir hasta los 16 años como mínimo.
Los niños con el virus del VIH están más predispuestos a las bacterias comunes pero un diagnostico temprano del SIDA y un tratamiento adecuado ayuda a reducir las gravedad de algunas infecciones. Entre estas infecciones están la neumonía, que generalmente suele ser la principal causa de muerte en los bebes que tienen esta enfermedad.
Los bebes que están infectados con el VIH, deben recibir las mismas vacunas que cualquier niño e incluso algunas más. Sin embargo, a los niños que tienen síntomas graves del sida, se les debe evitar aplicar la vacuna contra la varicela.
La vacuna contra la gripe si deben recibirla cada año, y la vacuna neumocócica durante el primer año de vida.

Tratamiento

La infección por VIH/SIDA, en el caso de los niños, es una enfermedad tratable, si se tiene como objetivo primordial mejorar la calidad de vida de los enfermos. En estos pacientes se requieren los cuidados que se tienen con un niño normal, en lo que se refiere a las consultas para vigilar el crecimiento y desarrollo, así como el esquema de vacunación.
Los niños infectados, deben recibir un tratamiento desde el inicio de los síntomas, para que el promedio de vida se alargue de 7 a 8 años. El promedio de vida de un niño infectado con el VIH/SIDA depende de la respuesta de cada organismo.
El grado de progresión de la enfermedad está directamente relacionado con la gravedad de la enfermedad materna al momento del parto. El tratamiento de los pacientes con infección por VIH debe de ser multidisciplinario, con participación de diversos profesionales de la salud como médicos, enfermeras, trabajadoras sociales, psicólogos y nutriólogos entre otros.
Dado el síndrome de desgaste con el que cursan y las infecciones de repetición, incluyendo la diarrea persistente, es muy importante el apoyo nutricional.
Otro aspecto importante es el esquema de vacunación. Los niños con infección por VIH/SIDA deben de recibir todas las vacunas que tendría un niño no

Prevención

La prevención primaria del SIDA infantil se puede realizar en las siguientes etapas:
1. Etapa preconcepcional.
Pasa necesariamente por evitar la infección materna mediante medidas generales de protección y específicamente en las relaciones sexuales durante el embarazo, para lo cual el preservativo sigue siendo un método eficaz.
En el caso de la mujer infectada la prevención primaria en esta etapa consiste en la prevención del embarazo mediante los métodos anticonceptivos. Toda mujer infectada debe tener acceso a la información sobre los riesgos de transmisión a su hijo en caso de quedar embarazada, así como de las posibles complicaciones que pueden surgir durante el embarazo por el desarrollo de su enfermedad y debe ser asesorada sobre la posible interrupción voluntaria del embarazo.
2. Etapa de embarazo.
En esta etapa la prevención va encaminada a evitar la transmisión materno-fetal durante el embarazo. Las medidas de prevención durante esta etapa sería:
  • Detección sistemática de anticuerpos anti-VIH en todas las mujeres embarazadas, lo cual sigue siendo un tema polémico.
  • Aborto terapéutico antes de las 22 semanas de gestación.
  • Disminuir la carga viral de la embarazada con tratamiento con Zidovurina desde la semana 26 hasta el final del embarazo.
3. Etapa del parto.
• Evitar la aplicación de medios invasivos
• En cuanto a la realización de cesárea programada para disminuir las tasas de transmisión no existen todavía datos suficientes para recomendar su realización sistemática
• Administración de zidovurina intravenosa durante el parto.
4.  Etapa de puerperio y lactancia.
• La OMS recomienda que en los países desarrollados se evite la lactancia materna en mujeres VIH (+), en cambio en países en vías de desarrollo será imperativo asegurar la lactancia materna, aún en madres VIH (+) o afectadas de SIDA, puesto que el riesgo de suprimirla es superior para la supervivencia del niño que el riesgo de transmisión del VIH.
• Administración de zidovudina al recién nacido durante 6 semanas
La administración de zidovudina a la embarazada, durante el parto y al recién nacido consigue disminuir la tasa de transmisión vertical de forma significativa lo cual actualmente supone una gran esperanza.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

PARTO POR CESÁREA

PARTO POR CESÁREA

Una cesárea es el parto quirúrgico de un bebé que implica la realización de incisiones en la pared abdominal y el útero de la madre. Aunque en términos generales se las considera un procedimiento seguro, las cesáreas conllevan más riesgos que los partos vaginales. Además, después de un parto vaginal, usted puede regresar antes a casa y recuperarse más rápidamente.
Sin embargo, las cesáreas pueden ayudar a que las mujeres en riesgo de sufrir complicaciones eviten las situaciones de peligro en la sala de partos y pueden salvar la vida de la madre o el bebé en caso de una emergencia.
Los obstetras (médicos que atienden a las embarazadas antes, durante y después del parto) y algunos médicos de cabecera realizan cesáreas. Aunque cada vez más mujeres eligen parteras para tener a sus bebés, éstos profesionales, sin importar cuál sea su licencia para ejercer, no pueden realizar cesáreas.

Procedimiento

La mayoría de los partos ocurren de una forma natural, es decir, por la vagina. Pero a veces requieren otras vías para tener al bebé. Una de ellas es utilizando el fórceps, un instrumento que se parece a dos cucharas grandes, con la cual el médico recoge la cabeza del bebé y, con mucho cuidado, lo saca hacia fuera. Otro método es el extractor por vacío, un dispositivo que se coloca en la cabeza del bebé y lo tira hacia fuera. En último caso, si por algún problema no existan formas de sacar al bebé por la vagina, se aplica el parto por cesárea, o sea, haciendo un corte en el abdomen y en el útero, para que pueda salir el bebé.
Años antes, las cesáreas solo se hacían cuando la vida de la madre o del niño estaba en peligro. En la actualidad, las cesáreas no son exclusivamente procedimientos de emergencia y se han convertido casi en una rutina.
El parto con fórceps en raros casos puede causar problemas irreversibles al bebé como parálisis cerebral o problemas en el aprendizaje.
Si para la cesárea  administraron anestesia general, el  cuerpo tardará 6hs en asimilarla. Y, con anestesia peridural, el cuerpo tarda un poco más, aunque haya  estado despierta durante la operación.
No realice fuerza abdominal hasta que la herida no haya sanado. En las primeras horas no va a poder comer nada pero, antes de las 24 hs, le darán líquidos. Y, hasta que el tracto digestivo vuelva a funcionar normalmente, solo podrá comer muy liviano.
En la maternidad, le controlan e higienizan los puntos diariamente para cambiarle las gasas hasta que se las quitan entre el 8vo. y 10mo. día del post parto. Su recuperación comienza el primer día después del parto dando un paseo por la habitación. Esta corta caminata favorece la circulación e impide la formación de coágulos sanguíneos.
Cuando realice algún movimiento tenga mucho cuidado en no realizar fuerza abdominal (recuerde que le cosieron más de 100 puntos internos y aproximadamente 15 externos). Seguramente, le den una medicación para aliviarle los dolores y eliminar los gases acumulados como consecuencia de la operación.

Post parto

No todas son malas después de haber tenido una cesárea. Tu bebé no atravesó el canal del parto entonces su cabeza es más redonda y su piel no tiene irritaciones. Otra a favor es que el perineo está intacto por ende, no necesitarás ejercicios de recuperación.
Sin embargo, toda madre con cesárea tiene que recuperarse de la intervención quirúrgica y de las molestias habituales de la cuarentena. No se desanime, en un par de semanas se sentirá como nueva.
Después de la intervención quirúrgica permanecerá más días internada en la clínica que si hubiese tenido un parto vaginal pero, en este tiempo podrá aprovechar mejor a su bebé ya que si tiene otros hijos; va a ser difícil que no le reclamen cuando vuelva a casa.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Parto retrasado

Parto Retrasado

Parto retrasado
Parto retrasado

Un embarazo generalmente se completa en 38 a 42 semanas.
“Embarazo prolongado”, y “post-embarazo ” son todas las palabras usadas para describir a un embarazo que dura más de 42 semanas. Alrededor del 5% de los embarazos son postérmino.
La causa más común de los embarazos prolongados es que se calculó mal la fecha de parto y de hecho, usted no está retrasada sino en el tiempo justo. Solamente cerca del 2% de los embarazos son, en realidad, prolongados. Se desconocen los motivos del parto prolongado.

Fecha de parto determinada

Su fecha de vencimiento se calcula sobre la base del primer día de su último período y en el tamaño de su útero (matriz) al comienzo de su embarazo. Una ecografía (también llamada sonografía) también puede dar información a su médico acerca de qué tan avanzado está su embarazo. Una forma segura de saber la fecha de vencimiento es contar con 40 semanas por delante desde el primer día de su último período. Sin embargo, muchas mujeres no pueden recordar el primer día de su último período y no están exactamente seguros de cuándo quedaron en embarazo. Además, por lo general es difícil determinar una fecha exacta si usted queda embarazada al poco tiempo de dejar de tomar pastillas anticonceptivas. Un examen pélvico temprano para medir el tamaño del útero puede ser útil. Si no está segura acerca de la fecha de su último período o si su útero es más pequeño o más grande de lo esperado, un examen de ultrasonido temprano es útil.

¿Qué pasa si la  embarazo se  retrasa  una semana después de la fecha del parto?

Si el embarazo tiene una duración de 1 semana o más después de la fecha prevista de parto, su médico examinará detalladamente el proceso de su embarazo. Su médico puede verificar los latidos del bebé usando un monitor fetal electrónico una o dos veces por semana. Además, un examen de ultrasonido se puede hacer para ver el líquido amniótico que rodea a su bebé. El ultrasonido también se puede utilizar para ver los movimientos del  bebé. Usted debe continuar sintiendo el movimiento del bebé durante el embarazo. El movimiento fetal disminuido puede ser una señal de que necesita llamar a su médico. Además, su médico deberá chequear su cérvix para ver si se ha dilatado y adelgazado. Su médico también puede recomendar la inducción (de parto) del trabajo.

¿Qué pasa si mi embarazo se pasa dos semanas después de la fecha de parto?

Muchos médicos inducen el trabajo de parto  2 semanas anteriores a su fecha de vencimiento. Esto se hace para evitar complicaciones tales como sufrimiento fetal o un bebé que crece demasiado. El sufrimiento fetal ocurre cuando el bebé no recibe suficiente oxígeno. Entonces, la velocidad del corazón del bebé disminuye y el bebé no puede tolerar el estrés del trabajo.

Riesgos

Si usted todavía no ha dado a luz a las 42 semanas, hay mayores riesgos para su salud y la del bebé. A medida que el bebé se pasa de la fecha probable de parto, la placenta, que es el vínculo entre usted y el bebé, puede dejar de funcionar tan efectivamente como lo hacía antes. Esto podría influir en la cantidad de oxígeno y nutrientes que el bebé recibe de usted. A medida que el bebé continúa creciendo, puede disminuir la cantidad de líquido amniótico o agua que lo rodea. Cuando esto sucede, el cordón umbilical puede comprimirse con los movimientos del bebé o las contracciones uterinas. Esto también puede interferir con la capacidad del bebé de recibir las cantidades apropiadas de nutrientes y oxígeno.
Los mayores riesgos del bebé:
•    Síndrome de dismadurez (posmadurez): Esto se refiere a bebés con características de insuficiencia placentaria. El bebé tiene uñas y pelo largo, un cuerpo largo y delgado y piel arrugada o parecida a un pergamino.
•    Aspiración de meconio: el bebé puede defecar en una cantidad más pequeña de líquido amniótico y luego inhalarlo hacia los pulmones. Esto podría provocarle neumonía, pero frecuentemente éste sólo nace con manchas de meconio.
•    Macrosomía: el bebé crece demasiado y esto dificulta que nazca vaginalmente, es decir a través del canal vaginal.
•    Mortinato o muerte fetal: el bebé muere en el útero. La muerte fetal es rara, pero el riesgo aumenta en las semanas posteriores a la fecha probable del parto.
Los mayores riesgos para la madre:
•    Mayores índices de lesiones perineales: Los bebés que nacen después de la fecha probable de parto tienden a ser mayores y esto causa un mayor trauma a la parte posterior de la madre durante el parto.
•    Mayores índices de cesárea: El sufrimiento fetal es más común durante el trabajo de parto en las semanas posteriores a la fecha probable de parto y ello parece aumentar el riesgo de una cesárea.

Cómo debe el  médico a inducir el parto?

El parto puede ser inducido en algunas mujeres usando un medicamento llamado oxitocina, que hace que las contracciones comiencen. La oxitocina se administra a través de sus venas. Por lo general, comienza a trabajar en 1 a 2 horas. El trabajo también puede inducirse en algunas mujeres “rompiéndoles la fuente” o rompiendo la membrana que contiene el líquido amniótico. Esto no es doloroso, pero puede sentir el líquido  cuando la membrana se rompa.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Cuando usted está embarazada… La bebida puede hacerle daño a su bebé

Cuando usted está embarazada…

La bebida puede hacerle daño a su bebé

No tome mientras esté embarazadaCuando usted está embarazada, su bebé crece dentro de usted. Todo lo que come y bebe durante el embarazo afecta al bebé. Si usted bebe alcohol, puede perjudicar el crecimiento de su bebé. Su bebé puede tener problemas físicos y de comportamiento que pueden durar por el resto de su vida o la suya. Los niños que nacen con los problemas más graves causados ​​por el alcohol tienen síndrome de alcoholismo fetal.

Los niños con síndrome de alcoholismo fetal, pueden:

  • Nacer más pequeños.
  • Tener problemas para comer y dormir.
  • Tener problemas para ver y escuchar.
  • Tener problemas para seguir instrucciones y aprender a hacer las cosas simples.
  • Tener dificultad para prestar atención y aprender en la escuela.
  • Necesitamos docentes y escuelas especiales.
  • Tener problemas para llevarse bien con otros y controlar su comportamiento.
  • Necesidad de atención médica durante toda su vida.

Aquí hay algunas preguntas que usted pueda tener sobre el alcohol y beber durante el embarazo.

1. ¿Puedo tomar alcohol si estoy embarazada?

No. No beba alcohol durante el embarazo. ¿Por qué? Porque cuando usted bebe alcohol, también lo hace su bebé. Piense en ello. Todo lo que usted bebe, su bebé también las bebe.

2. ¿Hay algún tipo de alcohol que puede beber durante el embarazo?

No. El beber cualquier tipo de alcohol durante el embarazo puede hacerle daño a su bebé. Las bebidas alcohólicas son la cerveza, vino, wine coolers, licores o bebidas mezcladas. Un vaso de vino, una lata de cerveza y una bebida mezclada tienen más o menos la misma cantidad de alcohol.

3. ¿Qué pasa si yo bebo alcohol  durante mi último embarazo, mi bebé nace bien?

Cada embarazo es diferente. El consumo de alcohol puede lastimar a un bebé más que otro. Usted podría tener un niño nacido saludable y otro niño que  con problemas.

4. ¿Estos problemas desaparecen?

No. Estos problemas estarán presentes durante toda la vida de un niño. Las personas con problemas graves no son  capaces de cuidar de sí mismos como adultos. Nunca pueden  ser capaces de trabajar.

5. ¿Qué pasa si estoy embarazada y he estado bebiendo?

Si bebió alcohol antes de saber que estaba embarazada, deje de beber ahora. Usted se sentirá mejor y su bebé tendrá una buena oportunidad de nacer saludable. Si desea quedar embarazada, no tome bebidas alcohólicas. Es posible que no sepa que está embarazada de inmediato. El alcohol puede lastimar el bebé aún cuando usted tenga solamente 1 ó 2 meses de embarazo.

6. ¿Cómo puedo dejar de beber?

Hay muchas maneras de ayudarse a sí mismo dejar de beber. Usted no tiene que beber cuando otras personas beben. Si alguien le ofrece una bebida, está bien decir que no. Manténgase alejado de personas o lugares que le hagan beber. No tenga alcohol en casa.

Si usted no puede dejar de beber, obtenga ayuda. Usted puede tener una enfermedad llamada alcoholismo . Hay programas que pueden ayudarle a dejar de beber. Se llaman programas de tratamiento del alcohol . El médico o la enfermera pueden encontrar un programa para ayudarle. Incluso si usted ha ido a través de un programa de tratamiento antes, vuelva a intentarlo. Existen programas para las mujeres.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)