Archivo de la categoría: Alergias

Anafilaxia

Anafilaxia

La anafilaxia es una reacción alérgica que puede ser potencialmente mortal. Debe ser tratado como una emergencia médica y requiere tratamiento inmediato y atención médica urgente.
La anafilaxia es una reacción alérgica generalizada, que a menudo involucra a más de un sistema del cuerpo (por ejemplo, la piel, vías respiratorias, gastrointestinales y cardiovasculares). Esto ocurre generalmente dentro de 20 minutos a 2 horas de exposición a la activación.
Los desencadenantes comunes de alergias severas o anafilaxia incluyen:
Comida
Leche, huevos, cacahuetes, nueces, sésamo, pescado, mariscos, trigo y la soja son los factores desencadenantes más comunes de alimentos, que causan el 90 por ciento de las reacciones alérgicas. Sin embargo, cualquier alimento puede desencadenar la anafilaxia. Es importante entender que en algunas personas que consumen, incluso cantidades muy pequeñas de alimento, puede causar una reacción potencialmente mortal. Algunas personas muy sensibles pueden reaccionar tan sólo al olor de determinados alimentos que se cocinan (por ejemplo, pescado) o incluso besar a alguien que ha comido el alimento que les produce alergia.
Mordeduras y picaduras
Abeja, avispa y picaduras de hormigas son los desencadenantes más comunes de la anafilaxia a picaduras de insectos. Las garrapatas, hormigas verdes y hormigas coloradas también pueden desencadenar la anafilaxia en personas susceptibles.
Medicación
Los medicamentos, tanto de venta libre y prescripta, pueden causar reacciones alérgicas que amenacen la vida. Las personas también pueden tener reacciones anafilácticas a base de hierbas o medicamentos ‘alternativos’.
Otros
Otros factores desencadenantes tales como el látex o la anafilaxia inducida por ejercicio son menos comunes.

Causas

Algunos medicamentos (como la morfina, el tinte de rayos X, y otros) pueden causar una reacción similar a la anafiláctica cuando la gente se expone por primera vez a los mismos. La aspirina también puede causar reacción. los síntomas, el riesgo de complicaciones y el tratamiento son los mismos para ambos tipos de reacciones.
La anafilaxia puede ocurrir en respuesta a cualquier alérgeno. Las causas comunes incluyen:
• Las alergias a medicamentos
• Las alergias alimentarias
• Mordeduras o picaduras de insectos
Polen y otros alérgenos inhalados rara vez producen anafilaxia. Algunas personas tienen una reacción anafiláctica sin una causa conocida.
La anafilaxia es potencialmente mortal y puede ocurrir en cualquier momento. Los riesgos incluyen antecedentes de cualquier tipo de reacción alérgica.

Diagnóstico

La anafilaxia se diagnostica basándose en criterios clínicos. Cuando alguno de los tres siguientes se produce en cuestión de minutos y horas de exposición a un alérgeno hay una alta probabilidad de anafilaxia:

  1. Participación de la piel o las mucosas, más bien la dificultad respiratoria o una baja presión arterial
  2. Dos o más de los siguientes síntomas: 

              a. Reacción de la piel o mucosa
b. Dificultades respiratorias
c. La presión arterial baja
d. Síntomas gastrointestinales
3. La presión arterial baja después de la exposición a un alérgeno conocido durante un ataque, los análisis de sangre para triptasa o la histamina (liberada de los mastocitos) puede ser útil en el diagnóstico de la anafilaxia por picaduras de insectos o medicamentos. Sin embargo, estas pruebas son de utilidad limitada si la causa es la comida o si la persona tiene una presión arterial normal. Estas pruebas no son específicas para el diagnóstico.

Síntomas

Los síntomas se desarrollan rápidamente, a menudo en cuestión de segundos o minutos. Se pueden incluir los siguientes:
• Dolor abdominal o cólicos
• Respiración aguda (anormal)
• Ansiedad
• Confusión
• Tos
• Diarrea
• Dificultad para respirar
• Dificultad para deglutir
• Desmayos, mareos, vértigos
• Urticaria , picazón
• Congestión nasal
• Náuseas, vómitos
• Palpitaciones
• Enrojecimiento de la piel
• Dificultad en el habla
• Respira con dificultad
• Ritmo cardíaco anormal ( arritmias )
• Líquido en los pulmones ( edema pulmonar )
• La presión arterial baja
• Confusión mental
• Pulso rápido
• La piel se torna azul por la falta de oxígeno o pálida debido al shock
• Hinchazón ( angioedema ) en la garganta que puede ser lo suficientemente graves como para bloquear la vía aérea
• Hinchazón de los ojos o la cara
• Debilidad

Tratamiento

La anafilaxia es una situación de emergencia que requiere atención profesional médica inmediata.
Examinar las vías respiratorias, la respiración y la circulación (el ABC del Soporte Vital Básico). Un signo de advertencia de inflamación peligrosa de la garganta es una voz muy ronca o susurrante, o sonidos roncos cuando la persona está respirando. Si es necesario, comience la respiración de rescate y RCP.

  • Mantener la calma y tranquilizar a la persona.
  • Si la reacción alérgica es causada por una picadura de abeja, raspar el aguijón de la piel con algo firme (como una uña o tarjeta de crédito plástica). No utilizar pinzas – apretar el aguijón puede liberar más veneno.
  • Si la persona tiene a la mano el medicamento para la alergia, ayúdela a tomar o inyectarse el medicamento. Evite los medicamentos por vía oral si la persona tiene dificultad para respirar.
  • Tomar medidas para prevenir el shock. Haga que la persona se acueste, levántele los pies aproximadamente 12 pulgadas y cubrirla con una manta o abrigo. NO coloque a la persona en esta posición si tiene lesión de cabeza, cuello, espalda, pierna(o si se sospecha), o si le causa molestia.

Los paramédicos o médicos pueden colocar un tubo por la nariz o la boca hasta las vías respiratorias (intubación endotraqueal) o llevar a cabo una cirugía de emergencia para colocar un tubo directamente en la tráquea (traqueotomía o cricotirotomía).
La persona puede recibir antihistamínicos, como difenhidramina, y corticosteroides, como prednisona, para reducir los síntomas posteriores (después de las medidas de salvamento y la epinefrina se dan).

Prevención

• Evite los desencadenantes, tales como alimentos y medicamentos que han causado una reacción alérgica (incluso si es leve) en el pasado. Haga preguntas detalladas acerca de los ingredientes al comer fuera de casa. También se examinan cuidadosamente las etiquetas de ingredientes.
• Si usted tiene un niño que es alérgico a ciertos alimentos, introduzca un nuevo alimento en pequeñas cantidades para que pueda reconocer una reacción alérgica.
• Las personas que saben que han tenido reacciones alérgicas graves deben llevar una etiqueta de identificación médica.
• Si usted tiene un historial de reacciones alérgicas graves, debe llevar consigo medicamentos para emergencias (como una forma masticable de difenhidramina y la epinefrina inyectable o un equipo para la picadura de abeja) de acuerdo con las instrucciones de su proveedor de atención médica.
• No use inyecciones de epinefrina, podría verse afectado negativamente por este fármaco.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Eczema

Eczema

El eczema es un término general para varios tipos de inflamación de la piel (dermatitis). La forma más común de eccema es la dermatitis atópica (a veces estos dos términos se utilizan indistintamente). Sin embargo, hay muchas formas diferentes de eczema.
El eczema puede afectar a personas de cualquier edad, aunque la condición es más común en bebés, y aproximadamente el 85% de los afectados tienen un inicio antes de los 5 años de edad. Eczema puede resolverse definitivamente después de los  3 años de edad  en la mitad de los niños afectados. En otros, la condición tiende a reaparecer durante toda la vida. Las personas con eccema a menudo tienen un historial familiar con la condición o antecedentes  de otras enfermedades alérgicas, como asma o fiebre del heno.

Causas

Los médicos no saben la causa exacta del eczema, pero un defecto de la piel que afecta su función como barrera, posiblemente en combinación con una función anormal del sistema inmunológico, se cree que son factores importantes. Los estudios han demostrado que en las personas con dermatitis atópica hay defectos genéticos que conducen a anormalidades en ciertas proteínas (tales como filagrina) que son importantes en el mantenimiento de la barrera de la piel normal.
Algunas formas de eczema pueden ser provocados por las sustancias que entran en contacto con la piel, como jabones, cosméticos, ropa, detergentes, joyas, o el sudor. Alérgenos ambientales (sustancias que causan reacciones alérgicas) también pueden causar brotes de eczema. Los cambios de temperatura o humedad o incluso psicológicos de estrés, puede dar lugar a brotes de eccema en algunas personas.

Diagnóstico

Para diagnosticar el eczema, los médicos se basan en un examen físico completo de la piel, así como la historia de la enfermedad del paciente. En particular, el médico le preguntará cuándo la condición aparece, si la condición se asocia con los cambios en el medio ambiente o al contacto con ciertos materiales, y si se agrava en situaciones específicas. El eczema puede tener una apariencia similar a otras enfermedades de la piel, como infecciones o reacciones a ciertos medicamentos, por lo que el diagnóstico no siempre es sencillo. En algunos casos, una biopsia de la piel se puede tomar con el fin de descartar otras enfermedades de la piel que puede producir signos y síntomas similares al eczema.
Si un médico sospecha que un paciente tiene  dermatitis de contacto alérgica, se le deberá realizar pruebas, incluyendo posiblemente una de piel “prueba del parche,” puede llevarse a cabo en un intento de identificar el factor desencadenante específico de la enfermedad.
No hay pruebas de laboratorio o de  sangre que se pueden utilizar para establecer el diagnóstico de eczema.

Síntomas

El eczema  comúnmente provoca   piel seca, enrojecida que pica o arde. A pesar de la aparición del eczema,  varían de persona a persona y varía según el tipo específico de eczema. Intenso prurito suele ser el primer síntoma en la mayoría de las personas con eccema. A veces, el eczema puede dar lugar a ampollas y lesiones que supuran, pero el eccema también puede resultar en una piel seca y escamosa. Mucha picazón y escozor que  puede dar lugar a un engrosamiento de la piel y escamosa.
Mientras que cualquier región del cuerpo en niños y adultos puede verse afectada por el eczema,  se produce normalmente en la cara, el cuello y la parte interna de los codos, las rodillas y los tobillos. En los bebés, el eczema se produce normalmente en la frente, las mejillas, los antebrazos, las piernas, el cuero cabelludo y el cuello.
El eczema puede ocurrir algunas veces como una breve reacción que sólo conduce a los síntomas durante unas pocas horas o días, pero en otros casos, persisten durante un tiempo más largo el cual se le conoce como dermatitis crónica.

Tratamiento

Los objetivos para el tratamiento del eczema son para prevenir la picazón, inflamación, y el empeoramiento de la condición. El tratamiento puede implicar tanto a los cambios de estilo de vida y el uso de medicamentos. El tratamiento siempre se basa en la edad del individuo, el estado general de salud, el tipo y la gravedad de la afección.
Mantener la piel bien hidratada mediante la aplicación de cremas o pomadas (con un bajo nivel de agua y alto contenido de aceite), así como evitar el exceso de baño es un paso importante en el tratamiento. Se recomienda aplicar cremas emolientes como vaselina a base de cremas para el cuerpo inmediatamente después de un baño con agua tibia de cinco minutos con el fin de sellar la humedad mientras que el cuerpo todavía está húmedo. También se recomiendan modificaciones de estilo de vida para evitar factores desencadenantes de la enfermedad.
Las cremas que contienen corticosteroide se prescriben a veces para reducir la reacción inflamatoria en la piel. Estos pueden ser de leve, medio o alta-potencia cremas con corticoides, dependiendo de la severidad de los síntomas. Si la comezón es severa pueden ser prescritos orales antihistamínicos. Para controlar la comezón los sedantes drogas del tipo de antihistamínico (por ejemplo, difenhidramina [Benadryl], hidroxicina [Atarax, Vistaril], y la ciproheptadina parecen ser más eficaces.
En algunos casos, un uso corto de corticosteroide orales (como prednisona) se prescribe para controlar un brote agudo de eczema, aunque su uso a largo plazo se recomienda en el tratamiento de esta falta de afección potencialmente mortal debido a la desagradable y potencialmente efectos dañinos. La vía oral inmunosupresorciclosporina también se ha utilizado para tratar algunos casos de eczema. Terapia con luz ultravioleta (fototerapia) es otra opción de tratamiento para algunas personas con eccema.
Por último, dos medicamentos tópicos (crema) han sido aprobados por la FDA de EE.UU. para el tratamiento del eczema: tacrolimus (Protopic) y pimecrolimus (Elidel).
Estos medicamentos pertenecen a una clase de medicamentos supresores del sistema inmune conocidos como inhibidores de la calcineurina, y están indicados sólo en pacientes mayores de 2 años de edad. En enero de 2006, la FDA emitió una advertencia que indica la seguridad no ha sido establecida a largo plazo de los inhibidores de la calcineurina. Aunque una relación causal no ha sido establecida, casos raros de tumores malignos han sido reportados con el uso. Se recomienda que estos medicamentos sólo se utilicen como terapia de segunda línea para los casos que no responden a otras formas de tratamiento y que su uso se limitará a los plazos mínimos necesarios para controlar los síntomas. La utilización de estos medicamentos también deben ser limitado en personas que tienen sistemas inmunes comprometidos.

Prevención

Aunque no hay cura para el eczema, usted puede tomar medidas para controlar los síntomas y disminuir la severidad de los brotes. Tales medidas incluyen:
  • Evitar el exceso de baño.
  • Aplicación de  crema hidratante con frecuencia, especialmente después del baño.
  • Bañarse con agua tibia, no caliente, usando un jabón suave;
  • Limitar o evitar el contacto de irritantes conocidos como jabones, perfumes, detergentes, joyas, irritantes ambientales, etc.
  • Usar ropa suelta (ropa de algodón puede ser menos irritante para mucha gente de lana, fibras sintéticas).
  • El uso de compresas frías  ayuda a controlar la comezón.
  • Evitar los alimentos que causan reacciones alérgicas.
  • La práctica de ejercicios, meditación u otras técnicas de manejo del estrés puede ayudar a aquellos para los que el estrés es un desencadenante.
  • Use guantes de protección para actividades que requiera frecuente inmersión de las manos en el agua.
  • Evitar las actividades que le produzcan calor y sudor, así como los cambios bruscos de temperatura y humedad.
  • Un humidificador se debe utilizar tanto en invierno (cuando se seca la calefacción la atmósfera) y en el verano (si se utiliza aire acondicionado, ya que reduce la humedad en el aire);
  • El mantenimiento de temperaturas frías en las áreas de dormir, porque el calor puede conducir a la sudoración que la picazón y la irritación se agrava.
  • La práctica de higiene de la piel buena, incluso cuando usted no tiene síntomas.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Alergia infantil

Alergia infantil

alergia es una reacción del sistema inmunitario a una sustancia del ambiente llamada alérgeno. Cuando un niño con alergias entra en contacto con alguna de estas sustancias — ya sea al tocarlas, inhalarlas, comerlas o si se las inyectan — su organismo las detecta como un invasor peligroso y libera histaminas y otras sustancias químicas para rechazarlas.
Estas sustancias químicas producen irritación en su organismo y provocan síntomas tales como mucosidad clara (la nariz gotea con frecuencia), estornudos, comezón y tos. Los síntomas pueden ser leves o severos, intermitentes (sólo se dan en ciertas temporadas) o continuos (si está expuesto constantemente al alérgeno).

Causas

Se debe realizar una exploración alergológica tan pronto como aparezcan los primeros síntomas sospechosamente alérgicos. Los recién nacidos raramente presentan síntomas de alergia. Pero tan pronto la leche es introducida en la dieta, algunos niños pueden comenzar vómitos, diarrea, cólicos intestinales, etc. En ocasiones, cuando estos síntomas digestivos van remitiendo, comienzan a aparecer síntomas en la piel (eritema del pañal, eczema,…). Más tarde pueden aparecer catarros bronquiales o asma. Finalmente, es común que se hagan patentes síntomas alérgicos en la nariz (rinitis) o en los ojos (conjuntivitis).
Observe usted el patrón de desarrollo de los problemas alérgicos: frecuentemente las personas con predisposición alérgica siguen un curso clínico determinado, que cambia con la edad. Esto es lo que se conoce como MARCHA ALÉRGICA.
Por lo tanto, hallar la causa lo más precozmente posible puede ayudar de forma notable a detener la progresión de dicha “marcha”.
Factores que contribuyen al desarrollo de la alergia.
a. Factores Predisponentes:
• La Constitución Atópica. Ciertas personas tienen una predisposición                    genética para el desarrollo de enfermedades alérgicas, que pueden                        transmitir a su descendencia. Por ello, es más probable que un niño sea              alérgico si hay otros miembros de la familia (padre, madre, hermano, etc.)         son alérgicos.
• El Sexo. Ciertas enfermedades alérgicas (ej: el asma, son más frecuentes en         niños que en niñas).
b. Factores Causales o ALERGENOS
• Alérgenos Domésticos:
• Ácaros del Polvo
• Hongos
• Epitelios de animales
• Cucarachas
• Alérgenos Exteriores
• Hongos
• Pólenes
• Epitelios de animales
• Alérgenos Ocupacionales è Afectan a adultos por exposición a ciertas                  sustancias durante sus trabajos (ej: harina en los panaderos, polvo de                  madera en carpinteros, etc.)
c. Factores Coadyuvantes, Facilitadores o Desencadenantes à Son factores que no producen alergia por sí mismos, pero que facilitan que una persona pueda hacerse alérgica a algún alérgeno de los del epígrafe b), o bien pueden actuar como factores desencadenantes en una persona que ya es alérgica:
• Contaminación
• Aire frío
• Humo de tabaco
• Ejercicio
• Infecciones respiratorias

Diagnóstico

Determinadas alergias son fáciles de diagnosticar porque el patrón de síntomas que sigue a la exposición a ciertos alérgenos es fácil de identificar. Pero otras alergias resultan menos obvias debido a que sus síntomas se asemejan a los cuadros clínicos de otros trastornos.
Si un niño presenta síntomas catarrales durante más de una semana o dos o se percibe que siempre sucede en la misma época del año, consulte con su médico. Dependiendo de los resultados de la exploración física del niño, el pediatra podrá pronunciar un diagnóstico y recetarle medicación propicia para una alergia infantil o bien derivarle a un alergólogo para que haga un estudio de alergia infantil en mayor profundidad y recomendar un tratamiento
Es posible que el alergólogo tenga que practicarle al niño pruebas cutáneas para determinar si es alérgico a los factores ambientales y alimentarios más usuales. Las pruebas cutáneas se pueden hacer en lactantes de pocos meses, aunque son más fiables a partir de los dos años.
Las pruebas cutáneas de alergia infantil se pueden realizar de dos formas distintas:
Se coloca una gota del alérgeno en forma de líquido purificado y se hace un pequeño pinchazo en el área.
Se inyecta una pequeña cantidad del alérgeno debajo la piel. El pinchazo se siente un poco, pero no se trata de un procedimiento muy doloroso. Pasados unos 15 minutos, si en el sitio de la inyección aparece un bultito semejante a la picadura de un mosquito, el resultado es positivo a la alergia infantil.

Síntomas

Los órganos que más afecta, son los ojos la nariz, las vías respiratorias y la piel, es decir, los órganos que están expuestos al medio ambiente y los síntomas varían dependiendo del órgano afectado.
• Aparato digestivo: se puede presentar diarreas y dolor abdominal.
• Ojos: puede aparecer enrojecimiento.
• Nariz: se presenta una secreción de moco acuoso y comezón.
• Piel: aparecen eczemas.
• Pulmones: se presenta obstrucción de los bronquios.
La reacción alérgica en los ojos es conocida como conjuntivitis; en la nariz, rinitis; en la piel puede haber dermatitis, en las vías respiratorias, puede haber bronquitis, laringitis o asma.

Tratamiento

Hoy en día las alergias pueden ser tratadas en tres formas:
  1. Uso racional y científico de medicamentos. Los medicamentos se dividen en dos grandes grupos, preventivos y sintomáticos. Medicamentos preventivos. Como su nombre lo indica previenen, pero no quitan los síntomas. Los esteroides inhalados son los más efectivos y tienen por lo general nulos efectos indeseables. Los antireocuteranos son los que están de moda, y de los que podemos mencionar el montelukast que es un medicamento de reciente adquisición en el tratamiento de las alergias y en asma alérgica. Medicamentos sintomáticos. Son los que calman los síntomas pero no curan, por ejemplo: los antihistamínicos, corticoesteroides, los broncodilatadores y los antibióticos. Hoy en día tenemos un buen número de antihistamínicos de los llamados de segunda y tercera generación, que tienen la ventaja de que no provocan depresión en el sistema nervioso central, no dan sueño, no alteran la concentración de los niños en el ámbito escolar, y también se pueden usar por mucho tiempo sin riesgo.
  2. Control ambiental. Algo muy importante es tratar de controlar en lo posible el ambiente, por lo tanto hay que evitar el polvo casero, cambios bruscos de temperatura, el tabaquismo, ya que si los padres fuman, los niños nunca se van a curar de la alergia.
  3. Vacuna Antialergia. Las vacunas antialérgicas, ya han sido aceptadas por la Organización Mundial de la Salud. En el Instituto Nacional de Pediatría, se preparan las vacunas, las cuales son aplicadas a muy bajo costo. Las vacunas antialergia sí funcionan, y es importante mencionarlo porque hay algunos médicos que por falta de información actualizada dicen que dicha vacuna no funciona, pero nosotros hemos obtenido muy buenos resultados.

Prevención

Aquí tiene algunas medidas que usted puede adoptar para ayudar a su hijo a evitar los alérgenos transportados por el aire:
  • No permita que los animales domésticos entren en algunas habitaciones de la casa, por ejemplo, en el dormitorio de su hijo, y báñelas cuando sea necesario.
  • Retire las alfombras, alfombrillas o moquetas de la habitación de su hijo (las superficies duras no acumulan tanto polvo como las almohadilladas).
  • No cuelgue cortinas gruesas y deshágase de los objetos que tienden a acumular polvo.
  • Limpie la casa frecuentemente.
  • Si su hijo es alérgico a los ácaros del polvo, utilice fundas especiales para cubrir sus almohadas y colchones.
  • Si su hijo es alérgico al polen, mantenga las ventanas cerradas cuando la polinización esté en su máximo apogeo, pídale a su hijo que se cambie de ropa cuando llegue a casa después de estar al aire libre y no le deje cortar el césped.
  • Si su hijo es alérgico al moho, pídale que evite los lugares húmedos, como los sótanos, y mantenga limpios y secos el cuarto de baño y otros lugares donde se tiende a formar moho.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

ESCABIOSIS o SARNA

ESCABIOSIS o SARNA

La escabiosis es una enfermedad contagiosa de la piel ocasionada por un pequeño parásito (Sarcoptes scabiei).
El ácaro hembra se introduce debajo de la piel y pone huevos, que dan lugar a larvas que maduran y se aparean; las hembras forman nidos en forma de túnel.
El cuerpo de la victima presenta una reacción alérgica frente al ácaro en forma de erupción

Síntomas

Los síntomas se presentan entre dos y seis semanas después del contacto en personas que no hayan estado expuestas anteriormente a la sarna. Las personas que ya hayan estado expuestas a ataques anteriores del ácaro de la sarna pueden presentar síntomas entre uno y cuatro días después de nuevas exposiciones.
El síntoma más prominente de la sarna es la picazón intensa, especialmente durante la noche. Las áreas más afectadas por la sarna incluyen la piel entre los dedos, los lados de los dedos, alrededor de las muñecas, los codos y las axilas, la cintura, los muslos, los órganos genitales, los pezones, el pecho y la parte inferior de los glúteos.

Prevención

Se debe evitar el contacto físico con personas infectadas y sus pertenencias, especialmente ropa y ropa de cama. La educación sanitaria acerca de la historia natural de la sarna, el tratamiento adecuado, el diagnóstico y tratamiento oportunos de las personas infestadas y sus contactos son de vital importancia.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es eliminar la infección, no existiendo remedio doméstico conocido. El tratamiento se basa en la aplicación de cremas y lociones por todo el cuerpo, como Benzoato, Yacutin® (lindane) (ó Kife® loción se aplicará por la noche en todo el cuerpo y se lavará por la mañana durante 4 a 8 días y Kife® champù lo utilizarà para el lavado del pelo durante los mismos días). Se debe, además, cambiar y lavar todas las prendas de vestir y su cama. Puede ser necesario tratar a la familia entera o a la pareja sexual de individuos infectados, aun cuando no haya síntomas presentes.
El picor (prurito) puede persistir después de que el tratamiento comienza, pero desaparecerá si el tratamiento continúa exactamente como su médico prescribe. El picor puede ser minimizado por paños frescos y lociones de Calamina o de Acetaminofenilo.

Pronóstico

La escabiosis molesta pero no es una enfermedad grave. En personas no tratadas puede persistir durante meses o años.
Puede ocasionarse una infección secundaria de la piel a causa de los intensos rasguños.
Llame a su centro de asistencia sanitaria si usted tiene los síntomas de escabiosis, o si alguien con quien usted tiene contacto cercano (no necesariamente sexual) ha sido diagnosticado de escabiosis o, bien, si la mejoría no aparece a las 72 horas después de comenzar el tratamiento recomendado por su médico.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 1 vote)

Enfermedad de Lyme

Enfermedad de Lyme

Es una enfermedad inflamatoria que se disemina a través de una picadura de garrapata.
Se suele asociar con áreas arboladas y los prados donde viven los ciervos. La enfermedad de Lyme es más frecuente en el noreste de EE.UU. y la parte noroccidental de EE.UU. bañada por el Pacífico, así como en los estados más septentrionales de la región central superior de EE.UU.
La enfermedad de Lyme es una infección provocada por la bacteria Borrelia burgdorferi. Esta bacteria se suele encontrar en animales como los ratones y los ciervos. Puede infectar a los seres humanos a través de las picaduras de las garrapatas del género Ixodes (conocidas como garrapatas de pata negra o del ciervo). Estas garrapatas se infectan con la bacteria Borrelia burgdorferi al picar a animales infectados, transmitiendo la infección a los seres humanos al picarles e introducirles la bacteria en el torrente sanguíneo.
Puesto que las garrapatas no son fáciles de ver, ayuda bastante saber cuáles son los síntomas de la enfermedad de Lyme. Es fácil que una picadura de garrapata pase desapercibida. Muchas personas que contraen la enfermedad de Lyme no recuerdan que le haya picado ninguna garrapata. No obstante, la buena noticia es que no todas las picaduras de garrapata provocan la enfermedad de Lyme.
La enfermedad de Lyme se reportó por primera vez en los Estados Unidos en 1975, en un pueblo llamado Old Lyme, en Connecticut. Actualmente se ha informado de casos en la mayor parte de los Estados Unidos. La enfermedad de Lyme generalmente se observa a finales de la primavera, en el verano y a comienzos del otoño.
Existen tres etapas de la enfermedad de Lyme:
•    Etapa 1, llamada enfermedad de Lyme primaria.
•    Etapa 2, llamada enfermedad de Lyme secundaria y enfermedad de Lyme de diseminación temprana.
•    Etapa 3, llamada enfermedad de Lyme terciaria y enfermedad de Lyme crónica y persistente.
Entre los factores de riesgo para la enfermedad de Lyme están:
•    Realizar actividades que incrementen la exposición a las garrapatas (por ejemplo, jardinería, cacería o excursionismo).
•    Tener una mascota que pueda llevar garrapatas a la casa.
•    Caminar en pastizales altos.

Síntomas

La enfermedad de Lyme puede afectar a distintos sistemas, como el sistema nervioso, las articulaciones, la piel y el corazón. Los síntomas de esta enfermedad se suelen describir en tres fases, aunque no todas las personas tienen los mismos síntomas. Pueden ser:
1.    Por lo general, el primer signo de infección es una erupción o sarpullido de forma circular. Esta erupción aparece durante la primera o segunda semana inmediatamente posterior a la infección pero se puede desarrollar hasta 30 días después de la picadura. La erupción suele tener un aspecto característico de “ojo de buey”, con un punto circular de color rojo en el centro rodeado de un sarpullido rojo en forma de anillo que se va extendiendo. También puede tener el aspecto de un anillo de un rojo intenso que se va expandiendo. Suele estar caliente al tacto y no suele doler ni picar. La erupción en forma de “ojo de buey” puede ser más difícil de ver en personas de piel oscura o morena, donde puede parecer un simple moretón.

La erupción suele desaparecer aproximadamente al cabo de un mes. Aunque se considera típica de la enfermedad de Lyme, muchos pacientes no llegan a desarrollarla nunca.
2.    Junto con la erupción, los afectados pueden presentar síntomas de tipo gripal, como ganglios linfáticos inflamados, fatiga, dolor de cabeza y molestias musculares. Si no se tratan, los síntomas de la enfermedad inicial pueden remitir solos. Pero en algunas personas la infección se extiende a otras partes del cuerpo. Los síntomas de esta fase de la enfermedad de Lyme suelen aparecer durante las semanas posteriores a la picadura de garrapata, incluso aunque previamente no se haya presentado la erupción inicial. Los afectados pueden sentirse muy cansados e indispuestos, o presentar erupciones en otras áreas alejadas del lugar de la picadura.

La enfermedad de Lyme puede afectar al corazón, provocando un latido cardíaco irregular o dolor torácico. Se puede extender al sistema nervioso, provocando parálisis facial (parálisis de Bell), así como hormigueo o pérdida de sensibilidad en brazos y piernas. Pude provocar dolor de cabeza y rigidez de nuca, lo que pueden ser signos de una meningitis. También puede provocar inflamación y dolor en las grandes articulaciones.
3.    Si las dos primeras fases de la enfermedad de Lyme no se detectan y/o no se tratan de forma apropiada, puede sobrevenir la tercera. Los síntomas de la última fase de la enfermedad de Lyme pueden aparecer en cualquier momento desde varias semanas hasta varios años después de la picadura infectante. Pueden incluir artritis (inflamación de las articulaciones), sobre todo en las rodillas, y lapsus de memoria (este último síntoma ocurre sobre todo en los adultos, siendo muy poco frecuente en niños y jóvenes).
Al tener un abanico tan amplio de síntomas, la enfermedad de Lyme resulta difícil de diagnosticar. Afortunadamente, hay un análisis de sangre que permite detectar anticuerpos contra la enfermedad.
En la mayoría de los casos, una garrapata tiene que estar en el cuerpo durante 48 horas para propagar la bacteria hacia la sangre.
Los síntomas de la enfermedad de Lyme primaria son similares a los de la gripe y abarcan:
•    Picazón generalizada
•    Escalofríos
•    Fiebre
•    Indisposición general
•    Dolor de cabeza
•    Mareo o desmayo
•    Dolores musculares
•    Rigidez en el cuello
Los síntomas pueden aparecer y desaparecer. Sin tratamiento, la enfermedad de Lyme puede diseminarse al cerebro, el corazón o las articulaciones. Los síntomas de la enfermedad de Lyme en etapas avanzadas pueden abarcar:
•    Movimiento muscular anormal
•    Inflamación articular en la rodilla u otras áreas
•    Debilidad muscular
•    Entumecimiento y hormigueo
•    Latidos cardíacos (palpitaciones) irregulares
•    Problemas del habla
•    Comportamiento inusual o extraño.
Se puede presentar una erupción en “forma de escarapela”, una mancha roja y plana o ligeramente elevada en el sitio de la picadura, a menudo con un área clara en el centro. Esta lesión puede tener más de 1 a 3 pulgadas (2 a 7 cm) de ancho.

Pruebas

Se puede hacer un examen de sangre para verificar la presencia de anticuerpos frente a la bacteria que causa la enfermedad de Lyme. El que se utiliza con mayor frecuencia es el ELISA para la enfermedad de Lyme, cuyos resultados se confirman mediante una inmunotransferencia (Western blot).
Un examen físico puede mostrar problemas articulares, cardíacos o cerebrales en personas con enfermedad de Lyme avanzada.
Otros exámenes que se pueden hacer son:
•    Electrocardiografía.
•    Ecocardiografía para examinar el corazón.
•    Punción raquídea (punción lumbar para examinar el líquido cefalorraquídeo).
•    Resonancia magnética del cerebro.

Tratamiento

La enfermedad de Lyme se suele tratar con un ciclo de antibióticos de 2 a 3 semanas de duración. Los casos de enfermedad de Lyme que se diagnostican con prontitud y se tratan con antibióticos casi siempre se curan sin problemas. Los afectados suelen volver a encontrarse bien al cabo de varias semanas de tratamiento.
Cualquier persona que haya sido picada por una garrapata debe ser vigilada cuidadosamente durante al menos 30 días.
La mayoría de las personas que resultan picadas por una garrapata NO contraen la enfermedad de Lyme.
Se puede administrar una dosis única de antibióticos a alguien poco después de haber sido picado por una garrapata, si se cumple todo lo que se menciona a continuación:
•    La persona tiene una garrapata adherida al cuerpo que puede portar la enfermedad de Lyme. Esto generalmente quiere decir que una enfermera o un médico han examinado e identificado a la garrapata.
•    Se estima que la garrapata ha estado adherida a la persona durante por lo menos 36 horas.
•    La persona puede empezar a tomar antibióticos dentro de las 72 horas después de haber eliminado la garrapata
•    La persona tiene más de 8 años y no está en embarazo ni amamantando.
Se utiliza un ciclo completo de antibióticos para tratar a personas que tengan enfermedad de Lyme comprobada. El antibiótico específico que se utilice dependerá de la etapa de la enfermedad y de sus síntomas.
Los medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno, se recetan algunas veces para aliviar la rigidez articular.

Pronóstico

Si se diagnostica en sus primeras etapas, la enfermedad de Lyme se puede curar con antibióticos. Sin tratamiento, pueden presentarse complicaciones que comprometan las articulaciones, el corazón y el sistema nervioso.
En raras ocasiones, una persona continuará teniendo síntomas que pueden interferir con la vida diaria. Algunas personas llaman a esto síndrome posterior a la enfermedad de Lyme.

Contagio

La enfermedad de Lyme no se contagia de una persona a otra persona. Pero se puede contraer más de una vez si le pican sucesivas garrapatas de ciervo. Estas garrapatas abundan en zonas arboladas o en el pelo de los animales domésticos. Siga siendo cauto aunque ya haya sufrido la enfermedad de Lyme.

Complicaciones

Las etapas avanzadas de la enfermedad de Lyme pueden causar inflamación articular prolongada (artritis de Lyme) y problemas del ritmo cardíaco. Los problemas del sistema nervioso y del cerebro también son posibles y pueden abarcar:
•    Disminución de la concentración
•    Trastornos de memoria
•    Daño a nervios
•    Entumecimiento
•    Dolor
•    Parálisis de los músculos faciales
•    Trastornos del sueño
•    Problemas de visión
Consulte con el médico si:
•    Presenta una erupción que luce similar a una diana.
•    Ha tenido una picadura de garrapata y presenta debilidad, entumecimiento, hormigueo u otros problemas.
•    Tiene síntomas de la enfermedad de Lyme, en especial si usted posiblemente ha estado expuesto a las garrapatas.

Prevención

No hay ninguna forma infalible de evitar contraer la enfermedad de Lyme. Pero hay muchas formas de minimizar el riesgo de contraerla. Tener cuidado con las garrapatas cuando se encuentres en un área donde abundan. Si hace ejercicio al aire libre o le gusta la jardinería, pescar, cazar o acampar, tome precauciones:
•    Use botas o zapatos cerrados, camisas de manga larga y pantalones largos. Lleve el extremo inferior de las perneras de los pantalones dentro de los zapatos, botas o calcetines para que las garrapatas no puedan subir por las piernas.
•    Utilice un repelente contra insectos que contenga entre el 10% y el 30% de DEET (N, N-dietil-meta-toluamida).
•    Póngase  ropa de color claro para que le resulte más fácil detectar las garrapatas.
•    Si lleva el pelo largo, recójalo o use un gorro para protegerse.
•    Cuando esté al aire libre, no se siente en el suelo.
•    Inspeccione su cuerpo y sus ropas regularmente. Eche la ropa a lavar después de pasar un tiempo en un área donde abundan las garrapatas.
•    Asperje toda la piel expuesta y las ropas con repelente de insectos (asperjar las áreas exteriores únicamente, no lo use sobre la cara, utilice sólo lo suficiente para cubrir todo el resto de piel expuesta, no rocíe bajo las ropas, ni aplique sobre heridas o piel irritada, lave la piel al ingresar a espacios interiores)
•    Use prendas de vestir de colores claros para avistar las garrapatas
•    Use camisas de manga larga y pantalones largos con el doblez metido dentro de los zapatos o los calcetines
•    Use botas altas, preferiblemente de caucho
•    Revísese y revise a sus mascotas con frecuencia durante y después de un paseo o caminata.
•    Las garrapatas que transmiten la enfermedad de Lyme son tan pequeñas que son muy difíciles de ver. Después de regresar a casa, quítese las ropas e inspeccione completamente todas las áreas de la piel, incluyendo el cuero cabelludo.
•    Si utiliza un repelente contra insectos que contenga DEET, sigue siempre las indicaciones del prospecto y no se ponga más de la cuenta. Aplique el repelente en los cuellos y mangas de las camisas, así como en las vueltas o dobladillos de los pantalones, y aplíquelo directamente en la piel solamente en las áreas expuestas. Asegúrese de quitárselo lavándose cuando entre al interior.
En la actualidad no existe ninguna vacuna comercializada contra la enfermedad de Lyme.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

ASMA BRONQUIAL

ASMA BRONQUIAL

asma bronquialEl asma es una enfermedad pulmonar con las siguientes características:
•    Obstrucción de la vía aérea total o parcialmente reversible, bien espontáneamente o con tratamiento.
•    Inflamación bronquial y remodelado (fibrosis) de la arquitectura del bronquio, con infiltración de la mucosa por eosinófilos y otras células, y un mayor o menor grado de fibrosis subepitelial permanente, aún en ausencia de síntomas.
•    Hiperreactividad bronquial, o respuesta aumentada de la vía aérea frente a distintos estímulos, pero no específica de esta enfermedad.
De estas características, la inflamación de la mucosa bronquial debe existir siempre para poder hacer un diagnóstico de asma, las demás pueden pasar por periodos de mayor o menor actividad y presencia.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes son:
Tos: más intensa en la noche y en la mañana, se desencadena con los cambios de temperatura, la risa o al respirar profundo. Habitualmente es con escasa expectoración, de color blanco, denso y difícil de eliminar.
Pecho apretado: sensación de opresión que impide la entrada y salida fácil de aire a los pulmones.
Falta de aire: sensación de ahogo.
Respiración sibilante: la entrada y salida del aire produce un silbido, más frecuentemente percibido en posición acostada.

Causas

El asma es la respuesta a determinados estímulos que producen alergia: polen, ácaros que están en el polvo, partículas de la piel de gatos y perros, humo, aire frío, ciertas comidas o aditivos alimenticios. El asma también puede ocurrir por el llanto o la risa fuerte, el estrés, ejercicio físico y ansiedad. Se cree que en respuesta a estos estímulos (alérgenos), los basófilos (un tipo de glóbulos blancos) distribuidos en los bronquios liberan sustancias que causan la contracción del músculo liso y atraen otros glóbulos blancos.
En los niños menores de 5 años, los virus son los principales inductores de hiperreactividad bronquial y, para muchos expertos, la existencia de dos episodios de sibilancias asociados a infección respiratoria se considera ya diagnóstico de asma bronquial. Sin embargo, en los niños escolares, aunque los virus pueden comportarse como desencadenantes de una crisis de asma, una base alérgica demostrada es la responsable de la inflamación de la vía aérea y, en consecuencia, del asma en más del 80% de los casos.

Para desarrollar asma bronquial en la infancia, se describen los siguientes factores de riesgo:
•    Historia familiar de alergia.
•    Padecer dermatitis atópica y/o rinitis alérgica.
•    Exposición permanente a alérgenos en el interior de los domicilios, tales como epitelios de mascotas o ácaros del polvo.
•    Abandono precoz de la lactancia materna.
•    Infecciones virales repetidas durante la primera infancia.
•    Exposición pasiva al humo del tabaco, principalmente cuando la madre es la fumadora.
Tradicionalmente el asma se ha clasificado en:
1.    Asma extrínseca: Engloba todos aquellos casos en los que se demuestra la existencia de IgE específica para un alérgeno relevante concordante con la clínica del paciente. Supone aproximadamente entre el 70-85% de los casos, según los estudios. Se denomina también asma alérgica e incluye el asma por inhalantes (pólenes, ácaros, animales, hongos y agentes ocupacionales) y las crisis de asma por alimentos, medicamentos e himenópteros. El asma alérgica puede, a su vez, dividirse en estacional y perenne, en función del ciclo temporal que tengan los inhalantes que lo provocan.
2.    Asma intrínseca: Recoge el resto de los casos en los que no es posible identificar una causa alérgica. Ejemplos típicos son el asma asociada a procesos infecciosos, el asma inducido por la existencia de reflujo gastroesofágico o el asma por inhalación mantenida de vapores irritantes. Incluye también los casos de ASA-tríada en los que el asma se asocia a poliposis nasosinusal y/o a intolerancia a AINES (antiinflamatorios no esteroideos) como la aspirina, que desencadenan crisis de asma.
Existe una serie de agentes que, si bien no son causantes del asma, sí pueden desencadenar una crisis en individuos asmáticos:
•    Contaminantes ambientales, como partículas de motores diesel, ozono, óxido nitroso y compuestos azufrados, pueden propiciar una crisis asmática. En los días de mayor contaminación ambiental se ha comprobado una mayor demanda en los servicios de urgencias por crisis de asma. Además, la contaminación puede aumentar la potencia de algunos alérgenos, como ciertos pólenes (el más estudiado es el abedul).
•    El humo del tabaco tiene un efecto irritante directo sobre la mucosa de los bronquios, lo que perjudica aún más la función respiratoria de los pacientes asmáticos. Por otra parte, parece aumentar la posibilidad de desarrollar asma en los niños expuestos de forma pasiva, posiblemente por un efecto también irritativo de la vía aérea.
•    La inhalación de productos irritantes como la lejía, amoníaco, etc. por su efecto irritativo sobre la mucosa de la vía respiratoria.
•    El ejercicio puede producir una obstrucción de la vía aérea, especialmente si se realiza en un ambiente frío. El aire se debe calentar antes de llegar al alvéolo pulmonar, acción que normalmente se realiza en la mucosa nasal. Cuando hacemos ejercicio, los volúmenes de aire movilizados son mayores y no es posible calentarlos adecuadamente por la mucosa nasal, por lo que es la mucosa bronquial la que realiza parte de dicho cometido. Esto puede originar alteraciones locales en la mucosa, ya afectada previamente, que derivan en crisis de asma.
•    Fármacos: Los betabloqueantes (usados en el tratamiento de la hipertensión arterial, cardiopatía isquémica y glaucoma) pueden provocar una crisis de broncoespasmo en pacientes asmáticos. La toma de aspirina y otros AINES puede desencadenar una crisis en asmáticos con ASA-tríada que padecen intolerancia a antiinflamatorios no esteroideos.
El diagnóstico del asma se basa, fundamentalmente, en la realización de una exhaustiva historia clínica. El paciente tiene tos (con o sin expectoración), sensación de falta de aire, sibilancias y/u opresión torácica (sobre todo con el esfuerzo o por las noches). Con frecuencia se asocia sintomatología nasal y/u ocular. Además, hay que valorar la posible asociación de los síntomas con una mayor concentración de alérgeno en el ambiente.

Los síntomas referidos no siempre están presentes al mismo tiempo. Con frecuencia, sobre todo en la infancia, el único síntoma es la tos. Dependiendo de la intensidad y frecuencia de sus manifestaciones, el asma se clasifica por su intensidad en asma episódica, leve persistente, moderada y grave. La mayor parte de los pacientes tienen los primeros grados de la enfermedad y muchos no piensan que lo que realmente padecen es asma.

Tratamientos y recomendaciones

Un ataque de asma puede prevenirse evitando las causas que lo provocan. En cuanto a los fármacos que se utilizan para aliviar los ataques de asma se pueden mencionar a los broncodilatadores, que se administran en comprimidos, líquidos o aerosoles.
Estos últimos se usan en general como preventivos o, en caso de necesitarlo, para frenar un ataque de asma repentino. La inhalación de la medicación permite que el fármaco actúe directamente en el lugar de la obstrucción.
También se pueden usar nebulizadores (el fármaco se mezcla con una vaporización de agua) para llegar a los pulmones a través de la inhalación. Se aplicará la medicación por inyección cuando no se consiga aliviar los síntomas por otras vías. Los corticoides se utilizan para prevenir y aliviar los síntomas.
Se pueden administrar vía oral, por inyección o vía inhalatoria. Cuando se producen ataques de asma, se usan en general los mismos fármacos pero en dosis más elevadas. Si es necesario, se administran oxígeno y antibióticos. En algunos casos se debe hospitalizar a la persona para mejorar la dificultad respiratoria, incluso recurrir a respiración asistida.

Tratamientos naturales

El asma bronquial generalmente es entendida como una alergia pero es importante considerar que ciertos estados de ansiedad o estrés pueden desencadenar los ataques y/o muchas veces agudizarlos.
Dichos ataques de asma bronquial se presentan en horarios más bien nocturnos y consisten en alteraciones en la respiración (llegando en ocasiones al ahogo) y mucha agitación.
Ambos síntomas van en aumento durante el ataque por eso es necesario brindar cuanto antes alivio a quien padece de asma bronquial. Estos cuadros de alergia severos tienen curación pero en su mayoría es factible evitar que se produzcan teniendo presente una serie de factores que pueden llegar a provocarlos.

Consejos para la prevención del asma bronquial

1. Evitar el contacto con mucho polvo tratando de utilizar algún tipo de barrera en boca y nariz al momento de realizar algún tipo de limpieza;
2. Tratar en lo posible de no permanecer en lugares muy húmedos (como por ejemplo sótanos);
3. Evitar la exposición al frío y/o a cambios bruscos de temperatura; tratar de no consumir tabaco y en caso de hacerlo, disminuir al mínimo posible el consumo;
4. Intentar evitar excederse en el peso en tanto un sobrepeso exige mayor esfuerzo respiratorio.

Medicinas naturales para el asma infantil

Ahora veremos recomendaciones que, si bien son extensivas a todos los asmáticos, no pueden dejarse de lado nunca para el asma infantil. La habitación de una persona con reiterados ataques asmáticos de este tipo debe tratar de ser un lugar ni muy húmedo ni muy seco. Una vez desencadenada la crisis asmática se buscará ayudar al enfermo a encontrar una posición cómoda para poder respirar mejor sin tanto esfuerzo, por ejemplo sentado.

En cuanto a las medicinas naturales para el asma infantil, empezaremos por lo que se ingiere, por la vía oral. La alimentación recomendable para un niño que padece de asma bronquial debe incorporar alimentos como ser yogures,  ajo,  cebolla,  zanahoria. Este tipo de alimentos reducen la aparición y la intensidad de los ataques. Como métodos de curación caseros, se recomiendan baños de orégano (hervir 50 gr. en un litro de agua) o plantas con efectos calmantes como el tilo y la verbena. Estas plantas se utilizan para sedar al paciente al momento de la crisis asmática. Una infusión con muy buenos resultados consiste en la mezcla de  hojas de fárfara, tomillo y eucalipto en cantidades iguales. Tomar dos cucharaditas y realizar una infusión de diez minutos en una taza de agua.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Asma y su niño

Asma y su niño

Asma en los niños
Asma en los niños

¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene asma?

Su hijo puede tener asma si él o ella a menudo se les oye silbar, tiene tos y dificultad para respirar. Estos síntomas pueden empeorar cuando su niño hace ejercicios, o se expone a ciertos desencadenantes e irritantes. El médico de su niño buscará otras razones para estos síntomas antes de diagnosticar el asma.

¿Qué es un ataque de asma?

Un ataque de asma ocurre cuando el exceso de moco hace que las área de las  vías respiratorias de su niño  se obstruyen. Los ataques de asma pueden ser leves, moderados o graves. Si su hijo tiene un ataque de asma, él o ella pueden experimentar los síntomas siguientes:

  • Opresión en el pecho
  • Tos con moco
  • Sibilancias o sonido silbante al respirar
  • Dificultad para respirar y hablar
  • Dificultad para dormir

Qué  hacer para ayudar al niño con  ataques de asma?

Usted puede ayudar a su hijo a evitar los ataques de asma manteniéndolo alejado de los desencadenantes (también llamados alérgenos) e irritantes que pueden comenzar un ataque de asma. Factores desencadenantes e irritantes varían  para cada individuo, pero los siguientes son algunos ejemplos de los desencadenantes más comunes e irritantes:

  • La contaminación del aire
  • Polvo
  • Polen
  • El humo del tabaco
  • La caspa de mascotas
  • Ejercicio
  • Los cambios de temperatura
  • Ciertos alimentos
  • Sulfitos (agentes conservantes en el vino tinto, cerveza, barras de ensaladas, sopas deshidratadas y otros alimentos)
  • Aspirina o ibuprofeno (nombres de marca: Advil, Motrin, Nuprin)
  • Acidez
  • Sinusitis
  • Las emociones fuertes (como el llanto o la risa)
  • Perfume
  • Desodorantes en aerosol
  • Virus

¿Cómo puedo ayudar a mi niño a evitar los factores desencadenantes del asma?

Si el polen y el moho son la causa de  los síntomas de su hijo, use el aire acondicionado y tratar de mantener las ventanas de su casa y automóvil cerrados. Cambiar el filtro de su sistema de calefacción y refrigeración con frecuencia. Para controlar el moho y el aire limpios los baños, la cocina y los sótanos, utilice un acondicionador de aire o un deshumidificador para mantener el nivel de humedad inferior al 50%. Las personas que son alérgicas al polvo en realidad son alérgicas a los excrementos de los ácaros del polvo. Para reducir los ácaros del polvo en su casa lave las sábanas de la cama semanalmente en agua caliente (por encima de 130 ° F). Cubra los colchones y almohadas en fundas herméticas, y elimine las alfombras y cortinas. Si necesita usar alfombra, puede tratarla con sustancias químicas para disminuir los ácaros del polvo. Trate de evitar los animales de peluche, flores secas y otras cosas que atrapan el polvo. Las mascotas pueden causar problemas si su hijo es alérgico a ellos. Si usted tiene una mascota  manténgala fuera del dormitorio de su hijo. No permita que fumen en su casa o en el coche, el humo del tabaco puede empeorar el asma.

¿Cómo puedo saber si el asma de mi niño es grave?

Haga que su niño use un medidor de flujo máximo cada día. Un medidor de flujo pico mide cuánto aire fluye fuera de los pulmones de su hijo. Las personas que tienen asma tienen un flujo de aire dentro y fuera de sus pulmones que los de otras personas. Medición de los niveles de flujo máximo pueden ayudar a ver problemas con el flujo de aire de su niño antes de que él o ella tengan cualquier síntoma de asma. Un medidor también le indica a usted y a su médico  la gravedad de los ataques de asma de su hijo. Las lecturas de flujo pico también le pueden ayudar a encontrar los factores desencadenantes que hacen que los síntomas de asma de su hijo empeore.

¿Cómo es un medidor de flujo pico?

Para usar un medidor de flujo pico, su niño debe seguir estos pasos:

  1. Mover el indicador hacia la parte inferior de la escala numerada.
  2. Ponerse de pie.
  3. Tome una respiración profunda.
  4. Cerrar sus labios alrededor de la boquilla del medidor de flujo. Su lengua no debe meterse dentro del tubo.
  5. Sople lo más fuerte y rápido como sea posible.

El indicador en el medidor se moverá hacia arriba. Anote el número donde se detiene. Haga que su niño repita los pasos 1 a 5 dos veces más. Escriba el más alto de los tres números en la tabla de registro de flujo pico. Su médico le indicará cuándo debe  su niño usar el medidor de flujo máximo y la forma de enterarse de que su hijo tenga “mejor valor personal”. El mejor valor personal es la más alta calificación que su hijo obtiene en dos semanas de grabación cuando su asma está bien controlada. Después de conocer a su hijo el mejor valor personal, compare la puntuación del flujo pico diario con su mejor valor personal.

¿Cuál es el sistema de zonas del flujo pico?

Una vez que sabe que su hijo tiene el puntaje de mejor valor personal  de flujo máximo, su médico puede indicarle cómo hacer el siguiente paso. Puntajes del flujo pico se colocan en “zonas” como los colores de las señales de tráfico.

Zona Verde: este es un puntaje que equivale al 80% al 100% del puntaje. Se señala que el asma de su hijo está bajo control. No hay síntomas presentes, pero su hijo debe tomar sus medicamentos para el asma de prevención como de costumbre.

Zona Amarilla: este es un puntaje que equivale al 50% a 80% del puntaje del mejor personal. Se señala que el asma de su niño está empeorando. Su hijo puede ser tos o sibilancias frecuentes. Él o ella pueden necesitar medicamento adicional. Siga las indicaciones de su médico o llame a su médico.

Zona roja: este es un puntaje que equivale al 50% del puntaje del mejor valor personal. Se señala una emergencia médica. Su niño puede tener tos intensa, sibilancias y dificultad para respirar, y sus labios y las uñas pueden estar poniendo de color morado. Haga que su niño use un inhalador u otro medicamento para abrir sus vías respiratorias de inmediato. Llame a su médico inmediatamente para solicitar consejo.

¿El asma de mi niño puede tratarse?

Sí, hay dos tipos diferentes de medicamentos que las personas con asma pueden tomar. Un tipo se utiliza para detener un ataque de asma. Este medicamento se llama un broncodilatador y ayuda cuando su hijo ya ha empezado a tener problemas para respirar que abre las vías aéreas estrechas y para la inflamación. El otro tipo de medicamento se utiliza para evitar que su hijo tenga un ataque de asma. Este medicamento se llama un anti-inflamatorio y mantiene las vías respiratorias por inflamación. Su hijo tendrá que tomar este medicamento todos los días. El médico de su hijo le ayudará a decidir cuál es el mejor medicamento para su hijo.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Tatuajes: Comprender los riesgos y precauciones

Tatuajes: Comprender los riesgos y precauciones

Los tatuajes pueden ser más frecuentes que nunca, pero no son  tatuajes a la ligera. Conozca los riesgos y comprenda las precauciones básicas de seguridad y las medidas postratamiento.
Usted podría ser el orgulloso de un nuevo tatuaje en cuestión de horas – pero no deje que la facilidad de hacerse tatuajes le impida tomar una decisión reflexiva sobre el arte corporal permanente. En caso de empezar a tomar medidas para protegerse de posibles riesgos, lo que parece una idea genial ahora, es  probable que se convierta en una fuente de pesar más tarde.
¿Cómo se hacen los tatuajes
Un tatuaje es una marca permanente o de diseño realizados en su piel con pigmentos insertos a través de pinchazos en la capa superior de la piel. Por lo general, el artista del tatuaje  utiliza una máquina manual que actúa muy parecido a una máquina de coser, con una o más agujas de perforar la piel varias veces.  Las agujas insertan gotas diminutas de tinta en cada pinchazo que da a la piel. El proceso – que se realiza sin anestesia y puede
durar hasta varias horas por un gran tatuaje – causa una pequeña cantidad de sangrado y el dolor es significativo potencialmenta.
Conozca los riesgos

Granuloma

Reacción alérgica a la tinta roja

Tatuajes por incompatibilidad de la piel, lo que significa que las infecciones de la piel y otras complicaciones son posibles riesgos específicos,  incluyen:

•    Las reacciones alérgicas. tintes de tatuajes – en especial tinte rojo – puede provocar reacciones cutáneas alérgicas, lo que resulta en una erupción cutánea con picor en el lugar del tatuaje. Esto puede ocurrir incluso años después de recibir el tatuaje.
•    infecciones de la piel. Los tatuajes pueden llevar a infecciones bacterianas locales, que se caracteriza por enrojecimiento, hinchazón, dolor y una secreción de como de pus.
•    Otros  problemas piel, los golpes llamados  forma granulomas alrededor de tinta del tatuaje – especialmente de tinta roja. El tatuaje también puede llevar a zonas elevadas causadas por un crecimiento excesivo de tejido cicatrizal (queloides).
•     Enfermedades transmitidas por la sangre Si el equipo utilizado para crear el tatuaje está contaminada con sangre infectada, se puede contraer  varias enfermedades de transmisión sanguínea como la hepatitis B, hepatitis C, el tétanos y el VIH – el virus que causa el SIDA.
•    complicaciones de resonancia magnética. En raras ocasiones, tatuajes o maquillaje permanente puede causar hinchazón o ardor en las áreas afectadas durante la proyección de imagen de resonancia magnética (MRI) los exámenes. En algunos casos – por ejemplo, cuando una persona con el eyeliner permanente tiene una resonancia magnética de los ojos – los pigmentos del tatuaje pueden interferir con la calidad de la imagen.
Medicamento u otro tratamiento puede ser necesario si se presenta una reacción alérgica, infección o problema de la piel. En algunos casos, el tatuaje puede necesitar ser quitado. Tenga en cuenta que las tintas del tatuaje se clasifican como cosméticos, por lo que no están regulados o aprobados por la Food and Drug Administration (FDA).
Insistir en las medidas de seguridad
Para asegurarse de que su tatuaje se aplicará de forma segura, responda a estas
preguntas:
•    ¿Quién hace el tatuaje? Ir a un estudio de tatuajes de buena reputación que emplea a empleados capacitados adecuadamente. Tenga en cuenta que los requisitos de la reglamentación y las normas de concesión de licencias varían de estado a estado. Consulte con su ciudad, condado o departamento de salud estatal para obtener información sobre licencias y reglamentos locales.
•    ¿El artista del tatuaje usa  guantes? Asegúrese de que el artista del tatuaje se lave las manos y use un nuevo par de guantes de protección para cada procedimiento.
•    ¿El artista del tatuaje usa equipo adecuado? Asegúrese de que el artista del tatuaje elimine  aguja s y tubos de paquetes sellados antes de su procedimiento comience. Cualquier pigmento, bandejas y contenedores deberán ser cambiados  también.
•    ¿El artista del tatuaje esteriliza el  equipo no desechable? Asegúrese de que el artista del tatuaje  utiliza una máquina de esterilización por calor (autoclave) para esterilizar todo el material no desechable después de cada cliente. Instrumentos y suministros que no se pueden esterilizar en autoclave – incluyendo las manijas del cajón, tablas y sumideros – deben ser desinfectados con un desinfectante comercial o solución de cloro después de cada uso.
También pregúntese si realmente quiere invertir en arte corporal permanente. Elegir la ubicación del tatuaje con cuidado. No se haga  tatuaje, si usted está bajo la influencia del alcohol o las drogas o la preocupación que puede llegar a lamentar el tatuaje más tarde.
Tenga mucho cuidado de su tatuaje
Cómo cuidar de su nuevo tatuaje depende del tipo y el alcance del trabajo realizado. Típicamente, sin embargo, tendrá que:
•    Retire el vendaje después de 24 horas. Aplique un ungüento antibiótico para la piel tatuada, mientras sea  la curación.
•    Mantenga limpia la piel tatuada. Utilice jabón y agua y lávese suavemente – no se frote – el área seca.
•    Usar crema hidratante. Aplicar una crema hidratante suave a la piel tatuada varias veces al día.
•    Evite la exposición al sol. Mantenga el área tatuada  fuera del sol durante al menos un par de semanas.
•    Elige la ropa con cuidado. No use nada que se adhieren a área del tatuaje.
•    Tiempo máximo de 2 semanas para sanar. Mantener su tatuaje limpio de costra, lo que podría aumentar el riesgo de infección y pueden dañar el diseño y causar cicatrices.
Si cree que su tatuaje puede ser infectado o le preocupa que el tatuaje no se cura correctamente, comuníquese con su médico. Si usted está interesado en la eliminación de tatuajes, consulte a su dermatólogo sobre la cirugía con láser u otras opciones para la eliminación de tatuajes.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

El pie de atleta

El pie de atleta

¿Qué es el pie de atleta?

Pie de atleta

El pie de atleta es una enfermedad de la piel causada por un hongo, por lo general ocurre entre los dedos.
El hongo más frecuentemente ataca a los pies porque los zapatos crean un ambiente cálido, oscuro y húmedo que favorece el crecimiento de hongos.
El calor y la humedad de las habitaciones y de las zonas alrededor de las piscinas, duchas y locales también son caldo de cultivo para los hongos. Debido a que la infección era común entre los atletas que utilizan estas instalaciones con frecuencia, el término “pie de atleta” se hizo popular.
No todos los hongos son las condiciones de pie de atleta. Otras condiciones, tales como trastornos del mecanismo del sudor, la reacción a los tintes o adhesivos en la piel, el eccema y la psoriasis, pueden confundirse con el pie de atleta.
Los síntomas
Los signos de pie de atleta, por separado o combinados, son la piel seca, picazón, descamación, inflamación y ampollas. Las ampollas a menudo conducen al agrietamiento de la piel. Cuando las ampollas se rompen, pequeñas áreas de tejido primas están expuestas, causando dolor e hinchazón. La comezón y el ardor pueden aumentar a medida que la infección se propaga.
El pie de atleta puede extenderse a las plantas de los pies y las uñas. Puede ser extendido a otras partes del cuerpo, especialmente la ingle y las axilas, por los que el principio de la infección y luego se tocan en otros lugares. Los organismos que causan el pie de atleta pueden persistir por largos períodos. En consecuencia, la infección puede propagarse a través de ropa de cama o ropa contaminada a otras partes del cuerpo.
Prevención
No es fácil prevenir el pie de atleta, ya que generalmente se contrae en vestuarios, duchas y sala de piscina local donde los pies descalzos entran en contacto con el hongo. Sin embargo, puede hacer mucho para prevenir la infección mediante la práctica de buena higiene del pie. El lavado diario de los pies con agua y jabón; secado con cuidado, especialmente entre los dedos, y cambiar los zapatos y la manguera de forma regular para disminuir la humedad, ayuda a prevenir el hongo infecte a los pies. También es útil el uso diario de un polvo de los pies de calidad.
Consejos
•    Evite caminar descalzo, usar zapatos de la ducha.
•    Reducir la transpiración mediante el uso de polvos de talco.
•    Use calzado amplio y luminoso.
•    Use medias que mantener los pies secos, y cambiar con frecuencia si usted transpira mucho.
Tratamiento
Fungicida y fungistático productos químicos, utilizados para el tratamiento del pie de atleta, con frecuencia no en contacto con el hongo en las capas córnea de la piel. Tópica u oral se prescriben medicamentos antimicóticos con creciente frecuencia.
En los casos leves de la infección, es importante mantener los pies secos por el polvo talco para los pies en los zapatos y la manguera. Los pies deben ser bañados con frecuencia y todas las áreas alrededor de los dedos secado completamente.
Consulte a su podólogo
Si una condición hongo aparente no responde a la higiene y el cuidado de los pies, y no hay mejoría dentro de dos semanas, consulte a su podólogo. El podólogo determinará si un hongo es la causa del problema. Si es así, un plan de tratamiento específico, incluida la prescripción de medicamentos antifúngicos, aplicada tópicamente o por vía oral, por lo general se sugiere. Este tratamiento parece proporcionar una mejor resolución del problema, cuando el paciente observa el curso del tratamiento prescrito por el podólogo, y si es reducido, el fracaso del tratamiento es común.
Si la infección es causada por bacterias, los antibióticos, como la penicilina, que son eficaces contra un amplio espectro de bacterias pueden ser prescritos.
Su médico podiatra / cirujano ha recibido una formación específica y extensamente en el diagnóstico y tratamiento de todo tipo de condiciones en los pies. Esta formación abarca todos los sistemas estrechamente relacionados y estructuras del pie y pierna incluyendo neurológico, circulatorio, la piel, y el sistema musculoesquelético, que incluye huesos, articulaciones, ligamentos, tendones, músculos y nervios.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)

Los investigadores europeos Buscan identificar genes ligados al asma

Los investigadores europeos

Buscan identificar genes ligados al

asma

Relación genes-asma

Por Steven Reinberg
Reportero de HealthDay
Los científicos europeos han identificado los genes que predisponen a los niños y adultos con asma.
Algunos de los genes indican al sistema inmunológico cuando el revestimiento de las vías respiratorias se ha dañado. Otros pueden controlar la cicatrización de las vías respiratorias después de haber sido heridos, dijeron los investigadores.
“Pero los genes son diferentes en niños que en adultos”, dijo el coautor del estudio Dr. Erika von Mucio, profesor de pediatría en el Hospital de Niños de la Universidad de Munich, Alemania.
“Sin embargo, incluso si hemos sido capaces de identificar un número de estos genes, no podemos predecir la enfermedad sólo sobre la base de estos genes por otros factores, incluyendo factores ambientales, son importantes también”, añadió. “Los genes no explican todo.”
Para el estudio GABRIEL, von Mutius y sus colegas de Londres, París, Munich y Oxford miró a 10.365 genes de los asmáticos y los compararon con los genes de 16.110 personas sin asma.
Después de mirar todos los genes de estos individuos, los investigadores encontraron algunos nuevos genes que predisponen a las personas con asma. Entre los adultos, el efecto de los genes en el desarrollo de asma fue más débil que en los niños.
Entre los niños, el gen más importante vinculado con el asma se llama ORMDL3/GSDMB. Estas variantes del gen recientemente identificado afectó a más de un tercio de los niños con asma. Además, estos genes han tenido efectos fuertes sobre el asma severa, según los autores del estudio.
Estos científicos están trabajando para identificar las causas ambientales que pueden desencadenar el asma, agregó. Sin embargo, los investigadores sugieren que la identificación de estos genes podría conducir algún día a mejores tratamientos para el asma.
Los investigadores también estudiaron los genes de los anticuerpos de control vinculados a las alergias. Sin embargo, estos genes tuvieron poco efecto sobre la presencia de asma, y los genes del asma tuvieron poco efecto sobre los niveles de anticuerpos, lo que significa, que las alergias,  que a menudo acompañan el asma,  es más probable que no sea una causa directa del asma.
El Dr. Norman H. Edelman, director médico de la American Lung Association, afirmó que el estudio está  “muy bien hecho.” Y añadió: “Su atributo más crítico es el gran número de sujetos y de los genes estudiados, lo que permite una buena confianza en las conclusiones sobre falta de asociación, así como la asociación con genes candidatos. ”
El estudio también es importante, dijo, porque se encuentran diversos aspectos del asma que se han sospechado pero no demostrado.
Por ejemplo, “hay muchas diferencias fundamentales entre el adulto y el asma durante la infancia. Probablemente debe ser considerado como enfermedades diferentes “, dijo Edelman.
Además, la alergia no es probable que sea una causa subyacente importante de asma, agregó.
“No hay ninguna base genética simple para el asma, sino que parece ser el resultado final de muchas predisposiciones genéticas distintas”, concluyó Edelman.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)