Posiciones para dormir bien durante el embarazo

Las mujeres embarazadas por lo general reciben la recomendación de que eviten descansar boca arriba. Se les dice que deben dormir o descansar solo sobre su lado izquierdo. La literatura al respecto asusta al paciente dando a la recomendación médica más importancia de la que tiene y haciendo aparentar que el no seguirla parezca más peligroso de lo que realmente es.

En realidad, el mandato de dormir sobre el lado izquierdo se exagera en importancia. La explicación médica tiene que ver con una condición médica conocida como síndrome de hipotensión supina. Esto se refiere a una situación poco común que puede ocurrir cerca del parto cuando una mujer embarazada permanece tendida sobre su espalda por un cierto tiempo. El peso de su útero comprime una vena importante llamada vena cava inferior. Esta vena transporta sangre desde sus extremidades inferiores a través del abdomen de regreso al corazón. Si esta vena se comprime, menos sangre retorna al corazón y el cuerpo reacciona como si hubiera perdido sangre. La reacción es una disminución de la presión sanguínea y una elevación del ritmo cardiaco. La paciente se sentirá mareada, sudorosa y tendrá palpitaciones si esto ocurre.

Es esta reacción muy peligrosa ? Sólo si usted la ignora. La reacción es lo suficientemente fuerte como para que la mayoría de las mujeres cambien rápidamente de posición así que todo termina siendo un breve episodio que NO CAUSA NINGUN DAÑO a la madre o a su bebé. Si usted permaneciera en esta posición a pesar de los síntomas acabaría por perder la conciencia.

De manera que la forma de prevenir el síndrome de hipotensión supina es no descansar sobre su espalda si su parto está cercano. Por supuesto que el dormir sobre el lado izquierdo previene esta condición. También es cierto que la mayoría de las mujeres embarazadas próximas a parir no podrían de todos modos permanecer acostadas sobre su espalda en vista de que es una posición muy poco confortable.

La mejor posición
Los expertos recomiendan, en la última etapa del embarazo, no dormir boca arriba, porque se puede presentar el síndrome de hipotensión supina, en el que el peso del útero comprime la vena cava inferior, que lleva la sangre desde las extremidades inferiores a través del abdomen de regreso al corazón. Esta posición ocasiona que el corazón reciba menos sangre y se presente elevación del ritmo cardiaco y disminución de la presión sanguínea. La mujer sentirá mareos, sudoración y palpitaciones; por eso, la mejor posición es recostarse sobre el lado izquierdo.

Para aliviar las rutinas de sueño es recomendable acostarse dos horas después de comer, ir al baño, no tomar café, practicar ejercicios de relajación y mantenerse en el peso adecuado.

Si su costumbre es dormir boca abajo o boca arriba, es conveniente que trate de cambiar rigurosamente de rutina, haciéndolo hacia alguno de los dos lados.

Una de las posiciones más recomendadas por los especialistas es la de descansar sobre el costado izquierdo. La razón: el hígado se encuentra en el lado derecho del abdomen y, por lo tanto, si se duerme sobre el lado izquierdo, se evitará que el útero se apoye en este órgano. Además, porque los grandes vasos están al lado derecho de la columna y se comprimen menos evitando los edemas.

“También favorece la llegada de sangre a la placenta, aportando mayores cantidades de oxígeno y nutrientes para el bebé y ayuda a reducir la hinchazón en los pies de la madre”, agrega Conde-Agudelo.

Poner una almohada entre las rodillas puede ayudar a estar más cómoda.

Complementos para el buen descanso

Existen almohadones especiales en forma de triángulo, ideales para apoyar el vientre mientras duerme. Hacia el final del embarazo, cuando la cabeza del bebé está ubicada entre los huesos de la pelvis, es de mucha utilidad el uso de una almohada entre los muslos.

Si la embarazada sufre de acidez, debe utilizar almohadas para elevar la parte posterior de su cuerpo. El colchón tiene que ser firme y recto. No debe tener la forma de una hamaca, pero sí ser suficientemente mullido como para adaptarse a las curvas de la columna (cifosis y lordosis).

“Un colchón muy duro, como el suelo o una tabla –dice Conde-Agudelo- es tan perjudicial como un colchón excesivamente blando, en el que su columna flota sin un buen apoyo. Un buen colchón debe prestar apoyo a toda la columna”. No use muchas cobijas para abrigarse.

Antes de dormir

* Recuerde orinar antes de acostarse.
* Beber poco líquido durante la cena.
* Cenar temprano.
* No tomar café.
* Tomar un baño de inmersión antes de dormir.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)