Erisipela

Erisipela

La erisipela es una infección bacteriana aguda de la dermis y la hipodermis causada principalmente por estreptococos. Actualmente no existen pruebas de que otras bacterias puedan causar la erisipela típica. El papel de las toxinas estreptocócicas es probablemente de importancia en la patogenia de la enfermedad.

Causas

La Erisipela es causada generalmente por estreptococos del grupo A.

Síntomas

El inicio del cuadro es súbito, afectando al estado general, con fiebre elevada, escalofríos, vómitos y aparición en la piel de una placa rojiza, hinchada, caliente y dolorosa bien delimitada.
La lesión se extiende “en llamarada”, con un borde de avance claro que origina una zona elevada y brillante. El paciente nota sensación de tirantez en la zona afectada.
A consecuencia de la hinchazón intensa, se pueden formar ampollas con contenido claro o hemorrágico, que al romperse dejan ulceraciones. A veces, se producen extensas áreas de destrucción, empeorando el pronóstico.
Las localizaciones preferentes en adultos son las extremidades inferiores y la cara. En los lactantes, aparece sobre todo en el abdomen a partir del cordón umbilical.
La erisipela de las extremidades inferiores en la actualidad es más frecuente, y aparece a menudo en alteraciones tróficas: hinchazón de la extremidad con aparición de eczemas o insuficiencia venosa o arterial. El aspecto es el de una extremidad hinchada, roja, dolorosa que se puede acompañar de fiebre y de adenopatías (ganglios aumentados de tamaño) en las ingles.
La principal complicación local de la erisipela es la extensión en profundidad produciendo infecciones más importantes: celulitis, fascitis, miositis y abcesos. También pueden aparecer complicaciones generales como glomerulonefritis (afectación del riñón) o sepsis (paso del germen a la sangre).

Diagnóstico

En el 90% de los casos la erisipela se localiza en las piernas. Otros sitios involucrados son los brazos, la cara y los muslos (pacientes con cirugía de cadera). La entidad se caracteriza por la presentación súbita, con fiebre unas horas antes de la aparición de los signos cutáneos, que generalmente es más alta en pacientes con celulitis y fascitis. Puede estar sin embargo ausente en 15% de los pacientes. El eritema se extiende gradualmente por la pierna, y se acompaña de edema y dolor. La placa es bien delimitada y se extiende unos 5 a 25 cm por día, sin involución central. Otras puertas de entrada incluyen úlceras, dermatitis por éstasis venosa y úlceras superficiales.

Tratamiento

Es fundamental el reposo por algunos días. Si la Erisipela está en las piernas levantarlas y cuando comience a caminar usar medias elásticas. Además del tratamiento antibiótico para matar a la bacteria se debe dar tratamiento para aliviar el dolor y bajar la fiebre como ibuprofeno 400 mg cada 6 a 8 horas.
Con antibióticos adecuados la regresión de la fiebre y la detención del
avance de la placa inflamada y dolorosa sobre la piel se produce en 1 a
3 días.
Las diferentes opciones de tratamiento antibiótico por boca con comprimidos son:
  • Cefalexina 500 mg cada 6 hs.
  • Amoxicilina 1,5 gramos cada 8 horas.
  • Trimetoprima /Sulfametoxazol 800mg/160mg (Bactrim forte®) cada 12 horas.
  • Azitromicina 500 mg por día por 6 días.
El tratamiento debe ser continuado por 10 a 20 días.
En casos severos se requiere internación para tratamiento endovenosos con penicilina u otros antibióticos como ciprofloxacina, vancomicina, clindamicina.

Prevención

La prevención implica un tratamiento adecuado y completo de las infecciones estreptocócicas, incluyendo faringitis estreptocócicas y heridas infectadas.
Mantenga la piel sana evitando la piel seca y previniendo cortaduras y raspaduras, lo cual puede reducir el riesgo de sufrir erisipela.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 1.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 2 votes)
Erisipela, 1.0 out of 5 based on 1 rating