Falta de Desarrollo

Falta de desarrollo

Se entiende como tal el hecho de que los niños no crezcan o ganen peso al ritmo normal por diversas razones.
La talla final (la altura que logren al acabar -sobre los 18 a 20 años- el crecimiento) puede verse afectada, pero lo importante es la posible gravedad de la causa subyacente.
Para determinar el crecimiento adecuado de los niños, teniendo en cuenta las diferencias individuales, los pediatras emplean unas gráficas de talla y peso en las que vienen marcadas las evoluciones “normales” (según la distribución en la población) a las que se denomina
Si un niño está en el “percentil 30”, quiere decir que el 30% de los niños normales de su edad serán más bajos (o pesarán menos) que
él.
Lo que nos indica la posibilidad de un problema grave es su bajada persistente de percentil (p.ej., en una medición en el 45, en la siguiente al cabo de 6 meses en el 40, y en la siguiente, al año de la original, en el 35).
La falta de desarrollo afecta a niños de entre 3-6 meses de edad y raramente por encima de los 5 años.

Causas

La hormona del crecimiento (somatropina) se produce en la hipófisis, que está localizada en la base del cerebro.
  • Diferentes hormonas producidas en el cerebro le dicen a la hipófisis qué tanta hormona del crecimiento se necesita.
  • La hormona del crecimiento ingresa a la sangre y estimula al hígado para que produzca una hormona llamada factor de crecimiento seudoinsulínico (FCSI-1), el cual juega un papel clave en el crecimiento durante la niñez.
La estatura anormalmente baja en la infancia (llamada estatura corta) se puede presentar si no hay suficiente producción de hormona del crecimiento.
La mayoría de las veces, no se encuentra una sola causa clara de la deficiencia de hormona del crecimiento.
  • La deficiencia de la hormona del crecimiento puede estar presente al nacer (congénita)
  • También se puede desarrollar después del nacimiento como resultado de una lesión cerebral, tumor o afección.
Los niños con defectos físicos de la cara y el cráneo, como labio leporino o paladar hendido, son más propensos a tener disminución en los niveles de hormona del crecimiento.
La deficiencia de la hormona del crecimiento generalmente no se transmite de padres a hijos.
Aunque no es frecuente, la deficiencia de la hormona del crecimiento también se puede diagnosticar en adultos. Las posibles causas abarcan:
  • Tratamientos de radiación en el cerebro para el cáncer
  • Problemas hormonales que involucran la hipófisis o el hipotálamo
  • Traumatismo craneal grave

Síntomas

Algunos problemas de crecimiento pueden ser diagnosticados en el nacimiento, debido a que el bebé puede ser anormalmente pequeño para su edad. Sin embargo, muchos problemas de salud se detectan más tarde, cuando el niño parece más pequeño que sus compañeros de clase o cuando el crecimiento parece poco significativo luego de un año. El síntoma principal que puede indicar un problema de crecimiento es cuando el niño crece menos de cinco centímetros (dos pulgadas) por año luego de dos años de vida. Los síntomas de los problemas de crecimiento pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

Diagnóstico

El diagnóstico de un problema de crecimiento debe realizarlo el médico de su hijo. El método utilizado para el diagnóstico dependerá del tipo de trastorno que se presente. Además del examen y la historia médica completa, los exámenes de diagnóstico pueden incluir lo siguiente:
• Seguimiento de la salud y el crecimiento del niño durante un período de tiempo. Análisis de sangre (para descartar trastornos hormonales, de cromosomas u otros asociados con la falla de crecimiento).
• Radiografía de los huesos: energía electromagnética que se usa para producir imágenes de los huesos y de los órganos internos en una placa (para determinar la madurez y el crecimiento potencial de los huesos).
• Análisis de las funciones de la glándula pituitaria, la cual produce y segrega la hormona del crecimiento.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa del retraso del crecimiento y desarrollo. Si el retraso del crecimiento se debe a factores nutricionales, se puede resolver brindando educación a los padres para que le suministren al niño una dieta bien equilibrada.
No se recomienda dar al niño suplementos dietéticos como Boost o Ensure sin antes consultar primero con el médico.
Otro tratamiento depende de la gravedad de la afección. Se puede recomendar lo siguiente:
• Aumentar el número de calorías y cantidad de líquido que el bebé recibe.
• Corregir cualquier deficiencia de minerales o vitaminas.
• Identificar y tratar cualquier otra afección.
El niño posiblemente necesite permanecer en el hospital durante un tiempo.
El tratamiento también puede involucrar el mejoramiento de las relaciones familiares y las condiciones de vida. Algunas veces, las actitudes y comportamiento de los padres pueden contribuir al retraso del desarrollo de un niño.
Expectativas (pronóstico)
El crecimiento y desarrollo normal puede verse afectado si un niño no logra crecer durante mucho tiempo.
El crecimiento y desarrollo normal pueden continuar si el niño no ha crecido durante un tiempo corto y si se determina y se trata la causa.
Posibles complicaciones
Se puede presentar un retraso mental, emocional o físico permanente.
Cuándo contactar a un profesional médico
Solicite una cita con el médico si su hijo no parece estar presentando un desarrollo normal.

Prevención

La mayoría de los casos no se pueden prevenir.
Revise la curva de crecimiento con el médico después de cada consulta. Igualmente, se aconseja una evaluación por parte de un especialista, si la tasa de crecimiento del niño está disminuyendo o si la estatura proyectada del niño como adulto es mucho más baja que la estatura promedio de ambos padres.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)