Hernia umbilical

Hernia umbilical

Se trata de un defecto de la pared del abdomen a nivel del ombligo. El sitio de entrada de los vasos umbilicales se cierra después del nacimiento y la cicatriz cutánea resultante, es el ombligo. Si el recién nacido es muy estreñido o insistente en el llanto, puede que este cierre no se produzca y queda un área más débil donde se formará la hernia umbilical. Sobre la zona débil actúan las presiones del contenido abdominal, como la ejercida por la ascitis, o la gran distensión abdominal característica de los obesos y de los grandes bebedores de cerveza. La hernia umbilical puede no manifestarse hasta la edad adulta, aunque tenga su origen durante la lactancia. Se presenta como un bulto en el ombligo, generalmente blando y excéntrico. Suele contener grasa o intestino, si es muy grande. Al presionarla manualmente suele desaparecer. En el fondo se palpa el cuello rígido de la hernia. Cuando no se reduce puede se dolorosa. Si el dolor es muy intenso y además hay inflamación o cambios en la coloración de la piel, es probable que la hernia esté estrangulada, lo que constituye una urgencia quirúrgica. La hernia umbilical en muchas ocasiones se puede asociar a otras hernias de la pared abdominal, inguinal o epigástrica.

Causas

En los niños la hernia umbilical es muy frecuente especialmente en los prematuros, en los que nacen con peso bajo y ocho veces más frecuente en los de raza negra.
La hernia umbilical en los niños tiene tendencia al cierre espontáneo y más del 80% de los niños hasta los 2 años de edad y hernia umbilical se curan de ésta forma
En el adulto generalmente la hernia umbilical se presenta hacia el borde superior del ombligo (Hernia umbilical indirecta), correspondiente al área debilitada por donde ingresaba la vena umbilical en vida intrauterina. En los adultos no hay tendencia al cierre espontáneo y por el contrario hay tendencia a que la hernia umbilical aumente de tamaño.
En otras palabras, la hernia umbilical en los niños es congénita y en los adultos es adquirida.

Diagnóstico

Es usual que su médico pueda encontrar la hernia durante un examen físico. Su médico puede chequear y determinar si la hernia puede ser reducida al empujarla suavemente para regresarla al abdomen. Es posible que usted necesite exámenes, como radiografías (rayos X) o ultrasonido en su abdomen. Estos exámenes pueden ayudar a su médico a encontrar la forma de tratar su hernia, y a detectar otros problemas.

Síntomas

La hernia umbilical produce un ombligo “salido” o “saltón”;  en algunas personas aparece con los esfuerzos y desaparece  con el reposo o al empujarla con los dedos; en otros casos  nunca se regresa. Con forme pasa al tiempo, la hernia se  hace más y más grande. Muchos pacientes sufren dolor y  otros no.

Tratamiento

Solo una operación quirúrgica puede resolver una hernia umbilical. Para las hernias más pequeñas, la operación se hace con anestesia local. Para las hernias más grandes y complejas, la operación ocurre bajo anestesia general. Se justifica la reparación quirúrgica en niños si hay evidencia de estrangulamiento de los componentes herniados o el defecto es muy grande y estéticamente notable después de los 3 o 4 años.3 Se puede intentar, en el caso de ser infantil, tratamiento mecánico (pliegue).

Prevención

Para prevenir las hernias relacionadas con la presión abdominal excesiva, debe evitar las actividades que causen esfuerzo abdominal, como levantar cosas pesadas.  La pérdida de peso ayuda si tiene sobrepeso.  Si necesita hacer fuerza frecuentemente al ir al baño a defecar, pídale a médico que le recete medicina para suavizar las evacuaciones o le puede sugerir que cambie su dieta e incluya alimentos con alto contenido en fibra.
Tips para poder convivir con una hernia

1. Actividad: Evite levantar objetos pesados, inclinarse y hacer esfuerzos. Trate de no permanecer de pies durante largos periodos. S i tiene que toser, trate de hacerlo suavemente. Al toser sostenga la hernia con sus manos o con una almohada. Pregúntele a su médico si usted puede tener relaciones sexuales.
2. Prevención del estreñimiento: El estreñimiento es la dificultad para realizar sus evacuaciones intestinales. El esfuerzo durante sus evacuaciones intestinales puede empeorar su hernia. Consuma alimentos ricos en fibra y tome diariamente por lo menos ocho vasos de agua. Esto ayuda a evitar el estreñimiento. Una dieta rica en fibra incluye granos integrales, salvado, cereales, y frutas y vegetales sin cocinar. Las caminatas u otros ejercicios también pueden ayudar. Pídale a su médico más información relacionada con una dieta y un programa de ejercicios que sean convenientes para usted. Los médicos pueden ordenarle medicamentos ricos en fibra o un emoliente de excremento, para facilitar sus evacuaciones intestinales. No use lavados (enemas) intestinales o laxantes sin la autorización de su médico.
3. Lo que debe usar: No use nada apretado sobre su hernia. Hable con su médico antes de usar un braguero, un suspensorio o cualquier otro vendaje para sostener la hernia en su sitio.
4. Reducción de su hernia: Algunas veces, su hernia puede escurrirse nuevamente dentro del abdomen, si usted se acuesta en posición plana durante un rato. Si esto no funciona, pregúntele a su médico si usted podría empujar cuidadosamente la hernia para hacerla regresar a su puesto. Si su hernia no se escurre fácilmente hacia atrás, deje de empujarla y llame a su médico. Si la hernia duele o está muy sensible, no trate de empujarla para hacerla regresar a su sitio.
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 4.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: +1 (from 3 votes)
Hernia umbilical, 4.0 out of 5 based on 2 ratings