El uso de medicamentos entre los niños está aumentando

El uso de medicamentos entre los niños está aumentando

El uso de medicamentos entre los niños de Estados Unidos está creciendo dramáticamente a medida que más niños reciben tratamiento para la diabetes, el asma y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), informan los investigadores.

Es posible que el aumento en el número de recetas prescritas se deba en gran parte a una mayor tasa de obesidad entre los niños y las consecuencias de salud de esa tendencia, destacan los investigadores.

“En todas las clases de medicamentos que analizamos, las tasas de uso habían aumentado, en algunos casos de manera dramática”, señaló la coautora del estudio, la Dra. Donna Halloran, profesora asistente de pediatría de la Universidad de San Luis. “Esta situación es realmente preocupante, ya que varios de estos diagnósticos han sido asociados a la obesidad, como la diabetes, la hipertensión, la depresión y el asma”.

El informe aparece en la edición de noviembre de la revista Pediatrics.

Para el estudio, el equipo de Halloran analizó el uso de medicamentos entre 2002 y 2005 de los niños de EE. UU. Gracias el uso de una base de datos que contenía las reclamaciones de recetas de niños con seguro privado pudieron encontrar las recetas prescritas a casi 4 millones de niños.

Los investigadores encontraron que a lo largo de cuatro años, la prescripción de recetas para niños de 5 a 19 años aumentó de manera significativa. El uso de dos medicamentos para tratar la diabetes tipo 2 se duplicó. Esto incremento se debió a un aumento de 166 por ciento en la prevalencia de la enfermedad entre las niñas de 10 a 14 años, y a un aumento de 135 por ciento entre las jovencitas de 15 a 19 años.

Además, el uso de medicamentos para tratar el asma creció en 46.5 por ciento, y el uso de medicamentos para tratar el TDAH en 40.4 por ciento. El número de recetas para medicamentos reductores del colesterol creció en 15 por ciento, hallaron los investigadores.

El grupo de Halloran halló incrementos más modestos en el uso de los medicamentos para la presión arterial y antidepresivos (1.8 por ciento).

El incremento en la tasa de prescripción de recetas fue más alto en las niñas en comparación con los niños. Por ejemplo, el uso de medicamentos para tratar la diabetes tipo 2 aumentó en 147 por ciento entre las niñas, pero sólo en 39 por ciento entre los niños.

El uso de medicamentos para tratar el TDAH aumentó en 63 por ciento entre las niñas y en 33 por ciento entre los niños, y el uso de antidepresivos creció en 7 por ciento entre las niñas en comparación con 4 por ciento entre los niños.

“Sobre si el incremento en el uso de medicamento es bueno depende en realidad de la perspectiva con que se mire”, apuntó la coautora del estudio Emily R. Cox, gerente de investigación de resultados en Express Scripts Inc., en San Luis. “La mayoría de la gente que mire estas cifras pensará que estas tendencias son preocupantes”.

“Necesitamos saber qué es lo que está detrás de este incremento”, dijo Cox. “De hecho, son síntomas de problemas subyacentes”.

A medida que aumenta el número de niños obesos, también crece el número de niños que padece enfermedades crónicas, advirtió Cox. “Saber que están siendo tratados es algo bueno”, dijo. “La preocupación es, ¿son los médicos más propensos a recetar terapias de medicamentos en lugar de dietas y ejercicio?”.

Al Dr. Michael Artman, director del departamento de pediatría de la Universidad de Iowa, le preocupa que los niños con problemas de salud crónicos y seguro privado estén recibiendo mejor atención que los niños con problemas similares que dependen de programas gubernamentales o que no tienen seguro de salud.

“Imagino que la necesidad es tan grande o incluso mayor entre los niños desfavorecidos”, dijo Artman. “Sabemos que la prevalencia de estas afecciones crónicas en las clases socioeconómicas más deprimidas es mayor. Es la punta del iceberg en la prescripción de recetas entre los niños”.

Artman también declaró que hay más datos sobre las recetas de medicamentos entre los niños, lo que hace que los médicos se sientan más confiados para recetar y que los niños reciben una mejor atención.

“Ahora tenemos realmente datos sobre los efectos de los medicamentos, sus efectos secundarios y su eficacia en los niños que no teníamos dos o tres décadas atrás”, destacó. “Éste es un avance importante en la medicina pediátrica”.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0 (from 0 votes)